Seiken Gakuin No Maken Tsukai (NL)

Volumen 1

Capitulo 4: Sirviente Del Rey No Muerto.

 

 

“Este es el dormitorio de las chicas de nuestro equipo”.

La unidad de Lyseria vivía en el dormitorio Hræsvelgr. Estaba bastante apartado del centro de la Academia Excalibur, donde la mayoría de las instalaciones estaban concentradas. Su aspecto parecía contraponerse a los diseños rectilíneos de los edificios de la ciudad, siendo más parecido a la visión familiar de una mansión de la nobleza.

Publicidad G-AR



(… ¿Retro-cultura09, creo que se llamaba?)

Probablemente se utilizó la arquitectura del antiguo reino de Londirk como tema. Londirk era un gran reino que una vez comandó cuerpos de Caballeros Mágicos, pero la nación eventualmente se sometió al ejército de los muertos de Leonis y le juró lealtad.

“Los dormitorios son asignados según los logros de un Pelotón”. Explicó Lyseria, empujando la puerta para abrirla.

“Pelotón…”

… Ese sujeto, Muselle, le había dicho a Lyseria que se uniera a su pelotón.

Publicidad M-M1

“Es una unidad táctica en la que se despliegan los Espadachines Sagrados.

Suelen estar conformados por cinco o seis personas”. La chica continuó.

Explicó que la Academia Excalibur organizaba Pelotones para luchar contra los Void. Las Espadas Sagradas tenían una amplia variedad de habilidades, por lo que se recomendaba que los miembros con habilidades que se complementaban entre sí formaran equipo y trabajaran juntos. No había limitaciones en cuanto al género o la edad de los miembros, y no era raro que los alumnos de cursos superiores se asociaran con estudiantes más jóvenes.

“La academia funciona con un completo sistema de méritos. Además de las misiones a las que son enviados los Pelotones, hay encuentros de entrenamiento entre Espadachines Sagrados y todo tipo de otras pruebas. Los Pelotones mejor clasificados consiguen alojarse en los dormitorios más nuevos. El dormitorio Fafnir tiene aire acondicionado, el más nuevo equipo de entrenamiento, un jacuzzi, ¡e incluso una sauna!”

Publicidad G-M2



“… Y-Ya veo”.

Lyseria estaba obviamente bastante apasionada sobre el tema, pero Leonis no logró más que dar una vaga respuesta. No tenía la menor idea de lo que era un jacuzzi. Probablemente algún tipo de sistema de armas.

La habitación de Lyseria estaba subiendo las escaleras, en el segundo piso.

“Entra, siéntete como en casa…” Lyseria entró primero y le indicó que la siguiera.

“Podría ser un poco tarde para preguntar esto, pero ¿está bien que esté en un dormitorio de chicas?”

“Está bien, Leo-kun. Todavía eres un niño”

Leonis no estaba seguro de lo que significaba [Esta bien], pero entró de todas formas. La habitación estaba cuidadosamente amueblada. Había un sofá con cojines, una cama con sábanas limpias y una mesa de madera con una tetera de porcelana. Sobre el alféizar de la ventana había una maceta con un cactus decorativo.

Era muy diferente de la atmósfera opresiva del Death Hold del Rey No Muerto.

“Estar en tu propia habitación ciertamente es relajante…” La chica de cabello plateado se sentó en el borde de su cama y comenzó a quitarse los calcetines.

(¡Estoy aquí mismo, sabes…!) Pensó Leonis, su corazón se aceleró pese a todo. La vista de sus muslos sanos y torneados que se asomaba por debajo del dobladillo de su falda era deslumbrante. (Tal vez debería aclarar mi garganta para recordarle que estoy en la habitación).

… Pero señalar eso dejaría claro que estaba mirándole de esa manera.

(¡¿P-Por qué me estoy poniendo tan nervioso?! Soy un Rey Demonio; ¡sólo necesito exponer con confianza mis intereses).

Y habiéndose convencido, Leonis desvió ligeramente su mirada.

“Oh, Leo-kun, ve tú primero al baño, ¿de acuerdo?” Lyseria señaló a una puerta mientras empezaba a desabrochar los botones de su blusa.

El agua tibia se derramó sobre la piel de Leonis, y el vapor blanco se elevó y nubló su visión. El baño adjunto a la habitación de Lyseria era sorprendentemente grande. El chico conocía baños privados como estos, pero estaban reservados para los nobles y la realeza. La gente común utilizaba los baños públicos o las aguas termales.

(Ella parece ser de origen noble…)

Lyseria tenía una sirvienta personal y se comportaba con una refinada gentileza.

El agua caliente de la ducha llovió, empapando el cabello negro del Rey No Muerto.

(Debe tratarse de algún artefacto mágico que emplea la hechicería de agua y fuego…)

Con curiosidad, miró el tapón de la ducha. Tenía grabado la forma de un león. Había sido diseñado para funcionar incluso con la más mínima reacción de mana.

Era difícil creer que algo tan avanzado como esto pudiera existir mientras la hechicería había sido totalmente olvidada.

En la época de Leonis, la hechicería era un poder único asociado a quienes tenían el talento para utilizarla. Pero en esta época, la humanidad había desarrollado tecnologías que permitían a casi cualquiera hacer uso de ella.

(… Y de este modo la hechicería, que requiere una habilidad innata, se volvió innecesaria).

La hechicería fue dejada de lado, pero con la aparición de un nuevo enemigo… los Void… la humanidad desarrolló una nueva arma para oponerse a ellos: Las Espadas Sagradas. Un poder inusual que difiere de la hechicería en un nivel fundamental.

(… Probablemente no se trate de un poder originado en este mundo).

No tenía nada que lo confirmara, pero el Rey Demonio así lo creía. Lyseria lo había denominado como un regalo que el planeta otorgaba a la humanidad.

Pero, ¿realmente el planeta tiene ese tipo de poder…?

Void, Espadas Sagradas… todo era demasiado diferente de la época con la que Leonis estaba familiarizado. Incluso si intentara reconstruir los Ejércitos de los Reyes Demonio, le faltaba información sobre este mundo. Un error ahora no haría más que causarle más problemas.

Y más importante aún, ¿realmente se había reencarnado en este mundo?

(Por ahora, debería esperar que Shirley y Blackas regresen con sus reportes).

Publicidad M-M5

Leonis cubrió sus manos con jabón espumoso y comenzó a enjuagarse el cabello.

(… A propósito, escuché algo interesante antes).

Recordó la conversación que había escuchado por casualidad poco antes. Ciertas ruinas habían sido detectadas en el lecho marino. Casualmente, Leonis sabía exactamente qué eran esas ruinas. Esta zona era donde se encontraba el Death Hold, la Fortaleza de Necrozoa. También fue el lugar de la batalla final entre los Seis Héroes y los Ejércitos de los Reyes Demonio.

Lo que significaba que debajo de estos oleajes dormían los restos de innumerables muertos vivientes y monstruos, así como el Archi-sabio Arakael Degradios, quien se había fusionado con el Árbol Sagrado.

(… El Archi-Sabio también tenía una especie de inmortalidad, pero ni siquiera él debería haber sido capaz de sobrevivir en el fondo del océano).

Pero el hecho de que los Void se hubieran originado allí era interesante.


(¿Sólo una coincidencia, quizás? ¿O tal vez?)

Pero justo cuando el pensamiento cruzó su ahora espumosa cabeza…

“Leo-kun, ¿estás todo bien ahí dentro?”

“Sí, el agua tiene la temperatura justa… ¡¿Aaaah?!” Leonis se giró por reflejo hacia la voz y dejó escapar un grito.

El cabello plateado revoloteaba desde el otro lado de la habitación llena de vapor… Piel tan blanca como la nieve virgen… Un par de pechos aparecieron ante sus ojos.

“… ¡Aaah, erm…!”

Leonis casi tiró una cubeta.

“¡¿Qué pasa, Leo-kun?!” Lyseria preguntó con sorpresa.

“¡¿P-Por qué?!”

El Rey No Muerto cayó y su trasero colisionó con el suelo de baldosas.

En su pánico, se olvidó incluso de cubrir su rostro con sus manos, lo que le permitió ver perfectamente su hermosa apariencia desnuda. Mechones plateados y húmedos se aferraban a su piel desnuda. Era como si la diosa de la luna hubiera descendido a la tierra.

“¿Qué sucede? ¿Te da vergüenza que te vea desnudo? Los chicos no deberían avergonzarse por eso”.

(¡No, no, no soy yo quien debería avergonzarse aquí…!) El pensamiento prácticamente gritó en la mente de Leonis.

… ¿Quizás esto era considerado como algo normal en este extraño mundo post-milenario?

(… ¡Quizá el sentido de la decencia de esta época también difiera del mío!)

Dejando de lado cuán extraño era que un Rey No Muerto estuviese preocupado por el decoro, Leonis estaba bastante sorprendido. Su confusión llamó la atención de Lyseria. Observó al chico con detenimiento.

“¡Aah!” Exclamó de repente.

“¿Q-Qué sucede…?” Preguntó Leonis, con una pizca de miedo en su voz.

“¡Se supone que debes usar champú en tu cabello, no jabón!”

“… ¿Huh?”

Ella frunció el ceño y sentó a Leonis en una silla.

“Tienes un cabello muy bonito; no deberías dañarlo de esa manera”.

Vertió agua caliente sobre su cabello y comenzó a enjuagarlo.

“Puedo lavarme por mí cuenta…”

“¡Noooo! Deja que tu Onee-san se encargue”.

 

“… ¡¿?!”

Leonis cerró sus ojos con fuerza mientras sentía que un poco de champú se introducía en ellos.

“Qué piel más encantadora. Es difícil de creer que no hayas vivido en la ciudad”.

Lyseria empezó a frotar su espalda con una esponja. Esta chica tenía a su merced al más grande de los Reyes Demonio. Cada tanto, Leonis sentía una sensación suave y blanda contra su espalda. Mientras su pulso se aceleraba, hacía esfuerzos conscientes y dolorosos para no reflexionar sobre cuál podría ser su origen. Por otra parte, a Lyseria no parecía importarle en absoluto presionar su piel contra la de él.

(¿Es debido a este cuerpo infantil, o…?)

Cualquiera que fuera la razón, la sensación de sus delgados dedos enjuagando su cabello era agradable… Hasta que sus manos se detuvieron de repente.

“… ¿Podría hablarte un poco de mí?” Le preguntó.

“Claro”. Leonis asintió.

Cerró el agua de la ducha.

“… Mis padres fueron asesinados por los Void”. Confesó en un susurro. “Lo llamaron Estampida… una catástrofe imprevisible y a gran escala instigada por un Void que comandaba a otros. Ocurrió hace seis años. Mi antiguo hogar, el Tercer Assault Garden, fue destruido en una sola noche”.

Continuó detallando que sus padres eran Espadachines Sagrados y comandantes de los cuerpos de asalto, y que habían muerto en el cumplimiento de su deber, defendiendo a los civiles. Los únicos miembros de la Casa Christaria que sobrevivieron fueron ella y su sirvienta, Regina.

Publicidad G-M1



“Las fuerzas de búsqueda y rescate nos encontraron diez días después. Se esperaba que la hija de dos Espadachines Sagrados mostrara el mismo poder, por lo que fui admitida en la Academia Excalibur. Pero…” Lyseria se sumió en un amargo silencio.

“¿No puedes manifestar una Espada Sagrada…?”

“… Así es”. Lyseria asintió. “Lo que dijo Muselle es verdad. No he despertado el poder de una Espada Sagrada”.

Publicidad M-M2

Según Lyseria, los niños con el factor que permitía originar una Espada Sagrada manifestaban al menos parte del poder a los diez años de edad como mínimo y a los catorce como máximo.

Y en casos como el de Lyseria, en el que ambos padres eran Espadachines Sagrados, la probabilidad de que el niño manifestara el poder era cercano al 90%.

Pero a pesar de todos sus esfuerzos, no pudo manifestar una Espada Sagrada. Se empeñó en hacer exploraciones en las ruinas, pensando que un arma dada a la humanidad para combatir los Void podría materializarse más fácilmente cuando luchara contra ellos.

“Eso es una imprudencia…”

“… S-Sí… lo sé”. Lyseria agachó su cabeza ante el comentario de Leonis. “Pero si no manifiesto el poder una Espada Sagrada pronto, perderé mi derecho a estar aquí”.

Su voz estaba teñida de ansiedad y amargura… Leonis entendía perfectamente cómo se sentía. Esa sensación de querer el poder más que nadie, pero ser incapaz de alcanzarlo. Al igual que él había deseado una vez el poder para proteger a sus seres queridos.

“Pero creo que eventualmente materializaré una Espada Sagrada”. Lyseria apretó sus puños contra su pecho.

“Erm, Leo-kun…” La voz de Lyseria era ahora un susurro. “¿Qué te parecería unirte a mi Pelotón?” “… ¿Yo, unirme a tu Pelotón?” Sintió que ella asentía suavemente.

“Por supuesto, no tienes que hacerlo si no quieres…” La joven bajó la cabeza. “Eres libre de unirte al Pelotón que quieras. Tu Espada Sagrada puede curar heridas, así que estoy segura de que muchas otras unidades te querrán…” Lyseria aceleró las palabras en voz baja.

(… ¿Es un intento de reclutarme?)

“Así que es por eso que has estado empleando tus artimañas femeninas.

Publicidad M-M4

Quizás te he juzgado mal”.

“A-Artimañas… fe-femeninas… ¡No, no es eso en absoluto!” Nerviosa, Lyseria se apresuró a apartar su cuerpo de Leonis.

“Sólo estoy bromeando”. Dijo Leonis. “Pero no podrías culparme si te malinterpretara, ¿verdad?”

“… Podrás tener una cara bonita, pero eres un abusador por dentro”. Lyseria infló sus mejillas.

… Pero Leonis sabía que era una persona justa y honesta. Por ello le había dicho que no podía usar una Espada Sagrada antes de pedírselo.

Una chica que no podía manifestar una Espada Sagrada… Una chica a punto de ser expulsada de la academia. Exceptuando a personas con segundas intenciones como esa escoria de Muselle, no había muchos que vieran algún beneficio en hacer equipo con una chica como Lyseria.

(… Pase lo que pase, era mi intención quedarme con ella de todos modos).

Después de todo, sería mejor tener a su sirviente a su lado.

“… Si te unes a nuestro Pelotón, siempre tendrás sabrosos dulces cuando los quieras”.

“¿Tratando de enrolarme con comida esta vez?”

“¡E-Eso no es…!”

Fue entonces cuando sucedió.

“¿H-Huh…?”

Lyseria se tambaleó, como si fuera golpeada por un repentino mareo.

“Ah… ¿Estás bien?” Leonis la atrapó sosteniendo sus hombros.

Probablemente ni ella misma se daba cuenta, pero… su cuerpo estaba terriblemente frío, como el de un cadáver.

“Ah, lo siento, yo… de repente me siento muy débil…” (… Parece que está a punto de llegar a su límite).

La respiración de la chica se volvió rápidamente agitada, y la luz comenzó a desvanecerse de sus ojos azul hielo. Leonis la apoyó contra la pared, para colocarla en una posición más cómoda.

“Lo siento. Te mentí”.

“… ¿Huh?” Lyseria miró a Leonis con expresión aturdida.

“… Lo que usé para curarte… no fue el poder de una Espada Sagrada, Seria-san”.


Lo que había hecho ni siquiera podía considerarse propiamente como una curación. Porque a pesar de todo, ella ya estaba…

“¿Le… o…-kun?”

“Lyseria Christaria ya está muerta”.

“L-Leo-kun…      ¿Qué estás… diciendo…?”

Preguntó Lyiseria entre respiraciones agitadas.

Su expresión evidenciaba que la joven no había entendido lo que el chico había dicho.

(Bueno, supongo que es natural…)

A Leonis le dolió ver a Lyseria en ese estado. Desvió la mirada mientras continuaba explicando.

“No hay duda de que un monstruo en las ruinas te mató, Seria-san. Y mi poder sólo gobierna sobre la muerte, así que no puedo resucitar una vida que se ha perdido”.

Era verdad; el Rey No Muerto Leonis no podía usar magia sagrada. Por lo tanto, había tenido que usar magia del Reino de la Muerte para resucitarla como no-muerta.

“P-Pero yo…”

“Por desgracia, sólo pareces estar viva”. Leonis negó con su cabeza. “Este sello es la prueba”.

“… ¡¿?!”

Un sello carmesí surgió en su muslo.

“¿Qué… es esto…?”

 

“Un hechizo de Décimo-Orden llamado Crear Antiguo No-Muerto. Honestamente, era una apuesta si tendría éxito o no. Podría haberte reducido a cenizas o convertido en un Ghoul08 sin mente…”

Sin embargo, el resultado actual superó las expectativas del Rey No Muerto. Un sello que brillaba de color rojo sangre sólo surgía en aquellos sirvientes no muertos de mayor nivel y poder…

“… Eres una Reina Vampiro. El rango más alto posible para un ser no-muerto”.

Para convertirse en una Reina Vampiro, se necesitaba un tipo de alma noble que fuera digna de ser gobernante de la noche. También se requería que el sujeto fuera una doncella pura e inmaculada…

“Una… ngh… Vampiro… Khh, gaah…” Lyseria gimió.

“No te preocupes, son sólo tus reservas de mana las que se están agotando.

Sopórtalo un poco más”. Leonis se arrodilló junto a ella.

Trazando el sello en su muslo con la punta de su dedo, el chico dejó que algunas de sus enormes reservas de mana fluyeran hacia ella.

“… Aaah, mmm…” Lyseria se mordió el labio, como si quisiera contener un gemido indecente.

“Ah… Haaah… Nnn…”

El azul pálido de los ojos nublados de Lyseria se volvió de un carmesí ardiente. Dio un trago audible.

“Aaah, nnn…”

Su primer impulso vampírico inducido por el mana fue intenso. No era una condición que pudiera ser controlada con algún tipo de fortaleza mental. Leonis extendió su pulgar hacia la chica. Lyseria lo recorrió con su lengua, aturdida, antes de hundir sus afilados dientes en la carne.

“… Ugh…”

No había dolor, pero Leonis contorsionó su rostro ante la sensación de picor. El maná comenzó a correr el cuerpo de la vampiresa, transmitiéndose a través de la sangre del Rey No Muerto. Su cabello plateado comenzó a brillar.

Después de aproximadamente una hora, Lyseria finalmente se había calmado. El mana recién suministrado estimuló su corazón para que volviera a latir, y su temperatura volvía gradualmente a la normalidad.

“… ¿Quién eres?” Preguntó, tumbada bajo sus sábanas.

Habiéndose calmado, la realidad de su existencia como no-muerta comenzaba a imponerse.

“Soy un antiguo mago que fue resucitado”. Leonis asintió con la cabeza mientras se ponía la camiseta de su uniforme.

Mantuvo su estatus como Rey No Muerto en secreto, y en su lugar explicó que era un antiguo mago que dormía en el cristal que Lyseria había encontrado, y que era capaz de utilizar el arte perdido de la hechicería. Aclaró que era su magia la que le había convertido en su sirviente.

Lyseria escuchó en silencio la explicación antes de hacer una pregunta:

“¿Hechicería? ¿No una Espada Sagrada?”

“En la época en la que vivía, utilizábamos hechizos”.

“Ya veo…”

No parecía estar totalmente convencida todavía, pero…

Lyseria volvió a mirar su cuerpo.

“… De acuerdo. Te creeré”. Dijo la chica con un ligero suspiro. “Realmente parece que he muerto…”

“Lo siento. Esta era la única forma en que podía salvarte con mi magia”.

“… Lo entiendo”.

El shock de la joven era evidente, pero los hechos eran claros como el día. No había nada que hacer más que aceptarlos. Asumió la situación más rápido de lo que Leonis esperaba.

(Aunque está claro que todavía se siente en conflicto con todo esto).

Era fácil de entender.

Lyseria se refugió más profundamente bajo las sábanas.

“Así que ya no soy más un humano, ¿verdad?”

“Ese… sería el caso, sí”. Era una noticia desagradable que Leonis tenía que transmitir.

“¿Crees que todavía soy capaz de obtener el poder de una Espada Sagrada?” “No lo sé”.

Leonis no tenía forma de saber sobre ese poder desconocido. Sin embargo, tampoco podía decir con certeza que no hubiera ninguna posibilidad.

“Ya veo…” Lyseria se quedó en silencio por un momento. “Pero me has salvado la vida, ¿verdad?”

“…”

Una chica tan buena. Ella había muerto para salvar a Leonis, así que tenía sentido para él devolver esa amabilidad de alguna manera. Pero incluso si señalara eso, Lyseria no se lo echaría en cara.

“… Entonces, está bien. Estoy agradecida”. Dijo, abrazando una almohada.

“¿Huh?”

“Estoy mejor de esta manera que morir en las ruinas, ¿no?”

“Bueno, supongo que sí, pero…” El más grande de los Reyes Demonio se encontró un poco desconcertado.

“… De acuerdo. Entonces está decidido”.

Lyseria se levantó, resignada a sus nuevas circunstancias, con las sábanas aún apretadas entre sus dedos.

“Por cierto, ¿estás buscando algo? ¿Por qué estuviste durmiendo todos estos años?”

“Bueno…” Leonis permaneció en silencio durante unos instantes, eligiendo cuidadosamente sus palabras. “Hay alguien a quien busco”.

“¿Alguien?” Lyseria pareció percibir algo en el tono serio del chico. “¿Esta persona es… importante para ti?”

“Sí”. Leonis asintió.

“Ya veo. De acuerdo”. Lyseria le sonrió. “Entonces te ayudaré a encontrar a ese alguien”.

Publicidad M-AB

“Lo aprecio, pero…”

“Pero a cambio…” Lyseria extendió su dedo índice. “Quiero que me hagas más fuerte. Lo suficientemente fuerte como para luchar contra los Void”.

“Eso no debería ser muy difícil”. Leonis no se oponía en absoluto a fortalecer a sus sirvientes.

“En ese caso, estoy deseando trabajar contigo, Leo-kun”.

Y de este modo, el Rey No Muerto y su sirviente vampiro sellaron el acuerdo con un apretón de manos.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios