Re:Zero Kara Hajimeru Isekai Seikatsu

Volumen 2

Capítulo 3: El Sonido de la Cadena

Parte 2

 

 

Con la puerta cerrada detrás de él, el archivo estaba completamente aislado del mundo exterior.

Lo único que podían hacer para entrar a la habitación desde el exterior era abrir cada una de las puertas en la mansión.




Subaru ya no sentía que lo perseguían. Bajo sus hombros, se recargo en la puerta, y se sentó en el piso.

No estaba tan cansado, y aun así sus rodillas estaban temblando. Al igual que sus dedos al tratar de mantenerlos juntos.

“Si fuera a jugar sumos de papel, cortaría unas líneas un tanto locas en este momento, ha-ha…”

Incluso burlarse de sí mismo no tenía sentido. Su falsa sonrisa no tenía nada aparte de un vacío profundo.

El olor de papel viejo en el aire del tranquilo archivo rápidamente expandió una sensación de tranquilidad en la mente de Subaru. A pesar de que Subaru sabía que era un confort superficial, era a lo único que se podía aferrar en ese momento.




Uno tras otro, tras otro, tras otro…desesperadamente tomaba grandes respiros.

Como si Subaru fuera un pez fuera del agua, una voz se escuchó desde el archivo.

“—Eres una cosa un poco ruda, entrando sin siquiera tocar la puerta.”




Había un banquito viendo justamente la entrada, hasta el fondo de la habitación. Una chica se sentó sobre él.

Era Beatrice, guardiana del archivo de libros prohibidos, manteniendo su distancia de Subaru, la misma de siempre, sin ningún cabello de diferencia.




Con un fuerte sonido, Beatrice cerró el libro, junto con su pequeño cuerpo, y miró a Subaru.




“Me imagino, ¿Cómo pasaste el camino…? Esto lo hace la segunda vez ahora.”

“Lo siento, aunque sea un poco, déjame quedarme aquí un poco. Por favor.”

Subaru juntó sus manos, agachó su cabeza en señal de súplica, y cerró sus ojos sin esperar su respuesta.

-Este es un lugar tranquilo donde nadie me molesta. Tengo que repasar los hechos. Cuál es mi nombre, donde estoy, quienes son las gemelas de antes. ¿Cuál es el nombre de la chica que tengo enfrente?, ¿Quién es?, este extraño lugar, ¿Los cuatro días que pasaron? La promesa que hice, de estar con alguien, mañana, quien—

“Oh, claro, Emilia…”

Recordó su cabello plateado, destellando bajo la luz de la luna, su hermosa sonrisa.

Él recuerda la promesa que hizo con Emilia, con la luna y es cielo estrellado sobre ellos.

“Beatrice…”

“… ¿Somos lo suficientemente cercanos para que me llames por mi nombre?”

“¿Dijiste que atravesé el pasaje justo ahora, y una vez antes también?”

Beatrice hizo una mirada complicada por ser llamada como si fuera una conocida y que le hicieran una pregunta. Sin embargo, Beatrice valientemente mantuvo su posición mientras contestaba “Tú y tu grueso esqueleto estuvieron aquí hace unas 3, 4 horas.”

“La vez que vine, burlándome de tu cabello, y que te enojaste tanto que me molestaste. Lo tengo.”

A pesar de que no tenía fuerza para respaldar eso, él no negó su sarcasmo a Beatrice, haciéndola que se enoje más.

-Subaru ha encontrado a Beatrice hace tres o cuatro horas, dijo Beatrice.

Lo único que sus palabras podrían significar que cuando despertó por primera vez en la mansión Roswaal, cuando Subaru no tenía ni idea de lo que estaba pasando, logró pasar a través del corredor en su primer intento. Cuando el despertó esa mañana, Ram y Rem estaban enfrente de su cama.




“En otras palabras, esta es…la segunda vez que despierto en la mansión, eh.”

Subaru recogió memorias de todos los lugares que podía para poder comprender su situación actual.

La única vez que ambas gemelas se han presentado fue cuando Subaru despertó esa mañana. Se irían alternando después de eso. Además, el primer día fue la única vez en la que tenía el status social para usar la cama de invitados.

“¿En otras palabras, viví cinco días, y regresé cuatro…?”

Justo como en la capital Real, Subaru ha vuelto en el tiempo. Eso resumía la actual situación.

Pero entenderlo era una cosa; aceptarlo era otra muy diferente.

Subaru agarró su cabeza y trató de recordar que cosa pudo hacer que volviera en el tiempo.

Cuando Subaru volvió en el tiempo en la Capital Real, lo que la causó fue su muerte, lo que causó que volviera de la muerte. Él decidió que, al haber muerto tres veces antes de salvar a Emilia, había dejado ese ciclo atrás.

De hecho, ¿No pasó cinco días en la mansión Roswaal en absoluta paz y tranquilidad?

Y entonces, haber, vuelto al pasado—él no ha recibido ninguna advertencia.

“¿Las condiciones han cambiado desde la última vez…? He creído que muriendo soy mandado al pasado, ¿pero tal vez regreso cada semana? No, si ese fuera el caso…”

Si ese fuera el caso, no tendría sentido que despertada en primer día en la mansión Roswaal.

Las razones para volver atrás en el tiempo siguen sin ser claras, pero ciclos como el de la Capital Real de seguro siguen ciertas reglas.

Una de las reglas era ciertamente el lugar en el que reviviría. Si Subaru no se hubiera librado de ese ciclo, él debió haber despertado justo enfrente del dueño de la tienda de fruta con una cara espantada, como ya ha hecho tres veces.

“Pero no era ese aterrador hombre de la mediana edad, eran esas sirvientas angelicales. Supongo que he avanzado a…”

Esa parte lo hizo sentir como si hubiera cambiado al infierno por el cielo.

Checándose varias veces, Subaru revisó su cuerpo y se aseguró que no estaba herido. Uno no pensaría que algo ha sucedido.

“Pero si morí, ¿Cómo morí? Todo era normal antes de que durmiera durante la cuarta noche. En cualquier caso, no sentí alguna situación en la que muriera al dormir antes de llegar al quinto día.”

Se preguntaba si muerte instantánea sin ningún tipo de conocimiento era algo verdaderamente posible.

Trato de pensar si murió por envenenamiento o algún gas mientras dormía, pero eso significaba que fue asesinado.

No hay ninguna razón por la cual alguien asesinaría a Subaru, por lo que la condición preliminar no se ha cumplido.

“¿Eso quiere decir que es un ciclo forzado hasta que cumpla ciertas condiciones…?”

Si lo miras como si fuera un juego, es como si el fin del juego hubiera llegado si no cumplías las condiciones necesarias.

No saber que cumplía las condiciones o como ya era bastante malo, pero no saber que las cumplía—eso era como si el juego fuera mal diseñado.

“Además, soy el tipo de jugador que se rinde rápido y prefiere buscar alguna guía de estrategias…”

Se podía ver una sonrisa desdeñosa proviniendo de Beatrice mientras miraba a Subaru estas sumergido en un mar de pensamientos.

Ella sonaba aburrida cuando habló.

“Se volvió algo aburrido aquí con todos los murmullos que estas diciendo. Muerte esto, vida aquello—es por eso que los humanos son tan aburridos, supongo. Son todas deudas y preocupaciones al final. Es por eso que no puedo mantener una conversación con uno de tu especie.”

Era duro, hasta algo cruel la forma de decírselo a él. Pero Subaru estaba tranquilo de que la actitud de Beatrice no ha cambiado un poco. Se levantó, limpiándose el polvo de sus extremidades mientras se volteaba hacia la puerta.

“¿Supongo que ya te vas?”

“Hay algunas cosas que tengo que averiguar. Dejaré nuestra plática para después. Gracias.”

“No he hecho nada…Ya te vas a ir, ¿me imagino? De verdad tengo que reajustar el pasaje.”

Aunque no había ni una pizca de gentileza en sus palabras, por alguna razón, Subaru encontró eso tranquilizador.

Puede que Beatrice no haya tenido esa intención, pero Subaru sintió como si esas palabras fueran para darle aliento. Empezó a abrir la puerta, una fría briza se sintió al momento en que dejó la habitación.

El viento hizo que su cabello se desacomodara; se cubrió su rostro con uno de sus brazos ya que sentía como si algo se le fuera a meter en los ojos.

Entonces, el viento se detuvo, sintió pasto bajo sus pies desnudos, y su respiración se detuvo un poco al ver a la chica de cabello plateado en el jardín, haciendo que su corazón salte de la emoción.




“Ahh, ella es verdaderamente radiante.”

Bueno, esto es un buen toque, él pensó, derramando una serie de invectivas en el descarado

Guardián del archivo.

“—¡Subaru!”

Al darse cuenta de Subaru, la voz de la chica de ojos violeta se escuchó fuertemente mientras se acercaba rápidamente a Subaru. Esas tres sílabas que se escucharon de sus labios fueron lo más agudas que ella era capaz de hacer.

Subaru de manera espontánea movió sus pies en dirección de la chica que se acercaba. Mientras ella lo observaba de pies a cabeza, las esquinas de sus ojos se bajaban tranquilas. Pero ella inmediatamente recuperó sus sentidos y volvió a su forma habitual.

“No hagas que me preocupe de esa forma. Ram y Rem estaban en verdad preocupadas, corriendo por toda la mansión haciendo un gran escándalo debido a que corriste en el momento que despertaste.”

“Raro que ellas se preocupes así. Y lo siento. Pase un poco de tiempo con Beatrice.”

“¿Otra vez? Escuché que ya te habías encontrado con ella antes de que despertará, pero…”

Al momento que la cara de Emilia hizo una expresión de preocupada, su mirada desprotegida hizo que Subaru quisiera acercar su mano a ella, como si su propio corazón quisiera darle un poco de apoyo.

Pero era demasiado brusco para hacerlo en este lugar. Si lo hiciera, calmarse en los archivos perdería todo sentido. No era su objetivo convertir a Beatrice en un chivo expiatorio.

Todo lo que podía hacer Subaru, viendo la cara preocupada de Emilia, era responder con una vaga expresión.

No era algo que Subaru normalmente haría, pero la etiqueta de Emilia no le permitía preguntar más a fondo.

Por supuesto no era parte del comportamiento de Subaru. Emilia no ha pasado ni una hora con este Subaru desde que lo conoció, no había forma de que ella lo supiera.

Los cuatro días que han pasado juntos se desvanecieron sin más; cuatro días sin preocupaciones que en verdad pasaron, que Subaru sabía, pero Emilia no.

“¿Qué pasa? ¿Hay algo en mi cara?”

“Sí, hay unos lindos ojos, linda nariz, lindos oídos, y una linda boca por todo tu rostro…Em, me alegro de que estés bien.”

La cara de Emilia, como si fuera a cuestionar las lindas palabras del principio, asintieron a la última parte.

“Sí, me encuentro bien, gracias a que me protegiste. ¿Cómo estás tú, Subaru?”

“Ah, todo bien, todo bien. Gracias a la pérdida de sangre, el drenaje de maná, y el shock de cuando desperté, estoy un poco débil y mi mente se siente como si hubiera sido golpeada por un bate, ¡pero me estoy sintiendo bien!”

“Ya veo, eso es mara–¿Eh? Eso suena como si hubieras recibido una paliza completamente…”

“Estoy bien. ¿Ves?”

Él estiró ambos brazos y se dio toda la vuelta para mostrarle a Emilia que se encontraba bien de salud.

Parecía como si estuviera recuperando su forma, poco a poco. Los engranajes se movieron, la lengua estaba tocando sus labios, él había empezado a ser Natsuki Subaru.

“Bueno, está bien…Er, ¿Vas de regreso a la mansión? De hecho, tengo algunas cosas que hacer.”

“Ah, tiempo de platicar con los espíritus, ¿huh? No me meteré en el camino, ¿Así que puedo quedarme? ¿Y me prestarías a Puck un rato?”

Emilia inclinó su cabeza y habló como si le hablará a un niño.

“Está bien, pero en verdad no tienes que intervenir. Esto no es un juego.”

El comportamiento de hermana de Emilia que hizo el espíritu de Subaru arder con gran intensidad.

“Okay, Emilia-tan, ¡Vamos a empezar con esto! El tiempo es corto, el mundo grande, y ¡nuestra leyenda acaba de empezar!”

“Supongo… ¿Eh? ¿Qué es lo que acabas de decir? ¿De dónde proviene el “tan” …?”

“Está bien, ¡Solo sigue la corriente!”

Con Emilia expresando su sorpresa por su apodo, él empujo un poco la espalda de ella mientras ambos se dirigieron al jardín.

Que ella perdiera su motivación de “corregirlo” y poco a poco aceptar la forma en que él le hablaba era uno de los lazos que se había construido con ellos durante los cuatro días que perdieron. Emilia tenía una cara de resistencia mientras Subaru caminaba detrás de ella y murmuraba en voz baja.

“—Los vamos a recuperar.”




Cuando se detuvieron, él observó su largo cabello plateado, y entonces volteó sus ojos al cielo.

–Él miró el sol levantarse en el bajo cielo del este.

Esto y cuatro más y él estará a tiempo de la hora indicada.

Todo lo que él necesitaba era cumplir la promesa con esta chica como si la luna fuera a recibir la llegada del sol.

-Él tenía tiempo. Y sabía la respuesta que sería.




“No sé quién se metió conmigo, pero voy a recuperarlo todo y hacerlo llorar. No subestimes la tenacidad que puedo tener después de haberme enamorado esa noche con esa sonrisa.”

Él movió su puño al aire y le declaró la guerra a nadie en particular.

Era la primera declaración de Subaru de desafío hacia las “invocaciones” y los “ciclos” que lo trajeron a este mundo.

Él ha empezado su batalla contra el segundo ciclo. Todo para que pudiera pasar esta semana en la mansión Roswaal y aprender sobre cómo estos días iban a suceder.

Y para proteger y completar la promesa que él hizo esa noche—

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios