Violet Evergarden

Volumen 4: Ever After

Capítulo 1: Rose Y La Auto-Memories Doll

Parte 2

 

 

—¿A mí?

—Sí. Me pidió que preguntara por usted la primera vez que navegamos. También lo hice la última vez. ¿Va a sacar su bote hoy?

Publicidad M-AR-2

—¡Claro! ¿P-Puedo preguntar de nuevo? ¿Me estaba buscando? —Sí.

—¡Estoy tan feliz! ¡Lo mismo para mí! Todos los días me pregunto si va a venir pronto… ¡Vamos, vamos, cliente! ¡Por favor, suba al bote! Adelante, adelante. ¡Tengo muchas cosas que quiero decirle! ¡Ya veo! ¡Así que me estaba buscando!

—Sí, lo buscaba.

El aire que la rodeaba era como el de un hilo tensamente estirado, pero con el paso del tiempo, llegó a ser capaz de mostrar diferentes expresiones faciales.

—¿No puede sonreír?

Publicidad M-M3

—No. No puedo decir que tenga quejas al respecto, pero… recibo este tipo de opiniones de los clientes con bastante frecuencia. Por ahora, estoy haciendo intentos físicos al respecto. El Sr. Lockhart a menudo me levanta las mejillas. Me dice que practique. Sin embargo… no funciona muy bien.

—Ese viejo le está enseñando cosas raras… Es la primera vez que veo a alguien levantar las mejillas para formar una sonrisa.

—Sr. Valentine… usted sobresale en la sonrisa. ¿Tiene algún truco para

ello?

—Eh~, sólo estoy siendo despreocupado.

—Eso es difícil para mí.

—Hm~, pero ese es el secreto del éxito.

—El secreto del éxito…

—Este lugar es un muelle, después de todo. Para que un chico como yo trabaje entre hombres, al menos tengo que ser bueno actuando amistosamente, o de lo contrario no podré sobrevivir.

—¿Es así?

—Sí. Por eso es algo que tengo arraigado en mí. Señorita Violet, usted es una ex-soldado, ¿no es así? No podía estar despreocupada en el campo de batalla, así que no hay nada que hacer, ¿verdad?

Publicidad G-M2



—Pero… eso no tiene nada que ver con mis clientes.

—Hm~, intentar ser mejor nunca es exagerado, pero desde mi punto de vista como alguien que también está en el negocio de la hospitalidad, no creo que sea completamente indispensable. Le damos a los clientes lo que buscan y ellos pagan los honorarios. Es esencialmente este tipo de relación igualitaria. No tienes que humillarte más de lo necesario. Los clientes acuden naturalmente a personas que hacen un buen trabajo aunque sean poco sociables.

—¿Eso es cierto…?

—Es así. Alguien que, en cambio, es amistoso pero no puede hacer el trabajo en absoluto es un problema. El hecho de que se haya convertido en la proveedora del Sr. Lockhart significa que escribe buenas cartas. Parece que es muy particular en sus propios asuntos. Ya sabe, es apta para gente como esa.

—Si es así, eso es bueno.

—No ponga esa cara. ¿Le levanto las mejillas?

Publicidad M-M4

Las cosas de las que teníamos para hablar entre nosotros cada vez que nos encontrábamos aumentaban exactamente porque estábamos muy lejos el uno del otro.

—Hablando de eso, está buscando a alguien, ¿verdad? ¿Encontró alguna pista?

Nuestras respectivas circunstancias se deslizaron dentro y fuera de la vista.

—No…

—Pero las Auto-Memories Dolls tienen que ir a todo tipo de lugares, así que todavía hay esperanza.

—Sí. También creo que ese es el buen aspecto de ser una Auto-Memories

Doll.

—¿De verdad…? Señorita Violet, ¿eligió ser una Auto-Memories Doll para buscar a alguien?

Publicidad G-M3



—No, tal vez debería decir que es una ilusión. No creo realmente que pueda encontrarlo. Sin embargo…

Para entonces, me había dado cuenta de lo que era el broche.

—…Puedo seguir viviendo mientras pienso ‘qué pasaría si’. Ese es el tipo de trabajo que es.

Que era algo relacionado con la persona importante que había mencionado.

—¿Es así…? —mientras hablaba con voz relajada, pensé incidentalmente en lo que sería en mi caso.

¿A qué estaba tan apegado como para estar tan obsesionado con ello?

—Es lo opuesto a mí. Estoy esperando a mi familia aquí.

-Si tengo algo de eso, sería el barco en el que mi padre solía ir.

—¿Viven lejos unos de otros?

-La casa en la que todos vivíamos juntos.

—Huuum… ¿Cómo debería decirlo? Me enviaron a otra ciudad para el servicio doméstico cuando tenía ocho años… y estaba completamente convencido de que mis padres y mi hermano mayor vivían aquí.

Nada de a lo que yo estaba unido eran cosas que pudieran permanecer a mi alcance. Era esta tierra en sí misma.

—Cuando volví, sólo estaba nuestra casa. Mi familia no estaba en ella.

No era algo con lo que pudiera caminar.

—Podrían haberse mudado a otro lugar… porque odiaban la vida aquí. Violet no frunció el ceño ni puso cara de desconcierto. Sólo me prestó silenciosamente su atención.

—Me escapé del lugar donde estaba haciendo el servicio doméstico, así que supongo que no me di cuenta. Creo que ahora están preocupados. Que me están buscando. También quiero que vengan a buscarme, pero nunca lo hacen…

Yo mismo lo entendí. Sabía que estaba diciendo cosas raras. Raro, ¿no? Estaba consciente. Si me llamaba loco, sería lo normal.

—Sr. Valentine, ¿no debería estar buscándolos?

Esa pregunta me sacó un poco de la parte más débil de mi corazón. Sí, sólo un poco. Me atravesó exactamente porque la persona que la preguntó se había levantado de su sufrimiento y corría hacia adelante.

—Si dejo este lugar, sería un problema…

Pero Violet no dijo que estuviera equivocado en absoluto.

—Sería un problema si, por casualidad, mi hermano… no, papá o mamá

decidieran volver…

Ella simplemente susurró una sola frase:

—Entendido.

Antes de que me diera cuenta, había empezado a buscarla en el muelle.

–¿Va a venir hoy? ¿Todavía no? Puede que venga mañana.

—Ha pasado un tiempo… ¿Cambió algo? Tenemos que volver a vernos porque el Sr. Lockhart sigue vivo, eh.

—Sí. Sólo que el personal de mi lugar de trabajo ha vuelto a aumentar. La voz del Sr. Lockhart es tan viva cuando está enfadado que uno no se imagina que tiene una enfermedad. Sr. Valentine, ¿qué hay de usted…?

—Verá, últimamente he estado yendo a estudiar… Fui influenciado por usted. Puedo leer palabras fáciles, pero nunca fui a la escuela, así que soy malo para escribir.

—Yo tampoco podía escribir. Sin embargo, debería estar bien siempre y cuando practique.

—No tengo suficiente papel para practicar la escritura, así que he estado escribiendo en el suelo con un palo estos días.

—Si lo desea, por favor use esto.

—Eh, ¿qué son esos? Parecen caros. No puedo.

—También recibí papel y bolígrafos de alguien así y comencé mis estudios. Usted puede.

—¡N-No puedo! ¡No puedo obtener algo así de mi cliente…!

—Sí que puede.

A medida que pasaban las estaciones, los días y los meses, su aspecto de ansiedad desde que nos conocimos disminuyó. Construyó un registro de logros como una Auto-Memories Doll.

—Ese paraguas es lindo. Se ve bien con su ropa.

—Es un regalo. También… lo encuentro adorable.

—¿Es un pedido apasionado para una relación de su cliente?

—No, no es eso. Es una muestra de gratitud por mi trabajo del Sr. Oscar,

el novelista…

Mucho más rápido de lo que había imaginado, pero seguramente, ella estaba subiendo elegantemente esa brillante escalera.

—Heeh, un novelista. No sé mucho sobre él, pero es increíble. ¡Puede que un día de estos esté trabajando en algún palacio real!

—Ya lo he hecho.

Publicidad G-M2



—¿Eh?

—Sí, lo he hecho. Escribí cartas de amor en nombre de una princesa de un país llamado Drossel.

Se convirtió en alguien conocido en el vecindario en poco tiempo.

¿Cómo debería describir su vigor? ¿Era demasiado raro “lo suficientemente fuerte como para derribar pájaros en vuelo”? Ella era una fuerza irresistible a la que la gente se sentía atraída en masa. De una forma u otra, dio un gran salto en un parpadeo de la vida.

Su popularidad atrajo más popularidad, y fue sorprendente que su trabajo se haya desarrollado tanto. También había gente así en el muelle, pero esto no podía lograrse sin esfuerzo. Pero no parecía que hubiera ambiciones o sueños en los esfuerzos de Violet. Los que perseguían los sueños tenían ojos diferentes a los de la gente común. Ella… sus ojos azules eran tan tranquilos como un mar en pleno invierno, sin importar en qué estación me asomé a ellos.

Su mirada hacía parecer que me miraba desde un mundo diferente. Como si estuviera mirando todo desde el fondo del océano. Sí, era ese tipo de mirada.

Ella estaba allí, pero no lo estaba. Sus ojos azules eran espejos que, antes de darme cuenta, me hacían sentir como si me estuviera mirando a mí mismo, cuando se suponía que la estaba mirando a ella. Ella misma era también este tipo de persona, con una actitud como si su mente estuviera en otra parte.

Su fama… si utilizo una metáfora, era una muñeca rota que fue elogiada como resultado de un trabajo de repetición. Así es como me pareció a mí. Una forma horrible de decirlo, ¿eh? Pero la Violet Evergarden que conocí había sido herida. Era sólo una chica herida.

Así que honestamente me sorprendió. Porque, al principio, no se parecía en nada a una chica que se precipitara al estrellato de las Auto-Memories Doll a partir de ese momento. Sí, no lo parecía.

Eso podría deberse a la forma en que nos conocimos. Si hubiera conocido a la actual Violet en su lugar, seguramente habría pensado, “Una Auto-Memories Doll tan completa”. Pero aunque era una chica excéntrica, no me pareció así. Para mí… Para mí, no se parecía en nada a una chica de la misma generación que yo, estancada en un mundo en el que estaba metida. Una chica inquieta, que acababa de empezar a trabajar. Del tipo que definitivamente podría encontrarse en cualquier parte del mundo.

Una que también era similar a mí. Desde ese día, en ese momento.

“Papá, mamá, Hermano Mayor, ¿dónde están?”

Ella era como yo cuando estaba perdido y decidí vivir solo.

Con el paso de los años, Violet Evergarden había florecido en el mundo como una maravillosa dama antes de que yo lo supiera. Tal como su nombre sugería, era una chica que había florecido maravillosamente.

No importa qué, terminé comparándola conmigo mismo… Aunque nos reunimos después de mucho tiempo, aunque estaba feliz, me sentía demasiado triste por alguna razón y terminé diciendo un montón de cosas tontas.

—Señorita Violet… de repente se convirtió en una persona inalcanzable,

eh.

Fue porque, aunque supuestamente había vivido como ella en las mismas cuatro estaciones y en el mismo tiempo que ella se había apresurado, yo seguía siendo un insignificante navegante.

—Mi empresa sigue teniendo su sede en Leidenschaftlich, como antes.

—No, no me refería a la distancia física. Es… una cosa espiritual.

Silencio.

—Usted es realmente admirable. ¿Sabe?, cuando pienso que está haciendo un trabajo tan asombroso mientras estoy aquí, navegando sin ninguna preocupación en el mundo… es como…

—Sr. Valentine, usted también trabaja todos los días.

—No es como si la navegación fuera un mal trabajo o algo así.

Tampoco creía que hubiera altos o bajos en lo que se refiere a las ocupaciones.

Sin embargo, terminaba comparándolas.

—Me gusta bastante. Remar en el bote, eso es. Pero de alguna manera… como… cuando la miro, señorita Violet… pienso en mí. Me pregunto si estoy bien así. Porque seguramente, debería haber algo más que quiero hacer.

Silencio.

—Si tan sólo pudiera cambiarme a mí mismo también…

—Sr. Valentine.

—¿Sí?

—Sentí que nos habíamos acercado más que cuando nos conocimos.

—¿Eh?

Estaba en shock. Porque pensé que no era el tipo de persona que dice algo así.

¿Cómo llamaba la gente a esto?

—Se convirtió en un hábito para mí buscarlo inmediatamente por aquí.

Esas palabras que eran casi como si alguien estuviera acurrucado cerca de ti.

—Como me ha dejado subir al bote en incontables ocasiones, usted ha sido grabado dentro de mí.

No, no era eso. No era que no dijera esas cosas, no podía decirlas. Después de todo, Violet me lo había dicho cuando nos conocimos. Que no podía escribir cartas que se sintieran como si se acercaran a alguien que estaba herido.

—Ya veo.

Le preocupaba que se lo dejara a otra persona; que no estaba cualificada.

—¿Nos hemos distanciado mucho?

Sin   embargo, se había vuelto capaz de  hacerlo. Practicando mucho.

Involucrándose con la gente.

—Sr. Valentine, usted siempre me encuentra también. Siempre que llego aquí, al instante.

Esta chica se ha vuelto capaz de hacer lo que peor sabía hacer.

—Sip.

Pero incluso ahora, no cambiaba el hecho de que tocara su broche de esmeralda cuando no estaba segura.

—Tenemos… No hemos… Lo siento. Estoy segura de que podría detectarlo aunque nos cruzáeamos en otra ciudad… Lo siento, es que… está mal. Me equivoqué…

Violet había crecido.

—Lo siento…

Ese día, cuando nos conocimos, se preocupó por poder escribir cartas que pudieran acercarse a alguien. Habiendo nutrido su corazón a través de mucha gente y mucho tiempo, ahora era capaz de decir este tipo de cosas. Esta chica luchó adecuadamente contra el destino que se le había concedido.

Aah, quería ser como Violet Evergarden.

Quiero ser como esta chica. De verdad que sí.

Todavía era joven. Podía empezar de nuevo en cualquier otro lugar. Pero no lo hice. No podía deshacerme de mi familia. No podía. ¿Alguna vez pensaste en deshacerte de tu familia?

Yo… nunca lo había hecho.

Porque era la familia. Gente con la que compartí mi sangre. Se suponía que debíamos estar juntos, ¿verdad? Padres protegiendo a sus hijos e hijos anhelando a sus padres, era la norma, ¿no? Cuando miraba a mí alrededor, eso era lo que la gente hacía. ¿Era todo mentira?

¿Por qué, por qué mi familia no se las arregló para ser normal? ¿Por qué era tan difícil para mí ser normal? ¿Porque era estúpido?

Fui a casa de un extraño cuando tenía ocho años porque mis padres me lo dijeron. Fui con ellos como mis padres dijeron, “Ve con esta persona para ayudarles; te pagarán por ello”. Tuve la sensación de que mis padres habían estado sonriendo. Mi hermano era el único que tenía una mirada seria – no, él estaba haciendo una cara como si estuviera a punto de llorar mientras tiraba de la manga de mi ropa una y otra vez. Solía ser un hermano tan temible que se apresuraba a golpearme en la cabeza y regañarme, pero sólo en ese momento se cansó de llorar.

—No puedes, ¿de acuerdo? Escucha lo que dice tu Hermano Mayor. No puedes ir a ese lugar —me dijo.

Publicidad M-M2

Recuerdo haber estado extremadamente confundido. Sólo tenía la impresión de que mi hermano siempre estaba enojado y hambriento. Nunca se comportaba como si me apreciara o algo así. Honestamente, solía odiarlo.

—Pero se enfadarán si no hago lo que dicen.

Así que me había sacudido las manos que se agarraban a mi manga. La expresión que tenía mi hermano en ese momento – esos ojos parecían como si todo lo que tenía delante se hubiera transformado en escombros.

Mi hermano había dicho por última vez con una voz llorosa,

—Oye, no puedes; por favor… no te vayas. No te golpearé más, ¿de acuerdo? ¿De acuerdo?

A pesar de eso, no estuve de acuerdo. Porque tenía miedo de que mis padres se enfadaran.

No había visto a mi hermano desde entonces. Pensando en ello ahora, él podría haber tenido afecto por mí.

En cuanto a mis padres, ¿había sido algo que no podían evitar? Todavía no lo sabía. Pero para decirlo sin rodeos, me habían vendido.

No era algo tan inusual. Esta zona es remota, rural y todavía está arraigada en esas costumbres. Ese podría ser mi caso aún ahora. Vivía en una tierra que había abandonado, disfrazado para que nadie supiera que era yo. Sería terrible si alguien me vendiera de nuevo. Así que me había inventado. Un chico desconocido que había aparecido de la nada. Un forastero que había llegado antes de que nadie lo supiera. Ese era yo.

Era un gran idiota que no podía deshacerse de su familia a pesar de que me habían echado.

Me escapé del lugar al que me habían vendido a los tres días y, empezando como mendigo, ahorré una suma para volver a casa. Hice cualquier cosa, desde trabajar en un huerto hasta cuidar de los bebés de otras personas, hacer la limpieza y el lavado, hacer recados y ser aprendiz en la cocina de un restaurante. Cualquier cosa, siempre que pudiera ganar dinero.

Me habían vendido a un lugar bastante lejano, así que tardé un año en volver. Me alegraba cuando volvía a casa. De que las cosas volvieran a ser como antes. Sobre cómo mi vida se había torcido un poco pero volvía a ser como antes. Mi madre seguramente sería feliz. Me diría que hice un buen trabajo al volver a casa.

Por eso… incluso ahora recordaba vívidamente la sensación de asombro que tuve cuando abrí la puerta y la casa estaba desierta.

—Papá, mamá, hermano mayor —susurré intermitentemente en la casa vacía.

No hubo respuesta.

-Aah, así que las casas en las que la gente ya no vive también mueren, pensé.

Yo era el niño de ese día, incluso ahora, sin ninguna respuesta.

—El caso del secuestro del tren transcontinental… La de esta foto se parece a esa chica, pero no lo es, ¿verdad?

Mientras leía el periódico que los clientes habían dejado atrás como de costumbre, me relajaba en el muelle.

Las estaciones habían pasado una vez más y el otoño estaba a punto de terminar. Aunque los años se alejaban de la primavera en la que había conocido a Violet, no había cambiado nada.

—Disculpe, ¿usted está haciendo paseos en barco?

—Ah, sí. Muchas gracias por su patrocinio de hoy. Soy el operador más seguro de aquí. El navegante Valentine.

Hoy también estuve remando en un bote. Eso fue todo.

Publicidad M-M1

Me levantaba por la mañana, comía, sacaba el bote, dejaba que los clientes se subieran a él, hacía mi trabajo, volvía a casa y dormía. Una repetición de eso. Sin que pasara nada especial, sin encuentros u oportunidades maravillosos, sólo ganaba lo suficiente para comer y protegía mi casa. A veces, me encontraba pensando que era el único que vivía este tipo de vida diaria. Había trabajado desde pequeño, así que no sabía jugar muy bien, y no tenía a nadie más cercano a mí que a Violet.

Aunque Violet no era mi amiga.

—Sr. Navegante. ¿Hay algún lugar por aquí donde pueda comer?

—Lo hay, una vez que llegue a tierra. Puede que no se parezca a nada que alguien de la gran ciudad como usted comería, aunque… Ahora, entonces, tenga cuidado.

Bien. Como ella dijo una vez, nuestra relación era de un navegante y su cliente, y no nos encontraríamos a menos que viniera aquí para la escritura fantasma. Era una persona increíble que vagaba por todo el mundo y vivía en un mundo completamente diferente al mío.

Mientras regresaba a la orilla después de enviar al cliente, pensaba para mí mismo. ¿Está mi vida bien así? Hoy estuve aquí una vez más, sin intentar ir a donde estaba la persona de la que quiero estar cerca. Aunque usara todo el cuaderno que Violet me dio, no podría informarle de esto. Porque no podía dejar mi ciudad natal.

—Sr. Valentine. Hola; ha pasado un tiempo.

Fue una mañana muy hermosa ese día. Iluminada por el sol al salir de las nubes, las gotas de lluvia que habían caído la noche anterior emitían un brillo transparente. La persona que había aparecido en ese impresionante mundo era todavía un cuerpo extraño.

El otoño justo antes de que se acercara el invierno. Violet Evergarden no llevaba su habitual traje de muñeca, sino que iba vestida de negro. Sombrero negro, capa negra sobre un vestido negro, y aunque la maleta, el paraguas y el broche esmeralda eran los mismos de siempre, todo era negro como el carbón, excepto ellos. Ella era una Auto-Memories Doll vestida de negro.

Cuando el viento soplaba, su ropa parecía revolotear de forma antinatural en su brazo izquierdo. El brazo había desaparecido. Sólo faltaba uno de sus brazos. Me había dicho en algún momento que eran prótesis, pero al ver su figura sin una de ellas de esta manera, sentí la pérdida de la misma aunque no tuviera relación conmigo.

—Hola… ¿Qué pasa con… su brazo, su ropa y todo eso?

Era casi como ese tipo de cosas.

—Vino hace un rato, ¿verdad? Los intervalos son muy cercanos…

Casi como el funeral de alguien. Nunca había estado en uno, pero lo había observado desde el exterior antes.

Aparentemente, mis preguntas la tuvieron desconcertada por un tiempo. Después de mostrar un semblante delgado como para empezar a explicar, Violet puso su equipaje en el suelo y apuntó a su brazo izquierdo con su mano derecha.

—Mi brazo se rompió. Está siendo reparado.

Sus gestos de muñeca artificial que me habían gustado antes de darme cuenta y su voz clara se estaban convirtiendo en las principales causas que hacían que mi corazón estuviera inquieto.

—Puedo usar el derecho sin problemas. Es inconveniente, pero esto se resolverá eventualmente.

Le pregunté la razón y si había estado involucrada en algún tipo de accidente. Violet no me dijo los detalles de su situación. Sonrió débilmente, parecía preocupada.

Publicidad M-M5

—Mientras tanto no nos habíamos visto, de verdad, muchas cosas pasaron… Sin embargo, hoy no se trata de mí sino de otra persona. Me dijeron que era famoso por aquí, pero ¿no lo ha oído? Falleció.

Sólo había una persona por cuyo funeral Violet vendría a esta tierra, vestida de luto. Su mecenas de la escritura fantasma, el Sr. Lockhart. Ese anciano que la gente decía que iba a morir, pero que siempre había permanecido vivo.

—Yo… no tengo mucha interacción con la gente del pueblo… Hemos tenido fuertes lluvias los últimos días… y cuando me esforcé por sacar el bote, me resfrié… así que me encerré en casa… y no vi a ninguno de mis amigos barqueros…

Se me ocurrieron razones una tras otra como para dar una excusa. A pesar de que no había hecho nada malo.

—Parece que el funeral ya terminó. La gente de esa casa me contactó, así que vine de prisa.

—¿Para visitar su… tumba?

—Eso también, pero también escribí su testamento a petición suya… …y parece que hubo una disputa entre sus parientes cuando se abrió el testamento. Dijeron que querían que confirmara si realmente no había ningún error en el contenido…

Me preguntaba qué había en el testamento

Me preguntaba qué es lo que en el testamento había despertado la crítica general. Violet no me lo dijo, ya que no podía revelar el contenido de las cartas de su contratista, pero cuando se trataba de problemas que ocurrían después de la muerte de un anciano rico, tenía que ser la herencia.

—Simplemente significa que el testamento es como el Sr. Lockhart. Esto es todo lo que puedo decir.

Así que el viejo malvado fue malvado hasta el final y luego se fue.

—Entonces, Señorita Violet, ¿está a punto de involucrarse en esa gran pelea?

—Sí.

—¿Podría ser que sea su último viaje en este bote…?

—Sr. Valentine, si todavía está aquí para entonces, volveré con usted también.

—Lo estaré. ¡No tomaré ningún otro cliente hoy y le estaré esperando al otro lado del río!

—Creo que tardaré mucho.

—Está bien… ¡Quiero decir…!

-No te veré más, ¿verdad?

Tenía un nudo en la garganta por la tristeza, así que no pude decir estas palabras. Pero creí que habían llegado a Violet. Ella dijo “está bien” después de una pausa.

Y así, remití a Violet al lado de la orilla de la costa de la casa. Como había declarado, no tomé otros clientes, sólo esperé a Violet.

Dijo que le habían pasado muchas cosas, pero si la esencia de lo que había experimentado, que sólo podía expresar con eso, era suficiente para que perdiera un brazo, entonces seguramente todavía debería haber una conmoción a su alrededor en este momento. Pobre Violet. Honestamente, el Sr. Lockhart fue un cliente que le dio problemas a Violet de principio a fin.

Si no fuera por ese cliente problemático, Violet y yo no nos habríamos conocido. Tampoco hubiéramos tenido esa acumulación de tiempo de interacción con el paso de las estaciones.

Publicidad G-AB



—Deberías haber vivido más tiempo —susurré egoístamente. Mi patética voz se mezcló con el lloriqueo.

Yo era una persona horrible.

Pensar que me quejaría del momento en que alguien a quien ni siquiera conocía tan bien debería morir. Pero ahora, mi corazón se sentía como si se fuera a romper. Mi compostura se había ido. Por eso mi lengua era tan desagradable.

Predije que eventualmente no podríamos vernos, algún día, de esta manera. Lo hice, pero pensé que sería un final más agradable. Más diferente, más…

Sí, un día. Un día, justo cuando de repente no podía ver a mis padres y a mi hermano, Violet dejó de venir aquí. Pero yo no podía dejar este lugar, así que me quedaba parado en el muelle, pensando que podría haber un día en el que ella vendría.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios