Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 6

Interludio 1: La Duda del Sirviente

Parte 2

 

 

Vago sin rumbo por el oscuro pueblo.

Qué patético soy.




A pesar de mi resolución de velar por la joven señorita, he estado preocupado por mis propias dudas.

No estoy en condiciones de proteger a nadie ahora mismo.

No solo eso, sino que tanto la joven señorita como yo estamos siendo protegidos por Lady Ariel y Lady Blanca.

He jurado protegerla y, sin embargo, soy yo quien necesita que le cuiden.

Y esa carga no solo ha caído en nuestras dos acompañantes.




Incluso la misma joven señorita me ha protegido.

No haberme convertido en vampiro habría significado la muerte aquel día.

No puedo tener ningún arrepentimiento sobre eso.

Hacer eso equivaldría a estar desagradecido por seguir con vida.

Además, si me rechazo a mí mismo por ser un vampiro, entonces estaría rechazando a la joven señorita también.

Esa es la única cosa que nunca haré.

No importa lo que digan los demás, siempre debo apoyar a la joven señorita.

Eso es parte de mi deber si voy a cuidarla como sus padres me pidieron.

No sólo debo proteger su cuerpo, también su corazón y su mente.

No hay más camino que aceptar que soy un vampiro y vivir de acuerdo con ello a partir de ahora.

Incluso si eso significa cometer actos abiertamente criminales como asaltar a alguien y robar su sangre vital.

Justo cuando me reafirmo en mi decisión, una mujer pasa ante mis ojos.

Ella es joven.

Incluso mientras camina en la oscuridad de la noche, no hay un atisbo de miedo en sus pasos, tan sólo confianza.

En su cintura hay una espada que, de un vistazo, parece estar bien aprovechada.

A juzgar por su atuendo, debe ser una aventurera.

Y tiene el aire de una luchadora experimentada, muy lejos del de una simple novata.

Ella camina sin prisa por un callejón vacío.

Sin siquiera pensarlo, continúo detrás de ella.

Mi garganta traga, tomándome por sorpresa.

Me guste o no, ya estoy pensando en ella como mi presa.

Esta acción me sorprende, pero no me detengo.

Mis instintos me están diciendo que la sangre de esta jovencita es de la más alta calidad.

La vista de su saludable cuello, bronceado por el sol, me hace querer hundir mis colmillos y beber profundamente.

El impulso es irresistible.

Pero mi sentido común luchaba contra esos deseos. Eso sería un delito, me decía.

Sin embargo, una parte distinta y más calmada de mí me estaba susurrando por encima de todo eso.

Me decía que mi conciencia no era más que un vestigio de cuando era humano.

Si voy a comprometerme a vivir como un vampiro, no debo permitir que la moral humana me detenga.

“Disculpe.”

Reprimiendo el pequeño conflicto que permanecía en mi interior, hablo a la chica.

“¿Qué sucede?” Se dio la vuelta con calma, evidentemente consciente de que la estaban siguiendo.

Aunque su actitud es casual, su mano está preparada para sacar su espada en cualquier momento.

… ¿Cómo puedo ser tan tonto?

Elegir a una luchadora obviamente experimentada como mi primera presa va más allá de la imprudencia.

Parece que me he confiado demasiado.

Sin embargo, ya no puedo dar media vuelta.

Si lo hago, dudo que alguna vez pueda atacar a otro humano.

La miro directamente a la cara y activo Ojo Mágico.

Ojo Mágico es uno de los poderes de un vampiro que aplica un efecto hipnótico; cualquiera que haga contacto visual cuando está activado hará temporalmente cualquier cosa que el usuario diga.

“¡¿Pero qué—?! ¡Tienes valor, atacándome así de la nada!”

Desafortunadamente, la mujer rápidamente miró hacia otro lado, deshaciéndose del efecto de Ojo Mágico.

No solo eso, sino que sacó su espada y me atacó.

Rápidamente la esquivo a un lado, pero mi cuerpo se mueve más rápido y más lejos de lo que esperaba, lo que me hace chocarme con una pared.

¡Maldita sea todo!

¡Todavía trato de moverme como lo hacía cuando era humano!

Ahora que soy un vampiro, mis estadísticas son mucho más altas que lo que una vez fueron. Si salto con todas mis fuerzas, como podría haberlo hecho cuando era humano, por supuesto que acabaría así.

“¡¿Guh!?”

Mientras entro en pánico, la espada atraviesa mi hombro y me clava en la pared.

“¿Qué pasa contigo? Tus movimientos están descontrolados, pero por alguna razón, mi instinto me está diciendo que eres un gran problema. No lo entiendo.”

Ella retuerce la espada en mi hombro.

El dolor ataca mis sentidos, pero no sufro tanto daño como esperaba.

Aunque por supuesto.

Soy un vampiro.

Puedo regenerarme mucho más rápido que los humanos.

“¡¿Eh?!” gritó la joven sorprendida.

Todavía atravesado por la espada, doy un paso adelante para alcanzar su cuello.

Probablemente ella pensó que me había atrapado, pero por supuesto no esperaba que fuera a por ella si eso significaba clavar la espada más adentro de mi propio cuerpo.




Rápidamente ella suelta la espada y trata de retroceder pero mi mano llega a su cuello primero.

Agarrándola, me giro.

Ahora soy yo el que la sostiene contra la pared.

Aprovechando la oportunidad, la miro a los angustiados ojos.

“¡¿Qu… ah?!”

Uso Ojo Mágico a toda potencia, al mismo tiempo que aprieto mi agarre en su cuello.

La chica trata de resistirse, pero el dolor de ser estrangulada combinado con el poder hipnótico de mi Ojo Mágico es demasiado contra lo que luchar para ella.

La luz de la razón se desvanece de sus ojos.

Al ver eso, hundí mis colmillos en su cuello sin dudarlo un momento.




***

 

 

“Bienvenido de vuelta.”

Lady Ariel me saluda, pero no tengo la fuerza de voluntad como para responder.

Lo máximo que puedo lograr es un asentimiento silencioso mientras sigo caminando.

“Buen trabajo ahí fuera”, murmuró mientras caminaba a su lado.

No puedo responder a eso, tampoco. En su lugar, me escapo silenciosamente a mi dormitorio.

La joven señorita sigue durmiendo tranquilamente en la cama.

Tan pronto como la veo, toda la fuerza se escapa de mi cuerpo, y me desplomo en el suelo.

Sin levantarme, estrecho mis temblorosas manos como si rezara.

Mi señor, mi señora, Diosa.

Por favor cuiden de la joven señorita.




Y por favor perdónenme por los pecados que debo cometer para protegerla.

Mi primera experiencia con la sangre humana fue embriagadoramente dulce.

Estaba casi abrumado por la necesidad de beber hasta la última gota.

Cuando clavé mis colmillos en esa mujer, sentí la oscura emoción de tener poder total sobre ella.




Me las arreglé para controlarme, pero me estremezco al pensar qué podría haber pasado si me hubiera rendido a mis instintos.

Me tengo miedo.

Mientras la joven seguía aturdida por la extracción de sangre, usé Ojo Mágico para inducirla a olvidar lo que sucedió esta noche, pero no me quedé para averiguar si realmente eso funcionó.

Todo en lo que podía pensar era en alejarme de ese lugar lo más rápido posible.

Si me hubiera quedado, podría haber sucumbido a la necesidad de beber su sangre hasta dejarla seca.

Mis manos están temblando. No, el temblor viene de todo mi cuerpo.

Así es como debe vivir un vampiro.

Atacando a los humanos, bebiendo su sangre.

No tengo más remedio que vivir de esta manera a partir de ahora.

¿Soy realmente capaz de eso?

No tengo remordimientos por haberme convertido en vampiro.

Ni uno solo.

Debo obligarme a mí mismo a no tener ninguno.

De lo contrario, no podré salvar a la joven señorita.




Nadie más puede mantener ala joven señorita a salvo.

Debo ser yo quien la proteja.

Nunca romperé esa promesa, pase lo que pase.

Sin embargo… sólo por esta noche, por favor perdóneme por mostrar debilidad.

Mientras mi cuerpo tiembla, sigo rezando.

4.9 33 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
15 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios