The Death Mage Who Doesn’t Want a Fourth Time (NL)

Volumen 1

Capítulo 1: El Comienzo de la Tercera Vida

Parte 9

 

 

Hace mucho tiempo. Sólo había dos grandes dioses en este mundo.

El gigante negro, el Dios Diakumel.




El gigante blanco, el Dios Alazan.

Ambos dioses habían entrado en guerra entre sí. Nadie podía saber cuál de ellos era el bueno y cuál el malo. Parecía que sólo estaban luchando porque no existía algo más que ellos dos.

La batalla entre ambos dioses, que pareció durar indefinidamente, concluyó en forma de un intercambio final entre Diakumel y Alazan.

Los gigantes blanco y negro se superpusieron y colapsaron uno sobre el otro, y de sus restos nacieron los nuevos dioses.

Vida, la diosa del amor, Diosa de la Vida.




Arda, el dios de la Ley y el Orden, Dios de la Luz.

Zantark, el dios de la guerra y la destrucción, Dios del Fuego.




Peria, la diosa del conocimiento, Diosa del Agua.

Cizarion, el dios del arte, Dios del Viento.

Botín, el dios de los artesanos, Dios Madre Tierra.

Rekrent, el dios de la magia, Dios del Tiempo. 

Zulwan, el Dios del Espacio y La Creación.

Además de los ocho pilares pertenecientes a los dioses con atributos, también estaban presentes, el Dios Emperador Dragón, Marduk, el Dios Gigante, Zeno y el Dios Bestia, Gampaprio, llamándose en su conjunto los once dioses ancestrales.

Los once dioses colaboraron para crear este mundo conocido como Lambda, y evitar ser cómo los dioses gigantes que sólo utilizaron sus poderes para luchar entre ellos en su soledad.

Los ocho dioses de los pilares, con atributos, crearon a los seres humanos imitándose a sí mismos, y les enseñaron a ser sus devotos.

Marduk, el Dios Dragón, creó a los dragones, y Zeno, el Dios Gigante, creó a los gigantes, dando origen a nuevos seres que serían parte de sus propias razas.

Y como alimento para todos ellos, el Dios Bestia, Gampaprio creó a las innumerables aves, las bestias y los peces que habitarían el mar.

Del Dios de la Guerra, Zantark y del Dios Madre Tierra, Botín, vinieron los antepasado de los enanos; de la Diosa del Conocimiento, Peria, y del Dios de las Artes, Cizarion, vinieron los antepasados de los elfos; ‘hombre’ se convirtió en un término común para las razas sabias, y aquellos que anteriormente fueron llamados hombres, fueron rebautizados como la raza humana.

El mundo fue creado y se desarrolló de manera pacífica. Las personas adoraban a los dioses, los dragones y los gigantes eran muy sabios e inteligentes, las montañas y campos estaban llenos de aves y bestias que podían alimentar a todos sin necesidad de luchar, y los mares eran ricos en bendiciones.

Sin embargo, toda la paz terminó cuando descendió Gundaris, un Rey Demonio de las profundidades del abismo, que había descendido de más allá de las estrellas.




Cuando Gundaris descendió a Lambda, trajo consigo a sus demonios y dioses malvados, comenzando una guerra para apoderarse de ese mundo.

La magia impura del Rey Demonio dio origen a la goblins, orcos, y otros monstruos que nunca habían existido en Lambda, convirtiéndolos en sus sirvientes para luchar contra los dioses.

Hasta ese momento, la raza humana sólo había estado perfeccionando y compitiendo en artes marciales, cazando aves y bestias para vivir, nunca habían experimentado lo que era el verdadero asesinato, por lo que la repentina invasión los había dejado confundidos, y a su vez dejando a sus dioses acorralados e inferiores en armamento de guerra. 

Zantark, el Dios de la Guerra, Marduk, el Dios Dragón, y Zeno, el Dios Gigante, guiaron a todos sus guerreros en batallas heroicas, mientras que Rekrent, el Dios de la Magia, le dio a los mortales el poder mágico y la magia para guiarlos. Pero nada de eso fue suficiente para revertir la situación, además, Gampaprio, el Dios Bestia, fue destruido en una de las más grandes batallas.

Pero, con el fin de contrarrestar al ejército del Rey Demonio, Zulwan, convocó a siete héroes de otro mundo para luchar contra el ejército del Rey demonio.

Los sietes héroes se encargaron de enseñarles a las personas a luchar, les dieron la sabiduría para crear armas superiores, y los guiaron tomando la delantera en sus propias batallas heroicas.

Después de una feroz batalla, el Rey Demonio, Gundaris, fue finalmente destruido y sellado sin dejar atrás ni un fragmento de su carne. Los dioses malvados bajo su mando también perdieron su poder, algunos fueron destruidos y otros quedaron atrapados en un sello que equivaldría a sus propias muertes.

Sin embargo, a lo que quedó después de la guerra no se le pudo llamar una victoria.

Zantark, el Dios de la Guerra había caído en la oscuridad bajo la maldición de uno de los dioses malvados, Peria cayó y murió en el mar, y Cizarion, se hizo uno con el viento. Botín fue sellado en las profundidades de la tierra, y Rekrent y Zulwan también cayeron en un profundo sueño para recuperar sus poderes.

Marduk fue desgarrado en miles de pedazos y el corazón de Zeno fue destruido. Esto trajo como consecuencia que el poder de sus razas disminuyera, la raza dragón disminuyó en número y fueron reemplazados por especies de dragones menos poderosas. Muchos de la raza de los Gigantes se convirtieron en demonios que adoraron la oscuridad y a los dioses malvados.

El número de héroes se redujo a tres, y la raza humana se redujo a tal punto, que sólo uniéndose a otras razas más numerosas como los enanos y elfos podían sostener una ciudad. 

No hubo suficientes números de sobrevivientes para sostener la civilización y la cultura, por lo que incluso después de que el Rey Demonio pereció, Lambda quedó contaminada con poderes mágicos durante la guerra con su ejército. De hecho aún quedaban tierras, donde los demonios realizaban incursiones, existían fronteras demoníacas en todas partes, lo que hizo que los demonios sobrevivientes pudieran volver a aumentar sus números.

Arda, el dios del pilar de la luz que había optado por abandonar el poder, eligió guiar a los que sobrevivieron junto a los héroes. Sin embargo, la diosa Vida, pensó en cruzarse y dar origen a nuevos seres humanos con aquellos que habían sobrevivido creando nuevas razas, para que Lambda se recuperara. 

Vida era la Diosa del Amor y la Vida. Su poder era más útil para crear nuevas razas que para luchar.

Primero, se mezcló con el gigante del sol, Talos, que no había sido corroído ni convertido en un demonio, y que aún logró mantener su espíritu noble y bondadoso, creando una nueva raza de gigantes. Estos gigantes no nacieron del mismo tamaño que sus antepasados, pero aún mantenían el tamaño para seguir viviendo en su ciudad natal, y también seguían siendo robustos y fuertes.

Luego, se mezcló con Tiamat, el dragón más poderoso, sobreviviente de la raza de Marduk. Dando origen a los hombres dragón, seres con cuernos y poderes de dragón.

Luego, se mezcló con los reyes de las aves y de las bestias bajo el mando del Dios Gampaprio, dando origen a una gran variedad de hombres bestia. Luego con Tristán, el actual Dios del Mar, quien también había sido la mano derecha de Peria, fue junto a él que dieron a luz a las sirenas.




También se mezcló con un joven elfo que le servía en ese momento, creando a los elfos oscuros, los cuales eran físicamente superiores y mantenían los mismos poderes mágicos de un elfo.

Arda condenó las acciones de Vida como un acto que sumiría a este mundo ya devastado, hacia un mayor caos. Como Dios de la Ley y el Orden, Arda no podía soportar la idea de que Vida diera a luz a una nueva raza tras otra.

Sin embargo, Vida también creía en la propia rectitud de sus acciones, así las discusiones entre los dos dioses siempre fueron en líneas paralelas.

Finalmente, Vida se mezcló con los monstruos que habían llegado en la previa invasión a este mundo, creando a las Lamias, Scyllas, Arachnes, Centauros, Arpías y Majins.

Sin detenerse allí, ella finalmente llegó a los no-muertos, concediéndole el atributo vida al esqueleto de Zakkart, uno de los héroes que había perdido su vida durante la batalla contra el Rey Demonio, y dando a luz junto a él al primer Vampiro.

El verdadero ancestro de los vampiros, el padre de toda la raza, tenía un poder comparable al de un Dios en todos los aspectos. Y era capaz de compartir su poder con los humanos. Le era posible convertir a otros seres humanos en vampiros, dándoles su propia sangre.

Pero esto volvió a Arda aún más furioso, porque Vida había cruzado los límites al mezclarse con los demonios y dando origen a los vampiros.

Furioso por crear una entidad que estaba en contra del orden imperturbable de este mundo, Arda y los tres héroes restantes trataron de destruir a Vida y la última raza que había creado.

Naturalmente, Vida luchó junto al héroe resucitado Zakkart contra Arda y los héroes para proteger a su propio hijo, el primer nato de la nueva raza. Sin embargo, no pudieron vencerlos y ella quedó profundamente herida, cayendo del trono de los dioses como una diosa caída y habitando en el mágico mundo de Lambda con Zakkart. 

Arda también sobrevivió, pero no quedó con el poder suficiente para destruir a las nuevas tribus que creó Vida, incluidos los vampiros sobrevivientes. En consecuencia los atributos del pilar de la diosa Vida, se habían ido con ella, por lo que Arda tuvo que reemplazar a Vida con su agotado cuerpo.

Arda se rebautizó a sí mismo, como el Dios de la Ley y el Orden, La Luz y la Vida, y sus devotos lo continuaron llamando el Dios de la Ley y el Orden, pero gracias a eso, aun después de más de cien mil años de aquella batalla contra Vida, el mundo seguía sumergido en un estado de locura y caos.

***

 

Así que esta era la leyenda de la creación de Lambda.

(Gracias, mamá. Eso me fue útil.)

Después de prepararse para durar un tiempo escondido en su casa, Vandalieu escuchó los mitos y leyendas del mundo Lambda de la voz del espíritu de Darcia.

En su casa, habían sido recolectados varios alimentos de emergencia como bestias vivas, e incluyendo a Orby, todas habían sido capturadas por los no-muertos, también creó un golem con forma de jarrón que utilizó para asegurar una gran cantidad de agua.

Después, continuó creando Golems con la tierra y piedras de la cueva, y les ordenó mantenerse ‘erguidos e inmóviles’, para que funcionaran como pilares y para evitar que la cueva se derrumbara, también movilizó a otros golems a la parte posterior de la cueva para expandirla, y un golem fue trasladado a la entrada de la cueva y liberado de su forma, para que diera la impresión de que la cueva se había derrumbado.

Mientras Vandalieu tuviera poder mágico, podía utilizar libremente la forma de un golem hasta cierto punto, así que trató de hacer uso de ella en la arquitectura, y pareció ser una gran decisión. 

Colocó muebles y jarrones hechos pedazos en la entrada de la cueva como cubierta, para que pareciera que la cueva en la que se escondió se derrumbó, pero el sumo sacerdote Gordhan, podría decir ‘¡Caven en la cueva hasta que encuentren el cuerpo y confirmen la muerte del Dhampiro!’ Sólo le quedaba rezar desde lo profundo de su ser para que el sumo sacerdote no dijera nada parecido a eso.

Debido a que ya había expandido la parte posterior en más de cincuenta metros, mientras hacía aparentar que la parte delantera había colapsado, sería imposible para el grupo que dirigía el sumo sacerdote volver a excavar en ella sin realizar un gran trabajo de ingeniería civil a gran escala, o que contrataran a un mago experto en el atributo tierra.

El aire no era un problema, ya que había abierto un agujero secreto del tamaño de un puño para el flujo del mismo. Las luces no le eran necesarias gracias a su habilidad [Visión Nocturna].

Así fue como la vida subterránea de Vandalieu quedó arreglada. 

Pasando su tiempo escuchando las historias de Darcia.

(Así que este el Reino del Escudo de Mirg, uno de los vasallos del Imperio Armid, en la parte central noroeste del continente ‘Baan Gaia’. Además el imperio y sus naciones vasallas creen en el Dios Arda, el Dios de la Ley y el Orden, como una religión de estado. No me extraña entonces, que mi situación sea tan peligrosa.)

Arda era el tipo de Dios que provocó una guerra contra Vida, por el sólo hecho de crear una nueva raza, como lo fueron los vampiros, seres que él considero como una perturbación del orden. Naturalmente los niños que nacían como mestizos, eran más que un objeto de persecución. Estaban lejos de ser blancos de subyugación, ellos ‘eran’ el objetivo de toda erradicación.

En el Imperio Armid y su Gremio de Aventureros nativo, se sentía la fuerte influencia del Dios Arda y sus ideales; las solicitudes públicas que incluían a los niños mestizos eran vistas con orgullo. Por cierto, como prueba de la subyugación de un Dhampiro… Se tenía que entregar el globo ocular carmesí.

Por lo que también le resultaba muy conveniente a Vandalieu ocultarse en el bosque.




Además, los elfos oscuros como Darcia, las bestias, los hombres dragón, y otras nuevas tribus que nacieron gracias a Vida y su acción de mezclarse con los invasores, aun cuando no eran parte de los ejércitos demoníacos del Rey Demonio y su guerra, también fueron incluidos y sujetos a la persecución.

En el Imperio Armid y sus reinos vasallos, sólo las razas de los elfos y los enanos, fueron reconocidas como ‘humanas’, mientras que las otras razas como especies gigantes, elfos oscuros, los hombres bestia, y los hombres dragón, fueron llamados ‘Subhumanos’ y eran      fuertemente discriminados. Un gran ejemplo de esto era que los ‘seres humanos’ sólo reconocían a los esclavos de su especie como criminales, pero a los ‘Subhumanos’ no les tenían ninguna restricción de compra, venta, posesión o cualquier otra forma de uso mientras fueran convertidos en esclavos.

Incluyendo a los vampiros, todas las otras razas que Vida creó al mezclarse con los monstruos de los ejércitos demoníacos, sólo podían ser subyugados como meros demonios. Sin embargo, y a pesar de todo el esfuerzo que habían puesto en esto, el número de vampiros y lamias que habían sido asesinados por los aventureros y soldados del Imperio Armid, para despojarlos de sus partes cuando eran derrotados, sólo era igual o un poco mayor al número de aventureros y soldados que caen durante su subyugaciones, sumando también a los civiles que se veían involucrados como víctimas.

En cuanto a este hecho, los seguidores del Dios Arda sólo habían podido apoyarse argumentando, ‘Esto es debido a que los demonios son criaturas atroces. ¡Mi Dios tenía la razón!’ En cuanto a los seguidores de la Diosa Vida, se apoyaban argumentando, ‘Se han convertido en seres manchados por los demonios, que sólo saben hacerle daño a las personas, porque han perdido la guía de la Diosa, ¡Todo es culpa de Arda!’ Aparentemente, este ridículo intercambio de argumentos había estado ocurriendo durante decenas de miles de años.

(Bien ahora háblame de mi padre, de los vampiros y los dhampiros.)

“…Está bien. Pero ya es la hora tu siesta, así que esperaremos a que te levantes antes de continuar…”

(Sí, mamá.)

 

[¡¡En hora buena, has adquirido la habilidad [Creación Alquímica de Golems]!!]

 


Estado

Nombre: Vandalieu
Raza: Dhamphiro (Elfo Oscuro Mestizo)
Edad: 6 meses
Segundo nombre: ninguno.
Profesión: Ninguna.
Nivel: 0
Historial de trabajo: ninguno.
Valores de Habilidad
Vitalidad: 18
Magia: 100.000.600
Potencia: 27
Agilidad: 2
Fuerza: 33
Inteligencia: 25

Habilidades Pasivas

[Poder monstruoso: Nivel 1]
[Regeneración Rápida: Nivel 2]
[Magia del Atributo Muerte: Nivel 3]
[Resistencia a los Estados Anormales: Nivel 2]
[Resistencia Mágica: Nivel 1]
[Visión Nocturna]
[Contaminación Mental: Nivel 10]
[Atracción del Atributo de Muerte: Nivel 1]

Habilidades Activas

[Chupasangre: Nivel 1]
[Superador de Límites: Nivel 2]
[Creación Alquímica de Golems: Nivel 1 (¡NUEVA!)]

Maldición

[Incapaz de utilizar la experiencia de su vida pasada.]
[Profesiones existentes no disponibles.]
[No puede obtener experiencia por sí solo.]


 

 

NOVA: Revisado y corregido

SrSupra: ¡¡Que dicen los lectoreees!! xD Ahora que han leído el prólogo y el primer capítulo (han dado el paso de no retorno buajajajajaja xD), les puedo decir ¡BEINVENIDOS A The Death Mage! La nueva novela ligera de NOVA, le doy gracias a la página por permitirme traducir este nuevo proyecto y a ustedes por su fidelidad con la página, ¡YO! Su traductor SrSupra les prometo que daré mi 100×100 para traerles todo el volumen.

Bueno ahora sí, ¿Qué les pareció? Emocionante, ¿Verdad? xD ajajaja que juemare este Rodkorte xD jajajajaja xD se pasó, pero el prota tampoco es de los que se queda atrás, a pesar de su inicio, su reacciones y acciones han estado a la altura del cap y de esta nueva historia xD, jaaa me recuerda otras novelas con monstruos que evolu… hum, hum, casi, por favor sigan leyendo, que esto está comenzando y tiene toda la pinta de ponerse muy bueno xD. ¡CHAU! Nos vemos en el cap 2, ¡aquí en NOVA!

5 6 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios