Durara! (NL)

Volumen 5

Capítulo 3: Su Juventud, Apogeo Y Ocaso

Parte 2

 

 

NOCHE DEL 03 DE MAYO, EN UN CIBERCAFÉ EN IKEBUKURO

— Ok.

Publicidad G-AR



Era una voz enérgica.

Para decirlo de una forma cliché, era una voz que haría que las personas pensaran que el cielo estaba hablando con ellos. Una voz muy clara y vigorizante.

— Veo que finalmente se está poniendo más interesante.

El dueño de la voz murmuraba, mientras se concentraba en las palabras que desaparecían de la pantalla.

El delicado muchacho de la cara jovial, estaba semi recostado en una silla giratoria, completamente relajado.

Publicidad M-M3

A primera vista, parecía un hombre amable y esbelto, pero sus rasgos tenían una relativa agudeza, lo hacían el ejemplo perfecto de la palabra ‘guapo’. Estaba sonriendo como si estuviera dispuesto a aceptar cualquier cosa en el mundo como parte de él, pero al mismo tiempo los ojos le brillaron sin misericordia, como si despreciara todo menos a sí mismo. La forma en el que estaba vestido era peculiar, pero era difícil señalar el porqué. En general, exudaba una elusiva y temperamental actitud.

Justo frente a él había un ordenador con conexión a internet, sin embargo Orihara Izaya, siguió jugando con su teléfono.

Procesaba silenciosamente el mundo de información que fluía fuera del pequeño aparato en sus manos mientras murmuraba en voz baja.

— Ahora esto me pone nostálgico. Me recuerda a mis años de la escuela secundaria.

Parecía estar confesándose, pero como era de esperarse, no había nadie allí para responderle en este espacio aislado.

Los cubículos a su alrededor eran alquilados mensualmente por los jóvenes sin hogar como ‘casas’. Los propietarios temporales estaban trabajando a esa hora.

Durarara! Vol 5 Capitulo 3 Parte 2 Novela Ligera

 

Publicidad G-M1



Después de algunas negociaciones con el gerente de la cafetería, Izaya pudo alquilar ese cubículo por un año.

No estaba claro qué tipo de negociación se hizo entre ellos pero parecía que el informante había logrado convencer al gerente de que hiciera una excepción.

Se levantó de la silla.

En serio, esto me pone nostálgico.

Aunque mis años de escuela fueron un completo desastre, muchas gracias a Shizu-chan.

Si al menos él no hubiera existido, hubiera sido capaz de llevar a cabo mis planes mucho mejor.

Ahora que lo pienso, me parece como si me hubiera pasado la mitad de mi vida escolar intentando borrarlo de la faz de la tierra.”

Saludó alegremente a la recepcionista al pasar el mostrador y salió del cibercafé.

En vez de tomar el elevador, bajó por las escaleras vivazmente, dirigiéndose a la calle ya oscura.

Estaba casi en la salida cuando sintió un aire cálido primaveral que empezaba a rodearlo, el ruido de las calles llenas del centro llegaron a sus oídos. El joven dejó que lo inundara como si ya no fuera capaz de reprimir una felicidad sincera, sus labios se curvaron en una sonrisa.

“Dios, me entretiene tanto con tan solo pensar en eso.

No importa cómo se desarrolle la situación a partir de este momento.

Yo solo voy a estar del otro lado de la ‘red de mosquito’.”

***

 

 

UN MES ATRÁS

Orihara Izaya había sido completamente excluido de la conmoción posterior a cierto incidente en Ikebukuro.

Sería una mentira si no dijera que él no sentía el más mínimo rencor.

Porque tenía la sensación de que los demás lo habían dejado de lado.

Orihara Izaya amaba a los humanos.

Pero eso no quería decir que amara a alguien en particular.

Él mismo era una persona, se podía interpretar como un caso de exacerbado narcisismo, pero él nunca se incluía a sí mismo entre los ‘humanos’ que amaba.

Para decirlo más exactamente, estaba profundamente enamorado de los ‘otros’.

Había desperdiciado la oportunidad ideal para observar a los humanos que amaba. Se quedó atrapado en la pasividad cuando se puso una recompensa sobre el cuerpo decapitado de Celty.

Habría sonado cruel si uno fuera a decir que lo hizo para ventilar su ira.

Aun así, era desalmado pero cierto, el deseo de dar rienda suelta a su ira fue parte de lo que impulsaba sus acciones.

Eso era como patear bicicletas fuera de su camino porque sentía que nadie quería jugar con él…al menos, esa era la mezquindad que había en su corazón cuando empezó a llevar a cabo su plan. Pero la parte más difícil de manejar de Orihara Izaya era que él se conocía a sí mismo como la palma de su mano, bajezas incluidas.

Teniendo en cuenta con plena objetividad cada detalle de lo que sabía sobre la situación y sobre sus propios impulsos, deliberadamente escogía el peor camino posible para aquellos que amaba.

Orihara Izaya no era un ser de ‘otro mundo’ como Celty ni un guerrero ultra poderoso como Heiwajima Shizuo, él era alguien ordinario.

El no era completamente racional y tranquilo como un robot ni como una criatura a sangre fría que no sentía nada al matar.

El era completamente humano.

Albergaba deseos que la gente normal tenía, cruzaba límites que los humanos comunes también cruzaban por impulsos repentinos

Lo que pasaba era que él tenía estas dos características a la vez.

El no poseía el carisma como para liderar una fuerza maligna, no era más que una creatura que siempre quería más de aquello que le intrigaba.

Kishitani Shinra había hecho el siguiente comentario sobre Izaya cuando ambos estaban en la escuela secundaria.

— Te diré lo que eres. Eres del tipo con un lado malo pero no eres completamente malo. Aun así tampoco hay ni un poco de bondad en ti. Hm como te lo puedo decir…si tratara de resumirte en una frase, sería algo como ‘me haces querer vomitar’ y eso es un cumplido, ¿sabes?

Izaya simplemente se había reído cuando su casi único amigo le dijo esto, pero de hecho él también pensó que estaba en lo cierto. Orihara hizo que sus objetivos vomitaran la cena de anoche, junto con sus diversos ‘verdadero yo’ y los observó desde donde el vómito no podía alcanzarlo. Así fue como él siguió observando a la verdadera naturaleza de los humanos. Sin importar que vomitaran virtudes excelsas o el veneno más digno de menosprecio. Izaya los valoraba y cuidaba con el mismo afecto Y hoy, al igual que cualquier otro día para él, comenzaba su ‘juego’ con el fin de hacer que las personas vomitaran su verdadera naturaleza.

Todos los jugadores habían aparecido. La mesa estaba acomodada. Todo lo que tiene que hacer ahora era tirar los dados.

— Muy bien. ¿Debo enviar un pequeño regalo a todos mis queridos kouhais de Raira?

Es decir una crisis del tamaño exacto que necesitan si quieren crecer.

Orihara Izaya cayó en una profunda reflexión.

“Fuera de la red de mosquito. ¿No era un lugar ideal para estar? Los mosquitos que están fuera de la red no pueden picar a los humanos que duermen en su interior. Todo lo que voy a hacer es algunos sonidos molestos cuando bata mis alas. Lenta pero persistentemente hasta llevar a los de adentro de la cortina hasta la locura.”

— Después de todo, ¿De qué se trata la juventud si no se le agrega un poco de sabor?

Izaya continúo jugando con su teléfono mientras caminaba.

Heiwajima Shizuo, Simon y sus hermanas gemelas que. Para él, había un sinfín de enemigos naturales en Ikebukuro. Sin embargo dio un paseo por las calles de la ciudad, completamente relajado. Se mezclaba en la ciudad, insidiosamente, insidiosamente. El insecto fuera de la cortina de mosquito estaba extendiendo su veneno en la oscura calle.Y… Con el primer aleteo de sus alas, marcó el número telefónico de cierto niño. Pronto una voz tímida sonó del otro lado.

—Hace cuanto no nos vemos, Ryuugamine-kun. ¿O debería decir Tanaka Taro-kun? —Izaya lo saludó con una broma antes de cambiar a un tono más serio.

— Acabo de comprobar el registro del chat. Escuché el rumor del Incidente de Saitama, también…

Publicidad G-M1



— Parece que los Dollars están en una extraña situación.

***

 

 

NOCHE 03 DE MAYO, APARTAMENTO DE SONOHARA ANRI.

El apartamento de Sonohara Anri era sencillo y sin decoración.

Todo estaba organizado en un orden diferente a lo que se esperaría de la casa de una chica de secundaria.

Las niñas disciplinadas tendían a limpiar sus habitaciones con regularidad pero su habitación estaba demasiado limpia.

No había nada en su apartamento, aparte de los artículos de uso diario, ni siquiera un libro para leer por placer.

Publicidad G-M1



Había un televisor y una radio pero que parecían apenas haber sido usados. Sobre la mesa había una pila de libros de textos que usaba en la escuela.

Era obvio que alguien vivía allí, pero por los ítems presentes en la sala no había mucho que se pudiera inferir sobre el propietario.

Tal era el espacio vital que Sonohara Anri había creado para sí misma.

La chica en pijama se quedó mirando el celular en silencio en la habitación sin un ordenador.

En la pantalla se veía la interfaz de un chat que había estado visitando regularmente y donde la habían invitado a unirse hace tiempo. Era administrado por una mujer con el nombre de Kanra.

Aunque a ella nunca le habían dicho sin duda que Kanra era una mujer. Pero para Anri, que no sabía nada de internet y de roles interpersonales, era natural que el concepto del “cambio de género online” nunca se le hubiera ocurrido.

“Celty-san…no está aquí hoy. Que nervios…”

Anri exhaló profundamente al pensar sobre el Motociclista sin cabeza que aparecía como Setton en la sala de chat.

“¿Alguien más en la sala sabe que Setton es Celty?”

La pregunta seguía apareciendo en su cabeza, aunque no podía seguir pensando en eso.

La hacía feliz ver a los demás hablar en la sala.

Pero ella estaba más nerviosa de lo usual ya que Celty que era la única que conocía en la vida real, estaba ausente

Anri siempre había iniciado sesión en la sala de chat desde su cibercafés hasta que Celty le enseño recientemente como entrar desde su celular. En este momento, ella estaba escribiendo de manera bastante torpe en el celular.

Debido a que ella tenía solo un par de amigos, la sala de chat era uno de los pocos lugares en los que podía socializar con otras personas.

Ella había tenido sus dudas sobre esta forma de comunicación, ya que era totalmente diferente de hablar con sus compañeros en la escuela. Independientemente de eso, ella siguió adentrándose más y más en este mundo.

Reconociendo una vez más el hecho de que ella era una persona fácil de convencer. Anri cerró la pantalla con un pequeño suspiro y dejó el teléfono cargándose.

Era hora de ir a la cama de nuevo.

Justo cuando ella se preparaba para apagar la luz-

El timbre sonó desde el corredor por toda la habitación.

Publicidad M-M2

Un extraño escalofrió recorrió la espalda de la muchacha.

Eran las 11 de la noche

Probablemente había personas que no se sorprenderían por esto.

Pero Anri simplemente no podía entender quien de sus amigos iría a su apartamento a esas horas.

Por supuesto, tampoco podía ignorar el timbre, y a pesar de las dudas que giraban en su corazón, apoyó su cara cerca de la puerta.

Sus ojos a través de la mirilla buscaron la figura de alguien que estuviera parado pero no encontraron a nadie.

Y entonces hizo algo que no debió haber hecho.

Con la sensación de que la cadena de la puerta la mantendría segura, lentamente destrabó la cerradura.

Justo cuando estaba a punto de intentar mirar lo que estaba pasando fuera de la puerta

Una enorme tijera de jardín pasó por el hueco y cortó la cadena por la mitad en cuestión de segundos.

Ya era tarde cuando la chica escuchó el fuerte sonido metálico.

La puerta se abrió y allí el único que estaba afuera, era una mujer.

Eh?”

Por un segundo Anri estaba perdida en cuanto a lo que había sucedido.

La figura que lograba ver con sus gafas era la de una mujer.

Las curvas, más visibles que ocultas por la delgada capa de ropa, la habían convencido a Anri que la otra persona era una mujer.

Pero era imposible para la joven distinguir su rostro.

Además de una máscara con agujeros en los ojos, la extraña tenía un par de gafas de nieve, que ocultaba su rostro

— ¿Ah…?

Anri estaba a punto de gritar pero las tijeras ya le apuntaban a la garganta.

— Tranquila. No te voy a matar. Descansa tranquila.

La voz que salió a través de la máscara estaba hablando en un japonés perfectamente sin acento, aunque aún así sonaba extraña.

— Tú, no serás capaz de moverte en algunos días. Probablemente en varios meses.

La mujer dijo, carente de emoción.

— Pero no hay necesidad de morir.

— ¿Eh…?

— Se evitara el lugar fatal. Y llamará a una ambulancia.

— ¿Disculpa…?

— Tienes suerte.

Tras esas palabras, la mujer levantó la tijera, rápida como un rayo

Y las llevo hacia el abdomen blando de Anri.

***

 

Publicidad G-M1



 

UNOS SEGUNDOS ATRÁS, EN EL ASIENTO DEL CONDUCTOR DEL CAMIÓN.

“En serio, ¿por qué nos pidió que hagamos daño a una niña tan pequeña? Le hubiera podido pagar a cualquier delincuente común para eso. ¿Por qué nosotros?”

Slon estaba sentado en el asiento del conductor y observó la foto de su objetivo con resignación.

“Pero por otro lado, un delincuente promedio fácilmente podría pasarse y matarla o herirla en ciertas partes si se tratara de un varón…Por lo que pudo haber sido la decisión correcta habérselo pedido a Vorona después de todo.”

Slon movió perezosamente esos pensamientos en su mente mientras intentaba matar el tiempo en la camioneta cuyo motor mantenía funcionando.

Fue entonces cuando sus oídos escucharon unos extraños sonidos que se confundían con el del motor.

Creo que escuché algo…

Al principio no le prestó atención al sonido que parecía venir de lejos.

Pero le molestaba.

Porque el sonido era rara vez escuchado en Tokio.

Eso es…”

Publicidad G-M2



Y el sonido se repitió.

Estaba en lo correcto.”

Una gran pregunta apareció en la cabeza de Slon mientras se convencía de que sus oídos no lo engañaban.

¿Por qué escucho el relincho de un caballo en una ciudad tan grande?”

Lo que había escuchado era el impresionante aunque extraño relincho de un caballo.

¿Habrá una pistas de carreras de caballos cerca?”

Le intentó dar sentido de alguna forma en su cabeza pero el hecho de que lo escuchaba en el centro de una metrópolis aun le molestaba.

Si estuviera en New York o en los EEUU, en general, podría haber sido el relincho de un caballo policía pero esas cosas no se escuchaban en Ikebukuro, Tokio.

Lo que más importaba, es que era el más extraño, el relincho más ‘emocionalmente cargado’ de un caballo que Slon había escuchado jamás.

¿Pero qué…?

¿En serio es un caballo?

Se dio cuenta de algo mientras sus dudas lo iban poniendo más nervioso.

La fuente de ese sonido parecía estar acercándose.

Un sudor frio le empezó a correr por la espalda.

Las sirenas le sonaron en el cerebro.

Si hubiera sido cualquier otro día probablemente el hubieran dicho ‘Lo que sea, no me importa de todos modos’ y lo hubiera ignorado.

Pero su agudo instinto formado gracias a sus experiencias de vida bajo el comando del distribuidor de armas Lingerin, seguía advirtiéndole.

¿Qué es…?

¿Viene por mí…?”

Slon no pudo evitar jadear; nerviosamente, miró en el espejo retrovisor.

Y entonces lo vio.

Una motocicleta negra, tan negra que no se podía confundir en la oscuridad de la noche.

Y una figura de otro mundo montando la motocicleta con una enorme guadaña negra en sus manos.

***

 

 

A LA MISMA HORA EN LA ENTRADA DEL APARTAMENTO DE ANRI.

El relincho del caballo se escuchaba cada vez más cerca.

Vorona, también, había oído el extraño sonido pero ella estaba distraída por otro ruido.

Uno metálico.

Ella debió haber sido capaz de enterrar las tijeras en el abdomen de la chica con la profundidad suficiente como para mandarla al hospital. Aunque lo que las manos de Vorona sentían a través de las tijeras no era carne blanda de la adolescente-

Sino algo tan duro como el metal. Se escucho el ruido del metal chillando como si lo que había tratado cortar fuera un tubo de acero.

—            (Que)?

Una exclamación en ruso se deslizo de su lengua mientras se quedó con la boca abierta.

Dirigió la mirada hacia la fuente del sonido y vio que justo cuando las cuchillas de la tijera estaban a punto de cortar el abdomen, se detuvieron gracias a otra cuchilla.

“(¿Katana?)”

Era una hoja larga y estilizada.

La ligera curva era casi una reminiscencia de la forma de gotas de agua en la naturaleza.

“¿Qué…es eso?”

La chica tenía una katana oculta dentro de ella, así que la uso para detener el primer ataque.

Era la conclusión a partir de una premisa bizarra, pero esa era la única posibilidad.

Sin embargo, Vorona estaba a punto de presenciar algo aun más extraño.

— Um…disculpa, pero…

La chica llamada Anri, su objetivo, tenía una katana que le salía directamente del brazo mientras le preguntaba, perpleja:

— No creo que te conozca… ¿Estás segura que no estás buscando a alguien más?

***

 


 

Sonohara Anri era un ser humano ordinario.

O al menos lo había sido cinco años atrás.

Luego de que el destino la pusiera en contacto con un ser sobrenatural como Celty Sturlson, la niña dio albergue dentro de ella a un ser ‘extraordinario’.

Es decir, la ‘Demon Blade’. Kishitani Shingen, el padre de Shinra la había usado una vez para cortar el alma del jinete sin cabeza y robarle la cabeza.

‘Demon Blade’ era la única manera en la que se la podía describir.

Después de usarla, Shingen vendió la ‘demon blade’ llamada ‘Saika’ a la tienda de antigüedades del padre de Anri. Después de una serie de eventos, la chica terminó perdiendo a sus padres y la ‘demon blade’ terminó dentro de su cuerpo.

La ‘demon blade’ no había causado la muerte de sus padres.





De hecho ella y su madre probablemente ya habrían muerto debido a la violencia de su padre, de no ser por la espada.

El pensar que su madre hubiera muerto de todas maneras en verdad la dejaba sin palabras, pero Anri había llegado a aceptar el hecho de que solo ella fue salvada, al igual que aceptó la existencia de la ‘demon blade’ en su cuerpo.

Ella había tenido esos pensamientos antes:

Si su consciencia hubiera sido controlada completamente por la ‘Demon Blade’ tal como en las historias fantásticas de crímenes, probablemente se habría sentido mejor por cómo iban las cosas en su vida.

Durarara! Vol 5 Capitulo 3 Parte 2 Novela Ligera

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios