Goblin Slayer

Volumen 4

Capítulo 2: De Cierto Niño Pequeño

Parte 1

 

 

—Vamos, ¿hasta qué hora vas a dormir? ¡Despierta!

El niño escuchó la voz familiar de su hermana mayor en el aire de la mañana.

Se movió perezosamente con muchos off y aaah y otros sonidos inarticulados, hasta que una brillante luz le atravesó los ojos.

Amanecer, era de día.

— ¡¿Es de día?!

El niño se lanzó fuera de su lecho de paja y dio un gran estiramiento.

Aspiró una bocanada de aire frío y confortable. Un aroma fragante de algún tipo flotaba en el aire.




¡Pan!

Era el desayuno.

— ¡Si no te apuras y te levantas, no quedara nada del desayuno!

— ¡Lo sé! Le gritó a su hermana, y rápidamente se cambió de ropa.

Si ya era de día, no podía perder ni un minuto más, ni un segundo más. Además, tenía hambre.

Cuando cierro los ojos, la mañana viene enseguida, entonces ¿por qué tengo tanta hambre?

Tal vez su hermana lo sabría. Quería preguntar, pero ahora el desayuno era más importante.

— ¡Días, herma!

— Creo que te refieres a buenos días. Dijo molesta mientras él volaba hacia la cocina (y el comedor y la sala de estar, era una casa pequeña). —Sheesh. Es por eso tenemos que tenemos que hacer que ella te cuide.

—Hrk… Ella no tiene nada que ver con esto. Cuando su hermana educó a su vieja amiga que vivía en la casa de al lado, el niño adoptó la misma expresión de disgusto que ella.

La vecina era menor que él, pero ella podía hacer casi cualquier cosa, así que todos lo trataban como si él fuera menor y la hacían responsable de él. Se quejaba ante su hermana de ello, pero ella sólo sonreía. Uno pensaría que una hermana mayor podría tener más en cuenta los sentimientos de su hermano pequeño.

—No importa, tú sólo come.

—…Sí, hermana.

Su objeción fue rechazada despiadadamente, y ella le hizo un gesto, con una gran cuchara, para que se sentara a la mesa.

Los platos en la mesa incluían pan, todavía caliente y una sopa hecha de leche. Habría huevos fritos en los días en que las gallinas ponen huevos, pero eso no sucedía tan a menudo. Su plato favorito era el estofado, que sólo podían hacer cuando habían matado a una de las gallinas.

Le dolió el estómago por los deliciosos olores.

Tomó una cuchara y decidió no dejar que se enfriara.

— ¡Hey, reza tus oraciones! Dijo su hermana, que parecía tener ojos en la nuca, mientras vigilaba la sopa.

Pesarosamente el niño puso la cuchara sobre la mesa y entrelazó sus manos.

—Oh [Uno] que es más grande que los ríos y más ancho que los mares, gracias por darnos la sabiduría para obtener este alimento.

— ¡Bien, bien!

Era típico en estas aldeas pioneras creer en la Madre Tierra, y el niño se enorgullecía de que su familia fuera diferente. Su hermana había aprendido a leer, escribir y hacer matemáticas en el templo del Dios del Conocimiento e incluso empezaba a enseñar allí. Era lo que les había permitido sobrevivir incluso después de la muerte de sus padres, y por eso tenían que estar agradecidos con la deidad.

Pero… el chico pensó. Sorbió un poco de sopa, luego arrancó un pedazo de pan y lo remojó en la sopa antes de comerlo. Yo, yo quiero ser un aventurero.

Ciertamente no era algo que pudiera decirle a su hermana.

* * *

 

 

— ¡Asegúrate de estar fuera de los Bosques Orientales!

— ¡Lo sé!

— ¡Vuelve al mediodía y ve al templo!

— ¡Lo sé, lo sé!

Mientras su hermana le insistía desde atrás, el niñoo se puso en marcha por un camino que conocía desde su nacimiento.

Bueno, quizás no desde que nací, exactamente…

En su espalda se sacudía la espada de madera que su hermana le había dado recientemente por su cumpleaños. Uno de sus juegos favoritos de estos días era balancearla y fingir que era un aventurero. Por supuesto, en su mente, no era fingir.

Mi grupo es pequeño hoy.

La chica de al lado iba a la ciudad ese día. No es justo. No es nada justo.

—Ni siquiera yo he ido a ver la ciudad todavía. Desenvainó su espada y dio unas cuantas impulsivas estocadas contra la maleza.

— ¡Tú, niño! No agites esa cosa donde hay gente alrededor, es peligroso.

Por supuesto, un granjero de mediana edad que estaba parado en una esquina lo vio y gritó. Debe haber estado regando sus campos. Hubo un sonido mientras estiraba sus caderas encorvadas.

—…Sí, señor. El niño comprendió lo que hizo pensando en su hermana, y envainó obedientemente la espada. —Lo siento.

—Ten cuidado, ahora. Golpeando suavemente la parte baja de su espalda, el granjero comenzó a alejarse de su campo, sonriendo por estar en un breve descanso. Se acercó al niño y dio un largo suspiro, cogiendo una toalla de mano de su cintura y limpiándose la cara. Estaba cubierto de tierra y polvo, barro y sudor, y la toalla se manchó rápidamente de marrón.

— ¿Dónde está esa chica con la que siempre andas?

— ¿Ella? Hoy está en la ciudad Dijo el niño con una pizca de molestia, pero el granjero sólo asintió con la cabeza.

— ¿Es así? Ya veo… Ella es una cosa dulce. Quizá consiga ropa bonita en la ciudad. Saborea la expectativa, niño.

—No creo que se vea bien con cosas lujosas. Infló sus mejillas. El granjero le dio una palmadita con su mano áspera y sucia. Al ver al niño, el granjero volvió a reírse.




—Bueno, espera a verla. Guárdatelo para ti por ahora.

—Hrm…

—Di, niñoo. Vas al templo al mediodía, ¿no?

—Uh-huh. Mi hermana dice que tengo que estudiar.

—Tiene razón en eso. El granjero asintió, frunció el ceño y luego golpeó suavemente la parte baja de su espalda con un puño. —De hecho, mi cadera me está molestando otra vez. Dile a los monjes que me vendría bien un poco de medicina.

—Claro. Medicina para las caderas, lo tengo.

El niño asintió, y la cara curtida del granjero se convirtió en una arrugada sonrisa. “Buen chico”, dijo. —Oh, y chico. Te han dicho que te alejes de los Bosques Orientales, ¿no?

—Sí. Dijo el chico, moviendo la cabeza. Ahora pensando en ello… — ¿Pero por qué no debería ir allí?

— ¿Qué, no te lo ha dicho tu hermana?

—No. Nunca pregunté.

—Los Bosques Orientales… El granjero cruzó sus brazos con seriedad, dando un profundo suspiro. —…Hay goblins allí.

5 6 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios