Durara! (NL)

Volumen 6

Intermedio 5: Prologo 5

 

 

La niña había nacido en un mundo de privilegio.

De acuerdo a lo esperado, recibió la mejor comida, ropa y vivienda.

Publicidad M-AR-2

Su casa unifamiliar estaba en los suburbios de Ikebukuro. Era una rareza ver una construcción de ese tamaño dentro del centro de Tokio.

Tenía una amorosa madre, un padre comprensivo y un abuelo temido, pero respetado. Muchas personas se preocupaban por su bienestar y sus opiniones nunca fueron ignoradas.

Pero eso no quería decir que ella consiguiera todo lo que quería. No era ni mimada ni consentida, sino que había sido criada para ser una niña buena y saludable.

Desde el momento en que ella se había percatado del mundo a su alrededor, no había desperdiciado ni un minuto de su vida sin ser completamente libre.

De hecho, ni siquiera sabía lo que significaba andar ‘sin libertad’ y como consecuencia, tampoco tenía idea de lo bendecida que había sido su vida.

Publicidad M-M3

La niña había sido feliz.

Hasta el momento en el que averiguó lo que su padre y su abuelo realmente hacían para ganarse la vida y lo que había estado ocurriendo en la vida de las personas de su entorno.

Todo había comenzado debido a un teléfono.

Su padre dudó, diciéndole: — ¿no es demasiado pronto para alguien que está estudiando en la escuela primaria?— pero preocupado por su seguridad, eventualmente le dio una ‘línea’ que le pertenecía solo a ella.

Esa línea invisible no la conectaba solo con las personas al otro lado del celular; sino que le abrió una puerta mágica, un mundo nuevo justo frente a sus ojos, gracias a la conexión a internet. Ella no tenía una computadora personal, por lo que fue la primera vez que tomaba contacto con eso que llamaban el “ciberespacio”.

Aunque el internet no era más que una realidad virtual, sin embargo era algo ’real’ existiendo detrás de la pared de la virtualidad. Es cierto, la personas con las que hablaba en línea usaban mascaras en los chats imaginarios pero ellos seguían siendo personas reales en vez de una inteligencia artificial que existía exclusivamente en el ciberespacio.

Cuando uno navega por un contenido en línea que no es gratis, tiene que pagar con dinero real.

Era definitivamente posible que hubiera fraudes o trampas que se aprovecharan de este hecho.

Desde el momento en el que recibió su propio teléfono, la chica quedó conectada a las innumerables ‘realidades’ de internet.

Parloteos amorosos de un doctor clandestino V

Incluso si eso iba contra sus propios deseos.

La vida de la pequeña en la escuela transcurría sin preocupaciones, alegre y casi libre de los bravucones.

‘Casi’ porque una vez ella había visto cómo maltrataban a alguien.

Hacía aproximadamente medio año atrás, una niña en su clase fue dejada de lado por todos y hasta habían encontrado insectos muertos dentro de su mochila.

Akane por casualidad había visto a los bullies haciendo algo y regañó a sus compañeros con una voz decidida.

“—No es bueno intimidar a los demás”

La chica que había sido criada en nada más que felicidad, dijo esas palabras siguiendo su propio sentido moral. Sin embargo, le costó un poco juntar coraje.

Ella era pequeña, pero lo dedujo intuitivamente: si intentaba detenerlos, probablemente se convertiría en su siguiente objetivo.

Pero aun así, eligió hablar en defensa de la víctima.

No se arrepintió de eso…Al menos no en ese momento.

En ese entonces había detenido con éxito el ataque.

¿Pero se había convertido ella misma en el próximo objetivo?

La respuesta era no.

Estaba de suerte. Nadie intentó molestarla en los días que siguieron y ella y sus amigos fueron capaces de vivir en paz.

Tal vez a las personas las maltrataban en lugares poco visibles o eso era lo que ella pensaba, pero no había señales de que esto estuviera sucediendo.

A partir de ese momento, Akane se convirtió en el centro de la clase.

Aunque era la representante del curso, no se sentía superior a los demás solo por eso. Ella se esforzaba por tener una buena relación con sus compañeros y las brillantes sonrisas nunca faltaban a su alrededor.

Ella estaba feliz.

Había pensado que sus compañeros, riéndose con ella, también eran felices.

No sospechaba de nada. La pequeña era lamentablemente sencilla solo cuando se trataba de ese tema.

No era más que una niña con una mochila al hombro, aunque ya había empezado a pensar lo hermosa que era la vida y cuánto quería ayudar a todas las personas desafortunadas.

El sentimiento era a veces innecesario y condescendiente, pero…

Al menos había tenido muchas oportunidades de ayudar a resolver los problemas interpersonales de los otros y de arreglar caminatas o excursiones a la playa para grandes grupos. Ella se convirtió no solo en el centro de la clase sino también en uno de los centros de la escuela.

Quería que su futuro trabajo fuera el de hacer que las personas sonrieran más.

Realmente no sabía lo que hacía su abuelo, pero su padre parecía que llevaba adelante una cadena de galerías de venta de pinturas.

En las paredes de su casa estaban colgados varios cuadros de lugares lejanos que ella no conocía y que parecían costosos. Akane no tenía idea de lo mucho que estas pinturas valían pero ella sabía que eran muy hermosas.

“Estas hermosas pinturas harán felices a la gente cuando las miren”

“Papá tiene un buen trabajo”

“Bien, voy a pintar mis propias pinturas. Voy a ser pintor”

Publicidad G-M1



“Voy a pintar muchas, muchas pinturas y tal vez algún día papá las venda por mí.”

Después de tomar esa decisión, la chica empezó a tomar clases de arte.

Las personas a su alrededor fueron de mucha ayuda, pero por alguna razón su abuelo y su padre habían intercambiados miradas cuando ella les dijo sobre ese anhelo.

Incluso así, la pequeña había sido bendecida con un sueño y una meta, además de todo lo que ya tenía.

Como parte de esa vida envuelta en una interminable felicidad, le dieron un celular.

Akane casi nunca lo usaba, excepto para llamar a su familia o a la policía si estaba amenazada de muerte, pero el celular así y todo le había traído un hecho a su atención.

No fue porque alguien la hubiera llamado.

Tampoco fue porque ella se conectara a la red interna de la escuela.

El incidente fue físico.

Un incidente extremadamente sencillo en el cual ella olvidó su teléfono en la casa de una amiga.

Akane se había apresurado a regresar a la casa de la otra niña.

Justo cuando estaba a punto de tocar el timbre, escuchó la voz de su amiga proveniente del patio.

Ella se dirigió hacia ese lugar para intentar hablar con ella… hasta que escuchó a la madre de su amiga:

— No has estado molestando a Awakusu Akane-chan ¿cierto?

“¿Eh?”

Akane se detuvo de inmediato, confundida.

Parloteos amorosos de un doctor clandestino V

Otros tres niños habían estado con ellas jugando.

Akane había vuelto solo porque recordó que había dejado su móvil.

¿Entonces por qué la mamá de su compañera estaba hablando de ella?

¿Estaba pasando algo extraño en su casa?

Pero incluso si ese era el caso, la conversación seguía sonando extraña.

“¿De qué está hablando?”

La niña pensó que debió haber escuchado mal.

Pero la voz de su amiga a continuación le despedazó esa teoría.

— ¡Lo sé, mamá! Siempre hago lo que Akane-chan me dice que haga.

“¿Eh?”

Para Akane, el tiempo se detuvo.

En su mundo, todo se congeló.

Akane, en su confusión, no siguió pensando a fondo en el tema…

Pero cualquier otra persona que hubiera estado allí para escuchar esas voces, probablemente hubiera llegado a la siguiente conclusión:

Que lo que Awakusu Akane le dijera a su amiga era una ‘obligación’, al igual que hacer la tarea.

— ¿Estas segura de que nadie más hizo a Awakusu Akane-chan infeliz?

— Por supuesto.

— ¿En serio? Debes estar segura porque si alguien lo hizo, no quiero que esas personas nos apunten a nosotros también ¡Dios mío! Espero que ella no vaya a la misma secundaria que tú…

La amiga, confundida por las palabras de su madre, murmuró con una voz un tanto culpable

— Pero Akane-chan nunca nos ha dicho que hagamos algo que no queríamos hacer. Está bien mamá, te preocupas demasiado.

A pesar de que parecía como si estuviera defendiendo a su amiga, la hija en realidad estaba más molesta con su madre por sacar conclusiones sobre las personas que le decían qué hacer.

La señora, por su parte, empezó a respirar pesadamente mientras le replicaba:

— No tiene nada que ver con que si Akane-chan es una chica buena o mala. ¡Las personas de Awakusu-kai son terribles! Trata de meterte con ella o de lastimarla y ya verás lo que te pasa. No tienes idea de lo que te van a hacer.

“…”

“¿…?”

“¿… ? ? ?¿… ?”

Akane no entendía de lo que hablaba la madre de su amiga.

Pero sí sabía que sentía un dolor en el pecho y que no podía respirar.

Al final, Awakusu Akane se dio la vuelta y volvió a su casa.

Ella no debería estar allí.

Con esa idea tan clara en la mente, simplemente siguió corriendo.

Su celular todavía estaba en la casa de su amiga pero a ella ya no le importaba.

Solo quería alejarse de ahí lo más rápido posible.

Había renunciado a tratar entender el significado de esa conversación.

Pero el destino no estaba dispuesto a dejarla en paz.

Esa misma noche, su teléfono fue llevado a su casa.

Los padres de su amiga habían conducido todo el trayecto hasta allí.

Hubieran podido dejar que su hija se lo diera al día siguiente durante clases, pero prefirieron devolvérselo en persona.

Los padres de su amiga hicieron una reverencia delante de su madre.

Su madre le había dicho:

— Ven aquí, Akane, agradéceles como se debe— Ella había bajado la cabeza y vio sus caras por un segundo… tenían unas sonrisas forzadas que no dejaban ver lo que realmente estaban pensando.

Cuando ella le había dicho a un viejo amigo sobre esto…

— Eso es porque los teléfonos están llenos de información. Ellos querían asegurarse de devolverlo antes de que tu familia empezara a pensar que habían visto la información almacenada en él.

Eso era lo que el amigo le había dicho. Por supuesto, para Akane eso no era algo que ella pudiera descartar con un simple ‘eh, ya veo’.

Porque ese incidente había dado lugar a todo lo demás.

Con el teléfono que le habían devuelto, la chica inicio una sesión en ‘internet’. Al principio, estaba tan nerviosa que no sabía qué hacer.

Nunca antes había entrado a internet por el celular. Todo lo que sabía era su propio número de teléfono, pero después de un par de días, la receptiva niña gradualmente aprendió a ‘surfear por internet’.

Por supuesto, su vida en la escuela siguió normalmente.

La amiga la trataba de la misma manera que lo hacía antes.

En realidad, a Akane le dio miedo descubrir lo poco que había cambiado todo.

Se dijo que tal vez había escuchado mal ese día, y comenzó a esperar que fuera así.

Pero el mundo al que el teléfono la había conectado estaba a punto de decirle una cruel verdad.

Publicidad M-M1

Cuando se sintió cómoda usando la función de búsqueda, tomó la decisión de buscar algo.

Ella tecleó la palabra ‘Awakusu’ y miró los resultados.

‘Medei Group Awakusu-kai’

‘Furuguma Youki’, una enciclopedia en línea gratis.

Tenía una entrada detallada sobre todo lo relacionado con esta organización.

Como estaba todavía en la primaria, no entendió todo lo que estaba escrito allí.

Pero sí aprendió una cosa importante…

… sobre la clase de organización que era ‘Awakusu-kai’.

Akane se encontró temblando completamente cuando comprendió lo que estaba leyendo.

“Esto no está bien”

Publicidad G-M1



Alguien debió equivocarse.

Había visto el nombre de ‘Awakusu-kai’ en varios lugares de su casa.

Ella sabía que las linternas de papel en la habitación del santuario tenían las palabras ‘Awakusu-kai’ escritas en ellas.

“Esto tiene que estar mal”

Ella estaba segura de que era otra organización que justo tenía ese mismo nombre.

Estaba casi convencida pero…

En el momento en el que vio la foto de su abuelo, con un epígrafe que decía ‘Jefe de Awakusu-kai’ , la chica sintió que su mundo llegaba a un punto muerto.

Y eso no era todo.

En otra página web que había encontrado usando la herramienta de búsqueda, ella vio las palabras ‘…la venta de pinturas son como un camuflaje legal’ y con eso, su mundo congelado empezó a desmoronarse en piezas.

Pero incluso después de todo, ella no hizo una escena en su casa ni gritó.

Simplemente apagó la conexión de red fija con los ojos vidriosos y marcó el número de uno de sus amigos.

Era el de la muchacha que había defendido frente a los brabucones.

Ella había pensado que se habían convertido en amigas después de esa situación. Así que la llamó y le hizo una pregunta.

— ¿Por qué todo el mundo me escucha cuando digo algo? — Ella le preguntó.

La chica debió darse cuenta de que su voz estaba un poco temblorosa.

Su amiga cercana lo dudó, pero finalmente comenzó a decirle todo, palabra por palabra.

— En realidad, todos decían que tú ibas a ser la siguiente víctima Akane-chan. Ellos me dijeron que si los ayudaba a maltratarte, dejarían de intimidarme, pero… uno dijo que el padre de Akane-chan era alguien que de verdad daba miedo y sería una mala idea hacerlo enojar…

Uno de los niños debió haberle dicho a sus padres y el rumor se esparció como la pólvora entre los padres de familia.

— ¡Nuestros hijos estaban intentando intimidar a la nieta del jefe de Awakusu-kai!

Algunos padres entraron en pánico ante la idea y les dijeron a sus hijos una y otra vez:

— ¡Nunca, pero nunca molesten a esa chica llamada Awakusu Akane!

Porque ella es la nieta del jefe de Awakusu-kai.

Es más: si sus hijos la molestaban en la escuela, ellos ni tendrían una excusa moral incluso si la otra parte hacía una acusación falsa.

Antes de que algo así pudiera ocurrir, algunos padres empezaron a advertirles a sus hijos.

— Nunca debes hacer enojar a Akane-chan.

Si les decían que se mantuvieran alejados totalmente de Awakusu Akane, se podría haber interpretado como bullying.

Pero si sus hijos se acercaban mucho a ella y se peleaban por algo trivial y la lastimaban, también eso les traería problemas.

Así que los padres les dijeron a los pequeños que hicieran que Awakusu Akane siempre quedara bien.

Cuando los programas de TV comenzaron a discutir sobre las redes internas en las escuelas, algunos padres llegaron a ser tan paranoicos que hicieron que sus hijos les dijeran la dirección de la red escolar para revisar que no habían escrito nada malo sobre Awakusu Akane en el sitio web.

Lo que estos padres habían hecho se había convertido en material de chismes y a su vez, afectó a los otros padres. Los niños también se decían los rumores que escuchaban… y al final todos sabían que no debían decirle ‘No’ a Akane.

La niña misma, por su parte no tenía idea de que se estaba convirtiendo en la reina de la clase.

Siempre había pensado que estaba en un nivel de igualdad como todos los demás. Ella nunca los había mirado desde arriba ni había sido condescendiente con nadie.

Pero no sabía que todos eran marionetas haciendo el esfuerzo por llegar a su altura.

¿El jefe o el joven jefe de Awakusu-kai amenazarían a las personas comunes en el nombre de Awakusu-kai por los problemas interpersonales de su hija? De hecho nadie podía responder afirmativamente a esa pregunta

Pero la paranoia se contagió porque algunos de los padres seguían exagerando.

Si no hubieran reaccionado de esa manera ¿ya la hubieran intimidado los bullies? ¿Y su padre, el ejecutivo de Awakusu-kai o su abuelo, uno de los jefes, hubieran hecho algo al respecto?

Nadie podía estar seguro de que ellos ‘nunca’ harían algo así. Esa fue la razón por la cual se formó esta red de relaciones interpersonales entretejida alrededor de ella.

Aunque ese tipo de análisis iba más allá de su capacidad de solo escuchar lo que su amiga le había dicho, la chica… cuya intuición era buena para su edad… fue capaz de hacerse una idea general de la clase de ambiente en el que se encontraba.

Akane colgó el teléfono y mantuvo la cabeza baja durante unos minutos mientras permanecía sentada en la sala.

Ella había creído que era una chica feliz.

De hecho lo era.

Pero pensaba que todo el mundo también era afortunado y feliz como ella.

Que no había bravucones en su clase y que todos eran libres de decir lo que quisieran.

Pero resulto que ella era la que había tomado la libertad de sus compañeros.

Como resultado, nunca la habían molestado.

Pero ese resultado ya no le importaba.

El tiempo pasaba mientras ella estaba sentada, congelada. Desde la cocina, escuchó que su madre la llamaba.

Parecía que la cena estaba lista.

Su padre y su abuelo estaban ocupados, así ellas dos generalmente eran las únicas en la mesa, aunque la niña nunca se había sentido sola. Su padre era extremadamente cariñoso cuando lo veía, y a ella realmente le gustaba que fuera así.

La chica intentaba alegrarse mientras cenaba con su madre.

Sonrió con su sonrisa habitual y habló con el mismo tono contento.

Tenía que fingir que todo estaba bien.

Eso era lo que pensaba mientras terminaba de comer y volvía a su cuarto con la sonrisa forzada que mantenía en la cara mientras cerraba la puerta. Tratando de encontrar una distracción, empezó a poner en orden su escritorio.

En medio de eso, hizo volar sin querer a uno de los cuadernos de bocetos que estaba sobre la mesa y éste aterrizó abierto en el suelo.

Tenía un dibujo de sus compañeros de clase almorzando juntos.

Todos tenían una sonrisa en el rostro.

Una verdaderamente feliz, desde lo más profundo del corazón.

En el momento que vio el dibujo, su ánimo se derrumbó.

— Ah…ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!

Akane arrancó el dibujo del cuaderno, lo aplastó; convirtiéndolo en una bola, lo rompió en pedazos y lo tiró.

“Voy a pintar muchas, muchas pinturas y tal vez ¡papá algún día las venda!”

Akane se acordó de su sueño.

Ni siquiera entendía por qué estaba tan molesta.

Lloraba y gritaba y seguía destruyendo sus propios dibujos.

Todo lo que había visto…

Las caras felices de sus compañeros… todo era mentira.

Y la que las hizo mentira no fue otra que ella misma.

Como fuera de sí, siguió destruyendo las pinturas… destruyendo su sueño.

Todo sucedió en cuestión de segundos. Pero para ella se sintió como una eternidad.

En su sentido distorsionado del tiempo, ya no pensaba en su vida pasada como feliz.

Pero cuando llegó a la mitad del libro, sus manos se detuvieron.

Era un dibujo de las caras de su madre y de su padre.

Mirando la página con el dibujo de sus familiares, Akane se dio cuenta de algo.

Aunque ella se sorprendió cuando averiguó lo que su familia hacía en Awakusu-kai… ella simplemente no podía odiarla.

— ¿Akane? Akane! ¿Qué pasó?

Después de haber escuchado a su hija llorando, su madre entró corriendo a la habitación.

La pequeña no sabía qué hacer. Simplemente se lanzó a sus brazos y siguió llorando.

La niña había sido bendecida por el mundo.

Pero ella sabía que esa dicha no siempre era felicidad.

Akane volvió a su vida normal con el corazón roto en algunas partes.

Sabía que se sentía cada vez más distante de su familia, de su padre Mikiya, en particular.

Él parecía haberse dado cuenta de que su hija era consciente de lo que en realidad hacía para ganarse la vida. Siguió intentando ver hasta donde podían llegar, pero eso fue todo.

Todos los días ella sonreía en la escuela con el fin de no mostrarle sus verdaderos sentimientos a nadie.

Se había sorprendido al saber que el mundo a su alrededor se construyó sobre capas y capas de mentiras, pero era aún más difícil ahora, cuando esas mentiras habían sido destruidas y reemplazadas con la realidad.

Sus compañeros actuaron como Akane quería. Akane actuó como se esperaba de ella frente a los rostros mentirosos.

El mundo consistía en nada más que mentiras. Incluso ella era una mentira.

Ese era el mundo que la había bendecido.

***

 

 

VARIOS MESES DESPUÉS…

 

La chica tomó la decisión de huir de su casa cuando sintió que ya no podía soportarlo más.

Pensaba que no iba a hacer ningún bien.

Pero si se iba a algún lugar donde nadie conociera su nombre ni el nombre de Awakusu, su vida probablemente podría cambiar. Eso era lo que creía.

Usó el teléfono para buscar la información que necesitaba para huir.

Después de probar un par de palabras clave, ya había encontrado unos lugares que le parecían útiles.

Con manos temblorosas, hizo un post en un foro de discusión…

Y un hombre de nombre ‘Nakura’ se puso inmediatamente en contacto con ella.

Él contestó las preguntas infantiles de Akane paciente y cuidadosamente siempre poniéndose en sus zapatos cuando se ofreció como su concejero. Era natural que Akane, que no sabía mucho sobre internet y estaba muy devastada en ese momento como para ser más desconfiada, gradualmente confiara en él.

Después de eso, ellos acordaron encontrarse en persona. La pequeña no bajó la guardia, quería ver con sus propios ojos qué clase de persona era este ‘Nakura’ con el que había hablado…

Pero la que la esperaba en el punto de encuentro acordado era una mujer hermosa con el pelo largo.

Mientras ella se acercaba, la mujer de pelo largo sonrió un poco y le dijo:

— ¿Eres Akane-chan? Encantada de conocerte, soy Nakura.

El aura intelectual alrededor de la mujer sorprendió a Akane. Ella la miró con ojos confusos.

Para empezar, nunca esperó que Nakura fuera una mujer.

La señora era muy amable, curando el corazón dañado de la niña con sus palabras.

Probablemente Akane estaba tan contenta por el hecho de que Nakura no fuera alguien malo y temible, que inmediatamente confió en ‘Nakura’ y se reunió con ella varias veces más.

Después de varios encuentros, ella le presentó un hombre.

— ¿Dijiste que te querías ir de casa?

El joven, que se presentó a sí mismo como ‘Izaya’, le dijo que era un colega de ‘Nakura’.

Con ‘Nakura’, él se reunía de vez en cuando a escucharla.

‘Nakura’ e ‘Izaya’ irrumpieron en el corazón de la muchacha de una forma increíble. Al final, ella empezó a decirles exactamente lo que le había sucedido.

Pero tan pronto como las palabras salieron de su boca, Akane se lamentó.

Estas personas sin duda se asustarían también al escuchar el nombre ‘Awakusu-kai’.

Publicidad M-M5

Akane se dio cuenta de que le temblaban las piernas sin control.

“¿Qué debo hacer?”

“¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer? ¿Qué debo hacer?..”

“Estas personas también le van a tener miedo a mi padre y a mi abuelo“


Pero en vez de eso, sintió una mano suave en la cabeza.

‘Izaya’ le acarició el cabello mientras le sonreía suavemente y le dijo:

— Está bien, estaría mintiendo si te digo que no tengo miedo… pero Akane-chan es simplemente Akane-chan.

Eso era lo único que había que decir para entrar en su corazón a través de sus grietas.

La chica era joven y su corazón ya había sido dañado.

Después de eso, ‘Izaya’ le dio todo tipo de información, a veces pasándole enlaces a sitios web especiales o enseñándole las formas de usar el teléfono de diferentes maneras.

Y un mes después…

Incluso antes de que ella se diera cuenta, estaba huyendo de casa.

‘Incluso antes de que ella se diera cuenta’ puede sonar como una exageración, pero eso fue exactamente lo que había sentido.

Desde finales de abril no había estado en su hogar.

Cada día le enviaba un mensaje a su madre diciendo: ‘Me voy a quedar con un amigo, no te preocupes’

En los primeros días hizo justamente eso.

Se quedó en la casa de Nakura. No mintió.

Al día siguiente ‘Izaya’ la llevó a un manga-café y el día después, fueron a un restaurante familiar abierto las 24 horas para dormir un poco.

Akane hizo esas cosas porque Izaya se lo dijo.

Ella sintió que eso era lo que originalmente ella buscaba.

Un entorno en el que nadie la mirara como ‘la hija de Awakusu’ y todo el mundo la viera solo como era.

Por supuesto, si se le preguntaba si se sentía sola por no poder ver a su familia, hubiera dicho que no.

Pero tal vez, solo tal vez, su huida haría que las personas dejaran de temerle a su familia.

Ella sabía que las cosas nunca eran tan sencillas, pero su corazón se había aferrado a ese pequeño

‘tal vez’… y todos los pensamientos de volver a casa desaparecían.

Aún cuando ese pensamiento no era suficiente como para detenerla, ‘Izaya’ le dijo algo.

— ¿No te agradan ni tu abuelo ni tu padre?

Al escuchar la pregunta repentina, Akane recordó el momento en el que ella estaba destruyendo sus dibujos. Bajando la cabeza, le respondió con una voz tranquila.

— No lo sé.

‘Izaya’ le sonrió amablemente y le dijo:

— No me corresponde a mí juzgarte por eso. Tomate tu tiempo hasta que los sepas con seguridad.

Pero luego su cara se volvió sombría de repente. En un tono serio dijo:

— No puedo garantizar que ellos sigan bien cuando finalmente llegues a tu conclusión.

— ¿Eh…?

— Tu padre y tu abuelo son, bueno… justamente como dijiste que te preocupaba, temidos por los demás, ¿cierto?

— Sí.

Akane sintió miedo por no saber hacia dónde se dirigía la conversación. ‘Izaya’ sin embargo, simplemente le mostró un pedazo de papel.

En éste, vio a un hombre de pelo rubio, vestido de blanco y negro. Tenía los ojos de un depredador, similares a los de un lobo, ocultos detrás de unas gafas de sol.

— Su nombre es Heiwajima Shizuo. Las personas dicen que él es el asesino más peligroso de Ikebukuro.

— ¿A-Asesino?

La chica respiró profundo ante la siniestra palabra.

‘Izaya’, por otro lado parecía serio como nunca, mientras decía las palabras más inquietantes.

— Él ya podría estar tras tu padre y tu abuelo. Si te dijera eso, ¿qué harías?

Las palabras del hombre estaban lejos de ser algo convincente en ese momento.

Era una simple pregunta.

Pero era todavía parte de un hilo que tiraba del corazón de la chica.

Durarara! Vol 6 Interludio 5 Novela Ligera

 

***

 

 

PARLOTEOS AMOROSOS DE UN DOCTOR CLANDESTINO V

 

 

— Aquí. Tome un poco de té mientras espera, Sr. Shiki. Todo va a estar bien. Nada puede salir mal si confía en lo que le pidió a Celty.

— Por favor, deje de hacer esa cara de amargado.

— No me estoy convirtiendo en un optimista; no lo soy. Pero de cualquier forma, no podemos hacer nada hasta que sepamos como salieron las cosas. Esperar sin estar tan preocupados puede ayudar a aliviar el estrés. Después de todo ‘La dicha siempre elige a las familias que ríen, ¿no es así?’

— De todos modos, me sentí aliviado al saber que lo que Sr Shiki le pidió a Celty para hacer esta vez no era nada más que ser el guardaespaldas de una niña. Si le hubiera pedido matar a los que estaban intentando secuestrar a la chica, sería otra cosa. Aunque no creo que Celty hubiera aceptado el encargo. Celty eligió ser un mensajero porque no tenía otra opción. Pero aun así, ella sigue siendo una chica normal.

— … ¿Eh?

— …Ah, de acuerdo. Bueno, eso es cierto.…Esta en lo cierto. Los Dullahans son los mensajeros de la muerte. Dependiendo del narrador, ellos a veces son también vistos como parcas que llevan a la muerte. Pero eso no quiere decir que ellos pueden matar a la gente sin parpadear… eso sería otra historia. Las personas pueden verlos como algo cercano a la muerte o a zombis, pero usted es consciente de que en realidad son hadas,¿cierto?

— … ¿Qué tipo de sangre hay en esa bañera?… Tengo curiosidad ahora que lo menciona.

Podría ser solo jugo de tomate o algo así. Le sorprendería lo frecuente que es que la realidad sea más extraña. Hablando de eso, Sr Shiki, ¿Cómo es que está tan familiarizado con los Dullahans?

— Se dice que muchos ‘gamblers’1 hoy en día deberían llevar el prefijo ‘Intelli-2’. ¿Es uno de esos gamblers?

— ¿Eh?

— Ah, no. Yo no le llamaría yakuza.

1 Gamblers (bakuto): Los antecesores a los yakuza emergieron en la mitad del periodo Edo. Estaban involucrados principalmente en el juego ilegal. El término se sigue utilizando como uno alternativo a los yakuza modernos.

2 Intelli-:’Intelliyakuza’ es un término utilizado para referirse a los miembros de la yakuza modernos que obtienen sus ingresos de la inteligencia (de ahí el prefijo ‘Intelli’) y la manipulación financiera. En comparación con la yakuza tradicional, dependen menos de la violencia física.

— ¿No es ‘yakuza’ usado en las tres cartas Karuta3 para referirse al 8,9 y al 3… la peor combinación de cartas? Hubiera sido demasiado grosero si le hubiera llamado a su cara ‘la peor combinación de cartas’.

— Dice que no le importaría, pero a mí sí. Pero aun así, Shiki-san, no soy tan idealista como para llamarlo a usted y a su gente ‘Chivalrists’4. Realmente no sé qué hacen los otros grupos, pero en Awakusu-kai difícilmente haya miembros que ataquen a los no-yakuza, y que no hagan drogas o las vendan…En pocas palabras, simplemente no hay muchos

‘Chivalrists’ verdaderos entre ustedes, ¿cierto?

— Ah, Akabayashi-san no parece uno pero ¿En realidad es uno de esos Chivalrists?

— Pero aun así, estas son las cosas que me hacen querer que Celty no se involucre demasiado con usted y su gente. Espero que lo entienda.

— ¿Yo mismo? Hace ya tiempo que he renunciado a mí mismo. Si debo manchar mi propio cuaderno en algún momento en el futuro, no tendrá nada que ver con Celty. Así que después de que termine de hundir mi cuerpo en las profundidades de la bahía de Tokio, por favor tampoco responsabilice a Celty de lo que yo haga. Este es mi pedido personal, Shiki-san, ya que ha sido un conocido de mi familia desde la generación de mi padre.

Dígale a Celty que estas son mis últimas palabras: ‘Mi alma está flotando a tu alrededor, Celty. Busca a tu alrededor. De esta forma estaremos juntos por siempre, Celty’

— … ¿Eh? ¿Por qué está suspirando?

— …


— N-no no, no es nada de eso. No quise implicar que estuviera planeando traicionar su confianza tanto como para que tenga que terminar conmigo.… Me disculpo. Mi error por ser insensible. Sus hombres ni siquiera tuvieron oportunidad de dejar sus últimas palabras, ¿Cierto?

— …Por favor no me mire así. No puedo soportar estar sentado sin hacer nada, cuando las personas que harían algo así están sueltas en Ikebukuro.…Me estoy preguntando esto por curiosidad personal. ¿Cómo murieron esos tres?

— ¿Qué tiene esa cámara digital?

— Ah, ¿Tiene fotos de los fallecidos?

— Tengo que eliminarlas permanentemente una vez que las vea, ¿cierto?

3 Juego de cartas Japonés.

4 Chivalrists (ninkyo-mono): Un término que los miembros yakuza usan para referirse a su propia ocupación.

— Ya veo. Si me disculpa…

— …


— …Que en paz descansen. Ya las vi todas.

¿Puedo darle mi opinión personal? No hablo como doctor clandestino, sino como lo hace un viejo amigo de Heiwajima Shizuo. El que sea que hizo esto, no fue él.

— No estoy tratando de encubrirlo.

— Como su amigo yo quiero creer que él es inocente… pero esa es solo el 30% de la razón.

No es como si usted se convenciera solo con eso. Pero si, puede decir que tengo razones valederas para creer que no fue él. Varias, de hecho: Asumamos que Shizuo se llenó de ira a tal punto que quisiera matar a cualquiera que fuera su oponente. La clase de ira demente que lo haría querer matar a tres personas de Awakusu-kai. Pero para usted ¿no estaban los cuerpos demasiado acomodados?

Tome de ejemplo el cuerpo del fallecido que se estrelló contra la pared. Shizuo puede arrancar fácilmente un guardrail con los brazos. Si en efecto fue Shizuo quien incrustó la cabeza del hombre en la pared con la intención de matarlo… es decir, sin tener que contener su fuerza… entonces el cuerpo probablemente sería irreconocible. De hecho no me sorprendería ver un cráneo destrozado en su lugar.

— Los otros cuerpos también están demasiado ordenados. Parece que en verdad fueron asesinados a mano limpia, pero están demasiado prolijos. Ni siquiera parece que se hubieran resistido. Ellos eran sus subordinados, ¿cierto? ¿Podría Heiwajima asesinar a estos tres antes de que le opusieran resistencia?

— No parece como si se hubiera metido en una pelea con ellos y los matara sin querer.

Además del fallecido que está pegado en la pared, hay una completa falta de cualquier señal de lucha en cualquier otra parte de la habitación.

— … Además de eso, en primer lugar no tengo idea de porque fue a ese edificio. Él no dijo nada que sugiriera ni por casualidad que iría allí.

— Shiki-san, no creo que Heiwajima Shizuo se haya metido anteriormente en problemas con usted ni contra su gente, ¿verdad?

— … Pero si me pregunta quién podría ser el responsable sino fuera Shizuo, no tengo respuesta para darle. No es como si yo supiera quién está en problemas con Awakusu-kai y quién no.

— Eso es correcto. No sé qué tipo de problemas hay en Awakusu-kai en esto momentos. Ni lo planeo saber. Eso es a menos de que se trate de Celty. Celty estuvo en casa por un momento ayer. Vino a buscar su casco de repuesto. Eso significa que algo debió haberle sucedido al casco original. Parece que ella se involucró en algo bastante peligroso esta vez.

— Ah, no, no me estoy quejando, Shiki-san. De hecho no estoy preocupado de que algo malo le pase a Celty. Ella es fuerte. Aún así, no quiero ver su cara triste.

— Si, su cara. Incluso si ella no tiene nada por encima del cuello, Celty todavía tiene una cara.

¿O debería llamarlas ‘expresiones’? Puedo saber más o menos su estado de ánimo por su lenguaje corporal y las formas en que sus sombras se mueven a su alrededor. Pero probablemente soy el único. En resumen, Celty es muy buena. Incluso si su cuerpo no está herido, se sentiría muy triste si alguien a quien conoce resulta lesionado. Ella ya puede estar simpatizando con la princesita de Awakusu-kai. A pesar de que ni siquiera la conoce, Celty entristecería al escuchar que hay niños muriendo.

— Esto no solía ser así. Pero Celty ha cambiado mucho en los últimos años. Por entrar en contacto con diferentes personas, puede que ahora se convierta más en un ser humano.

— Yo personalmente nunca he estado en ese tipo de cosas, por lo que no creo que realmente me hayan influenciado mucho. En fin…Celty incluso podría ser más bondadosa que cualquier persona.

— Cuando una persona promedio decide ayudar a otra a cambio de nada, puede que después duden, al calcular lo que les costará y los riesgos que plantea para su estatus social o para su seguridad personal. Pero Celty no tiene mucho para poner al otro lado de la balanza. Ella ha perdido incluso su propia cabeza. Las únicas cosas que tiene para perder son, probablemente su orgullo y su vida libre de culpa. Para salvaguardar esas dos cosas, ella se decidiría a ayudar a las personas. Así que en realidad terminaría añadiendo en la balanza ‘ayudar a la personas’. Eso es lo que es tan asombroso. Al menos yo no puedo decir que tengo un corazón tan humano como el de ella.

Celty se está convirtiendo en una mujer más esplendida recientemente. Ella es demasiado buena para mí.

Es por eso que no dejaría que nadie más la tenga. Tampoco quiero ponerla triste. Un doctor clandestino como yo nunca sería lo suficientemente bueno para ella. Pero aún así estoy enamorado.

Bueno, por supuesto, la vida sería muy buena si ella pudiera incluir mi nombre en la lista de ‘cosas que perder’

— …¿Hm?

…¿Shiki-san? ¿Sr. Shiki?

Publicidad M-AB

… No me digas que se quedó dormido.

— ¿No tenía nada que decir? Ah, ya veo. Está bien.

— Me molestaría más si lo entendiera. Si fuese capaz de entender lo que acabo de decir, eso significaría que también entiende la mujer impresionante que es Celty, lo que lo convertiría en mi rival amoroso. De todos modos, así es Celty. Téngalo por seguro.

Una vez que ella encuentre a Awakusu Akane-chan, ella se va a cerciorar absolutamente de que nada le pase a la niña.

— Así será, incluso si Awakusu-kai cancela la misión en este momento.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios