Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 8

Capítulo 3: El Significado De Haber Vuelto

Parte 3

 

 

— Ahora supongo que explicaras el significado de todo esto, Barusu.

Después de sumergir a la fuerza expedicionaria en una crisis sin precedentes y de darle una espectacular vuelta a Wilhelm y otros, Ram sacudió la suciedad de su cuerpo mientras sus ojos extremadamente disgustados miraban como dagas a Subaru.

— ¿El significado de todo esto? ¿No es esa nuestra línea…?

Retorciéndose bajo la mirada severa, Subaru examinó el lamentable estado de las cosas a lo largo de la carretera. A lo largo de la carretera y el bosque había rastros de la batalla reciente, junto con aliados ahora liberados de la ilusión. Afortunadamente, los efectos posteriores del encantamiento se limitaron a dolores de cabeza leves y no hubo heridos, incluida Ram. Sin embargo, la falta de víctimas no significó de ninguna manera que se resolviera el problema.

¿Cómo habían llegado a esto? Pensó Subaru, conteniendo un suspiro mientras miraba a Ram.

— La esencia es, lanzarte a un ataque preventivo y las personas pelearon de vuelta. Pelear contra tu propio lado en serio apesta… Wilhelm, ¿no estás herido?

— Un pequeño corte por magia de viento. Le pediré a Ferris que lo cure después. Más importante, estoy aliviado de no adelantarme y cortarle la cabeza. No habría forma de recuperar eso.




Wilhelm levantó un brazo, mostrando su muñeca cortada con una sonrisa adolorida. Respondiendo a su gesto, Subaru puso una mano en su propio pecho en alivio.

— ¿Wilhelm… Wilhelm van Astrea?

Ram, con los brazos cruzados mientras escuchaba a Subaru y a Wilhelm hablar, murmuró eso cuando escuchó el nombre del viejo espadachín. Llamado por su nombre completo, el Demonio de la Espada se volteó hacia ella.

Re Zero Kara Hajimeru Isekai Volumen 8 Capítulo 3 Parte 3 Novela Ligera

 

— Hmm —dijo Ram, asintiendo con la cabeza—. No pensé que el Demonio de la Espada sería mi oponente. Puedo aceptar mi derrota.

— Comparado con mis días de gloria, esto no es más que un sobrenombre. Cada día, me esfuerzo por resistir el deterioro, pero no puedo vencer a la edad. Mis habilidades están dos pasos por detrás de mi punto más alto.

— Habiendo sido humillada por esas deslucidas habilidades, esas palabras se sienten como un sarcasmo irritante.

Ram dejó de un lado la modestia de Wilhelm. Al Demonio de la Espada le parecía gustar esa actitud de Ram, pero a Subaru no. Él la regañó acerca del tono irrespetuoso de sus palabras.

— Hey, ¿qué pasa con esa actitud con la que tratas a Wilhelm? Dejando de lado que siempre eres así conmigo, deberías ser más amable con otras personas al me…¡ow!

— ¿Recibir a forasteros a la manera de los invitados, dices? Ya veo, es como dices. Vaya, vaya, no hay excusa por mi rudeza, queridos invitados.




Golpeando la nariz de Subaru con un dedo cuando él se acercó, Ram procedió a reverenciar elegantemente hacia todos los presentes. Mientras se comportaba como una sirviente perfecta, una sonrisa fría apareció sobre su hermosa cara de muñeca.

— Me disculpo por mi rudeza, pero la mansión del Marqués Roswaal L. Mathers está más adelante. Al momento, por orden de mi maestro, no estamos recibiendo a invitados, así que les pido que den la vuelta y se retiren.

— Metiste la daga por el final, ¿huh? Además de eso… ¿Qué demonios se supone que significa eso?

— Significa lo que dice. Actualmente, los alrededores de la mansión están en un estado de alerta elevada. No puedo permitir que forasteros se acerquen… aunque supongo que esas palabras son un desperdicio en un ingrato como tú, Barusu.

— ¿Ingrato…?

La expresión de Subaru se nubló ante la valoración que no pudo refutar.

— Sí —dijo Ram, asintiendo—, ¿no es así? Habiendo recibido un favor tan grande del Maestro Roswaal, buscas el favor de otro maestro tan rápido como parece terminar sus asuntos contigo. ¿O quizás todo fue un acto para que confiáramos en ti desde el inicio? Si es así, parece ser que acabas de recibir tu recompensa.

— ¡Espera! ¡Estás entendiendo todo esto mal! ¡Has malinterpretado completamente las circunstancias!

— Así que así es como un perro que muerde la mano que lo alimenta.

— ¡Escucha de una vez!

El comportamiento amargo de Ram era un ritual diario, pero la hostilidad incluida con él era el verdadero problema. La mirada que le dirigió a Subaru fue lo suficientemente fría como para hacer temblar sus entrañas, diciéndole a Subaru que algo andaba mal.

Había una razón para que ella fuera tan rígida. Fue para evitar esto, para no permitir ningún malentendido, que él…

— … Cierto, ¡la carta de buena voluntad! Para esto fue que escribí esa carta. ¿No llegó a la mansión?

— … Carta de buena voluntad.

Subaru se había tomado la molestia de aclarar cualquier posible confusión sobre las circunstancias. Cuando pronunció las palabras, los ojos de Ram se entrecerraron, su reacción demostró que ella reconocía su importancia.

Pero su reacción al sonido de esas palabras no fue absolutamente favorable.

— … Ram, ¿por qué estás enojada?

— Ciertamente, llegó una carta de la capital real. Pero es inútil caracterizar esa cosa como escrita en buena voluntad.

La voz de Ram tenía poca entonación, apenas reteniendo el fuego de una furia ardiente. Cuando Subaru no pudo entender el significado de su emoción, Ram resopló mientras lo deletreaba en voz alta y clara.

— Cuando pienso en la carta con la que llegó el pomposo mensajero… Llamar a un trozo de papel en blanco una carta de buena voluntad es una farsa.

¿Qué quisiste decir con esto, Barusu?

— ¡¿Era una hoja de papel en blanco?!

Era Subaru quien estaba horrorizado al aprender la incomprensible verdad. Ram continuó observando al desconcertado Subaru, con ira ardiendo en sus ojos.

— La cera fue formalmente sellada con el sello del León Rampante de la Casa de Karsten. En otras palabras, la Duquesa Crusch Karsten estaba haciendo una declaración de guerra contra una candidata real del trono… Bueno, así es como lo entendimos.

— ¡Eso es una locura! ¿Por qué decidirían que era eso tan rápido…?

Subaru se estaba ahogando en la conclusión de Ram cuando Wilhelm intervino.

— Enviar una carta en blanco es un método de transmitir al otro grupo “No tenemos intenciones de negociar”, no se puede evitar que lo hayan entendido de esa manera.

Las arrugas de su frente se apretaron, tenía una cara severa sobre él mientras sacudía su cabeza hacia Subaru.

— De hecho, si me enviaran una carta blanca, llegaría al mismo juicio que ella: una muestra de intención hostil.

— Entonces, ¿qué pasa si sellas una carta en blanco y la envías por error?! Si una guerra comienza sobre eso, ¿qué dice la historia, ¡Ups!?

— Entonces uno solo podría dejar a un lado la pesada carga y darse por vencido. Dicho esto, tampoco juzgué la intención hostil por un solo pedazo de papel. Pero hubo múltiples problemas, así que…

— ¿Qué quieres decir con múltiples problemas… ¡hay aún más!?

El mal informe había sido más que pesado. Sin embargo, ¿había aún más por encima de eso?

— Hace dos días, el bosque alrededor de la mansión se volvió anormalmente tranquilo… hasta el punto de que incluso mis ojos no pudieron captar nada. Entonces, apareció un grupo armado con la cresta de la Casa de Karsten, que había declarado la guerra con la carta en blanco… ¿Seguramente no puedes culpar a mi delicado corazón por estar a punto de romperse?

— ¡Ugeh…!

La mirada que Ram le disparó puso el corazón del tamaño de una pulga de Subaru a punto de romperse.

Aunque Wilhelm tenía una expresión preocupada en su rostro, Subaru levantó una mano, sintiendo el deseo de maldecir al destino por el enredo de las circunstancias. Fue la peor posición diplomática de la historia.

En otras palabras, Ram había confundido la carta de buena voluntad, el Culto de la Bruja y la fuerza de expedición como signos de un campamento hostil. Por ello trataba a Subaru como un villano malvado que había traicionado a Emilia por Crusch.

— ¡Eso es un gran malentendido! En primer lugar, ¿me veo tan astuto?

— Bueno, así es como se ve un perro que muerde la mano que lo alimenta.

— ¡¿Aún dices eso?!




— Apenas lo he dicho lo suficiente. Pero está bien. Está claro en su mayor parte.

Aunque las palabras de Ram fueron agudas, sin duda había captado los puntos clave de la situación durante la conversación. Tal vez eso también se debió a que ella no había detectado el intelecto requerido para la intriga perversa de las respuestas de Subaru.

— Así que… enviaron una carta en blanco por error y aún eres el perro de la Señorita Emilia… ¿Estás bien con eso?

— No lo estoy, pero está bien. Los perros son como la familia, así que para Emilia puedo ser un perro, seguro.

— Esa sería una ambición bastante baja, ¿no crees?

Wilhelm señaló la poca visión que tenía Subaru, pero Subaru, preocupado de que la conversación no progresara, negó con la cabeza. En cualquier caso, con el malentendido aclarado, tuvo que ir directo al grano.

— Wilhelm incluido, todos aquí son refuerzos, estamos de tu lado.

Cualquiera que te preocupe, estamos reunidos para hacerlos empacar.

El peor de los malentendidos amenazaba con derribar la alianza ganada con tanto esfuerzo. Horrorizado por ese hecho, Subaru hinchó su pecho, estableciendo su buena voluntad hacia Ram.

Ram frunció sus cejas, así que Subaru fue directo al punto.

— He completado el objetivo de mi estadía en la capital real, una alianza entre Emilia y Crusch, como iguales. Las personas aquí reunidas son la prueba.

***

 

 

 

Inmediatamente después, se dirigieron a la Villa Earlham con Ram guiándolos.

No tenían tiempo que perder. El malentendido que terminó en combate con Ram les había costado incluso más. Subaru se esforzó para explicarle las cosas mientras se dirigían a la villa.

Eso incluía el hecho de que eran facciones aliadas. Él estaba agradecido de que sus camaradas en la fuerza de expedición estuvieran tomándose el asunto tan bien. Ellos aceptaron la sincera disculpa de Subaru y la gratitud de Ram por su ayuda después de su hostilidad inicial, tomando todo con calma. Gracias a las cero muertes, esas palabras terminaron en asunto.

— Le diste a Wilhelm algunos problemas… pero él incluso escondió la herida de eso.

— Oh, sí. Lo es, ¿no?

— ¿Por qué estás tan contento, Barusu? Es espeluznante.

Subaru, agarrando las riendas, sobre reaccionó mientras estaba de acuerdo con las palabras de alabanza hacia el Demonio de la Espada. Al verlo, Ram se molestó sinceramente; una de las manos en las caderas de Subaru lo golpeó en el costado.

Al momento, Subaru y Ram estaban montando juntos en el lomo del dragón terrestre negro. Subaru volteó su cabeza lo suficiente para ver a Ram, quien estaba sentada detrás de él, mientras pensaba en la batalla anterior.

— Tengo que preguntar… ¿Qué era ese ataque de ilusión de antes?

¿Pensé que la única magia que podías usar era la magia de viento? Nadie me dijo de esa parte.

— Es una combinación entre magia de tipo viento y una droga alucinante. Realmente intentaba solo alejar al comandante mientras los otros se quedaban ahí… pero nunca imaginé que tú serías capaz de liberarte.

Ahí las palabras de Ram se fueron apagando. Ella asintió para sí misma unas cuantas veces y dijo—: Probablemente ganaste una resistencia a la droga. La droga es derivada de las hojas en el té que siempre bebes, después de todo.

— ¡¿Estaba bebiendo veneno todo el tiempo?!

— Estoy bromeando.

No había sonado como si estuviera bromeando, pero Subaru no insistió en el tema; no solo porque tenía miedo de saber si era verdadero o falso, sino también porque, sintió el temblor en los brazos con los que ella lo había tocado.

Dándose cuenta que ella, intentando romper la tensión, había resultado en él soltando algo a simple vista, dijo—: Lo siento, te hice levantar la guardia así. Cualquiera sea la causa, hablaste muy en serio ahí, ¿huh?

— Supongo que sí… Lo suficientemente seria para estar determinada a llevarme a mi enemigo conmigo. ¿Realmente puedo confiar en los caballeros detrás nuestros?

— ¿O qué… aprovecharán la oportunidad de marchar sobre la mansión? Un grupo bastante desagradable está buscando el lugar, después de todo. Incluso Crusch realmente no quiere tantos problemas.

— … Entonces, son los forajidos que acechan en el bosque los que están detrás de Lady Emilia.

— Realmente escribí sobre eso en la carta, sabes…

Con Ram insinuando inesperadamente la presencia del Culto de la Bruja, Subaru solo podía lamentarse por la causa de las circunstancias confusas. Al abrir la tapa de su seguro cuidadosamente adquirido, se había convertido en la mayor de todas las trampas. Sin embargo, el hecho singular de que había llegado una carta de buena voluntad en blanco puso de relieve un problema diferente.

Es decir, que alguien por ahí había cambiado su carta de buena voluntad, con el objetivo de poner a Emilia y Crusch una contra la otra.

— ¿Qué pasó con el mensajero que trajo la carta a la mansión?

— Cortésmente le otorgamos nuestra hospitalidad. Después de todo, pensé que podría ser útil en caso de un intercambio de prisioneros.

— ¿Intercambio de prisioneros…?

Incluso si un intercambio de prisioneros con la facción de Crush fuera a pasar, las únicas personas de la facción de Emilia en volver serían Subaru y Rem.

Cuando Subaru recordó el ataque sorpresa, él recordó que el primer movimiento de Ram había sido intentar arrastrar a Subaru sin preocuparse de las apariencias. Tal vez el propósito de esa operación agresiva había sido conseguir al “encarcelado” Subaru de vuelta.

Aunque incluso si le preguntara acerca de eso, probablemente no había manera posible de que ella le diera una respuesta directa.

De cualquier manera, ella ya tenía a alguien del más poderoso candidato en su mano. Si el mensajero demostraba ser un espía, ella lo interrogaría, simple como eso.




— De cualquier forma, puedes relajarte acerca de los enemigos escondiéndose en el bosque. Ya hemos aplastado al setenta por ciento de ellos. También, tenemos que atraer a el treinta por ciento restantes.

— ¿El enemigo ha sido aplastado al setenta por ciento…? Barusu, ¿estás diciendo que los destruiste?

Él había transmitido el estado de la batalla con el objetivo de cambiar de tema, pero Ram se sorprendió al escuchar las palabras. En la guerra moderna, perder el treinta por ciento de tu fuerza de combate se consideraba derrotado, pero incluso en una época sin logística moderna, el setenta por ciento era un número considerable. El Culto de la Bruja estaba a punto de ser aniquilado.

— Pero en lo que a ellos concierne, debemos aniquilar hasta el último hombre. Además, mientras menos sean, más tiempo tomará encontrarlos. Y puede que los haga desesperarse.

— Así que por eso reuniste el transporte necesario para evacuar… Refugiarse en la mansión es un plan pobre, ¿no es así?

— Estos tipos la incendiarían sin siquiera parpadear. Tenemos un montón de memorias de la mansión, así que no quiero verla convertirse en cenizas. Es fácil entender por qué correr es mejor, ¿huh?




Junto con los refuerzos que había traído, estaba la horda de carruajes de dragones de los mercaderes ambulantes. Cuando explicó los diversos objetivos de la fuerza, Ram cerró los ojos y se sumió en sus pensamientos. Muchos de ellos fueron el resultado de la toma de decisiones independiente de Subaru. Era natural para ella estar desconcertada por todo, y sin embargo:

— Lamento actuar fuera de turno, pero esta es mi decisión. En cuanto al derecho a decidir… Roswaal no está en la mansión, ¿verdad?

— … Así es. En este momento, el Maestro Roswaal está viajando a Garf… al santuario. Actualmente, tengo instrucciones de obedecer las órdenes de Lady Emilia.

— ¿Emilia te ordenó atacar a alguien que se acercara al pueblo con ilusiones?

— Ese fue mi juicio independiente.

— Se notaba.




Incluso si la hubieran arrinconado en una esquina, habría sido una orden demasiado violenta para que Emilia la diera. Subaru se palmeó el pecho, aliviado por el hecho.

— … Eres ingenuo para sentirte aliviado por esa parte, Barusu.

— ¿Ah?

— Dije que el pueblo ha aparecido a la vista.

Subaru no logró captar su murmuro la primera vez, así que pensó que Ram había repetido las palabras mientras señalaba adelante. A instancias de ella, Subaru volvió sus ojos hacia el camino del frente; la entrada a la Villa Earlham verdaderamente estaba a la vista.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios