Bokutachi No Remake! (NL)

Volumen 6

Capítulo 4: Ella Las Circunstancias De Él

Parte 1

 

 

Han pasado tres días desde que Hashiba y Nanako partieron.

Sé que aún no estoy en la fase de preocuparme por ello, porque me dijeron que, independientemente de cómo se desarrollasen las cosas, estarían allí una noche. Sin embargo, la situación que me contó Saikawa no era muy buena, y Hashiba se sentía un poco acorralado.

Publicidad G-AR



“Al menos podría haberme llamado… este Hashiba.” Incluso en la clase que estaba tomando antes, estaba algo distraída o era incapaz de concentrarme. Nunca había tenido un problema así, pero pensar en Hashiba seguía perturbando mi ritmo. “Supongo que haré una lista de quejas para decirle cuando vuelva…” Mientras enrollaba el bolígrafo y murmuraba…

“Jiji, para ser una estudiante de honor, pareces inusualmente distraída, Kawasegawa.” Cuando me di la vuelta con una sacudida, vi a un hombre alto con grandes ojos de pie justo a mi lado.

Kuroda Takayoshi. Según Hashiba, es el mayor rival del equipo Kitayama.

“En realidad no, sólo estaba escuchando normalmente.”

“No te hagas la tonta conmigo, me doy cuenta. Hoy he visto cosas muy raras, como tú, Kawasegawa, que no sabías responder a las preguntas del profesor.”

Publicidad G-M2



Me sentí avergonzada cuando lo señaló. Kuroda tenía razón, hacía mucho tiempo que no era capaz de responder a una pregunta.

¡Ah, rayos! ¿Es demasiado si digo… que todo es culpa de Hashiba?

“¿Entonces? No te acercaste a mí solo para hacer comentarios sarcásticos, ¿verdad?”

«Jiji», qué risa más espeluznante.

“Sí, no he visto a Hashiba en los últimos días, así que pensé que le debía haber pasado algo. ¿Se resfrió?”

Aquí viene, pensé.

Respira rápido y suave para que no se entere.

“Dijo que tenía algunos asuntos familiares que atender. Llega mañana, o más tardar en uno o dos días. ¿Tienes algún mensaje para él?”

“No, la verdad es que no. Sólo pensé que estaba tramando algo.” Dijo Kuroda y se fue sin más.

Exhalé un suspiro y abrí la carpeta de entrada del correo electrónico de mi móvil.

«Si Kuroda te pregunta por mí, respóndele así».

Fue lo que me envió Hashiba, justo después de ir a la zona de Kanto.

Kuroda no es el tipo de persona que intenta hacer algo entrometiéndose en los asuntos de la gente. Más bien, es imparcial al respecto, o mejor dicho, no le interesa en primer lugar.

Aun así, dijo que quería mantener en secreto el asunto de Tsurayuki. Esto fue más por el bien de Tsurayuki que por el de Kuroda.

“¿Cuánto le importa Tsurayuki…? Rayos. Piensa un poco en mí también.” …Cuando esas palabras salieron de mí, sacudí la cabeza tan fuerte como pude, ¡olvida eso que dije!

***

 

 

Después de descargar mi ira contra Hashiba en mi cerebro, me dirigí al laboratorio de vídeo. Algún profesor asociado me envió un mensaje para que fuera a ponerme al día de la última situación.

“Voy a entrar.”

Llamé y no obtuve respuesta, así que a la tercera vez abrí la puerta y entré.

La habitación está tan desordenada como siempre. No tiene ningún sentido del orden. Probablemente ella sabe dónde está todo, así que supongo que simplemente no da prioridad a limpiar.

Efectivamente, allí estaba. La fulminé con la mirada, y ella sonrió y me hizo un gesto con la mano. Parecía un saludo.

“Quítate los auriculares. Después de todo, tienes visita.”

Cuando se lo mostré con un gesto, por fin se quitó los auriculares de las orejas. Parecía estar bastante alto, porque un sonido ruidoso se filtró cuando lo hizo.

“¿Qué estabas haciendo?”

“Juegos. Por fin acabo de terminar el último. Bueno, los juegos de hoy en día son tan grandes y tienen una calidad HD tan potente, que hacerlos ya es difícil. Toda la industria es una locura.”

Tomé aire y me senté en el sofá. Abrí la tapa de la botella de plástico que me había traído y me bebí el té de un trago.

“Y eso que yo iba a hacer café.”

“No, gracias. El café de Nee-san a veces es muy amargo.”

De verdad, aunque es una persona que destaca en varias cosas, no se le da bien cocinar ni nada por el estilo.

“Tienes razón. Tu café es mucho mejor, Eiko.”

Kuku, dijo riendo como siempre.

“¿Y? Me has llamado hasta aquí, así que ha pasado algo, ¿no?”

Cuando le pregunté, mi hermana parecía un poco triste.

“No seas tan puntillosa. Sólo quería saber cómo estabas.”

“En ese caso, siempre respondo a tus ruidosos e-mails.”

“De vez en cuando. Recibo uno cada cincuenta mensajes más o menos.”

“Porque me envías mensajes todos los días. Y todo es «¿Cómo estás?» y «¿Estás bien?». Es un fastidio responder cada vez, así que agradece que te conteste de vez en cuando.”

La molesté un poco más, pero me sonreía.

“¿Qué tiene tanta gracia?”

“Bueno, estaba pensando que incluso tú habrías respondido inmediatamente si hubiera sido esa otra persona la que te mandara el mensaje.”

“¿Haa? Eso no es…”

“Hashiba.”

Me alegro mucho de no tener té en la boca. Porque si lo hubiera tenido, lo habría escupido por toda la mesa del laboratorio.

“¡¿Qué, po-po-po-por qué iba a ser Hashiba!? ¡Claro que no le respondería de inmediato! Quiero decir, cuando llama, normalmente es cuando está en problemas o en apuros, y si no respondo inmediatamente, tendrá problemas más tarde, ¡así que me pondría en contacto con él enseguida y me aseguraría de que…!” Dejé de hablar. Porque esta molesta hermana mía me estaba mirando con una sonrisa aún más grande en la cara. “¿…Puedo irme ya?”

“No. Lo harás después de que hablemos un poco más sobre lo que está pasando. ¿Te llevas bien con el resto del equipo?”

Aunque me pareció molesto, le expliqué.

Sobre Nanako, sobre Shinoaki, sobre la gente del Club de Arte, sobre Saikawa. Mientras hablaba, me di cuenta de que había entrado en contacto con mucha más gente que el otoño pasado. Era una diferencia enorme con respecto a la primavera del instituto o al primer año de universidad.

Mientras me hacía contarle varias cosas, mi hermana sonreía feliz.

“¿Por qué sonríes tanto?”

“No es nada, sólo me alegro de que lo que hice no estuvo mal.”





…Me pregunto a qué se refiere. Creo que debe haber sido la forma en que me obligaron a unirme al equipo Hashiba a mitad de la producción del verano pasado. Al principio me sorprendió y me enfadé, pero me alegro de que saliera como salió. Es molesto, pero tenía razón.

“Bueno, me alegra ver que te va bien.” Nee-san dijo eso y empezó a ordenar los papeles de trabajo con un golpe.

“Bueno, ya me voy.” Le dije eso y me giré sobre mis talones. Sólo recientemente he llegado a entender que ese golpe es una señal de mi hermana de que está de vuelta a sus asuntos.

“Oh sí, me olvidé de mencionar la última cosa.”

“¿De qué trata?”

Cuando me di la vuelta y ella me dio una sonrisa que era tan sarcástica que era casi fuera de este mundo,

“Tengo muchas ganas de ir al cosplay café.”

“¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡…!!!!!!!!!!”

¿Por qué, por qué ella sabe lo que pasó ayer? Sé que siempre ha tenido buen oído, pero, aun así, su red de información es demasiado loca, ¿¡no es así, hermana mayor!?

“Ah, ahhh…” Me quedé allí. No pude evitar soltar esa voz.

Pero no puedo dejar que sepa lo conmocionada que estoy. Definitivamente lo usará como material para burlarse de mí otra vez.

Por eso hice todo lo posible por mantener mi dureza a flor de piel,

“¡Puedes venir si quieres! ¡No me importa! Me da igual,” cerré la puerta del laboratorio y salí lo más rápido que pude.

Quizás era demasiado feroz, pero los estudiantes y el personal a mi alrededor me miraban. Sin prestar atención, pisé fuerte y caminé por el pasillo de cemento.

“Ah~, rayos, todo es culpa de Saikawa.”

Era una chica agradable y tranquila cuando la conocí, pero desde que ayer me vestí con su traje de cosplay, se ha mostrado inusualmente apegada a mí. No es que no me guste, pero quiero que deje de intentar vestirme con disfraces que tiene a mano. Además, siempre está pegando su cuerpo a mí de alguna manera.

Me paro a pensar. Me imagino en un cosplay café.

“Es difícil. No me siento capaz de llevarlo bien.”

Si realmente tengo que servir a mi hermana, debería ser completamente arisca y fría con ella. No, eso sería demasiado normal para la personalidad de ese personaje, así que me pregunto si sería más anormal si hiciera moe moe kyun o algo más opuesto.

“…Yo, haciendo Moe Moe Kyun…”

El mero hecho de pensarlo era suficiente para darme dolor de cabeza, así que decidí borrar el tema de mi cerebro por el momento. En lugar de eso, me prometí a mí misma que le molería las sienes a Saikawa más tarde.

***

 

 

“Buenos días, Nanako.” Al día siguiente al mediodía, me encontré con Nanako en el vestíbulo.

“Fuah… Kyouya, te levantas temprano… Yo no pude levantarme en absoluto.” Parece que había puesto una alarma, pero se quedó dormida sin poder evitarlo.

Bueno, teniendo en cuenta la serie de acalorados acontecimientos de ayer, supongo que era de esperar.

“Tenía que ocuparme de unos asuntos. ¿Qué vas a hacer hoy? ¿Seguirás haciendo turismo?”

Nanako sacudió con fuerza la cabeza.

“No. Pero estoy preocupada por los demás.”

“Sabía que dirías eso.”

No tuve nada que objetar a las palabras de Nanako, pues de hecho yo ya estaba planeando marcharme.

Después de facturar, reservé un tren expreso a Takadanobaba en la aplicación de mi móvil, y también hice una reserva para el Shinkansen, que era una conexión directa con el tren.

Tomamos el tren exprés en la estación de Honkawagoe, y cuando me desperté tras una breve siesta, el paisaje fuera de la ventana ya había cambiado al de Tokio.

Desde Takadanobaba, el mismo lugar que a la ida, transbordo a la línea Tozai hasta Tokio. Trasbordo al Shinkansen, nos sentamos en un asiento para dos personas.

Justo después de Shin-Yokohama, por fin pude recuperar el aliento.

“Me pregunto si estará bien…” Murmuró Nanako mientras se recostaba en su silla.

Al final, no se tomó ninguna decisión respecto a la carrera de Tsurayuki. Él no había dicho ni una palabra desde entonces.

Pero creía que eso era todo lo que podíamos hacer.

“Dije todo lo que podía decir y expresé mis sentimientos. Creo que hicimos todo lo que pudimos.”

Ahora sólo queda saber cómo decidirá Tsurayuki y cómo responderá Mochiyuki a esa decisión.

“Entonces, debemos pensar que nuestro trabajo… Espera, Nanako, ¿qué pasa?”

Cuando la miré, Nanako me estaba mirando a la cara.

“Kyouya.”

“¿Sí?”

Publicidad G-M2



“De verdad, tienes muchas cosas en la cabeza.”

“¿…Qué te hace pensar eso?”

“Lo pensé cuando estaba contigo y te escuchaba hablar a un lado. Todo lo que pensabas y hablabas me hizo preguntarme si Tsurayuki también estaba dispuesto a hacerlo.” Nanako se quejó mientras se inclinaba hacia delante desde su asiento. “Era molesto, pero su escritura era interesante, así que cuando me enteré de que lo dejaba, me quedé muy sorprendida.” Dice, bajando los ojos. “Me pareció extraño que alguien como yo, que no sabe hacer nada, se quedara en la universidad, mientras que alguien con tanto talento como Tsurayuki la dejaba.” Nanako puso cara triste.

Me pregunto si la desaparición de Tsurayuki había afectado a Nanako más de lo que yo pensaba.

“Pero, como dijiste, estoy segura de que Tsurayuki podrá crear algo aún más interesante a partir de ahora.”

“Sí…” Asentí.

Nanako se detuvo allí, miró al techo y suspiró.

“Creo que ni siquiera ahora tengo talento.”

“¿…Eso piensas?”

“Sí,” dijo, desplomándose, avergonzada. “Estoy en el departamento de cine. Ni siquiera estudié música, pero ahora, estoy haciendo entrenamiento de voz con los estudiantes del departamento de música, y cuando voy a casa, estoy escribiendo letras y componiendo música. Es raro, ¿verdad?” Nanako sonríe burlándose de sí misma. “Pero me encanta lo que hago. Así que mientras tenga las ganas de cantar dentro de mí, seguiré haciéndolo.”

Si Nanako hubiera estado haciendo música sólo porque yo se lo decía y recomendaba, entonces me habría sentido demasiado culpable.

Pero menos mal. Nanako consiguió digerirlo bien y dio sus razones para querer hacerlo.

Sobre todo, me hizo feliz.

“Aunque esto no sea mi carrera en el futuro, sé que seguiré cantando mientras me interese.” Nanako me miró y sonrió. “Así que gracias, Kyouya. Por enseñarme a cantar.”

Me temblaba la nariz y casi me lloraban los ojos. En el futuro, en ese otro mundo, Nanako me había salvado al seguir cantando como siempre. Y en este caso, también Nanako me salvó de alguna manera.

No puedo creer que me diera las gracias con la mayor de sus sonrisas. Al menos, no soy la persona adecuada para que ella me dé las gracias.

“Gracias por ayudarme a ser quien soy, más o menos.”

Ahora estoy tan feliz y agradecido de que ella esté disfrutando de su música.

“Simplemente me gusta lo que compones y cantas y quiero seguir viéndolo.” Ese era un sentimiento sincero.

“Haré todo lo posible para estar a la altura de tus expectativas.”

Lo dijo de una manera tan extrañamente formal que tanto ella como yo nos echamos a reír.

***

 

 

Cuando llegamos a la estación de Shin-Osaka, decidimos volver a casa sin hacer ninguna parada. Ir a comer a algún sitio no era una opción desde el principio. De todos modos, queríamos volver con todos lo antes posible y continuar con nuestras diversas actividades.

Cambiamos a la estación de Tennoji-Nobashi y tomamos la línea de Osaka Sur.

Cuando el paisaje familiar se reflejó en la ventana, hubo algo que me hizo sentir aliviado: ¿Podrá Tsurayuki volver a ver este paisaje? Eso dependerá ahora de cómo sea la conversación entre él y Mochiyuki-san.

Hemos hecho lo que podíamos hacer ahora. Y Tsurayuki también ha expresado sus sentimientos. A partir de ese momento, sus acciones determinarán cómo acabará esta historia.

No hubo problemas con el servicio, y pudimos llegar a la estación más cercana sin problemas por la tarde. Tomamos un autobús conocido y nos bajamos en la parada de Ichisuka.

Un poco más allá de las cuatro esquinas, apareció a la vista nuestra casa compartida.

“Aunque sólo han sido unos cuatro días, siento que ha sido mucho tiempo.”

“De verdad, te entiendo.”

De principio a fin, estuvo repleto.

No esperaba encontrarme con el padre de Tsurayuki en ese momento, pero sin duda fue una experiencia valiosa, incluidos esos sucesos.

Me pregunto si algún día podré decir que fue una buena experiencia.

Nanako se acercó primero a la puerta.

“¿Hmm? Está un poco animado.” Dijo e inclinó la cabeza.

“Saikawa y Kawasegawa deberían estar allí. …Bueno, esas dos no podrían estar muy animadas, ¿verdad?”

En todo caso, dan una imagen de que estarían las dos sentadas frente a la otra en una habitación sin un solo sonido.

“Pero hablan bastante alto. Cosas como: «¡Genial! ¡Es genial!» o «¡Es imposible que sea verdad!», o «¡Tienes que estar tomándome el pelo!».”

“Es totalmente impropio de ellas.”

Teniendo en cuenta las conversaciones que las dos están teniendo, el volumen de las bromas es fuerte, o más bien, la atmósfera que daba es que eran buenas amigas en primer lugar.

La puerta no estaba cerrada con llave, así que no parecía que estuvieran cambiándose de ropa ni nada por el estilo.

Por lo tanto…

“Estoy en casa.”

En el momento en que la puerta se abrió vigorosamente:

“¡¡¡¡Wah!!!!”

“¡¡¡¡Gyaa!!!!”

Fue repentino.

Dos chicas, especialmente una de ellas, gritó muy fuerte.

“U-Uhm… Estoy en casa.”

“Bu-Bueno~, me alegra ver que ambas están bien…”

Y nosotros también estábamos claramente confundidos por el comportamiento de las chicas, o más bien por su apariencia.

Trajes coloridos estaban esparcidos por toda la habitación.

Una montaña de accesorios con diferentes visiones del mundo sin importar el género.

“Bi-Bienvenidos de nuevo… llegaron temprano, ¿no es así…?”

Luego estaba Saikawa Minori, vestida con un atuendo de hechicera de fantasía compuesto por un tricornio, una larga túnica roja, una vara enjoyada en el extremo y un anticuado libro de magia, y…

“Ha-Hashiba… ¡¡Po-Por qué vuelven tan de repente…!!”

Un casco rosa y una armadura estilo bikini… No, era Eiko Kawasegawa con un traje femenino de espadachina muy revelador,

“Ja-Jaja… Parece que se están divirtiendo…” Estaban frente a mí, mi mente aún no se ponía al día con la situación que tenía delante. “Uhm…” Y en el momento en que dije eso…

“¡¡¡¡¡¡¡Gyah… fuera!!!!!!”

Un escudo de cuero de uretano voló en línea recta y me golpeó en la cara.

“¡¡Buh!!”

La puerta se cerró con gran fuerza al mismo tiempo que yo me desplomaba hacia atrás.

Bokutachi No Remake Volumen 6 Capitulo 4 Parte 1 Novela Ligera

 

“…Tengo la sensación de haber visto algo muy raro.” Nanako pensó profundamente en la escena de hace un momento.

***

 

 

Después de muchos aspavientos y gritos, Kawasegawa, con una mirada diabólica, me echó de casa, y tras cambiarse a ropa más normal, por fin me dejó entrar en la habitación.

“Pero un cosplay café, eh… Qué idea más atrevida.”

Y me contó toda la historia.

Como de costumbre, Kiryu-senpai estaba de acuerdo con el cosplay café propuesto por Saikawa, y como no hubo oposición, se decidió el evento del festival escolar… Así que fue como, bueno, lo mismo de siempre.

Era sorprendente que Kawasegawa se estuviera preparando activamente para el evento sin ninguna objeción.

Publicidad M-M1

“¿Así que tenían un concurso de cosplay en la habitación?”

Ante mis palabras, Kawasegawa se puso rojo brillante y se enfadó.

“¡Nunca he dicho que quisiera hacerlo! ¡Todo es culpa de Saikawa!”

“Eh~, ¿no fue senpai quien dijo que nos probáramos los disfraces nosotras mismas antes de entregárselos a los demás~?”

“¡Yo no dije eso! ¡Sólo dije que comprobáramos la talla!”

“No puede ser~, y yo que estaba de buen humor porque senpai tomó la iniciativa de usar la ropa, pero eso es simplemente indignante~.”

“¡Ya he dicho que no es así!”

Saikawa y Kawasegawa se llevaban tan bien que me preguntaba qué había pasado en los últimos días.

Quizá Kawasegawa diría que no son íntimas ni nada de eso, «¡que sólo trata con Saikawa porque solo hace desastres!» Pero a los ojos de quienes las rodean, el sentimiento es completamente el de hermanas.

“…No sabía que a Eiko le gustaran este tipo de cosas.”

“Espera, Nanako, ¿quieres dejar de mirarme así?”

Me alegro de que se hayan abierto la una a la otra.

Entonces miro a mi alrededor y me doy cuenta de que la otra residente no está por ningún lado.

“¿Eh? ¿Y Shinoaki?”

Normalmente, ella estaría aquí, sonriendo y observando el alboroto de todos, pero hoy no estaba.

Ante mi pregunta, tanto Saikawa como Kawasegawa suspiraron.

“¿…Ha pasado algo?”

“No, nada. Más bien, creo que Aki-senpai está en plena forma.”

Ante las palabras de Saikawa, Kawasegawa asintió.

“Cierto, supongo que lo está haciendo tan bien que se estará preguntando qué va a hacer ahora.”

Según su explicación, Shinoaki se había concentrado en el trabajo desde que nos dirigimos a Kawagoe, como estaba previsto en un principio.

Pero al principio, dijeron que no se quedaba tanto en su habitación.

“Comía con normalidad y a veces se tomaba un descanso y bajaba.”

Sin embargo, poco a poco, el tiempo que pasaba en su habitación fue aumentando claramente. En varias ocasiones, Kawasegawa entró en su habitación preocupada porque no respondía a sus llamadas.

Afortunadamente, su salud no parecía deteriorada. Sin embargo, su comportamiento no era normal.

“Me pregunto cuándo duerme… no para de dibujar. Los únicos sonidos que podía oír en esa habitación eran los de la pluma corriendo y los papeles siendo dados vuelta.”

Y ayer, cuando Saikawa, preocupada por no haber vuelto a saber de ella, fue a su habitación, tenía un bolígrafo en la mano y parecía muy contenta.

“Minori-chan, a ti te gusta pintar, ¿verdad~?” Dijo.

Había tantos papeles con dibujos esparcidos por la habitación que no había espacio en el que no los pisaras.

“Aki-san está como obsesionada con algo. Pero no es que no quiera hacerlo.”

Eso sería cierto. Puede que Kuroda exija las puntuaciones técnicas más altas, pero no comete el error de machacarles con la cantidad de trabajo que tenían que hacer.

“Me preguntaba lo increíble que era que pudiera amar tanto la pintura y seguir haciéndolo… Me sentí muy abrumada.”

Sí, probablemente es su propia intención que Shinoaki esté haciendo una cantidad ingente de dibujos, y todo es una historia que se le puede atribuir a ella.

“Lo siento, eso debió haberte asustado un poco, Saikawa.”

Porque la Shinoaki que ella ama y adora probablemente se habría escandalizado por el repentino cambio en su vida.

O eso pensaba yo.

“¿Asustada…? Eso es indignante.” Sorprendentemente, Saikawa se limitó a negarlo. “Admiro a Aki-san por las obras que dibuja y la pasión que tiene por él. Por supuesto, es muy linda y también la quiero. ¡Pero!” sacude la cabeza. “La Aki-san actual es ciertamente un poco inabordable, pero es… ¡muy increíble!”

“E-Es bueno oírlo.”

Publicidad G-M1



“¡Así que yo voy a encerrarme y concentrarme un rato! ¡También quiero empezar a trabajar en las ilustraciones!”

Diciendo eso, Saikawa entró corriendo en su habitación.

Publicidad M-M4

Me sentí aliviado. Sabía que en el fondo era una artista.

“Qué bonito. Es como si fueran rivales.” Al ver la cara chispeante de Saikawa, Nanako también parecía feliz.

“Kyouya, Shinoaki ya… lo encontró, ¿verdad?”

“Sí, creo que lo encontró.”

Nanako asintió y dijo: “Ya veo”.


“Yo también tengo que hacerlo lo mejor posible.” Con cara alegre, hinchó el pecho.

“Esa chica es mi rival.”

Por un momento sentí una sacudida.

Porque pensé… Las palabras de Nanako ahora parecían tener un significado diferente.

“Kyouya, ya has decidido el concepto, ¿verdad?”

“Sí-Sí, por supuesto.”

“Entonces dímelo ahora mismo. No quiero olvidar este sentimiento, y quiero componer mientras lo tenga fresco.”

Mientras Nanako decía eso, al mismo tiempo, la puerta de la habitación de Saikawa se abrió.

“¡Ah, Hashiba-san, yo también! ¡Ya tenía ganas de dibujar, pero todavía me cuesta!” Protestó Saikawa con un mohín.

“¡Está bien, está bien! ¡De momento, déjenme dejar mis cosas y denme algo de tiempo para organizarlo!”

“¡Sí~!”

Publicidad G-M1



Después de que las dos respondieran alegremente, regresaron a sus habitaciones.

El animado ambiente se calmó y volvió la tranquilidad.

Kawasegawa y yo respiramos aliviados.

“Buen trabajo.”

“Ya estoy en casa. Gracias por quedarte mientras no estaba.”

“De verdad. Me estás echando encima muchas cosas.”

“Lo siento. Entonces, ¿qué es ese paquete?”

Kawasegawa me dirigió una mirada severa.

“Una muda de ropa. Estaba preparada para una larga pelea porque pensé que quizá no volverían aún, pero supongo que no lo necesitaba.”

“Ya veo, y también está lo del cos…” Los agudos ojos de Kawasegawa, que nunca tolera las bromas, me atravesaron todo el cuerpo.

“¿…Piensas terminar la frase?”

“…No lo haré. Uhm, siento… haber tardado en contactar contigo.”

“Rayos…” Kawasegawa suspiró, luego su expresión se suavizó. “Entonces, ¿cómo te fue?”

Le conté brevemente lo que había pasado en Kawagoe.

Sobre Tsurayuki, sobre su padre. Y sobre el futuro.

“Así que todavía no hay nada hecho ni grabado en piedra.”

“Sí, creo que se puede decir que aquí empieza todo.”

Kawasegawa también asintió.

“Espero que sea un buen resultado para Tsurayuki… pero no puedo decir nada ahora mismo.”

Sí, este asunto aún no se ha resuelto, ni siquiera han salido los resultados.

Pero tenemos que crear una obra que nos está esperando.

“Shinoaki será un oponente formidable.”

“Sí.”

“Te lo pones cada vez más difícil.”

Efectivamente, eso puede ser cierto. Si queremos llegar a lo más alto en el campus, es mejor guardarnos para nosotros el talento de Shinoaki.

Incluso en el mundo del deporte, existe la táctica de mantener a los jugadores con talento en su propia nómina en beneficio contra otros equipos.

Pero no voy a hablar de eso ahora.

Lo que estoy mirando va mucho más allá.

“No es difícil. Y lo que es más importante, por fin avanzamos.”

“¿En serio?”

“Nanako y Saikawa se inspiraron en Shinoaki. Estoy seguro de que crearán algo increíble.”

Cuando las personas de tu entorno inmediato se vuelven más activas, la influencia se extiende a los que te rodean.

Esto es especialmente cierto para los creadores. Los autónomos también crean espacios de trabajo en grupo, y trabajar durante una llamada es parecido a eso.

Como era de esperar, no esperaba que fuera tan bien.

“De algún modo, no es tan interesante como pareces creer.”

“Pero tú sabías lo que yo estaba pensando, ¿verdad?”

Kawasegawa asintió, haciendo un mohín con los labios y pareciendo insatisfecha.

“Pero de aquí en adelante, va a ser difícil. Sin Tsurayuki, tienes que tomar la iniciativa y decidir el concepto.”

“Si es sobre eso, está bien. Ya lo he decidido todo”.

“Estar aquí te tenía sin ideas.”

Cuando sonreí a la preocupada Kawasegawa…

“Sí. Y luego fuiste allí a decidir lo que no tenías claro.”

Sí, ya he decidido cómo quiero que vaya la historia.

El resto es si el gran flujo se moverá junto con lo que decidí.

“No te atrevas a perder el equilibrio.”

Publicidad M-AB

“Por supuesto.”

Miré ligeramente hacia el lugar donde había estado apenas unas horas antes.

Tú obsérvame.

Llamé a los actores al backstage. También les di el guion.

Ahora sólo tengo que sacarlos a todos al escenario.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios