Goblin Slayer

Volumen 7

Capítulo 8: Un Sueño de una Noche de Verano

Parte 1

 

 

“Ahora entonces, requiero que ambos pronuncien las palabras del pacto”, entonó un elfo con su cabeza inclinada sombríamente ante un estrado. Era un elfo anciano, con muchísimos años de edad, pero aún joven.

Luciérnagas o algún tipo de insecto fosforescente flotaban alrededor, proporcionando luz al gran salón lleno de elfos y aventureros. Estaban sentados de piernas cruzadas en el suelo. Las frutas y la comida eran servidas en platos de hojas, y el vino en nueces grandes. El estrado en el que la multitud se centraba era en realidad una raíz de árbol levantada.

Sobre ella estaban la novia y el novio, usando vestiduras de seda pura y flores, resplandeciendo con las alas de las mariposas y libélulas. Compartieron una mirada tímida y entonces suavemente tomaron la mano del otro.

Usamiakitowotoku riinomochinneie inoyurunahowo chihionokahisatawa” dijo orgullosamente el elfo con el casco brillante.

Su novia respondió, mirando hacia el suelo y sonrojándose, “Usamiakitowotoku oshiroyuinawoto isototowo chihonokahisatawa.

Sus palabas, casi musicales, se elevaron hacia el gran árbol, el cual sacudió sus ramas en respuesta, con hojas flotando en la noche.

Fssh fssh. El bosque reía. Los arboles cantaban. Que vuestras vidas sean bendecidas. Que sus días estén llenos de felicidad.

Publicidad Y-M1

“¿Han escuchado el júbilo del bosque?” preguntó el sacerdote, avanzando gracilmente. El hombre y la mujer se miraron el uno al otro felizmente y asintieron.

“Mm”

“Si, lo hicimos.”

“Entonces ofrezcan la respuesta.” El sacerdote les pasó un gran arco y una flecha. El arco estaba hecho de madera de tejo y la flecha tenía la punta en forma de capullo de flor, hecha especialmente para este día. El elfo con el casco brillante tomó el arco, y la princesa con la corona de flores la flecha.

El sacerdote hizo una profunda reverencia y se retiró; los dos elfos se acercaron el uno al otro, casi en un abrazo, y alistaron el arco.

La esposa encajó la flecha en el arco que el esposo sostenía, y entonces, juntos, tiraron de la cuerda.

Apuntaron hacia los cielos, al cielo nocturno donde las lunas y las estrellas brillaban.

Todos vieron, que las hojas que formaban el techo del salón, abrieron un camino en un punto, un pequeño pasaje. Más allá, el cielo nocturno destellaba y tintineaba como una caja de joyas. Si las estrellas eran de hecho los ojos de los dioses, no había bendición más grande en todo el mundo.

La flecha voló desde la cuerda del arco con un sonido musical. La flecha con la punta de capullo voló hacia el cielo como una estrella fugaz yendo al revés, y no la vieron bajar.

Publicidad Y-M1

Donde fuera que cayese la flecha, un nuevo árbol emergería, y crecería, para un día convertirse en un miembro del bosque.

“¡El pacto ha sido completado!” anunció el sacerdote.

El bosque, y la gente del bosque, y los dioses habían todos reconocido este matrimonio y lo habían bendecido.

“¡Esta noche será recordada por mucho tiempo como la Noche de la Luna Vestida de Arcoíris!”

Toda la multitud de elfos estallo en ánimos y aplausos.

Publicidad Y-M3

 

El amor es el destino, el destino es la muerte.

Incluso un caballero que sirve a una doncella, caerá un día en las garras de la muerte.

Incluso el príncipe que se hace amigo de un Dragón Celestial, debe dejar atrás a la mujer que le gusta.

El mercenario que amaba a una clériga, caerá en batalla persiguiendo su sueño.

Y el rey que amaba a la doncella del santuario, controla todo menos la hora de su separación.

El fin de la vida, no es el último capítulo de una saga heroica.

Así que la aventura llamada vida, continuará hasta el final.

Publicidad M-M2

Amistad y amor, vida y muerte.

De estas cosas, no podemos escapar.

Por lo tanto, ¿qué tenemos que temer?

El amor es el destino, y nuestro destino es la muerte.

 

Entonces los elfos sacaron harpas y tambores, y todos comenzando a cantar una alegre canción.

La gente del bosque siempre ha amado la música y el baile, también disfrutan cualquier cosa que sea agradable. Sus vidas son demasiado largas como para matar el tiempo pasando los días. Puede que sean viejos de corazón, puede que tomen una visión a muy largo plazo, pero muchos son los días en el calendario elfo que sirven como pretexto para celebrar.

Una boda era el ejemplo perfecto: celebraban dos cosas, la unión de dos jóvenes elfos, y el hecho de que habría un día menos donde nada pasara.

¿Qué día en este mundo no es especial? Todas las personas eran especiales; esta noche era especial. Cien años a partir de ahora, todavía sería especial y se quedaría así por toda la eternidad.

Incluso el Chaman Enano estaba rodeado por jóvenes elfos (aunque todos mayores que él).

“¿Entonces qué hicieron cuando cayeron en la trampa de los goblins?”

“Ah, ahem. Bueno, yo y Orejas Largas… quiero decir, la princesa de ahí, llenamos ese agujero con gas venenoso…”

“¡Este indescriptible monstruo globo ocular suena positivamente aterrador!”

“Bueno, ah, ya sabes. Era más… bueno, raro. Y hacia un ruido muy extraño.”

Publicidad Y-M2

“Suena a que nuestra princesa ha sido un verdadero problema para ustedes. Lo sien…”

“Oh… oh, no lo sientas. Mira, ella ciertamente tiene sus momentos…”

Publicidad M-M2

Estos jóvenes eran muy conscientes del antiguo antagonismo entre su gente y los enanos, pero lo más probable era que, esta era la primera vez que veían de cerca un enano. ¡Sin mencionar que era un aventurero!

Rodeado por elfos en cada lado, la cabeza del Chaman Enano estaba prácticamente girando mientras era acosado con peticiones de historias de aventura y demás. Sin contar que el vino que los elfos servían era demasiado débil para él; ni si quiere se podía embriagar apropiadamente con el. Al final, levantó sus regordetes brazos y gritó, “¡Heyy Escamoso! ¡Dame una mano por aquí!”

¿Y qué estaba haciendo el Sacerdote Lagarto cuando el Chaman Enano lo llamó? Estaba en una esquina del salón de banquetes, golpeando sus labios deliciosamente. Engulló algunos insectos al vapor, tomaba vino de a sorbos, y tan pronto como tenía una naranja en sus manos, desaparecía entera en su boca.

Un grupo de esposas elfas se detuvieron a mirarlo con asombro.

Publicidad M-M2

“Vamos.” Dijo el Sacerdote Lagarto. “No soy herbívoro, pero estoy feliz de comer lo que sea… ah ¿cuál es el problema, maestro hechicero?”

“¡No puedo encargarme de tantos por mi cuenta!”

Publicidad M-M1

“Bueno, entonces.” El Sacerdote Lagarto se levantó y se abrió camino entre los elfos hasta llegar hasta su compañero. Se dejó caer en el círculo junto a los elfos y el enano y anunció, “Diganme, mis amigos del bosque. Tal vez les gustaría escuchar la historia del héroe lagarto, una criatura con grandes escamas negras que podía invocar tormentas.”

“Oh si, ¡lo conozco!” Uno de los elfos algo mayores dijo, levantando una mano. “Lo conocí.”

El Sacerdote Lagarto giro sus ojos. “Ja-ja-ja-ja. Entonces disfrutarás aprendiendo las diferencias entre la historia de hace mil cien años, y la leyenda que se ha contado desde entonces.”

 

Justo cuando la primera gota cayó sobre la primera hoja, para declarar la venida de la temporada de lluvia.

El Rey Jigagei Urolvig, el Rey Nube Roja, y Maaka Waata, Viento Dulce, se unieron.

Después de la puesta de su huevo, la mujer de los placeres Hehaka Saba, Venado Negro, tuvo un hijo.

Publicidad M-AB

El hijo del destino, que sería abandonado, que se arrastraría desde un caparazón roto.

Con escamas de sombra: para un día respirar llamas azules; un hijo del destino, para ser reverenciado incluso por sus hermanos naga.

El nombre de aquel que algún día hundiría sus dientes en la garganta del Señor Demonio era Ehena Ulno, Traedor de Tormentas…

 

Los elfos hacían oohh y ahhh ante la forma única en la que el hombre lagarto cantaba, con su voz retumbando desde lo profundo de su garganta. Incluso la nueva pareja en el estrado estaba impresionada, aunque eran más modestos en su apreciación que los demás. El novio sostenía la mano de la novia, y ella estaba mirando el suelo, roja hasta las orejas.

5 6 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
4 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios