Boogiepop And Others (NL)

Volumen 3

Capitulo 8: Oh… Dios… Mío!

 

 

Boogiepop And Others Volumen 3 Capitulo 8 Novela Ligera

 

Publicidad M-AR

―¡Oh… Dios… mío! ―Me quedé boquiabierta a mi alrededor. La situación en Paisley Park para cuando llegó mi scooter estaba más allá de las palabras.

Había gente tirada en el suelo por todas partes, todos con disfraces o maquillaje de payaso, y todos inconscientes y atados.

Sé mucho de cosas raras, y quizá todo el mundo dice que » hay que hablar con Suema Kazuko» si pasa algo raro, pero ni siquiera yo había leído algo tan extraño como esto.

¿Qué demonios pasó aquí?

―Uh… umm… ―Dije, avanzando con cautela, siguiendo el camino de los cuerpos caídos con la esperanza de rastrear el origen―. Pero… ¿podría ser esto realmente…?

Publicidad M-M2

Había silencio a mi alrededor.

Publicidad M-M4

Ciertamente algo extraño sucedió aquí… pero ¿podría haber terminado ya?

¿Otra vez?

¿Otro lío había caído justo a mi lado y me había pasado de largo?

―¿Por qué siempre pasa esto? ―Murmuré, realmente con ganas.

Me adentré un poco más y encontré a alguien todavía despierto.

―Unh ―gimió.

Corrí hacia él. No estaba atado.

―¿Estás bien?

Era un chico. Dudé un segundo, pero luego lo ayudé a sentarse.

Y me sorprendí de nuevo.

Le conocía.

―¿Tú eres… Taniguchi-kun?

Era el hermano menor de una chica que conocía.

―Oh… Suema-san ―dijo, con ojos que no lograban enfocarse en mí.

―¿Qué pasa? Taniguchi-kun, ¿qué pasó aquí? ―pregunté. Me estaba frustrando un poco, así que lo sacudí.

―P-por favor, necesito tu ayuda. Hay una chica por aquí… Ayúdala… ―dijo, arrastrando las palabras.

―¡¿Taniguchi-kun?! ¡Eh!

―Por favor…

Su cabeza se inclinó y quedó inconsciente. Lo abofeteé y lo sacudí, pero ni siquiera se inmutó. Estaba totalmente dormido.

―¡¡¡Vamos!!! ―Grité.

Sabía que el mundo no era justo… pero todo a mi alrededor era puro caos. Algo había sucedido, eso era seguro. Taniguchi-kun me pidió que salvara a una chica.

Si esto fuera un cuento de hadas, entonces él era el príncipe. Su trabajo era salvar a la princesa y conseguir su beso.

¿Por qué tenía que dejarlo en mis manos? ¿Por qué se había quedado dormido? ¿Qué pasaba con todos los locos maquillados? ¿Podría alguien explicarme algo de todo esto? ¿Cuál es mi papel en todo esto?

Recordé uno de los libros de Kirima Seiichi…

«El problema radica en tu propia fragilidad de decisión que obliga a dar respuestas y resoluciones simples y fáciles de entender a los demás. Esta es la razón principal por la que Imaginator está invadiendo el mundo. No importa cuánto tiempo esperes, nunca empieza nada».

Publicidad M-M5

Cuando leí eso, creí entenderlo, pero ahora que me encontraba en esta misma situación, deseaba desesperadamente una explicación sencilla y fácil de entender y un final feliz. De verdad… Suspiré, me quité el abrigo y cubrí a Taniguchi-kun con él. Le limpié el sudor de la frente y comprobé si tenía fiebre. Al parecer, era seguro dejarlo solo.

―Pero, ¿una chica? ―Dije―. ¿Qué chica? ¿Quién es ella, Taniguchi-kun…? ―Me pregunté en voz alta.

De repente, una extraña voz me habló.

―Esa chica está en la cima de La Escalera, la alta torre a tu izquierda.

No pude saber si la voz pertenecía a un chico o a una chica.

―¿Quién está ahí?

―Debes ir a La Escalera, y encontrar a la chica, Orihata Aya. Tráela a este chico. El hombre que buscas, Asukai Jin, está colgado del techo.

―¡¿Qué?! ―Miré a mi alrededor, pero no pude averiguar de dónde venía la

voz.

¿Y Orihata Aya? Estaba segura de haber escuchado ese nombre antes.

―¿Sabes lo que pasó aquí?

―Nada importante.

―¡Ya decidiré yo misma! ―Rugí―. ¡Necesito saber por qué puede ocurrir algo tan jodido! ¿Qué debo hacer con toda la gente que está aquí tirada?

―Nada. Pronto volverán a llevar vidas ordinarias y tediosas. Las vidas que dejaron que Imaginator las enganchara…

―¿Eh?

―Olvídate de ellos. Cuando despierten, sabrán que su única opción es volver al mundo que dejaron.

No podía entender esto. La cabeza me daba vueltas. Pero aún así, ¿por qué? Sentí una extraña familiaridad con esta voz. Aunque debería ser la primera vez que la escuchaba…

―Tu fuerza sincera es algo admirable, pero ten cuidado con causar preocupación a los que te rodean.

Publicidad M-AB

―¡¿Quién eres tú?! ―Grité.

De la oscuridad surgió una extraña sensación, en parte burlona, en parte de inocencia fingida.

―Ya sabes quién soy.

Luego la sensación se desvaneció, dejándome sola.

VS Imaginator Parte II – «PARADE» cerrado.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios