Senka Maihime (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: Sueños y Desesperación

Parte 5

 

 

La mirada de Jamka vaciló durante un segundo, pero rápidamente recuperó la compostura.

[Estás diluyendo tu rechazo, dándole la línea de ‘seamos amigos’!] Jamka se quitó a Al de encima y se levantó.

Publicidad G-AR



[Ah!]

Al se estrelló contra Sharon detrás de él y cayó al suelo con ella. Jamka aprovechó la oportunidad para correr de nuevo hacia la ventana, pero se detuvo un segundo antes de escapar.

[Al, déjame advertirte. Si sigues diciendo tonterías la próxima vez que nos crucemos, entonces…]

Jamka desapareció en la oscuridad antes de terminar su oración. Al sólo pudo ver la espalda de su amigo antes de irse.

[Al, ¿Deberíamos perseguirlo?]

Publicidad G-M3



Preguntó Feena. Sin embargo, sus palabras no llegaron a Al. [Por que, Jamka… ¿Por qué?]

Al golpeó repetidamente su puño contra el suelo, destrozado por sus conflictivos sentimientos.

***

 

 

Al día siguiente, Al estaba trabajando en su oficina como de costumbre. Para la mayoría de los transeúntes, él aparecería como el mismo rey diligente de siempre.

[Se está presionando a sí mismo.] [Lo está haciendo muy bien.] [Oh Dios. Esto no es bueno.]

Feena, Lilicia y Cecilia estaban detrás de la puerta ligeramente abierta, espiando. Sharon se paró más atrás en el pasillo con los brazos cruzados, perdida en sus pensamientos.

[Supongo que le animaré con esto.]

Ruborizada un poco, Cecilia comenzó a desatar el hilo que unía su blusa. [Para. Una vez leí que repetir la misma rutina es malo. Yo me encargaré de él.]

Feena se levantó la falda y dio un paso adelante, pero Cecilia la agarró por el cuello justo antes de poder abrir la puerta.

[Querida, Feena. Sólo quiero que sepan que robar el trabajo de un funcionario del gobierno es un delito grave en Althos, castigado con la muerte.]

[Está bien, mi querida hermana. Lo pondré en marcha en un santiamén. Al menos, cierta parte de él.]

[¿Qué fue eso!? No esperaba tanta vulgaridad de ti. Y corrígeme si me equivoco, pero no recuerdo haberme convertido en tu hermana.]

Ignorando el agarre de Cecilia sobre su cuello, Feena miró directamente a los ojos de Cecilia.

[Oh, ¿Te gustaría probarme?] Dijo Cecilia, burlándose de Feena. [No perderé contra ti.]

Sus sonrisas eran tan frías como sus miradas.

[Discúlpenme, pero se delatarán si discuten frente a su puerta.] Dijo Lilicia.

[Pero entonces, ¿Qué hacemos con Al?]

Una sombra roja se acercó a Cecilia por el rabillo del ojo mientras consideraba sus opciones.

[Sharon, espero que no intentes robarme el trabajo como Feena.] Sharon se dio la vuelta y miró a Cecilia con tristeza en los ojos. [Lo siento, pero hoy no estoy de humor.]

[Usar esa cara es trampa… Muy bien, adelante.]

Dijo Feena, respondiendo en lugar de Cecilia. Feena se dio cuenta de que Sharon tenía algo serio que decirle a Al.

Publicidad G-M1



[Gracias.]

Después de un profundo respiro, Sharon les mostro a las otras chicas una sonrisa solitaria y luego irrumpió por la puerta, dejando atrás su triste estado de ánimo.

Publicidad G-M2



[Hey, Al, ¿Estás libre?]

Sharon se paró en la puerta con una sonrisa radiante en su rostro. Sin embargo, Al la despidió con una sola mirada y silenciosamente volvió al trabajo. La visión de Sharon irrumpiendo ante él solía hacer que Al corriera en busca de refugio, pero esta vez ni siquiera se acobardaba.

[Al menos dame una respuesta!]

Sharon se acercó amenazadoramente al escritorio de Al, pero aun así se negó a apartar los ojos de su trabajo. Sin embargo, eso no disuadió a Sharon.

[Um… quiero hablar de algo, así que, bueno… ¿Quieres tener una cita hoy?] [No, no particularmente.]

Al derribó a Sharon sin siquiera echarle un vistazo.

[Vamos, ¿Por qué no? No tuvimos oportunidad de comer más pastel anoche como prometiste!]

Al se puso tenso mientras escuchaba a Sharon regañarlo.

Las otras chicas miraron a Sharon desde detrás de la puerta. Nunca se habrían atrevido a mencionar el incidente de la noche anterior, pero Sharon no era como ellas. Ella siguió adelante, indomable.

[Así que técnicamente, rompiste tu promesa anoche! Pero te perdonaré si me llevas a la ciudad. No te preocupes, te prometo que no intentaré asesinarte hoy.]

Sharon dijo esa última parte con una risita, pero al no ver ninguna reacción de nuevo, se puso seria.

[Al, ¿Realmente crees que esconderte en tu habitación cambiará algo? ¿Crees que la mente de Jamka va a cambiar por sí sola? Si realmente no sabes qué hacer, entonces cállate y ven conmigo.]

Al y las chicas quedaron impresionadas por el apasionado discurso de Sharon. Se las arregló para tocar un acorde en el corazón de Al.

[Está bien, de acuerdo. Necesito un cambio de ritmo, de todos modos.] Derrotado, Al suspiró y sonrió amargamente, y luego se levantó de su escritorio.

[Sí, ese es el espíritu! No intentaré nada raro hoy, así que será mejor que me hagas pasar un buen rato!]

Sharon dio un paso adelante, agarró el collar de Al y comenzó a arrastrarlo hacia la puerta.

[Vamos!]

[Hey, espera! Todavía estoy en pijama! Déjame al menos cambiarme!]

Sharon hizo caso omiso de sus quejas y lo arrastró como una madre arrastra a su hijo cuando está haciendo un berrinche. Así, partieron hacia la ciudad.

[Hey, ¿Adónde me llevas?]

Sharon arrastró encantada a Al hasta las puertas del castillo.

***

 

 

Me está haciendo quedar como un tonto.

Publicidad M-M1

Aquí estaba, caminando con su potencial prometida en una cita, excepto que no era con las manos o los brazos unidos como en sus sueños, sino con Sharon jalándolo por la muñeca.

[Allí!]

Sharon finalmente se detuvo, cogiendo a Al por sorpresa. Él la miró con desprecio, y ella le devolvió la mirada con una sonrisa descarada. Estaba mucho más relajada de lo habitual, incluso teniendo en cuenta su promesa de no intentar asesinar a Al por un día.

Afortunadamente, ella lo había dejado cambiarse antes de abandonar el castillo. Al usaba su ropa habitual de la ciudad, mientras que Sharon había tomado prestado un lindo vestido de Lilicia. Los dos parecían una pareja perfectamente normal mientras caminaban con los brazos entrelazados.

Espera… Es la primera vez que camino por la ciudad con una chica que no sea Cecilia,

¿No?

Al se puso nervioso al darse cuenta de eso. Un incómodo silencio cayó sobre ellos mientras caminaban a través de la puerta del castillo. Ese silencio se mantuvo firme hasta que llegaron a la calle principal, tras lo cual Sharon forzó una tos e intentó entablar una conversación.

[¿Estás bien?]

[S-Sí, estoy bien.] [Oh, de acuerdo.]

Y así concluyó su conversación.

Esto es muy incómodo.

Podían insultarse el uno al otro todo el día, pero cuando se trataba de una conversación ordinaria, estaban completamente perdidos. Al se devanó los sesos para encontrar una forma de poner fin al incómodo silencio. Pero las calles estaban casi vacías, y las flores del camino ni siquiera estaban floreciendo. No había nada.

¿Por qué no puedo encontrar nada de qué hablar?

Sharon caminó un paso detrás de Al. Estaba buscando desesperadamente un tema de conversación. Vio cómo Al miraba al cielo y notó el clima despejado, y supo lo que eso significaba. Al aclaró su garganta e iba a desplegar su plan maestro cuando Sharon lo interrumpió.

[Wooow! Mira todas estas tiendas!]

El grito de Sharon rompió por fin su silencio. Sin ser perturbada por la torpeza anterior, Sharon miró admirada alrededor de la plaza central. Ella estaba disfrutando genuinamente mientras disfrutaba de las vistas de la ciudad. Pocos otros países podían igualar la variedad de tiendas, y las sonrisas aquí eran inigualables. La animada plaza central de Althos fue uno de los mayores motivos de orgullo de Al.

[Hay tantos! Puede que ni siquiera podamos visitarlos todas hoy!] [Espera, ¿Estás planeando visitar todas?]

La emoción de Sharon era contagiosa. Al se encontró genuinamente divirtiéndose. [Ah!]

Al se sorprendió al darse cuenta de que, a pesar de estar abatido hace unos momentos por la partida de Jamka, de alguna manera se había olvidado de todo esto mientras Sharon lo envolvía con su entusiasmo.

Huh. ¿Realmente soy tan simple?

[Entonces, ¿Por dónde quieres empezar?]

Me pregunto si se está forzando a estar alegre para hacerme sentir mejor.

Publicidad G-M3



[¿Hm? ¿Hay algo en mi cara?]

Se vio mirándola fijamente, pero negó con la cabeza y forzó una irónica sonrisa.

No, no hay forma de que sea tan observadora e inteligente. [Acabas de pensar algo increíblemente grosero, ¿No?] Sharon se inclinó y entrecerró los ojos.

Buscaba desesperadamente una salida, pero sólo podía encontrar una solución posible. [Vamos a comer algo!]

Seguramente el camino al corazón de Sharon sería su estómago, pensó Al. [Me perdí el almuerzo, así que comer fuera suena perfecto! ¿O estás llena?] […De acuerdo. Vamos.]

Avergonzada por su propia glotonería, las mejillas de Sharon se ruborizaron. Al había dado en el clavo con su propuesta.

[Bueno, entonces busquemos un buen lugar para brochetas! Me muero por un poco!] Al marchó delante de Sharon. Ella jadeó, corriendo para alcanzarlo.

[¿Hm? Dudo que tengas que preocuparte por perderte en esta multitud. Está bien si te quedas un poco atrás.]

[¿Eh!? ¿Qué quieres decir con eso? Sólo me estoy asegurando de que no te pierdas!] Sharon se dio la vuelta, haciendo pucheros.

[Quiero decir, esta es la capital de mi propio país, así que…]

En realidad, no importa. Evitemos los argumentos inútiles de hoy.

La nariz de Sharon de repente captó el aroma de las deliciosas brochetas, cambiando su estado de ánimo en un instante. Ella agarró a Al y lo llevó a la fuente.

[Al, Al, mira! ¿Qué están vendiendo allí? ¿Y ahí!?]

Con una brocheta en una mano y la ropa de Al atrapada en la otra, Sharon estaba de nuevo tirando de Al con entusiasmo.

[Demasiado para un día de relajo en la ciudad!]

Al se quejó, pero lo hizo con una sonrisa. Sharon lo arrastró a una gran variedad de restaurantes. Hacían poco más que caminar y comer, pero él seguía divirtiéndose. Comieron brochetas, bizcochos, sándwiches y hasta sopa extra picante. Ahora era el final de su frenesí alimenticio. Caminaron por el pueblo, disfrutando de unas albóndigas.

[Wow, estoy llena. Eso estuvo bien!]

Dijo Sharon con una sonrisa de satisfacción. Acababa de terminar su última albóndiga, que había sido al menos dos veces más grande de lo normal.

Ha pasado un tiempo desde que tuve la oportunidad de pasear por la ciudad. Y no creo que haya comido tanto antes.

Al no pudo evitar relajarse un poco al ver la sonrisa de Sharon. Sin ningún objetivo en particular, continuaron vagando por la ciudad mientras digerían toda la comida que habían comido.

Publicidad M-M4

[Ah, eso estuvo muy bien!]

A Al le pareció extraño lo insignificantes que parecían sus propios problemas cuando miró la sonrisa encantada de Sharon.

[¿Hm? ¿Qué pasa?]

[Ah, nada. Nunca te había visto sonreír así antes.]

Con él en un estado de ánimo tan relajado, Al fue totalmente honesto con Sharon. [¿Eh!? Sonrío mucho! Soy una chica alegre! En serio…]

Sorprendida, Sharon miró hacia otro lado con las mejillas de color rojo brillante. Un silencio cayó sobre los dos después de eso. Parte de Al quería escapar de esa incomodidad, mientras que otra parte deseaba que pudieran caminar juntos para siempre.

[Entonces, ¿Qué hacemos ahora?]

Publicidad G-M3



Al cambió de tema y se dirigió a Sharon. [… ¿Sharon?]

Pero ella no estaba en ninguna parte para ser vista. [¿Adónde se fue?]

Al escudriñó a la multitud, buscando cualquier rastro de ella. [Ahí está!]

Estaba parada en uno de los puestos cercanos.

[¿En serio? ¿Más comida? Mira, estoy lleno. No puedo comer más.] Mientras caminaba hacia Sharon, se dio cuenta de que algo estaba mal. [Hey, Sharon, esto no es…]

Sus instintos estaban bien; algo estaba muy mal aquí. El puesto que tenía al lado… no vendía comida… Era un puesto callejero lleno de gente que vendía llamativos pendientes, anillos, collares, pulseras y mucho más. En otras palabras, era una joyería ordinaria.

[Sharon, creo que deberías saber… Esto no es comida…] Dijo Al con voz vacilante.

[Claro que lo sé! ¿Qué? ¿Crees que sólo me interesa la comida?] Claramente sorprendido, Al miró asombrado a Sharon.

Espera, ¿Realmente tiene otros intereses además de la comida? [Acabas de pensar algo grosero sobre mí otra vez, ¿No?] Sharon se mofó de Al.

[Oh, uh, no, por supuesto que no… Oh, lo sé! Te comprare algo de aquí! Elige lo que quieras!]

Publicidad G-M3



Al hojeó la mercancía, y luego se detuvo cuando encontró un ornamento para el cabello que le era familiar. Sharon lo notó al mismo tiempo.

[Hey, eso es…]

Se parecía mucho al ornamento que Sharon le había dado a Al durante su negociación con el traficante de esclavos.

[Es como el que tenías, ¿Verdad? ¿No era importante para ti?]

Recuerdo que mencionó que se lo regaló alguien.


[En realidad no. Sólo fue un regalo. Esta me llamó la atención por un segundo, eso es todo. Aunque este parece mucho más barato que el que yo tenía.]

Al podía sentir la mirada del dueño de la tienda sobre ellos. No parecía gustarles que Sharon llamara a su producto una imitación barata.

[Vamos, Sharon.]

Él agarró su muñeca y se fue antes de que el dueño pudiera acercarse a ellos y quejarse. [Espera, por qué! Todavía estoy…]

Ignoró la protesta de Sharon y rápidamente se fue con ella.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios