Assassins Pride (NL)

Volumen 1

Lección 04: Los que no Duermen

Parte 5

 

 

Nuevamente levantó su antorcha y arremetió.

Dando un gran movimiento hacia arriba, justo después cambió la trayectoria y apuntó a sus pies. El hombre vendado casualmente retiró su pie y en su remplazo inclinó la parte superior de su cuerpo hacia adelante.

- Gracias ( ◠‿◠) -

Apuntando a eso, Melida realizó un segundo ataque. Con la postura al oscilar su primer ataque, giró su cuerpo y apuntó su segundo ataque hacia su rostro.

— —

Justo después de que el hombre vendado ampliara sus ojos, la antorcha se estrelló contra su rostro.

Incluso cuando Melida sintió un golpe seguro, justo después abrió sus ojos por la sorpresa.

–Tienes las agallas de apuntar al rostro sin ninguna vacilación como se esperaba, pero…

La punta de la antorcha, allí donde las llamas ardían, fue atrapada por la mano del hombre vendado.

Incluso mientras su carne se quemaba, él aplastó la antorcha.

–Tienes un mal oponente, ¿Sabes?

Una de las manos del hombre vendado desapareció y justo después, recibiendo un terrible impacto en el área de su estómago, Melida salió volando.

Deslizándose por el pulido piso del pasillo, dejó de moverse mientras convulsionaba.

–Lita… ¡Uh!

Elise quien intentó acercarse corriendo también fué abofeteada fuertemente en la mejilla. Noqueada por el impacto excesivo y sin poder hacer nada, cayó al piso. Al igual que Melida, terminó arrastrándose por el frio piso.

–Les dije que no se resistieran, ¿No? Es difícil contenerse para no matarlas.

Sacudiendo su mano como si fuese molesto, el hombre vendado dió un paso hacia las jóvenes chicas.

–Bueno, ya que lo entendieron con esto, sean obedientes.

Ya no tenían forma de golpearlo. Eso era claro para los ojos de cualquiera. La propia Melida sin sacar su voz, solo permaneció tirada boca abajo. Sus brazos tenían pequeños espasmos y cada vez un sonido claro resonaba.

¿Sonido?

El hombre vendado, Jin detuvo sus pies.

Mirándola bien, Melida no estaba teniendo espasmos. Golpeando la piedra de ignición que tenía en su mano derecha contra el piso, estaba intentando producir fuego una vez más. Llegado a este punto, aun no se rendía.

–¡Lita…!

Elise quien notó eso también levantó la parte superior de su cuerpo apretando sus labios. Incluso mientras tenia lágrimas en sus ojos, rompió el dobladillo de su falda con sus propias manos, intentando construir un arma.

–Ustedes…

En el momento que Jin murmuró sin pensar, los ojos de Melida quien seguía tumbada boca abajo, miraron en su dirección liberando una luz. En el instante en que entró en su línea de visión—sus instintos como Licántropo hicieron correr un escalofrió por su espalda.

Desde arriba de sus vendas, Jin cubrió su boca.

–… Esto es peligroso, ¿No? Cambio de planes.

–¿Eh?

–No haremos la operación. Acabaremos con ellas aquí mismo. Si las dejamos vivir, en un futuro cercano sin falta se volverán una amenaza para nosotros.

Cuando Jin declaró con firmeza, la vacilación corrió por los sujetos de negro a su espalda.

–¿¡Huh!? ¡N-No, pero! ¡Nuestra misión…!

–De cualquier manera, con esta técnica no tiene probabilidades de quedar con vida. Podemos explicarlo de alguna forma. Así que guarda silencio.

Dejando a sus subordinados que no tenían sentido del peligro, Jin dió un paso hacia adelante.

Si las dejaba con vida y crecían, tarde o temprano sus posiciones se invertirían. Ellas tenían un potencial oculto desconocido como ese. Más aun, seria irrazonable otorgarles la Clase <Paladín>.

Parándose frente a Melida quien parecía estar dando todo para mover su brazo, Jin chasqueó sus dedos.

–… Después de cinco años, el que será cazado probablemente sea yo, ¿No es asi?

Sin embargo, ahora aún son niñas en desarrollo.

Ahora, cuando aún no están debidamente educadas, las mataré.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

–… ¡¡…!!

Melida abrió ampliamente sus ojos. Ahora mismo no tenía fuerza y estaba sintiendo un gran dolor. Su estómago que fue golpeado le dolía a morir y todo su cuerpo se sentía pesado como si estuviese cubierto de plomo. Su mano que agarraba la tiara temblaba e incluso cuando la golpeó varias veces no producía fuego.

Aun así, estrujando todo su poder mental levantó su brazo una vez más y lo bajó hacia el piso.

Errando su objetivo, un sonido seco resonó desde la tiara.

–Adiós.

El hombre vendado dijo brevemente y levantó su mano izquierda. Sus dedos brillaron tenuemente y entonces— tuvo un espasmo.

Deteniéndose repentinamente, levantó su rostro y miró a la espalda de Melida.

–… ¡¡Tch!!

Chasqueando su lengua, pateó el piso y retrocedió en gran medida hacia atrás. Melida y Elise fruncieron el ceño y justo después de eso—

La puerta doble de la salida de emergencia salió volando.

Los restos de la puerta rozaron la parte superior de sus cabezas y al mismo tiempo una intensa luz brilló desde su espalda. Melida y Elise se voltearon sin pensar y vieron dos sombras que salieron volando desde el interior de la luz.

–¡¡Sensei!!

–¡¡Sensei!!

Cuando Kufa y Rosetti comprobaron a sus respectivos pupilos, ambos pasaron corriendo por su lado como el viento. Inmediatamente levantaron sus armas desenfundadas y atacaron a los hombres de trajes negros.

El hombre vendado que estaba a la cabeza del grupo enemigo, al observar el uniforme negro, amplió sus ojos.

–¡Dejen a las mocosas! ¡¡Maten a los caballeros!!

Dejando escapar un rugido en respuesta, los hombres de trajes negros salieron al frente al unísono. Tres rodearon a Kufa, oscilando hacia abajo sus armas como para aplastar su ruta de escape. Por el contrario, Kufa, hizo destellar la Katana negra que estaba en su cadera.

Cortes que no podían ser captado por los ojos danzaron caóticamente y casi al mismo tiempo repelió las armas de los tres. Mientras resonaba un ruido metálico, la parte superior de los hombres de trajes negros fue empujada hacia atrás. Como si invadiera esa apertura con una técnica experta que podían robarle el aliento a cualquiera— una cuchilla circular disparando llamas bermellón pasó volando.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Ese aro metálico con una agarradera adjunta, era un arma llamada Chakram. Mientras tallaban cortes ininterrumpidos desde todas las direcciones a los hombres de trajes negros quienes habían perdido su equilibrio, no infringieron ni siquiera una herida a Kufa. Cuando regresaron como si poseyeran voluntad propia, Rosetti las atrapó en medio del aire. Mientras ondeaba el dobladillo de su ropa casi como si bailara, nuevamente arrojó los Chakram desde sus manos.

La atención de los hombres de trajes negros se desvió hacia arriba de sus cabezas—en el instante siguiente, una sombra negra acortó libremente la distancia de varios metros. Deteniéndose en una postura de ataque, gotas de sangre alcanzaron a Kufa al guardar su Katana un segundo más tarde. Con rostros que parecían no darse cuenta de que fueron cortados, varios cuerpos se inclinaron.

Kufa con su Katana negra guardada en su vaina, extendió uno de sus brazos y golpeó la mandíbula de uno con su palma, mandándolo a volar. Al momento siguiente, torció su cuerpo acrobáticamente y pateó hacia arriba de su cabeza. Su talón que estaba extendido hacia arriba, hizo contacto con la suela de Rosetti quien estaba danzando en medio del aire. Con ese impulso, ella salto aún más arriba en el aire y desde una altura en que nadie podría alcanzarla, libero sus llamas bermellón como la rueda de un ángel.

Frente a la cooperación perfecta de ambos, los hombres de trajes negros quienes deberían tener la ventaja en números no podían hacer nada.

–¡I-Increíble…!

Melida y Elise, miraban esa escena olvidándose incluso de respirar. Era una batalla de alto nivel que no habían visto antes. Incluso dentro de los torneos que se celebraban en el distrito del Rey Santo, una danza de espadas como esta no se veía comúnmente. El abrumador <Estado> de sus tutores privados, el porcentaje de experiencia acumulada, incluso sin conocer los números exactos, se transmitía directamente a su piel.

Las jóvenes chicas, inconscientemente agarraron mutuamente la mano de la otra.

Ese—

¡¡Ese es nuestro objetivo!!

Kufa suprimió el movimiento de los últimos dos que quedaban al mismo tiempo usando su Katana y su vaina.

–¡¡Rose!!

La sombra que vino volando al mismo tiempo que era llamada, pasó rozando por sobre su cabeza y aterrizó a su espalda. Casi como un halcón de cacería, los Chakram agarrados en sus manos inmediatamente afeitaron la vida de sus enemigos.

Los últimos dos se derrumbaron—y todo repentinamente se volvió tranquilo. Todos los hombres de trajes negros estaban tirados en el piso y los únicos en pie solo eran Kufa y Rosetti.

Assassins Pride Volumen 1 Capítulo 4 Parte 5 Novela Ligera

 

Rosetti miró las Chakram en sus manos y murmuró pareciendo temblar.

–… ¿Qué fue lo de ahora? Esta sensación… es la primera vez, que la siento…

Detrás de ella, estaba la figura de su compañero quien después de girar su espada la estaba regresando a su vaina con un rostro fresco. Rosetti como examinándolo, o posiblemente como si intentara ver a través de él, le arrojó una mirada.

–Tú, ¿Quién eres realmente?

–Soy un humilde tutor privado. Y más importante que eso, ahora…

–¡Ci-Cierto!

Rosetti nerviosamente envainó sus armas y se acercó corriendo hacia las chicas. Cuando vió a su pupila con sus ropas desbaratadas, torció su rostro con dolor.

Abrió sus brazos—pero justo antes de hacer contacto con la piel de Elise, los bajó.

–O-Ojou-sama… lo siento, por no ser de fiar.

Justo antes de que terminar sus palabras, el cabello plateado de Elise voló hacia el pecho de Rosetti.

Como si reconfortara su corazón, la chica de 13 años confió su peso a su tutora privada que era como una hermana mayor.

–Sensei…

–¡Ha-Hawawa, fuwa…!

Con una expresión que hacía difícil saber si estaba confundida o conmovida, Rosetti intercambiaba miradas sin descanso entre la chica en su pecho y el rostro de Kufa. Kufa con una actitud de resignación asintió y como reaccionando a eso, ella la abrazó fuertemente de vuelta.

Hasta que Elise se quejó con, “Es un poco doloroso”, su abrazo no aflojó.

Frente a esa escena, Melida sin pensarlo soltó sus labios en una sonrisa—y se derrumbó en el piso.

–¿¡Ojou-sama!?

–E-Estoy bien. Solo perdí un poco de fuerza en mis piernas…

Kufa quien se había arrodillado inmediatamente a su lado, puso suavemente su mano en su hombro.

–Lo más importante es que estas a salvo… me disculpo por llegar tarde.

Melida sacudió su cuello en respuesta y allí, se dió cuenta de algo.

–Dicho eso, Sensei, ¿Por qué esta aquí? Habías partido hacia el distrito del Rey Santo, ¿No es así…?

–Si. A medio camino recibí una transmisión desde el cuartel general del Gremio que decía “Una organización criminal está mostrando movimientos activos en el distrito educacional Cardinal”. Y como tuve un presentimiento desagradable salté desde el tren en mitad del trayecto.

–¿¡Saltaste…!?

–Y al parecer estaba en lo correcto, ¿No? Cuando regresaba hacia aquí apresuradamente me encontré con Rosetti-san quien estaba haciendo un escándalo porque ambas estaban desaparecidas. Parece que fué una suerte que solicitara información por adelantado ya que estaba un poco preocupado antes del descanso de la Academia.

Deshaciendo su abrazo con Elise, Rosetti también miro nuevamente a los criminales que estaban derrumbados en el piso.

–¿Estos tipos quién demonios son? Mirándolos bien, incluso hay Licántropos mesclados.

–Err, Gremio Grim-algo… es lo que dijeron

–¿¡Gremio Grimhuis!?

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Rosetti tragó su aliento y Kufa también frunció el ceño.

–¿L-Los conocen?

–¡Como decirlo, son unos tipos suuper malos! ¿¡Por qué un grupo como ese las atacó, Elise-sama y Melida- sama!?

–Decían algo, sobre cambiar mi Clase a <Paladín>, o algo así.

–…

Al escuchar hasta allí, Kufa se levantó sin decir palabra. Claramente parecía haber “conectado los puntos”.

–Rosetti-san, encárgate de las chicas. Si es un <Mago> del Gremio debería poder deshacer la maldición puesta en ambas. Por favor pídeles protección a ellos que están reorganizando su estructura.

–¿Eh? ¿Y tú?

–El Licántropo vendado no está. Parece que escapó.

Cuando lo dijo, Melida también lo notó. Dentro de los criminales que estaban tirados en el piso, ese hombre vendado que se había llamado Jin no estaba. Kufa retomó su agarre en la funda de su fiel Katana negra.

–Ese tipo probablemente es el más poderoso… el líder de los secuestradores. Rastrearé su ruta de escape y si es posible, lo seguiré hasta su escondite.

–¡E-Eso es peligroso! También iré contigo…

–Su objetivo son las chicas, ¿No es asi? Sería bastante terrible dejarlas a ambas en este lugar por mucho tiempo. Si solo soy yo estará bien, no lo perseguiré muy profundamente.

Diciendo eso, rápidamente se dió la vuelta. Justo en ese momento, Melida lo llamó reservadamente.

–Err, sensei… Hay algo que quiero preguntarte.

–¿Qué es?

–Hace un rato la persona vendada dijo, que alguien les hizo una solicitud por nosotras. A esa persona le preocupaba que yo no sea un <Paladín>. Este, sabes quién es, ¿No?

–… Ojou-sama.

Kufa nuevamente se arrodilló frente a Melida y colocó gentilmente su mano en su hombro.

–La verdad es que antes de venir aquí, noté que las posiciones de los miembros Gremio estaban cambiando antinaturalmente y eso es lo que me ayudó para determinar el paradero de ambas. ¿Quién piensas que puede ser?

–¿Eh…?

–Felgus-sama… tu padre, Ojou-sama.

Sonriendo como si dijera que esa era la respuesta, Kufa se puso de pie.

–Rosetti-san, te lo dejo a ti.

–¡Ah, espera…! ¡Mou!

Sin escuchar la voz que lo detenía, en un instante corrió hacia el otro lado de la oscuridad.

Melida también estaba muy preocupada por él, pero incluso si lo acompañara, solo se volvería una carga. Por eso, siendo protegida por el Gremio dócilmente, esperaría su regreso seguro.

–… Gracias, padre.

Murmuró suavemente como para que nadie pudiera escucharla, y después de eso, repentinamente inclino la cabeza.

Entonces, ¿Quién demonios es la persona que les hizo la solicitud?

 

 

 

 


KUFA VAMPIR

CLASE: <SAMURAI>

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

HP: 6379
MP: 592
Poder de Ataque: 592 (499)
Poder Defensivo: 501
Agilidad: 683
Apoyo en Ataque: 0-20%
Apoyo en Defensa:
Presión de Pensamiento: 50%

HABILIDAD PRINCIPAL / ARTES: OCULTAMIENTO NV. 9 / OJO DE LA MENTE NV. 9 / ANULACIÓN DE BARRERA NV. X / HORNO AMPLIFICADOR NV. 9 / REDUCCIÓN DE CONSUMO NV. 9 / ANTI-MALDICIÓN NV. 9 / ESPADA FANTASMA DE NUEVE CABEZAS – COLMILLO DE VACIÓ / ARTE DE MIL ESPADAS – MUERTE ABSOLUTA / DESENVAINE EXTREMO – TORMENTA DE GUERRA DE LA NOCHE BRILLANTE / ARTE SECRETO DE LA ESPADA ASESINA – SECRETO DEL DESTRUCTOR DE MUNDOS.


 

 


ROSETTI PRICKET

CLASE: <DONCELLA>

HP: 4926
MP: 647
Poder de Ataque: 467 (644)
Poder Defensivo: 464
Agilidad: 549
Apoyo en Ataque: 0-20% (25% FIJO)
Apoyo en Defensa: 0-20% (25% FIJO)
Presión de Pensamiento: 45%

HABILIDAD PRINCIPAL / ARTES: KAGURA NV. X / ENCANTO NV. 8 / RENACIMIENTO DE MANA NV. 2 / HORNO AMPLIFICADOR NV. 8 / REDUCCIÓN DE CONSUMO NV. 8 / ANTI-MALDICIÓN NV. 9 / ALINEACIÓN BÁSICA / HARLEM SHAKE / POLCA ESPAÑOLA / LLAMARADA ARTESANAL DE UNA PIEZA / MAHRAGAN


<DONCELLA>: Clase especializada en luchar materializando su propio mana, sus movimientos diversos desde media distancia, hermosos a simple vista, traen una flor al campo de batalla. Mediante su habilidad exclusiva <Kagura>, si se concentra en pasos de baile puede aumentar sus capacidades de apoyo hasta el rango B.

APTITUD:
Ataque: C     Defensa: C     Agilidad: C
Especial: Ataque a media distancia A
Apoyo en Ataque: C (B)     Apoyo en Defensa: C (B)


Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme