Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 1: Tormentas Seguidas De Clima Nublado, Con Ventarrones Ocasionales y Tornados en Algunas Áreas

Parte 5

 

 

Llegué, de manera anticlimática, casi sin ser notado por nadie. Ya eran las 7 y mis alrededores estaban completamente a oscuras.

Algunos fragmentos de conversación llegaron a mis oídos desde el living de la casa vecina a la derecha. Parece que era hora de su cena.




La casa Shida hospedaba a una familia de seis personas——las cuatro hermanas y sus padres. El ambiente siempre era alegre allí y eso me hacía sentir su calor familiar.

Como mi madre había fallecido, y mi padre había empezado a viajar por todo el país por trabajo, podía decirse que fue la familia Shida la que me había enseñado lo cálida que podía ser una familia. El solo poder escuchar su alegre conversación me tranquilizaba.

La actualización de Tetsuhiko fue que ―había hablado un poco con Shida-chan y ella no parecía tener fiebre, sólo que quizás debido al estrés hubo ocasiones en que él había sentido que ella actuaba de forma un poco extraña‖.

No podía escuchar la voz de Kuroha viniendo de la casa Shida en este momento, pero tampoco había un tono sombrío. ¿Eso significaba que su condición no era tan seria como para que su familia se preocupe? ¿O quizás Kuroha ni siquiera estaba cenando con ellos?

…Tal vez esperaré un poco más antes de tratar de sondear el asunto con una de sus hermanas.




―Ahh, eso me recuerda, yo también tengo hambre.‖

Había olvidado comprar la cena como resultado de estar en guardia respecto a los medios. El almuerzo había sido pizza, así que si pedía delivery… ¿podría comer sushi? No me sentía particularmente bien. No dolería si despilfarro un poco.

Mientras pensaba eso, introduje la llave en la puerta de entrada.

―¿Hm…?‖

Qué extraño… estaba sin pestillo.

―Aguarda… ¿las luces…?‖

A propósito, ¿por qué estaban prendidas las luces del living? Qué extraño, ¿no? Ahora que lo pienso, ¿Tetsuhiko dijo algo similar antes? Creí escuchar la voz de la Tía viniendo de la casa Shida… ¿qué está pasando?

Pensé con mal augurio, abriendo la puerta mientras me ponía en guardia.

―Bienvenido a casa, Sueharu Onii-chan ♪‖

―……………………‖

Portazo. 

Cerré la puerta sin decir una palabra. Respiré el aire afuera, organizando mis pensamientos.

¿Hmm?  Eso  fue  raro.  ¿Había  sido  una  ilusión?  Parecía  haber  una  linda  chica  en  la entrada…

Tenía cabello ondulado largo y sedoso. Ojos almendrados que cautivaban a la gente. Una hermosa chica en el mismo nivel que… no, tal vez superior a las idols.

Osananajimi ga Zettai - Vol 2 Capítulo 1 Parte 5 Novela Ligera

 

Que esa clase de chica esté vestida con un uniforme escolar pulcro y prolijo, con un delantal puesto encima, arrodillada esperándome… no era posible, ¿o sí?

Enseguida la puerta se abrió sola, y el rostro de una hermosa chica apareció por la brecha.

―¿Qué estás haciendo aquí afuera, Onii-chan? Vamos, date prisa y entra.‖

―O-Oye…‖

La hermosa chica me arrastró a la fuerza del brazo y me llevó a la casa, tras lo cual cerró el pestillo de la puerta y puso la cadena.

―¿Por qué estás cerrando el pestillo y poniendo la cadena?‖

―Onii-chan, ¿no estás cansado?‖

―¡No, no, no, ¿estás escuchando lo que digo?! ¡Por favor, responde mi pregunta!‖

―¿Te gustaría cenar, Onii-chan? ¿Tomar un baño? O tal vez… ¿a mí?

―Ahh, sí, sí, si lo preguntas por supuesto que te elegiría a t——¡espera, noooo! ¡Espera un minuto, Momo!‖

Mierda, inconscientemente me había dejado llevar por la erótica situación. Enfrentado una vez más con una escena y desarrollo totalmente improbables, le había tomado algo de tiempo a mi proceso de pensamiento para volver a la normalidad.

El nombre de la hermosa chica que se encontraba frente a mis ojos era Momosaka Maria——

La actriz joven más popular en el presente, y una junior de la que me había encargado en el pasado en la agencia.

De repente había venido a la escuela esta mañana y causado un caos, para finalmente desaparecer porque las clases estaban por empezar——o al menos, debería haberlo hecho. Pero que ya se haya metido a mi casa era…




―¿…Eh? Espera, ¿pero por qué, Onii-chan? ¿Sucede algo?‖

―¡A mí no me sucede nada, ¿qué pasa contigo?!‖

―Como se esperaba de Sueharu Onii-chan. Tienes talento para las palabras.‖

Quería atribuirle su completa falta de inquietud bajo presión a la desenvoltura de una popular actriz——pero esta audacia sin dudas le pertenecía a la Maria a la que conocía.

―¡Escucha, Momo! Hay muchas cosas que están mal en todo esto y que podría señalar ahora mismo, pero… ¿de dónde sacaste la llave de mi casa?‖

Maria apoyó su dedo índice sobre su frente, fingiendo pensar por un segundo, luego de manera deliberada——pero increíblemente adorable——inclinó la cabeza a un costado y sonrió.

―¡Uh-uh-uh, Momo, sólo estás tratando de engañarme con esa tranquila sonrisa tuya, ¿no?!‖

―¿…De qué estarás hablando?‖

―Si vas a hacerte la tonta, ¿podría sacarte de mi casa por el momento?‖

―…Oh~, cierto, tu llave cayó del cielo. ¡Debe haber sido por mi buen comportamiento de siempre!‖

―¡Tu mentalidad es increíble por pensar que eso funcionaría! ¡En cierto sentido estás al mismo nivel que Tetsuhiko!‖

Mi estómago soltó un rugido mientras bromeaba.

Maria, con una sonrisa que parecía decir “Oh, vaya”, me rodeó y me dio un empujón en la espalda.

―¡Vamos, vamos, Onii-chan, la cena está lista! ¡Momo trabajo muy duro hoy! ¡Comamos juntos!‖

Ugh, esto se estaba convirtiendo en una situación en la que nada cambiará sin importar lo que se me ocurra.

Medio resignado permití que me lleve al living.

En la mesa de comedor había distintas comidas preparadas.

Había sopa de miso con tofu y cebollín, carne de res y papas9, pollo karaage, vegetales fritos, espinaca hervida con un aderezo a base de dashi10——unas preparaciones nostálgicas, en ciertos aspectos. Todos eran mis favoritos, platillos de los que me había alejado desde hace un tiempo.

―¿Tú… los cocinaste a todos?‖

―Sí, por supuesto. Oh, calentaré la comida, así que por favor mira la TV o algo mientras esperas.‖

―…Me sentiría mal después de que preparaste toda la comida. Yo la calentaré.‖

―En ese caso, por favor saca el té de cebada tostado del refrigerador. Y mientras tanto, ¿podrías servir el arroz también?‖

―Por supuesto.‖

María mostró gran destreza para la comida. Que ella la había preparado evidentemente no era mentira.

―Momo, este banquete…‖

―Fue hecho con la comida que te gusta, Onii-chan. ¿Me equivoqué?‖

―N-No, estas son cosas que me gustan, ¿pero cómo lo supiste?‖

―He querido saber todo sobre ti desde hace mucho tiempo, Onii-chan, así que lo descubrí de tu madre mientras la bombardeaba con preguntas.‖

Era cierto que Maria tenía ese elemento. Emocionalmente encariñada conmigo, había parecido que deseaba saber todo sobre mí, y siempre quería estar cerca.

―Ya veo… Gracias, Momo.‖

―¿…Por qué?‖

―Nunca pensé que podría ver este banquete otra vez. Estoy conmovido, para ser honesto.‖ Quizás ella estaba esperando recibir agradecimiento de esta forma.

Los ojos de Maria se abrieron grandes y parpadearon varias veces. Tomando mis palabras lentamente, produjo una sincera y maravillosa sonrisa.

―Si vas a decir eso, será mejor que comas sin quejarte, ¿de acuerdo?‖

―Se trata de ti. El sabor probablemente estará bien.‖

―Jeje, eres muy bueno para adular, Onii-chan.‖ Definitivamente no había sido adulación.

Lo sabía. Sobre el potencial existente dentro de la chica conocida como Momosaka Maria. 

Maria y yo comimos frente a frente. El sabor de la comida era por supuesto distinto al de mi madre, pero las habilidades culinarias de Maria eran magníficas, y yo la consumí una y otra vez en un estado de embeleso. Como resultado comí mucho, y después terminé lanzándome sobre el sofá.

―Preparé helado como postre, Onii-chan, ¿pero crees que puedas comer?‖

―Ooh, si es helado creo que podría comer un poco.‖

―De acuerdo, iré a traerlo entonces.‖

Maria estaba siendo demasiado familiar. Ella me entendía, a pesar de que pasaron 6 años. Era casi aterrador.

Maria había interpretado al personaje principal de la reciente serie drama ―La Hermanita Ideal‖, ganándose con su espléndida actuación una gran cantidad de fans que se llamaban a sí mismos ―Hermanos Mayores‖, pero la Maria que se encontraba frente a mí ahora era ciertamente la ―hermanita ideal‖.

Linda, considerada, y dispuesta a hacer lo que sea.

…Bueno, mientras yo ignore su crimen de violar la propiedad privada al meterse a mi casa.

―——Entonces, es hora de que me cuentes la razón por la que te escabulliste en mi casa.‖ Conforme tomé helado con una mano, Maria puso las suyas juntas en frente de su pecho.

―Quería hablar contigo, Onii-chan. En algún lugar donde nadie pueda molestarnos.‖

―…Siento que estás mintiendo, pero no creo que esa sea tu verdadera razón.‖

―¿Por qué piensas eso?‖

―Porque siempre supiste dónde está mi casa, ¿no? No me he mudado desde antes de que me retiré. Si querías hablar, ¿no podrías haber venido antes de que salga ese video?‖

―…No esperaba menos de ti, Onii-chan.‖ Maria se lamió los labios.

Su lustre incrementado agregaba más brillo a su ya existente ternura y encanto. Envuelta en una aura abrumadoramente adorable, Maria permaneció en silencio e inmóvil.




―Es verdad que podría haber venido a verte en cualquier momento, Onii-chan. Pero nunca esperé que permanecerías retirado como lo hiciste, e incluso cuando te contactaba, no respondías…‖

Me rasqué la cabeza.

―Lo siento. No recuerdo mucho de aquel entonces, pero de acuerdo a mi papá, aparentemente estaba muy deprimido. Me quitó mi teléfono porque no quería que me acuerde del trabajo. Es por eso que no pude hablar o responderte.‖

―Luego me enteré sobre las circunstancias… Ahora pienso que era inevitable.‖

―Perdón. La verdad es que cuando me tranquilicé unos años después y recuperé mi teléfono, leí y respondí a muchos de tus mensajes, pero parecía que habías cambiado de dirección y todas mis respuestas rebotaban.‖

―…Ya veo.‖

―Las posibilidades de que yo regresara eran prácticamente inexistentes. Mientras que es imposible que me olvidara de ti, tampoco era como si pudieran haber ido a verte. Hubiera estado feliz de recibirte si venías a jugar, pero——‖

―He estado dudando por mucho tiempo. Si estaría bien que venga a verte.‖

Maria probablemente estaba preocupada por lo que había sucedido hace 6 años——la última vez que Maria y yo nos vimos.

―He estado rememorando mucho sobre ti últimamente, Onii-chan, pero no podía reunir el valor… Nos separamos de esa manera, después de todo——porque se trata de ti, Onii-chan, pensé que quizás me perdonarías, pero aun así hubiera sido imposible que venga sin un pie de entrada.‖

―Y ese pie resultó ser ese video, huh… Bueno, sobre cómo nos separamos, no me importa. Al punto que, de hecho, sólo recordé que sucedió algo como así después de que lo mencionaras.‖

―…Me gusta mucho esa parte de ti, ¿sabes, Onii-chan?‖ Incliné mi cabeza a un lado instintivamente.

―Eres una chica increíblemente hermosa, ¿pero por qué mi corazón no se acelera…? Supongo que es porque siempre te he tratado como una hermana menor, ¿quizás…?‖

―Vaya, eres terrible, Onii-chan… Especialmente cuando ya he crecido tanto…‖

Maria casualmente juntó sus pechos, acentuando una plenitud que sobresalía a través de su uniforme——

―Espera un minuto. ¿No es tu pecho más grande de lo que estaba esta mañana? Te pusiste algo, ¿no?‖

María inclinó la cabeza a un lado, esbozando una sonrisa que cualquiera querría proteger.

―Uh-uh, no vas a engañarme con esa sonrisa. ¿Sabes los problemas que he tenido por ti?‖

Típicamente terminaría perdonándola si una chica tan linda y correcta me sonreía, pero yo conocía a la Maria del pasado. Demasiado bien.

En serio, ¿cuántos problemas me había causado esa sonrisa…?

―Ooh, Onii-chan… Por favor olvida lo que sucedió en aquel entonces…‖

María infló su boca. Parece que consideraba parte de su pasado oscuro lo que había sucedido en aquel entonces.

―¿Cómo podría? Olvídate de lo de ser la ‗hermanita ideal‘——eres una niña problemática. Ponía las manos en el fuego al cuidarte todo el tiempo. Era básicamente como tu niñero.‖

Es por eso que llegué a ver a Maria como familia.

―…Esto es nostálgico, ¿no? Sí que lo es.‖ Maria susurró mientras miraba a la distancia.

―Fue gracias a ti que pude llegar tan lejos, Onii-chan. Estoy muy agradecida contigo desde el fondo de mi corazón. ¿Lo sabes?‖

La mirada de Maria era demasiado directa y cegadora.




Habiéndome retirado del mundo del entretenimiento, Maria, a quien podía considerar una amiga de la infancia como una hermana menor, era para mí una existencia a la que había visto crecer y tener éxito con anticipación. Sentía que no había hecho nada de gran magnitud, pero si para Maria yo había sido de ayuda, nada podía hacerme más feliz.

―No, tú lograste eso con tu verdadera habilidad, ¿no? En serio, esa niña problemática hizo bien al convertirse en tal celebridad.‖

―Odio cuando mencionas el pasado para molestarme, Onii-chan…‖

Ooh, en mi nostalgia había dicho involuntariamente ―niña problemática‖ demasiadas veces. Quizás era hora de cambiar de tema.

―A propósito, ¿no fuiste tú quien alejó a los medios y apaciguó el internet?‖ Maria sonrió ampliamente.

―Como se esperaba de ti, Onii-chan. Lo notaste, ¿no? Sí, usé mi influencia en los medios e internet. Mientras que el entusiasmo inicial había tenido un buen impacto, pensé que un poco más no sería bueno para ti en el futuro, Onii-chan. Bueno, sólo fue algo como un regalo a cambio.‖

Hmm, así que había sido ella. Entre las dos posibilidades que pensé esta había sido la menos probable, pero aparentemente Maria se había vuelto más fuerte de lo que imaginé.

Por cierto, la otra opción había sido que ―el CEO de la agencia a la que yo pertenecí tomó en cuenta mi futura reincorporación y frenó la difusión de información donde sea apropiado‖. Pensándolo lógicamente esta opción había sido la más probable, por lo que estaba sorprendido.

―Lo que me asombra es que tengas el poder para hacer algo como eso.‖

―Tengo 16 años… estoy en primer año de preparatoria. Han pasado 6 años desde que nos separamos, Onii-chan. Por supuesto que seré capaz de algo como esto.‖

―Por supuesto, huh…‖

Probablemente no había otra actriz además de Maria que sea capaz de lograr tal cosa.

El talento era despiadado——si había aquellos que sólo poseían uno, también existían aquellos que tenían múltiples. Un ejemplo del segundo grupo sería Maria, quien contaba con muchos——y cada uno de ellos a un nivel sin igual.

Primero estaba su apariencia. Una cualidad esencial para las actrices, era una que Maria tenía más que suficiente.

El siguiente era su actuación. Podrías llamarlo sentido, pero en ese aspecto Maria tenía una habilidad innata.

Dónde ubicar los ojos por un instante, cómo mover las puntas de los dedos——la manera en que las personas se transmitían a sí mismas a otras cambiaba de forma sutil, pero Maria, mientras que era consciente de estas cosas infaliblemente, también podía procesarlas y demostrarlas efectivamente al mismo tiempo. Estaban aquellos que podían dominar esa habilidad con duro trabajo, pero que ella lo haya logrado a tan temprana edad probablemente era una evidencia clara de su don.

Tenía buena memoria, habilidad para observar sus alrededores, y también para leer la mirada de la gente.

Aun así el talento más avasallante de Maria era——su habilidad para ―crear su propio ambiente‖.

Apariencia excepcional, y habilidad para actuar——el mundo del entretenimiento no era uno en el que podías avanzar teniendo sólo esas dos cosas.

Uno, por ejemplo, necesitaba suerte. Incluso con una buena apariencia y habilidad para la actuación, uno no podía convertirse en estrella sin buena fortuna.

Mi apariencia era promedio, pero tuve suerte. No sabía si me había convertido en una estrella, pero sí me había vuelto una persona famosa.

La habilidad de Maria no era para aprovechar oportunidades. Su habilidad no estaba al nivel donde podía ser manipulada por algo tan desconfiable como la suerte. Maria tenía suficiente influencia y cerebro para hacer que quienes la rodean reconozcan sus capacidades, y convertirlos en fans antes de que se den cuenta.

Habiendo observado los talentos de Maria mientras florecían, yo sabía sobre su avasallante habilidad mejor que nadie.

―…Me conmoví al ver ese video, Sueharu Onii-chan. Al verte, supe que seguías siendo el Sueharu Onii-chan que amo.‖

―Algo anda… mal con tu japonés.‖

―No, en absoluto. Y al mismo tiempo, Sueharu Onii-chan, estaba segura de mi convicción de que sólo tú puedes salvarme.‖

―¿…Salvarte? ¿Estás en alguna clase de problema?‖

¿Puede ser que la estén acosando, o que le pida hacer cosas exrañas alguien que la ha difamado…?

―Eso es——‖

Fue en ese momento cuando de pronto escuché que abrían la cerradura de la puerta. Mientras escuchaba el sonido de la puerta abriéndose, y luego la cadena atascándola, inmediatamente llegó una lluvia de timbres. El sonido del timbre reverberó con increíble energía.

―¿Qué está pasando? ¿Qué está pasando?‖

Entré en pánico y me levanté del sofá mientras Maria simplemente miraba hacia la entrada desde su posición actual.

―¡O——ye, Sueharu! ¡¿Por qué pusiste esto?! ¡Estás aquí, ¿no?! ¡Abre!‖

La dueña de la voz insistió en la puerta varias veces, a pesar de quedar atascada con la cadena.

¿Acaso no podía escuchar los retumbos que estaba provocando? ¿O tal vez estaba tratando de romper la cadena? No, probablemente estaba haciendo el ruido a propósito para que yo saque la cadena tan pronto como sea posible.

―Tan ruda como siempre. Espera, Midori, abriré ahora.‖

―¡No soy ruda! ¡Tú eres el que tiene la culpa por escabullirte y poner la cadena, Sueharu!‖

―¡¿Yo tengo la culpa?!‖

―¡Será mejor que no hayas traído a una mujer o algo así, ¿de acuerdo?!‖

“Traga saliva.”

 Inconscientemente solté ese sonido.

Era el atardecer. En el living una chica extremadamente hermosa y popular en televisión. Un joven chico y una chica juntos a solas, no había manera de que no suceda algo——

Cualquiera tendría las mismas imaginaciones. Pero también sería un dolor para mí excusarme, así que… cierto, bueno, supongo que no había problema teniendo a Midori del otro lado. La ignoraré, lo haré.

Traté de irme, suprimiendo el sonido de mis pasos.

―¡Ahh, Sueharu, estás tratando de escapar, ¿no?! ¡En serio, deja de jugar!‖

―Dame un respiro, ya es hora de dormir, socia! ¡Deja de molestar a los vecinos!‖

―…Yo también estoy aquí, Haru-nii.‖ Oh, esa voz era——

Congelé mis piernas, las que cuales estaban en el proceso de retirada, y acerqué mi oreja a la puerta de entrada.

―¿Tú también estás aquí, Akane?‖

―Síp.‖

Este tono indiferente le pertenecía sin dudas a la más joven de las ―Hermanas Coloridas‖, Akane.

Descartando a Midori, no podía ignorarlas si Akane estaba allí.

Rápidamente levanté los zapatos de Maria que se encontraban en la entrada, se los di a ella conforme asomó la cabeza desde el living para estudiar la situación. Apoyé mi índice sobre mis labios para enfatizar que será mejor que permanezca callada, con lo que Maria hizo un gesto de ―ok‖ y se retiró de regreso al living.




Quité la cadena y las hermanas atravesaron la entrada de inmediato.

―¡Te tardaste mucho!‖

Era Midori la que soltó lenguaje abusivo. En serio, ¿no podría hacer algo sobre la manera en que hablaba? De lo contrario no será popular a pesar de haber nacido con una linda apariencia, ¿sabes?

―Más importante, Midori-nee, necesitamos explicarnos.‖

Asombrado al no ver a cierta chica, quien junto a Akane podían considerarse como un set, pregunté.

―¿Huh, dónde está Aoi-chan?‖

―Esa chica se quedó para monitorear a Kuro-nee.‖

―¿Monitorear…?‖

Esa fue  una palabra inquietante. Akane presionó a  Midori mientras yo preparaba  mi corazón para las nubes negras que se formaron todas al mismo tiempo.

―Dori-nee…‖

Osananajimi ga Zettai - Vol 2 Capítulo 1 Parte 5 Novela Ligera

 

―Lo sé, lo sé.‖

Mirodi respiró hondo, se tranquilizó, y luego soltó todo de una sola vez.

―Sabías que… ¡Kuro-nee se volvió loca!

―¡¿Qué dijiste?!‖

Fue impactante… pero para ser honesto, había demasiadas cosas que sumaban.

La severidad era al punto que incluso el informe de Tetsuhiko mencionaba que sintió que ―Kuroha había estado actuando raro‖. Su familia probablemente sabría con claridad del grado de su rareza. Presioné a Midori.

―Dame detalles. ¿Cómo está, específicamente?‖

¡Está comiendo comida con normalidad!‖

―¡¿Qu-Qué…?!‖

La incomprensibilidad de esa proposición me mareó.

―¡¿Kuro está……comiendo comida…… con normalidad……?! ¡Eso es imposible!‖

―¡¿Verdad?! ¡Por eso dije que ha enloquecido!‖

―¡¿Qué hay sobre esa otra costumbre?! ¡Le puso miel a su pescado, ¿no?!‖

―¡No lo hizo!‖

―¡Qué hay de ponerle atún a su sopa de miso, o chocolate a sus vegetales en escabeche!‖

―Desafortunadamente…  no…‖

―¡No puede ser…!‖

Midori y yo apretamos los molares, afligidos.

―Veo que ambos son tan horribles como siempre, Haru-nii y Dori-nee. Esta conversación no está avanzando en absoluto.‖

Akane levantó sus lentes con su dedo mayor, y habló con su usual voz monótona.

―Haru-nii, parece que Kuro-nee——ha perdido la memoria.‖

―¿………………Huh?‖




Una terrible tormenta había estado soplando desde la mañana.

Llegó la prensa, descubrí ese video, luego Maria irrumpió… justo cuando pensé que las cosas finalmente se estaban calmando, Shirokusa y Kuroha tuvieron su pelea.

Aún incapaz de relajarme después de clases, eventualmente volví a casa luego de matar el tiempo en la ribera, sólo para encontrar a Maria esperándome como resultado. Después llegó esto——el golpe de gracia.

Olvida la tormenta, esto era un tornado. Uno que había volado la azotea de mi corazón, dejando mis emociones expuestas a la lluvia.

En serio, ¿qué se supone que haga sobre esto…?

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios