Ore wa Subete wo “Parry” Suru (NL)

Volumen 1

Capítulo 24: Le Hice Parada a un Sapo

 

 

Mientras paraba las enormes garras del sapo negro que tenía delante, se me pasó por la cabeza un pensamiento inesperado: aquello no era para tanto.

Para ser justos con el monstruo, cada uno de sus golpes tenía una fuerza intensa, suficiente para que una violenta sacudida recorriera la empuñadura de mi espada. Aun así… no eran especialmente difíciles de parar. La fuerza física del sapo era similar a la del goblin con el que había luchado ayer, si no un poco más débil, y sus movimientos eran definitivamente lentos. Si mi suposición era correcta, probablemente pertenecía a algún lugar cerca del fondo de la clasificación de monstruos.

Publicidad M-AR-1

Pero, espera… Si la gente decía que los goblins eran los monstruos más débiles, y este sapo era incluso más débil que ellos, tal vez no fuera un monstruo en absoluto. En ese caso, probablemente estaríamos bien. Matarlo iba a ser una tarea difícil para alguien como yo, sin habilidades ofensivas, pero estaba seguro de que nos las arreglaríamos. Sólo tenía que esperar a que Lynne e Inés me alcanzaran, lo que significaba que necesitaba ganar algo de tiempo.

Por suerte, mi resistencia era lo único en lo que podía confiar.

Sin embargo, justo cuando preparaba mi espada, el sapo empezó a hincharse de repente. Algo iba mal, pero cuando me di cuenta, ya estaba mirando por sus fauces abiertas de par en par, algo negro que se arremolinaba en lo más profundo de su garganta. Antes de que pudiera siquiera pensar qué podía ser, el sapo lo vomitó violentamente.

Cuando la nube de niebla negra se dirigió directamente hacia mí, supe que podía esquivarla… pero hacerlo significaría poner en peligro al chico que estaba detrás de mí. En lugar de eso, me mantuve firme y me enfrenté al miasma, esperando a que envolviera todo mi cuerpo.

Una pequeña cantidad se filtró en mi boca y vomité sangre.

Publicidad M-M2

“¿Veneno…?”

Todo mi cuerpo sufría un intenso dolor y mareos. Sólo por el sabor, me di cuenta de que acababa de ingerir algún tipo de veneno, y uno mortal.

Fue entonces cuando se me ocurrió algo: ¿no había estado Inés a punto de decir algo antes de que yo saliera corriendo? Probablemente había querido advertirme, decirme que tuviera cuidado con aquel sapo venenoso. Ahora sabía por qué sus golpes no habían sido especialmente impresionantes; su mejor arma no eran sus colmillos o garras de aspecto poderoso, sino el veneno letal que almacenaba en su vientre. Inés estuvo a punto de decírmelo.

Mientras la sangre brotaba por todo mi cuerpo, tuve un único pensamiento:

Sí… Si esto es todo lo que tiene, creo que estaré bien.

***

 

Publicidad M-M3

Mucho tiempo atrás, cuando aún vivía solo en mi montaña, había ocurrido un incidente en el que comí por error una seta que mi madre me había dicho una vez que no comiera bajo ninguna circunstancia. Se llamaba “ruina del dragón”, ya que se decía que su veneno era lo bastante tóxico como para matar a un dragón.

En cuanto a por qué la había recolectado y me la había traído a casa… Sinceramente, no podía recordarlo. Tal vez aquel día había recogido una cantidad especialmente grande y estaba demasiado ocupado celebrándolo como para darme cuenta de la peligrosa seta que se había mezclado. En cualquier caso, lo eché a la olla, lo guisé y me lo comí para cenar.

Poco después, sentí un fuerte dolor de estómago y empecé a vomitar grandes cantidades de sangre. Cuando me di cuenta de que había comido algo que no debía, ya era demasiado tarde; la seta estaba demasiado consumida para vomitarla.

Sentí como si el veneno hubiera circulado por cada parte de mi cuerpo. No podía moverme, así que concentré todos mis esfuerzos en usar mi recién adquirida [Curación Baja] en el estómago. Era lo único que se me había ocurrido hacer.

Poco a poco, sentí que mi estómago se recuperaba, pero la más mínima interrupción en mi concentración me había hecho vomitar sangre fresca. Atrapado en una situación en la que bajar la guardia me haría sangrar por todas las partes imaginables de mi cuerpo, seguí usando [Curación baja], mientras me preparaba para la muerte.

Mi sufrimiento había continuado día tras día, mañana y noche. De vez en cuando, conseguía levantarme y beber un poco de agua, pero después volvía a desplomarme en el suelo, sangrando y retorciéndome de dolor. Durante cada roce con la muerte, me aferraba obstinadamente a la vida… hasta que finalmente, por un golpe de suerte, mi uso continuo de [Curación baja] me permitió recuperar la fuerza suficiente para moverme un poco.


Había sido una agonía indescriptible, pero, con mi nuevo vigor, me aseguré de no faltar a mi rutina de entrenamiento; una vez decidí que perfeccionaría mis habilidades todos los días, y abandonar no era una opción. No había podido aplicar mucha fuerza a mis brazos, había estado vomitando sangre todo el tiempo y no sabía si sobreviviría al esfuerzo, pero mi obstinada determinación me mantuvo blandiendo mi espada de madera.

En la mañana del octavo día, noté algo extraño: el dolor de estómago había desaparecido, ya no vomitaba sangre y sentía el cuerpo notablemente ligero. Aunque esto último tenía sentido, teniendo en cuenta que llevaba una semana sin comer como es debido.

Mi primer instinto había sido salir de cacería en busca de algo nutritivo. Famélico como estaba, había anhelado algo de carne, e incluso en mi debilitado estado me había creído perfectamente capaz de abatir un jabalí. Pensando en mi próxima comida, me adentré en el bosque y cometí mi segundo gran error.

Me mordió una enorme serpiente venenosa.

Publicidad G-M3



En aquel momento, me resigné a morir allí mismo. Incluso después de conseguir matar a la serpiente, estaba convencido de que esperar a morir era la única opción que me quedaba, así que me limité a tumbarme en el suelo del bosque con los ojos cerrados.

Pero, extrañamente, por mucho que hubiera esperado, nunca había sentido el efecto del veneno. No me dolía ninguna parte del cuerpo. Perplejo, me levanté, cogí la serpiente y me fui a casa, donde cociné y me comí el reptil. Se decía que su especie no era comestible debido a su veneno, pero tenía mucha hambre.

Publicidad M-M4

Además, la serpiente era el único alimento que tenía a mano y, como su veneno no había hecho efecto en mí, estaba seguro de que no sería tan dañino como para importarme. Después de todo, la mordedura de la serpiente me había afectado tan poco que empecé a dudar de que fuera venenosa.

Había sido una idea muy simple, pero, bueno… yo era un niño en aquel momento.

Publicidad G-M3



Cuando me comí la serpiente, me di cuenta de que era increíblemente sabrosa. Su carne era mucho más jugosa que la de cualquier ave de montaña, con una profundidad que superaba a la de cualquier seta que hubiera comido jamás. Sentí como si su dulzura me invadiera todo el cuerpo.

Lo más asombroso de todo había sido la velocidad a la que mi cuerpo se recuperaba mientras la comía, algo que achaqué a lo nutritiva que era la serpiente. Cuando terminé de devorarla con entusiasmo, salí inmediatamente a buscar más. Un bocado había bastado para volverme adicto.

Pronto conseguí encontrar otra, pero el mero hecho de verla hizo saltar las alarmas en mi cabeza. Aunque no había estado seguro durante mi primer encuentro con la especie, este segundo encuentro me había dado la certeza de que estaba ante una serpiente de púas venenosas, un animal que mi madre me había enseñado a no comer nunca, por mucha hambre que tuviera.

Estaba preocupado. Hasta entonces, siempre había vivido de acuerdo con las enseñanzas de mi madre, y todo lo que me había enseñado había resultado correcto. Sin embargo, ya me había comido una serpiente de púas venenosas sin ninguna repercusión. ¿Cómo?

Mientras estaba perdido en mis pensamientos, me volvieron a morder. Entonces me di cuenta de que la serpiente no era venenosa, sino que yo era inmune a su veneno. No tenía ni idea de la mecánica de cómo había sucedido, pero la ruina de dragón que me había comido evidentemente me había dado cierto grado de resistencia contra el veneno.

Además, la [Curación Baja] que creía relativamente inútil había resultado ser bastante útil. No estaba seguro, pero tenía la sensación de que la habilidad también proporcionaba cierto grado de anulación del veneno. Eso me había encantado. Pensé que, tal vez, éste era mi camino para obtener una nueva habilidad y, a partir de ese momento, empecé a probar todas las plantas y animales venenosos de las montañas. De vez en cuando, alguno resultaba ser más letal de lo que esperaba y me hacía vomitar sangre con violencia, pero siempre me las arreglaba para recuperarme usando [Curación baja], y nada de lo que comía era tan malo como la ruina del dragón.

Al final, sin embargo, mis expectativas sólo se habían traducido en decepción. Nunca adquirí una nueva habilidad.

Por el lado bueno, había hecho un descubrimiento: las plantas y animales venenosos eran, en general, muy sabrosos. Y aunque de vez en cuando me topaba con excepciones a esa regla, aún no había encontrado un ejemplar que no fuera, como mínimo, nutritivo. Puede que el hecho de ser poco apetitoso hiciera que la flora y la fauna venenosas se abastecieran de nutrientes de forma natural.

En cualquier caso, así fue como me aficioné a comer plantas y animales venenosos, una práctica que he mantenido desde entonces. Siempre que tuviera cuidado de deshacerme de sus toxinas, me servían como ingredientes de gran calidad. Y cuando no podía deshacerme de ellos, entonces me resultaba útil la anulación gradual que me proporcionaba [Curación baja]. Además, con un poco de resistencia, acabaría desarrollando una resistencia.

Resumiendo, ahora estaba bastante acostumbrado a lidiar con el veneno. Honestamente, podía decir que mi tolerancia era bastante alta: era uno de los pocos aspectos positivos que tenía.

La niebla negra del sapo era sin duda un veneno intenso. En cuanto entró en contacto con mi cuerpo, supe que su letalidad rivalizaba con la de la ruina de un dragón. Aun así, si eso era todo, confiaba en poder salir adelante.

La ruina de dragón era bastante sabrosa; la había convertido en un ingrediente habitual de mis guisos desde aquel fatídico encuentro. Claro que cada vez tosía un poco de sangre, pero nunca fue peor que eso. Al final, cuando tuve la certeza de que era seguro, no pude resistirme al encanto de la buena comida.

Publicidad G-M1



Mi opinión general era que un veneno de este grado no funcionaría conmigo. Mientras me envolvía la niebla, empecé a usar rápidamente [Curación Baja] para neutralizar sus efectos. Mi tiempo de reacción no había sido perfecto -estaba sangrando un poco-, pero por experiencia sabía que el ataque no era suficiente para entorpecerme. Muy pronto, mis heridas se cerraron y quedé como nuevo.

La niebla negra se dispersó a mi alrededor, pero por lo que parecía, mi anulación había funcionado: el chico que estaba detrás de mí estaba ileso. Menos mal.

Aliviado, seguí parando las garras del sapo, que se abalanzaba sobre mí. Aunque parecían gruesas y robustas, apostaba a que la espada que tenía en la mano era más resistente.

Ore wa Subete wo “Parry” Volumen 1 Capitulo 24 Novela Ligera

Cada vez que repelía las garras que se abalanzaban sobre mí, se astillaban y se hacían añicos sucesivamente. Estaba asombrado de mi propia arma; aunque era pesada, era impresionantemente duradera. Al principio había subestimado su valor debido a su maltrecho aspecto, pero ahora estaba convencido de que era un auténtico regalo de la realeza.

Publicidad M-M1

Mientras dirigía unas palabras silenciosas de gratitud al padre de Lynne, las afiladas garras del sapo siguieron destrozándose una a una. Entonces, cuando se le acabaron las garras, abrió las fauces e intentó morderme con sus colmillos serrados. Por supuesto, fue igual de ineficaz: paré todos y cada uno de los ataques hasta que el sapo se quedó sin dientes.

A fin de cuentas, se trataba de un sapo salvaje. Incluso sin sus garras y con los dientes destrozados, seguía arremetiendo contra mí. Sin embargo, ahora estaba claramente más débil; tal vez el veneno que escupía también le había quitado algo de energía. Si seguía así, era posible que se derrumbara por sí solo.

Sin embargo, justo cuando se me pasó por la cabeza esa idea, el sapo empezó a hincharse de nuevo. Sus intenciones eran obvias: iba a abrir sus fauces y soltar otra nube de veneno. Se hinchó y se hinchó hasta ser mucho más grande que la primera vez. Estaba seguro de que lo arriesgaba todo en este último ataque. Su veneno sería probablemente más espeso e incluso más intenso.

Pero ni siquiera yo caería dos veces en la misma trampa. Preparé mi espada y me concentré en los movimientos del sapo. Entonces, en el preciso momento en que se hinchaba aún más y abría sus fauces para escupir su veneno…

[Parada]

Publicidad M-AB

Golpeé la mandíbula inferior del sapo con todas mis fuerzas. Golpeada directamente desde abajo, sus fauces se cerraron con fuerza y la enorme nube de veneno y aire comprimido, que ya no tenía adónde ir, salió disparada hacia el cuerpo del sapo. Se hinchó y se hinchó, antes de que finalmente…

Comenzando por su espalda, el sapo se estalló violentamente, salpicando los alrededores con trozos de carne.

“Qué espectáculo tan horrible…” murmuré para mis adentros. Por violento que hubiera sido el sapo, nada merecía una muerte tan horrible.

Entonces, mientras mi vista captaba los trozos de carne del sapo que se habían esparcido por la zona junto con su veneno, me asaltó un pensamiento. En poco tiempo, me di cuenta de que era imposible ignorarlo.

Hey … este sapo podría ser muy sabroso.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios