Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 1: Tormentas Seguidas De Clima Nublado, Con Ventarrones Ocasionales y Tornados en Algunas Áreas

Parte 4

 

 

La hora estaba llegando a las 6 pm. El sol que se ponía proyectaba sombras sobre los edificios.

El río estaba silencioso e inalterado por la lluvia de anoche, y profundamente envolvía cualquier roca sin importar cuán fuerte la aventara, como siempre.




―Hm–Hm––Hmhm, Hm–Hm––Hm, Hmhmhm–Hmhm–Hm–Hm––, Hm–Hm– Mhmhm…‖

Tarareando la melodía que los negocios reproducían cuando estaban cerrando, tomé una roca y la sostuve en lo alto. Había estado haciendo saltar piedras desde hace un rato tratando de lograr que piqueb cuatro veces, sólo para conseguir que lo hagan tres veces en múltiples intentos.

Al escuchar la melodía de Niño Estrella, saqué mi teléfono de mi bolsillo.

―¿Eres tú, Tetsuhiko? ¿Qué sucede?‖

―Estoy frente a tu casa ahora, pero no hay nadie aquí. Lo mismo cuando vine desde la estación.‖




―Ya veo.‖

La prensa se había congregado en la escuela por la mañana. Por lo tanto había existido la posibilidad de que me divisen cuando me iba, o reunirse frente a mi casa. Como resultado Tetsuhiko había ido a hacer reconocimiento para mostrar que estaba asumiendo la responsabilidad por provocar este escándalo… pero todo parecía estar bien.

―Tampoco hay nadie en frente de la casa de Shida-chan. Bueno, de todas formas, supongo que le haré una breve visita.‖

―Visita‖, ya que Kuroha se había ido de la escuela temprano por la tarde.

Kuroha aparentemente se había sentido mal y fue a la enfermería después de su pelea con Shirokusa, y luego se fue sin que la noten.

―Cuéntame apropiadamente cómo se encuentra, ¿de acuerdo? Y será mejor que también te disculpes, ¿okey?‖

Estaba preocupado por la condición de Kuroha. Pero mi actual yo no podía reunir el coraje para hacer contacto con ella para preguntarle cómo estaba.

Me preocupaba si es que había sido atrapada por los medios mientras se fue, y además sobre su actual estado mental, entre otras cosas. Por ende estaba usando a Tetsuhiko, a quien había enviado para hacer reconocimiento y echar un vistazo a mi casa, y simultáneamente consultar por Kuroha quien vivía al lado.

―A propósito, ¿no se supone que cuidar de Shida-chan es tu trabajo? ¿Qué sucede, Sueharu? ¿Por aquella cosa ahora la odias?‖

―¡No, no la odio!‖

Esas palabras salieron sin resistencia. Era bueno que hayan salido tan de inmediato. Sentía que sin importar lo que pase, no podría odiar a Kuroha, pero no tenía mucha confianza de cómo reaccionarán mis instintos.

―Hmm, bastante impresionante que digas eso. Pero estás un poco cabreado, ¿no?‖

―No, no es así como me siento… quiero decir, al final, Kuro sólo me hizo lo que yo traté de hacerle a Shiro. Ese es el karma, ¿no? ¿Que te hagan algo que tú tratabas de hacerle a alguien más? Por eso pienso que no tengo derecho a enfadarme, y debería aceptarlo con satisfacción.‖

―¿Como que sólo deberías golpear a las personas que lo están esperando?‖

―Siento que eso es un poco distinto, pero no puedo decir cómo, así que está bien. En cualquier caso, cuando se trata de Kuro, no la odio ni me enfado con ella, pero…‖

―¿Pero qué?‖

―Es sólo que la cantidad de tiempo desde que Kuro y yo nos hemos conocido no es poco importante. Entre chicos y chicas, Kuro sigue estando en primer lugar. Tanto que no hay un segundo ni un tercer lugar, y sus hermanas menores probablemente sean cuartas. Hemos acumulado una montaña de favores y recuerdos, y, bueno, primero que nada me siento un poco triste. Y luego también… asustado.‖

―¿Porque te traicionó?‖




―No siento que me haya traicionado. Es sólo que soy un idiota, y no pude entender a Kuro. La parte que me asusta es no comprender las intenciones de alguien porque soy un idiota. Ni siquiera pude descifrar a Kuro, la persona más cercana a mí, y de la que yo quería saber más que nadie. Y eso se aplica todavía más a otras chicas. Cuando se trata de chicos, bueno, yo también soy un chico, y probablemente termine entendiéndolos aunque me ponga a tontear, pero cuando se trata de las chicas… en serio, ¿qué debería hacer…?‖

―Debes ser un idiota.‖

Las palabras de Tetsuhiko fueron demasiado directas y me enfurecieron.

―Escucha, desde hace un rato que me he dicho idiota a mí mismo unas mil ve——‖

―No, no es eso. Digo que eres un idiota porque dejaste de pensar en qué deberías hacer.‖

―¿…Hm?‖

Huh, esas palabras eran distintas de las que esperaba. Sabes, era una opinión extremadamente constructiva.

―Tontoharu. Sólo digo, ni siquiera yo logro que el 100% de las chicas con las que coqueteo se enamoren de mí. Ni siquiera el 50%. Hay un montón de cosas que no entiendo y fracaso todo el tiempo. Pero reflexiono, y la próxima vez le doy buen uso a lo que he aprendido, así es como incremento mis posibilidades de éxito.‖

―…Oye, ¿quién eres? Tu voz suena como la Tetsuhiko, pero tienes que ser alguien más.‖

―Te mataré, ¿sabes?‖

Tetsuhiko suspiró profundamente, luego regresó a la conversación.

―…Bueno, Shida-chan es la única a la que no me gustaría tener como enemiga, así que por esta vez haré lo que me pides y me disculparé.‖

―En serio, no tuviste problemas en enfrentarte a Shiro, pero eres tan considerado con Kuro.‖

Alguien había recogido a Shirokusa, por cierto, por lo que los medios no fueron un problema para ella. Al posar mis ojos sobre su lujoso automóvil importado laqueado de negro, una vez más fui consciente del hecho de que en realidad ella era una heredera rica.

―Sueharu…‖

Tetsuhiko habló con tono de burla. Me hizo enojar lo suficiente que probablemente le habría dado un golpe en la cabeza si estuviera cerca.

―Pero por supuesto. Shida-chan y Kachi son completamente distintas. ¿Seguro entiendes eso al menos?‖

―¿…A qué te refieres?‖

Tetsuhiko habló, ignorando mi pregunta.

―Más importante, las luces en tu casa están prendidas. ¿Olvidaste apagarlas esta mañana?‖




―No, recuerdo que… ¿Tal vez se trate de la mamá de Kuro? Le di una llave en caso de que necesitara algo.‖

―Hmm, bueno, de todos modos no ha habido un solo miembro de la prensa en todo el camino hasta aquí. De hecho, está siniestramente calmado todo online y en la tele. Esto sólo es mi intuición, pero se siente como si estuviera trabajando algún poder más alto.‖

―…No me digas.‖

Había dos opciones que se me ocurrían. Existía la posibilidad de una tercera, pero en cualquier caso, no podía estar seguro sin corroborarlo.

―Bueno,  volveré  a  casa  ahora,  Tetsuhiko,  será  mejor  que  me  des  un  informe  sobre Kuroha.‖

―Sí, sí, lo sé.‖

La llamada terminó. Guardé mi teléfono en mi bolsillo y me dirigí a casa.

―Kuroha estuvo para mí cuando vine aquí, huh…‖

En aquel momento me había sentido muy deprimido al enterarme que Shirokusa y Abe habían empezado a salir, y fue en este terraplén que Kuroha me había consolado, animado, y jurado conmigo que íbamos a vengarnos.

No había estado solo, por lo cual me sentí aislado en el camino a casa, mientras incluso mi corazón dolía.




Suspiro…‖

Aun así, había sido rechazado por Kuroha. Por lo tanto ya no podía fiarme de ella.

Por supuesto nuestra relación como amigos de la infancia probablemente continuará. Pero desde ahora en adelante, tal vez tendríamos que reconocer en dónde nos encontrabamos, como amigos, amigos de la infancia——había que trazar una línea claramente.

Teníamos que hacerlo, o de lo contrario cuando Kuroha consiga novio será un fastidio——

―Aaahhhh…‖

Maldición… No tengo remedio… Aún no podía llegar a una decisión clara sobre nada…

A pesar de que pensé que tenía que renunciar después de ser rechazado tan magníficamente, no podía cortar todo de inmediato…

Era lo mismo que cuando había sido rechazado por Shirokusa. Sabía que no podría lograrlo, pero mis sentimientos permanecían.

Sólo que no sentía ganas de querer vengarme de Kuroha. Lo que sentía era melancolía y miedo.

Había un agujero en mi corazón, y la incertidumbre avanzaba sobre mí. Sin idea de qué hacer en absoluto, tomé una piedra, y la aventé al río.

***

 

 

Tetsuhiko cortó la llamada, y alzó la vista hacia el hogar de Sueharu.

La casa de dos pisos no podía considerarse como particularmente grande, pero era lo suficientemente espaciosa para que viva una familia. En un jardín pequeño había rastros de un cantero, pero ahora sólo quedaban malezas.

―¿Eso fue suficiente para ti, Shida-chan?‖

―Mm.‖

Kuroha, quien había estado escuchando, asomó su cabeza desde atrás de un escondite en la casa Shida. Para ocultar el hecho de que los dos estaban en contacto, sin embargo, después de hacer contacto visual por segunda vez ella regresó al otro lado de la pared.

Tetsuhiko y Kuroha ocuparon posiciones en cada lado de la pared, incapaz de verse a la cara, y sólo de escuchar sus voces.

―Hmm, entonces quieres disculparte conmigo, Tetsuhiko-kun.‖

―Pagaría lo que sea si sólo estamos hablando de un gesto vacío. Pero eso no significaría nada en absoluto, ¿o sí?‖

―…Bueno, eso pensé.‖

―Entonces, Shida-chan, ¿qué vas a hacer? Para ser directo, la situación luce tan desfavorable que actualmente no veo que tengas ninguna chance de éxito.‖

Kuroha puso una expresión de amargura.

―¿No puedes ver… que tenga ninguna chance de éxito…?‖

―Quiero decir, Sueharu está completamente traumado. Has visto en lo que se convirtió con solo acercarte. No vas a ganar con él de esta forma, probablemente aunque trataras de seducirlo.‖

―Ooh… supongo que tienes razón…‖

―Kachi se encuentra en una posición mucho más ventajosa ahora mismo. Entonces, de nuevo, tal vez ella también ha quedado traumada con el Festival de la Confesión, por lo que Maria-chan, quien no ha sido afectada en absoluto, puede que lo tenga más fácil de aquí en más.‖

―…Hablando de Momosaka-san, ¿cuál crees que sea su objetivo?‖ Tetsuhiko sólo lo pensó brevemente antes de responder.

―En la superficie, hacer que Sueharu regrese al mundo del entretenimiento. Eso probablemente sea verdad.‖

―Síp. No sé si ‗espera ganar algo al traer de regreso a Haru al mundo del entretenimiento‘, pero de lo contrario, siento lo mismo que tú.‖

Como se esperaba de Shida-chan. Había comprendido totalmente las implicancias de la frase ―en la superficie‖.

―Sabes, Tetsuhiko-kun, honestamente no siento que perderé ante alguna de ellas, sin importar lo que digas.‖

―Tienes una confianza increíble.‖

―Pero si Haru regresa al mundo del entretenimiento, no creo que yo pueda ganar.‖

Ya veo, Tetsuhiko susurró.

―Maria-chan es una celebridad, después de todo. Es suficientemente digna para estar al lado de Sueharu, y de hecho, es su principal ocupación. Se harán más cercanos si Sueharu vuelve al mundo del entretenimiento, y también será más fácil para ella intentar varias cosas con él. Si hablamos en ese sentido, podría decir que Kachi es una experta cultural a medio camino entre una persona común y una celebridad. Su relación con Sueharu puede seguir siendo la misma sea que él haga un regreso o no. Pero tú eres una persona común, Shida-chan. Si agregamos desventajas a tu posición ya desventajosa, no puedo ver que tengas posibilidades de éxito.‖

―Oo… tienes razón.‖

La reacción antinatural de Kuroha hizo que Tetsuhiko gire la cabeza inconscientemente.

―Shida-chan, ¿qué sucede?‖

―¿…Estrés, quizás? Me siento un poco mareada. Pero por favor, no le cuentes a Haru.‖

―Bueno, si tú lo dices, Shida-chan.‖

Como se esperaba Kuroha también parecía estar soportando mucho. Ya era bastante asombroso que pudiera comprender la situación con calma a pesar de haber quedado tan arrinconada. Uno típicamente estaría un poco más desanimado, permitiendo que sus deseos nublen su juicio, o perdiendo la compostura requerida para percibir apropiadamente la situación.

―Por cierto, Tetsuhiko-kun.‖

Kuroha pasó a un tono más autoritario.

―Eres mi aliado esta vez, ¿no? Según mi conjetura, Tetsuhiko-kun, no estás del lado de nadie en particular. Ocasionalmente te alías con alguien cuando te beneficia, y ser mi aliado esta vez probablemente encaje con tus metas, ¿no?‖

¿Cuánto más podía ver ella, y cuánto pudo interpretar? Tetsuhiko no tuvo más opción que aumentar mucho más su valoración sobre ella.

―Okey. Permítemete que te dirija a ti entonces, Shida-chan, en este juego de la soga entre nosotros y el mundo del entretenimiento por Sueharu. Entonces, el problema ahora es Kachi, quien probablemente sea una aliada… no, ¿probablemente se inclina ligeramente hacia el mundo del entretenimiento? Debe querer hacer que Sueharu actúe en algo que ella escriba, después de todo. Pero a este ritmo——podemos invertir las cosas.‖

―Creo que tengo grandes esperanzas sobre ti cuando se trata de eso también, Tetsuhiko- kun. Pero odiaría que nuestros objetivos diverjan o que choquemos a medio camino, así que te preguntaré.‖

Kuroha interrogó con la mordacidad de una espada.




“——Tetsuhiko-kun, ¿cuál es tu objetivo?” 

La temperatura era cercana a los 30 grados, pero Tetsuhiko sintió un escalofrío como si le hubieran rociado agua en la nuca.

―Creo que por ahora deberíamos establecer como objetivo „ganar al prevenir que Haru regrese al mundo del entretenimiento‟. Si podemos lograr eso, probablemente pueda mejorar un poco una situación que ahora ni siquiera podemos tocar.‖

―Entiendo tu razonamiento, Shida-chan, y no tengo intención de negarlo. ¿Pero no crees que tu privilegio cuando se trata de eso y el que yo revele mis objetivos son un poco diferentes?‖

―…Ya veo. Esto sólo es una presunción mía, Tetsuhiko-kun, pero hoy vino Asagi Rena- chan, ¿no? Fue eso——‖

Kuroha habló con fluidez mirando el cielo. El contenido de sus palabras hizo que Tetsuhiko comience a sudar frío.

―Y luego al ver lo que has estado haciendo, Tetsuhiko-kun, para el mundo del entretenimiento tú has——‖

―——Okey, detente, Shida-chan. Entiendo. Si puedes ver todo eso, te lo diré. No quiero que te conviertas en una enemiga después de que te hagas la idea equivocada.‖

―Bueno, dijiste eso al principio. Pero no es como si quisiera ponerte bajo el foco.‖ Por lo tanto, Tetsuhiko habló sobre su objetivo personal——

Y Kuroha sobre sus planes de aquí en adelante—— Ambos dijeron varias cosas, con detalles.




―——pero al hacerlo——entonces Haru definitivamente va a——‖

Conforme Kuroha culminó su relato, Tetsuhiko sintió como si le corriera electricidad por todo el cuerpo.

Jaja, estoy entusiasmado. Esta chica definitivamente se encuentra en otro nivel comparada con todas esas amigas de la infancia regulares que han perdido.

Tetsuhiko creía firmemente.

——En el hecho de que esta chica era verdaderamente la más fuerte.

―¿………………Entonces qué piensas?‖ Tetsuhiko respiró profundo.

―…A-Ahh… quiero decir, no pierdo nada, y de hecho de esta forma yo también podría lograr mi objetivo, así que seguiré el juego alegremente, pero… entonces iremos con esto,¿huh…?‖

―Ya veo, está bien entonces.‖

―¿Pero es posible, siquiera…?‖ Kuroha pareció reír por la nariz.

―No se trata sobre si puede hacerse o no——sólo tenemos que ‗hacerlo‘.‖

―…Increíble.‖

La admiración se le escapó por la boca inconscientemente.

―Shida-chan, tal vez deberías ser una estratega si fueras transportada a otro mundo.‖

―¿Se supone que eso es un halago?‖

―Por supuesto.‖

“Suspiro…”

 Kuroha parecía encontrarse en un estado de shock y sin palabras.

―A los chicos les encanta hablar sobre cosas que no pueden suceder, huh.‖

―Desde mi perspectiva es tu plan el que no es posible, Shida-chan.‖

―Estoy desesperada, sabes. ——Amo a Haru, después de todo.‖

Ella tenía la habilidad de observar con calma, conjeturar acertada y lógicamente, y hacer las cosas con determinación.




Kuroha poseía múltiples cualidades impresionantes que no podían captarse a partir de su actuación en la escuela, pero sus puntos más fuertes como amiga de la infancia probablemente eran los siguientes:




Un corazón que no se rendía, y una mente inquebrantable que aceptaba que le gustaba la persona que le gustaba, y en ocasiones incluso declarándolo abiertamente.

No era una amiga de la infancia introvertida que no podía transmitir sus sentimientos.

No era una amiga de la infancia que se enorgullecía de tener una relación cómplice, sólo para eventualmente darlo por hecho.

Había sinceridad en sus esfuerzos, en su concentración pura, y en negativa a mentir sobre sus sentimientos, al punto que era casi conmovedor.

“Con su sincera autenticidad, incluso yo pensaría de esa forma——” 

Tetsuhiko despegó su cuerpo de la pared en la que se había estado apoyando.

―Sabes, no tengo intención de hacerme aliado de nadie, pero si descartamos todas mis obligaciones y cálculos costos-beneficios, creo que me gustaría que tú ganes, Shida-chan.‖

―…Ya veo. Bueno, gracias entonces.‖

Era una reacción cortante pero natural en respuesta a una declaración de que podrían ser enemigos en el futuro.

―Okey, te dejaré a Kachi-san y las otras cosas a ti.‖

―Entendido. Déjame el resto a mí.‖

La presencia de Kuroha en el lado opuesto de la pared se alejó en la distancia.

Tetsuhiko se limpió el sudor de la frente, proyectando su voz hacia la casa de Sueharu al lado.

―——Te lo dije, Sueharu. Shida-chan es completamente distinta.‖




Bueno, podrá ser completamente distinta, pero los productos de eso eran otro asunto diferente.

El amor podía compararse con una batalla, pero era decisivamente distinto en un área.

No sólo el fuerte podía ganar. El más fuerte pierde porque era el más fuerte. Sólo en el amor puede pasar eso.

 ―Entonces, ¿qué va a pasar ahora?‖

Los extremos de los labios de Tetsuhiko se elevaron, y sacó su teléfono para informarle a Sueharu.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios