Backstabbed in a Backwater Dungeon (NL)

Volumen 1

Capítulo 15: La Cacería De Los Asesinos De Aventureros, Parte Final

 

 

“¿H-Hermano?” Miya murmuró somnolienta y, de repente, se despertó y se incorporó de golpe. Estaba en la suite del último piso que mi grupo había tomado en la posada del Reino Enano, aunque ella aún no lo sabía. Yo estaba sentado en una silla junto a su cama, cuidándola.

“Buenos días, Miya”, le dije.

Publicidad M-AR-2

“¿Eh? ¿Dónde estoy?” Miya miró a su alrededor, del mismo modo que lo haría un animalito tímido al encontrarse en un entorno desconocido. Esperé a que se calmara lo suficiente para explicarle cómo había llegado hasta aquí.

“Anoche, Gold se enteró de la noticia de los asesinos de aventureros mientras bebía en el gremio”, empecé. Le conté que, al enterarse de la noticia, mi grupo había salido en busca de esos asesinos de aventureros para dar un empujón a nuestra reputación. Estuvimos buscándolos por la mazmorra hasta altas horas de la noche, cuando por casualidad vimos a un joven elfo a punto de matar a Miya. Llegamos justo a tiempo y lanzamos un ataque sorpresa, pero en cuanto el elfo nos vio, decidió huir a lo más profundo de la mazmorra, llevándose consigo a su cómplice, un elfo oscuro de aspecto igual de joven.

No habíamos perseguido a la pareja, le expliqué, porque no estábamos seguros de lo poderosos que eran. En su lugar, protegimos a Miya -le dije que se había desmayado, por eso no lo recordaba- y registramos los alrededores. Finalmente encontramos a su hermano, Elio, y a Gimra y Wordy. Elio se aferraba a la vida por un hilo, pero por desgracia, los otros dos ya estaban muertos cuando aparecimos.

Basándonos en estas pruebas circunstanciales, determinamos que el elfo y el elfo oscuro eran los asesinos en serie que habíamos estado buscando. Una vez que aplicamos un poco de magia curativa provisional a las heridas de Elio, sacamos a los dos hermanos de la mazmorra, en parte para asegurarnos de que estaban a salvo y en parte para poder informar a las autoridades del incidente. Llevamos a Miya a nuestra suite de la posada y a Elio a una clínica para que recibiera el tratamiento adecuado por sus graves heridas. A Gold se le asignó la tarea de transmitir al gremio la información sobre los asesinos de aventureros.

Por supuesto, yo había inventado completamente esta versión de los hechos. Tuve que inventar una historia que no levantara sospechas de Miya o del gremio. El gremio sería bastante fácil de engañar, y los recuerdos de Miya de antes y después de irse a dormir eran muy borrosos gracias a la tarjeta SR Sueño, así que estaba seguro de que no recordaría en absoluto su breve estancia en el Abismo.

Publicidad G-M1



Kyto y Yanaaq -el elfo y el elfo oscuro que había dejado sin nombrar en mi coartada- permanecieron encarcelados en el Abismo mientras mi gente los interrogaba. Había ordenado que se les extrajera toda la información relativa a Amos y Sub amos, por muy coercitivas que fueran las técnicas que tuvieran que utilizar. En este momento, Ellie y su equipo probablemente estaban utilizando hechicería prohibida para arrancarles la memoria y registrar todos los detalles, un proceso que sin duda conllevaría un dolor atroz.

Seguí contándole a Miya la historia que había preparado, procurando no dar muestras de equívoco. Al menos, la Máscara de Tonto ayudaba a ocultar mis expresiones faciales. “Después de oír nuestras pruebas, el gremio también determinó que era muy probable que el joven elfo y el elfo oscuro fueran los asesinos de aventureros. Dijeron que querían oír tu testimonio completo en cuanto estuvieras despierta, Miya”.

“De acuerdo, claro”, respondió Miya. “Esos dos eran definitivamente los asesinos de aventureros. Aparecieron de repente, de la nada, justo detrás de nosotros, y cuando les contamos lo de los asesinatos, dijeron que deberían haber hecho algo más para ocultar las pruebas. Entonces uno de ellos atacó a mi hermano y a nuestros amigos, y…”.

Miya -que seguía sentada en la cama- agarró con fuerza la manta entre sus pequeñas manos. Saqué dos pañuelos doblados del bolsillo delantero y se los di.

“¿Qué son? preguntó Miya.

“Mechones de pelo. De Gimra y Wordy”, respondí. “Lo siento. Pudimos salvar a Elio, pero los otros dos…” Me interrumpí. “Tuvimos que dejar sus cuerpos en la mazmorra”.

Miya reaccionó con sorpresa. “¡G-Gracias! Me alegro tanto de tener al menos mechones de su pelo para recordarlos. Gracias…” murmuró. “Gracias…” A esas alturas, la muerte de sus amigos ya era irremediable, y abrazó los pañuelos contra su pecho mientras las lágrimas empezaban a caer.

Pudimos salvar a Elio, pero fue demasiado tarde para Gimra y Wordy, pensé. En realidad, Yanaaq había sido quien había aplicado la magia curativa a Elio, porque, según sus palabras, lo necesitaba como animal de laboratorio. Si hubiéramos llegado más tarde, Elio habría muerto en un monstruoso experimento de laboratorio. Había un hechizo que podía resucitar a los muertos, pero no era infalible y había que pasar por un montón de obstáculos para que funcionara. No habíamos sido capaces de cumplir esas condiciones para Gimra y Wordy. Un humano sólo tenía una vida, y no era tarea fácil restaurarla, por muy poderoso que fueras.

Creo que esto es todo lo que puedo hacer aquí por hoy, decidí, y salí de la suite sin decir una palabra más. Pero incluso después de cerrar la puerta tras de mí, mi agudizado sentido del oído seguía captando los sollozos de Miya. Trabajé duro para alcanzar mi actual nivel de poder y poder vengarme de los que me habían hecho daño, pero tener el sentido del oído aumentado puede ser un problema en momentos como este.

Me alejé un poco de la puerta para que Miya pudiera llorar a solas.

***

 

El resultado del caso de los asesinos en serie hizo que cambiaran dos cosas. La primera fue que, a cambio de la información sobre los criminales, el gremio ascendió a mi grupo al rango C. Después de llorar todo lo que pudo por las muertes de Gimra y Wordy, Miya fue al gremio más tarde ese mismo día para dar su testimonio detallado de los hechos. El gremio corroboró la declaración de Miya con la información que mi grupo había presentado y concluyó sin sombra de duda que el joven elfo y el elfo oscuro eran los asesinos en serie. El gremio también elaboró algunos retratos de los culpables basándose en las descripciones proporcionadas por Miya y mi grupo, para que los demás supieran a quién tenían que vigilar. Se formó un grupo de vigilancia y se inició una persecución para capturar a los asesinos, que, según el testimonio ficticio de mi grupo, habían huido a lo más profundo de la mazmorra. Al principio, supuse que tendríamos que traer de vuelta los cadáveres de esos asesinos en serie para que el gremio subiera el rango de mi grupo, pero resultó que bastaba con proporcionar información sobre ellos para que subiéramos al rango C, lo que nos convertía oficialmente en aventureros profesionales de pleno derecho. Fue un golpe de suerte inesperado.

Lo segundo que cambió a raíz de este caso del asesino de aventureros fue que Elio y Miya decidieron renunciar a ser aventureros, lo que en esencia significaba dar la espalda a sus esperanzas de enviar a Miya a la escuela de magia de élite del Ducado y volver a una vida normal en el lugar donde crecieron. En cuanto Elio fue dado de alta de la clínica, él y Miya se deshicieron de la mayoría de sus pertenencias que estaban en su habitación de la posada en la que se habían alojado. Planeaban abandonar la ciudad al día siguiente, sirviendo como guardaespaldas de una caravana de comerciantes hasta llegar a su ciudad natal.

Publicidad M-M3

Antes de abandonar la ciudad, Elio y Miya pasaron por la posada en la que se alojaba mi grupo para despedirse por última vez. Los llevamos a una de nuestras suites y los sentamos en un sofá del salón. Nemumu les puso té en una mesita y yo me recosté en otro sofá frente a ellos. Gold y Nemumu observaban desde un rincón de la sala. Miya y Elio rompieron el hielo inclinando la cabeza.

“Has hecho mucho por nosotros en el poco tiempo que hace que nos conocemos. Incluso le salvaste la vida a mi hermano”, dijo Miya. “Realmente no podemos agradecértelo lo suficiente”.

“Muchas gracias por rescatarme”, dijo Elio. “Si no hubiera sido por tu grupo, Dark, hoy no estaría aquí sentado”.

“Por favor”, dije modestamente. ” Ustedes me dieron buenos consejos y me regalaron ese ungüento para quemaduras. Fue pura coincidencia que yo pudiera ayudarlos a cambio”.

No podía decirles que había sido la Pulsera de los Deseos SSR la que había salvado la vida de Miya y desencadenado la secuencia de acontecimientos que nos había llevado hasta su hermano. Además, no me sentía digno de su agradecimiento porque no había podido salvar a Gimra y Wordy, aunque no quería estropear el momento mencionando sus muertes. En realidad, ni siquiera había sido yo quien había salvado a Elio. Había tenido una suerte increíble. Sencillamente, no había tenido el poder suficiente para hacer lo que había que hacer para evitar una tragedia.

Decidí cambiar de tema. “Sé que los dos dijeron que iban a dejar de ser aventureros y regresar a su ciudad natal, pero tú eres un aventurero muy trabajador, Elio, y Miya es una maga con talento. Imagino que habrá muchos aventureros a los que les encantaría tenerlos a los dos en sus equipos”.

“Sí, hemos recibido ofertas de varias personas”, dijo Miya. “Pero después de lo que nos pasó, me da demasiado miedo volver a aventurarme en una mazmorra”. Juntó las manos con fuerza en el regazo, pero no pudo evitar que le temblaran. Era natural, dado que su hermano había resultado gravemente herido y sus dos amigos habían muerto a hachazos delante de sus ojos.

“Ah, y también hay otra razón”, añadió Miya tímidamente. “Nos convertimos en aventureros porque nuestros mejores amigos se unieron a nosotros. No podemos ni imaginarnos seguir como aventureros sin ellos. ¿Verdad, hermano?”

“Sí”, dijo Elio. “Sería demasiado raro formar un grupo con otra gente, sobre todo ahora. También queremos llevarnos esos mechones de pelo de Gimra y Wordy a nuestro pueblo natal. Haremos una nueva vida allí, con la ayuda de nuestros parientes”.

“Vale, ya veo…” Respondí, sumiéndome en un silencio incómodo.

Miya intentó animar el ambiente añadiendo un poco de alegría a nuestra conversación. “Puede que ahora sea mucho más difícil entrar en la escuela de magia del Ducado, pero seguiré esforzándome con mi hermano. Estudiaré magia por mi cuenta y me convertiré en una maga de la que tú y tu grupo puedan estar orgullosos. Si alguna vez pasas por nuestro pueblo, ven a saludarnos”.

“Me aseguraré de hacerlo”, dije.

“Gracias. Te estaremos esperando”, dijo Miya. “Todo nuestro pueblo te dará una calurosa bienvenida”.

“Eso es una promesa, Dark”, dijo Elio, que -como su hermana- sonreía ampliamente. “Estaremos esperándote”.

Los dos hermanos tuvieron tiempo de charlar con Gold y Nemumu antes de irse, pero al final se despidieron por última vez y se marcharon, dejándonos solos a mí y al equipo en la suite.

Publicidad G-M1



” Regreso al Abismo”, declaré. “Si alguien más viene a verme, díganle que vuelva más tarde”.

Publicidad G-M1



“Como desee, Lord Light”, dijo Nemumu. Activé la tarjeta de teletransporte SSR y dejé a Nemumu y a Gold a cargo del fuerte.

***

 

 


Al llegar a mi fortaleza, me dirigí a mi despacho. Les había dicho con antelación a Mei y Ellie que volvería al Abismo después de despedirme de Miya y Elio para que me informaran de los avances en el interrogatorio de Kyto y Yanaaq, por lo que mis dos ayudantes ya estaban en el despacho esperándome. Inclinaron la cabeza cuando entré en la sala.

“Le agradezco que haya sacado tiempo de su apretada agenda para vernos, amo Light”, dijo Mei. “Es un honor para mí como sirvienta tener esta audiencia con usted”.

“¡Yo también he estado esperando ansiosamente verle, Bendito Señor Light!” dijo Ellie. “¡Siento que quiero celebrar este día todos los años a partir de ahora!”.

Publicidad M-M5

Hacía días que no veía a Mei y a Ellie, así que las dos estaban ridículamente emocionadas de verme. Me reí tímidamente mientras me quitaba la máscara y la colocaba sobre el escritorio antes de sentarme en la silla que había allí y ponerme manos a la obra con nuestras cautivas.

 

 

Ilustracion

 

 

Publicidad G-M3



” Ustedes dos también son un regalo para la vista”, respondí. “En fin, ¿cómo va todo con Kyto y Yanaaq?”.

“¡Todo va espléndidamente, naturalmente!”. dijo Ellie con regocijo, pavoneándose hacia mí con el pecho bastante torneado sacado con orgullo. “¡Pude usar mi magia prohibida para escarbar en todos los rincones oscuros de sus cráneos y recuperé recuerdos que incluso ellos habían olvidado hacía tiempo!”.

“También realicé interrogatorios verbales con la ayuda de mi magia para detectar mentiras”, añadió Mei. “Queríamos asegurarnos de que no había incoherencias con los recuerdos extraídos por Ellie. Aquí está nuestro informe”.

El meticuloso documento cayó de los finos dedos de Mei sobre mi escritorio. Suponía que iba a recibir un informe provisional, pero parecía que más o menos habían terminado de extraer toda la información que las dos prisioneras tenían que ofrecer, y en menos tiempo del que esperaba. Les di las gracias a ambas y empecé a leer el informe. La letra no sólo era muy clara y legible, sino que además era fácil de entender.

A mitad de la lectura, me topé con una sección que me hizo fruncir el ceño. ” ¿Están seguras de que esto es correcto?”

“Por supuesto”, dijo Mei. “La información contenida en este informe ha sido verificada por la magia prohibida de Ellie y mis habilidades para detectar mentiras”.

“Mi magia no vale nada comparada con tus tarjetas de Gacha ilimitado, Bendito Señor Light”, arrulló Ellie. “Pero si de algo sirve, creo que este informe es esencialmente hermético, por las razones que ella expuso”.

Mei y Ellie eran mis cerebros, y las había dejado a las dos a cargo de gobernar el Abismo y trabajar en nuestra estrategia, respectivamente, por esa misma razón. Si ambas decían que el documento era indiscutible, no tenía más remedio que creerles. Aun así…

“En resumen, un ‘Sub amo’ es descendiente de un Amo y, por ello, está dotado de mayor fuerza y habilidades mágicas más elevadas, y tiene el potencial de alcanzar un alto nivel de poder”, dije. “No hay nada en esa parte que no hubiera previsto ya”.

Al parecer, todas las naciones del mundo buscaban amos, así que sería increíble que un sub amo acabara siendo una persona normal. Eso explicaba en parte por qué Kyto, el autodenominado “héroe legendario”, creía que nunca llegaría a su límite de crecimiento en el nivel 1500, y llegó a huir de su tierra natal y masacrar a un montón de gente para intentar resolver el problema.

“Pero aquí dice que las naciones desconfían de los amos porque pueden ‘destruir potencialmente el mundo si se les deja libres'”, leo del informe. “No lo entiendo. Lo entendería si les preocupara que destruyeran una nación, ¿pero el mundo entero?”.

No es que dudara de Mei y Ellie, es que la idea me parecía demasiado descabellada. Pensábamos que las naciones buscaban amos para reclutarlos y acceder a sus increíbles habilidades con el fin de mantener el equilibrio de poder con las naciones rivales. La idea de que los Amos pudieran acabar destruyendo el mundo si no se les controlaba era un tanto inesperada. Me habría parecido más lógico si la preocupación hubiera sido que un Amo pudiera derrocar el orden establecido y declararse gobernante, pero ¿por qué iba un Amo a destruir el mundo, erradicando así hasta la última persona de cada raza? Por supuesto, cabía la posibilidad de que se tratara de una exageración.

En el caso de Yanaaq, prefería investigar en su laboratorio a experimentar todo lo que ofrecía el mundo real, así que no pudimos sacarle mucha información útil. Sin embargo, una cosa que me interesó fue la diferente opinión que los elfos y los elfos oscuros tenían de los amos.

Según el informe, los elfos buscaban activamente apropiarse de la sangre de los amos para que su raza obtuviera el poder de oponerse a otras naciones. En cambio, los elfos oscuros rechazaban a los amos y preferían aumentar su capacidad ofensiva a partir de sus propias fuerzas. Los elfos y los elfos oscuros se consideraban rivales, y parecía que sus diferencias se extendían incluso a sus opiniones sobre los amos.

Al enterarme de todo esto, no pude evitar airear mis pensamientos. “Un amo no es más que una persona, por muy fuerte que sea. ¿Podría un individuo destruir seriamente el mundo entero y, al hacerlo, acabar con toda la vida en él? Podría ser una historia diferente si se reunieran suficientes personas de Nivel 9999 como yo, pero incluso entonces…”


Al fin y al cabo, yo seguía siendo el segundo hijo de un campesino, y me estaba costando mucho hacerme a la idea de este difícil concepto, así que pedí ayuda a mis consejeras. “Mei, Ellie, ¿qué opinan de esta información?”

“La idea de que un amo puede destruir el mundo si se le da rienda suelta era uno de los recuerdos olvidados de Kyto que Ellie consiguió recuperar con su magia prohibida”, afirmó Mei. “Una vez la pronunció el comandante de los Caballeros Blancos, el escuadrón de élite del Reinado de los Elfos. Carecemos de información adicional sobre esa anécdota, así que no puedo emitir un juicio al respecto.”

“Odio admitirlo, pero tengo que estar de acuerdo con Mei en cuanto a la actual falta de información”, dijo Ellie. “Esa pequeña pepita de información me despertó la curiosidad suficiente como para volver a escarbar en todos sus recuerdos, recorriendo cada centímetro cuadrado de su materia cerebral, pero no pude encontrar nada más de valor”.

Si Ellie no conseguía averiguar nada más a pesar de haberles escarbado repetidamente el cerebro con magia, eso significaba que habíamos obtenido hasta la última información que podían ofrecernos. Dejé el documento de Mei sobre el escritorio y me recosté en la silla.

“¿Dónde están ahora Kyto y Yanaaq?”. pregunté.

“En las celdas subterráneas, como podrá ver”, dijo Ellie, que chasqueó los dedos y me mostró a los dos cautivos en una especie de visión flotante. Ambos estaban desplomados en el frío suelo, aún vivos y conscientes, pero después de repetidas y angustiosas sesiones de brujería prohibida, en las que sus mentes eran destrozadas antes de ser revividos de nuevo con magia curativa, sus ojos estaban totalmente en blanco y ambos murmuraban débilmente para sí mismos.

Al ver esto, asentí con la cabeza y di nuevas órdenes a Ellie y Mei. “Ya que ahora sabemos todo lo que saben, no necesitamos nada más de ellos…”. Declaré. “Y no me desviaré de lo que dije antes. Estos dos deben pagar el precio definitivo por atacar a Elio y Miya, matar a Gimra y Wordy, y asesinar a un número incalculable de personas en la mazmorra del Reino Enano. Por el atroz crimen de asesinar a una multitud de humanos inocentes, les ordeno que acaben con sus vidas en este instante.”

“Por mi honor de sirvienta, así se hará”, dijo Mei.

“¡Tus deseos son órdenes, Bendito Señor!”, dijo Ellie.

Kyto y Yanaaq eran criaturas despreciables, pero habíamos conseguido sacarles información útil. Sentí que ya habían sufrido bastante y que no los necesitábamos más. Ellie chasqueó los dedos por segunda vez, y la visión flotante se desvaneció lentamente mientras Kyto y Yanaaq veían apagarse sus vidas.

“Ahora, hay otra información contenida en este informe que tendré que examinar de cerca”, dije. Por un lado, también habíamos extraído información sobre el funcionamiento interno del Reino de los Elfos. Pero antes de que pudiera volver a la lectura, Ellie se adelantó, con una sonrisa de oreja a oreja y el aspecto de una hermana mayor cariñosa con su hermano pequeño.

Bendito Señor Light, si es “otra información” lo que quieres, tengo noticias que debes escuchar.

“¿Noticias?” pregunté. “En ese caso, dímelas”.

“¡Por supuesto!” dijo Ellie con alegría. “¡Por fin he terminado los preparativos del plan de venganza contra Sasha que amablemente me asignaste!”.

“¿Eh? ¿Lo dices en serio, Ellie?” pregunté.

“¡Claro que sí! Sólo tienes que dar la orden y pondré inmediatamente el plan en marcha!” dijo ella. “Además, esa elfa que te traicionó está ahora comprometida con el vicecomandante de los Caballeros Blancos, la orden a la que pertenecía Kyto. Como los Caballeros Blancos están llenos de Sub amos, me adelantaré y los capturaré mientras llevo a cabo este complot de venganza.”

Publicidad G-AB



“¡Ah, eso es perfecto, Ellie!” exclamé. “¡Qué gran idea! En ese caso, ¡pon en marcha este plan de inmediato!”.

“¡Como desee, Bendito Señor Light!” respondió Ellie.

Oír que el complot de venganza contra Sasha por fin había tomado forma me levantó el ánimo inmensamente, desterrando por completo el mal humor en el que me encontraba hacía unos instantes. Después de darle las órdenes, Ellie se inclinó con elegancia ante mí, sujetándose el sombrero con la mano para evitar que se le cayera, mientras con la otra agarraba el dobladillo de su falda bicolor de corte asimétrico. Aunque la elegancia del gesto se vio un tanto empañada por el hecho de que ella temblaba visiblemente de euforia al recibir mi orden, como si un dios acabara de impartir su bendición sobre su alma.

Reí tímidamente ante la reacción de Ellie y luego dejé que una sonrisa de profunda satisfacción se dibujara en mi rostro. Una vez me había ocupado de Kyto y Yanaaq, podía pensar en la siguiente etapa de mi odisea de venganza.

“Así que después de Garou, me toca vengarme de Sasha, ¿eh?”. me burlé. “Ah, casi puedo ver la mirada desesperada en su cara mientras se retuerce de dolor, rogándome que le perdone la vida. No puedo esperar a que llegue ese momento”.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios