Ore wa Subete wo “Parry” Suru (NL)

Volumen 1

Capitulo 18: Le Hice Parada A Un Goblin

 

 

El goblin agarró los grandes árboles que había arrancado, uno en cada mano, y nos fulminó con la mirada, sus ojos me recordaron a los de una bestia feroz. Vislumbré una lengua roja oscura asomando por su boca con largos colmillos. No daba señales de atacarnos pronto; parecía que se estaba tomando su tiempo para evaluar a su presa.

¿Podría realmente luchar contra un monstruo tan aterrador?


Pero justo cuando esa duda empezaba a abrirse paso en mi pecho, el goblin atacó bruscamente, levantando uno de los grandes árboles que sostenía y haciéndolo caer sobre nosotros dos.

El enorme cuerpo del monstruo se movía a una velocidad increíble. En un instante, la tosca corteza del árbol estaba casi sobre mí, proyectando una sombra sobre mi cabeza. De cerca, me di cuenta de que el tronco era mucho más grueso de lo que había pensado en un principio. Si nos golpeaba a alguno de los dos, moriríamos sin duda. Pero-

[Parada]

Con todas mis fuerzas, levanté mi espada y golpeé el árbol que caía. El impacto que sentí a través de la empuñadura fue inmenso. El intercambio había sido rapidísimo… pero, evidentemente, mi Parada había tenido éxito. Había conseguido desviar ligeramente la trayectoria del árbol, que se estrelló contra el suelo justo al lado de donde yo estaba, abriendo un surco profundo en la tierra. Miré detrás de mí y vi que Lynne también estaba ilesa.

Pero antes de que me diera tiempo a pensar, el goblin volvió a atacar. En un alarde de fuerza bruta, blandió el enorme tronco que sujetaba con la otra mano -la izquierda- directamente hacia nosotros en un barrido horizontal que arrasó todos los árboles a su paso y arrancó trozos de tierra donde raspaba el suelo. Me preparé para saltar por encima del ataque, pero me detuve al darme cuenta.


“No es bueno”, murmuré.

El goblin ya tenía otro árbol en la mano derecha. Fiel a su reputación de monstruo inteligente, debió de enviar su ataque rozando el suelo porque había previsto que saltaríamos sobre él. Si no me equivoco, pretendía golpearnos mientras estábamos indefensos en el aire.

Aunque la fuerza monstruosa que le permitía balancear los árboles ya era bastante aterradora, lo que más me aterrorizaba era su mirada calculadora. Pero de ninguna manera iba a dejar que consiguiera lo que quería.

Publicidad M-M3

[Parada]

En lugar de esquivar su golpe, clavé mi espada negra en el suelo y desvié el enorme árbol por los aires. El enorme goblin no debió esperárselo, porque se tambaleó por un momento.

Era nuestra oportunidad de contraatacar. Puede que yo no tuviera medios para atacar a nuestro oponente, pero Lynne sí.

“Lynne, te toca”.

“Sí, Instructor… [Cortadora de Viento]”.

Incontables hojas de viento creadas por la habilidad de Lynne se juntaron en una tormenta arremolinada y volaron directamente hacia el goblin. El violento vendaval atravesó el bosque y destrozó los árboles circundantes. Sin embargo-

“¡Gugyaaa!” El goblin esquivó el ataque como si nada.

Por un momento, Lynne pareció sorprendida, pero se recompuso rápidamente.

“[Danza del Carámbano]”

Publicidad G-M2



Formó docenas de carámbanos, uno tras otro, cada uno del tamaño de una persona, y los disparó contra el goblin en rápida sucesión, sin dejarle espacio para esquivar o lanzar una contraofensiva. La intensidad de sus ataques era tremenda: disparaba cada carámbano con la fuerza de un cañonazo. Todos los árboles de los alrededores que recibían el impacto de un carámbano quedaban hechos astillas y el suelo bajo nuestros pies empezaba a helarse.

Pero no todos los carámbanos dieron en el blanco. Nuestro oponente era demasiado rápido.

“No sabía que los goblin fueran tan rápidos”, murmuré.

Había oído que los goblin eran monstruos ágiles, pero esto superaba todo lo que había imaginado. Mientras zigzagueaba entre los árboles circundantes, esquivando los carámbanos de Lynne, recogía un árbol caído tras otro y nos los lanzaba como flechas. Me estaba costando trabajo derribarlos para que no le dieran a Lynne.

Publicidad G-M3



No podíamos seguir así. La mayoría de los ataques de Lynne no conectaban y yo no tenía ninguna habilidad ofensiva utilizable. Para colmo…

Publicidad G-M1



“¡¿Cómo?! ¡¿Cómo se regenera?!” exclamó Lynne.

Su feroz descarga de carámbanos había dejado innumerables heridas en el goblin: un corte en el brazo y un dedo del pie que se había congelado y destrozado parcialmente, entre otras. Había conseguido herirlo, eso era seguro, pero antes de que me diera cuenta, sus heridas habían desaparecido. En unos instantes, todas las heridas que le había infligido desaparecían como si nunca hubieran existido.

“¡¿Es por la piedra de maná…?!” murmuró Lynne, mirando fijamente al goblin. “¿Es por eso…?”

¿Se refería a la piedra de maná de color rojo púrpura que tenía en la frente? Al mirarla de cerca, tuve la sensación de que la luz que desprendía era más intensa que antes.

“¿Te refieres a esa gema?” le pregunté. “¿Qué pasa con ella?”

“Podría ser la fuente del poder del goblin”, respondió. “Tenemos que encontrar la manera de quitarla…”.

“¿Sólo tenemos que quitarla?” Confirmé.

“Sí. Si mi suposición es correcta, ese es su punto débil”.

“Punto débil, ¿juh?”

Mientras seguía derribando los árboles que el goblin nos lanzaba, me sentí un poco aliviado. Me había sorprendido su capacidad de regeneración, pero resultó que, fiel a su reputación de monstruo más débil, tenía un punto débil muy sencillo. El único problema era cómo íbamos a llegar hasta él.

El goblin era extremadamente rápido; acercarse no sería tarea fácil. No confiaba en poder alcanzarlo, aunque corriera a toda velocidad. ¿Qué podía hacer?

Al parecer, el goblin había visto en nuestra vacilación una buena oportunidad para atacar, porque inmediatamente lanzó su siguiente ataque. Con las manos, lanzó al cielo un enorme montón de astillas de madera gigantes, que pronto empezaron a caer hacia nosotros. Al mismo tiempo, el goblin empezó a agarrar indiscriminadamente los trozos de árboles rotos esparcidos por el suelo, lanzándolos contra nosotros con temerario abandono.

Maldita sea, pensé. Nos ha atrapado.

El goblin nos había estado observando con sus agudos ojos todo este tiempo. Me había visto rechazar sus ataques con mi espada negra, de uno en uno, para ser exactos. Dado el enorme peso de mi arma, intentar hacer lo mismo con una docena o más de árboles estaba fuera de mi alcance. Como mucho, habría podido desviar dos o tres por golpe. Pero aunque hubiera blandido una espada más ligera, no me habría servido de nada; un arma así habría sido incapaz de apartar proyectiles tan grandes.

No podía esquivar varios árboles a la vez, y el goblin se había dado cuenta gracias a su atenta observación.

Mientras permanecía allí, admirando el intelecto del monstruo, el diluvio de madera comenzó a caer sobre nosotros. Al mismo tiempo, fragmentos de árboles volaban hacia nosotros desde los lados como flechas.

¿Qué estaba haciendo? No era el momento de dejarse llevar por la admiración. A menos que se me ocurriera algo, no sería capaz de proteger a Lynne. Sin embargo, tan pronto como pensé eso…

“¡[Ráfaga de viento]!”

Una violenta tormenta surgió de Lynne, sacudiendo todo el bosque con toda la fuerza de un terremoto masivo. Ante tan abrumadora presión del viento, los innumerables proyectiles que se habían dirigido hacia nosotros salieron volando por los aires.

Era asombrosa.

Entonces, mientras observaba la habilidad que había desatado, tuve una idea repentina.

“Lynne. ¿Puedes disparar eso contra mi espalda?”

Publicidad G-M1



“¿Te refieres a mi [Ráfaga de viento]?”, preguntó. “P-Pero es un hechizo de ataque. Tiene fuerza suficiente para hacer un agujero en la pared de un castillo…”

“No pasará nada si pongo mi espada en medio. Creo que me dará una oportunidad decente de alcanzar al goblin para poder coger esa gema roja. ¿Qué te parece?”

Hizo una pausa para considerar mis palabras antes de dar su respuesta.

“De acuerdo, instructor. Si usted lo dice, hagámoslo”.

En resumen, mi idea era similar en concepto a la de cómo tener la brisa a tu espalda te facilitaba correr. Pensé que con los fuertes vientos que Lynne podía convocar, podría alcanzar una velocidad bastante alta.

En cuanto a los planes, era bastante básico… pero pensé que si podía hacer algo con la gema del goblin, Lynne podría encargarse del resto. Valía la pena intentarlo.

Puse mi espada negra contra mi espalda, y Lynne apoyó ambas manos en ella.

“Listo cuando tú lo estés”, dije.

“Allá va… ¡[Ráfaga de viento]!”

Ore wa Subete wo “Parry” Volumen 1 Capitulo 18 Novela Ligera

El impacto fue inmediato e inmenso. Incluso a través de la espada, sentí como si mi cuerpo fuera a volar en pedazos por la presión. Pero mientras la fuerza abrumadora empujaba mi espalda, activé la [Mejora Física] y pateé el suelo con toda la fuerza que pude reunir.

La tierra que tenía debajo se rompió y, de inmediato, mi cuerpo salió despedido hacia delante a una velocidad increíble. Era incomparable a correr con mis propias fuerzas. Aunque sólo había dado un paso hasta entonces, el paisaje que me rodeaba ya se desdibujaba más allá de mi campo de visión. Entonces, activé [Paso de pluma] y el muro de aire que tenía delante se desvaneció, lo que me hizo acelerar aún más.

Siempre que quería recorrer largas distancias, utilizaba mi habilidad [Paso de pluma]. Aunque al principio creía que sólo servía para amortiguar el sonido de mis pasos, un día descubrí que estaba equivocado.

Cuando entrenaba en la montaña, a menudo me encontraba con que el aire se interponía en mi camino; por mucho que quisiera ser más rápido, siempre había un muro que rodeaba mi cuerpo y me mantenía a raya, impidiéndome moverme como quería. Pero cada vez que usaba [Paso de pluma], por alguna razón que desconocía, ese aire desaparecía junto con el sonido de mis pasos. Gracias a eso, ahora podía moverme mucho más rápido.

Aún así, esto era lo más rápido que había sido nunca. Mi siguiente paso parecía muy lejano. Tenía que tener cuidado de no perder el equilibrio.

Me concentré por completo en dar el siguiente paso, volcando toda la fuerza que pude en [Mejora física], y una vez más pateé el suelo. Inmediatamente, el impacto al hacerlo recorrió todo mi cuerpo, el suelo se rompió y los músculos de mi pierna gimieron en señal de protesta. Sentí como si me hubiera fracturado un hueso.

Pero si eso era todo, entonces estaría bien. Con [Curación Baja], podía curar heridas leves como fracturas óseas y desgarros musculares instantáneamente.

Di el siguiente paso, luego otro, luego otro, poniendo más y más fuerza en cada uno, una y otra vez, innumerables veces, hasta que me moví aún más rápido. Para entonces, el goblin ya se había dado cuenta de que me acercaba y trató de saltar hacia atrás y escapar. La velocidad a la que reaccionaba era increíble. Se movía increíblemente rápido.


Pero ahora, yo era más rápido.

Publicidad M-M1

“Te atrapé”.

Me aferré a la enorme cara del goblin, agarré la gema roja incrustada en su frente tan fuerte como pude y tiré.

“¡¡¡Gugyaaahhh!!!” El goblin gritó de agonía mientras brotaban chorros de sangre fresca de su nueva herida.

Con la gema aún en la mano, me aparté de un salto y observé desde la distancia. El goblin se retorció violentamente de dolor y arremetió como si se hubiera vuelto loco, derribando los árboles circundantes con su fuerza. Mientras rodaba por el suelo en su angustia, se causaba más daño a sí mismo con sus propios golpes indiscriminados. Ya no percibía nada de la inteligencia que había demostrado antes. Y sin la gema que había estado en su frente, sus heridas ya no se regeneraban.

“Lynne… ¿puedo dejarte el resto a ti? Lo siento, pero, si puedes, hazlo lo menos doloroso posible”.

Ahora que le había sacado su gema roja -su punto débil-, el goblin ya no daba señales de atacarnos. Sin embargo, si lo dejábamos en paz, cabía la posibilidad de que se comiera a otras personas en el futuro. Así que, aunque me sentía un poco mal por él, tendríamos que exterminarlo aquí y ahora.


“Como desee, Instructor… [Llamarada Infernal].”

En el momento en que Lynne activó su habilidad, el goblin fue envuelto en fuego abrasador. Aunque se estaba quemando, no intentó escapar de las llamas. En su lugar, se limitó a gritar, mirando todo el tiempo como si no entendiera lo que estaba pasando.

“Perdóname, goblin”, le dije.

Entonces, retorciéndose en agonía hasta el final, dejó escapar un último gemido y encontró su fin. Lynne cesó su habilidad, dejando nada más que un enorme cuerpo carbonizado tendido en el suelo.

Y ésa fue la primera vez que yo -con la ayuda de Lynne- maté a un goblin, el más débil de todos los monstruos.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios