Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 6

V1: Dicha, Desdicha

Parte 2

 

 

Pudimos llegar a la ciudad sin ningún problema simplemente pagando un peaje.

Me preocupaba que pudiera haber algún problema, con la apariencia de Merazophis, pero no pasó nada.




En este momento, Merazophis está completamente cubierto de la cabeza a los pies con una túnica para mantenerse alejado de la luz solar.

La túnica con capucha, la cual Blanca hizo especialmente para él, hace que cualquiera que la lleve sea increíblemente sospechoso.

Sin embargo, dado que las personas en este mundo usan equipos y armaduras de partes de monstruos regularmente, este tipo de atuendo es más común de lo que pensaba.

De hecho, podría ser un atuendo perfectamente aceptable, y me parece sospechoso debido a la influencia de los recuerdos de mi vida anterior.

Cada vez que experimento una discrepancia como esta, me doy cuenta una y otra vez que sigo sin acostumbrarme a este mundo.




Quizás es por eso, a pesar de las circunstancias, que no me parece lo suficientemente real como para estar triste por lo que ha pasado.

Perdí a mis padres, perdí mi hogar, y ahora me he visto obligada básicamente a vivir a la fuga, sin embargo, parece que no siento nada.

En este mundo, he sido bendecida.

Nací en una familia de clase alta, así que, aunque algunas cosas del día a día no eran tan convenientes como en Japón, mi calidad de vida en comparación era más alta en este mundo.

Y lo más importante, mis padres eran guapos.

La buena apariencia equivale a ‘ganar en la vida’.




Continué aferrándome a esta teoría de mi viejo mundo.

Dado que mis dos padres eran guapos, su hija—yo—tendría que serlo también en el futuro.

En ese caso, mi nueva vida debería haber sido más feliz que la anterior.

Sí, realmente pensaba eso.

Sin embargo, parte de mi sentía como que no tenía más remedio que aferrarme a mis viejas formas de pensar.

Al fin y al cabo, de repente me desperté como un bebé en un mundo diferente, ¿sabes?

Tenía que ser optimista si quería seguir adelante.

Hubo una gran confusión interna con la que lidiar antes de que pudiera llegar a este punto, pero no hablemos de eso.

Al final, a pesar de mi determinación de ser optimista en mi nueva vida, todo se vino abajo en un abrir y cerrar de ojos.

El futuro feliz que había imaginado para mí se desmoronó.

Todo lo que me queda es este cuerpo y Merazophis.

Mis nuevos padres que me colmaron de afecto, esa elegante mansión, el estatus social, la riqueza, el poder político… todo desapareció.

Honestamente, es una caída en la desgracia tan total que casi te tienes que reír.




Pero creo que la razón por la que no tengo la capacidad de reaccionar a los que ha pasado es porque ya morí y perdí todo una vez.

Es cierto que esta vez también me quitaron mucho, pero comparado con mi anterior vida, no estaba tan apegada emocionalmente.

Pasé mucho más tiempo en mi viejo mundo que en este otro, después de todo.

Si me preguntas por mis padres, las primeras personas que vienen a mi mente son mi padre y mi padre originales.

Mis padres, que eran tan poco agraciados como yo, quienes solo tenían su naturaleza amable para ayudarles.

Mi padre, eternamente atrapado en un trabajo sin salida.

Mi madre, una ama de casa que apestaba totalmente al cocinar.

Bueno, mis padres en este mundo eran superiores en casi todos los sentidos, pero sigo sintiendo más afecto hacia la familia de mi vida anterior.

Quiero decir, ellos siempre me trataron con amor y cariño, incluso cuando crecí para ser una persona huraña y retorcida.

Los maldije por hacerme ver como lo hacía, pero sólo se volvieron más tiernos y gentiles.

Esa amabilidad era la única cosa de ellos que merecía elogios, pero para mí, eso es lo que fue digno de admiración.

En comparación, nunca logré aceptar a mis padres en este mundo como mi verdadera familia.

También me colmaron de afecto, pero la muerte llegó antes de que pudiéramos formar un verdadero vínculo padre-hijo.

Tal vez es más algo como que nunca acepté completamente que viviría ahora en este nuevo mundo.

Hay tantas cosas que nunca logré superar, tanto en mi vida anterior como en esta nueva.

***

 

 

Pasamos por la puerta, entramos en la ciudad y aseguramos una habitación en la posada.

Después de eso, Ariel y yo nos quedamos en la posada mientras Merazophis salió a comprar suministros.

Vinimos a esta ciudad con el único propósito de comprar cosas que necesitábamos para el viaje, así que una vez que Merazophis acabara, teóricamente podríamos irnos sin ningún problema.

No tengo dudas de que nos estamos quedando en la posada tan sólo por el rencor que Ariel guarda hacia Blanca.

Aunque no puedo decir que tenga ninguna queja con poder relajarme por una noche.

Mientras suspiro en silencio, Ariel rueda felizmente sobre la cama.

… Ella realmente se está divirtiendo, tal y como le dijo a Blanca.

Este comportamiento no sería muy diferente que el de una joven adolescente, que es exactamente lo que parece, ¿pero no es esta persona en realidad un señor demonio?

Ella es todo un misterio.

“¿Hmm? ¿Qué pasa?” Al notar mi mirada, Ariel se sentó a medias en la cama.

“Oh, nada…” titubeé, ya que obviamente no puedo decirle lo que realmente estaba pensando.

“No es lo que te imaginas, ¿eh?” Ella se las arreglo para adivinar lo que tengo en mente de todas formas. “Sí, estoy segura de que es difícil de creer que una niñita como yo sea un señor demonio.”

Entre en pánico por dentro, pero ella sonríe como si no le molestara en absoluto.

Su sonrisa me hace dudar un poco.

Ariel nunca deja de sonreír.

Ella siempre es alegre y sociable, y ella ha estado cuidando de Merazophis y de mí a lo largo de nuestro viaje.




No solo eso, sino que incluso encubre a Blanca, quien apenas habla.

Para ser sincera, no creo que hubiéramos podido continuar mucho tiempo sin ella.

Es cierto de que su naturaleza considerada y atenta no encaja exactamente con mi imagen de un señor demonio.

“No es una cosa fácil a la que acostumbrarse. Habría imaginado que un demonio sería algo más espeluznante y aterrador. Para ser completamente honesta, una persona agradable como usted siendo un señor demonio es un poco difícil de tragar.”

“Eso pensé. Aunque no sé si realmente soy tan amable.”

Ariel asiente en respuesta a mi sincera evaluación.




“Personalmente, soy bastante consciente de que no encajo exactamente en el papel. Especialmente viéndome si me veo así.” Ella se encogió de hombros.

“Supongo que su apariencia es parte de eso, pero creo que es su personalidad lo que parece estar fuera de lugar para alguien con ese título. Es muy amable, Señorita Ariel.”




De nuevo, esa es mi sincera opinión.

Es cierto que su apariencia no es lo que habría esperado, pero es lo que hay en el interior lo que parece desencajar para un señor demonio.

Un señor demonio se supone que es un ser de pura maldad a quien no le importan las preocupaciones de los demás.

Además, así es como los humanos de aquí conceptualizan a los señores demonio.

Un rey de demonios, decidido a destruir a la humanidad a toda costa.

Pero aquí está Ariel, mezclándose con la multitud mientras está visitando un pueblo humano, y tampoco parece ser terriblemente malvada.

“Ah ja ja, supongo que tienes razón. Pero estoy estoy comportándome lo mejor que puedo ahora mismo, ya sabes. Y supongo que estoy siendo amable contigo en parte por simpatía, pero también por interés propio, Sophia.”

Su tono es indiferente, pero sus palabras me toman por sorpresa.

“Cuidaros me ayudará a caerle bien a Blanca, ¿cierto? No sé como van a salir las cosas a largo plazo, pero preferiría ganar algunos puntos para mantenerme de buenos términos con ella. Y nadie puede vivir tanto como yo sin aprender una o dos cosas. Interpretar el papel de una buena persona o mezclarse con humanos no es problema.”

En este punto, la estoy mirando abiertamente.

Ya sabía que Ariel era mucho mayor de lo que parece, por lo que es lógico que tenga la suficiente experiencia con interacción humana como para presentar una buena imagen, pero ¿debería estar admitiéndolo tan fácilmente?

Creo que ella hubiera dado una mejor impresión si no lo hubiera dicho.

“Um, ¿está segura de que debería estar diciéndome esto?” No pude resistirme preguntar.

“Je je, da igual. Me imagino que la gente sospecharía de cualquier tipo de servicio gratuito que ofrezca de todos modos. Tu gente incluso tiene un dicho al respecto, ¿no? ‘Nada en la vida es gratis’. ¿No es así?”

Ariel mira por encima de su hombro.

Merazophis está de pie en la puerta, después de haber regresado de sus recados.

“Bienvenido.”

“…Gracias.” Respondió él a su acogida con rigidez.

A juzgar por su comportamiento, supongo que la última parte estaba dirigida a él, no a mí.

Lo que significa que Merazophis ya sospechaba que había algún motivo oculto detrás de la amabilidad de Ariel.

No es que él pudiera hacer nada al respecto, independientemente de la verdad, considerando la fuerza de Ariel.

Honestamente, a pesar de que ella me acababa de decir lo contrario en mi cara, no puedo evitar pensar que realmente nos está ayudando por amabilidad.

“Vosotros obtenéis mi ayuda, así que eso es una victoria para vosotros. Y ser amable con vosotros hace que Blanca piense mejor de mí, así que eso es una victoria para mí. Así ganamos todos, entonces ¿cuál es el problema?”

Merazophis sigue sin parecer feliz.

Supongo que no puedo culparle.

Ella está diciendo que todos ganamos, pero nosotros sacamos mucho más provecho de ese trato que ella.

Ella no nos cuidaría de este modo si su único objetivo fuera mejorar la opinión que Blanca tiene sobre ella.

La única explicación que se me ocurre es que ella nos está ayudando por la bondad de su corazón, no por las ventajas que le aporta.

Merazophis, puede que esté llegando a la misma conclusión, suspira con exasperación y parece dejar a un lado sus dudas.

Estoy segura de que, aunque él entienda las acciones de Ariel sigue sintiendo que debe mantenerse en guardia para mantenerme a salvo.

Y creo que Ariel se dio cuenta de eso, lo cual le hizo decir todas esas cosas del beneficio para él, con tal de que él sepa que no necesita ser cauteloso con ella.

Estar en guardia todo el tiempo debe ser agotador.

Es por eso por lo que a Ariel se le ocurrió esa excusa para calmar sus sospechas.

Y Merazophis está aceptando sus palabras.

Creo que eso fue lo que sucedió durante esta breve conversación.

Supongo que ella realmente ha aprendido una cosa o dos en su larga vida, como dijo.

¿De qué otra manera podría manejar una situación como esta tan delicadamente?

Pero Merazophis todavía tiene una última espina.




“En ese caso, ¿no debería ser más amable con la propia Señorita Blanca?”

“¡Au! ¡Eso duele! No me lo recuerdes; ¡es demasiado doloroso!”

Ariel retrocede dramáticamente, abofeteándose a sí misma en la mejilla.

Aunque está siendo bromista al respecto, creo que vislumbré emociones más complicadas en sus ojos.

Tal vez incluso Ariel, a pesar de su experta comprensión de los sentimientos de otras personas, no pueda desenvolverse tan fácilmente en su relación con Blanca.

4.7 32 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
24 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios