Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 2: Las Cuatro Hermanas Shida y el Canal Ultramarino

Parte 1

 

 

―Parece que no me crees, así que lo diré otra vez. Creo que Kuro-nee ha perdido la memoria.‖

El rasgo distintivo de la hija más joven de la familia Shida, Akane, era su intelecto. Sobresalía especialmente en matemáticas, habiendo obtenido el certificado Suken 1er-kyu 11como estudiante de sexto año de primaria. Y eso fue lo suficientemente llamativo para que incluso aparezca en el periódico local.




Actualmente era una estudiante de primer año de secundaria. Ella y Aoi son gemelas, y ella es la más joven.

Su físico era prácticamente idéntico al de Aoi, pero en comparación con los ojos relativamente alicaídos de Aoi, los suyos se enfocaban marginalmente hacia arriba.

Lo primero que capten los ojos de la gente probablemente sean sus anteojos, y el cabello suavemente ondulado que llegaba hasta sus caderas.

Tenía lo que podía describirse como un aspecto inteligente. Aunque eran gemelas, la frigidez y la perspicacia que uno podía sentir en sus rasgos eran polares opuestos a la calidez y restricción emanada por Aoi. En la práctica, la entonación de su voz también era limitada, y proyectaba un aire de pragmatismo.

La desventaja de Akane probablemente era su indiferencia. Sus tres hermanas eran del tipo extrovertida, pero Akane da una imagen de soledad.




En primaria siempre se pensaba en ella junto  con alguien, pero ese  alguien siempre resultaba siendo Aoi. No era vista con nadie más. Tal vez porque su intelecto era impresionante, había sido difícil para ella mantener una conversación con quienes le rodean.

En realidad, entre las cuatro hermanas, Akane es en quien más confiaba.

Su serenidad y racionalidad la hacía la persona perfecta para consultar, y cuando lo hacía siempre me daba un consejo que podía comprender. Por supuesto Kuroha también tenía perspicacia y una habilidad acorde para ser consejera, pero nuestra proximidad y circunstancias compartidas hacían que muchos temas resulten difíciles de discutir. En ese sentido, la distancia entre Akane y yo se sentía justa y correcta.

Contaba con ella a pesar de ser cuatro años menor que yo, mientras que sentía que Akane me idolatraba——aunque Akane siendo Akane——su actitud indiferente la hacía difícil de interpretar.

Los méritos de Aoi me hacían querer consentirla, pero el aire intermitente de soledad de Akane hacía que quiera ofrecerle compañía. Por eso, si Akane alguna vez enviaba un pedido de ayuda, planeaba extenderle mi mano primero. Las dos tenían personalidades distintas, sí, pero para mí ambas eran mis queridas amigas de la infancia.

De las cuatro hermanas Shida——

——La hermana mayor, Kuroha. Una estudiante modelo de segundo año de preparatoria, servicial y sociable.

——La segunda hija, Midori. Una estudiante de tercer año de secundaria. Tomboy y vulgar. Es fácil hablar con ella, y posee habilidades atléticas impresionantes. Tiene una grandiosa figura.

——La tercera hija, Aoi. Estudiante de primer año de secundaria. Una chica del tipo inocente, amable, y reconfortante que pone a los demás antes que a sí misma. La mayor de las gemelas.




——La hija más joven, Akane. También estudiante de primer año de secundaria. Una chica del tipo tranquila, racional, e intelectual. Una chica con lentes relativamente distante. La menor de las gemelas.

La segunda mayor y la más joven habían irrumpido en mi casa.

En respuesta a las impactantes palabras de la persona en quien más confiaba desde el fondo de mi corazón——Akane——sólo pude repreguntar irreflexivamente.

―Akane, tú… sabes. ¿En verdad estás diciendo que… Kuro perdió la memoria?‖

―¿Crees que te mentiría, Haru-nii?‖

Akane levantó sus anteojos con su dedo índice.

Como uno podrá notar a partir de su tono frío y desapasionado, Akane no era del tipo que bromea.

―Tienes razón. Si lo dices, Akane, entonces debe ser real, pero…‖

Aunque confiaba en Akane, con las cosas como estaban no podía aceptar su palabra descuidadamente sin cuestionarlo.

―Aunque no creo que sea amnesia. Eso definitivamente es ella tratando de zafarse de una situación inconveniente. Bueno, no puedo negar que está actuando de manera extraña.‖

Parece que Midori pertenecía a la facción que negaba la amnesia.

―¿Qué quieres decir con ‗inconveniente‘?‖

Midori pasó la mano por su cabello cuando pregunté.

―Quiero decir, ¿cómo se supone que lo crea? Ha perdido sus recuerdos hasta alrededor de las vacaciones de verano pasadas, ¿sabes?‖

―¿…………Heh? Quieres decir——‖

―Todo desde el comienzo de las vacaciones de verano, hasta cuando ese video fue…¡alrededor de cuando el festival cultural terminó por completo!‖

―¿……Huh? ¿Eh, esp… huh?‖

¡Espera, espera, espera, ¿cómo es eso posible?! ¡¿Qué estaba pasando?! ¡¿Esto significa que todo ese escándalo de venganza de antes había sido completamente deshecho?!‖

―Espera un minuto, si dices ‗alrededor del comienzo de las vacaciones de verano‘, eso significa——‖

―Alrededor del tiempo en que Kuro-nee se confesó y fue rechazada por ti, Sueharu. Pero tuve demasiado miedo de preguntar si recuerda eso no.‖

―¡¿Huh?!‖¡Espera, espera, espera, espera, vamos, eso es lo más importante de todo, ¿no?! Dios, me duele la cabeza…

“——Espera, aguarda un minuto.” 

Esto también era un problema, pero lo que Midori había dicho en primer lugar era extraño.

―Oye, Midori. ¿Por qué sabes que Kuro se confesó y que fue rechazada por mí?‖

Nadie debería saber sobre esto además de cuando la propia Kuroha lo reveló dentro de nuestra clase. No había oído acerca de Midori vinculada con alguien de nuestra escuela, y en ese video no debería haber ninguna mención sobre Kuroha confesándose a mí. Eso deja la posibilidad de que Kuroha le contara a sus hermanas, pero siendo la mayor confiable no creo que ella les revele sus fracasos.

Midori murmuró un ―mierda‖ y se golpeó la frente con su mano, para luego apartar su rostro. Akane permaneció inexpresiva e hizo lo mismo.

―¿Esto fue filtrado entre ustedes las hermanas?‖

Midori y Akane se miraron entre sí, pero fue la segunda hija Midori quien actuó con superioridad y abrió la boca.

―Bueno, Kuro-nee no dijo nada. Pero, sabes, podías darte cuenta al ver su comportamiento y su humor a pesar de todo.‖

―Midori, que tú digas algo tan sensible…‖

―¡¿Qué?! ¡Bueno, soy una chica, puedo entenderlo también!‖

―¿Eres una chica? Entonces quizás debás actuar un poco más como una…‖

―¡Ahh, eso es discriminación sexual, bastardo horrible!‖

Hmmm, he sido acusado de ser un bastardo horrible, ¿no? Y de cometer discriminación sexual… En momentos como este era fácil devolver una respuesta torpe desde varios ángulos, debido a la naturaleza extremadamente sensible del asunto.

Rápidamente eché un vistazo a todo el cuerpo de Midori.

Se encontraba en su usual forma expuesta, vistiendo una camiseta y pantalones cortos. Era ropa que acentuaba, pero ocultaba, a pesar de la amplitud de su pecho y trasero.

Inconsciente de la seducci… impacto que tenía su carne, y completamente ajena a las miradas masculinas… ella era cualquier cosa menos sensible.

―¿…Qué?‖

―Tienes razón…‖

Siendo el mayor aquí tenía que mostrar mi magnanimidad, por lo que acepté honestamente mi error.




―Me equivoqué al decir que deberías actuar como una chica. Ya eres suficientemente femenina.‖

―Hmph, qué bueno que lo sepas… espera——¡¿huh?!‖ El rostro de Midori se puso totalmente rojo.

Ah, ahora debe haberse dado cuenta del significado detrás de mis palabras y de mi mirada.

―¡¿Eh?!‖

―Sí que eres lenta, Midori. ¿Qué esperas lograr al ocultar tu cuerpo recién ahora?‖ En su extrema inseguridad, Midori se tiñió de rojo hasta el cuello, y cerró su puño.

―¡Sueharuuuu! ¡Bastardoooooo! ¡Pervertido, hijo de putaaaaaa!‖

―¿Huh, y qué si lo soy? ¡Ya terminé de preservar esa silueta tuya con curvas dentro de mi cerebro!‖

―¡Entonces te golpearé la cabeza y borraré tus recuerdos!‖

Ahh, como se  esperaba de  Midori, sus métodos para resolver problemas también se orientaban hacia los deportes.

―¡Hazlo si puedes! ¡Voy a enseñarte a temerle a tus mayores!‖

―¡Cerdo detestable, ¿crees que puedes vencerme?!‖

Nuestras  manos  se  entrelazaron  y  se  trabaron,  y  en  ese  estado  resultó  en  nosotros empujándonos.

―¡Uuuuuuugh!‖

―¡Grrrr!‖

Oh mierda, esa Midori es muy fuerte. Parece que estaba a punto de perder con una chica más joven que yo.

―¡Akane, a-ayúdame!‖

―¡Ah, eso es trampa, Sueharu! ¡Akane, tú también dile a este idiota que apesta!‖ Akane nos miró empujándonos mientras reflexionaba y entonces murmuró.

―En el transcurso de la actual conversación no puedo confirmar que Haru-nii sea un idiota, pero es cierto que los comentarios que hizo y la forma en que miró a Dori-nee fueron pervertidos y repugnantes.‖

―¡Nggggh…!‖

El equilibrio de poder colapsó y fui instantáneamente obligado a retroceder por Midori.

¡¿Qué demonios?! ¡Eso duele!

Me había acostumbrado al criticismo dañino de Midori y no me molestaba. Pero ser rechazado por una existencia de tipo hermana menor a la que yo adoraba era bastante deprimente.

―¡Sí que eres despiadada, ¿no, Akane?! ¡Bueno, perdón por ser tan repugnante!‖

―¡Ahora es cuandoooo!‖

―¡Woah!‖

Midori aprovechó la oportunidad para superarme al tiempo que mi fuerza declinaba. Caí al piso de la entrada, aterrizando sobre mi trasero.

―¡Jajaja,  toma  eso,  Sueharu!  ¡Esto  es  lo  que  obtienes  por  tu  usual  comportamiento podrido!‖

―Mierda, esa maldita Midori…‖

Se estaba precipitando. Será mejor que no subestime a sus mayores. No fracasaré en enseñarle cuán aterrador puedo ser cuando surja la próxima oportunidad.

Mientras me irritaba, Akane se quitó los zapatos para luego extender su brazo hacia mí.

―Ciertamente tus palabras y tu mirada fueron espantosas, Haru-nii, pero eso no significa que pienso que lo eres. No creo que debamos juzgar el carácter de una persona basados en un único acto suyo.‖

―Akane…‖

¿Escuchaste esas tiernas palabras?

Akane sólo decía lo que pensaba sin restricciones, y en su corazón era una chica dulce.

―¡Eres una buena chica, Akane! ¡Ven, te daré una palmada en la cabeza!‖

―…Haru-nii, cometes otro movimiento equivocado y será acoso sexual.‖

―¡Oof!‖

La guardia de Akane era considerablemente rígida. Mi objetivo futuro era que Akane eventualmente permita que la abrace como lo hizo Aoi.

―¡Hmph! ¡Lo tienes merecido,  Sueharu!  ¡Esto es lo  que  sucede  cuando siempre  eres favorecido por Akane o Aoi!‖

―¡Cállate, Midori!‖

Conforme me levanté con la ayuda de Akane, y me preparé para luchar con Midori como siempre lo hacía——

―Parece que te estás divirtiendo… Sueharu Onii-chan.‖

La figura de Maria, quien había estado escuchando el alboroto a hurtadillas, apareció en el living.

――¡¿?!‖‖

Los ojos de las hermanas se abrieron grandes ante la repentina entrada de la hermosa chica.

―¡¿Q——Momo?!  ¿Tú——?!‖

―¿Qué sucede, Sueharu Onii-chan? ¿No son estas las chicas que son como tus hermanas menores? Acabo de recordarte diciéndolo antes. ¿——No nos presentarás?‖




Mierda, sí que eligió un buen momento para aparecer. Bueno, supongo que no era una chica que permanecerá dócil en primer lugar, huh.

Midori probablemente no esperaba dar en el clavo cuando dijo en broma “¡Será mejor que no hayas traído a una mujer o algo así, ¿de acuerdo?!”. Habló mientras señalaba alternativamente entre Maria y yo.

―¡S-S-Sueharu! ¡¿T-Trajiste a otra mujer a tu casa inmediatamente después de ser rechazado por Kuro-nee?!‖

―¡Espera, Midori! ¡Te mataré, bastarda! ¡Existe una forma mejor de decir las cosas, sabes!‖¡Vamos, cómo voy a seguir viviendo si los vecinos escuchan eso, ¿huh?!

―…Qué ruin… He calculado mal.‖

―¡¿Tú también, Akane?!‖ ¡Auch! Akane es la linda hermana menor que estoy tratando que me acepte… ¡pero no!

¡Mírala, me está viendo como si fuera basura… quiero morir!

―…Espera, ¿qué?‖

La mirada desdeñosa de los ojos de Midori me enviaban, de pronto se convirtió en repetidos parpadeos.

―¡¿Acaso esta chica en realidad es… Momosaka Maria de ‗La Hermanita Ideal‘?!‖

―¿Heh?‖

Ohh, ya veo. Yo conocía a Maria del pasado y por ende me habría desconcertado esto, pero así era como típicamente uno reaccionaba al verla.

Reí disimuladamente con mi nariz, y luego la presenté de manera presumida.

―Sí, es ella. Es una conocida de cuando era un niño actor en el pasado, y ha venido a visitarme por primera vez en mucho tiempo después de ver ese video.‖

―¡¿Hehh, en serio?! Ahora que lo pienso, Sueharu, fuiste una celebridad en el pasado, huh.

¡Woahh, pero esto es impresionante! ¡Qué diablos!‖

Era  un  estudiante  de  quinto  año  en  primaria  cuando  me  retiré  del  mundo  del entretenimiento. Midori había sido alumna de tercero de primaria en aquel entonces.

Una diferencia de dos años en primaria era inmensa, especialmente cuando esos niños estaban dentro de una edad donde eligen empezar a ver dramas o no. Entonces, mientras que Midori sabía que yo había sido una ex celebridad, su impresión de mí como el hermano mayor de la casa de al lado probablemente había sido más fuerte, porque no le interesaban mucho los dramas en aquel entonces.

―¿Eres de mirar dramas, Midori?‖

―No veo tanto porque estoy ocupada con las prácticas del club, pero sí grabo y veo los que son tendencia. Odiaría quedarme afuera de la conversación, después de todo.‖

Entonces había áreas a las que les prestaba un poco de atención a sus alrededores, a pesar de ser tan grosera. Quizás por ser consciente de su masculinidad, podía observarse que tenía una inclinación desproporcionada para encajar con sus amigas mujeres. Midori siendo Midori ya tenía puntos fuertes en abundancia, por lo que yo no sentía que necesitaba hacer eso.

―Erm… ¿estaría bien que te pregunte cuál es tu nombre?‖ Maria le dijo a Midori.

Los modales de su enfoque, y la perfección de la sonrisa que producía. Maria emitía un aura de celebridad tan pulida que no podía compararse con la que tenía hace seis años, y fue suficiente para derribarme incluso a mí quien ya la había conocido en el pasado.

―Oh, err… sí.‖

Atrapada en esa aura, una plebeya como Midori perdió de inmediato. Su cuerpo se estremecía sin remedio, mientras su mirada deambulaba. Sus mejillas se sonrojaron y se encontraba en un estado de ansiedad.




―Err, soy Shida Midori… estudiante de tercero de secundaria.‖

―¿Puede ser que seas la hermana menor de esa chica (gata ladrona) del video?‖

¿…Hm? ¿Hubo una extraña pausa entre ―chica‖ y ―del‖ recién…?

―Eh, err… sí.‖

Temblando, Midori parecía estar completamente despreocupada. Si pregunto, siento que se divulgaría algo siniestro…

―Estoy muy feliz de que hayas visto mi drama. Gracias.‖

―¡Oh, por supuesto! ¡Wow, wow!‖

Al ver el brazo extendido de Maria, los hombros de Midori se levantaron conforme agitó la mano de Maria.

―Sólo soy un año mayor, no tienes que ser tan cortés conmigo, ¿sabes?‖

―¿Oh… en serio? No soy muy buena en eso, para ser honesta, así que lo aprecio mucho… creo.‖

―Eres una chica buena (simple), y linda. Parece que tienes alguna clase de relación de hermano-hermana con Onii-chan, así que si consideras la mía con él, significa que tú y yo somos como hermanas también, ¿no?‖

―¿Hm…?‖

Midori había sido manipulada y ahora predeciblemente parecía haber caído en la trampa.

Sí, había algo extraño sobre esa lógica. Probablemente había habido un gran salto en alguna parte.

―Entonces, puedes llamarme especialmente Momo Nee-san si quieres.‖

Yikes. Maria estaba proyectando su aura con más fuerza. A diferencia de antes, quizás ahora definitivamente podría considerarse como el aura de una emperatriz. Maria había fijado su valoración con Midori.

―Detente.‖

―¡Ow!‖

Conforme el di un pequeño golpe con la mano, el terror que emitía Maria se disipó.

―Vamos, ¿qué tratas de forzar a Midori a hacer después de acabar de conocerla?‖

―Pero Sueharu Onii-chan~, se supone que seas sólo mi Onii-chan~‖

―He comido en la casa Shida desde siempre, en cualquier caso diría que estas chicas deberían ser mi familia. En cambio lo que sí es extraño es que tú me llames Onii-chan.‖

―Eh~, eres muy malo, Onii-chan…‖ Maria se acurrucó contra mí al decir eso.

―No te dije que no me llames así. De todos modos, no más intimidación indiscriminada a la gente. Tu aura de celebridad no es de broma, por lo que asusta a los humanos normales.‖

―…Bueno, si tú lo dices, Onii-chan.‖

Phew, María se había calmado al menos. Manejarla era un verdadero desafío.

―Se llevan bastante bien, huh, Sueharu.‖ Fue Midori la que instigó.

Parece que Midori también había captado la verdadera naturaleza de Maria, siendo el resultado que la percibió no como aliada sino como enemiga.

―Hmm, quiero decir, estabas haciendo un buen espectáculo. Sé que eres una ex celebridad, ¿pero desde este punto planeas abandonar a Kuro-nee y volver a ser actor?‖

―¡Es por esto que te digo que midas tus palabras! ¡¿Qué voy a hacer si los vecinos lo malinterpretan?!‖

Maria se ubicó en el espacio entre nosotros.

―Midori-chan… Momo Nee-san prefiere a las chicas que son un poco más honestas, ¿sabes?‖

¡Ohh cielos, otra vez Maria había avivado las flamas!

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios