Durara! (NL)

Volumen 11

Capítulo 5: La Manzana No Cae Lejos Del Árbol.

Parte 2

 

 

Treinta minutos antes.

“Al final, no viniste aquí ayer por la noche, ¿No, Kujiragi­san?”

Publicidad M-AR-2

Orihara Izaya lo dijo con una carcajada mientras estaba sentado en el sofá de la casa.

16No es un error, parece que así le dice Karisawa.

A pesar de que debería haber tenido moretones en todo su cuerpo, Izaya no mostró ningún dolor y gritaba como si estuviera hablando para él mismo.

“Inesperadamente, eres cautelosa, ¿o tal vez tienes la habilidad para sentir el peligro? Como esa vez que dijiste que se suponía que tenías un contacto regular con Slon­san. ​Espera, ¿Podría ser que todos los vecinos de la cuadra estén bajo el control de la ‘Saika’ de Kujiragi­san? Cosas como nuestro comportamiento pueden ser evidentes para ti.”

“Si ese fuera el caso, ¿no sería peligroso quedarnos aquí?”


Izaya respondió a las palabras de Mikage sin parar de sonreír.

“Considerando el poder de Saika, el hecho de que estés en peligro no cambiará sin importar en el lugar que estés. Me sorprendió cuando fui apuñalado por uno del grupo de Yodogiri mientras viajaba al noreste.”

“Cuando vi las noticias, no supe cómo reaccionar.”

“Yo también me pregunté cómo reaccionarían todos. Quise observar cuidadosamente por todos los medios. Cuando llamé al tipo quien pensaba que era mi mejor amigo, me dijo, ‘¿Oh, sí?’ y colgó el teléfono.

“¿Es realmente tu mejor amigo?”

Izaya continuó hablando mientras pensaba, ‘Oh, esa chica aún es una persona normal’, al observar a Mikage quien estaba frunciendo el ceño.

“Bueno, para ser apuñalado, creo que tuve bastante suerte, ¿No? Pude sentir como me sentí al comienzo de todo y pude encontrarme de nuevo con Mamiya­chan.”

“¿Quién es Mamiya?”

Kine, quien estaba en la esquina de la habitación, respondió a la pregunta de Mikage.

“Oh, esa chica que es un poco cuestionable.”

“¡Eso es! Como esperaba de Kine­san, la recuerdas muy bien. Mamiya Manami­chan.”

“Oh, ¿la chica que te observaba todo el tiempo? ¿Qué hiciste con ella?”

Izaya le respondió a Mikage, quien lo preguntó mientras entrecerraba sus ojos, con una expresión que no mostraba preocupación.

“No es como si hubiera hecho algo grande. Solo la engañé cuando fue al encuentro de suicido e hice que tomara jugo con una pastillas para dormir.”

“…”

Izaya sacudió sus manos mientras se reía al observar el rostro de Mikage, cuyos ojos se volvieron más frío.

“Hahaha, detente, Mikage. No hice nada de lo que estás sospechando. Solamente le dije ‘Te mataré’ antes de que cayera dormida. Una de ellas fue al hospital para asesinarme cuando vio mi nombre en las noticias… ¿No crees que eso es grandioso?”

“Deberías haber sido asesinado en ese lugar.”

“Eso es terrible.”

“No te preocupes. Tomaré la venganza por ti.”

Izaya estaba tratando de burlarse un poco de Mikage al mirarla, quien dijo una contradicción —

“Son las 9:00.”

Kine elevó su voz mientras miraba el reloj.

“Oh, ¿y qué pasa con eso?”

“Es el horario para cuando abre el hospital. Ve.”

“… ¿Hmm? ¿Me estás hablando a mí? Para, ciertamente fui herido pero no tanto como para que tenga que ir al hospital.”

“… Tú fuiste golpeado en la parte de atrás de tu cabeza. Las lesiones en la cabeza inician tarde. Deberías dejar que te hagan un chequeo.”

Izaya respondió a las palabras de Kine, quien hablaba con indiferencia mientras miraba hacia arriba, con un suspiro.

“Dije que está bien, Kine­san. En serio, no me siento con náuseas.”

Kine miró lentamente a Izaya con ojos fríos y repitió otra vez las mismas palabras.

“Deberías dejar que te hagan un chequeo.”

“… Lo entiendo, lo entiendo. Parece que me asesinarás si me sigo rehusando.”

Izaya le dio una sonrisa amarga mientras se levantaba y caminaba lentamente hacia afuera.

“Bueno, okay, de paso aprovecharé para ver a Dotachin.”

Mikage se despidió de Izaya, quien había abandonado la casa, y abrió una parte de las persianas.

Parecía que los miembros de Dragon Zombie lo llevarían al hospital, pero si tuviera mucha atención, terminaría llamando mucho la atención.

Después de que Mikage suspirara brevemente, le preguntó a Kine, quien estaba en un costado de la habitación.

“¿Tú eres Kine­san? No conozco mucho sobre ti pero, ¿qué has hecho para ser incorporado por Izaya?”

“Keigo.”17

17‘Keigo’ es una respetosa forma de hablar en japonés.

“¿Huh?”

“Deberías usar Keigo cuando estés hablando con tus mayores que no son cercanos a ti. Una vez los conozcas mejor, deberías confirmar si puedes o no hablarles normalmente.”

Mikage lo observó desde la distancia y respondió torpemente mientras se rascaba la oreja.

“Hmm, estás diciendo lo mismo que dice mi padre… No, tú lo manifiestas.”18

“¿Acaso Chairman Sharaku no es estricto en ese tipo de cosas?”

“…Oh, ¿Conoces a mi padre?”

“Un viejo amigo solía aprender artes marciales en tu gimnasio.”

Mikage, quien oyó esa palabra clave, pronunció el nombre después de que pensara un poco.

“¿Te refieres a Akabayashi­san?… ¿cierto?”

“Sí. Pero no lo he visto últimamente.”

“Eso significa que tú también estás del otro lado, ¿no, Kine­san?”

“Ya renuncié a ese trabajo hace un tiempo. Ahora soy un detective independiente. Pero hago casi cualquier cosa que mi cliente quiera.”

Kine dijo lo mínimo de lo era necesario.

Pero después de un rato en silencio, le dijo a Mikage.

“Yo considero a esto un trabajo, pero una mujer que tiene mucho futuro como tú sería mejor si no te involucraras mucho con un demonio como Izaya.”

“Sé más que suficiente.”

18Es difícil traducir esto al inglés y aún más al español, básicamente. Mikage habla en japonés informal pero luego se corrige cambiando a Keigo, para tratar de hacer una mejora… por eso cuesta darle sentido al ‘Stating.’

Mikage recordó su pasado y continuó hablando mientras hacía sonar su cuello.

“No me arrepiento pero terminé dejando la escuela después de haberme involucrado con ese tipo.”

“Ah, he oído eso de Akabayashi.”

“…”

“Será mejor que tengas cuidado. Ese tipo está siendo observado por los Awakusu. Si solo mantienen un ojo sobre él está bien, pero sería un problema si se vieran involucrados físicamente. Para Akabayashi, si es Izaya, encontrará defectos en cualquier cosa sobre él, pero si eres tú, no te criticará nada.”

Kine solamente dijo el hecho tranquilamente sin moverse siquiera un poco del lugar de donde estaba parado.

“Si fuera Aozaki, no le importaría venir y matar a cualquiera, sea yo, a quien ha conocido durante mucho tiempo, o una mujer o un niño.”

Kine dejó de hablar y exhaló un poco de aire.

“Quiero decir, Izaya estará acabado sin importar lo mucho que se esfuerce si logra involucrar físicamente a los Awakusu. Espero que no haga nada que logre captar su atención tanto como sea posible.”

Él miró a Mikage y le preguntó con una voz casi sin emoción.

“¿Todavía seguirás involucrándote con Izaya?”

Kine­san podría estar preocupado por mí.

Mikage pensó brevemente sobre eso y luego habló mostrando una expresión compleja en su rostro.

“Conozco el hecho de que él es un imbécil.”

Mikage se sentó en una silla cerca de ella mostrando una sonrisa un poco amarga.

“Pero Izaya es un tipo que es muy justo para todos. Ya sea que se trate de algo bueno o malo, él se meterá y agitará las cosas en ambo lados por igual. Creo que puede ser una parte divertida de él a comparación de las personas que son superficiales.”

“…Ya veo.”

Kine respondió algo corto y no volvió a preguntar más—

Después de que Mikage recordara por un rato el pasado, murmuró algo sin ninguna expresión en su rostro.

“Bueno, estoy de acuerdo que siempre es mejor no involucrarse con ese tipo. También creo eso pero Izaya es como un veneno adictivo. Una vez que te involucras con él, de alguna forma es como que te vuelve loco… en mi caso, el veneno me ayudó pero también hay muchas personas que fueron destruidas por esto. En serio, creo que ese sujeto es como una droga muy fuerte.”

“Si él es una droga muy fuerte, él puede ser veneno o un medicamento, dependiendo del uso.”

Kine estuvo de acuerdo a medias con la opinión de Mikage y concluyó la conversación sin meterse en su pasado.

“Pero ese tipo no es un medicamento o una píldora que no tiene intenciones.”

“Al final, no importa como lo veas, ese tipo es muy humano por lo que esto lo hace muy problemático.”

***

 

 

Hospital General Raira.

“¿Qué pasa, Anri­chan? Tienes una cara que da miedo.”

“¿Por qué?… ¿Por qué estás aquí?”

Orihara Izaya le respondió a Anri que respiraba pesadamente mientras se encogía de hombros.

“¿Es tan extraño que venga a visitar a Dotachin al hospital?”

Karisawa respondió a su pregunta en lugar de Anri.

“No es de extrañar, Izaiza.”

Karisawa notó el cambio de Anri después de que viera a Izaya y se puso en el medio de ellos dos y continuó hablando.

“Sería razonable pensar que vine aquí a decirle a Dotachin cosas innecesarias o ver lo que está haciendo ya que la gente piensa que yo estuve involucrado en el accidente.”19

Auque ella estaba sonriendo, sus ojos sonrientes eran más estrechos de lo normal, lo cual podía ser debido a que pensaba que esto podría ser posible.

“No digas eso. Ni siquiera tengo un auto y mucho menos alguna razón para atropellar a Dotachin. Bueno, sigo siendo un informante así que contactaré contigo si consigo algo de información del sospechoso. Me gustaría cobrarte 50000 yenes pero como eres una conocida, te lo dejaré en 40000 yenes.”

“¿Le vas a dar como regalo 40000 yenes a Dotachin?”

“No digas eso. 40000 yenes como regalo sería una violación de códigos.”20

19Aquí Karisawa habla en tercera persona.

20Izaya dice 40000 porque el 4 es de mala suerte en Japón.

Anri continuó respondiendo sus propias preguntas desagradables en su mente mientras miraba a los dos conversando, durante el cual ella no podía decir si estaban bromeando o siendo serios.

Orihara Izaya­san.

¿Por qué vino?

¿Vino hasta aquí porque quería algo de mí?

¿Acaso solo vino a visitar a Kadota­san?

De ninguna forma.

No, no es ese tipo de persona.

Publicidad G-M2



¿Está involucrado? ¿Con qué? ¿Hasta qué punto?

Aunque muchas preguntas aparecían instantáneamente, esto llevaba solo a una conclusión.

Ryuugamine Mikado.

Kida Masaomi.

Publicidad M-M5

En otras palabras, los ‘Dollars’ y los ‘Pañuelos amarillos’.

Los grupos que habían estado actuando recientemente de forma incompresible y los dos chicos que parecían estar involucrados.

“¿Tú hiciste…algo?”

“¿Hmm? ¿A qué te refieres con ‘algo’?”

¿Le hiciste algo… a Ryuugamine­kun y Kida­kun?”

Karisawa giró inesperadamente hacia la voz inusualmente ‘enojada’.

“¿Anri­chan?”

Cuando giró, su rostro mostró un poco de sorpresa.

La expresión de Sonohara Anri era más dura que nunca y estaba mirando a Orihara Izaya con los ojos bien abiertos.

Sus ojos— estaban totalmente rojos.

Aunque la emisión de la luz de sus ojos podría ser fácilmente confundidos por las luces fluorescentes, en ese momento, los ojos de Sonohara Anri tenían un aspecto brillante y estaban totalmente rojos.

Pero debido a la aguda sensibilidad de Karisawa, solo reaccionó con un ‘poco de sorpresa’.

Por otra parte, sin mostrar ningún tipo de sorpresa, Izaya respondió mientras se reía.

Publicidad G-M3



“Tu duda es correcta. No es ilógico o algo así. Si fuera tú, dudaría de la persona llamada Orihara Izaya tal cual lo estás haciendo ahora. Pero no me esperaba ver personas con esa clase de ojos tan inhumanos.”

“¡P… por favor responde la pregunta!”

¿Las mejillas de Anri estaba traspirando debido al miedo de estar frente a Izaya o porque estaba enojada y no podía oprimir su poder?

Ella misma estaba sorprendida.

Debido a que nunca había pensado tener un sentimiento tan duro en su corazón al encontrarse nuevamente con Orihara Izaya.

La primera vez que se encontró con Izaya fue también cuando se encontró con Mikado.

El día que la salvaron cuando estaba siendo acosada por tres chicas.

Para ser exactos, ya había conocido a Mikado el día del examen de ingreso pero esa vez fue la primera vez que hablaron apropiadamente.

No había sentido algo inusual desde entonces.

De alguna forma, sabía que no era una persona normal cuando se encontró por primera vez con él.

Pero entonces, el impacto de la aparición de Heiwajima Shizuo dispersó esa primera impresión por completo.

Después de eso, trató de cortar una vez más a Izaya en la noche en Shinjuku.

Sin embargo, no pudo cortarlo esa vez, y en su lugar se le fue dada una declaración de guerra.

“Los humanos son míos.”

“Nunca se los entregaré a una espada.”

Él dejó a Anri después de que le dijera algo como eso.

Después de esa noche, nunca esperé que nos encontráramos nuevamente.

Mejor dicho, nunca imaginé que lo vería de nuevo.

Sin embargo, Anri no era lo suficientemente tonta o ingenua como para pensar que era solo una coincidencia que ese tipo apareciera en ese lugar.

Aunque el hecho de que haya ido al hospital era realmente una coincidencia.

Sin embargo, Izaya cambió la coincidencia a algo inevitable.

“Ok. Déjame responderte. Sin lugar a dudas, está bien que dudes de mí, pero esta vez no es así. Últimamente, no he contactado directamente con Ryuugamine­kun o Kida­kun.”

“… No puedo creerte tan fácilmente.”

“Es verdad. Puedo explicarte la razón.”

Aquellas palabras hicieron que Anri frunciera las cejas.

Su distancia a Izaya era de tres metros.

Si ella fuera a tomar la espada de su cuerpo, lo alcanzaría de inmediato.

Pero no quería atacar a Izaya y controlarlo inmediatamente.

Mucho tiempo había pasado desde esa noche en Shinjuku.

Aunque había sido solo unos seis meses, fue suficiente para que una chica adolescente se calmara.

No es como si lo hubiese perdonado o bajara la guardia.

Sin embargo, necesitaba otra razón para que pudiera ‘empujarla’ y atacar a su oponente.

Me gustaría poder ver a través de sus mentiras.

Aunque estaba pensando eso, Anri no tenía la habilidad para leer la mente de las personas.

Al menos que consiga que Saika controle a alguien y permita que le digan sus pensamientos.

Saika está en silencio.

Probablemente estaba pensando cómo lidiar con el oponente llamado Orihara Izaya. O quizás, probablemente todavía lo odiaba.

“Por favor, dime la razón.”

Ella respiró en silencio y lo forzó a responder.

Entonces Izaya se encogió de hombros y mientras se reía, le dijo en pocas palabras:

“Porque voy a acercarme a ellos y meterlos en problemas.”

“… ¿Eh?”

Anri pestañeó ante las palabras de Izaya.

No podía entender lo que estaba diciendo en ese momento.

En realidad, pudo entender sus palabras pero no podía creer que diría tales palabras.

Detrás de él, Karisawa, quien ya conocía a Izaya desde hace más tiempo que Anri, murmuró

“Uwaaaa… qué terrible”.

El hombre de negro se rió fríamente frente a estas dos chicas.

“Bueno, así es exactamente como son las cosas. Tu conjetura es correcta. Últimamente, Ryuugamine­kun y Kida Masaomi­kun están metiéndose en situaciones bastante interesantes. Déjame darte un ejemplo… mmm bueno, es como si esos dos estuvieran caminando por una cuerda floja que cuelga sobre un precipicio; imagina el precipicio, la cuerda y tus dos amigos.”

Debido al ejemplo extraño de Izaya, Anri no tuvo tiempo para pensar en sus sentimientos y terminó de escuchar las palabras de Izaya con una expresión facial llena de dudas.

“¿Puedes imaginarlo? Entonces, vayamos al siguiente paso. Ambos están conectados por una soga alrededor de su cuello, por lo que si uno de ellos pierde el equilibrio, ambos caerán al precipicio. O si uno de ellos cae y agarra la soga, la soga alrededor del cuello del otro le apretará. ¿No estás excitada?”

“….”

Anri no podía responder.

Ella imaginó la escena descripta por Izaya y se comenzó a sentir nerviosa de la misma manera que se había estado sintiendo hacia Mikado durante los últimos meses.

“Continuemos imaginándolo. Las personas alrededor de ellos tienen varias reacciones:

algunos están tratando de tomar ventaja de la situación y cobran a otros para ver la escena, algunos se suben a la soga y empiezan a saltar sobre ella, otras personas más buenas están tratando de colocar una colchoneta bajo el precipicio y otros se están golpeando entre sí.”

Izaya continuó hablando manteniendo un volumen moderado para que el personal del hospital no le llamara la atención mientras se apoyaba en la pared del pasillo del hospital.

“Eso es lo que pienso al ver esas escenas.”

Y entonces Izaya le dio una respuesta a Anri después de todas esas largas descripciones.

“Ryuugamine Mikado y Kida Masaomi están caminando en esa cuerda sin motivos. ​¿Cómo reaccionarían si prendiera fuego ambos bordes de la soga por la que están caminando?”

“¿¡…!?”

Anri sentía como si alguien estuviera agarrando su corazón.

Sentía como si alguien estuviera mandando sangre con fuerza hacia su cerebro.

Aunque ella estaba totalmente quieta, respiraba pesadamente y le preguntó con una voz temblorosa.

“¿Por qué… por qué haría semejante cosa?”

La respuesta era muy simple, alguien que conociera lo suficiente a Orihara Izaya diría, ‘Bueno, eso suena como algo que él haría’, y sería fácilmente convencido.

“Solo quiero observar.¿Cómo reaccionarían esos dos si algo como eso sucediera?”

La respuesta esta vez hizo que todo el cuerpo de Anri se congelase.

Sintió la misma frialdad por el miedo como la que sintió esa noche en Shinjuku.

“Si fuera a colgarlos en una cuerda segura, eso no cambiaría nada. Si pudiera resolver todo en paz, no sería capaz de ver de esa forma el verdadero lado de los seres humanos. Aunque también amo que los adolescentes vivan una vida tranquila… solo quiero ver la escena que solamente Ryuugamine­kun y Kida­kun pueden otorgar.”

“No lo entiendo. Eso… ¿qué significa…? ¿Cuál es el propósito? Eso…”

La sensación que ocupaba en la mente de Anri no era ira o desesperación, sino pura confusión.

No podía entender al hombre llamado Izaya.

Sonohara Anri no podía entender sus razones ­ porque solo quiere observar­ en lo absoluto.

Sonohara Anri no podía entender a Izaya mediante su sentido común de la misma forma en que las personas ordinarias no pueden entender a un asesino que dice ‘Asesiné a una persona porque el cielo es azul’. La diferencie entre ella e Izaya podía ser más como la diferencia entre una TV y una radio que entre algo analógico y digital.

“¿Cuál es el significado? Bueno, por curiosidad, por ser un investigador, o un criminal por diversión. No me importa lo que digas sobre mí, pero estas son mis sencillas respuestas cuando me lo preguntan. Creo que te lo había dicho antes….”

Como Izaya tenía una sonrisa de victoria en su rostro, lo expresó sin mentir.

“Porque me gustan los humanos.”


“…”

Él continuó hablando sin prestarle atención a una muda Anri.

Él lo murmuraba como si estuviera abrazando a todos con una sonrisa de amor filantrópico.

“Aceptaré a todos los humanos en el mundo sin importar lo estúpido que actúen, no importa lo desagradable que actúen—

Sus palabras sonaba más como si estuviera hablando al mundo, para él mismo o alguien más.”

“Por lo tanto, ¿No crees que me tengo permitido poder hacer algo a los humanos de todo el mundo?”

“Como resultado de esto, si una chica que no podía perdonarme viniera a asesinarme — podría amarla por igual.”

***

 

 

Al mismo tiempo. En algún lugar de la ciudad.

Ella era una chica que podía ser vista en cualquier lugar del centro si se mirase alrededor.

Pero tenía sombras oscuras en sus ojos y una atmósfera tensa a su alrededor la cual le hacía un poco inaccesible.

El nombre de esta chica era Mamiya Manami.

A pesar de su nombre, las cosas en su mente estaban lleno de puro odio.

Orihara Izaya.

Un hombre que una vez la engañó y luego la negó por completo.

Como resultado, él la frenó de cometer suicidio para que ella pudiera apreciar la vida— pero su tiempo no había avanzado ni un segundo desde el momento en que ella decidió cometer suicidio.

Su odio por Orihara Izaya se deslizo en su vida, en un paso de peatones.

Ella ya no recordaba por qué trató de suicidarse.

Para ella, la razón no importaba.

Él no solo me engañó, se burló de mí, que había elegido ‘morir’, y negó todo por completo.

Ella no había sentido odio por nadie hasta ese momento.

No le importaba lo suficiente como para odiarse a sí misma o al mundo.

Sin embargo, ese día, desde el momento en que escuchó aquellas palabras del hombre que la puso a dormir poniéndole pastillas en su bebida, la emoción negativa de ‘odio’, que no existía hasta ese entonces, explotó.

Es amor. No puedo sentir amor por tu muerte. Eso no es bueno. Deberías amar la muerte. Y tú no respetas lo suficiente a la inexistencia. Si tú eres así, no puedo permitirme morir junto contigo.”

Aquellas palabras que escuchó justo antes de desmayarse, quedaron grabadas muy dentro de Manami.

Después de eso, también recordó que ella lo miró y dijo, ‘Definitivamente te asesinaré’.

Ambas voces, la de Izaya y la de ella misma, se repitieron una y otra vez en su mente; tanto así que el odio terminó transformándose en su razón por la que vivir.

Por lo tanto, cuando vio las noticias en la TV que decían ‘Orihara Izaya fue apuñalado’, pudo tomar sus represalias.

En un día, pudo encontrar el hospital donde Izaya estaba hospitalizado.

Subió al tren bala con una mochila donde tenía cuchillos que había comprado en una tienda de mejoras para el hogar de su vecindario.

Sin embargo, su filo no pudo cortar el corazón de Izaya.

Por el contrario, Manami fue tirada al piso, pero incluso en ese momento le dio a Orihara Izaya una mirada con intenciones de asesinarlo.

Publicidad G-M1



Izaya le sugirió una cosa.

Publicidad G-M2



“¿Estás trabajando?”

“Si te gusta, podrías ayudarme con mi trabajo. Namie­san por sí sola no puede ejecutar todos mis recados.”

“De esa forma tendrás más oportunidades para asesinarme, ¿verdad?”

Ella recuerda mucha de sus palabras y su sonrisa valiente y apreta sus dientes.

Aquella vez, ¿qué esperaba Orihara Izaya de mí?

¿Qué aceptara obedientemente su oferta?

¿O que le gritara que se callara y tratara de apuñalarlo?

¿O hubiese estado satisfecho si me suicidaba en frente de él cortándome mi garganta?

Respondió afirmativamente a todas sus preguntas en su mente y negó a Orihara Izaya.

Orihara Izaya se hubiera divertido de cualquier forma ya sea que hubiese pasado una de esas posibilidades o algo más.

Ese hombre ama a los humanos.

No importa que suceda, él ama las ‘acciones’ y ‘pensamientos’ que los humanos crean por igual ya sea de malicia o buenas intenciones, malas o buenas obras.

Manami entendió eso en apenas un par de días y sintió nauseas.

Para amar a todo por igual también significa que no ama a nada.

Publicidad G-M2



Amar es algo egoísta. La profundidad será determinada por la diferencia de muchos otros.

Aunque eso era una idea extrema, pensaba de esa manera.

Porque fui negada.

Es una razón muy superficial para asesinar a alguien.

Sin embargo, para ella, quien había renunciado a su vida por una razón que no podía recordar, era una manera bastante natural de pensar.

Sin esconder su odio, había estado trabajando para Orihara Izaya.

Mientras pensaba como podría darle el mayor ‘dolor’ a Izaya—

Como resultado, estaba parada allí en ese lugar.

Un apartamento de bajo costo se encontraba cerca de Ikebukuro. Cuando abrió una de las puertas, una chica apareció desde adentro. “Oh, eres Manami­chan, ¿cierto? ¿Qué te trae por aquí?”

La persona que había aparecido desde adentro era una mujer de cabello largo y negro ​— Niekawa Haruna.

Manami le respondió inexpresivamente a Haruna, quien de alguna manera parecía tener una sonrisa torcida en su rostro, sin cambiar su expresión facial.

“… Para atormentar a Izaya.”

Manami también sabía acerca de ‘Saika’.

En realidad, había visto humanos que habían sido cortados y luego controlados por Haruna.

Sin embargo, los ojos de Manami que la miraban no demostraban miedo en lo absoluto.

Su personalidad raramente mostraba otras emociones aparte de odio hacia Orihara Izaya.

“Oh, debe ser difícil para ti. Tú dijiste hostigar, pero específicamente, ¿qué estás planeando hacer?”

Ella le respondió a Haruna, quien lo preguntaba riéndose, desapasionadamente.

“Vine para robarme una cosa muy importante de Izaya que se encuentra aquí. Eso es todo.” Luego Haruna cerró ligeramente sus ojos y murmuró.

“… ¿Cuan seria eres acerca de eso? Por el momento, hoy estoy a cargo del ‘equipaje’, ¿lo sabes, no?”

“Te engañé diciendo algo como, ‘Izaya me dijo que viniera aquí’ y se fue con la cabeza. Podrías decir algo así.”

Haruna le preguntó a Manami, quien había dicho eso de una manera muy fácil, con sus labios distorsionados ampliamente después de que abriera su boca por un segundo.

“Ah… ¿Qué hay para mí?”

Igualmente, Manami respondió la pregunta de forma natural sin vacilar.

“Si no estuvieras a cargo de esto, tendrías más tiempo disponible, ¿no?”

“….”

“Podrías tener más tiempo para investigar a una persona, ¿no?”

Eso era sin lugar a dudas una oferta ideal para Haruna.

Orihara Izaya había estado consumiendo mucho tiempo de Haruna haciendo de ella un ‘guardián para su equipaje’, excepto cuando le dejaba usar a ‘Saika’.

Porque que él no quería que ella actuara con tanta libertad.

“Okay. Dejaré que me engañes.”

“Sí… Gracias, Haruna­chan.”

Haruna se apoyó contra la pared del pasillo y no le preguntó nada más a Manami, quien le había agradecido con una cara de póker,

Naturalmente, en una empresa normal, no podrías usar eso como excusa.

Terminarías siendo cuestionado con cosas como: ‘¿Y entonces por qué Izaya no me llamó directamente a mí para asegurarse?’.

Sin embargo, ese tipo de sentido común no podía aplicarse en el grupo que Izaya había reunido.

Si Haruna dice, ‘Solo confié en la mujer con la que contaba Izaya y se lo llevó’ ellos lo aceptarán.

O Izaya podría posiblemente haber arrastrado a Manami a su grupo sabiendo que ella se comportaría de esa forma.

Mientras pensaba en tales cosas, Haruna vio el comportamiento de Manami hasta el final por un rato.

Haruna empezó a prepararse para salir luego de ver a Manami irse, quien se iba con el ‘equipaje’.

La razón por la que Haruna hace lo que Izaya le dice es porque quiere encontrarse con una persona que ama.

Nasujima Takashi.

Un hombre que una vez fue su profesor pero tuvieron una relación mucho más profunda que eso.

Tengo que decirle rápidamente a mi amada persona cuanto lo amo.

Takashi….

Mientras recordaba la amplia espalda del hombre, pensaba.

Quiero cortarle con la espada en su espalda como prueba de amor.

Su cuello masculino, su clavícula, sus ojos brillantes y sus dedos suaves como para un chico.

Para transmitirle mi amor a través de ‘Saika’ cortándole con mi espada una y otra vez.

Entonces Haruna permitirá esta vez a su amado hombre, cuyos ojos se volverán rojos, sostener la espada y arrancar su cuerpo.

Y a través de la espada llamada ‘Saika’, nos verteremos ‘amor’ el uno al otro.

La escena no podría ser otra cosa que algo terrorífico, es decir, el matarse uno a otro antes los ojos de un tercero, pero para Haruna, esta es una forma de amar que otras personas no pueden hacer.

Publicidad G-AB



El cuerpo entero de Haruna se calentó y fue al baño para lavar su cara con agua fría; quizás estaba excitada de solo imaginarlo.

No, aún no. Tengo que guardar el placer para el final.

Lentamente dejó su casa con una sonrisa enferma en su refrescante cara.

Con el fin de lograr lo que ella quería hacer ahora, tenía la libertad de hacer lo que quería después de mucho tiempo.

Para encontrar a ese alguien con el que estaba impaciente por reunirse entre toda la multitud de la ciudad.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios