Senka Maihime (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: Sueños y Desesperación

Parte 4

 

 

Abrió las ventanas y sin pensar miró hacia afuera para ayudar a calmar su mente. [Los árboles se están interponiendo en el camino de las estrellas…]

Debido a la escasa mano de obra de Althos, el mantenimiento del castillo había sido descuidado durante años, y los árboles desbordados bloqueaban la vista de Al del cielo nocturno. No había estado planeando mirar las estrellas cuando se levantó de la cama, pero ahora que su vista estaba bloqueada, eso era todo lo que quería hacer. Ese era el tipo de hombre que Al era.

Publicidad M-AR-2

Se asomó por la ventana y movió las ramas para despejar la vista. Pero mientras se acercaba, algo se disparó hacia su cabeza y golpeó la pared detrás de él.

[¿Quién está ahí?]

Al saltó a un lado y se asomó por la ventana para ver a su atacante, usando la pared como cubierta. Otro proyectil pasó volando junto a él, casi sin ver su cara. Era una flecha de plata. El agresor de Al claramente lo quería muerto.

[He estado esperando tu intento de asesinato diario. Esta vez estás tratando de agujerearme, ¿Huh?]

Los pensamientos de Al se dirigieron inmediatamente a cierta chica de ojos carmesí. Sus intentos habían sido bastante descuidados, pero esta vez parecía que iba en serio. Al cerró cuidadosamente la ventana mientras permanecía fuera de la vista, sospechando que Sharon no querría provocar la ira de Cecilia rompiendo la ventana.





Al sospechaba que estaba equivocado. El asesino irrumpió por la ventana, empeñado en acabar con la vida de Al. Su identidad estaba oculta por una capa negra y un paño alrededor de su cara.

[Oh, vamos. ¿Por eso no viniste a cenar? Espero que estés lista para explicarte a Cecilia y—]

Al se detuvo a mitad de la frase al mirar más de cerca a su agresor.

Espera, ¿Sharon siempre fue más alta que yo? Y estoy seguro de que tampoco era tan fornida.

*Woosh!*

Aprovechando la confusión de Al, el asesino saco un cuchillo grande que había sido atado a su pecho e intento golpear la garganta de Al.

[Whoa! Cuidado!]

Al apenas pudo detectar la trayectoria del cuchillo en el cuarto oscuro y esquivó hacia atrás. Eso lo convenció; no había manera de que Sharon lo atacara.

[Si no eres Sharon, entonces debes ser un asesino de verdad!]

Al chasqueó su lengua y bajó su postura, preparándose para la batalla. Mantuvo una distancia de unos cinco metros, manteniendo al asesino fuera de alcance. Una gruesa tensión llenó la habitación mientras ambos consideraban sus siguientes movimientos.

La única arma aquí es una espada decorativa en la pared, y está demasiado lejos. Yo no llegaría allí.

La espada estaba a solo unos pasos, pero el asesino estaba demasiado cerca para que Al hiciera un movimiento.

En ese momento, alguien llamó a su puerta. [Al, ¿Estás despierto?]

Era Sharon, llamando a Al en el momento perfecto. Pero su voz era plana, desprovista de su habitual tono seguro de sí misma. Al dejó de lado su malestar y gritó a todo pulmón sin apartar los ojos de su atacante.

[Sharon, nos están atacando! Corre!]

Al se dio cuenta inmediatamente de su error. Conociendo la personalidad de Sharon, habría sido más prudente no decir nada sobre el ataque. Pero ahora…

[Hey, Feena! Yo soy el asesino aquí! Hey, ¿Por qué no se abre?]

Sharon nunca prestó atención al peligro. Derribó a patadas la recién reparada puerta con un golpe y se dirigió hacia el asesino antes de detenerse sorprendida.

[Espera, esa no es Feena!]

[¿Esa persona enorme vestida completamente de negro se parece a Feena?]

El agresor de Al era demasiado alto y fornido para ser Feena. Al planeaba no decirle a Sharon que sospechaba que era ella al principio.

[¿Así que es un asesino de verdad!?]

Al asintió. Se preguntó por qué Sharon escogió este momento exacto para visitarlo, pero no tuvo el lujo de preguntar. Pero por la razón que sea, esta fue la primera vez desde su llegada que no tenía su fiel espada larga con ella.

Sin embargo, eso no iba a impedir que entrara en acción. [Al, voy a tomar prestado esto!]

Rápidamente cogió la espada de la pared. Su habilidad para manejar situaciones de vida o muerte era evidente por su rápido juicio. Con dos amenazas en la sala, el asesino fue puesto a la defensiva e incapaz de reaccionar.

[No es lo mejor, pero es mejor que nada.]

Apoyó la espada sobre su hombro y miró al atacante como un animal salvaje. Sharon estaba lista para la batalla.

[Prepárate!]

Publicidad M-M4

Ella fortaleció su agarre y saltó hacia el asesino, pero se encontró con un cuchillo volando hacia ella antes de poder alcanzarle. El atacante había leído los movimientos de Sharon.

[Esto no es nada!]


Con un golpe de su espada, tiró el cuchillo, pero el asesino tenía más de donde venía. [Mierda!]

Otro cuchillo siguió de cerca al primero, con la misma velocidad y trayectoria. Volaba directamente hacia la indefensa Sharon, todavía en el aire y recuperándose del golpe anterior.

[Gah!]

*Clank!*

El cuchillo la golpeó en la cara. Pero sonó un sonido sordo, como si el cuchillo hubiera golpeado un objeto duro.

[Sharon!]

Por un momento, el tiempo se congeló para Al. Le gritó a Sharon, ahora tirada en el suelo.

[Estoy fien!]

Su voz tembló. Se levantó y forzó una sonrisa. [Sus frucos no funchionaran en mí!]

Uno ciertamente esperaría que no, para una Diva!

Se giró hacia Al, mostrando el cuchillo que se había clavado en la boca antes de esculpirlo al suelo y volverse hacia el asesino.

[No eres tan malo. Supongo que yo también tendré que ponerme seria. Si no quieres venir a mí, entonces te llevare la diversión!]

[Bola de hielo… Destrúyelo!]

Sharon se adelantó, pero una inesperada voz la interrumpió antes de que pudiera moverse.

Desde el pasillo, Feena disparó un trozo de hielo del tamaño de un puño a través de la pared, justo hacia el asesino. Fue un nivel inusual de imprudencia que sorprendió incluso a Al.

[Tch…]

Publicidad M-M1

El asesino esquivó tranquilamente a un lado. Pero era algo que Feena había anticipado. Envió otra bola de hielo atravesando la pared hacia su objetivo, solo para que volviese a ser esquivada.

Al menos el trayecto entre mi cama y el pasillo se ha reducido…

[No está mal… Es hora de ponerse serios.]

Feena apareció tras el muro destruido y concentró su poder. [Alto! ¿Quieres destruir todo el castillo?]

Al le gritó.

Publicidad G-M2



[Oh. No, no lo sé.]

[Ni siquiera estabas pensando, ¿Verdad?]

[Por supuesto que sí. Sobre el almuerzo de mañana, por ejemplo…] Tímida, Feena rompió el contacto visual con Al.

[Eso es algo que Sharon diría! De cualquier manera, concéntrate en la pelea!] [Deja de jugar y ayúdame! Y para que conste, no estoy pensando en comida 24/7!]

Sharon seguía enfrentándose al asesino en la esquina de la habitación. Al quiso replicar que no estaban jugando, pero entendió que Sharon debía estar frustrada por no poder ir con todo, luchando en este estrecho espacio.

[Estás empezando a cabrearme de verdad!]

Publicidad G-M3



Sharon blandió la espada decorativa, apuntando al flanco del asesino. El asesino apenas se apartó a tiempo.

Sharon siguió atacando, y el asesino contraatacó implacablemente en cada oportunidad. Con la forma en que se mantenía al día, estaba claro que era un veterano.

En medio de esa feroz batalla, Sharon retrocedió unos pasos y habló con Al sin apartar la vista de su objetivo.

[Además, Al, tenemos que hablar más tarde. ¿Quieres comer algo después de esto? Me salté la cena, así que tengo mucha hambre.]

¿Es realmente el momento para esto? Hay un asesino entrenado intentando asesinarnos! ¿Qué pasa con estas divas?

Mientras hablaban, Feena disparó otra bola de hielo, ésta hundiéndose en el suelo a los pies del asesino.

[Espera, ¿Lilicia no te trajo la cena?]

Al incluso recordó haberle pedido a Lilicia que la trajera más de lo habitual.

[Oh, um… Quiero decir…! No terminé mi postre en el almuerzo, así que tengo antojo. Así que, si estás libre, ¿Te importaría unirte a mí después de esto?]

Sharon fue enfática en pasar tiempo con Al.

Qué extraño… ¿Está planeando otro torpe intento de asesinato? De la sartén al fuego,

¿Huh?

Feena se unió a la conversación, tomando un descanso de disparar bolas de hielo.

[Quiero un poco de té, así que me uniré a ti.]

[Estabas bebiendo té cuando bajé al comedor hace un rato! Debes estar goteando té de tus oídos ahora mismo!]

[Sharon, engordarás si comes demasiado de noche.]

Sin preocuparse por el peligro mortal en el que estaban, las dos Divas tuvieron otra pelea.

[Concéntrate ya en el asesino! Te daré todo el té, la comida y lo que quieras más tarde, pero terminemos con esto primero! Por favor!]

Al podía oír al asesino reírse un poco desde debajo de su capucha. [Oh, más vale que creas que voy a aceptar esa oferta!]

Publicidad G-M2



[Lo mismo.]

Publicidad M-M5

Con su conversación terminada, Sharon corrió hacia delante con tanta fuerza que el suelo se hundió un poco por debajo de ella. Y en perfecta sincronización, Feena soltó su siguiente ataque.

El asesino estaba completamente acorralado. Intentó detener el ataque de Sharon, pero ella lo atravesó, rompiendo su cuchillo por la mitad en el proceso. El asesino intentó escapar hacia atrás, pero Sharon se adaptó perfectamente a su movimiento y aterrizó con un fuerte ataque en su hombro.

[Tch! Tan cerca.]

Habiendo estado a punto de dar el golpe fatal, Sharon chasqueó su lengua frustrada. Sin embargo, había quedado claro que las Divas tenían una ventaja abrumadora.

[Esto no va a funcionar.]

Dijo el asesino. Finalmente se había dado cuenta de que estaba en grave desventaja. Les arrojó el cuchillo destrozado como distracción, esquivó el siguiente ataque de Feena, y luego escapó por la ventana.

[No, no lo harás!]

Al atacó al atacante por el costado antes de que pudiera escapar, tirando a ambos al suelo.

[¿Intentas huir después de irrumpir aquí y destrozar mi habitación? Quiero decir, supongo que la mayoría de eso lo hicieron las chicas… pero aun así! No te dejaré escapar sin una buena paliza!]

Al se puso a horcajadas sobre el asesino y levantó el puño, pero la máscara del asesino estaba atrapada en su manga.

[¿Qué!?]

La cara del asesino detuvo a Al en su camino. No podía creer lo que veían sus ojos. [Es una broma de mal gusto… ¿Jamka?]

Preguntó Al con su voz temblando. Al debería haber tenido la ventaja, pero su fuerza le había abandonado al ver la cara de su atacante.

[No es una broma. Yo… No puedo aceptar tu sueño.] Las frías palabras de Jamka golpearon duro a Al. [¿Qué? ¿Por qué?]

[¿Por qué!? ¿Tienes idea de lo que les pasó a los esclavos que liberaste de Freiya? No tienen dónde vivir! Se están muriendo de hambre en las calles! Fueron forzados al crimen sólo para comer, sólo para terminar ejecutados por nuestros guardias!]

[Pero, yo sólo estaba…]

Al no sabía nada de las dificultades por las que pasaban los esclavos que había liberado. Pensó, al ser liberado de sus cadenas, que todos llevarían vidas felices. Pero el hecho es que ni él ni Althos eran lo suficientemente fuertes para salvar las almas por las que tanto luchó.

[¿Estabas qué? A ti y a tu reino les falta el poder para hacer realidad su sueño.]

Jamka escupió amargamente cada palabra. Se culpó a sí mismo tanto como culpó a Al. [Incluso si pudieras hacer tu sueño realidad, ¿Entonces qué? ¿Qué viene después?

¿Quieres tratar a todos por igual? ¿Realeza, nobleza, ciudadanía y esclavos liberados en

igualdad de condiciones?]

Jamka había cesado su lucha física contra Al, pero sus palabras dolían más que cualquier ataque.

[Sí… Los trataré a todos por igual!]

Fortaleciendo su corazón golpeado y devolviendo apasionadamente la mirada de Jamka, Al luchó con renovado vigor en su voz. No tenía base para su afirmación, pero estar de acuerdo con Jamka habría significado tirar por la borda su sueño, que no podía dejar que ocurriera a cualquier precio. Jamka no podía soportar ver los ojos brillantes de Al llenos de determinación.

[¿Entonces eso significa que te casarías con un esclavo liberado? ¿Te casarías con mi hermana, Brusch?]

[¿Qué!?]

A Al le sorprendió la repentina pregunta de Jamka.

Publicidad M-AB

[Quiero decir, me gusta Brusch, en serio, pero el matrimonio…]

A pesar de tener dos candidatas para el matrimonio, Al no se veía a sí mismo casándose en un futuro previsible.

[Nunca te atreverías a hacerlo, ¿Verdad?]

Jamka interpretó la vacilación de Al como un rechazo a la idea de casarse con un esclavo.

[No! No se trata de si podría hacerlo. Sólo pienso en ella como una amiga, igual que tú!]

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios