Durara! (NL)

Volumen 13

Capítulo 12: Si Actúas Con Convicción, Incluso Dios Se Quitará De Tu Camino.

Parte 4

 

 

 

En un edificio de uso múltiple. En el techo.


“Cómo que… ¿los Dollars desaparecerán?”

Mikado contestó a la pregunta de Masaomi.

“Es como dije. Los Dollars literalmente desaparecerán.”

“¿Los disolverás? ¿Entonces el ruido de esas motocicletas es de la reunión de disolución?”

“No es así, pero… tal vez así es como resultará. También creo que será la última reunión, así que… simplemente quise mostrarte a ti y a Sonohara-san las personas reunidas bajo el nombre de los Dollars… lo que los Dollars realemente son, Masaomi.”

Publicidad M-M4

Desde donde estaba, en medio del techo, Mikado vio hacia Masaomi, quien estaba sobre la barandilla de hierro, y continuó:

“Lo que hice.”

Mikado hablaba de forma algo arisca, y Masaomi le preguntó:

“Los Dollars… tú dijiste muchas cosas en el pasado como que una vida ordinaria era tediosa, pero… ¿Tú querías esto?”

“Sí… al principio estaba emocionado. Pensé que finalmente había recibido lo que siempre quise.”

Mikado sonrió como un niño inocente, y negó con la cabeza con esa expresión.

“Pero las cosas han cambiado ahora. Por eso es que pensé – debería hacer un lugar donde podría dar la bienvenida a Sonohara-San de vuelta, Masaomi. Todo lo que yo queria era meterte en los Dollars, con la frente en alto.”

“Si… ¿¡Entonces qué quieres decir con desaparecer!?”

“Izaya-san me dijo después de la primer encuentro -”

“¿¡…!?”

Izaya.

En el mismo momento en que su nombre fue mencionado, Masaomi se endureció.

Frente a Masaomi, cuyas memorias habían despertado y lo habían dejado mudo, Mikado comenzó a relatar su recuerdo uniformemente.

“Después de la primera reunión de los Dollars, Izaya-san me dijo ‘Podrías querer escapar de lo ordinario, pero te acostumbrarás a lo extraordinario bastante pronto’.”

“…”

“Y luego dijo, ‘Si tú en realidad quieres librarte de lo ordinario, la única forma es mantenerte evolucionando.’ En aquel entonces, pensaba que había entendido lo que dijo, pero no creo que lo hice sino hasta que realmente ocurrió.”

Sonriendo con auto desaprobación, Mikado contempló el arma en su mano.

“Los Dollars se convertirán en algo ordinario en un abrir y cerrar de ojos… después de todo, es una calle sin salida. Fue tal como Izaya-san lo dijo.”

“¡Alto!”

Masaomi gritó impulsivamente.

“¡Esas son todas mentiras! ¡Él te estaba manipulando! ¡Con esa misma boca que te dijo esas cosas, ese hijo de puta se ha estado divirtiendo diciéndole a alguien más algo totalmente diferente, Mikado!”

“Puede ser.”

Mikado no negó las palabras de Masaomi, pero aun así, continuó.

“Pero creo que incluso si Izaya-san no hubiera dicho esas cosas, me habría dado cuenta de ellas.”

“¡Hacerte pensar eso es su trampa! No importa qué clase de grupo son los Dollars, tú eres tú, ¿¡me escuchas!? ¡Ya sea que seas simplemente un estudiante de instituto, o el jefe de algunos punks inservibles, no creas que Anri o yo te odiaríamos! ¡No nos mires por encima del hombro!”

Entonces Masaomi comenzó a correr hacia Mikado.

Como había pensado, Mikado no pensaba claramente.

No era claro si estaba borracho o si había sido manipulado por las indirectas de Izaya tal como a Masaomi le había ocurrido en el pasado, pero Masaomi había decidido que tenía que ser despertado.

Masaomi agarró su hombro y giró su brazo, pensando que incluso si no podía abrir los ojos de Mikado, al menos por ahora, le daría algunos puñetazos; y dio un paso adelante –

Pero cuando se percató de que Mikado apuntaba el arma hacia él, detuvo en sus pasos.

“… Oi, ¿me estás realmente- apuntando a mí?”

Sin lugar a dudas, el arma estaba siendo apuntada hacia él.

Pero Mikado la sujetaba con sólo una mano, y por el peso del arma, su puntería era inestable.

Además, él aún no había colocado su dedo en el gatillo, así que su intención era poco clara.

Por otra parte, era una situación peligrosa, donde si el arma era disparada, no sabrían dónde iría la bala.

Masaomi se detuvo, pero no se dio media vuelta por el miedo.

Y su amigo de la infancia, Mikado, apuntando el arma en silencio, preguntó:

“Pensé que podrías ignorar esto y vencerme de cualquier forma, pero… pero después de todo, incluso a ti te da miedo un arma, Masaomi,”

Él no estaba menospreciando la situación; su cara estaba puramente curiosa cuando le preguntó eso.

Masaomi molió sus dientes, y luego parado ante de Mikado, mirándolo directamente, contestó.

“Sí, me asusta.”

Pero sus ojos no tenían rastro de miedo.

Solamente – una ira silenciosa había comenzado a llenarlo.

“Sacando algo como eso repentinamente – no hay forma de que no lo esté.”

“Ya veo… eso es cierto.”

“Pero…”

“¿Eh?”

La ira que se había acumulado en Masaomi explotó y gritó furiosamente, como sollozando. “¡Lo que me más me da miedo, más que nada, es la clase de situación que tendría que

pasar haber pasado para que incluso alguien tan amable tú hiciera algo como esto!”

“Masaomi…”

“¡No juegues conmigo! ¡Por qué demonios una persona tan buena como tú se obliga a tener que hacer algo como esto! Algo está mal, ¿¡no!? ¡No está bien!”

Masaomi apretó sus puños hasta que sus uñas se clavaron en sus palmas, y disminuyó su voz a un lamento.

“¿… Eso fue – mi culpa?”

“…”

“Sí… Rokujo-no-danna también me lo dijo antes.”

Esta vez era Masaomi quien sonreía auto burlonamente – con una sonrisa clara en su rostro, observó los ojos de Mikado y dijo:

“Si yo te empujé a todo esto, Mikado, está bien, no diré nada si disparas…”

“No puedes decepcionarte de ti mismo, Masaomi. Cambié de dirección porque fue mi elección. No es tu culpa, Masaomi.”

“¿Entonces por qué estás apuntando hacia mí?”

Era una pregunta perfectamente natural. Mikado contestó molesto.

“Tampoco estoy muy seguro.”

“… ¿Huh?”

“Sobre a quién debería apuntar con esto de ahora en adelante.”

Masaomi fue golpeado por esa respuesta – pero lentamente, a medida que se tragaba el significado de las palabras, gritó:

“¡Si estás tan desanimado acerca de eso, no hay necesidad de tenerla en lo absoluto! ¡Lánzala a algún río mientras no la hayas disparado! ¡En todo caso, me desharé de eso en alguna parte! ¡No tienes que tomar más riesgos! En el peor de los casos, di que lo encontraste en algún lado y listo, ¿no es así?”

Entonces Mikado, todavía apuntando el arma, le dijo felizmente:

“Al final, así eres tú, Masaomi. Eres mucho más amable que yo, mucho más, una persona estupenda.”

Publicidad G-M1



Sin bajar el arma, Mikado negó con la cabeza ligeramente.

“Yo ya disparé.”

“… ¿Ah?”


Por un instante, no pudo entender las palabras de Mikado, y Masaomi frunció el ceño ligeramente.

En respuesta, Mikado habló únicamente con la verdad.

“Dos veces, antes de venir aquí.”

***

 

Publicidad G-M1



 

En la furgoneta.

“Éstos son los detalles respecto a los casos anteriores de disparo de armas de fuego en la ciudad.”

La voz del presentador que recitaba las noticias hizo eco en la furgoneta de Togusa.

“Un caso ocurrió en la entrada de la estación de policías de Ikebukuro; por lo que respecta al otro caso, ha sido deducido por estimaciones del área general, que el otro disparo fue hecho contra la puerta de la casa de Awakusu Dougen, presidente de los Awakusu, una organización violenta bajo el grupo Medei.”

La voz se expresaba claramente como si fueran los detalles de un incidente nuevo que simplemente había ocurrido.

“Además, en los alrededores de las escenas del crimen, habían palabras pintadas antes de los tiroteos; como la palabra también parecía ser el nombre de una pandilla en el área Ikebukuro, la policía actualmente investiga el enlace ——-“

“… ¿Díganme, qué quieren decir con ‘una pandilla en el área de Ikebukuro’.”

Togusa murmuró eso a medida que escuchaba las noticias.

Era una pregunta a la cual la respuesta ya la había supuesto él mismo.

Expresando sus pensamientos en su lugar, Kadota contestó con su cara incrédula.

“Probablemente, hay nueve de diez oportunidades de que sean los Dollars.”

“Entonces – ¿qué ocurrirá?”

En respuesta a lo qué Karisawa había dicho desde asiento trasero, Kadota les informó, con aspereza, de su teoría.

“Los Dollars…están haciendo una guerra a la superficie y el bajo mundo de la ciudad.”

***


 

 

En algún lugar de la ciudad. En cierta oficina.

“… Dios mío, las cosas se están cayendo a pedazos más lo que esperaba.”

El ejecutivo de los Awakusu, Aozaki, dejó escapar un profundo suspiro a medida que escuchaba el informe de su subordinado.

Él se levantó lentamente de la silla de cuero y tomó su traje de la percha del abrigo.

“¿A-a dónde va?”

Aozaki le contestó a su subordinado:

“Al lugar del viejo. Tengo que disculparme por lo que sucedió.”

Cuando había escuchado que dispararon a la casa de Awakusu Dougen y a la estación de policía, Aozaki tuvo un primer pensamiento en Ryugamine Mikado. Era ciertamente natural considerar que como justo le habían dado un arma hace algunas horas, que incluso dejando eso de lado, la acción destructiva de desafiar simultáneamente a la policía y los Awakusu, solo podía señalar a Mikado.

Aozaki no supuso que algo así ocurría en menos de una noche después de que Izumii le hubiera entregado el arma, pero él había experimentado y había sobrevivido numerosas otras adversidades antes, así que no demostró ansiedad.

“La puerta de la casa del líder es la cara de los Awakusu. Es por mi culpa que le hayan disparado; tengo que estar preparado para perder algunos dedos por mí mismo.”

Y entretanto, serenamente, él dio una ‘orden’ aterradora.

“Secuestren a Ryugamine Mikado.”

“Sí.”

“Personalmente no me desagrada ese comportamiento enfermo… Pero es otra cosa si el presidente ha sido involucrado. En esta situación, no tiene importancia que sea un niño; tenemos que hundirlo.”


Después de instruir a su subordinado decididamente, se aproximó a la puerta de la oficina para dirigirse hacia donde estaba el presidente –

Pero un subordinado corrió ansiosamente hasta la puerta.

“¿Cuál es el alboroto?”

Aozaki le habló seriamente; y su subordinado, contestó sin aliento.

Ante el nombre que pasó por sus labios, Aozaki, quien hasta entonces se había quedado tranquilo, frunció el ceño profundamente.

“Akabayashi-san dijo que quiere hablar con usted, e irrumpirá por su propia cuenta…”

***

 

 

En un edificio de uso múltiple. En el techo.

“¡Tú… en que estás pensando! ¡Si hiciste eso, los Dollars realmente… no, antes de eso – ¡Pondrás en peligro tu vida!”

Habiendo escuchado de Mikado donde había disparado el arma, Masaomi le gritó a Mikado, mientras le pedía a su amigo que por favor, eso fuera sea solo una broma de mal gusto.

Publicidad M-M1

Pero Mikado contestó rápidamente.

“Probablemente, supongo.”

“¡Probablemente dices…!”

“Pero de esta forma, los Dollars desaparecerán.”

“¿Qué?”

Cuando Masaomi frunció el ceño, Mikado comenzó a contarle sobre sus esperanzas.

“Cuando se corra la voz, nadie pensará en unirse a los Dollars, y aquellos que estaban usando el nombre de los Dollars hasta ahora, solo tratarán de cubrirlo.”

Eso era ciertamente de esperarse.

Nadie quería ser percibido como miembro de una organización que había acumulado hostilidad de la policía y las organizaciones violentas, y era prácticamente desventajoso.

Podrían haber algunos que se quedaran incondicionalmente por el espíritu de rebeldía, o fanfarronearían sin considerar las consecuencias, pero lo que les pasaría a esas personas sería merecido.

Era creíble que aquellos que se unieron en forma de broma o solamente para sus propios propósitos personales, o aquellos que habían creído que los Dollars era una organización saludable como un grupo universitario, escaparían por su interés propio.

Como ratas librándose de un barco naufragante, se meterían al mar, se hundirían en el anonimato de una sociedad de información; uno podría imaginar que ni siquiera se atreverían a respirar.

Y entonces Mikado habló con un término que era, de alguna forma, algo impropio.

“Los Dollars… se convertirán en una leyenda urbana.”

“Una… ¿leyenda urbana?”

“Sí, simplemente una inútil leyenda urbana.”

Cuando vio que los ojos de Mikado brillaban como los de un niño, Masaomi recordó.

Ahora mismo, los ojos de Mikado estaban igual que cuando el jinete sin cabeza había pasado al lado de él cuando llegó por primera vez a Ikebukuro.

Era una cara espantosa; no obstante, encubría una alegría abrumadora.

“Pero las leyendas urbanas evolucionan. Los rumores nuevos se fundamentan en lo viejo. Nunca dejan de propagarse en la ciudad.”

Mikado relacionó de nuevo lo que había afirmado con lo que Izaya le había dicho, y amplió eso con su propia teoría.

“Perderá su forma física, y perdurará sólo como un nombre, una leyenda artificial.”

Y luego, indudablemente, con felicidad pura, Mikado proclamó.¿:

“Me di cuenta que eso era mi ideal de los Dollars.”

La escena antes sus ojos se había torcido repentinamente; Masaomi sintió una ilusión.





“Tú… por algo estúpido como eso… ¿le disparaste a la oficina de los yakuza y la policía?”

“Sí. Los Dollars son una cosa más bien tonta. Pero los Dollars se formaron por una razón absurda; de igual forma. no se puede evitar que desaparecerán por una razón absurda.”

Masaomi refutó esas cínicas palabras:

“Pero allí todavía habrán tipos usando el nombre para hacer el mal, lo sabes.”

“Está bien. Esas personas ya no serán miembros de los Dollars – solamente serán personas usando el nombre de los Dollars. Sería genial si ellos al menos pueden ser fertilizantes para la leyenda urbana, supongo.”





Mikado sonrió al decir algo como eso, y Masaomi sintió un frío correr por su columna vertebral.

¿Era realmente Ryugamine Mikado el chico ante sus ojos?

Con la punta del arma todavía apuntada hacia Masaomi, Mikado preguntó casualmente:

“Entonces… ¿Qué harás, Masaomi? ¿Me detendrás?”

“O… ¿viniste a ponerle fin a todo entre los Blue Square y los pañuelos amarillos?”

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios