Durara! (NL)

Volumen 10

Capítulo 1: Todo sobre Tom, Dick y Harry.

Parte 1

 

 

Agosto, Russian Sushi, un Zakishi.

“Muy bien ¿Qué es lo querías decirme?”

Publicidad M-AR-1

Kadota habló mientras se cruzaba de brazos y estiraba el cuello.

En un restaurante de Sushi infundido con la cultura rusa, el tatami le añadía un sabor estilo japonés. Incluido Kadota, había 4 personas sentadas en la mesa con una lujosa variedad de sushi desplegado frente a ellos.

Sin embargo, la atmósfera que se infiltraba del Zakishi – un cuarto cubierto con tatamis – no era el de una celebración amistosa, sino un velo sin nombre de pesadez.

“… ¿Por qué no comemos primero?”

Preguntó Kadota al chico que se sentaba frente a él – Kida Masaomi.


Karisawa había ido a asistir a una presentación de cosplays dejando solo a Yumasaki y Togusa ahí y como hasta ahora ninguno había hablado, ambos escuchaban atentamente la conversación entre Kadota y Masaomi.

“Podría haber muchas cosas que discutir pero si dejamos al sushi secarse, un cuchillo podría venir volando de la cocina otra vez”

“…Es cierto.”

Kadota miró hacia un lado, donde el pilar seguía teniendo una pequeña pero profunda perforación.

Era una prueba del cuchillo del dueño del restaurante Denis quien se lo había tirado antes.

Al ver la marca del pilar, Kadota suspiró suavemente y pensó para sí mismo.

Ya ha sido un año desde entonces, huh.

Cuando la marca fue hecha, Kadota había estado como ahora comiendo Sushi con Masaomi.

Aparte de que Karisawa estaba ausente, la situación era idéntica a la de aquella vez pero aun así, Kadota detectó una diferencia.

Sus ojos son diferentes como los de aquella vez.

La expresión de Masaomi había perdido el aspecto conflictivo y la ansiedad de como se veía antes, como si se hubiera vuelto una persona completamente diferente.

Sin embargo, Kadota estaba seguro que él había sido, desde el principio, una persona extraña. Los pañuelos amarillos que él había iniciado no era una simple organización que cualquier tonto podría crearla. En aquel tiempo, cuando pertenecía a los Blue Squares, Kadota había peleado contra ellos algunas veces y cuando escuchó que era un grupo compuesto en su mayoría por chicos de secundaria, había dudado seriamente de sus propios oídos.

Para Kadota, los humanos no eran simplemente palos de madera. Si él usara una metáfora, el corazón de los humanos sería como una cuerda nudosa, atadas juntas por varios componentes. Si fuera un palo de madera o una piedra en cuestión, la que fuera rota nunca regresaría otra vez a su estado original. Sin embargo, cuando se trata de humanos, incluso si la única parte que es dejada sin romper no fuera más frágil que el hilo de una araña, siempre habría una posibilidad de recobrarse. Esa es la percepción de la humanidad que Kadota recibió de su padre.

Con esos pensamientos en su mente, terminó su comida. Kadota bebió su té y se aseguró que todos hubieran dejado sus palillos antes de continuar.

“Entonces… deberíamos continuar con lo de antes.”

“… Es cierto.”

“No hay necesidad de una explicación larga, así que iré al grano.”

Con un tono adusto, Masaomi se enderezó un poco poniendo sus manos en sus rodillas mientras hablaba.

“Tengo un favor que pedirles a Kadota-san y a todos ustedes.”

“¿Podrían dejar los Dollars y unírsenos… unirse a los pañuelos amarillos?”

***

 

 

Unos cuantos días después en la ciudad, en la oficina de los Awakusu.

En la primera impresión, ese lugar parecía ser una oficina ordinaria.

Sin embargo, la tensión adentro indicaba que no era algo tan simple como eso.

Desde afuera no parecía más que un complejo de oficinas, pero desde adentro era el cuartel principal de la organización yakuza conocida como Awakusu, una rama de la alianza Medei. Y algunos de los miembros andaban dentro de esa premisa.

La causa de esa tensión actual era por los dos hombres sentados en la sala de recepciones, mirándose uno al otro.

“¿Qué quieres decir, Shiki-san?”

El que hablaba amenazantemente era un hombre con la mirada afilada como un reptil – el ejecutivo de los Awakusu, Kazamoto.

Y en respuesta a él, un hombre con ojos de diferente intensidad- un ejecutivo del mismo rango, Shiki, le habló con una voz extremadamente uniforme.

“No quiero decir nada nada Kazamoto-san, todo lo que digo es que no es más una necesidad perseguir el caso Yodogiri”

“Sería bueno escuchar una razón adecuada.”

Publicidad M-M5

Si Kazamoto fuera a ser comparado con una serpiente o un lagarto, Shiki sería más probablemente considerado un halcón o un lobo. Aunque esas metáforas fueron pasando en voz baja como rumores entre los miembros, esos que se la pasaban en la oficina no se lo decían. Aunque podían asegurarse que ninguno de los dos hombres atrapara esas palabras, simplemente decírselas sería suficiente para darles una premonición de que sus vidas se acortarían sin ninguna razón en particular.

En un ambiente tan cargado de nerviosismo, ambos hombres hablaban diplomáticamente.

“Shijima Giichirou, estoy seguro que conoces ese nombre.”

“Por supuesto, está relacionado con ese niño que jugaba al doctor en nuestro territorio ¿no? ¿No había un plan de utilizar ese asunto como una excusa para tragar a toda la compañía?”

“Mmmm. Pero no hay necesidad de eso.”

Aunque los dos eran colegas dentro de los Awakusu, la forma como se hablaban el uno al otro era excesivamente educada, como si estuvieran simultáneamente midiendo las distancias entre sí mismos e intentando leer la mente del otro.

Las transacciones internacionales y operaciones similares eran la fuente principal de los ingresos de Kazamoto, mientras que los métodos de Shiki involucraban en su mayoría negocios ilegales y círculos de apuestas. Aunque sus caminos de crímenes no coincidían, el alcance de su autoridad en la organización no estaba precisamente definido, así que era inevitable que mantuvieran su desconfianza el uno al otro.

“¿No hay necesidad?”

“Sí, debido a cierto asunto en relación con Yodogiri Jannai – Shijima-san nos contactó. Él mencionó que está envuelto en el caso de su hijo. Hay cosas que tienen que ser discutidas.”

“¿Entonces vamos dejar el asunto de Yodogiri?”

“Sí, él también soltó 300 millones.”

Al escuchar de los 300 millones, las cejas de Kazamoto se alzaron y preguntó.

“Él no puede estar pensando usar eso para resolver el problema con nosotros.”

“Aunque Akabayashi-san no salió lastimado, un camarada de nuestro bando estuvo a punto de ser asesinado ¿Realmente crees que el líder lo dejaría ir tan fácilmente? Naturalmente, la primera condición implicaría asegurar una relación de larga duración pero por Yodogiri aceptamos el dinero.”

“… ¿Y Shijima aceptó?

“Sí, él está de acuerdo completamente con nuestros términos, sospechosamente de acuerdo. Lo más probable es que tengamos una relación con la familia Shijima por un largo tiempo a partir de ahora.”

Shiki golpeteó uno de los brazos del sofá con un dedo y continuó.

“Sin embargo… aunque dicen que Yodogiri los ayudó contribuyendo con el dinero, su relación claramente no es natural.”

Kazomoto estrechó sus ojos otra vez, Shiki sonrío débilmente y dijo:

“En cualquier caso, por el sake de Shijima-san no seguimos insistiendo con el asunto del territorio… pero en tanto Yodogiri sea una potencial fuente de ingresos seguiremos teniendo razones para mantener un ojo en él. Esa es la decisión del líder.”

“Lo que quiere decir que este caso ha sido movido de mi jurisdicción a la tuya ¿es eso Shiki-san?”

Una vez escuchado el tono frío de Kazamoto, Shiki siguió sonriendo ligeramente y aun así continuó.

“No tengo intención de reclamar todos los beneficios. Una vez encuentre algo que podamos aprovechar, la asignación del trabajo restante será decisión del líder y el joven líder. Pero será mejor que recemos para no tener ningún problema del lado de Yodogiri antes que podamos lograr algún beneficio.”

“¿Cómo el caso de Kuzuhara Yumeji?”

Kazamoto se encogió de hombros y sonrió entre dientes. En contraste, el rostro de Shiki perdió toda emoción.

“El nombre de Kuzuhara no es una broma para nosotros, Kazamoto-san.”

“Después de todo, él es la razón por la que Kine-san dimitiera de la organización.”

***

 

 

Mientras tanto, en algún lugar de Ikebukuro.

Justo cuando el tema era mencionado en las oficinas de los Awakusu – una persona en la “superficie” de Tokio sacó el nombre de Kuzuhara de una forma completamente diferente.

“Por favor, señorita Kuzuhara ¿no tiene al menos un poco de información?”

“En serio, si continúas acosándome, te enviaré a la camisería por obstrucción de la justicia ¿sabes?”

“Espera ¿podrías no usar tus jergas para amenazar a un civil?”

“Si te sientes amenazado ¿Por qué no empezamos con una taza de té?”3

En una avenida residencial, a cierta distancia del corazón de Ikebukuro, al lado de un auto de policía del departamento de tráfico, un hombre de mediana edad acosaba persistentemente a una mujer policía que estaba lidiando con autos mal estacionados.

“No, no, no. No tenía la intención de interrumpir tu trabajo, solo me estaba preguntando-para ayudar a un civil en una rutina – si la prominente hija de la familia Kuzuhara, reconocida en las fuerzas policiales, Kuzuhara Shinju-san, seguramente tendría algo de información sobre la banda conocida como los Dollars, ¿no?”

El hombre bajo el sombrero tenía su abrigo bajo el brazo; con un lápiz en una mano y un cuaderno de notas en la otra, le sonreía a la policía.

Publicidad G-M2



Sin embargo, la joven policía suspiró exasperadamente mientras terminaba su trabajo, y le dijo al hombre –

3Ella se refiere a un interrogatorio

“Sucede que tengo bastantes conocidos en la policía. No servirá de nada que me halagues.”

“No puedes decir eso, tu familia también tiene unos pocos jefes. ¿No es así? Y ahora Sota-kun que va a la academia Raira y Soji-kun que aun está en la escuela secundaria están trabajando muy duro para unirse a la policía también ¿me equivoco? Una familia de elite, ah, estoy celoso.”


“… ¿Cómo sabes incluso que mi primo está en la escuela? Si quieres conseguir una advertencia por ser un acosador ¿no deberías habérmelo dicho inmediatamente, Niekawa-san?”

Publicidad M-M4

“Ah ¡Lo siento! ¡Eso no era lo que quise decir! ¡Solo pasó que escuché un poco de eso cuando estaba entrevistando a los estudiantes de Raira! Solo quería escuchar de los dollars de los estudiantes, ya ves…”

“Si estás rastreando información tan extraña, deberías tener cuidado de no meterte en problemas otra vez.”

“Uh, um, esa vez fue realmente…”

Niekawa Shuji era reportero de una revista para un editor de Tokio.

Una vez había sido tirado frente a un hospital con severas lesiones y debió presentar cuentas por empuñar un arma blanca, él era sospechoso de estar involucrado en el incidente de los acuchilladores que fue extendido en ese momento. Aun así, ellos no tenían evidencia definitiva y fue hospitalizado durante la “Slasher Night” donde una serie de incidentes con acuchilladores ocurrieron simultáneamente, así que no pudo ser acusado de nada. Desde ese entonces, sus heridas habían sanado y fue capaz de vivir pacíficamente hasta ahora.

“Aunque hablando de eso, sé que trabajas para ese tipo de revistas, pero entrevistar a una policía para resolverlo tan repentinamente es demasiado absurdo ¿no lo crees? Incluso si quieres publicar un artículo sobre los Dollars, mi información no sobrepasaría a la que puedes encontrar en la web.”

Quizás debido a la mala impresión de sus intentos anteriores de contactar a la policía en el pasado para una entrevista, la mujer policía no parecía dar la bienvenida a Niekawa Shuji. Se podría incluso conjeturar que toda la fuerza de policía no tenía sentimientos positivos hacia él de ninguna forma.

Aun así, se negó a rendirse.

Porque tenía que continuar por una razón.

“No, no estoy dando vueltas preguntando por los Dollars para la revista. Es un problema personal.”

“¿Lo es?”

Shinju estaba a punto de retornar a su auto, pero se detuvo al escucharlo. Los ojos de Niekawa se empañaron por un momento, antes que sonriera para auto despreciarse y suspiró.

“Eso… en realidad, mi única hija huyó de casa.”

“¿Huyó? ¿Cuántos años tiene?”

Publicidad M-M1

“18 este año…”

“¿Lo reportaste?”

Al escuchar esa pregunta lógica, Niekawa apartó los ojos ligeramente.

Publicidad G-M1



“Bueno… ella regularmente me manda mensajes para decirme que se muda de la casa de un amigo a otro… no sé exactamente donde está…”

“Aun si ese fuera el caso, pienso que lo mejor sería pedir una búsqueda ¿Qué tienen que ver los Dollars con la huida de tu hija?”

En respuesta a las insistentes preguntas de Shinju, Niekawa murmuró en voz baja:

“Como decirlo… bueno, nunca he escuchado a mi hija mencionar nada de sus amigos… así que –bueno me sentía tan culpable que fui a su habitación y me metí a su computadora. Eh, solo quería comprobar si había alguna conversación con sus amigos…”

Niekawa miró hacia abajo mientras explicaba, como si estuviera suplicando por la ayuda de la mujer policía quien era mucho menor que él. Más que su acción de mirar en su computadora que sería más adecuado decir, fue el hecho de descubrir la verdad de esta forma lo que lo angustiaba más. Al menos, eso fue lo que la agente de policía leyó en su expresión.

“Ah, no, para ser honesto en el pasado mi hija estuvo muy apegada a su profesor… y eso le causó algunos problemas. Así que tenía miedo de que aun estuviera en contacto con él, esa es la razón por la que lo comprobé. Y entonces lo descubrí… recientemente, ella parece estar interesada en la pandilla de color conocida como los Dollars.”

“…”

“Las pandillas de color no están tan descontroladas en estos días, pero si piensas en eso – al principio de año ¿no decían que los pañuelos amarillos habían revivido? Pero como estuve en el hospital en ese tiempo no sé mucho sobre la situación.”

Niekawa fijó sus ojos en el suelo, y forjo su determinación para una pequeña meta.

“Solo le he causado problemas y no estoy seguro de cuan correcto sea cuando surgen mis instintos como padre, pero aun así quiero investigar todo lo que pueda.”

“Hay un extraño preguntando por ahí por los Dollars, ¿no?”

Replicó Kuronuma Aoba al otro lado de la línea. El adolescente apodado “neko” habló.

“Sí, por la tarjeta de presentación parece que es un reportero de la revista ‘Tokio Warrior’.”

El asfalto reflejaba la luz del sol, era evidente que ya había pasado la tarde pero aun así la temperatura de Tokio se mantenía sobre los 30 grados Celsius.

Aoba caminaba bajo la sombra de un enorme edificio de forma solitaria en las concurridas calles de Ikebukuro.

“… Los Dollars eran muy populares hace un año… ¿no es ese reportero un poco anticuado? Pero mantén un ojo en él por ahora. No es ninguna revista famosa como Tokio Walkers, Tokio Warrior no debería ser algo de qué preocuparnos.”

Aoba manejó el asunto brevemente antes de colgar mientras llegaba al cruce en la entrada de Sunshine 60.

Pasó por una parada al lado de una lotería y se mantuvo dentro de la multitud que esperaba la luz verde. A través de los espacios entre las personas, él miraba el lado opuesto de la calle donde más peatones esperaban.

¿Cuántos Dollars habrá en esa multitud?

Sin cambiar su expresión, Aoba rió para adentro.

En la actualidad, Aoba es líder del grupo especial, los Blue Squares originales, y a su vez ellos obedecen a Ryuugamine Mikado dentro de los Dollars, pero hay muy pocos que saben esto.

Aoba se mezcló entre la multitud. Todas y cada una de las personas estaban dentro de su escrutinio.

Más allá de que él controlaba a los otros desde las sombras de la ciudad – él manipulaba los eventos desde las sombras de la multitud en sí misma – esa era la esencia de Kuronuma Aoba.

Aunque no entienda en su totalidad a los Dollars, o mejor dicho, nadie debería tener la compresión completa de la información, si incluimos a esos que no usan la web en lo absoluto-

Incluso Izaya Orihara…

Pronto, Mikado-sempai hará su movimiento también.

Aoba reflexionó sobre esto mientras esperaba el trafico.

“¿…?”

Sus ojos que previamente se estaban moviendo de una persona a otra, abruptamente se enfocaron en un solo punto.

En la multitud opuesta a su escondite, había un hombre que resaltaba descaradamente y ese llamativo hombre era familiar de Aoba.

“Aniki-”

Aoba desvío la mirada y sin pensar, esa palabra salió de su boca.

El hombre al otro lado del cruce, comparado con su hermano, tenía otro corte de pelo y era ligeramente más delgado, pero era indudablemente el hermano de Aoba – Izumi Ran.4

Contradictoriamente a su nombre, su presencia entera irradiaba un aire de demencia. Como resultado, la gente a su alrededor subconscientemente evitaban su mirada y mantenían la distancia.

Y fue cuando Aoba lo notó.

El hermano con el que no se había encontrado por años, estaba mirando directa y decididamente hacia él. Sus labios se curvaron, él estaba sonriendo.

La luz cambió y la una vez inmóvil multitud se movió inmediatamente hacia el otro lado de la calle.

Aoba desvió la mirada ligeramente, aun mezclado en la multitud, y se convirtió en algo no mayor que el aire en las calles y empezó a cruzar.5

Y al otro lado, pese a la luz verde – Izumi permanecía inmóvil, dividiendo a la gente como una roca en una corriente de agua.

Parece que tiene negocios conmigo.

No creo que sea tan idiota como para atacarme en plena calle.

4Ran significa orquídea y la orquídea generalmente representa elegancia

5Solo por si acaso… recalco que es una metáfora.

Incluso si ese era el caso, Aoba aun sentía la necesidad de permanecer en guardia. Él sostenía un arma paralizante en su bolsillo y borrando toda expresión de su cara, caminó paso a paso hacia su hermano

Cuando la distancia entre ambos se volvió adecuada para la conversación, fue Izumii quien hizo el primer movimiento.

Extendió sus brazos, abrió su boca y dejó al descubierto sus dientes con una sonrisa. “Yo6 Aoba, largo tiempo sin verte.”

Izumii estiró el brazo lentamente y le dio una palmada en la cabeza a su hermano menor.

“Tu altura y tu rostro no han cambiado mucho. Aun te ves como un chico de secundaria ¿Has estado comiendo bien?”

Las palabras de Izumii tomaron a Aoba por sorpresa; eran cosas que cualquier hermano diría, pero Aoba arrugó su frente y le preguntó:

“Pero aniki, tú si que has cambiado mucho ¿no es así? Estás más delgado y tu pelo es negro.”

“Tuve que afeitarme todo cuando estuve en prisión así que mi imagen cambió mientras estaba ahí, eso es todo. Pero casi no lo he cortado de nuevo desde que salí.”

Antes que fuera arrestado, Izumii tenía un pompaur desteñido7 que advertía su status de delincuente a donde sea que fuera. Pero ahora, su pelo ligeramente largo estaba peinado simplemente hacia atrás. Si alguien lo juzgara solo por su corte de pelo, no estaría muy lejos de pensar que es solo un host8 usando lo salvaje como un tipo de atractivo. Sin embargo, nadie pensaría que es realmente un host. El problema no radicaba en las cicatrices de su rostro producto de las peleas y las quemaduras, más bien, el peligro lo irradiaba desde las sombras de los bordes de sus labios que intimidaban a las mujeres – o mejor dicho – al común de las personas a evitarlo.

Hablando de eso… quizás porque fue a un centro de detención, la sensación que el trasmite es diferente.

No se sentía tan peligroso como antes.

6Ya habíamos aclarado en anteriores volúmenes es un saludo japonés.

7Tipo de peinado.

8Persona que tiene citas con mujeres por dinero.

“También tus heridas no parecen tan graves como escuché que eran.”

“¿Te parece?”

“Escuché que fuiste quemado por un molotov cuando peleabas con los pañuelos amarillos, estaba preocupado.”

Aoba fingió falsa simpatía. Para él, esas palabras no significaban que retara a su hermano, solo dirigía la conversación hacia su propio beneficio pero Izumii sonrió entre dientes significativamente, como si partiera sus labios lentamente.

“¿Preocupado? ¿Tú? ¿De qué fuera quemado? Bien dicho de alguien que le prendió fuego a mi cuarto.”

Ante esas palabras, Aoba mantuvo su rostro inexpresivo como si moliera sus dientes adentro de su boca.

En el pasado, Izumii Ran había desahogado su ira en su hermano, infligiendo lo que podría describirse como una extrema violencia. Inmediatamente después, el fuego había estallado mientras él estaba fuera. La colilla de un cigarrillo fue la causa aparente.

“Es genial que no salieras lastimado.”

Aoba, que era un estudiante de primaria por aquel tiempo, dijo esas palabras a su hermano sonriendo inocentemente

Izumii Ran había sido derrotado por esa sonrisa y consecuentemente no siguió con ese asunto. Después de eso, nunca lo mencionó a la cara de Aoba. Aoba era el mismo como si continuara jugando a ser el obediente hermano menor. Aunque era consciente de que su servil máscara había sido destapada, continuó usándola osadamente.

Aun así, las decidas palabras de Ran hicieron añicos ese tabú entre ambos hermanos.

El fuego en su cuarto había sido hecho por Aoba.

Su hermano mayor era formalmente catalogado como un inútil – el aire alrededor de él era ahora totalmente diferente.

“Papá me rompió la nariz después de eso, ya sabes. Me debes una ¿no es así, Aoba?”

Al mirar a su hermano, ahora desconocido para él, la expresión de Aoba no cambió y preguntó casualmente.

“Eso es demasiado… aniki. En serio, ¿Aun piensas que fui yo el que lo hizo?”

El aldeano Ren le sonrió sombríamente a su hermano que actuaba como un lobo disfrazado de oveja.

“Eso no importa ahora ni nunca más si dices o no verdad o no.”

“…”

“Los Blue Square son un desastre, así que solo entrégamelos. En este momento, ya no importa que tan cierto era.”

Su respiración se escapaba a través de sus dientes y el sonido rebotaba a los oídos de Aoba.

Sin decir una palabra, él alcanzó el rostro de Aoba y apretó su nariz con sus dedos.

“En ese caso, después de matar a Kadota, Yumasaki y a ese pañuelo amarillo Kida, serás el siguiente. Si no quieres terminar medio muerto entonces deberías pensar como chuparme las medias para que te perdonase.”

“¿Kadota-san?”

A pesar de la negación de ese hombre, la mayoría de la gente pensaba que Kadota era el líder de los Dollars. De esa forma, Kadota compartía una conexión profunda con ambos hermanos

Aunque nunca lo había conocido en persona, Kadota había sido relativamente conocido en los Blue Squares que Aoba estableció y se podía decir que su eventual traición fue la causa de la caída de los Blue Squares.

Cuando la razón de su traición, el conflicto con los pañuelos amarillos, ocurrió, Aoba no movió un dedo para ayudar a su hermano.

Solo sucedió que los miembros de los pañuelos amarillos habían provocado a los compañeros de Aoba – los que usaban la capucha con el tiburón estampado – y ellos a su vez habían contra atacado. Como resultado, los Blue Squares habían sido marcados por los pañuelos amarillos. Pero Aoba permaneció pasivo en el conflicto y Ran no pidió ningún favor.

“¿Qué estás planeando hacer? Aniki, ya no tienes a los Blue Squares, Horada-san y el resto que habían escapado previamente fueron arrestados por otro asunto ¿no lo sabías?”

Sin sacarse la máscara del tímido hermano menor, Aoba habló con un tono desafiante

“… Ahh, Horada, ese bastardo. Se la está arreglando genial en prisión, la última vez que lo vi, le di un pequeño susto. Fue educativo, ya sabes.”

Ran se burló y una vez más apretó la nariz de su hermano. La torcía enérgicamente mientras dijo un nombre.

“Ryuugamine Mikado… ¿no es así? El líder de los Dollars.”

“¡…!”

“El nombre de ese chico es muy dramático. Tuve una sorpresa cuando hice mis propias investigaciones. Amigo de infancia del punk rubio de los pañuelos amarillos y ahora también se lleva bien contigo ¿no es así? Bueno, tengo que saludarlo un día de estos.”

Durarara! Vol 10 Capitulo 1 Parte 1 Novela Ligera

 

Su hermano regresó desafío por desafío. Aoba por primera vez saludó levemente.

“Te recomendaría que no hicieras eso, aniki.”

“¿Ah?”


“Esa persona… no, los Dollars no es algo o alguien que puedas manejar, ten cuidado si no quieres terminar en la cárcel otra vez. Ah, y mi nariz duele.”

“…”

Hubo un sonido de Izumii moliendo sus dientes, pero un instante después su sonrisa viciosa reapareció.

“Estás malentendiendo algo. Cuando dije saludar no me refería a eso”

“¿Huh?”

Izumii retiró la mano de Aoba, cuya ceja estaba alzada, y golpeó su nariz.

“¡Ow!”

Aoba se agarró la nariz y levanto la vista solo para ver la espalda de Ran sobre la calle donde las luces de tránsito habían cambiado a rojo.

“Porque ya soy parte de los Dollars… él es menor que yo pero sigue siendo el fundador. Es de bueno modales saludarlo ¿verdad? ¿Cómo decías? Cuando te unes a una pandilla, es mejor dejar las cosas correr en vez de jactarte.”

“…”

“Es gracias a ti que lo comprendí, Aoba.”

A pesar de que los autos tocaban sus bocinas, Izumii descuidadamente continuó caminando con las luces en rojo.

Publicidad M-AB

Debería ser atropellado.

En su mente, Aoba deseaba que su familiar sufriera un terrible accidente, mientras murmuraba.

“Estás empezando a parecerte en algo, Aniki.”

El chico estaba seguro que su voz sería obstaculizada por los claxons – bajo su mano que sostenía su dolida nariz, sus labios se curvaron enormemente y sonrió.

“Estoy esperando… el día que caigas junto con él que está detrás de ti.”

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios