Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 1: Tormentas Seguidas De Clima Nublado, Con Ventarrones Ocasionales y Tornados en Algunas Áreas

Parte 1

 

 

―Oye, ¿te enteraste? Lo de Maru y Kai.‖ 19 de Septiembre.

Después del festival cultural que se había celebrado el viernes 15, y con el fin de semana y el Día del Respeto hacia los Mayores* de por medio, era el principio de un pacífico martes con una nueva atmósfera——o al menos, así debería haber sido.




Desafortunadamente ese día la Preparatoria Privada Hozumino fue devastada por una tormenta.

Alguien había subido un video del ―Festival de la Confesión‖ del festival cultural, y en 3 días había excedido el millón de vistas.

Eso sólo podría haberse considerado como un gran evento, más que suficiente para servir como tema de conversación, pero el disturbio continuó más allá.

La repentina apareción en los medios. El profundo anuncio pidiendo a ―Maru Sueharu‖ y a ―Kai Tetsuhiko‖. La intromisión de la joven actriz tendencia, Momosaka Maria. Y luego—

—la infernal escena de matanza que le siguió.

La Preparatoria Hozumino era una escuela normal pensada para preparar a los estudiantes para la universidad. Llamarla ―normal‖ podría ser un poco peculiar, considerando que celebridades asistían a ella y que la habilidad académica era alta, pero aun así no era una escuela de primera, una escuela dirigida a hacer que los estudiantes ingresen a la universidad, por lo que no era como si haya habido muchos alumnos famosos entre sus graduados. Naturalmente casi ninguno de los clubes competían a nivel nacional, pero tampoco eran malos. Las cosas eran, en otras palabras, fundamentalmente pacíficas, y no era una escuela donde usualmente haya conflictos. El gran incidente que ocurrió esta vez resultó ser un impacto rotundo para los muchos estudiantes que estaban viviendo una vida escolar tranquila.

Los rumores se difundieron, y durante el descanso hubo suficiente gente que había venido a echar un vistazo en el pasillo afuera del 2-B como para formar una muchedumbre. Las palabras que intercambiaban allí involucraban información relacionada con ese gran incidente. Las conversaciones que tenían esos observadores iban más o menos así:

―Ese dúo tontociable… Sabes, siempre supe que no eran normales desde un principio, pero esto es importante…‖

(Nota: Festividad japonesa nacional, celebrada el tercer lunes de Septiembre.)

―Aparentemente los medios le están prestando mucha atención a los movimientos de Maru.‖

―¿Te refieres a quién se acerca?‖

―Ahh, bueno eso también, pero probablemente eso ya quedó decidido considerado que fue rechazado. Por lo que están observando si parece que volverá al  mundo  del entretenimiento o no.‖

―Pensar que es el auténtico Maru-chan… quiero decir, no es como si el nombre fuera extremadamente común, pero siempre pensé que ‗Maru-chan‘ era sólo un nombre artístico, y que casualmente él tenía el mismo.‖

―Yo también. Es un idiota, después de todo.‖

―Uh, huh.‖

―Aparentemente es el primer amor de Maria-chan.‖

―¿En serio?‖

―En serio.‖

―…Escuché información sobre que Kachi lo llamó Suu-chan, ¿sabes algo de eso?‖

―Un informe del equipo de investigación dice que aparentemente es cierto. Parece que se hacían compañía cuando ese tonto era actor.‖

―¿En serio?‖

―En serio.‖

―…Pero fue rechazado por Shida-san, ¿cierto?‖

―Bueno  sobre  eso,  parece  que  Shida-san  se  comportó  con  muchos  celos durante  el incidente cuando Maria-chan se infiltró.‖

―¿En serio?‖

―En serio.‖

―…………‖

―…………‖

―…De acuerdo, hagámoslo.‖

―Vamos.‖

——Un aire inquitante emergió.

Pero por supuesto, esta escuela seguía dirigida hacia el ingreso de los estudiantes a la universidad. No había muchos aquí que recurrirían fácilmente a la violencia. Estudiantes varones, conducidos por la locura y los celos, tomaron una ruta diferente.

***

 




 

―Oye, Sueharu.‖

―¿Qué, Tetsuhiko?‖

―Las cosas se pusieron bastante complejas esta mañana cuando vino Maria-chan, ¿pero ella se ha puesto en contacto contigo desde entonces?‖

Descanso del almuerzo. Tetsuhiko y yo estábamos sentados frente a frente en el salón como usualmente hacíamos y hablamos.

―…Sabía que fuiste tú el que le dio mi dirección. Entre esto y el video, tienes que dejar de jugar, ¿de acuerdo?‖

Respecto a la actual situación no podía disimular mi enfado.

Entendía bien lo basura que era Tetsuhiko. Por ende las cosas marcharon como anticipé, aunque si lo perdonaba o no era un asunto distinto, y yo estaba preparado y empático hasta cierto grado. Pero había límites para todo.

―Estoy algo cabreado, ¿sabes? ¿No hay nada más que debas decir?‖

―Lo sé, lo sé. Es por eso que te traje el almuerzo, ¿verdad?‖

―Grr…‖

Rechiné mis molares.

“Este sujeto no se disculpa, ¿no…?” 

Habiendo llegado a esto, en cierto sentido pienso que era bastante sorprendente. Lo increíble de Tetsuhiko es que siempre se aseguraba de preparar un obsequio atractivo como reemplazo de una disculpa.

―Tetsuhiko, bastardo…‖

“Después de comportarte tan ofensivamente, ¿piensas que invitarme el almuerzo será suficiente para perdonarte?”——eso fue lo que pensé hasta cierto grado. Sería demasiado conveniente permitir que las cosas queden a mano sin que se disculpe.

Sin embargo.

El almuerzo que ofreció——era algo muy potente.

Pizza.

Posada llamativamente en la mesa entre Tetsuhiko y yo había una gran caja. Sin importar cómo lo mires, se trataba de una pizza de delivery.

El aroma del queso que emanaba de la caja hacía cosquillas a mi nariz.

“Este sujeto…”

 Miré fijo a la valiente sonrisa de Tetsuhiko.

“Piensa como el diablo——” 

¿Cómo se le ocurrió a Tetsuhiko algo como esto…? Este potente aroma… ¡Dios, no puedo resistirme!

¡Para un chico de preparatoria hambriento, esto era demasiado provocador!

―¡Esto es injusto, Tetsuhiko!‖

―¿Injusto? ¿Cómo? Esto se llama „sinceridad‟, Sueharu.‖

―¡Ugh…!‖

Comer pizza de delivery para el almuerzo en la escuela… lo había imaginado pero nunca oí de alguien que realmente lo haya hecho, obviamente. No había manera de que los vendedores suban hasta los salones de clases, y típicamente no aceptaban pedidos tampoco. Aunque llegaras a clases trayendo la pizza tú mismo, todo habrá acabado de inmediato una vez que alguien le avise a algún docente.

No sería exagerado describir a la pizza de delivery como el fruto prohibido de una escuela. Eso en sí mismo la hacía altamente atractiva.




―¿Hm? ¿No quieres?‖

Tetsuhiko me provocó, como viendo las intenciones de mi corazón.

―Tsk, aunque trates de pagarme con esto…‖

―¿Huh? Supongo que tendré que comerla yo solo.‖

Tetsuhiko casualmente tomó la caja que contenía la pizza y giró su cuerpo 180 grados. Desde mi perspectiva la caja quedó perfectamente oculta por la espalda de Tetsuhiko. Mientras permanecía en esa posición Tetsuhiko abrió la tapa de la caja.

Un olor picante se expandió.

Delicioso queso, pollo, mayonesa… mi nariz percibió intensamente ese aroma y mi boca se llenó de saliva.

Tetsuhiko miró sonriendo ampliamente al observar mi cara, para luego atrapar con su boca el queso que parecía gotear de una rebanada de pizza y darle un bocado.




―Ahh, deliciosa.‖

Esa sola frase hizo que mi resistencia colapse.

―¡H-Hmph!  Bueno,  luces  bastante  arrepentido,  al  menos.  S-Supongo  que  puedo perdonarte.‖

Dando rodeos esperé transmitir el sentimiento de que ―Lo perdonaré así que él debería al menos hacer una demostración de disculpas‖. Aun así Tetsuhiko lo ignoró, llevándose la mano detrás de la oreja.

―¿Eh? ¿Qué fue eso?‖

―¡Es increíble que después de hacer todas esas cosas no te disculpes y que incluso me provoques! ¡¿Cómo se cría a una persona para que se convierta en alguien como tú?!‖

―De cualquier modo, he mostrado mi intención de compensar las cosas, ¿no? Si entiendes eso entonces come.‖

Tetsuhiko sacó una rebanada de pizza y la llevó a mi boca.

―¡Ahh! ¡Ah!‖

―¿Eh? ¿Quieres que te dé de comer un poco más?‖

―Bastardo, ¿eres Satán? ¡Quema, ¿no te das cuenta?!‖

El queso se pegó y quemó la piel de mis labios. Lo lamí con mi lengua y lo tragué.

―¡…Wow,  deliciosaaaaaaa!‖

―¿Verdad?‖

―¡Maldita sea, esto es grandioso, amigo!‖

¡Este calor, esta ricura, umami*! ¡Y por encima de todo, el pecado de comer pizza en la escuela!

De buena manera, Tetsuhiko una vez más puso la caja de pizza sobre mi mesa.

(Nota: Vocablo que significa sabroso, sabor agradable, y es uno de los cinco sabores básicos junto con el dulce, ácido, amargo, y salado.)

Hambriento, otra vez devoré con voracidad.

―¡Deliciosa! ¡Deliciosa!‖

―Este sujeto es un tonto.‖

―Se lo deja pasar sólo con una pizza después de todas las cosas que le hizo…‖ Podía escuchar voces de burla a mi alrededor, pero no dejé de comer.

Quiero decir, esto está muy rico de verdad, ¿sabes? Por supuesto estoy cabreado por lo que hizo Tetsuhiko. Pero eso ya acabó, y no es como si no hubiera logrado absolutamente nada de eso, ¿cierto?

Sí, como resultado de que Tetsuhiko suba ese video sin previo aviso, yo había descubierto algunas cosas distintas.

Una era que la sociedad en general aún conocía mi nombre. Saber eso era importante.

Habiendo dejado el mundo del entretenimiento durante 6 años, hubiera sido inevitable que la gente se olvide de mí por completo. Pero ahora los programas de entrevistas podrían abordarlo si un video sobre mí se hacía viral. En otras palabras, yo aún tenía valor en la televisión.

Y también como resultado de ese video, mi fama una vez más estaba en ascenso.

La fama traía atención. La atención traía dinero. Mi opinión era que una imagen positiva naturalmente incrementaba el valor de uno, pero antes de hablar de cualquier otra cosa uno primero tenía que hacer conocer su nombre.

Si fuera a considerar un potencial regreso, la impactante exposición que tuve como resultado de ese video había sido bastante jugosa. Había sido algo similar a una grandiosa treta publicitaria que uno había firmado con una agencia, y una inmensamente exitosa. Dolía, por supuesto, hacer algo como vender tu privacidad parte por parte, pero en primer lugar si uno se volvía lo suficientemente popular, nada de ti volverá a ser privado. Si a continuación de esto yo era digno de ser descubierto e incluido en una revista semanal, podría decirse que un abordaje similar al que había tomado esta vez había sido valioso, al menos en el sentido de que facilitaba un regreso para mí.

Habiendo entendido eso, no podía estar completamente enfadado con Tetsuhiko, aunque quiera.

―Conociéndote, probablemente lo hiciste sabiendo que todo esto sucedería.‖




―¿Y qué si lo hice?‖

―Bueno, nada. Sólo que probablemente deberías pedir permiso primero cuando vayas a hacer algo. Dejándome de lado a mí, no podrás quejarte si alguien te hace algo a ti.‖

Dije mientras digería por mi garganta, y estirando el brazo por la rebanada número dos.

Fue en ese momento cuando algo golpeó mi cabeza.

No dolió. Eché un vistazo atrás y vi un avión de papel. La punta del avión había chocado en mi nuca.

Hablando sinceramente, esta no era la primera vez que sucedía. Muchos aviones de papel habían llegado volando desde temprano, sólo que no me habían golpeado, simplemente aterrizaban cerca.

Elegí no darle importancia y lo ignoré.

―Entonces, Tetsuhiko, ¿cómo lograste pasar la pizza? La seguridad en la entrada de la escuela es más estricta de lo normal hoy después de que vino la prensa, ¿cierto?‖

―¿Hm? Oh, sobre eso…‖

―Eso fue gracias a mí.‖

Instintivamente alcé la vista, para ver a una chica alegre en frente de mí.

Era considerablemente bajita, ¿unos 155cm? Sus rasgos eran bastante lindos, pero quizás se los podría describir mejor como encantadores. Un diente que sobresalía y una cola de caballo que dejaban una impresión duradera, y en cuanto a su pecho… ¡¿Hmm?!

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios