Senka Maihime (NL)

Volumen 3

Capítulo 4: ¡La Batalla Final!

Parte 1

 

 

“¡Acabaré con esto en un abrir y cerrar de ojos!” Rompiendo su intensa mirada, Sharon puso una pierna adelante y saltó sobre Al. “¡Aaaaaaah!”

Ella cerró la distancia entre ellos en un instante y sin piedad balanceo su espada.

Publicidad G-AR



“¡Tan rápido! Hey, Sharon, ¿¡estás tratando de matarme!?”

Las chispas se esparcieron por el aire mientras Al bloqueaba rápidamente el golpe de Sharon con su guadaña.

“Me pediste que hiciera todo lo posible, ¿¡no!? ¡Así que voy a ir a por todas!”

Él simplemente quería ir con un giro de la frase que se usa a menudo en situaciones similares; no pensó que Sharon lo aceptaría. Pero sin tener en cuenta sus sentimientos, la espada de ella se le acercó una vez más, dibujando un hermoso arco en el aire.

“¡Wah! ¡Eep!” Al se aferró a su guadaña como si su vida dependiera de ello y gritó como una niña.


¡Clink! Pzzzzzt…

Después de bloquear con éxito el ataque, la guadaña de Al salió volando de su mano y se deslizó por el suelo con un desagradable y burlón sonido, como si se estuviera riendo de su propio dueño. Sharon lo miró con desdén, casi decepcionada.

“Al, ¿¡cuántas veces te he dicho que agarres bien tu arma!?”

Recordó ese consejo muy claramente. Actuando como un mal estudiante que decepcionó a su maestro, desvió su mirada.

“¡Te tengo!” Alcanzó las dagas de sus lados, mejoradas con Sure Hit, y le lanzó tres de ellas a Sharon. Pensó que su ataque sorpresa le daría tiempo suficiente para recoger su guadaña.

“¡Kyah!”

Al escuchar el grito de dolor de Sharon, Al giró la cabeza para verla agachada mientras se cubría la cara con las manos.

“¡Ah! ¿¡Estás bien!?”

Olvidando el duelo, Al tiró todos sus planes por la ventana y se precipitó hacia Sharon. Ella inmediatamente levantó la vista, revelando su hermoso e inmaculado rostro, pero Al no se dio el lujo de aliviarse.

“Al… ¿¡Qué estás haciendo, cayendo en el truco más simple del libro!? ¡Estamos peleando, por si no te has dado cuenta!”

Cayó en su truco de gancho, sedal y carnada. Estaba en su naturaleza ayudar a los necesitados, así que abandonó completamente su defensa al acercarse a Sharon. Su única opción era prepararse para su brutal contraataque.

“Pero, ya que te apresuraste a ayudarme tan rápido, ¡te perdonaré sólo esta vez!” Ella le golpeó la frente, lo cual fue más doloroso de lo esperado, y tímidamente miró hacia otro lado.

“O-Oh, está bien.” Al sólo podía balbucear cuando vio lo avergonzada que se había puesto.

Publicidad G-M2



“Oh mi, se está divirtiendo mucho durante esta histórica batalla.”

“Una farsa sin sentido”.

“¿Verdad? Incluso sus sesiones de entrenamiento se sentían más serias que esto.”

Al tenía un par de cosas que decir a esos luchadores de los asientos traseros, pero eligió centrarse en el duelo.

“¡D-De todas formas! Prepárate, ¡vamos a empezar de nuevo!” Sharon también escuchó los comentarios, pero a diferencia de Al, no podía dejarlos pasar. Se encogió de hombros ante su anterior timidez y se enfrentó a él con un fuego en los ojos. “¡No vuelvas a andar a tientas por ahí! ¡Pelea como si lo hicieras en serio!”

La batalla se reinició con un poderoso golpe de Sharon.

¡Claaang!

Esta vez, Al se las arregló para bloquear su golpe.

“¡Bien! ¡Ves, puedes hacerlo si lo intentas! Ahora bien…”

También bloqueó con éxito sus ataques de seguimiento. Sharon claramente se estaba conteniendo, pero la fuerza que viajaba por su guadaña con cada ataque reverberaba a través de sus huesos, casi haciendo que dejara caer su arma.

“¡Bien, pongamos a rodar la bola!”

Sharon se potenció aún más. Ignorando el dolor en sus brazos, Al agarró su guadaña.

“¿¡Por qué estás jugando, Sharon!? ¡Gana ya este estúpido duelo!”

“¡Kyah!”

El grito de ira de Ranbolg fue seguido por un grito femenino.

“¡Airi!”

“¡Sharon! ¡Deshazte del Rey Alnoa de una vez! Si no lo haces…”

Ranbolg sostuvo un cuchillo en el pecho de Airi. Sus acciones parecían estar en el lado lúgubre, sólo realzadas por la expresión picante de la chica.

“¡Maldito pervertido! Mueve ese cuchillo ── ” “¡Silencio!”

Publicidad M-M4

El instinto de Al sobre la depravación de la amenaza de Ranbolg parecía estar en el blanco, pero lo que le sorprendió aún más fue el grito que había salido de la boca de la chica atlética y de aspecto poderoso.

Ella miró hacia adelante sin decir nada, dándole a Al la impresión de que la chica que estaba siendo retenida como rehén tenía un pasado similar al de Sharon. La miró para confirmarlo, pero no obtuvo nada de eso.

“Lo siento, Al. Voy a ir a por todas”, susurró antes de lanzar un ataque relámpago.

“¡Agh! ¡Grahhh!”

No estaba bromeando. Su espada chocó con su guadaña, pero lo envió volando hacia el grupo de los soldados.

“¿¡Estás bien!?”

Si Kanon no lo hubiera atrapado en el aire, definitivamente habría matado a un pelotón de soldados con su propio cuerpo.

“No lo estoy, pero… ” Mientras Kanon le ayudaba a ponerse de pie, apretó su guadaña y miró a Sharon. “¡Muy bien, es hora de ser realistas! ¡Te sacaré esa arrogancia!”

Hablando en grande, llevó su guadaña en una mano y se lanzó hacia Sharon mientras lanzaba una daga hacia ella. Luego, volteó su cabeza a un lado.

“Estos juguetes nunca──¡Ahh!”

Publicidad M-M5

¡Pow!

Inmediatamente después de desviar la daga, una luz cegadora parpadeó delante de ella.

“¡Este es el prototipo de nuestro recién desarrollado ‘Firecracker Mark II’! ¡No hace ningún daño, pero te cegará por un tiempo!”

Sacó un par de petardos normales y los esparció alrededor de Sharon para enmascarar sus pasos con las explosiones.

“¡Toma esto!” Sosteniendo su guadaña hacia atrás, le pegó a Sharon por detrás.

¡Clink!

¿Eh? Espera, esperaba que ella se encorvara en lágrimas.

“¿¡Por qué gritas antes de un ataque furtivo!? ¿Eres estúpido?”

La decepción en su voz era tan clara como el día. Ella había usado con éxito la voz de Al para señalar su ubicación, y bloqueó su guadaña con su espada después de que rasgara ligeramente la parte de atrás de su ropa.

Bueno, al menos no se enfadará conmigo por exponer su pecho. Espera, ¿qué son esas cicatrices? Vio un par de feas cicatrices en la espalda de Sharon, pero no tuvo tiempo de preguntar dónde las había hecho.

“Oh bueno, eso fue sólo una distracción. ¡Mi verdadero objetivo es éste!” Diciendo eso, sacó una bolsa de agua de cuero de su bolso y la empaló en su espada.

“Espera, ¿¡esto es──!?”

La boca de Al se enroscó en una sonrisa ante la expresión atónita de Sharon.

“Exactamente. ¡Es aceite!”

Después de confirmar que su espada había sido cubierta de aceite…

“¡Fuego! ¡Atiende mi llamada!”

…produjo una pequeña llama en la punta de su dedo y la mandó a volar.

¡Whoosh!

Su espada fue envuelta en llamas.

“¡Ahhh! H-Hey! ¿Qué demonios estás haciendo? ¡Esto es un artefacto sagrado!”

“¡Sólo intento conseguir cualquier ventaja que pueda!”

Sharon dejó caer su espada, perjudicando enormemente su poder ofensivo. Esta era la oportunidad de Al para atacar.

“¡Aaaaargh!”

Puso todo su empeño en su siguiente ataque, pero ella lo esquivó con facilidad. A pesar de todo, tuvo que seguir adelante. Empleó todas las lecciones que había aprendido de ella en su siguiente ataque.

Acercando sus brazos a su lado y bajando su postura para que sus golpes estuvieran más concentrados, Al comenzó a golpear implacablemente pero con precisión a Sharon mientras que también fingía algunos de sus golpes para despistarla.

Pero nada funcionó. Ella bailó alrededor de sus golpes como una elegante bailarina.

“Por fin le estás dando un buen uso a nuestro entrenamiento, ¡pero eso ya no funcionará! ¡Soy mucho más ágil sin mi espada!”

Al había esperado que ella fuera más ágil, pero sus estimaciones estaban muy lejos.

“¿¡Cómo puedes ser tan rápida cuando siempre estás atiborrada de comida!?”

Sharon apenas logró esquivar un golpe por encima de su cabeza de Al.

Fwump!

Su guadaña se atascó en el suelo.

“¡Porque soy una Diva!” Ella pisó la guadaña con una pierna y pateó a Al con la otra. “¡Las cosas han cambiado!”

Viendo que las llamas se habían disipado hace tiempo de su espada, saltó hacia atrás y la recogió.

“¡Ríndete ahora si no quieres que te hagan más daño!”

Vio a Al caer al suelo mientras apoyaba su espada en su hombro.

“¡Ha! ¿¡Realmente crees que podría enfrentarme a Cecilia, Feena, Kanon, y a todos los ciudadanos que lucharon con uñas y dientes para traerme aquí si me rindiera después de que me rasguñaran un poco!?”


Al se levantó y cargó contra Sharon de cabeza.

“Huh. ¡Ok, entonces te sacaré ese sentido de responsabilidad a golpes!”

Sharon se lanzó hacia Al, cerrando la distancia en un parpadeo.


“¡Aaaaahhh!”

Un rápido golpe a un lado fue suficiente para hacer volar a Al, pero su implacable ataque no terminó ahí. Prácticamente se teletransportó detrás del rey aerotransportado y lo golpeó de vuelta en la dirección de la que venía. Repitió esta rutina varias veces antes de dejarle recuperar el aliento.

“¡Gah! ¡Sé que te estás conteniendo, pero esto todavía duele como el infierno!”

Puede que no haya recibido ningún daño de la espada en sí, pero el ser golpeado de un lado a otro le pasó factura a su cuerpo.

“¿Y? ¿Listo para rendirte, o quieres algunos segundos?”

Apuntó su espada al cuello de Al. Casi podía sentir la sed de sangre que se filtraba de su espada, y aún así se las arregló para mantener la calma.

“¿Por qué no vuelves con Althos en su lugar?” Al dijo, sorprendiéndola.

“¿¡Qué!? No tienes ni idea de lo que estás hablando; ¡estoy aquí para cumplir mi sueño! ¡El tiempo que pasé en Althos fue para mi sueño también, no porque disfrutara de tu compañía!”

“Soy el Rey Demonio. ¿No necesitas mi poder para cumplir tu sueño?” Al tomó de frente la poderosa mirada llena de rabia de Sharon.

“¡No tiene por qué suceder contigo! ¿¡No tomarías también la ruta más corta hacia tus sueños!? Es claramente la elección correcta, así que ríndete y ──”

“¿¡Entonces por qué me miras así!?” interrumpió. “¡Deberías estar rebosante de alegría ya que estás al borde de alcanzar tu sueño! Si golpearme hasta hacerme papilla te acercará un paso más a la realización de tu objetivo, ¡entonces ven a mí! ¡No te contengas!”

La voz de Al llevaba las últimas gotas de poder que tenía. Sharon miraba en silencio mientras usaba su guadaña como bastón para ayudarse a sí mismo a levantarse del suelo.

Publicidad G-M1



“Siempre estás tan feliz de golpear a la gente, pero puedo ver el dolor en tus ojos cada vez que blandes esa espada.”

Completamente indefenso, se arrastró lentamente hacia Sharon. Agarró la punta de su espada y la presionó contra su propio pecho.

“Si tienes que derrotarme por tu sueño, ¡hazlo! Si no puedes matarme mientras te reprimes, ¡entonces noquéame! ¡Romper un miembro o dos y hacerme gatear debería ser bastante fácil para ti! ”

Ella lo sabía. No importaba la protección divina que Al tuviera, no podía escapar del ataque de una diva sin sufrir daño alguno. La fuerza de su ataque atravesaría incluso una armadura impenetrable, y el cuerpo humano no estaba diseñado para retener un aluvión de golpes de alta potencia.

“¿Qué, me estás diciendo que me ponga seria mientras no estás ni siquiera potenciado con el Aumento Celestial? ¡Podría terminar matándote, idiota!”

La verdad salió de la boca de Sharon, así como una sola lágrima del rabillo del ojo. Ella le había confirmado que se había estado conteniendo todo el tiempo, y que sabía que mientras él viviera, no importaba lo que le pasara a su país, su sueño viviría con él. Por eso decidió seguir adelante.

“Pero tengo que seguir adelante. No traicionaré mi propio sueño. Ser derrotado aquí significaría tirar a la basura la confianza, las esperanzas y los sueños de todos. Los sueños de mi pueblo, Cecilia, Feena, Kanon… y de ti.”

“Mi… sueño…” Sharon sintió una mezcla de sorpresa y felicidad al saber que tenía un lugar en el sueño de Al.

“¡Exactamente! Desde que compartimos ese momento mirando las luces de la pared del castillo, compartimos el mismo sueño. Así que si pierdo aquí, ¡tu sueño moriría junto con el mío! ¿¡No es eso… no es por eso que parece que estás siendo atormentada!?”

Era un argumento tan egocéntrico que ella le habría lanzado innumerables quejas cualquier otro día. Pero ahora, no podía. Si lo hiciera, su sueño podría morir para siempre. Todo lo que podía hacer era mirar completamente aturdida a Al, que empuñaba su guadaña.

“Al, m-mi… mi sueño…”

Las piernas que usó para perseguirlo implacablemente, los brazos que usó para atacarlo sin piedad, estaban temblando.

“Lo sé. Puede que lleve un tiempo, pero te prometo que te ayudaré a llegar allí. Así que, por favor, ¡regresa!”

Al, apenas capaz de ponerse de pie, blandió su guadaña hacia Sharon. En el momento en que tocó su costado, colapsó.

“Al… Está bien. Está bien, perdí. Vámonos a casa. Quiero ir a casa”.

Sharon lo cogió en sus brazos antes de que su cuerpo golpeara el suelo. Su cara se iluminó visiblemente, venciendo la mirada áspera que la ocupaba antes. Los acontecimientos que ocurrieron podrían llamarse una extensa disputa de amantes o un duelo heroico, pero una cosa era segura: la lucha había terminado. Al menos, eso creían.

“¡Fuego!” La voz de Gatou, junto con una lluvia de flechas y una furiosa tormenta de fuego, destrozó la tranquila escena.

“¡ Hahaha! ¡Bien hecho, Gatou! ¡No necesitamos una Diva corrompida por el Señor de los Demonios!”

Sharon disparó una mirada furiosa a Ranbolg mientras sostenía a Al en sus brazos. Este fue el peor momento para una emboscada; escapar del peligro que se avecinaba era imposible incluso para una Diva. Ellos perecerían en el acto.

Publicidad G-M3



“¡Lo siento, Al!” dijo ella mientras lo abrazaba más fuerte.

“Te lo dije, es ‘gracias’, no ‘lo siento’.” Se deslizó de los brazos de Sharon y se puso delante de ella, protegiéndola. “¡Rey Demonio! ¡Préstame tu fuerza!”

Volvió la palma de su mano hacia el cielo, permitiendo que la magia negra que brotaba eclipsara al sol. Las flechas y hechizos entrantes fueron absorbidos por esa magia negra y desaparecieron en la nada.

“¿¡Qu ─────!? Espera, ¿¡eres el verdadero Rey Demonio!?” Después de presenciar el increíble poder de Al, la mandíbula de Ranbolg casi se cae al suelo.

“¡Lanza de hielo!”

Feena aprovechó la oportunidad para lanzarle una lanza de hielo a Ranbolg, que le atravesó la mano.

“¡Owwww! ¿¡Qué demonios estás haciendo!?”

“Simple. Pensé que la amiga de Sharon sería útil más tarde, así que la salvé.”

Haciendo caso omiso del críptico comentario de Feena, Airi se escabulló de las garras de Ranbolg y se fue rodando.

“Ranbolg, ¡aprobaste este duelo! ¿Por qué no puedes aceptar la derrota?”

Todos los que presenciaron su batalla miraron a Ranbolg.

“Oh, es cierto. ¡Somos los vencedores!”

“Es cierto. Mi nuevo trabajo como esposa legal de Al es entrenarlo para que sea un buen esposo. No te preocupes, no tomará mucho tiempo. ¡Repasaremos todo en una sola sesión sin pausas, ya sea para el almuerzo o el baño!”

“Eso suena como una tortura literal.”

Las Divas afirmaron que la batalla había terminado según las condiciones, pero…

“¡Cállate! ¡Nunca acepté este duelo! Ya he terminado de hacer el tonto. Todas las fuerzas, masacren a Althos y maten a Sharon, ¡la traidora!”

…Ranbolg abandonó el duelo y gritó a todo pulmón. Las órdenes eran órdenes, y como tales, los soldados de Freiya comenzaron a cumplirlas.

“Oh mi, debería aprender a darse por vencido”.

“¿Es ese realmente el asunto aquí mientras estamos rodeados por miles de soldados? ¡Las cosas no podrían haber ido peor!” Kanon le dijo a la extrañamente despreocupada Cecilia.

“Ella tiene razón. Esta no fue una decisión sabia.”

“¿Por qué? ¿Quieres sacrificarte y dejar caer un meteoro aquí, Feena?”

Publicidad M-AB

Los soldados de freiya fueron golpeados por el miedo.

“Podría, pero no lo haré”.

Sin embargo, al oír la negación de Feena, soltaron suspiros de alivio.

“¡Brusch! ¡Hagámoslo!”

¡Boom!

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios