Senka Maihime (NL)

Volumen 1

Capítulo 4: Las Divas Candidatas A Novia

Parte 2

 

 

Al anunció el comienzo de la fiesta en el comedor con un tono alegre forzado, pero los invitados no pudieron estar menos emocionados. Una atmósfera hostil cayó sobre la habitación. Todos, salvo un puñado de invitados, lo miraron con duda. A estas alturas, todo el país ya había oído los rumores.

[Ahora todos, levantemos nuestras copas por una amistad eterna con la diva de Freiya, Sharon! Salud!]

Publicidad M-AR-1

Cecilia intentó disipar la atmósfera incómoda. [Salud!]

[Salud.]

Feena levantó su copa y silenciosamente vitoreó. Al suspiró discretamente mientras miraba a Sharon a su derecha. Feena trató de ignorar la incómoda atmósfera entre los dos y se volvió hacia Cecilia.

Me pregunto de qué estarán hablando.

Desafortunadamente, no pudo ceder a su curiosidad. Tenía asuntos más urgentes que atender.

Publicidad G-M3



[Wow, esto se ve tan delicioso!]

Trató de captar la atención de Sharon y miró cuidadosamente a su lado, pero su obvio intento cayó en oídos sordos. Sharon siguió comiendo en silencio.

[¿Qué pasa con esa cara aburrida?]

Después de unos segundos, que se sintió como una eternidad, Sharon dejó de comer e hizo una pregunta. Todavía conmocionada por los acontecimientos de ayer, evitó torpemente mirarlo a los ojos.

[Nada.]

Su tan esperado intercambio terminó con eso. Maldijo su incapacidad para encontrar algo más que decir.

[¿En serio? Deberías estar encantado de que tu posible asesino finalmente se vaya.] [No hay nada de qué alegrarse.]

[¿Huh!?]

Su respuesta honesta cogió a Sharon desprevenida.

[Sólo piénsalo! Jamka intentó matarme, y estamos al borde de la guerra con el Imperio.

¿De qué podría ser feliz?]

[Ya veo, por supuesto… Ni siquiera estoy…] Murmuró con un tono triste y solitario.

[Y… es deprimente pensar en lo tranquilo que va a estar por aquí…] Susurró sus verdaderos sentimientos.

[Uf! Eso fue genial!]

Terminando su segundo plato, mostró una sonrisa encantada. Supongo que no me oyó. Parece que ha vuelto a ser la de siempre. [¿Qué le pasa a esa cara sin vida? ¿O es sólo tu expresión estándar?]

Al estaba en conflicto sobre el status quo actual. Parecía que nada había cambiado entre los dos, aunque sus comentarios eran más groseros de lo habitual.

[Eres despiadada hasta el final, ¿Huh?] Decidió responderle como siempre.

[No soy despiadada! Pareces un pez muerto.] Ella le miró con expresión petulante.

[Tengo que admitir que extrañaré un poco tu cara rara cuando llegue a casa. Gracias por honrarme con tus ojos muertos por última vez.]

[Hey, estoy aquí, ¿Sabes? Cielos, me gustaría ver lo que pasa por tu cabeza a veces!] [Te cortare si intentas husmear en los secretos más queridos de una doncella!]


[Por supuesto que sí. Eso es todo lo que haces!] [¿Huh? ¿Qué fue eso?]

Se arregló el cabello, una vez más mostrando esa sonrisa engreída, y luego se concentró en el nuevo plato que tenía delante. Sin embargo, Al no tuvo tiempo de sentirse aliviado al ver que se reconciliaban. Todavía tenía una última cosa importante de la que ocuparse.

[Um…]

Después de unos minutos, finalmente se endureció el corazón. Sharon dejó de comer y se volvió hacia él. Esperaba que sus palabras le pareciesen entrañables.

[Ejem. Bueno… Sabes, me gustaría disculparme por lo que hice. Fui demasiado lejos. Sólo han pasado unos días, pero me has ayudado mucho, así que… Gracias.]

Ayer había pensado en sus disculpas todo el día, pero ni siquiera pudo superar la mitad. Diablos, ni siquiera estaba seguro de si ella recibió el mensaje. Incluso perdió sus palabras. A pesar de todo eso, se dio cuenta de que ella había entendido cómo se sentía. Suspiró mientras sacaba una pequeña y preciosa caja de su bolsillo. Sharon quedó cautivada instantáneamente.

[¿Huh? ¿E-Esto es para mí?]

Publicidad G-M3



Sus ojos se abrieron de par en par. Era obvio que la cogieron con la guardia baja, pero se recuperó rápidamente.

[Ah, bueno, consideraré pensar en atesorarlo.] [Decídete ya!]

Ella lo aceptó con una sonrisa desbordante.

[Oh, um, yo… Quiero decir, ¿Crees que nevará hoy?]

Intentó apartar la atención de sí misma, pero no pudo ocultar la sonrisa que se extendía por su cara.

[No es gran cosa. Puedes tirarlo si no te gusta.]

La sonrisa radiante de Sharon dejó a Al nervioso. Se dio la vuelta torpemente y mordisqueó el almuerzo. Pero en su apuro no masticó bien y terminó asfixiándose violentamente.

Publicidad M-M2

[¿Qué estás haciendo!? Dios, ven aquí!]

A pesar de su exasperación exagerada, su cálida sonrisa no vaciló cuando empezó a golpear la espalda de Al. Fue doloroso, pero no tuvo el lujo de presentar una queja.

[G-Gracias.]

Le tomó un momento recuperarse de lo patético que había sido. [L-La abriré!]

La sonrisa de Sharon se puso tensa, agarrando la caja con sus manos temblorosas. [Claro, adelante. Es todo tuyo.]

Cálmate, Sharon… No pongas tus expectativas tan altas! Me estás poniendo nervioso!

Al la miró torpemente por el rabillo del ojo. Ella abrió cuidadosamente la caja. [Wooow!]

La caja bien envuelta escondía un adorno plateado para el cabello. Era simple en su diseño: tres plumas que se conectaban en una pequeña gema en su base. Esta gema fue hecha de un mineral especial, uno de los cuales se dice que contiene una pequeña cantidad de magia. A menudo se decía que eran amuletos de la suerte que podían hacer realidad los deseos del propietario.

[Oh, wow…]

Sharon examinó de cerca el ornamento con una alegría innegable. [Para que lo sepas, no es esa imitación barata del puesto del otro día!]

Al lo dijo con orgullo, de espaldas. No estaba mintiendo; había pasado tres horas el día anterior revisando los bienes del mejor artesano del país antes de que finalmente se decidiera por él. Por supuesto, ese comerciante era consciente de los rumores que rodeaban a Al, pero la determinación de Al lo rompió al final.

[Tal vez no sea de tan alta calidad como la plata de Freiyan, pero está cubierta de magia protectora, así que no se dañará si se te cae o algo.]

Publicidad M-M3

Eligió esta pieza teniendo en cuenta la fuerte y firme personalidad de Sharon. [Es un regalo sorprendentemente considerado, viniendo de ti.]

[Sí, estaba dividido entre esto y un asado de carne.] [Eso habría sido igual de genial!]

Sharon bromeó mientras se ponía el adorno en el cabello. [¿Cómo se ve?]

Preguntó ella, sonrojándose un poco y moviéndose en su asiento.

Al la miró fijamente, impresionado por su capacidad para elegir un buen regalo, junto con lo mucho que le convenía. Cuando se dio cuenta de lo que estaba haciendo repentinamente se tiño de color rojo brillante y apenas consiguió tartamudear un simple cumplido.

Publicidad G-M3



[Eso, err… Te queda bien…] [Hehehe. Gracias!]

Esta fue la primera vez desde que Sharon había llegado que Al la había visto como una chica normal. Pasaron las siguientes horas en sus conversaciones normales, lanzando insultos juguetones de un lado a otro. Aunque la idea de que esta podría ser la última vez que vio a Sharon lo entristeció, sabía por experiencia que no podía conseguir todo lo que quería en la vida. Entonces, por fin, era hora de decir adiós.

Los guardias vinieron a señalar que el carruaje de Freiyan había llegado. Varios soldados vestidos con una armadura de color rojo brillante llegaron con el carruaje.

[Es hora de que me vaya, entonces.]

Llevaba el mismo vestido rojo con el que había llegado, pero la sonrisa en su cara la hacía parecer más amable. El adorno plateado que Al le había dado brillaba en su cabello carmesí. Sus ojos parecían nublados, pero Al no podía decir si era la forma en que reflejaban la luz del sol. Él mismo estaba haciendo todo lo que podía para mantener sus emociones bajo control.

[Fue divertido tenerte aquí, a pesar de lo corto que fue. Especialmente nuestra cita… Asegúrate de volver y pasar el rato otra vez! Deja los intentos de asesinato fuera de esto.]





[De acuerdo…]

Sharon apretó una mano contra su pecho, con la esperanza de que, tan improbable como creía, pudiera volver a ver a Al. Ella cerró los ojos y asintió en respuesta, grabando sus palabras de despedida en su corazón.

[Adiós…]

Sharon fue incapaz de encontrar las palabras correctas, los gestos correctos para decir adiós. Su mano revoloteaba delante de su pecho mientras trataba de despedirse, y luego se subió al carruaje.

[Ah…]

Ese adiós se sintió demasiado triste, y hasta luego no se sintió bien. Al se encontró incapaz de pensar en otra cosa que decir y terminó viéndola partir en silencio.

[Rey Al!]

Poco después de que el carruaje desapareciera en la distancia, Lilicia le llamó. [¿Qué pasa?]

Hizo todo lo que pudo para parecer lo más indiferente posible, a pesar de la tormenta que se agitaba en su corazón. Sintiendo la lucha interna de Al, Lilicia habló con indecisión.

[Hemos atrapado al autor que difundió los rumores por toda la ciudad.] [¿Qué? ¿En serio?]

Naturalmente, Al no pudo mantener la compostura. No imaginó que un espía del emperador sería capturado tan rápido.

[Nada de esto ha sido corroborado todavía, pero…]

Lilicia resumió rápidamente la información que habían obtenido. [Brusch ha sido capturada por Labona!?]

Aparte de los pensamientos de Jamka hacia los esclavos, esto explicaba por qué había intentado asesinar a Al.

[Oh Dios. Así que es posible que usaran a Brusch como rehén para obligar a Jamka a hacer lo que hizo.]

Publicidad M-M5

Al asintió con la expresión de alivio de Cecilia, pero su propia cara permaneció rígida. Quería enviar un equipo de rescate inmediatamente.

[Creo que es una trampa.]

Feena escuchó con atención el informe de Lilicia y sacó sus propias conclusiones.

[Estoy de acuerdo. El hecho de que pudiéramos atrapar a un espía con tanta facilidad, y que fuera tan cooperativo, es una obvia revelación. Quieren atraerme a Labona.]

Al escupió las palabras, ofendido por el descaro del Imperio. [Pero tenemos que ir.]

Añadió Feena poco después.

Silenciosamente asintió. Si no actuaran con rapidez y cuidado, estarían poniendo en peligro la vida de Brusch y la de Jamka.

[Lilicia, dile a Dante que reúna a las tropas de inmediato. Deja sólo tantos soldados como sea absolutamente necesario para vigilar el castillo y prepárate para partir hacia Labona. Iremos allí para salvar a Brusch, y… y quizás a Jamka también.]

La cara de Al se retorció cuando llamó a su vice comandante y ordenó un ataque contra Labona.

Tengo que dársela, me obligaron a hacerlo. Podríamos lidiar con Jamka y los rumores, pero ahora están paralizando nuestro país y poniendo una trampa que no podemos evitar.

[Nos están sobreestimando.]

Gimió. Su plan parecía demasiado elaborado para un país pequeño, incluso con tres Divas.

[De cualquier manera, tenemos que hacer lo que podamos.]

Miró con pesar el carruaje de Sharon antes de volverse hacia Cecilia y Feena. [Cecilia, Feena. Tengo algo que preguntarles.]

[Bueno, bueno. Sabes que haría cualquier cosa por ti!]

[Una buena esposa sigue a su marido a donde quiera que vaya.]

Lo tranquilizaron con sus suaves sonrisas (aunque la de Feena apenas era visible). [Um… Rey Al.]

Al oír una voz inesperada, se dio la vuelta y encontró a Lilicia detrás de él. [Lilicia, ¿Qué haces aquí? Te dije que fueras a buscar a Dante…]

Dejo de hablar. Sentía que había algo raro en ella, aunque no se veía diferente de lo normal. Antes de poder expresar sus preocupaciones, se sintió fascinado, incluso atraído por su sonrisa.

Publicidad M-AB

[Rey Al. ¿Qué dirías si te dijera que hay una forma de salir de este aprieto?]

Su habitual tono manso y obediente fue reemplazado por otro más agresivo y desafiante.

[Oigámoslo.]

Después de unos momentos de silencio, accedió a escuchar. Incluso haría un pacto con el diablo para proteger este país. [Entendido. Entonces…]

Empezó a hablar con una expresión que la hacía parecer que había esperado mil vidas para compartir este secreto. Al ni siquiera tuvo tiempo para lamentarse por la partida de Sharon mientras escuchaba la historia de Lilicia. Le recordó cómo ella solía leerle cuentos de hadas hace mucho tiempo.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios