Ore wa Subete wo “Parry” Suru (NL)

Volumen 1

Capítulo Extra: La Primera Cacería De Goblins De La Princesa Lynneburg ~Cinco Años~

 

 

“La princesa Lynneburg es un verdadero problema, ¿eh? No puedo creer que dijera que quería dar un paseo a estas horas de la noche”.

“Sí. Menos mal que todo el mundo -el rey también, por cierto- la disuadió antes, cuando aún había salido el sol. Pero ya la conoces, no podemos bajar la guardia”.

Publicidad M-AR-1

“¿De verdad es tan problemática? Para empezar, no es más que una jovencita mimada, ¿y no tiene cinco años? Di lo que quieras, pero a mí me parece una niña normal. Sé que es una persona muy importante, pero no necesita tantos guardias”.

Kyle el Oyente, un aventurero de rango A que había sido convocado como resultado de un encargo de emergencia realizado a través del Gremio de Aventureros, se encogió de hombros y miró a los demás mientras hablaba. En ese momento se encontraba en una misión de guardia nocturna y estaba sentado alrededor de una hoguera con otros cinco élites reunidos de varios orígenes diferentes, incluso de las filas de los propios soldados del Reino de Clays. El grupo, cuyos miembros eran veteranos experimentados y héroes por derecho propio, estaba en alerta, pero su vigilancia no se dirigía a una amenaza externa desconocida.

Al fin y al cabo, su misión actual era “hacer de niñeras”.

Su deber era custodiar (y vigilar) a la Princesa Lynneburg, la Princesa Prodigio del Reino. El rey se había llevado al príncipe Rein, de diez años, a una expedición educativa de caza de bestias mágicas, así que les tocó a estos guardias vigilar a la princesa, que se había quedado en el castillo.

“Sólo dices eso porque no sabes nada de la princesa, muchacho. Cuando la conozcas un poco, no hablarás tan libremente”.

Publicidad G-M1



“¡Ja! ¡Eso es bastante pusilánime de un hombre que golpeó a un dragón hasta matarlo, Puño Fuerte Barzhe! Una vez admiré tu legado, ¿sabes? Retirarte a trabajar en el palacio real te ha hecho demasiado blando. Envejecer debe ser horrible, ¿eh?”

“¡¿Qué has dicho, chico?!”

Barzhe, un viejo soldado de enorme corpulencia, se puso en pie de un salto y fulminó con la mirada a Kyle, un joven alto de complexión delgada.

“Lo he oído todo sobre ti”, dijo Kyle. “Tus únicos deberes estos días son cuidar de la princesa y hacer trabajillos… Y pensar que una vez fuiste un héroe y un Cazador de Dragones”.

“Me faltas al respeto, Kyle”, gruñó Barzhe. “Encargamos tu ayuda porque teníamos grandes esperanzas en tus conocimientos de reconocimiento, pero eso no es una licencia para hablar así”.

” Basta ya, los dos “, dijo el capitán de su banda de guardias. “Si el capitán Sig los escucha, arrepentirse es lo menos que harán”.

“Ah, ¿cuál es el problema?” Contestó Kyle. “Todos los Seis Soberanos están fuera en la expedición de caza esta noche. Ni siquiera Sig Orejas Afiladas puede oírnos desde donde está ahora. Sin embargo, por otro lado, eso significa que somos los únicos por aquí esta noche. No bajen la guardia, ¿eh?”





“En efecto”, respondió Barzhe. “Debemos permanecer alerta, o la princesa puede burlarnos”.

“¡Ja, ja!” rió Kyle. “¿Yo, burlado por una niña de cinco años? Es una broma”.

“Hablo completamente en serio.”

“¡Ja! ¡Demonios, realmente lo eres!”

“Si no te atreves a entender… tal vez deba darte una lección”.

Publicidad G-M3



“Oye. Barzhe, Kyle. Les dije que pararan”.

Ante la intercesión del capitán de la guardia, los dos retrocedieron a regañadientes. Hubo un breve silencio antes de que Kyle volviera a hablar.

“Oye, no es como si estuviera rechazando el trabajo, ¿sí? Sólo tengo que mantener mi orgullo. Princesa Prodigio o no, ningún niño va a sacar lo mejor de mí. Me ganaré mi sueldo, puedes estar seguro”.

La respuesta de Barzhe llegó con el mismo retraso. “Esperemos que sea verdad”.

Y así la noche se hizo más profunda sin más preámbulos. La joven princesa se fue obedientemente a la cama, donde rápidamente cayó en un sueño reparador…

O al menos, así había parecido.

“¡Tenemos problemas!”

Publicidad M-M1

Justo cuando la luna se alzaba por completo en el cielo, iluminando el mundo de abajo con su luz, Kyle el Oyente corrió hacia donde estaban apostados sus compañeros guardias. Se suponía que debía vigilar a la princesa dormida, pero allí estaba, con el rostro pálido.

“¿Qué ocurre?

“La princesa ha desaparecido. No la encuentro por ninguna parte”.

“¿Qué…? ¿Hiciste una búsqueda exhaustiva?”

Al escuchar las noticias de Kyle, los otros guardias se tensaron.

“Sí”, dijo Kyle. “Revisé cada rincón de su dormitorio, pero… ¡desapareció por completo!”.

“Te ofreciste voluntario para vigilar, ¿no?”, gritó el capitán de la guardia. “¡¿Qué estabas haciendo?!”

“Yo… lo siento. Desapareció durante mi descanso para comer. Sé que no es una excusa, pero fue sólo un instante…”

“¡¿Qué has hecho?! ¡Esto es una emergencia! ¡¿Dónde está la princesa?! ¡¿Seguro que al menos lo sabes?!”


“Lo sé… Dejé una aguja de búsqueda en su camisón, así que deberíamos poder detectar su ubicación en este mapa. Es sólo una niña, así que no pudo haber ido tan fa…”

“¡Si quiero tu opinión, te la pediré!”, ladró el capitán de la guardia. “¡Entrégame ese mapa!”

Tras hacerse con el mapa de la capital real y sus alrededores, el capitán extendió las manos sobre su superficie y activó su habilidad [Detectar]. Lo que vio a continuación hizo que la sangre se le escurriera de la cara.

“Esto… es malo”.

La princesa se movía a un ritmo increíble y ya había abandonado los límites de la ciudad. Era difícil creer que una niña pudiera correr tan rápido. Además, por razones aún desconocidas, se dirigía en línea recta hacia el noreste. ¿Podría haber sido secuestrada? No, aún era demasiado pronto para sacar conclusiones. Lo único cierto era…

“La princesa se dirige al Bosque de las Bestias”.

“¿Por qué allí…?”

“Si no recuerdo mal… desde hace tiempo quiere ver con sus propios ojos si los ecosistemas diurnos y nocturnos del Bosque son realmente diferentes. El rey la regañó cuando se enteró y le dijo que no podía ir, pero ella sigue intentando escabullirse de vez en cuando. El estimado Soberano de las Sombras siempre la atrapa antes de que abandone el castillo, pero, por supuesto… no está aquí esta noche. Con su mayor obstáculo fuera de escena, la princesa debe haber visto esto como su mejor oportunidad para escabullirse.”

“Debes estar bromeando…” murmuró Kyle. “¿Quieres decir que no fue secuestrada? ¿Se escapó por su cuenta, a través de nuestra red de vigilancia? ¡Algunas de esas trampas son para atar bestias mágicas! ¡¿Me estás diciendo que una niña de cinco años descubrió una manera de burlar todas nuestras medidas de seguridad y luego realmente lo logró?!”

“Estamos hablando de la princesa…” recalcó Barzhe. “Es totalmente posible”.

El capitán de la guardia se apresuró a intervenir. “¡En cualquier caso, hay goblins por aquí a estas horas de la noche! Esto es una crisis, ¿me oyen? ¡Debemos perseguirla de inmediato!”

Publicidad M-M2

Luchando con su propia impaciencia, el capitán de la guardia emitió sus órdenes. Sabía que esta metedura de pata era suficiente para que le destituyeran de su puesto; ahora, su única esperanza era que no saliera nada peor. Si no se hacía algo pronto, era muy posible que él y sus guardias fueran responsables de la muerte de una niña, en concreto de una de la que se decía que poseía un talento nunca visto desde la fundación del Reino.

Desesperados, todos los guardias se lanzaron tras la princesa como si sus propias vidas estuvieran en juego.

***


 

En una noche de luna, en lo más profundo del Bosque de las Bestias, una manada de duendes rodeaba a una niña. Tenía las manos llenas de frutos secos, bayas y flores de todos los colores, y los ojos rebosaban lágrimas.

“Lo siento…”, dijo la niña. “No era mi intención desordenar su hogar. Lo siento mucho, mucho…”

Sometida a las miradas de los demonios devoradores de personas estaba nada menos que la joven princesa Lynneburg. Se enfrentó a la manada de monstruos y continuó disculpándose con todo su corazón, llorando mientras lo hacía.

“¡Lo siento mucho, mucho…!”

Sin embargo, los goblins, incapaces de entender sus palabras, se limitaron a enseñar los colmillos y acercarse más. En un abrir y cerrar de ojos, estaban a un paso de la niña que no había hecho más que llorar y disculparse.

Publicidad G-M1



Ese fue el momento exacto en que los guardias llegaron al lugar.

“¡No! Protejan a la prin…”

El capitán de la guardia había empezado a dar su orden en cuanto vio la situación, pero ya era demasiado tarde: fue entonces cuando los goblins decidieron abalanzarse sobre su víctima, todos a la vez. Lo que siguió fue…

“¿…cesa?.”

…inesperado. Antes de que nadie se diera cuenta, la princesa tenía una espada en las manos, adornada con ornamentos dorados que reflejaban la luz de la luna. Entonces, la blandió, enviando innumerables cabezas de goblins girando en la oscuridad de la noche.

“Lo siento mucho.”

A continuación, varios torsos de goblins cayeron al suelo, separados de sus piernas. A continuación, la muchacha saltó por los aires, atravesando a los monstruos supervivientes que la rodeaban.

“Lo siento… No pensé que acabaría así. Le prometo que haré todo lo posible para que no se fije en mí la próxima vez, así que… ¡lo siento muchísimo! [¡Bola de fuego!]”

Con la luna a sus espaldas, la niña sollozante hizo brotar de su mano una enorme bola de fuego tras otra, utilizando cada una de ellas para incinerar a más y más goblins. Lo único que podían hacer los guardias era contemplar la masacre.

Entonces, empezaron a dudar de sus propios deberes. ¿Por qué hemos venido corriendo hasta aquí? pensaron. ¿Para protegerla? ¿Cómo iban a hacerlo cuando ella ya estaba aniquilando a una manada de goblins ante sus propios ojos?

Publicidad M-AB

Lo siguiente que supieron los guardias fue que la niña sollozante estaba frente a ellos, inclinando la cabeza. Todos los goblins habían muerto.

“Lo siento…” dijo la niña. “Sólo iba a jugar un poco y luego volver directamente a casa, pero había tantas plantas raras, así que… Nunca había visto una verdadera flor de luna, es… porque sólo florecen en las noches de luna… Yo… perdí la noción del tiempo, y no me di cuenta hasta que ya estaba rodeada… Lo siento mucho…”

Mientras la niña lloraba y se disculpaba desesperadamente, un hombre especialmente corpulento se arrodilló y dijo con voz suave: “Está a salvo, milady. Eso es lo único que nos importa. Venga, vamos a casa”.

El rostro arrugado del hombre estaba marcado por profundas cicatrices, pero aun así su sonrisa irradiaba amabilidad. Al darse cuenta de quién era aquel hombre, Kyle el que todo lo oye no pudo evitar dudar de sus propios ojos, por segunda vez aquella noche. Después de todo, se decía que nadie había visto jamás una sonrisa adornar las facciones del taciturno, inexpresivo y antaño legendario aventurero Puño Fuerte Barzhe, temido por ser tan salvaje como para matar a un dragón a golpes.

Al día siguiente, mientras Kyle observaba cómo la joven princesa alegaba en su defensa ante el grupo de expedicionarios del rey que acababa de regresar, explicando que el incidente había sido culpa suya, se hizo una promesa: solicitaría trabajo en el palacio real y dedicaría toda su vida a mantenerla a salvo.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios