Senka Maihime (NL)

Volumen 1

Capítulo 3: Sueños y Desesperación

Parte 3

 

 

[Ah, es cierto…] Dijo Feena.

Al y las Divas estaban disfrutando de un postre después del almuerzo: pastel de fresa, a petición de Sharon.

Publicidad M-AR-2

[¿Qué? Espero que no vayas a empezar otra discusión de nuevo.]

Respondió Al mientras se daba palmaditas en la barriga. Fue una respuesta inusualmente brusca para él.

[Aprendí algo sobre los cristales.] [Oh. ¿Qué has averiguado?]

Al inmediatamente cambió su actitud hacia ella. Trató de apresurarla mirándola directamente a los ojos, pero ella decidió mantener el suspenso por un poco más de tiempo y terminar su pastel antes de continuar.

[Gracias. Estaba bueno.]

Publicidad M-M3

Se limpió la boca con una servilleta y luego pasó al tema principal de la conversación.

[Los cristales son baratos. Puedes conseguirlos en cualquier parte. Lo interesante es lo que hay dentro…]

Feena sacó un pequeño frasco de su vestido y lo puso sobre la mesa. Dentro había un bulto rojo, como un cristal.

¿Estaba escondiendo ese frasco en su escote?

[¿Qué es esto?]

Sharon, después de haber terminado su segundo pedazo de pastel, se levantó alegremente y entró a hurgar en el frasco, pero Feena rápidamente le dio un bofetón en la mano.

[Hey! ¿Cuál es tu problema?]

La bofetada de Feena cogió a Sharon desprevenida y mató su humor alegre.


[Esto es probablemente lo que transforma a los esclavos en esos monstruos. No deberías tocarlo descuidadamente.]

[¿Qué? ¿Así que me convertiré en un monstruo también si lo toco?] [Aún no lo sé.]

La explicación de Feena alivió la ira de Sharon. Le repugnaba la idea de que una Diva se transformara en uno de esos monstruos. Su sorpresa y asco eran evidentes.

Al podía imaginárselo fácilmente — Sharon, el gorila pelirrojo, escalando alrededor del castillo y destrozando el lugar.

[Acabas de imaginar algo increíblemente grosero, ¿No?]

[Oh, uh, para nada!]

¿Qué? ¿Las Divas pueden leer los pensamientos del Rey Demonio o algo así? Si es así, adiós privacidad…

[Así que, Feena, cuéntanos más sobre los cristales.]

En un intento de esquivar la mirada omnisciente de Sharon, Al trató desesperadamente de volver a encaminar la conversación. Pero no recibió respuesta. En vez de eso, Feena miró en silencio al frente de Al, directamente al último pedazo de pastel de fresa que quedaba.

[¿Te gustaría esto?] Feena trago saliva.

[Puedes tenerlo más tarde.]

Esta vez, agitó suavemente la cabeza.

[¿No quieres continuar hasta que lo tengas?] Se escuchó otro fuerte trago de ella.


Eres tan mala como Sharon!

La miró con disgusto, pero ella no reaccionó.

[Bueno, está bien. Puedes quedártelo si… ¿Eh? ¿Qué pasa?]

Al empezó a deslizar el pastel hacia ella, pero Feena lo detuvo. [Aliméntame.]

[¿Disculpa?]

Cerró los ojos y abrió la boca. A pesar de que Al quería resistirse, la experiencia pasada le enseñó que era mejor si simplemente seguía el juego. Podía armar un escándalo todo lo que quisiera; aun así, perdería al final.

[Entiendo, pero primero tienes que contárnoslo todo.]

En cambio, decidió usar el pastel como moneda de cambio. Por supuesto, no creía que un simple trozo de pastel tuviera tanto valor.

[Hmm, déjame pensarlo.]

Feena se tomó un momento para considerar seriamente la propuesta. Ella miró hacia atrás y hacia adelante entre la mano de Al y su cara, como un cachorro cuyo dueño le dijo que esperara.

[Trato hecho.]

Sí! Gané!

Su inevitable destino sólo se retrasó, así que no fue un triunfo total, pero incluso una pequeña victoria fue suficiente para hacer feliz a Al.

[El cristal está encantado con tres propiedades mágicas—mejora física, ilusión y metamorfosis. Lo llamo un cristal mágico.]

Feena comenzó su explicación de inmediato. Al se sintió tentado a comentar sobre su poco imaginativa convención de nombres, pero este era un tema serio, así que decidió callarse.

[Esto es sólo una hipótesis, pero creo que los cristales mágicos son usados para transformar a su usuario basado en lo que ellos imaginan que es la cosa más fuerte o más aterradora que existe.]

Al recordó las abominaciones. Ciertamente parecían criaturas de un libro ilustrado. [Oh Dios. Nunca había visto magia como ésta.]

Agregó Cecilia.

[Yo tampoco. Tendré que estudiarlo más para entenderlo completamente.] Dijo Feena.

Las dos Divas, expertas en magia de sanación y destrucción respectivamente, inclinaron sus cabezas sorprendidas.

[Ya veo. Feena, continúa tu investigación. Brusch debería estar de vuelta en un día o dos. Podríamos aprender algo de ella también.]

Publicidad G-M2



Al sentir que no llegarían más lejos ese día, Al terminó la discusión allí.

Me pregunto por qué Jamka no ha venido a mí con su habitual aluvión de quejas todavía.

Feena casualmente puso el frasco que contiene el catalizador para transformarse en un monstruo de nuevo en su vestido.

[Oh Dios. ¿No es eso peligroso? ¿Es un simple frasco suficiente para contener eso?] Preguntó Cecilia, interrumpiendo los pensamientos de Al.

Publicidad M-M1

[No te preocupes. Eché un hechizo protector en el frasco.]

Feena hinchó un poco el pecho. Estaba bastante segura de su hechizo.

[Espera un segundo! Si le echaste magia protectora, ¿Por qué me diste una bofetada antes?]

Sharon se enojó con Feena.

[No hubiera querido que rompieras el frasco con tu fuerza de gorila.] [Cuidado con lo que dices!]

Como de costumbre, Sharon inmediatamente perdió los estribos y estaba a punto de empezar otra pelea. Miró rápidamente a Al y sonrió con suficiencia.

[Ahora te tengo!]

[Ah!]

En un movimiento suave, Sharon cogió el trozo de pastel delante de Al y se lo metió en la boca.

[Hahahah! Es lo que obtienes por enfrentarte a mí!]

[Noo! Mi precioso pastel! Quiero mi momento meloso al comer con Al!]

Feena estaba abatida, pero se negó a ceder, incluso ante la cara de Sharon masticando el pastel que tanto deseaba.

[Es hora de exterminar a la especie de los Gorilas Rojos de Freiyan de una vez por todas.]

Espera, ¿Hay animales así en Freiya? Estoy bastante seguro de que no hay…

Feena enfocó su energía mágica, creando un aura visible a su alrededor. [Oh, adelante! Arreglemos esto!]

Sharon se quitó la crema de la cara y luego cogió la espada a sus espaldas.

Publicidad G-M3



[Esto se ve mal. Olvida la habitación, podría destruir todo el castillo con tanta magia!] [Oh Dios. Eso no sería bueno.]

[¿Por qué no te lo tomas en serio, Cecilia?]

Publicidad M-M4

En medio de esta situación que ponía en peligro la vida, Cecilia hizo una señal a Lilicia con sus ojos.

[Disculpe el retraso. He traído más pastel.]

Llegó una segunda porción de pastel, que trajo consigo un período de silencio total. La sed de sangre de los Divas se disipó lentamente.

[¿Puedo pedirles que bajen un poco la voz? Estoy encantada de ver que disfrutas de tu almuerzo, pero estás molestando a los demás.]

Dijo Lilicia.

[¿Yo también? Yo no hice nada!]

[Por supuesto. Las dos damas son sus candidatas a novia, así que comparten la responsabilidad.]

Lilicia derribó a Al sin un momento de retraso. Los tres regresaron tranquilamente a sus asientos y comenzaron a comer su pastel.

Al menos ya no tengo que alimentar a Feena, ¿Verdad?

[Oh, señorita Sharon. Una carta para ti ha llegado de Freiya.]

Después de asegurarse de que todos se sentaran, Lilicia le entregó una carta a Sharon. El pergamino impecable fue sellado con un sello rojo. Era obvio de un vistazo que era una carta de clase alta.

[Oh. Gracias.]

¿Estoy imaginando cosas o se veía un poco triste por un momento?

Sharon volvió a su expresión habitual, se recostó en su silla y leyó la carta. [Este almuerzo fue espléndido. Lo siento, pero debo volver a mi habitación.]

Con la cara descolorida, Sharon volvió a leer la carta, y luego se puso de pie de inmediato.

[Oh Dios. No has terminado tu postre, Sharon. No es propio de ti.] [¿Tal vez ya se llenó?]

Sharon salió de la habitación sin responder a sus comentarios.

A Al no le gustó mucho. No tenía ni idea de la tormenta que predijo la carta. [Ah, el día por fin ha terminado.]

Al se dejó caer en su cama y se estiró. Se había pasado todo el día trabajando después de su almuerzo.

Publicidad M-M2

[Siento que finalmente hice algunos progresos hoy.]

Pero algo le faltaba a Al. Se movía en la cama, insatisfecho. Feena y Cecilia estaban ocupadas estudiando el cristal mágico, y él no había visto a Sharon desde que ella regresó a su habitación. Dijo que tenía que pensar en algunas cosas ella sola. Al tuvo la decencia de no entrometerse más, pero todavía le molestaba, así que le pidió a Lilicia que vigilara a Sharon, bajo el pretexto de que tenía un trabajo importante que hacer y que no podía ser interrumpido por otro intento de asesinato.

Gracias a eso, tuvo una tarde productiva para variar. Pero entonces Sharon ni siquiera se presentó a cenar, dejándolo asombrado. Al había empezado a creer que Sharon podía aparecer de la nada en un momento, así que se pasó el resto del día con los nervios de punta. Cada pequeño sonido lo alertaba. Al final, sus nervios estaban más desgastados de lo que se había dado cuenta.

[Mi vida era mucho más pacífica hasta hace unos días.]

Echaba de menos poder tomarse las cosas con calma y relajarse de vez en cuando, pero una parte de él encontraba su antigua vida un poco aburrida en comparación.

Publicidad M-AB

Las cosas se han vuelto increíblemente caóticas. Ya no tengo tiempo para relajarme o pensar en mí mismo. Pero por otro lado, he estado durmiendo mucho más profundamente desde que las Divas llegaron aquí.

[Bueno, al menos es divertido]

Murmuró Al, preocupado por el final de los tiempos de diversión. [Pero así son las cosas.]

Al suspiró profundamente y luego se levantó de la cama con una mirada descontenta.

[Necesito despejar mi mente.]

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios