Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 1: Tormentas Seguidas De Clima Nublado, Con Ventarrones Ocasionales y Tornados en Algunas Áreas

Parte 2

 

 

Quedé atrapado inconscientemente por aquel bulto.

Si tuviera que elegir una sola palabra para describirlo, esa palabra sería… ―explosivo‖. Sí, ciertamente era una bomba.




Había un artista que dijo una vez que ―el arte es una explosión‖.

Mientras que ese pecho también podría ser considerado como arte, en otras palabras por ende, la ecuación sería

―Arte = Explosión = Pecho‖. Q.E.D.——prueba completada.

El busto de Shirokusa también era bastante increíble, pero la palabra que usaría para describirlo sería ―abundante‖. El suyo provocaba una sensación de gratitud hacia los ciudadanos de a pie de este país junto a mí, pero en un espectro de bustos no podía considerarse como ―explosivo‖.

Pensar que existía un talento tan impresionante en esta escuela…

―Ah, Maru-senpai, aquí tienes mi tarjeta.‖

―Oh, bueno, gracias.‖

Junto a las palabras ―Aprendiz de Todo – Asagi Rena‖, había escrito un número de teléfono y una dirección de Hotline en la tarjeta.

(Nota: Okamoto Taro, un artista japonés conocido por sus pinturas y esculturas abstractas y de vanguardia, dijo esto en un comercial de 1981.)

―¿…Aprendiz de Todo?‖

―Así es. Mi nombre es Asagi Rena, de primer año. Tetsu-senpai me llama Rena, así que tú también deberías hacerlo, Maru-senpai.‖

―¿En verdad? En ese caso, Rena, ¿qué hace exactamente una Aprendiz de Todo?‖

―Ayudo en lo que sea, dependiendo de la paga.‖

“¿Lo que sea…?” 

Lo que sea… Lo que sea… Lo que sea… Hmmm, lo que sea, huh…¿Cualquier cosa…?




 ―Qué tal cosas eróticas——‖

―Eso queda fuera de cuestión.‖

―¡Oooooohhhhhh!‖

Me golpeó la desesperanza.

Osananajimi ga Zettai - Vol 2 Capítulo 1 Parte 2 Novela Ligera




 

―¡Maldita sea! ¡¿Acaso no quedan esperanzas y sueños en este mundo?!‖

―¡Tetsu-senpai, ¿quién diablos es este sujeto?! ¡Es súper interesante!‖

―Es un idiota, ¿no?‖

―Bueno, pienso que es interesante como persona, pero siendo yo una chica, él es de lo peor.

Wow, esas palabras viniendo de una estudiante menor dolieron. De todas las respuestas que había resistido hasta ahora, ―siendo yo una chica, él es de lo peor‖ tenía que estar dentro de las más dolorosas.

―Oh, puedes ignorar sus comentarios lascivos. Son las palabras de un perdedor.‖

―Por eso trató de abrirse paso pagando dinero, huh. Qué perdedor.‖

―¡No tienen nada de piedad, ¿huh?! ¡¿Y podrían dejar de llamarme perdedor?! ¡Sólo me dejé llevar un poco por mis necesidades, eso es todo!‖

Podía escuchar voces diciendo ―estúpido‖ y ―repugnante‖ a mi alrededor, pero fingí no hacerlo.

Otro avión de papel golpeó mi cabeza. Antes había sido la espalda, pero esta vez el objetivo había sido el frente de mi cabeza. Como resultado el avión aterrizó encima de la pizza en frente de mí.

《※Advertencia – No te acerques más a Shida-san, Kachi-san o Maria-chan. No habrá más advertencias después de esta.》

―…………‖

Le mostré la advertencia a Tetsuhiko.

Como se hacía en las comedias americanas, Tetsuhiko se abrazó los hombros de manera exagerada y siguió el juego.

“¡Pffftffff!” 

Me soné la nariz tan fuerte como pude con el papel, para luego hacer una bola con él y lanzarla en un tacho de basura.

―Cierto, más importante——‖

―¡¿C-C-C-Cómo puedes estar tan calmado?!‖

Rena se sobresaltó sin pausas.

―No, honestamente yo también pensé que hubiera sido un poco rudo de mi parte armar un escándalo antes de presentarme más temprano… así que permanecí en silencio, ¡pero ambos están actuando muy extraño!‖

―¿Hm? ¿Por qué?‖ Respondí, antes de que Rena señalara a mis alrededores.

―¡Esto!‖

Bueno, para ser justos, yo también pensé que algo andaba mal en la situación presente.

Con apenas un conteo rápido había más o menos unos diez aviones de papel esparcidos a mi alrededor, junto a varias bolas de papel. Había una hoja de papel con las palabras “¡Vete al infierno” escritas y pegadas con cinta de celofán llamativamente en uno de los lados de mi escritorio. Todo era obra de los estudiantes varones enloquecidos por los celos, quienes habían recurrido a la escritura de advertencias sobre trozos de papel y pegándolos en mi escritorio, o haciendo bolas o aviones de papel con ellos y lanzándomelos porque no podían decirme nada de frente.

―¡Esto no es normal, ¿sabes?! ¡¿Se supone que esta es alguna especie de cafetería del infierno?! ¡Esto es un caldero de odio y celos! ¡¿Cómo puedes estar tan tranquilo?!‖

Mantuve una conversación con Tetsuhiko por medio de nuestros ojos, encogiéndome de hombros.

―Bueno, así es como es, ¿no?‖

―Mientras no llegue a nada físico, honestamente no me importa.‖

―¡Wooow, estas personas están completamente insensibilizadas!‖ Tetsuhiko me observó con una mirada ligeramente sorprendida.

―Hablando de eso, Sueharu, hoy estás teniendo bastantes agallas, huh. Usualmente en este momento probablemente dirías algo como „¡Soy mentalmente débil, denme un respiro!‟ ¿cierto?‖

―¿Hm? Ohh, en realidad me sentí de esa forma durante el receso de la mañana, pero——‖

―¿——Pero qué?‖

―Me acostumbré.‖

Tetsuhiko cerró los ojos y presionó su dedo índice contra su frente. Lucía afligido por alguna razón.

¿Qué sucede, Tetsuhiko?‖

―Sabes——‖




Tetsuhiko estaba extrañamente empático.

―¡Decir que te has acostumbrado tan rápido ni siquiera lo describe!‖

―¿En serio? Quiero decir, es lúgubre y deprimente, ¿pero después de un rato las cosas no parecen importar cada vez menos y menos gradualmente?‖

―Yikes, eres más idiota de lo que imaginaba. ¿Usualmente te drogas o qué?‖

―Qué demonios, la mentalidad de este sujeto es una locura… ¿como cuando un fénix renace de las cenizas?‖

―Nah, sólo es un organismo unicelular. Si lo cortas se divide sin recibir daño, ¿cierto? Son más o menos lo mismo.‖

―Ahh, ya entiendo.‖

―¡No, no lo entiendas! ¡Y preferiría que molestes con tus preguntas desde un margen, porque duele cuando me dices las cosas directo a la cara!‖

Tetsuhiko se rascó la cabeza, ignorando casualmente mi pedido.

―…Pero, bueno, ahora entiendo. Siempre me pregunté cómo podías ser tan popular a pesar de tu suave mentalidad, pero resulta que puedes volver a ponerte de pie tan increíblemente rápido porque eres un idiota… Ahora que lo pienso, esa es la impresión que tuve todo este tiempo hasta ahora…‖

―Los idiotas lo tienen difícil, huh.‖

―Rena, me estás menospreciando totalmente, ¿no?‖

―No, no, te respeto, Maru-paisen.‖




―¡Dijiste eso sin mucho entusiasmo, ¿huh?! ¡En toda mi vida nunca sentí respeto por ser llamado ‗paisen‘!‖

―No miento. Sólo pienso que eres un poco pervertido, estúpido, y que tienes una mentalidad extraña, eso es todo.‖

Suspiro——, me están tomando por tonto aquí. Ser tan despreciado por una estudiante menor con un pecho explosivo que acabo de conocer…………… Espera, ¿tal vez sea algo bueno?‖

―No me mires a mí buscando aprobación, Tontoharu.‖

―Por cierto, pecho explosivo es acoso sexual.‖

¿Qué pasa con estas personas? Son bastante cercanas, huh. Tetsuhiko, quien debería ser odiado por prácticamente todas las chicas de la escuela, estaba siendo tratado con bastante normalidad.

―A propósito, ¿cómo es que se conocen ustedes dos?‖

Rena, quien había comenzado a comer pizza sin permiso, levantó la mano enérgicamente.

―Fuimos a la misma secundaria.‖

―La usé ocasionalmente porque me resultaba beneficioso. Le dije que últimamente has empezado a oler a dinero, verás. Ella me ha estado fastidiando para que los presente, así que hice que traiga esta pizza como cuota por cumplir eso.‖

―Eres incréible, ¿lo sabías? ¿Quieres decir que esta pizza que estás usando como sustituto de una disculpa no fue pagada por tu propio dinero? Me impresiona que hayas llegado tan lejos.‖

―Deja de halagarme, amigo, vas a hacer que me sonroje.‖

―¡No te estuve halagando ni por una milésima de segundo, Basurahiko!‖ Rena nos observó a ambos con progundo interés.

―Honestamente no tengo idea cómo es que ambos son amigos…‖

―Ahh, bueno, sé que puede parecer así desde la perspectiva de una tercera persona. Peleamos todo el tiempo, después de todo. Y en primer lugar, Tetsuhiko es el que siempre me da dolores de cabeza.‖

―Bueno, definitivamente luce así.‖

―Pero no es así como es, ¿o sí? Esas cosas no deciden si son colegas o no.‖




―¿…Huh? No, no lo entiendo. ¿Entonces por qué son amigos?‖

Tetsuhiko fingió ignorancia, sin mostrar intención de unirse a la conversación. Eso no me dejó más opción que ofrecer una respuesta propia de mí, huh.

―Bueno, en realidad no hay ninguna razón significativa, pero——‖

―Oh——‖

Rena de repente dirigió su mirada hacia atrás de mí y sus ojos se congelaron. Conforme perdió la atención, también perdí yo mi voluntad para hablar——

―S-Sususu-Suu-chan…‖

Esa repentina voz hizo que mi espalda se enderece con un chasquido.

No necesitaba preguntar quién era. Había una sola persona que se refería a mí de esa forma.

―O-Oh~, Shiro, ¿eres tú…?‖

―¡Ah, s-sí…!‖

Su largo y hermoso cabello negro era tan suave como la seda. Su aguda mirada, la cual siempre había intimidado sus alrededores, ahora lucía más vulnerable, quizás debido a su vergüenza.

“…Es jodidamente linda.” 

Toooodo esto tiene que ser ilegal, ¿no? Esta chica que es suficientemente popular como para aparecer en TV y en fotos de huecograbado, llamándome ―Suu-chan‖ por el hecho de que teníamos una conexión en el pasado, mientras se aproxima con timidez hacia mí al mismo tiempo, ¿sabes? Para colmo de todo, es una belleza fría que normalmente trata con indiferencia a todos los chicos que la rodean.

Lucía feliz con sólo oírme decir ―Shiro, eres tú‖, como lo haría un perro fiel… Si yo fuera su papá estaría un poco preocupado, ¿sabes?

——Esas emociones fluían a través de mí, pero en realidad sentía algo de resistencia a conversar con Shirokusa en el presente. Entonces hablé, resultando un poco incoherente en el proceso.

―¿Q-Qué onda, Shiro? ¿No te fuiste temprano del salón?‖

Así es, mirando de reojo había captado claramente a Shirokusa saliendo del salón con su buena amiga Mina Meiko tan pronto como empezó el descanso del almuerzo. Consideré que había sido correcto de su parte escapar del salón, luego de ver que la gente se reunía en el pasillo durante el receso, haciendo que sea difícil almorzar en paz.

―B-B-Bueno…‖

Shirokusa tartamudeó. Sujetando su bento con fuerza, trató de seguir hablando, pero en cambio se puso roja y quedó en silencio.

“…………Cielos, esas miradas en los alrededores duelen.” 

Estábamos siendo observados con extrema atención. Hoy Shirokusa y yo habíamos evitado celosamente hacer contacto visual. Cualquier interacción entre nosotros con toda certeza llamaría la atención de los curiosos que se habían reunido luego de ver ese video.

―O-Oye, mira eso——‖

―¿Eh? ¿Qué sucede? ¿Un nuevo desarrollo? ¿Kachi se está acercando a él?‖

―¡Culpableeeee! ¡La amiga de la infancia que hizo una promesa hace mucho tiempo, eres culpableeeee!‖

―¡Está bien, Goudo! ¡Maru es un idiota, se dice que no se dio cuenta de que Kachi-san era su amiga de la infancia! ¡Eso es grandioso, ¿no?! ¡Ella definitivamente se quedó  sin paciencia con él! ¡Gracias a Dios, él es un idiota!‖

Ah——, las cosas se están alborotando, como se esperaba.

Oigan, puedo escucharlos, ¿saben? Además, ¿cómo demonios están tan bien informados?

¿Podrían no mostrarse como niños inteligentes que se preparan para la universidad sólo cuando se trata de cosas extrañas?

En cualquier caso, ¿qué estaba pensando Shirokusa? Si quería hablar, podría haberlo hecho cuando la turbulencia se haya apaciguado un poco, o contactarme por teléfono. No tenía ninguna necesidad de tomarse la molestia de regresar inmediatamente después de almorzar.

―¿S-Sí? ¿Q-Q-Qué pasa?‖

Dicho eso, yo tampoco tenía mucho margen. Sentía la presión de que me bañaba la atención de los demás, pero honestamente, más porque mi compañera de conversación era Shirokusa——y eso hizo que mi corazón pierda el control.

“——Me gustabas.” 




Eso fue lo que le dije a Shirokusa en el Festival de la Confesión.

Me di cuenta apenas después, ¿pero honestamente no había sido eso como una confesión? Y además, algo que no tenía que decir, ¿cierto? Podríamos haber concluido nuestra conversación, incluso si la hubiera omitido, ¿cierto?

Era mi primera vez en el escenario después de mucho tiempo. ¡Todo eso fue el resultado de yo actuando dentro de ese entusiasmo!

¡Francamente,  me  había  sentido  inmeeeeeeeeensamente  arrepentido  luego  de  eso!,¡Reviviendo la experiencia incontables veces, había hundido mi rostro en mi almohada y rodado de un lado a otro en mi cama mientras me sentía físicamente invadido por mi propia estupidez!

Bueno, comparado con ser rechazado luego de confesarme, esto seguía siendo obviamente preferible……………………………… No, sería mejor que no piense más en esto.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios