Assassins Pride (NL)

Volumen 1

Lección 05: Más Allá del Punto Crítico

Parte 1

 

 

¡Sir Modrew! ¿¡En que está pensando ese viejo de mierda!?

Mientras corría sin emitir sonido por el callejón envuelto en la oscuridad, Kufa maldecía en su mente.




El grupo que capturó a Melida y Elise, al parecer se llamaba Gremio Grimhuis.

Ese, era el nombre de una organización terrorista que se enraizaba en la oscuridad de Flandor. Incluso si le adjuntaba el nombre de Gremio, su naturaleza era completamente opuesta al Gremio Fénix que se encargaba de la protección de la sociedad o al Gremio Jack Raven al que Kufa pertenecía. Por lo general, era un grupo peligroso que incluso era llamado “Gremio Criminal”.

Su origen, se decía que era incluso más antiguo que la fundación de Flandor, siendo la sociedad secreta más antigua y malvada que ha existido. Gobernantes de la antigua era quienes perdieron su autoridad, nobles caídos por diversas razones, e incluso incluyendo a numerosos Licántropos, repitieron actos terroristas reclamando la abolición del actual sistema de Nobles—básicamente, eran unos grandes bastardos idiotas que solo querían recuperar su poder.

Sin embargo, la naturaleza de su organización los colocaba como enemigos de los Usuarios de Habilidad después de todo, y en cuanto a su investigación relacionada al mecanismo del cuerpo humano, estaban mucho más avanzados que los de “este lado”. Entre los rumores, se decía que también tenían técnicas que decían poder cambiar una Clase a otra diferente, pero deberían ser tan peligrosas que no se podían comparar con la técnica de trasplante que Kufa había aplicado en Melida antes. La tasa de éxito no alcanzaba siquiera un digito e incluso si sobrevivían sufrirían daños mentales, dejándolos en un estado en el que no podrían regresar a tener una vida como antes.

Básicamente está diciendo: “Está bien incluso si esta postrada, así que vuélvela un <Paladín>”. Probablemente la Clase Ojou-sama quedó al descubierto en el torneo público de hace unos días. Sabía que estaba furioso por eso, pero, aun así, haciendo un trato con un grupo indiscriminado como ese… ¿¡¡Que tan senil esta ese anciano!!?

La furia corría por todo su cuerpo y sin pensarlo sus pasos resonaban ruidosamente.

De cualquier manera, ya que conocía la verdad sobre Melida no podía dejarlo por su cuenta.

A todo ese grupo criminal—¡Les cerraré la boca!

Saltando con toda su fuerza en la distancia final, atravesó el área 6, delante estaba el amplio vestíbulo de entrada. Pasando hasta el segundo piso, gruesos pilares apoyaban el techo.

En frente de la entrada principal, justo en medio del abierto vestíbulo, una sombra con abrigo apareció. Vendas andrajosas se arrastraban desde su dobladillo. En sus manos sostenía una caja de cristal tan grande como su cabeza.

–¡No escaparás!

Mientras Kufa cerraba la distancia desde atrás, el hombre vendado—Jin, se dio la vuelta con un “¿Nn?”.

–Ah, ¿A qué viene esto? Incluso si no me perseguías, yo iba a regresar inmediatamente.

–… Esa <Anima>. Como pensé, eras tú, ¿Eh?

Al encontrarse cara a cara, lo confirmó. Se sentía como si esa mision de investigación en la mansión de Giffney Elsnes fué hace mucho tiempo. Él era el hombre de abrigo negro que se enfrentó a Kufa en ese momento en el estudio. Además, el día del torneo público, la persona quien estaba hablando con sir Modrew sin duda alguna también era él.

Kufa colocó su Katana negra en su cadera y tomó una postura para poder desenfundar en cualquier momento.

–No permitiré que pongas tus manos en ellas más allá de esto.

Contrariamente, Jin filtró un suspiro.

–… No conozco bien las circunstancias, pero, en primer lugar, ya que tú, quién eres el predecesor, está perdiendo el tiempo, nosotros tuvimos que salir, ¿No es así? ¿Por qué estas dejando libre a Melida-chan a pesar de que no es una <Paladín>?

–Eso no tiene ninguna relación contigo.

–Ya veo.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

Diciendo eso, hizo añicos la caja de cristal que estaba en sus manos. Un líquido verde se dispersó y la criatura que estaba conservada dentro cayó en su palma.

Era una masa de carne similar al cerebro de un humano. Y estaba latiendo desagradablemente.

–Esta es mi carta de triunfo. Para un momento en que ocurriera una irregularidad como la de antes, la traje para poder aplastar completamente al enemigo hasta volverlo “Nada”, el arma viviente final.

Sacando una jeringa que contenía un enigmático líquido, la introdujo en la masa de carne. Al hacerlo, eso hizo un ruido notablemente grande y se hinchó.

Justo después, la masa de carne que cayó desde las manos de Jin se agigantó explosivamente.

Era una escena como si un polluelo creciera aceleradamente. Desde el interior, la carne se desbordaba sin cesar y con una velocidad aterradora iba aumentando su masa. Protuberancias similares a patas delanteras y patas trasera salieron volando y mientras dispersaban líquido, golpearon el piso. Su torso se hinchó y su espalda se fué elevando, la cabeza como la de un demonio que crecía desde su largo cuello se extendió hasta rosar el techo que estaba cercano a los 20 metros.

Mientras pisaba la jeringa bajo sus pies, Jin dijo.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

–El Licántropo artificial, “Quimera Cazadora”. El concepto de desarrollo era el de “un monstruo al que los humanos absolutamente no enfrentarían”. Su punto fuerte, está en que todas sus estadísticas han alcanzado el límite.

–¡Alcanzado el limite…!

–Hp, Poder de ataque, poder defensivo… el valor numérico de todas esas indica el límite de los humanos. Por el problema del tamaño, la evasión se detuvo en los 3000, así que es un producto defectuoso, pero, sin importar cuán grande sea tu destreza, frente a este chico eres lo mismo que un mosquito.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

De repente, mientras liberaba un aura asesina desde el interior de sus vendas, Jin declaró.

–Entonces, me pregunto si finalmente podemos continuar con lo de antes. Mi nombre es William Jin. Mi especie como Licántropo es <Ghoul>. A estas alturas, supongo que ya no tengo que enseñarte el <Anima> que controla las vendas, ¿No?

–¡…!

–Detén esa manera engañosa de actuar, asesino. Ahora, tú, es quien será asesinado.

Justo después, el monstruo paranormal llamado “Quimera Cazadora” dejo escapar un rugido que pareció perforar sus oídos.

Levantando su pata delantera, la osciló horizontalmente. Era un movimiento simple, pero lo suficientemente rápido hasta el punto de desmentir su gigantesco cuerpo. Mientras perforaba el piso, su abrumadora masa se acercaba y Kufa, liberando su <Mana> instantáneamente pateó el piso.

En medio del aire agarro la empuñadura de su Katana negra y la desenfundó en un destello. Chocando violentamente contra el brazo de Jin quien se había acercado desde su espalda, quien lo había rodeado leyendo su ruta de evasión.

–Tan rápido como siempre, ¿Eh?

–Lo mismo para ti.

Intercambiaron unas palabras y junto con un sonido metálico tomaron distancia del otro. Como si interrumpiera ese intermedio, la robusta pata de la “Quimera Cazadora” golpeó violentamente desde justo arriba. El piso de roca se rompió en mil pedazos y un temblor que te hacía pensar en el fin del mundo sacudió el interior del museo.

Tomando distancia y aterrizando, Jin murmuró sin cambiar su expresión.

–Como pensé, su velocidad no llega ni a la mitad, ¿Eh…? ¿No podría detener su movimiento con solo mis vendas?

Por otra parte, Kufa quien también se detuvo luego de deslizarse por el piso, lanzó una afilada mirada hacia adelante.

–Esas vendas son peligrosas… si se protege con ellas, no podré infringirle daño con ataques normales.

Si es así—

Kufa tomó una postura con su Katana negra frente a sus ojos. La “Quimera Cazadora” sin duda era una amenaza a la cual temer, pero, a quien debería apuntar primero era Jin. Concentrando su <Mana> en sus piernas y subiendo hasta el máximo su agilidad, pateó el piso con fuerza.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

La atmosfera se sacudió y la figura de Kufa desapareció. Jin mantuvo vigilantes sus ojos y dándose la vuelta, levantó su brazo. La cuchilla que venía atacando desde su espalda, se detuvo frente a sus ojos.

–Una buena reacción, pero—

Una declaración tranquila que declaraba una finta. Kufa se hundió en sus entrañas y asestó un puñetazo y dos patadas, empujando hacia el aire el pesado cuerpo de Jin.

Justo después, envainado su espada pateando el piso al mismo tiempo y se elevó.

–«Desenvaine Extremo»—

Explosivas llamas azules brotaron y todas convergieron en un instante hacia la espada en su cadera. El <Mana> extremadamente comprimido resonó, produciendo un sonido agudo.

–«¡¡Tormenta de Guerra de la Noche Brillante!!»

La técnica de desenfunde a velocidad divina dejó escapar un rugido.

Cortes con su agilidad elevada hasta el extremo fueron liberados uno después de otro desde la funda teñida de negro. Una habilidad de Asalto a súper alta velocidad en oleadas que asestaba 47 golpes continuos. A causa de esa extrema velocidad que estaba distanciada del sentido común, el sonido de los cortes se escuchó como uno solo. Junto con un espantoso sonido como si el espacio mismo se hubiese roto, una tormenta de cuchilladas como una lluvia de meteoritos alcanzó a Jin.

Mientras era bañado por inmanejables golpes de espada, Jin estaba profundamente aterrado.

¡¡No puedo seguirlos con mis ojos!!

Por otro lado, Kufa quien continuaba haciendo destellar su brazo sin descanso también estaba apretando sus dientes.

¡¡Es duro!!

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

El golpe final que lanzó con todo su poder, mandó a volar el abrigo de Jin. Rebotando varias veces en el piso, se estrelló contra un pilar y terminó envuelto en una nube de polvo.

Recibiendo daño hasta el punto de quedar medio enterrado en el pilar, Jin escupió sangre. Mientras limpiaba su boca que parecía casi destrozada, se quejó con desagrado.

–¡¡Monstruo……!! ¡Aplastaste el tiempo de espera hasta los movimientos preparatorios de esa habilidad…!

Frunciendo su rostro, gruñó y entonces, levantó su cuerpo con resignación. Quitándose los pedazos de roca pegados a su abrigo.

–Fuu… Pero, el que no se decidiera con la Habilidad de Asalto de ahora estaba fuera de tus cálculos, ¿No?

— —

Kufa quien estaba a mitad de su caída, tragó su aliento.

–Si fuese una situación normal, probablemente no tendrías problemas, pero ahora, haber saltado descuidadamente fue un mal movimiento, ¿No es así?

Justo después, una fuerza como la de un tren a máxima velocidad se tragó a Kufa desde un lado, en medio del aire. Eso era la robusta pata de la “Quimera Cazadora”. Un ataque que exhibía el máximo poder de ataque golpeó directamente a Kufa y este salió disparado como una bala de cañón.

Estrellándose en un pilar, atravesándolo y sin detenerse, una grieta de varios metros corrió la pared en el instante en que chocó contra ella. Una nube de polvo se elevó y fragmentos de roca se dispersaron por todas partes.

–Vaya, vaya… Me pregunto si todo tu HP desapareció con un solo golpe.

No, Jin inmediatamente negó eso en el interior de su mente.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme