Senka Maihime (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: Sueños y Desesperación

Parte 6

 

 

Después de pasar el puesto de brochetas y girar a la derecha en el lugar de los sándwiches, finalmente se liberaron de la multitud.

[Supongo que estamos bien aquí. Sharon, tienes que tener más cuidado con lo que dices cerca de los demás.]


[Lo siento.]

La persona que estaba a su lado no era la maleducada y combativa Sharon que conocía, sino una chica ruborizada y arrepentida.

[Hey, ¿Cuál es el problema? ¿Comiste algo gracioso? Pero comimos las mismas cosas…]

Por un segundo, pensó que podría haber activado accidentalmente un aumento Celestial, pero no se sentía así. Se aseguró de agarrar su muñeca por encima de su ropa. Pero incluso si uno se activara, este no es el efecto que debería haber tenido en Sharon. Su respuesta tímida y honesta desconcertó a Al.

[Ya puedes soltarme.]

Publicidad G-M3



Sharon estaba concentrada en su mano. [Ah! Lo siento!]

Publicidad M-M2

Mierda. Probablemente vuelva a hablarme bruscamente.

[Gracias.]

A Al le sorprendió una vez más la respuesta de Sharon, hablaba con una expresión solitaria en su rostro.

[Oh, uh… Sí.]

Su corazón se estremeció ante la reacción inusual de Sharon. Con la multitud murmurando a lo lejos, los dos se miraron con los ojos abatidos, inseguros de cómo proceder.

[Hehehe]

Se rio Sharon, rompiendo el silencio.

[Es raro. Hasta hoy, quería matarte. Pero cuando me agarraste de la muñeca, yo…]

[Es raro! Nunca he oído hablar de un asesino que se ponga nervioso cuando su objetivo le agarra la muñeca.]


[Quizá debería matarte después de todo.] Dijo en broma.

[Me alegra que te sientas mejor, Al.]

Sharon sonrió. Era el tipo de sonrisa hermosa, cariñosa y perfectamente natural que Al nunca antes había visto en ella.

[En serio… ¿Cómo terminé con un asesino que se preocupa tanto por mí?]

Dijo Al en un murmullo bajo. Por primera vez, la presencia de Sharon fue tranquilizadora. Agobiado por sus sentimientos conflictivos, Al miró inexpresivamente al cielo que lo cubría. Se le ocurrió una idea repentina.

[Oh, sé lo que hay que hacer!]

Mirando el hermoso cielo de la tarde, recordó un lugar que había frecuentado con su mamá y su hermano cuando era pequeño.

[Sharon, quiero mostrarte algo! Ven conmigo!]

Alargó la mano para agarrar a Sharon, pero de repente se detuvo cuando se dio cuenta de lo que estaba haciendo.

[Oh, lo siento! Um… Sólo sígueme!]

Le resultó difícil mirarla a los ojos, así que se dio la vuelta y empezó a caminar hacia su destino.

[¿Eh?]

Al sintió un tirón en la manga.

Miró y vio a Sharon agarrarse y apartar tímidamente su mirada. Ella estaba siendo la clase de chica tímida que nunca esperarías ver moviendo una espada larga.

[N-No me malinterpretes. No creo que me perdería. Yo sólo…] El suave tirón de Sharon en la manga tranquilizó a Al. [Vamos!]

Rápidamente se puso en camino para ocultar su vergüenza con Sharon a remolque. Sentía que recordaría esta escena por el resto de su vida.

[Al, no me estás llevando a un lugar abandonado para algo malo, ¿Verdad?]

Sharon le miró con desprecio. Su sospecha era comprensible. Con el crepúsculo descendiendo sobre la ciudad, Al la estaba arrastrando por calles ahora vacías y llenas de tiendas que cerraban por la noche.

[Aquí es!]

[¿Este es el lugar que querías mostrarme?]

Ante ellos yacía un conjunto de escaleras de piedra que serpenteaban por el lado de la muralla de la ciudad.

[No, tenemos que subir estas escaleras primero.]

Al comenzó a subir las escaleras de inmediato. Después de un momento de vacilación, Sharon hizo lo mismo.

[¿Adónde me llevas?]

Sharon seguía detrás de Al, que prácticamente estaba saltando por las escaleras. [Ya casi llegamos!]

La cara de Al se iluminó cuando llegaron a la cima. [Estamos aquí!]

Al señaló hacia el paisaje de la ciudad que tenían ante ellos, ofreciendo a Sharon la vista más escénica de toda la capital.

[Wooow! Es precioso!]

El cielo estrellado de la noche estaba iluminado por el suave resplandor de las luces de la ciudad. La vista trajo calor a los corazones de Al y Sharon en la fría noche de Althos.

[Sabes, hay algo en lo que he estado pensando. Bajo cada una de esas luces parpadeantes hay gente viviendo sus vidas. Se ríen, lloran y pelean, pasando sus días como nosotros.]

Publicidad M-M5

Los ojos de Al brillaban de asombro.

[El número de luces en este momento no se compara con el número de estrellas en el cielo. Pero un día, estas luces superarán en número a las estrellas. Espero llenar mi reino con más luces cálidas de las que uno puede contar, todas parpadeando felizmente, sin importar su estatus social. Ya sean ex-esclavos o de la realeza, quiero que cada uno brille tan brillantemente como los demás. Ese es mi sueño.]

La voz de Al se quebró un poco mientras relataba avergonzado su sueño. Sólo se lo había dicho antes a su hermana y a nadie más. No sabía por qué sentía la necesidad de compartir su sueño con Sharon, pero sabía que no se arrepentiría.

[Liberar a todos los esclavos… Creo que es un sueño maravilloso.] Murmuró Sharon, hipnotizada por la ciudad debajo de ella.





¿Quizás se lo dije porque esperaba esa respuesta?

Su corazón dio un latido. Nunca pensó que encontraría a otra persona que compartiera su sueño.

Desde que su madre y su hermano murieron, todos rechazaron su sueño de verdadera igualdad. Aunque alguien lo aceptara, huirían cuando descubrieran que Al era el huésped del Rey Demonio. Incluso había habido ocasiones en que se le acusaba de ser la marioneta del Rey Demonio. Ni siquiera su querido amigo Jamka podía compartir su sentimiento. Pero Sharon era diferente. Ella no sólo aceptó su sueño, sino que lo encontró admirable.

¿Me ayudará a hacer realidad mi sueño?

[Sharon, yo…]

Sus palabras estaban atascadas en su garganta al ver los ojos tristes de Sharon. Su sonrisa agridulce y su aspecto frágil mientras miraba el cálido paisaje de la ciudad era muy diferente a la chica alegre con la que Al pasó el día.

[Es maravilloso. Es aún más hermoso que Freiya.]

Después de escuchar ese cambio de tema, Al tuvo que hacer una pregunta de la que no quería escuchar la respuesta.

[¿Quieres ir a casa?]

Tenía la intención de hacer que sonara como una simple charla. [No, no quiero ir a casa!]

Pero no funcionó. Sharon atacó a Al. [Freiya no es mi país… No es mi hogar.] Se mordió el labio en frustración.

[Yo, um… No nací en la familia real Freiya. Soy una chica de una tribu pequeña que su ejército destruyó. Aplastaron a mi tribu y me tomaron como esclava.]

Su cara era blanca como la porcelana, y sus ojos estaban desprovistos de vida.

[El rey de Freiya me adoptó sólo porque era compatible con la reliquia de las Valquirias, pero me tratan como a un parásito que se aprovecha de su país!]

Sharon agitó la cabeza al recordar su doloroso pasado.

Al no sabía qué decir, así que siguió escuchando aturdido.

[No soy más que una marioneta. Una marioneta a la que llaman Diva. Un títere que se ve obligado a cumplir obedientemente las órdenes de su amo. Así que vine a esta ciudad fingiendo cumplir sus órdenes.]

Enterró su cara en el pecho de Al.

[Odio ese lugar. Odio ser una marioneta. Así que, aunque signifique usar el poder del Rey Demonio, quiero cumplir mis sueños y abolir la esclavitud en este mundo. Quiero finalmente vivir mi propia vida…]

Poco a poco, Al se fue dando cuenta. Sabía entonces por qué sus ataques parecían más lentos y aburridos de lo que cabría esperar de una diva, por qué parecía que sus ataques no tenían ninguna intención, por qué ella sólo lo atacaba una vez al día y por qué tenía que idear planes tan descabellados para asesinarlo, aunque todavía sentía que sus métodos subrayaban algunos aspectos cuestionables de su personalidad. Todo lo que había hecho en Althos desde su llegada era indicativo de su pasado. Sus intentos de asesinato nunca tuvieron éxito. Deseaba seguir fracasando para retrasar lo más posible su regreso a Freiya.

Si tengo razón, estoy seguro de que podría hacerme amigo de ella.

Publicidad M-M1

[Si ese es el caso, entonces…]

Puedes quedarte aquí todo el tiempo que quieras. Al no pudo terminar su frase en voz alta después de ver la mirada solitaria en la cara de Sharon.

[Pero por ahora no tengo más remedio que seguir siendo su marioneta. Si me ordenan volver a casa, entonces debo obligarme.]

[¿Huh? ¿Ellos…?]

El corazón de Al dio un vuelco.

¿Qué acaba de decir?

Emociones desconocidas se arremolinaban alrededor del corazón de Al. Su mente estaba a punto de desmoronarse mientras escuchaba la vertiginosa revelación de Sharon.

Sharon se volvió hacia Al, su habitual sonrisa decidida no se encontraba en ninguna parte. Con los ojos en blanco, dio el golpe final.

[Al, voy a volver a Freiya.]

Senka no Maihime Volumen 1 Capitulo 3 Parte 1 Novela Ligera

 

Al trató de responder, pero su garganta era un árido páramo. Se obligó a tragar, pero no tenía nada en la boca para tragar. Y las malas noticias de Sharon estaban lejos de haber terminado.

[Ayer recibí una carta de Freiya. Mi padrastro me dijo que dejara de asesinarte y volviera a casa de inmediato.]

Esa debe haber sido la carta que Lilicia le dio a Sharon durante el almuerzo de ayer.

[Um… ¿Cuándo te irás?]

Al trató de actuar calmado y sereno, pero su constante inquietud delató su agitación. [En dos días.]

[¿Dos días!?]

Al gritó sorprendido.

[Tan pronto, ¿Huh? Wow… Bueno, eres libre de quedarte en el castillo y divertirte hasta entonces, aunque tu misión aquí haya terminado.]

Estaba completamente en conflicto, y no tuvo tiempo para calmarse y poner sus pensamientos en orden. Debería haber estado encantado de librarse de la amenaza que lo ha estado acosando, pero aun así le ofreció divertirse mientras ella permanecía allí.

Sharon dudó por un momento, pero finalmente cedió.

[Gracias, me gustaría mucho… quiero decir, supongo que me quedaré hasta entonces si realmente quieres.]

Dijo Sharon. Luego se puso seria de nuevo.

[Al, se supone que esto es un secreto de estado, pero debería decirte algo. El Imperio parece estar detrás de Althos.]

A Al no le sorprendió esa información. Estaba claro que, tras la adquisición de la Ciudad Libre de Labona, su próximo objetivo sería el frágil y en declive Althos.

[Mi padrastro escribió que esperan que el Imperio ataque Althos pronto. No quiere que me vea envuelta en la guerra, así que me está sacando.]


Al recordó a los esclavos que habían sido transformados a la fuerza en abominaciones, haciéndolo aún más agitado.

[Pero Al, yo…]

Publicidad M-M4

[Dejará mi muerte en manos del Imperio y barrera con todo mientras se recuperan del conflicto, ¿Huh? Es un plan bastante bueno.]

[¿Huh?]

[Envía a su propia hijastra a jugar con nosotros, y luego se retira en el momento en que algo no va según lo planeado. Nunca pensé que el rey de Freiya sería tan cobarde.]

[Al… Eso está un poco fuera de lugar…]

Sharon dijo, tomando personalmente los comentarios de Al. [Nada cambiará si lo digo bien. Sólo lo digo como es.]

Al se ponía más nervioso cuanto más hablaba. Expresó su frustración a la chica confundida que tenía ante él.

[Quiero decir, ¿Qué quieres que haga!? Vienes a mi país e intentas matarme todos los días, luego usas a Jamka como excusa para arrastrarme por la ciudad y ahora te despides como si nada. ¿Cómo se supone que voy a responder?]

Al se dio cuenta de que estaba siendo irracional, pero estaba dejando que su frustración se apoderara de él. Antes de que se diera cuenta, los ojos ardientes de Sharon se llenaron de lágrimas.

[Al, lo siento…]

Sharon se dio la vuelta y corrió antes de que Al pudiera reaccionar. [Genial… La he cagado de verdad.]

Publicidad G-AB



Sus hombros se inclinaron mientras veía a Sharon irse. Se dio cuenta demasiado tarde, por su mirada triste y sus ojos llorosos, que él no era el único herido por este desarrollo.

[Maldita sea!]

Enfurecido, dio una patada en la pared lo suficientemente fuerte como para hacer una mueca de dolor.

[Que le den a este día.]

Fue a mitad de la noche antes de que se diera cuenta. La ciudad que tenía debajo parecía mucho más solitaria que antes, ya que las luces parpadeantes se apagaban una a una.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios