Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 2

Capitulo 6: Aquel que Devora Todo

Parte 5

 

 

Esto era terrible. Horrible, en serio, Justo en el clímax de todo, mi enemigo acababa de hacerme jaque mate. Pero—¿por qué? Todavía no había ansiedad ni preocupación en mi corazón. Como si hubiera esperado que esto sucediera todo el tiempo.

“Oh, ¿en serio?” dije, mostrando una sonrisa orgullosa.

Publicidad M-AR

“Porque hubieras sido mucho más feliz sucumbiendo a las llamas”.

El Chaos Eater, que servía como aura de Geld, comenzaba a abrirse camino a través de mi Barrera Multicapa. No me dolía, pero me estaba incomodando intensamente mientras se abría paso alrededor de mi piel. E incluso así—todavía no sentía nada más que alegría. Era lo que quería. Él era mi enemigo, y tenía que tener ese nivel, como mínimo.

Yo me encargo, silenciosamente le dije al Sabio, retomando el control de mi cuerpo. El Sabio, mientras tomaba el control, me había permitido observar a Geld a corta distancia. Aprovechando al máximo el descanso, había acelerado mis pensamientos mil veces para considerar qué hacer si ocurría el más improbable de los eventos.

Una computadora que nunca comete errores tiende a ver todo como una probabilidad. Busca la eficiencia, eliminando todo lo que considere redundante. Por eso estaba aquí. Era una bola de ineficiencia, un ex humano con un proceso de pensamiento deliberadamente incompleto.

Así que no te desanimes, compañero, susurré en mi corazón mientras me burlaba del rey demonio. Lo hiciste perfecto. Solo déjame el resto a mí…

Publicidad M-M3

Este tipo quería consumirme. Esa predicción se hizo realidad, al menos. Y eso significaba que tenía una apertura.

Hace un tiempo, estaba un poco demasiado optimista, razonando que debería haber devorado al rey demonio cuando aún tenía la oportunidad. ¿Verdad? Y yo era, en el fondo, un slime. Tenía exactamente tres habilidades originales: Absorber, Disolver, y Auto-Regeneración. Ellas ya se habían ido, se habían fusionado con una variedad de otras habilidades, pero también tenía una habilidad única—Depredador— que era una versión mejorada de todas ellas. Me conviene perfectamente como slime. Nada podría haber funcionado mejor.

Publicidad M-M4

Dudé que mi evolucionada Regeneración a Ultra-Rápida fuera menos increíble que la curación o lo que fuera que el rey demonio estuviera utilizando. Lo que significaba que, si empezábamos a consumirnos unos a otros, yo estaba obligado a ganar al final, ¿verdad?

… Reporte. La probabilidad de que usted ejecute Depredador primero es—

Publicidad M-M3

 La “probabilidad” no importa. Deja de preocuparte. Te dije que me dejaras el resto, ¿no? O el rey demonio Geld me corroe y me mata, o yo lo devoro primero. No podría haber sido más simple, y estaba listo para hacerlo, incluso si mis posibilidades eran exactamente 0 %.

¿Por qué? Porque ese era mi plan desde el principio.

El rey demonio, aparentemente bastante seguro de su propia victoria, ahora estaba tratando de corroerme, viéndose tan eufórico como yo lo estaba. Podría aprovecharme de eso, pretendiendo estar pudriéndome— debilitándome—mientras mi cuerpo se desmoronaba. Desmoronándose… sobre él.

De la palma de mi oponente, a través de su brazo…

Y cuando se dio cuenta, la operación estaba en marcha.

Dejando que mis instintos tomaran el control, había atacado a mi enemigo de la forma en que lo hacen naturalmente los slimes. La preocupación ahora cruzaba su rostro. Intentó desprenderme, pero no pudo— yo ya estaba en todo su cuerpo.

“¿Ahora ves? Perdón, pero toda esa fuerza tuya no significa mucho ahora, ¿o sí?”

“Gnh… ¡¿No…?! Qué estás tratando de—”

“Heh. Si pensabas que eras que único que podía devorar cosas, te equivocas”.

Estaba atrapado. Y Geld lo sabía. Se estremeció ante mis palabras.

Pero yo todavía no tenía necesariamente una ventaja. Estábamos, por el momento, en un punto muerto. Él estaba usando sus habilidades de curación para resistir mi Depredador, y yo estaba usando Regeneración  Ultra-Rápida  para  mantenerme  a  flote  contra  su  ataque  de  Corrosión.  Estábamos comiéndonos el uno al otro, como un ouroboros 2 cobrando vida. El Gran Sabio era demasiado perfeccionista para llegar a pensar algo como esto, pero era exactamente lo que yo quería.

Cualquiera que fuera el lado que consuma el otro sería el ganador. Las reglas eran tan fáciles de entender. Y meterme en esta situación en primer lugar era un requisito si quería ganar.

No fue que se me ocurriera la idea después de que fallaran las tácticas del Sabio; simplemente seguí mis instintos, y esto era el resultado. En lugar de confiar en habilidades desconocidas e inmaduras, confié en lo que mis instintos deseaban de mí, en mis orígenes, y ejecuté lo que me dijeron. Las habilidades Absorber y Disolver como Slime se habían fusionado con Depredador, y por eso estaba haciendo lo que esos instintos querían para mí. Soy, después de todo, un depredador.

Tensei Shitara Volumen 2 Capítulo 6 Parte 5

 

Geld, tu Hambriento es una habilidad única y poderosa, te lo concedo. Pero no eres un depredador. Eres un carroñero. Puedes comer cualquier cosa, lo que es increíble, pero yo estoy adaptado para atrapar y devorar. Y eso me da la ventaja. Si vamos a seguir comiéndonos el uno al otro, seré yo el que obtenga nuevas habilidades.

¡Mis instintos Depredadores lo acabarán! Puedo analizar y obtener habilidades incluso de criaturas vivas, pero tú, Geld—solo puedes robarlas de sus cadáveres. Y eso es lo que decidirá esto.

 Era  difícil  decir  cuánto  tiempo  pasó.  Todavía  nos  estábamos  consumiendo.  Me  concentré en mi

Depredador, confiado de mi victoria, cuando comencé a escuchar una voz muy extraña.

No puedo permitirme perder.

Publicidad M-M2

Comí a mis propios camaradas. No puedo permitirme perder.

Tengo que convertirme en un rey demonio. Porque me comí a Gelmud-sama.

Publicidad G-M1




No puedo permitirme perder. Mis camaradas tienen hambre. No puedo permitirme perder.

¡Debo comer hasta estar satisfecho!

Los pensamientos inundaron mi mente. Pertenecían al rey demonio, asumí.

Hablando de estupidez. Piensa lo que quieras, ya he ganado.

Pero no puedo permitirme perder…

Me comí a mis propios camaradas.

 Cometí… un terrible pecado… No puedo permitirme perder.

 Mira, ¿puedes olvidarlo ya? Déjame decirte.

En este mundo, todo es sobre la supervivencia del más apto. Y tú no encajas bien.

Así que vas a morir. 

 Pero no puedo permitirme perder…

Si muero, dejo mis pecados a mis camaradas.

No me importa si yo, y solo yo, soy un pecador.

Hice lo que fue necesario para evitar la hambruna.

Me convertiré en un rey demonio.

Aceptaré toda el hambre del mundo. ¡Así que nadie más tendrá que sentir esta hambruna!

Sé que puedo.

Soy un Orc Disaster.

Aquel que devora todo.

Y… aun así, vas a morir.

Pero no te preocupes.

Me comeré todos esos pecados

Tú… ¿qué?

Comerás… ¡¿mis pecados?!

Mm-hmm.

Y no solo los tuyos…

Publicidad M-M3

También me comeré los pecados de todos tus camaradas

Los pecados… de todos mis amigos…

Qué codicioso de tu parte.

Publicidad M-M3

¿Piensas eso?

Publicidad Y-M2

Sí. Soy codicioso.

¿Eso te hace sentir mejor?

Si lo hace, entonces descansa un poco y déjame terminar de comerte.

Ah…

No podía permitirme perder.

Pero… Estoy cansado. Es… cálido aquí. Criatura codiciosa…

Sabes que no habrá tranquilidad en el camino que recorres. Pero todavía estás dispuesto a asumir mis pecados…

Te lo agradezco.

Por fin… estoy satisfecho.

 Él era Geld, el Orc Disaster.

Y ahora, su conciencia se había desvanecido dentro de mí.

Confirmado. El Orc Disaster ha desaparecido. La habilidad única Hambriento ha sido absorbida y fusionada con la habilidad única Depredador.

 Así que gané yo.

No había forma de que alguien tan hambriento como él pudiera vencerme sin matarse de hambre en el intento.

Abrí mis ojos, cargando el peso de él y de todos sus camaradas orcos en mi espalda.

En el silencio, declaré mi victoria.

Publicidad M-AB

“He ganado”, dije.

“Descansa en paz, Orc Disaster, Geld…”

Podía escuchar los vítores de los goblins y los hombres lagarto, junto con los gritos de angustia y desesperación de los orcos. Su conquista había terminado. Lo sabían, y por los pensamientos que compartían mientras se canibalizaban entre sí antes, sabían que todo fue causado por los absurdos planes de Gelmud.

Lo que más me molestó fue que la persona o las personas que controlaban a Gelmud aún estaban vivas. Él hablaba de tener un rey demonio que lo respaldaba, y no había forma de saber si eso era verdad o no. Probablemente necesito tener cuidado—pero ¿cuidado con qué? No tenía ni idea. Y apenas podía dejar a estos orcos por sus propios medios. Teníamos problemas por resolver.

Al día siguiente hubo una reunión muy importante—una que pasaría a la historia como la que estableció la Alianza del Gran Bosque de Jura.

5 9 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios