Slime Taoshite 300-nen, Shiranai Uchi ni Level Max ni Nattemashita (NL)

Volumen 3

Capítulo 6: Ayudamos a la Bruja

Parte 1

 

 

Y así identificamos a la impostora como una bruja llamada Eno.

También revelamos que yo era en realidad Azusa, la Bruja de las Tierras Altas…

Ese día escuchamos en la taberna del vecindario la historia de Eno y fue una intensa. Empecé a sentir un poco de compasión por ella.

«Yo soy una bruja, pero nadie sabe quién soy… tampoco tengo amigos… no tengo pasatiempos y siempre pienso acerca de lo vacía que es la existencia viviendo como una bruja…»

«Aaah, eso es lo que pasa cuando eres inmortal y no tienes amigos…»

En mi vida pasada, leí bastantes libros donde el personaje inmortal ya no podía soportar la soledad. Eso era verdad, de cierto modo.

«Pero, Azusa-sama, ¿por qué usted estuvo bien por su cuenta durante trescientos años?»




Laika en su lugar dirigió una pregunta hacia mí.

«Hmm, ahora que lo dices…bueno, yo tuve contacto con las personas de Flatta y ellos comenzaron a admirarme por trescientos años. Yo les vendía pociones y mi deseo de ser reconocida se vio cumplido.»

«¡Lo sabía; su humildad realmente es maravillosa! ¡Ni siquiera sería imprudente de su parte que con su poder se llamara la más fuerte del mundo! ¡He redescubierto lo maravillosa que es, Azusa-sama!»

«¡Laika, te equivocas! ¡Solo recientemente descubrí que mis estadísticas eran muy altas!»

No había ni una sola persona ahí afuera que aspirara a ser la más fuerte matando unos cuantos slimes todos los días.

«*Suspiro* …Si hubiera tenido algún interés en realmente tener éxito, entonces probablemente no habría actuado como una impostorahic…»

Eno se veía que era del tipo de ebria que se ponía triste y estaba constantemente mirando hacia abajo.

«Debes tener uno o dos cosas de las que te enorgulleces, ¿cierto? Tienes ciento cincuenta años, apuesto que habrán personas ahí afuera que piensan que eres genial en algo.»




«No, es demasiado optimista. En verdad yo no soy nadie…soy una verdadera bruja sin nombre…no estoy involucrada con ninguna industria brujistica ni nada por el estilo.»

Bueno, yo no sé nada sobre una industria brujistica.

 Pero la idea de abandonarla me dio una punzada de inquietud.

Cuando estaba en la universidad, escuché los problemas de una de mis kohais en nuestro club pero no pude darle ninguna buena respuesta así que ella terminó yéndose.

*Lo cual, a propósito, era en verdad solo un club para divertirse. Todo lo que hacíamos era jugar ping-pong en las termas (y ni siquiera en termas).

Por supuesto, existen algunos problemas que solo los mismos acomplejados podían resolver. Pero habiendo dicho eso, sentí que esto podría salir mejor si hubiera sido más amigable con ella.

«Entonces, Eno, llévame a tu taller de bruja. Encontraré ahí algo en lo que eres increíble.»

«Espere, ¿vendrá a mi taller, Gran Bruja de las Tierras Altas?»

«Sí. Las personas usualmente no pueden identificar las grandes cosas sobre si mismas a menos que un punto de vista externo se las señale. Si encuentro algo en lo que eres maravillosa, entonces podrás dejar que esa sea la fuerza que te motive en la vida.»

En resumen, supuse que podría simplemente apelar a las cosas positivas de Eno. Con suerte ella se enorgullecería de lo que sea que esto fuera. Si podía mantenerse motivada, entonces su larga vida se volvería más agradable.

«Muy bien…dudo que encuentre algo interesante acerca de mi vida, pero si usted lo dice…»

«Entonces está decidido, lo espero con ansias.»

Íbamos a visitar la casa—bueno, el taller—de mi bruja kohai.

***

 

 

 

Al día siguiente, volamos sobre Laika en su forma dragón hacia la tierra donde Eno vivía.

«No hay mucho espacio para que un dragón aterrice, así que espero que no les importe aterrizar un poco antes y caminar el resto del camino.»

«Oh, seguro, te dejaré eso a ti.»

Mi casa, la cual se erigía en medio de las tierras altas, era especial. Eso resultó ser algo bueno, dado que dos dragonas terminaron viviendo conmigo. Habría sido un dolor de cabeza el tener que caminar quince minutos solo para que pudieran transformarse en dragones.

«Sigue derecho y luego que veas un camino, dobla a la derecha. Luego dobla a la izquierda en la siguiente intersección.» Eno nos dirigió mientras nos acercábamos a nuestro destino.

Era un lugar bastante al interior de las montañas, uno donde un dragón solo podría aterrizar luego de una gran cantidad de problemas.

«Vamos a caminar de aquí en adelante. Síganme.» Entramos al bosque después de Eno, era bastante sombrío.

«Este lugar es algo insólito. De cierta forma, es un ambiente que se esperaría para una bruja.»

«Sí, lo escogí debido a que pensé que una bruja de verdad debería vivir en un lugar con un ambiente brujistico.»

Nos pusimos a seguir las cintas rojas anudadas a los árboles a lo largo del camino que apenas podía ser llamado uno.

No habría tenido idea de donde se suponía que iríamos si no hubiera sido por estas señales.

«Debería haber usado ropa más cómoda…estas se van a ensuciar…»




«Últimamente hemos estado caminando bastante dentro de estos bosques y montañas, ¿cierto…?»

Laika estaba vistiendo ropa de estilo Lolita Gótica, así que apuesto que estaba teniendo problemas.

Y el camino era tan largo. No había ni una sola cuesta hacia arriba ni nada por el estilo, pero el bosque se estaba poniendo más y más denso, además que estaba anocheciendo. Podía escuchar los sombríos kee-aw, kee-aw de un ave resonando detrás de nosotras.

Además a nuestro alrededor habían varios tipos de hongos de apariencia valiosa que habrían hecho feliz a Halkara.

Luego de caminar por veinte minutos, Eno anunció: «Estamos aquí.» Era solo un tronco vacío.

«Lo siento. Si esta es una broma, no la entiendo; no hay un edificio aquí.»




«Vamos a bajar hacia la gruta a partir de aquí.»

Mirando más de cerca, había un túnel por el que probablemente podríamos deslizarnos si es que nos acuclillábamos.

«¿En serio…?»

«Oh, no es necesario preocuparse. Lanzaré algo de magia de luz.» Ese no era realmente el problema.

Laika y yo nos agachamos y logramos atravesar el túnel. Luego de alrededor de cinco minutos retorciéndonos como orugas, nos encontramos con una pequeña escalera hecha de cuerda.

«Y ahora bajamos.»

«…Está bien, seguro.»

Y luego de bajar por la escalera por varios minutos, llegamos al taller con aire de «base secreta» de Eno.

También había una cerradura doble sobre una puerta de metal, la cual la hacía ver especialmente como una base secreta.

LOS INTRUSOS SERÁN MALDECIDOS, estaba escrito ahí.

Probablemente y en líneas generales quería decir, «No se aceptan vendedores.» Aunque yo dudaba seriamente que alguien vendría hasta aquí solo para vender algo.

«Me he quedado aquí por más de cien años, pero mi nombre no se ha esparcido en lo más mínimo…»

«¡Bueno, dah!»

¡Nadie podría encontrar este lugar! 

Algunas tiendas eran como escondites, pero esto era exagerado.




«¿Y bajas al pueblo a vender tus pociones?»

«No, yo las hago como pasatiempo, pero el ocupar todo mi tiempo en actividades mercantiles no me parece muy de bruja, así que no lo hago. Yo supuse que si hacia algo bueno, se correría la voz rápidamente…»

«¡Eso no te va a hacer famosa!»

¡El deseo de atención de esta chica realmente no se condecía con su ética de trabajo!

Entramos en su taller. Era un lugar espantoso, uno que prácticamente gritaba que pertenecía a una bruja.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios