Goblin Slayer

Volumen 6

Capítulo 1: Un Ordinario Día de Primavera

Parte 1

 

 

Goblin Slayer Volumen 6 Capítulo 1 Parte 1 Novela Ligera

 

Publicidad M-AR


Oh, aventurero, oh, mi viaje.

¿Me espera un dragón o un golem o quizás un caballero fantasmagórico?

Y debe haber armamento legendario en alguna parte, pero con sólo una antorcha y una lanza.

Y un báculo, la vida es fácil.

 

Publicidad Y-M1

Al este o al oeste, cruzo un puente, tal vez para morir al otro lado, pero sólo busco amor.

Una princesa a la que atesoraría, pero no pido mucho. Sólo el placer de una noche.

¡Oh aventurero, oh viaje mío!

Publicidad M-M2


 

 

La temporada llegó cuando sopló un viento agradable del este.

El frío había sido expulsado, dejando sólo un frío refrescante en el aire, y el sol era suave y cálido.

El campo de margaritas a medio día a pie desde la ciudad fronteriza era igualmente placentero.

Era una llanura ondulada, llena de rica hierba salpicada de arbustos, nada más. El camino se extendía a lo largo de ella, y dada la distancia de aldea a aldea, de pueblo a pueblo, era agradable saber que había un sitio decente para acampar disponible.

Sólo una cosa, o mejor dicho una persona, se movió a través de ese campo.

Era un extraño aventurero. Llevaba una sucia armadura de cuero y un casco barato; a la cadera tenía una espada de un largo extraño, y un pequeño y redondo escudo estaba atado a su brazo izquierdo. Incluso un principiante tendría mejor equipo que el que llevaba.

Caminó por el camino en silencio; cuando llegó al campo, su paso audaz e indiferente lo llevó violentamente a través de los arbustos. Sus pasos eran tan seguros, tan decididos, como si estuviera siguiendo una señal. Derecha, izquierda, a través de la hierba-…no podría haberle llevado más de cinco minutos, como máximo.

Entonces se detuvo.

Todavía no parecía haber nada allí.

Pero en los arbustos, escuchó un crujido bajo el talón de su bota.

Se arrodilló y recogió la fuente del ruido. Cenizas, de algo totalmente consumido por el fuego. Las apretó entre sus dedos hasta que no eran más que marcas de hollín en sus guantes.

Algo se había quemado aquí. ¿Fue un árbol? ¿Huesos humanos? Eso seguía sin estar claro.

Imposible.

Agitó la cabeza como si estuviera descartando esa posibilidad.

Ya han pasado diez años.

Ningún hueso humano, ninguna ceniza humana seguiría siendo reconocible después de una década de exposición a los elementos. E incluso si algo hubiera durado tanto tiempo… ¿De quién serian estos restos?

“…”

El viento sopló sobre el campo. Era un viento cálido y suave que anunciaba el cambio de las estaciones, la llegada de la primavera.

El pasto crujía, pequeñas ondulaciones corriendo a través de él por toda la colina. Escuchó el débil sonido de una corriente de agua. Cuando giró la cabeza, pudo ver el lago, justo donde lo recordaba.

Conquistado por un capricho, levantó la vista. El cielo estaba asombrosamente claro y azul; parecía extenderse por todo el mundo. Las nubes débilmente visibles eran tan delgadas que parecía que los colores se habían corrido.

«… ¿Y eso qué?»

Golpeó con sus manos bruscamente, limpiando el hollín.

Él sabía que estos no eran los restos de su hermana mayor.

Él sabía lo que había sucedido con ella y lo que había sucedido con su sangre, carne y huesos.

Publicidad M-AB

Él también sabía que solía haber una aldea aquí.

Y finalmente, sabía que se habían hecho planes para construir un campo de entrenamiento para aventureros en este lugar.

«…Supongo que debo regresar.»

Sólo había otras tres personas que sabían que él había vivido en la aldea que una vez estuvo aquí.

Nunca se le ocurrió a Goblin Slayer preguntarles a las dos personas de la granja cómo se sentían al respecto.

4.9 18 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios