Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 2

Capitulo 6: Aquel que Devora Todo

Parte 4

 

 

La batalla continuó mientras observaba y analizaba. Ranga lanzó un golpe extra a Geld antes de que pudiera curarse completamente del daño de Benimaru. Enfocó su Relámpago Oscuro en un solo punto y lo liberó, como lo había hecho antes. Nada sofisticado; sólo una enorme cantidad de fuerza asesina. Golpeó a Geld directamente, congelándolo. Fue quemado y ennegrecido, y mientras lo observábamos, cayó al suelo.

Esta vez, estaba seguro de que habíamos ganado. ¿Y por qué no? Ni siquiera yo estaba seguro de poder soportar ese tipo de ataque. Si fuera un Clon mío, se quemaría hasta quedar crujiente.

Publicidad Y-AR

Supongo que todos terminamos echando una mano en esta muerte. Espero que no piensen menos de mí por ello. Dudaba que alguno de los Kijin pudiera enfrentarlo en solitario y tener alguna oportunidad. Ese ataque también vació la energía de Ranga—Relámpago Oscuro consumía una tonelada de este, con resultados obvios. Ahora él estaba acurrucado en el suelo, incapaz de moverse. Desearía que él pudiera haber mantenido un poco en reserva, pero no podía culparlo por no hacerlo en un momento como este. Además, ya se acabó, ¿verdad?

Entonces, escuché algo.

“Así que esto… es el dolor”.

El rey demonio chamuscado y ennegrecido había vuelto a ponerse de pie.

¿Supongo que no entonces?

Publicidad M-M4

 “De ninguna manera”, susurré.

Este monstruo estaba totalmente más allá de todo sentido común. Ya no estaba seguro de que esto fuera la realidad.

Publicidad G-M1




Ante mis ojos, el rey demonio acababa de arrancarse ambos brazos para comérselos. Un general orco corrió hacia él.

“Mi señor, deje que mi cuerpo se una al suyo…”

Ellos asintieron el uno al otro, y eso fue todo. El general orco fue asesinado, y luego casualmente canibalizado.

Hombre… Y con cada bocado, esa piel carbonizada se desprendía, revelando otra capa nueva por debajo. Luego hizo crecer brazos completamente nuevos, mediante los músculos y fibra que ganaba con lo que consumía. Él podía usar eso para invocar Auto-Regeneración sobre sí mismo tantas veces como quisiera, me imaginé.

Hablando de una habilidad curativa increíble. Quiero decir, en serio, si no matamos a este tipo de un solo golpe, nunca saldremos de esto. O tal vez tendríamos que convertirlo en nada más que átomos para acabar con él. Sin embargo, lo único que sabíamos con certeza era que mis cinco subordinados más fuertes podían unir sus habilidades y eso aún no era suficiente.

Entonces el rey demonio soltó un rugido gutural.

“¡No es suficiente!” gritó, mientras su aura amarilla recorría su cuerpo.

“¡Más! ¡Más, déjame comer más! ¡Consúmelos a todos! ¡¡Chaos Eater!!”

Cosas como tentáculos conscientes, el aura amarilla se extendió hacia las pilas de cuerpos cercanas. Al instante corroían su carne, consumiéndolos enteros. En todo caso, esta aura amarilla, era la que impulsaba el poder de Geld.

Era otra aplicación de su habilidad única Hambriento. Parte de esa habilidad tenía que ver con Corrosión—algo que literalmente podía corroer cualquier cosa con la que hiciera contacto. Si el objetivo no podía resistirlo, era corroído y asesinado siempre y cuando fuera orgánico. Aterrador sin duda.

Sintiendo instintivamente todo esto, ordené a mis tropas que se retiraran.

“¡Retrocedan!”

En el momento en que lo hice, los Kijin retrocedieron.

“¡Díganle a Gobta y a los hombres lagarto que no se acerquen aquí!”

“¿Qué hay de usted, Rimuru-sama?” preguntó Benimaru.

Abrí mi boca para responder. Pero fui interrumpido.

“Te convertirás en mi próxima comida. ¡Muere! ¡Death March Dance!”

El mismo ataque que Gelmud probó antes. Pero ahora era mucho más poderoso. No solo contenía mucha más energía, sino que cada pequeño rayo mágico tenía añadido Corrosión. Si fueran golpeados por uno, incluso los Kijin serían gravemente heridos.

Tenía que hacer algo.

Publicidad Y-M1

Ya no podía evitar que mi cuerpo temblara. Esto era algo que venía del instinto. Oh, oh. Simplemente no podía parar.

—¿Es esto miedo? No.

Esto… es alegría.

Oh. Así que estoy muy alegre. Sí— 

Desde lo profundo de mi cuerpo, estaba temblando en un frenesí de alegría, y no había nada que pudiera hacer para detenerlo.

Un enemigo que ni siquiera cinco de mis luchadores más fuertes pudieron manejar. Y, sin embargo, no había rastro de miedo en mi corazón. La depresión con la que entré en esta batalla era cosa del pasado.

Ahora, este rey demonio se había elevado a mi mente. Él era mi enemigo. Perdón por pensar antes que eras un dolor en el trasero. ¡Ahora voy en serio!

Publicidad Y-M2

Una ráfaga de rayos mágicos fue lanzada hacia mí. Usé Depredador para consumirlos, y luego los tentáculos amarillos se envolvieron a mi alrededor.

Los rayos de la Death March Dance del rey demonio Geld bailaban en el aire, como si estuvieran autoconsciencia, antes de tragarme. Estaban infundidos con Chaos Eater, y tenían una misión que cumplir.

En otro momento, los tentáculos elásticos estaban a mi alrededor. Incluso si todavía estaban al otro lado de mi Barrera Multicapa, no se sentía muy agradable.

—¿Sí? ¿Quieres consumirme? Bueno, está bien. ¡Hazlo si puedes!

A medida que estaba exaltado, mis instintos me ordenaron que sonriera débilmente.

Si quieres comerme, serás comido primero.

En silencio, me quité la máscara y la puse en un bolsillo. Era hora de mi enfrentamiento con el rey demonio Geld.

Un observador imparcial probablemente asumirá que me sería difícil derrotar al rey demonio.

Pero lentamente, saqué mi espada, con el aura amarilla todavía a mi alrededor. No me gustaba esa aura, pero no me estaba haciendo mucho daño. No tenía Resistencia a la Corrosión en mi arsenal, pero debe haber estado causándome daño cuerpo a cuerpo—nada que no pudiera cubrir con Regeneración a Ultra- Rápida.

Cerrando la distancia entre nosotros, corté a Geld. Él limpiamente me bloqueó con su machete de carnicero, enviándome a dar un salto mortal. Debería haber esperado tanto. No podía enfrentar a Shion en un enfrentamiento de espada contra espada, y ella perdió con este tipo. Y Hakurou, quien estaba en otro plano de existencia de mí con respecto al arte de la espada, no pudo hacer nada contra él.

Intenté otro corte, moviéndome a una hiper velocidad para confundir a mi enemigo, tratando de encontrar cualquier debilidad que pudiera desde todos los ángulos en los que podía pensar. Sabía que era inútil, pero no podía dejar de intentarlo. Cada vez que me bloqueaban o me golpeaban, seguía regresando, probando todo.

Esto me aseguró una cosa. Yo era débil.

Pensé en los cinco luchadores que tenía directamente bajo mis órdenes, así como Shuna y Kurobe. Cada uno heredó parte de mis habilidades y, en términos de uso, ya eran mucho más expertos en ellas que yo.

Un repaso:

Publicidad M-M5

Ranga: Relámpago Oscuro, Control de Viento. Benimaru: Flama Oscura, Control de Flamas. Hakurou: Aceleración de Pensamiento.

Shion: Fuerza Hercúlea, Fortalecimiento de Cuerpo. Souei: Movimiento de Sombra, Replicación.

Shuna: Analizar y Evaluar. Kurobe: Investigación.

Incluso entre las habilidades más típicas, las diferencias eran obvias. Las que heredaron eran degradaciones o versiones incompletas de las mías. Absolutamente un paso hacia abajo, en todos los sentidos. Pero las estaban usando a todas mucho más efectivamente. Si luchaba uno a uno, estaba bastante seguro de que podía ganar. ¿Varios a la vez? De ninguna manera. Así de fuertes se habían vuelto mis luchadores.

Y a pesar de eso, el rey demonio Geld probablemente podría enfrentarlos a todos a la vez. Y ganar. El análisis de los resultados de la batalla hecho por el Sabio, me lo dijo. A todos les faltaba un arma realmente decisiva, y tarde o temprano se quedarían sin energía y perderían.

Este no era un enemigo al que yo pudiera vencer si luchaba normalmente. Énfasis en normalmente.

Los Kijin podían usar sus habilidades mucho más hábilmente que yo. ¿Por qué era eso? Para Hakurou, ese era principalmente su alto nivel en su profesión, pero ¿qué pasa con los demás? Había algunas razones—ellos combinaron las habilidades con sus propias Artes, o sus instintos les permitieron liberar todo su potencial sin contenerse. Habían adoptado las habilidades para sí mismos, y podían usarlas más eficientemente que yo. Eso es lo que los hacía fuertes.

A través de mis simulaciones basadas en el Sabio, sabía que tendría problemas para derrotar a varios al mismo tiempo. ¿Pero era realmente ese el caso? Y… realmente, ¿yo era realmente “débil”?

Para contestar eso—

Vamos a comenzar con una suposición.

La mayoría de mis habilidades fueron arrebatadas de otros monstruos. No nací con ellas, así que tenía que empezar por entender exactamente lo que eran en primer lugar. No se te entrega automáticamente una licencia de conducir solo porque eres lo suficientemente alto como para sentarte detrás del volante— y no puedes esperar ganar una carrera profesional de esa manera.

Pero cuando me encontré transferido a este mundo, ya tenía una habilidad o dos. Las habilidades con las que nací, las que podía usar tan libremente como chasquear mis dedos.

Así que todo lo que necesitaba era una sola orden.

“Muy bien, Gran Sabio. ¡Aplasta a ese enemigo por mí!”

Recibido. Cambiando a modo de batalla automática.

Publicidad Y-M1

 —Y ahí estaba mi respuesta.

El rey demonio Geld estaba muy contento. Monstruos de alto nivel—¡y cinco a la vez!

Cualquier monstruo lo suficientemente formidable como para hacer sentir dolor a Geld sería más que bienvenido dentro de su estómago. Él podía comer al más fuerte que pudiera encontrar, y eso lo acercaría aún más a la evolución en rey demonio.

Justo cuando estaba a punto de tragarlos, otro monstruo le bloqueó el camino. Geld tenía hambre. Había sufrido graves daños, y necesitaba carne y sangre para curarse a sí mismo. Es por eso que este monstruo en su camino lo irritaba tanto, esta extraña criatura con una máscara.

Esbirro sin valor, pensó. Él no tenía casi alguna aura palpable y lucía como cualquier otro humano. Sin embargo, le había visto brotar alas y volar, por lo que no dudaba de sus orígenes monstruosos.

El rey demonio tenía la intención de matar esta cosa junto con los cinco bocadillos que ya tenía en la mira. Pero era tan extraño—los ataques de Geld parecían no hacer nada. Él perdería sus cinco bocadillos en poco tiempo.

Ahora este monstruo estaba de pie ante el rey demonio, completamente solo. Removió su máscara, revelando su verdadero rostro—aunque tenía más aspecto de chica que cualquier otra cosa, con un cabello tan plateado como la luna. Se veía lindo, pero la sonrisa en su rostro era de pura maldad. Casi como si estuviera deseando esta próxima batalla.

En el momento en que se quitó la máscara, el aura que contenía comenzó a flotar a través del área. Geld sintió que algo estaba mal. ¿Mi imaginación? Ni siquiera puedo comprender el fondo de esta aura…

Pero a pesar de sus temores, Geld fue recibido con la vista de esta criatura desatando una oleada de ataques sin sentido. Tal vez era su imaginación después de todo.

¡Te comeré primero entonces!

Si este pequeño insecto se interponía en el camino de su comida, Geld no tenía razón para mostrarse misericordioso. Y esta criatura tenía mucha más energía de la que él pensó originalmente. Un primer plato de alta calidad.

Alejando la molesta plaga, Geld ajustó el agarre de su machete de carnicero, preparándose para el golpe final. Pero entonces la criatura detuvo su ridículo asalto, estando de pie recto en el suelo.

¿Qué está haciendo ahora?

La expresión de la criatura con forma de niña se congeló, completamente desprovista de emoción. Y entonces, lo miró. Esos ojos—ellos brillaban como el oro, como si lo evaluaran. Geld se preguntó qué significaba. Entonces se dio cuenta de que había un brazo justo delante de él.

¡¿…?!

Él sabía lo que había sucedido, pero dudaba en aceptarlo como un hecho. Su propio brazo izquierdo había sido cortado desde el codo en un instante y enviado a volar frente a sus ojos. Luego se convirtió en cenizas con Flama Oscura.

La espada en la mano del monstruo estaba envuelta en una flama oscura. No emitía calor, pero había vaporizado el brazo cortado en milisegundos. Los niveles de temperatura deben haber sido surrealistas.

… ¿Un enemigo?

Sí. Un enemigo. Esta cosa que él trató como nada más que comida antes. Ahora, las cosas habían cambiado. El enemigo proyectaba una presencia mucho más grande ahora.

Publicidad M-M1

El primer enemigo que el rey demonio había enfrentado desde su evolución lo hizo sentir ansioso de la cabeza a los pies. Empezó a sentirse físicamente incómodo.

No… ¡¿Mi brazo no se regenera?!

Él comprobó su propio brazo. Estaba ardiendo en el extremo con una Flama Oscura, que no parecía extinguirse. Le impedía curarse, su aura ahora estaba conectada a la de su enemigo. Mientras no matara al enemigo que la había puesto sobre él, la llama nunca desaparecería.

La ira comenzó a pintar los ojos de Geld. Arrancó el resto del brazo desde el hombro, consumiéndolo en varios mordiscos grandes, antes de regenerar el brazo desde la articulación. Luego pensó por un momento. Si no tenía suficiente poder antes, podría usar sus habilidades para compensar. La velocidad de este enemigo era ejemplar, pero Geld tenía la ventaja de poder. Si pudiera aplastarlo, toda esa velocidad sería la suya.

Combinando su machete de carnicero con los movimientos de este monstruo—más ágil que cualquier otro—él bloqueó la mayor parte de la fuerza del enemigo. Pero en el momento en que la espada se encontró con el machete, la Flama Oscura se lo tragó entero, derritiéndolo.

¡No…!

El rey demonio Geld retrocedió, sorprendido. ¿Era esto un enemigo? No. Era una amenaza. Él tenía que consumirlo con cada poder que tuviera a su disposición. De lo contrario, finalmente dándose cuenta, él sería el devorado.

El aura de Geld se hinchó, liberando una oleada de fuerza. Vio cómo el monstruo la eludía, luego desató Death March Dance una vez más. El rayo mágico se dividió en ocho en el aire, cada rayo se precipitó hacia su objetivo. Cada uno fue mejorado con Hambriento, otorgado con la propiedad de Corrosión.

Publicidad M-M4

El monstruo los evadió mientras volaban por el aire, absorbiendo a cada uno de sus perseguidores. Geld rio. ¡Ahora serás consumido!

Los cinco luchadores de antes ya no estaban en su mente. Todo lo que importaba era la presa frente a él.

El monstruo todavía estaba distraído por los rayos mágicos. Lo confrontó, alcanzando su cuerpo. El enemigo se dio cuenta justo a tiempo. Giró, y luego comenzó a lidiar con él. Geld tenía la ventaja de fuerza. Puedo aplastarlo ahora, pensó.

Pero entonces cayó, perdió su equilibrio. El enemigo le había dado una patada en la rodilla, destruyéndola. Esta niña inocente. Era inimaginable, cuán rápido había sido el golpe, y cuán brutal el impacto.

Geld se negó a dejarlo ir. ¡Gajajajaja! ¡Me gusta! ¡Te comeré tal como eres!

La presa estaba en sus manos, lista para el primer bocado. Estaba indefensa ahora. Un poco de daño no era motivo de preocupación para Geld. Incluso esa rodilla destrozada ya estaba regenerada, como nueva.

El rey demonio llenó su palma con el aura amarilla, preparándose para infundirla en su presa. Hambriento le permitió corroer a sus enemigos directamente con un solo toque, deteniendo todas las funciones de su vida y convirtiéndolos en más nutrientes para él.

Cada fibra de su ser buscaba el comer esta criatura, cada onza de energía vertida hacia su habilidad Corrosión. Y en un momento, su oponente dejaría de resistirse, ya que su cuerpo se derretiría lentamente en nada…

Las cosas se han desarrollado tal como pensaba.

Con el apoyo total de la habilidad única Gran Sabio, ahora luchaba con mis habilidades a la máxima eficiencia. Estaba haciendo un uso completo de ellas, pero no era porque hubiera subido de nivel o algo así. No estaba “luchando”, más bien, dejaba que el Sabio luchara por mí. Era un enfoque totalmente optimizado, dejándole todo al buen y confiable Sabio. Tal como lo imaginé, demostraba un dominio perfecto de mis habilidades.

Una vez que supe que no podía vencer a Geld, coloqué una Barrera Multicapa sobre mi espada y la imbuí con Flama Oscura. Esto evitó que la espada se deteriorara con el tiempo, lo que aumentó considerablemente su fuerza de ataque en el camino.

Incluso las habilidades que nunca logré usar demasiado bien fueron manejadas por el Sabio. Procesó todos los datos a la mano y siempre eligió el movimiento más efectivo para realizar después. Estaba cubriendo todo el tablero, ya que descubrió cómo ocuparse del rey demonio, como un problema de ajedrez.

Pero incluso entonces, no pude terminarlo. Geld estaba empezando a seguirme en cuanto a velocidad, y si esta batalla continuaba, podría empeorar. Y si obtenía Resistencia a las Llamas, la cual era una de las mejoras potenciales, no tendría nada contra él.

Diablos, por lo que sabía, ya estábamos en ese punto. Y, además, todo lo que tenía para mí se aplicaba igualmente al rey demonio Geld. Él apenas había evolucionado; no estaba familiarizado con lo que acababa de heredar. Cualquiera que fuera la ventaja que yo tuviera, la estaba perdiendo con cada momento que perdía.

Geld estaba en medio de una evolución, como yo creía que estaba. Por eso tenía que librar la batalla de esta manera.

Luchar con él era exactamente lo que el Sabio predijo. Sería difícil incinerar a Geld a la perfección solo con Flama Oscura. Se curaba tan rápido que llevaría demasiado tiempo quemarlo completamente. Sin embargo, podría ser posible si pudiéramos capturarlo en un Flare Circle, y por eso tenía que someterlo primero.

Así que instantáneamente abrumé a mi oponente, invitándolo a pelear usando las habilidades con las que estaba más familiarizado. El rey demonio cayó maravillosamente, aceptando competir contra mí

Al igual que el Sabio predijo, Geld quería corroerme y luego consumirme. Si pudiera desplegar un Flare Circle antes de eso, ganaría.

Tenía que reconocérselo al Sabio—había leído al tipo como un libro. Pero ahora, la única posibilidad a la que le había dado un pensamiento pasajero—la que el Sabio desestimó por ser demasiado improbable de que ocurriera—se convirtió en realidad.

“¡Gajajaja! ¡Las llamas no funciona en mí, ¿sabes?!”

Publicidad M-AB

Me había encerrado en una Barrera a Distancia con él. El Flare Circle ya estaba en marcha—y el rey demonio Geld, quien se suponía que debía estallar en llamas ahora que estaba a varios miles de grados, en cambio se estaba riendo en mi cara.

Odio cuando los peores escenarios se hacen realidad.

 ¡¿…?! Reporte. Se ha confirmado que el enemigo tiene resistencia a las llamas. Solicitando alteraciones inmediatas al plan… 

El Gran Sabio volvió a estar en línea, sonaba igual que siempre, incluso si me lo imaginaba sonando un poco nervioso.

5 8 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios