Senka Maihime (NL)

Volumen 1

Capítulo 2: El Visitante

Parte 2

 

 

¿Por qué tres horas y media? Eso es extrañamente específico.

Sharon y Feena se quedaron boquiabiertas por sus palabras amenazadoras. [¿Amenazaste a la iglesia?]

Publicidad G-AR



[Así es como suena…]

La declaración de Cecilia dejó clara su relación con la iglesia. Para que la iglesia se mantuviera relevante en el continente, priorizaron mantener a una Diva de su lado por encima de matar al huésped del Rey Demonio. Después de entender la razón detrás de la situación actual, cambiaron su enfoque de Cecilia.

[Al, ¿No hubiera sido mejor dejarle la negociación con el traficante de esclavos a tu hermana?]

[Absolutamente no. Se habría convertido en violencia física de inmediato.] [Ahh…]

Mientras Al agitaba la cabeza decepcionado, Sharon asintió comprensivamente.

Publicidad G-M3



[Oh querido. Al, realmente piensas eso de mi—oh, las cosas se están poniendo muy ruidosas allá atrás.]

Publicidad G-M2



Cecilia notó una conmoción detrás de ellos. Ella inclinó la cabeza y escuchó atentamente.

Algo está pasando allá atrás.

[No me convertiré en un esclavo! Puedes apostarlo!]

[Sí! Prefiero luchar y morir aquí que vivir como un esclavo!]

Algunos de los esclavos liberados se estaban poniendo nerviosos. Evitando la confrontación, los sacerdotes abandonaron la escena.

Ya veo. Como dijo el traficante de esclavos, aún no han recibido ninguna formación. Siguen intactos y feroces. Parece que podría estallar una pelea en cualquier momento.

Al hizo un gesto a los guardias para que se retiraran y luego corrió hacia la fuente de la conmoción.

[Atrás! Es una orden!]

Al se tragó su saliva y endureció su corazón. Luego tiró a un lado su corta espada, respiró hondo, y luego se acercó a la fuente de la perturbación con los brazos levantados.

Publicidad G-M2



[¿Cuál es el problema aquí? ¿No te das cuenta de que estás siendo liberado?]

Tenía la intención de calmarlos hablando de una manera suave y gentil, pero no funcionó. La multitud sólo se agitó más.

[Cállate! No dejaré que nos engañes más!]

Una chica alta y bien formada se apartó de la multitud y miró fijamente a Al. No sabía lo que le paso para terminar así, pero sus ojos, su lenguaje corporal, su expresión… todo su cuerpo señalaba su sospecha.

[Hey, yo sólo…] [Dije que te calles!]

Le dio un golpe furioso a Al. [Whoa!]

Al apenas pudo esquivar su ataque, pero perdió el equilibrio en el intercambio y cayó torpemente al suelo. Podía espiar a Sharon y Feena por el rabillo del ojo, siguiendo el alboroto desde lejos con miradas desconcertadas.

Esto es malo.

Ya podía ver cómo se desarrollaría esto. [Vamos, saquémosle los mocos a este tipo!] Lo sabía!

Algunos de los hombres inmediatamente lo rodearon y comenzaron a golpearlo y a patearlo hasta que sus corazones se alegraran, liberando su reprimido resentimiento y enojo hacia él.

[Espera, detente!]

A pesar de que varias personas lo atacaron, Al no sintió mucho dolor. Esto no fue sólo porque los implacables ataques de Sharon lo habían endurecido (o eso esperaba Al). Fue porque sus puñetazos no tenían peso. Sus rostros enfurecidos dejaron claro que no se estaban conteniendo. Lo más probable es que su insolencia les hubiera llevado a que Bouzen les diera menos de lo necesario.

Los golpes de la chica musculosa pesaban tanto como el puñetazo de un niño pequeño. Podía soportar sus golpes sin problemas siempre y cuando protegiera sus partes vitales. Podría llevárselo todo. Miró a su hermana mientras yacía en el suelo.

Cecilia entendió su intención y simplemente agitó la cabeza. Estaba claro que Al no estaba en ningún peligro real, especialmente con las otras dos Divas vigilando la situación al margen.

[Maldita sea!]

Justo como esperaban, rápidamente se quedaron sin fuerzas y cesaron su ataque. Algunos de ellos estaban sin aliento que cayeron de rodillas.

[Ouch… Entonces, ¿Ya te has calmado?]

Al se sentó y puso una mueca de dolor. Puede que sus ataques no tuviesen mucha fuerza, pero el número de golpes que recibió le hizo doler todo su cuerpo.

Al se puso de pie y se encontró cara a cara con una niña. A juzgar por sus rasgos y su cabello, seguía creciendo. Probablemente. Era bajita y delgada, y sus extremidades eran completamente delgadas y huesudas. Su piel oscura era sucia y su cabello despeinado.

[Vamos, ahora. ¿Por qué no almorzamos todos juntos y hablamos?] Al extendió sus brazos amablemente hacia la chica.

[No te preocupes, puedes confiar—gahh!]

Gimió de dolor y cayó de rodillas, sin tener idea de lo que había pasado al principio. La bondad de su rostro se convirtió rápidamente en un inmenso dolor. Acababa de experimentar el tipo de agonía aguda que sólo los hombres pueden experimentar.

[Soy una guerrera de la misma tribu que Juju! Prefiero morir luchando que ser engañada para convertirme en una esclava!]

Con gracia y orgullo proclamó su intención a Al, que se retorcía de dolor en el suelo. Su discurso lo habría conmovido profundamente, si no fuera por el trauma cegador que estaba sufriendo.

[Gahh! Ahh…]

Al irrumpió en un sudor frío. Pero cuando llovía, llovía a cántaros. La ardiente princesa dio un golpe devastador de otra variedad por detrás.

[¿De verdad estás dejando que las niñas toquen tu basura sólo porque no puedes tener ningún favor de una chica de tu edad?]

La fría mirada de Sharon le atravesó la espalda.

Cómo pudo pasarme esto a mí… Pensé que estaba siendo amable con ella! Y no es como si dejara que me acariciara. Ella me pateó!

Publicidad G-M2



Por fuera, Al gritaba de dolor, pero por dentro, su corazón aullaba de agonía por el ataque sorpresa de Sharon.

Publicidad G-M3



[Déjame preguntarte algo.]

Dijo Sharon en voz baja, ignorando por completo el dolor interior de Al. [¿Qué es lo que quieres!? Si te metes en mi camino, te derribaré a ti también!] [¿Qué demonios dices!?]

La chica le había dicho algo imperdonable a Sharon. Sharon frunció el ceño a la niña, intimidándola no sólo a ella y a los hombres que la rodeaban, sino también a la niña fuerte conocida como Juju. Todos dieron unos pasos atrás. Cecilia y Feena se unieron a Al y Sharon, haciendo que la multitud diera varios pasos más hacia atrás.

[Entiendo que sientas pena por esta gente. Yo también. Pero debe haber mejores recursos para construir un país! ¿Por qué estás tan concentrado en estos esclavos?]

Fue un argumento justo.

No podía verle la cara, pero estaba seguro de que Sharon hablaba en serio.

Ella tiene razón. No necesitas esclavos si quieres hacer un país. Lo sé, pero…

[Llevará un tiempo explicarlo, así que…]

Al golpeó su espalda baja, recuperándose del ataque anterior. Intentó apartar a Sharon con una vaga respuesta, pero su aguda mirada le dijo que estaba esperando una respuesta en ese momento.

Dio un largo suspiro. Después de pasar un momento recogiendo sus pensamientos, empezó a hablar.

[Solía vivir con mi madre y mi hermano gemelo, además de mi padre y mi hermana mayor. Era una familia acogedora. Juntos, consideramos lo que debíamos hacer para que me convirtiera en el recipiente del Rey Demonio.]

[¿Qué?]

Publicidad G-M3



Supongo que esta historia fue un poco inesperada.

Después de su sorpresa inicial, Sharon fijó sus ojos en Al. Dominado por su mirada, Al enderezó su espalda y continuó.

[Mis queridos padres, mis amables hermanos — realmente era una familia cálida. Pienso mucho en ellos hasta el día de hoy.]

Su expresión se relajó mientras recordaba el pasado.

[Pero nuestros días felices no duraron mucho. Terminaron poco después de que cumpliera seis años.]

Su expresión relajada se convirtió en una amarga sonrisa llena de culpa.

[Un día cuando mi papá y mi hermana estaban fuera, mi mamá nos llevó a mí y a mi hermano a dar un paseo por el bosque para detener una rabieta que estaba haciendo.]

Detrás de su sonrisa forzada, Al estaba rechinando los dientes. Continuó la historia, forzando las palabras de su boca una a una.

[Durante nuestro paseo, fuimos atacados por bandidos. Sólo escuché esto más tarde, pero parece que en realidad eran asesinos contratados por algunos nobles que apuntaban al trono. Por supuesto, estaba completamente desarmado. E incluso si no lo estuviera, no habría podido defenderme. Debí haber muerto ese día.]

Continuó con su amargo monólogo.

[Pero mi madre nos protegió a mí y a mi hermano… aunque ya había pasado el poder de la Valquiria a mi hermana.]

[Al…]

[Y así es como murió — protegiéndome. Mi hermano también intentó protegerme, pero no podía hacer mucho. Incluso al borde de la muerte, mi madre no lloraba. Me abrazó y me dijo: ‘Al, mi querido hijo. Está bien llorar ahora. Pero una vez que dejas de llorar, arréglatelas. Conviértete en un hombre fuerte. Conviértete en un hombre que protege a los débiles. Todavía tienes…’ Y luego cerró los ojos.]

Al soltó todo el aire que quedaba en sus pulmones con un profundo suspiro.

[Sus últimas palabras pueden no haber sido las más profundas. Eran casi clichés, incluso. Pero esas fueron las últimas palabras que me dejó mi madre. Ese fue su último deseo para mí.]

Después de una breve pausa, continuó.

[Así que, como mi madre deseaba, tengo que volverme fuerte. Tengo que ser un rey que salve a la mayor cantidad de gente posible, cueste lo que cueste.]

Con su historia terminada, Al finalmente se puso de pie.

Publicidad G-M3



[Así que por eso ayudas a los ciudadanos fugitivos y a los esclavos.] Sharon apartó la mirada de Al, pero…

[Bueno, he oído lo que quería oír, así que supongo que debería echarte una mano ahora.] Su sonrisa parecía mucho más cálida de lo habitual.

[Ya lo han oído.]

Dijo Sharon, con voz digna pero fría.

[Si aún no quieren cooperar, los obligaré a cambiar de opinión. Espero que todos estén preparados para eso.]

Sharon sacó su espada larga para intimidar a la multitud. [Entonces, ¿Qué dicen?]

Sin miedo dio un paso adelante, pero desafortunadamente, su estrategia fracasó.

[Atrás! Sólo estás inventando una historia triste para hacernos sentir miserables!]

Juju concentró su energía mágica en sus manos. Al verlo, los hombres de los alrededores también la imitaron. Parecía que podían usar magia sin un catalizador.

[No!]

Tengo que poner fin a esto ahora mismo, o de lo contrario…

Al buscaba desesperadamente cualquier palabra que pudiera usar para calmar a la agitada multitud.

[Espera un minuto! Estás malinterpretando mis intenciones!]

Sharon envainó apresuradamente su espada, pero ya era demasiado tarde. Demasiado tarde.

¿Tendremos que luchar contra ellos? ¿No hay otra manera!?

Publicidad G-M1



Feena apareció a su lado mientras buscaba desesperadamente una respuesta. [H-Hey!]

Feena miró tranquilamente a Al antes de continuar hacia la multitud.

[Te dije que te alejaras!]

Feena y Juju estaban en un punto muerto. Juju era una chica grande y musculosa. Incluso parecía un poco más alta que Al. Feena normalmente parecería una niña pequeña a su lado, pero para Al, en ese momento, Feena se erguía sobre Juju.

[¿Crees que puedes salvar a alguien con tu miserable poder mágico?]

El frío recorrió las espinas de Al y Sharon al escuchar las frías palabras de Feena. [¿Feena?]

Feena dio otro paso adelante.

[¿Qué esperas salvar con esa patética magia tuya? Tú misma, que te convertiste en una esclava? ¿Tu corazón lo perdiste cuando te convertiste en esclavo? O tal vez…]

Feena entrecerró los ojos en mortales y afiladas rendijas. [¿Sólo deseas salvar tu débil y frágil orgullo?]

Feena rompió despiadadamente el último pilar de apoyo de Juju con sus palabras huecas y sin emoción.

[Argh! Cállate! Cállate ya!]

Juju disparó su hechizo, lleno de toda su furia reprimida. [Aarrrgh!]

Su hechizo provocó una reacción en cadena, provocando también los ataques de los demás. Toda la multitud dirigió su magia hacia Feena, pero…

[¿Eso es lo mejor que puedes hacer?]

Con un ligero golpe de su varita mágica, Feena hizo que su magia crepitara ante ella. [Maldita sea! No podemos hacer nada!]

[No! Me niego a rendirme!]

Juju se abrió paso entre la multitud y corrió hacia Feena, poniendo toda la fuerza que le quedaba en el puño. Feena se quedó perfectamente quieta, siguiendo con calma el asalto de Juju. La chica exhausta se acercó a Feena con una determinación inquebrantable en sus ojos.

Su puño se conectó con la mejilla de Feena y luego la pasó suavemente, sin hacer daño. Juju era completamente savia de la fuerza mágica y física. La lucha terminó en su completo fracaso.

O, al menos, así es como debería haber sido. [Ouch. Perdí.]

Declaró Feena con voz monótona, y luego cayó dramáticamente al suelo.

[¿Quéééééé!?]

Ni siquiera Juju podía entender lo que acababa de ocurrir. Alternó su mirada entre su puño y Feena, que se derrumbó en el suelo.

¿Qué está pasando?

Feena se puso en pie, como si nada hubiese pasado, y miró a los ojos a la estupefacta Juju, confirmando que no era más que un acto.

[Siento haberte puesto a prueba así. Eres una fuerte guerrera y una maga fuerte. Y tienes un corazón fuerte.]

[¿Huh? ¿Qué?]

Feena lentamente se acercó a la chica, completamente aturdida, y la agarró de las manos. Con las manos de Juju en las suyas, miró a la multitud que tenía ante ella.

[Todos ustedes son fuertes. Esclavos o no, yo… no, Althos necesita ciudadanos fuertes. Necesitamos un vínculo fuerte para construir un país. Un vínculo parecido al que existe entre los miembros de la familia. Sí, es cierto que los compramos, pero no para mantenerlos como esclavos. Hicimos una inversión… creyendo que te convertirías en uno de nosotros, que podrías ayudarnos a alcanzar nuestros sueños, que podrías ayudarnos a construir un país. Así que, por favor, se los ruego. Libérense de sus cadenas. Ya no son esclavos. Son ciudadanos de Althos. Ahora son parte de nuestra familia.]

Su pequeña voz atravesó el abandonado campo de entrenamiento. Para sorpresa de Al, el discurso de Feena tuvo un gran efecto en la furiosa multitud.

[Wooo!]

Algunos de ellos gritaban de alegría, mientras que otros lloraban o se abrazaban. Los esclavos liberados se llenaron de felicidad.

Bueno, bien está lo que bien acaba, supongo.

Al puso su mano sobre su pecho en relieve.

[Wahh,señorita! No sé cómo podemos ayudarte todavía, pero no vamos a defraudarte ni a ti ni a tu país.]

La profundamente conmovida Juju envolvió a Feena con sus brazos y la abrazó con fuerza.

[Ah!]

La confundida Diva no podría quitarse a la chica, aunque quisiera. No tuvo más remedio que aceptar el afecto de Juju.

Al observaba, sin dejar que la verdad se interpusiera en la conmovedora escena que tenía ante él. No le importaba que Feena no fuera ciudadana de Althos, o que no fuera él quien resolviera el asunto. Lo único que importaba era que Feena lograra en cuestión de minutos lo que le había llevado años antes. Ella logró liberarlos de sus ataduras. Al no pudo evitar admirarla.

Publicidad G-AB



Feena enroscó las comisuras de su boca con una sonrisa torpe y saludó a la multitud, y luego regresó al lado de Al.

[Buen trabajo, supongo.] [Buen trabajo, Feena.]

Sharon y Al le dieron la bienvenida a Feena. Feena había vuelto a su estoica forma habitual, mientras que Al tenía una gran sonrisa en la cara y Sharon estaba haciendo pucheros por alguna razón.

[Eso no fue nada especial… Sólo estaba siendo una buena esposa, como dice el libro.]

Las mejillas claras de Feena se mancharon de rosa pálido durante un buen rato después de los acontecimientos del día.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios