Date A Live (NL)

Volumen 7

Capítulo 7: El Campo de Batalla de Solo Dos Personas

Parte 3

 

 

-… ¿Ah?

En la oscuridad, Shidou parpadeó rápidamente.

- Gracias ( ◠‿◠) -

Hace un momento, sin duda había sido tragado por la sombra de Kurumi…pero Shidou aún mantenía su conciencia y la sensación de su cuerpo.

Shidou frunció el ceño y miró a su alrededor. Sin embargo, no había nada más que un gran mar de oscuridad.

-Esto…esto es, ¿lo que hay dentro de la sombra de Kurumi…?

-¡Ahh, qué está pasando…! ¿Qué es este lugar…?

Oyó una voz detrás de él. Shidou se volvió y vio la fuente de la voz.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

-¿¡Miku!?

-…Mmm.

Miku también notó la presencia de Shidou. Abrió los ojos con sorpresa por un instante, pero inmediatamente puso una expresión molesta, como si estuviera a punto de gritar.

Sin embargo, justo cuando adoptó esa postura, las sombras cercanas empezaron a arrastrarse y restringieron a Miku.

-¿Hii…?

El cuerpo de Miku se congeló como una estatua. Fue seguido por una voz apagada que salió de la nada.

-Kihihi, no seas traviesa, Miku-san.

Al mismo tiempo, las risas de varias personas se extendieron por el aire.

-…Muy bien, la primera promesa se ha cumplido. Ahora, Shidou-san, te toca a ti. No tenemos mucho tiempo. Por favor, date prisa.

-D-de acuerdo…

Shidou golpeó ligeramente sus mejillas. “Permitir que Shidou esté a solas con Miku”…esta promesa realmente fue cumplida con elegancia. Aunque se llevó a cabo a través de medios cuestionables. Y no habría hecho daño explicarlo antes de ejecutar el plan.

Sin embargo, probablemente no había ningún otro medio para permitirles a Shidou y Miku algún tiempo a solas mientras la última era protegida por una multitud masiva, así como por Yoshino y las hermanas Yamai. Shidou se volvió hacia Miku.

-Miku. Secretamente

-…Hmph.

Miku apartó la mirada de Shidou cuando la llamó por su nombre.

Aunque ella no lo estaba atacando porque había entendido las circunstancias, no significaba que iba a escuchar y reconocer las palabras de Shidou. Con una cara molesta, ella permaneció en silencio con los brazos cruzados.

Shidou se acercó a Miku y bajó profundamente la cabeza.

-Tengo que disculparme contigo por engañarte antes. ¡Lo siento mucho…!

Miku miró a Shidou y soltó un bufido.

-…Terrible. Eres lo peor… ¡Ocultaste tu sexo para entablar amistad conmigo e incluso me hiciste ver ese objeto inmundo!

Al decir eso, las manos de Miku comenzaron a temblar incontrolablemente.

-…No, no es eso, Miku, desde un punto de vista práctico…

-¿¡Qué dijiste!?

-No, nada…

Shidou apresuradamente negó con la cabeza. Al haber dicho una frase innecesaria, solo pudo bajar la cabeza.

-¡Hice mal en engañarte! Pero… ¡por favor no involucres a otros en esto! Por favor libera a Yoshino, Kaguya, Yuzuru y a todos los demás que estás controlando…

-¡Ca…lla…teeeeeeeeeeeeee! ¡Quieres callarte ya! ¡Mi, mi dignidad ya ha sido empañada por ti, deja de halagarme! ¡No escucharé ninguna de tus palabras!

-Mi-Miku…

-¡No te atrevas a llamarme…así! Diciendo eso, Miku le dio la espalda.

-Hey, Miku…

-……

-Miku…

-……

Parecía que la conversación había llegado a un callejón sin salida. No había manera de continuar la conversación.

-Esto es…frustrante…

Aun así, esto era lo que se esperaba inicialmente. Considerando que el afecto inicial de Miku por Shidou ya estaba en lo más bajo, era poco realista esperar que fuera convencida en ese corto periodo de tiempo.

Por eso Kurumi no le pidió a Shidou que capturara a Miku.

—Que no interfiera antes de que Tohka sea rescatada.

Hacer que Miku prometiera esto era el objetivo básico de Shidou.

-…Miku. De acuerdo. Escúchame.

-……

Miku no respondió. Sin embargo, Shidou continuó.

-Tohka…recuerdas cuando estuvimos en el escenario… ¿la chica con la pandereta? Sí, es ella. Creo que debes haberte dado cuenta, Tohka es similar a Yoshino y las otras, es un Espíritu. Además…Miku, también debes haberlo visto. Tohka fue capturada por una Maga de DEM.

-……

Como si hubiera recordado algo, Miku, que no había mostrado ninguna reacción, pareció haber respondido a la palabra “Espíritu” y sus hombros temblaron un poco.

-Yo…necesito rescatar a Tohka ahora.

-… ¿Eh?

Al haber escuchado a Shidou, Miku levantó la cabeza y dejó escapar su primer sonido desde hace un tiempo. Sin embargo, parecía tener una expresión molesta.

-¿Rescatarla…? ¿Por qué vas a rescatarla?

-Si tengo que dar una razón…eso sería porque Tohka es muy importante para mí.

Al escuchar las palabras de Shidou, Miku abrió los ojos como si estuviera sorprendida, y resopló en tono de burla.

-Importante…ah, ya veo, ahora entiendo. Aunque en este momento no la conozco mucho, ella realmente es una chica hermosa, sería un desperdicio no rescatarla, ¿no es así?

-… ¿Eh?

Shidou inclinó la cabeza porque no podía entender lo que Miku quería decir.

-Porque, el objeto de tus deseos sexuales fue secuestrado. Si mueres aquí, perderías todo completamente, ¿no? Por lo tanto, no serías más feliz si vives…

-¿De…de qué estás hablando ahora?

Al escuchar a Miku decir palabras tan rudas, Shidou se quedó atónito y no pudo formar una objeción.

-Porque…no es eso lo que quieren decir los hombres cuando dicen que alguien es importante para ellos.

-…Tus prejuicios son muy fuertes realmente.

Ante las palabras de Shidou, Miku levantó la barbilla burlonamente.

-Ha, ¿por qué es eso? ¿Quieres decir que esa chica, que la vida de Tohka-san es más importante que la tuya?

-Por supuesto.

Shidou respondió sin dudarlo.

-……

Como la reacción de Shidou no fue la que esperaba, la cara de Miku cayó aún más.

Pero Shidou lo ignoró y continuó.

-Sin importar lo que suceda, debo rescatar a Tohka. Y entonces volveré aquí. Esta vez sin Kurumi, solo yo. Así que…Miku, ¿podrías esperar un poco y no ampliar tu rango de control?

-… ¿Ah?

Miku soltó un sonido de descontento con una expresión de disgusto.

-¿Quieres que crea lo que dices? Incluso si lo que dices es cierto, ¿de verdad crees que puedes caminar al lado de Tohka? Podrías terminar siendo asesinado por un mago en el camino. Qué lamentable…

-Entonces…

Shidou intentó responderle a Miku, que se había burlado de su situación…pero decidió detenerse. No, se vio obligado a quedarse en silencio.

Para ser honesto, Shidou no podía negar por completo las palabras de Miku.

Incluso si tenía a Kurumi, que posee un poder que literalmente es mayor que “cientos de hombres”, DEM era un oponente que no podían subestimar. Incluso si iba a rescatar a Tohka, Shidou podría no ser capaz de escapar ileso.

Incluso otro era muy bueno. Si pudiera obtener la ayuda de otro Espíritu…

-…Ah.

En ese momento, Shidou dejó escapar un sonido corto.

Miku pareció interpretarlo de manera diferente y levantó la cabeza triunfante.

-¿Finalmente entiendes? Esta promesa nunca fue concebida para poder ser cumplida desde el principio. Si entiendes…

-Es cierto…una promesa…

Shidou habló mientras la ignoraba. Sintiéndose extraña, las mejillas de Miku temblaron con molestia.

-Ya lo he dicho antes, no es así.

-No. Lo que quería decir era lo que prometimos antes…Esa-Promesa-Que-Tú- Debes-Cumplir.

-¿Yo…?

Miku habló con un tono de molestia mientras inclinaba la cabeza…y entonces se detuvo.

-Parece que te has dado cuenta. Lo que prometimos antes. Si ganaba el primer día del Festival Tenou…debías dejarme sellar tus poderes.

Shidou habló en voz baja mientras miraba a Miku los ojos.

Para Miku, este era un asunto que no quería que se lo recordaran. Si esto era mencionado, ella podría crear otro alboroto.

Pero en este momento, Miku y Shidou se encuentran en la sombra de Kurumi, un lugar que no permite la violencia. Este era el lugar perfecto para hacer un acuerdo justo. Entendiendo este punto, Miku apretó sus dientes con molestia, y miró a Shidou con una mirada amenazante.

-¡Eso, eso no es válido! No me dijiste que eras un hombre…

-Me disculpo por eso. Pero, incluso si soy un hombre, ¿eso que tiene que ver con la promesa?

-Uu… ¡pero yo gané la división del escenario!

-Ah, eso es correcto. Sin embargo, el ganador final es el que ganó en general, ¿no es así?…Qué extraño que te equivoques ahí.

-¡No me importa! Sellar, sellar mis poderes… ¡YO, NUNCAAAAAAAAAAAAA LO PERMITIRÉ!

Ante las palabras tranquilas de Shidou, Miku solo pudo gritar. Esto no era una conversación civilizada, sino más bien un caos.

Aún así, no era el objetivo de Shidou discutir con Miku. Si continuaba de esta manera, solo empeoraría su actitud. Shidou extendió una mano para calmarla.

-Así es, así que…hagamos un trato. Cambiemos la promesa de sellar tus poderes por otra promesa.

-¿Otra promesa…?

-Así es…otra promesa, siempre que estés dispuesta a escucharme.

Shidou habló mientras levantaba su dedo índice. Miku no ocultó su disgusto mientras ponía una expresión molesta.

-¿Qué estás diciendo…? Eso no es diferente de…

-…Ven conmigo, a rescatar a Tohka.

-… ¿Eh?

Miku se sorprendió al escuchar las palabras de Shidou. La expresión de rechazo y alerta en su rostro desapareció completamente.

-¿Esa, esa es la condición?

-Sí, así es…aunque no quiero aceptarlo, realmente es como dices. Incluso si tengo la ayuda de Kurumi, podríamos no ser capaces de rescatar a Tohka. ¡Pero, si puedes ayudar, podríamos…!

-Pero… ¿no era tu objetivo sellar mis poderes? ¿Por qué estás…?

-Lo dije antes…Tohka es muy importante para mí.

-……

Ante la respuesta concisa de Shidou, Miku tuvo una expresión de desconcierto en su rostro. Era como si Shidou estuviera diciendo tonterías.

-¡Hmph…! ¡Me niego! ¡En primer lugar, por qué debo ayudarte!

-Mi-Miku…

-¡Ya es suficiente! ¡No voy a escucharte! ¡Todas son mentiras! ¡Tienes un motivo oculto! Criaturas egoístas como los humanos que afirman ver a otra persona como muy importante… ¡todo es mentira!

-¡Miku, estás diciendo esto de nuevo…!

Shidou apretó su puño con una expresión de dolor. Así es, el secreto de Miku que obtuvo de Kurumi, que aún era cuestionable, era esto.

-¡Por qué estás rechazando a los humanos! No eres tú…

Shidou estaba a punto de decirlo.

En este espacio lleno por completo de oscuridad, brilló un rayo de luz.

-¿¡……!?

Al mirar arriba, el espacio oscuro había comenzado a disiparse. Shidou se tensó.

Por un momento, Shidou pensó que se debía a la voz de Miku…sin embargo, estaba completamente ileso a pesar de estar a un lado de ella. Además, Miku también estaba mirando hacia arriba con una expresión de desconcierto.

Y entonces, como en respuesta a las preguntas en la mente de Shidou, la voz de Kurumi comenzó a salir de sus alrededores.

-Aunque odio inmiscuirme en su agradable conversación…Me temo que mis habilidades están llegando a su límite de tiempo.

-¿Eh…? ¿¡Uu, Uwaah!?

-¿¡Kyah!?

Al contrario de lo que sintieron cuando fueron arrastrados hacia la sombra, hubo una sensación de ingravidez a su alrededor.

Junto con una sensación como si sus cerebros estuvieran siendo sacudidos violentamente, su visión se llenó inmediatamente con varios colores…y en un instante, Shidou y Miku habían vuelto al escenario de la Plaza Tenguu.

-Uu, Uwaah…

Sus ojos se deslumbraron ya que acababan de salir de las sombras.

Pero sus ojos se adaptaron rápidamente…y vio la situación en el escenario.

Había varias Kurumis alrededor de Shidou como si lo protegieran. Al otro lado estaban Yoshino sobre Zadkiel “Marioneta Congelada” además de Kaguya y Yuzuru armadas con Rafael “Jinete de Huracanes”. La hostilidad entre ellos era evidente.

-¡O-Onee-sama…!

-¡Aneue-sama! ¿¡Estás bien!?

-Alivio. Mientras estés bien.

Yoshino y las demás llamaron a Miku cuando la vieron salir de las sombras con Shidou.

Al mismo tiempo, Kurumi se acercó a Shidou y dobló las rodillas.

-¿Puedes levantarte, Shidou-san?

-Kurumi…que, pasó…

-¿No te lo dije? Se acabó el tiempo límite. Para que ustedes dos permanezcan en mi sombra, debo extenderlo. Si fuera dañado, ese espacio colapsaría rápidamente…A pesar de que he tratado de ganar el mayor tiempo posible, no es muy fácil cuando tienes a tres Espíritus como oponentes.

Mientras decía eso, Kurumi miró a su alrededor.

Siguiendo su línea de visión, se podía ver una gran cantidad de Kurumis muertas. Parecía que había ocurrido una violenta batalla.

-Nuestro “tiempo” no es ilimitado tampoco, es momento de retirarnos.

-¡Espera un momento! Solo un poco…

El cuello de Shidou fue sujetado de repente, dejándolo sin aliento temporalmente.

-Coff… ¡cuál es la gran idea…!

Cuando estaba empezando a reprender a Kurumi mientras tosía, Shidou notó que el suelo donde había estado fue empalado por un trozo de hielo, y se quedó sin palabras. Al seguir la dirección de la vista, la normalmente dócil Yoshino estaba mirando a Shidou con ojos hostiles.

-No voy a perdonar…a los enemigos de Onee-sama…

-Yo-Yoshino…

-¿Entiendes ahora?

Kurumi levantó su pistola mientras hablaba con un tono decepcionado.

-Zafkiel “Emperador del Tiempo”…Aleph “la primera bala”.

Apuntando la bala que otorga aceleración a sí misma, Kurumi cargó a Shidou con una mano y salió corriendo del escenario a una alta velocidad.

-¿¡Whoa…!?

Similar a la gigantesca fuerza que sintió antes, Shidou no pudo evitar soltar un sonido. Pero Kurumi no pareció darse cuenta mientras pisaba en el equipo de iluminación y huía por un agujero en el techo.

Sin embargo, Miku no les permitiría escapar tan fácilmente. Presionando su mano en su frente para suprimir el mareo por salir de la sombra, ella dio una orden.

-¡No, no los dejen escapar…!

-¡Entendido!

-Reconocido. Entendido.

Las hermanas Yamai volaron tras Kurumi en respuesta a la orden de Miku.

A pesar de que Kurumi había utilizado una bala que concedía aceleración, sus oponentes aún eran los Espíritus que controlaban el viento. En una batalla prolongada, ellas los atraparían.

-Oh, vaya, esto es muy frustrante.

Kurumi levantó su pistola de nuevo mientras hablaba con un tono nervioso.

-¡Zafkiel “Emperador del Tiempo”…Bet “la segunda bala”!

En ese instante, las sombras del escenario comenzaron a entrar rápidamente en el cañón…Kurumi le disparó a las hermanas Yamai.

-¡Hmph! ¡Mujer impenitente! ¡Ese juguete es inútil contra nosotras!

-Restricción. Espera, Kaguya. Esto es…

En el momento de esa advertencia, los movimientos de Kaguya y Yuzuru comenzaron a detenerse.

-No…más precisamente, se volvieron antinaturales.

Estaban volando a un ritmo muy lento. Eso es correcto. No se detuvieron en el aire, sino que se movían a un ritmo extraordinariamente lento.

-Esto es…

-Kehehe, Bet “la segunda bala”. La persona golpeada tendrá su tiempo moviéndose lento.

Kurumi le respondió a Shidou. Lo explicó de una manera simple como si supiera que Shidou haría esa pregunta.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

-Hubiera sido más seguro si utilizaba Zayin “la séptima bala”, pero eso tiene un mayor costo…especialmente cuando no nos queda tanto “tiempo”. Por lo tanto, esto es suficiente para que podamos escapar.

Como Kurumi había predicho, la distancia entre ellos y las hermanas Yamai había crecido. Incluso para Espíritus con la velocidad del viento, no serían capaces de alcanzar a Kurumi después de ser golpeadas por una bala retardadora.

Kurumi cargó a Shidou mientras volaba por el aire, mezclándose en las calles.

Finalmente, los efectos de Aleph “la primera bala” desaparecieron y su velocidad se redujo drásticamente. Kurumi se deslizó entre dos edificios y colocó a Shidou en el suelo.

-Muy bien, ahora…Shidou-san, por favor ven aquí.

-¿Eh? Ah, bien.

La mente de Shidou seguía nublada como si acabara de descender de una montaña rusa extremadamente rápida, y rápidamente fue jalado dentro de un callejón por Kurumi. Al momento siguiente, un gran tornado pasó por encima de ellos. No hace falta decir que eran las hermanas Yamai. Parece que seguían buscando a Shidou.

-Oh, vaya. Aunque Bet “la segunda bala” no les quita la conciencia, todavía fueron capaces de vernos con esa velocidad retardada. Qué tipo de vista tienen ellas.

-…Ku.

No deberían alcanzar a oír sus voces a esa distancia. Pero Shidou todavía tragó saliva nerviosamente mientras miraba hacia arriba.

Las nubes en el cielo se disiparon mientras dos mini tornados seguían girando en el aire, y luego se fueron volando.

Parece que se habían rendido. Tan pronto como el ruido desapareció, Shidou dejó escapar un suspiro de alivio.

-Entonces…Shidou-san, ¿qué hay de Miku?

Kurumi colocó la pistola en su propia sombra mientras le preguntaba. Shidou se mordió los labios y respondió.

-…Mm, a pesar de que hablamos mucho…no tuve una respuesta definitiva. Para ser exactos, puedo haberla hecho enojar al final. Lo siento, Kurumi. Fue mi culpa. Y trabajaste tan duro antes…

Al escuchar las palabras de Shidou, Kurumi abrió los ojos con sorpresa.

-Oh, vaya, vaya.

-¿Qué, qué pasa?

-No, no estaba esperando que me felicitaras por mi trabajo, Shidou-san. Fufufu, qué agradable. ¿Puedes acariciar mi cabeza?

-No, no bromees.

Al haber interrumpido su discurso, Shidou no pudo evitar suspirar. Kurumi lo miró con interés y se rió de nuevo.

-Maa, está bien. Mientras hayamos hablado con ella, no se arriesgará a interferir con nosotros…lo más importante, no tenemos que seguir teniendo cuidado de ella.

-Ahh…ya veo.

Shidou asintió con la cabeza con una gota de sudor. En efecto, después de experimentar las habilidades de Kurumi de primera mano, tendrían cuidado del grupo de Shidou. Mientras Kurumi estuviera con él, Miku no interferirá con ellos innecesariamente.

-Peeeeero…

Kurumi entornó los ojos lamiéndose los labios y acurrucándose al lado de Shidou.

-¡! Qué, qué pasa, por qué el repentino…

-Ya que Shidou-san fue el que trató de convencer a Miku, no me entrometeré mucho en los detalles de su conversación…pero hubo una parte que me molestó.

-¿Algo que te molestó?

Kurumi respondió con un suave “eh”. A pesar de que solo era una frase común, fue suficiente para hacer que Shidou se estremeciera ya que le habló al oído.

-¿Quieres que Miku sea nuestra aliada…? Ne, ¿Shidou-san? ¿Estás diciendo que todavía te sientes inseguro solo conmigo ayudando?

-¡Qué, lo que quise decir fue…!

No, no podía decirlo. Contra un enemigo del que no tienen información, Shidou realmente se sentía inseguro solo con la ayuda de Kurumi.

Y entonces, en el momento que oyó una suave risa cerca de su oído, Shidou puso sentir el lóbulo de su oído siendo lamido.

-¿Ehhh?

Su cuerpo se estremeció de nuevo por reflejo. La boca de Kurumi se dobló en forma de media luna mientras se movía al lado de Shidou.

-Fufufu…estaba bromeando…de hecho no sabemos qué tan fuerte es nuestro enemigo. El juicio de Shidou-san para conseguir más aliados bajo esa situación debe ser elogiado, y no estoy enojada por eso…sin embargo…

Kurumi extendió su dedo índice derecho y trazó los labios de Shidou. Todo su cuerpo se congeló ya que no sabía qué hacer ante este acto obsceno.

-Shidou-san… ¿realmente no mientes?

-No, no es…

-Oh, vaya, incluso te estoy elogiando.

Ella se alejó graciosamente de Shidou como si estuviera bailando y su dedo finalmente dejó su boca. Shidou, que finalmente había sido liberado, soltó un suspiro de alivio.

Al mismo tiempo, la sombra bajo las piernas de Kurumi empezó a temblar ligeramente, y justo cuando Shidou pensó que se iba a expandir, otra Kurumi apareció desde el interior.

-Whoa.

A pesar de que era consciente de las habilidades de Kurumi hasta cierto punto. Todavía sorprendió a Shidou ver dos caras idénticas aparecer de repente en frente de él.

Aunque la Kurumi que acababa de aparecer se sorprendió por la reacción de Shidou, ella no pareció molestarse por ello y en su lugar sonrió. Luego se volvió hacia la Kurumi adelante y le susurró al oído.

-…Fufu, ya veo.

La Kurumi que escuchaba puso su mano en su barbilla y asintió ligeramente.

-…Gracias por tu trabajo. Puedes retirarte.

Cuando Kurumi dijo eso, la Kurumi que le susurró se volvió hacia Shidou, hizo una reverencia elegante, y se desvaneció en las sombras.

-¿Eso, eso fue?

-Mm, es la “yo” que fue enviada a buscar información.

-Información…eso significa…

Si se referían a “información” ahora, solo podía haber una posibilidad. Shidou abrió mucho los ojos y miró a Kurumi.

Kurumi entonces asintió lentamente con la cabeza.

-Así es…hemos averiguado dónde se encuentra Tohka.

-¿¡De, de verdad!? ¿¡Dónde!? ¿¡Está bien!?

Shidou preguntó en un susurro mientras la agarraba con fuerza. Los ojos de Kurumi se abrieron de inmediato y se rió suavemente.

-A Shidou-san realmente le gusta Tohka-san. Me estás poniendo celosa…Tendré que añadir una condición especial si quieres que ayude a rescatar a Tohka-san.

-¿Una condición…?

-Por ejemplo, decir “me gusta Kurumi más que Tohka” frente a ella.

-O-oye…

-Fufufu, solo estaba bromeando.

Kurumi sacó la lengua e hizo una mueca…Básicamente, Shidou se sentía nervioso con facilidad cada vez que hablaba con ella. Él tosió ligeramente para recuperar la compostura. Luego miró a Kurumi de nuevo.

-Entonces…Kurumi. ¿A dónde fue llevada Tohka?

-…Eh.

Diciendo eso, Kurumi levantó lentamente la cabeza.

-…La rama japonesa de Industrias Deus Ex Machina, el edificio de oficinas 1. Ese…es el lugar donde Tohka-san está encarcelada.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme