Osananajimi ga Zettai ni Makenai Love Comedy (NL)

Volumen 2

Capítulo 4: El Que Ríe Último

Parte 5

 

 

―Entonces, sin más demora, soy Momosaka Maria, y se ha decidido que me transferiré a esta escuela. Espero llevarme bien con todos.‖

La aparición de la chica de tipo hermanita, perfecta, y dulcemente sonriente en el salón del club de la Sociedad de Apreciación del Entretenimiento alias ―Alianza Ultramarina‖, ocasionó un congelamiento en un segundo.

―¿…Qué significa esto, Suu-chan?‖

―…Haru, explica.‖

―¡Esperen un minuto! ¡¿Por qué me hablan como si yo tuviera la culpa?!‖ Quería enfatizar fuertemente que esta vez yo no había hecho nada malo.

Apelé, negando con la cabeza de izquierda a derecha, hasta que Maria habló mientras lucía algo avergonzada con ambas manos cubriendo sus mejillas.

―Sueharu Onii-chan dijo que me quería, así que——‖




¡Okey, lo entiendo, Momo! ¡Ahora cállate!

¿Acaso esta chica era una assassin enviada para matarme? Con una sola oración había convertido la atmósfera en un infierno y me asusté a morir.

―——Déjenme decirlo correctamente.‖

Le expliqué la situación a Kuroha y a Shirokusa sin prisas.

―En primer lugar, Momo vino a verme con el propósito de buscar mi ayuda.‖

―¿…Ayuda?‖

Los ojos de Kuroha se entrecerraron.

―Síp. Lo entendí cuando estuve escuchando aquella conversación sobre nosotros teniendo la competencia comercial. Que Momo estaba siendo lastimada por ese pedazo de basura de presidente, y que quería ayuda. Por lo cual agregó la condición de que ella renunciaría a la agencia si nosotros ganábamos. Así fue la historia, ¿verdad, Momo?‖

―Eso es totalmente erróneo.‖

―¿………………Eh?‖

Mis pupilas se redujeron a puntos.

―Shun-san no me estaba molestando. Shun-san es capaz, pero es cierto que yo estaba tratando de renunciar a la agencia porque no teníamos buena química. Por lo que esto se convirtió en una buena oportunidad para irme y recibí ayuda.‖

―…Espera, ¿entonces no estabas buscando mi ayuda?‖

―Sí, estaba. Estaba——hambrienta de amor.‖

――Ohh.‖‖ Kuroha y Shirokusa dijeron al unísono.

¡Diablos! ¡Esos fueron los ―Ohh‖ más muertos que oí!

―Yo… estaba sola, ¡pero fui rescatada por el amor de Sueharu Onii-chan!‖

―Ahh, ohh, ya veeeeo… Haru, ¿a qué se refiere con ‗amor‘?‖

―En verdad, hmmm… Suu-chan, ¿qué hiciste?‖

Sentía que mi vida estaba en peligro. Las palpitaciones de mi corazón se intensificaban, y el sudor frío emanaba de mí sin cesar.

―No, no, no, juro que no hice esto por amor ni nada…‖

―Estuviste dispuesto a ayudarme al punto de luchar con Shun-san, ¿no? Entonces tiene que ser amor.‖

―¡Entonces esa clase de amor tiene que ser del tipo entre hermanos o algo así!‖

Declaré, y los ojos de Kuroha y Shirokusa instantánemante se abrieron con asombro y sonrieron.

¡Qué demonios, ¿recuperaron el buen humor en un instante?! Pero en serio, ¿qué estaba pasando?

Pensaba que Kuroha y Shirokusa sentían algo de afecto hacia mí, ¿sabes? El único problema era que no sabía de qué variedad de afecto se trataba.

Si eran sentimientos de romance los que tenían, ¿entonces cómo las cosas terminaron conmigo siendo rechazado? Bueno, la Kuroha del presente había perdido la memoria, por lo que quizás ahora tenía genuinamente sentimientos románticos por mí. Pero si considero otra vez cómo había sido rechazado… ¿quizás no será que piensa en mí como alguna clase de mascota favorita?

―Sueharu Onii-can, ¿cómo pudiste…? Cuando siento tantas cosas por ti…‖

Con eso en mente, el afecto de Maria era muy directo, tal que podía discernir de qué tipo era sin dudarlo. Eso me hizo genuinamente feliz, pero——

―Perdón, Momo…‖

Quizás eran porque la había cuidado durante tanto tiempo, pero al menos yo no tenía sentimientos románticos por ella en este momento.

Maria era tan increíblemente linda… Esto se siente como cuando no podía ver a Kuroha como un interés romántico al principio porque se encontraba en la zona de amigos de la infancia…

¿Hm…? En ese sentido, ¿no significaba eso que al igual que Kuroha, Maria también podría convertirse en un interés romántico si hubiera una chance para ello…? No, no debo pensar en eso ahora.

Cuando temeroso miré a Maria, lleno de remordimiento al ser incapaz de aceptar sus sentimientos, ella simplemente sonrió con un rostro completamente falto de melancolía.

―No me molesta, Sueharu Onii-chan. Ahora mismo me siento bendecida con sólo estar a tu

lado. Después de todo, es por eso que decidí transferirme de escuela ♡‖

Sin importar cómo la mires Maria estaba comportándose de forma muy inconsciente.

Afectadas por su resplandor, Kuroha y Shirokusa estaban perplejas.

―La verdad es que trabajar en el entretenimiento público ha consumido todo mi tiempo, por lo que no he podido tener una vida escolar apropiada en los últimos seis años. Por eso pienso que esta es una gran oportunidad. Me faltará saber popular si no adquiero el tipo de experiencia por el que pasan todos, y además, más importante, siempre ansié tener una. Una vida escolar excitante, quiero decir.‖

―…Ya veo.‖

Habiéndome arrebatado mi vida normal por la fuerza, yo entendía cuán importante era.

Mientras que Maria también sentía la importancia de su vida normal, no había tenido la oportunidad de regresar a ella. ¿Entonces había decidido ahora apoyarse en mí como su hermano mayor, y transferirse a esta escuela con el propósito de experimentar la preciosidad de tener una vida normal?

Al mismo tiempo, pensaba que Maria fue sabia. Lo que estaba haciendo no era fácil. Por lo cual pensaba que quería apoyarla con todo lo que tengo.

―Entiendo, Momo. Me alegra que hayas venido. Eres bienvenida aquí.‖

―Gracias, Sueharu Onii-chan.‖

Maria aceptó la mano que le ofrecí. Una linda kouhai había llegado.

Ahora  el  sentimiento  de  ser  formalmente  aceptada  debería  haberle  llegado.  Maria abruptamente giró e hizo reverencias para Kuroha y Shirokusa.

―Oh, pero chicos, naturalmente también me uniré a la ‗Alianza Ultramarina‘. Sueharu Onii- chan y yo——los dos marcando el camino… ¡con un actor y una actriz tan maravillosos, una película de bajo presupuesto no será suficiente! ¡Jeje, ahora somos invencibles!‖

Tenía sus partes tiernas, ¿no?

Maria ciertamente tenía habilidad y popularidad, y en lo que concernía a su espíritu de lucha no había nada de qué quejarse. Uno podría pagar un ojo de la cara para tenerla.

―Ahh, pero sabes, ¿no crees que sería demasiado llamativo si tú y yo formamos equipo juntos? ¿El presidente no vendrá y tratará de atacarnos o algo?‖

―Probablemente lo hará.‖

―¡¿Cómo puedes decir eso con tanta tranquilidad, Momoooo?!‖

Esto era muy malo, ¿no? Éramos simples estudiantes de preparatoria, contra un presidente. Las chances estaban en nuestra contra.

―Porque por el momento, le he dado una advertencia.‖ De acuerdo a Maria, había sucedido algo así:

Maria había renunciado a la agencia como estaba estipulado, y fue a despedirse. Cuando lo hizo——

“Momosaka-chan, no tengo alternativa porque esta fue una condición, pero sería mejor que te prepares para ser mi enemiga de ahora en más. ¿Te importaría decirle lo mismo a aquellos pedazos de chatarra?”

 Algo a tal efecto se había dicho aparentemente. Como resultado, Maria supuestamente respondió:

“Oh, definitivamente lo haré, pero en ese caso déjeme decir una cosa. Si nos desafía a una pelea justa aceptaremos alegremente, pero si comienza a atacarnos con un comportamiento cobarde que va en contra de la ley, entonces yo lo aplastaré con todo el poder y los contactos que he acumulado hasta ahora. Por favor prepárese.”

 Le hablé a Maria con una inmensa sonrisa en mi rostro.

―¿Por qué le dijiste que podía desafiarnos? ¿No fue eso súper provocador?‖

―¿Eh? Después de todo, es mucho más excitante cuando tienes un rival, ¿cierto?‖

Desde ese ángulo Maria parecía como una auténtica adicta. Tenía una mentalidad combativa, o una afición por querer conocer otras personas fuertes o algo así. Bueno, en cualquier caso al menos nos había hecho el favor de advertirle al presidente sobre usar medios ilegales para atacarnos, por lo que quizás sólo deberíamos preocuparnos cuando eso suceda.

Le susurré a Kuroha y a Shirokusa en los oídos.

―Que Momo se nos una será gigante. Ella es el recurso más fuerte que podríamos agregar.

¿No creen que esto pondrá al Canal Ultramarino a un nivel donde podamos competir con profesionales?‖

Pero las expresiones de ambas se nublaron.

―Hmm, entiendo lo que tratas de decir, Suu-chan, pero…‖

―Hay algo acerca de esto que le molesta un poco a Onee-chan…‖

Las dos chicas estaban relativamente insatisfechas. Pero bueno, Tetsuhiko probablemente estaría a favor, y yo también.

Eran 2 votos contra 2, lo cual seguramente se decidiría con la propia Maria diciendo que iba a unirse.

―Cielos, un poco inmoral, ¿no? Que los tres estén besuquéandose a plena luz del día?‖

Nuestra  conversación  susurrada  aparentemente  nos  había  llevado  a  ser   acusados erróneamente.

Maria sonreía dulcemente conforme los tres negábamos.

―Oh, no se preocupen, ustedes dos. Tengo un corazón grande, así que le permitiré a Sueharu Onii-chan que me engañe un poquito con las dos.‖

――¿…Huh?‖‖




Kuroha  y  Shirokusa  proyectaron  instinto  asesino,  pero  la  sonrisa  de  Maria  era inquebrantable.

Sí, este era un desarrollo peligroso…

Utilicé mi teléfono a escondidas e hice sonar tres veces21 el timbre de cierto número.

―Nosotros somos jóvenes, después de todo, y es común que los ojos de un chico deambulen. Pero por favor, consideren lo que pasará 10 años en el futuro. Sueharu Onii- chan probablemente se convertirá en el actor que represente a todo Japón, y yo definitivamente la actriz que haga lo mismo… incluso podríamos ir a Hollywood. En ese caso, yo seré la única que permanezca al lado de Sueharu Onii-chan, por así decirlo… o quizás sea mejor decir que todas aquellas que no sean yo no serán dignas… Porque sé que yo seré la elegida al final, mi corazón es grande en el sentido que quizás no me moleste si Sueharu Onii-chan tiene un poquitito de piedad con unas pobres tontas.‖

―…Sabes, quizás sea mejor si envolvemos a esta niña en una alfombra de bambú y la lanzamos a un río.‖

―…Qué coincidencia, Kachi-san. Estaba pensando lo mismo.‖

¡¿Cómo puede ser que las dos puedan volverse compinches sólo cuando tienen que lidiar con Maria?!

―Oh, y te daré la bienvenida cuando sea, Sueharu Onii-chan, por favor llámame cuando te plazca ♡‖

Aquí vamos. Maria siendo Maria, había dicho algo para avivar osadamente las llamas.

Llegados a esto, entonces——

―¡…Oh, eso me recuerda que, olvidé algo! ¡Tengo que regresar al salón!‖ Diciendo eso abrí la puerta del salón y corrí.

―¡¿Sueharu Onii-chan?!‖

―¡¿Espe——, Haru?!‖

―¡¿Suu-chan?!‖

¡¿Cómo podría quedarme ahí?! ¡Mi corazón moriría si lo hiciera! Se escuchaban pasos detrás de mí. Las tres estaban siguiéndome.

En el fondo del gimnasio, escaso de presencia humana, Rena estaba con una caja de cartón completamente ordinaria situada naturalmente a su lado.

Con mis ojos le hice una señal a Rena, inmediatamente me agaché y me encogí en el lugar. Sin más demora ella me cubrió con la caja, con lo cual mi visión quedó oscurecida.

―¡Rena-can! ¡¿Viste a Haru?!‖

―Se fue corriendo por el otro lado.‖

―Gracias, Asagi-san.‖

―¿Esa chica es una conocida?‖

―Es una chica que hace de todo. Es de primer año como tú, Momo-san, ¿por qué no tratas de hablarle alguna vez?‖

―…Quizás lo haga.‖

Las voces se alejaron. Pero con la seguridad en mente, sólo por si acaso esperé sin moverme.




―Ya puedes salir.‖

―¡Bieeen, gracias, Rena!‖

Saqué mi billetera y le entregué un billete de 1.000 yenes.

―Cuando sea.‖

Mis arreglos por si las cosas se ponían feas habían rendido frutos.

El que yo cortara luego de hacer sonar el teléfono tres veces era una emergencia, para que Rena me asista trayendo una caja de cartón y permanezca cerca del salón. Si yo lograba escapar con éxito ella recibirá una recompensa de 1.000 yenes. Todo había marchado acorde al plan.

Pero por supuesto todo esto no se hubiera materializado si Rena no hubiera estado cerca. Así que, bueno, ella había estado allí para mí justo cuando pensé que sería genial si estuviera. Era una kouhai con la que podía contar.

―Por cierto, Paisen.‖

―¿Sí?‖

―Olvidé después de preguntar la última vez, ¿pero por qué eres amigo de Tetsu-senpai? Especialmente cuando se la pasan peleando todo el tiempo.‖

―Ahh.‖

Me preguntaron algo así, ¿no? No era gran cosa por lo que lo había olvidado por completo. Mi respuesta fue inmediata.

―Bueno, me piden mucho que haga algo o muestre algo cuando la gente descubre que solía ser un niño actor, ¿sabes?‖

―Bueno, esperaría eso.‖

―No es como si no pudiera, pero al final sólo están curioseando, ¿no? En ese sentido, esas personas son algo distantes, como si fuera una relación donde yo soy el único que hace algo y el resto sólo mira y nada más.‖




―Hm.‖

―Pero Tetsuhiko es diferente.‖

La ceremonia de ingreso había terminado, y habíamos hecho nuestras presentaciones en el salón.

Saliendo al pasillo, pensando en volver a casa——Tetsuhiko fue quien palmeó mi hombro de forma entusiasta.

“——Oye, eres ese niño ex-actor, Maru Sueharu, ¿no? ¿Quieres hacer algo interesante conmigo?”

 En ese instante, pensé que, sí, este sí.

―Dicen que amigos son las personas que permanecen a tu lado, ¿cierto? Teniendo diferentes personalidades, intereses… bueno, hasta cierto punto te llevarás mejor si esas cosas coinciden, pero no hay nadie que sea 100% igual que tú de todas formas, por lo que todo eso deja de ser importante, ¿no? Ese sujeto intentó hacer algo conmigo. En otras palabras, estar a mi lado. Es por eso que somos amigos.‖

―Ahh~, ya veo~‖

Rena lucía impresionada.

―Son un poco parecidos, Paisen, tú y Tetsu-senpai. Pero no por completo, obviamente.‖ Sonreí ampliamente, y luego hablé de manera categórica.

―¿Te importaría no decir que soy como él ni siquiera a modo de broma? Me lastimarás, ¿sabes?‖

―Wow, este tipo es un dolor en el trasero.‖ Hmm, qué descarada.

Por endé le di un ligero golpe a mi kouhai, enseñándole cuán aterrador puede ser un senpai.

***

 

 

―Mierda, comí demasiado ohagi…‖

La celebración de victoria había terminado, y Kuroha y yo estábamos volviendo a casa. Desde el terraplén el río lucía como si estuviera brillando por el sol.

―Hmmm, tal vez no debería ir a tu casa hoy, Kuro… Si te parece bien, quizás sólo vaya y tome las cosas que dejé o algo…‖

―Eso terminará contigo comiendo tarde o algo y engordando por completo, ¿verdad? En ese caso, ¿no sería mejor si comes con nosotros por el momento? Por cuanto puedas, por supuesto.‖

―Ahh, eso es verdad. Tal vez haga eso entonces.‖

―Mmhmm, deberías, te lo digo.‖ El tiempo pasaba.

Había sido difícil mirar a Kuroha a los ojos después de rechazar su confesión, y todos sabían lo que había sucedido desde el comienzo del segundo semestre. Nuestra tormentosa relación había continuado, y por un período de tiempo incluso había temido la idea de hablar con Kuroha debido a todo el impacto por haber sido rechazado.

Pero habiendo pasado muchísimo tiempo juntos por medio de la competencia comercial, nuestra relación había vuelto a la normalidad.

Una gran parte de eso había sido influenciado, por supuesto, por Kuroha padeciendo amnesia y por las partes problemáticas de su memoria reseteándose. Su amnesia era algo triste, pero con respecto a la reparación de nuestra relación sin dudas había sido útil en muchas formas.

Aun así, no sabía cuando o si su amnesia podría empeorar otra vez y causarle problemas en su vida diaria. Cuando eso pase, por encima de todo la ayudaré. Ya que todos los favores que yo había recibido hasta ahora no eran cosas que pudieran pagarse tan fácilmente.

Kuroha habló mientras miraba su teléfono.

―Ah, la cena de hoy es hamburguesas aparentemente. Tu favorita, Haru.‖

―¿En serio…? Quiero comer… pero mi estómago está… sí… ¿cuál es el resto del menú, por cierto?‖

―Ensalada de papas y sopa de maíz, pero una versión shoyu22 para mí. Bien, lo que me gusta.‖

―¿…Hm?‖

Me quedé paralizado sin pensar.

―Kuro, ¿tu sentido del gusto ha regresado…?‖

Su gusto debería haberse normalizado junto a su pérdida de memoria.

―¿Eh? ¡…Ah, o-oh, cierto! ¡Mi gusto ha cambiado, ¿no?! ¡Es sólo que me emocioné porque era algo que me gustaba antes! Perdón, perdón…‖

―Qué diablos, Kuro. Qué metedura de pata.‖

―Aun así soy muuuucho menos torpe que tú, Haru.‖

Era cuando Kuroha enfatizaba adorablemente sus palabras y las alargaba peculiarmente lo que probaba que se encontraba de buen humor.

―Ohh, claro, claro. Tienes razón.‖

Lo que dijo era tan cierto que me quedé sin palabras.

―También cometiste muchos errores descuidados en esa mini prueba de hace poco, ¿no, Haru? ¿No crees que tus resultados han sido demasiado pobres?‖




―…Ooh.‖

Cosas malas habían venido a chocarme como olas violentas desde el festival cultural, tanto que realmente no había tenido mucho tiempo para estudiar. Como resultado mis notas habían caído en picada.

―Tú siempre logras mantener tu ranking alto, Kuro. Eso es impresionante.‖

―Jeje.‖

Kuroha levantó su nariz e infló su pecho moderadamente grande.

―La cantidad de esfuerzo que ponemos es diferente. Después de todo, lo único que tú hiciste fue dormir en los cursos que tuvimos durante las vacaciones de verano, ¿no, Haru? Podía verte, ¿sabes?‖

―………Kuro.‖

―¿Sí?‖

―¿Por qué recuerdas lo que sucedió durante los cursos de verano a pesar de que perdiste la memoria?‖

―……‖

―……‖




―……‖

―……‖

―……‖

―……‖

―……Teehee ♡‖

―¡¿KuroooooooooOOOOooooo?!‖




Mi amiga de la infancia sonrió adorablemente y me mostró su lengua.

Mis lamentos, por el otro lado, reverberaron a través del lecho del río y fueron absorbidos por el cirrocúmulo de nubes.

Osananajimi ga Zettai - Vol 2 Capítulo 4 Parte 5 Novela Ligera

-FIN DEL VOLUMEN 02-

Osananajimi ga Zettai - Vol 2 Capítulo 4 Parte 5 Novela Ligera

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios