Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 5

S1: Dos Días Antes de la Batalla

Parte 1

 

 

Hemos estado en la aldea de los elfos durante tres días.

En el primer día, estábamos tan cansados de nuestro viaje que nos fuimos a dormir tan pronto como nos dieron habitaciones.




Y en el segundo día, nos reunimos con las reencarnaciones que vivían en la aldea de los elfos.

¿Así que qué haremos en nuestro día número tres?

Me hubiera gustado pasar más tiempo estrechando lazos con mis compañeros reencarnados como el día anterior, pero con el ejército imperial de Hugo acercándose rápidamente, no creo que sea momento para eso.

Podríamos pedirles información, pero dado que los elfos han básicamente forzado a las reencarnaciones a vivir aquí aisladas del mundo exterior, dudo que ellos sepan nada que pudiera ayudar en esta situación.

Hay muchas cosas que quisiera preguntarles sobre los elfos, sus pensamientos sobre la Srta. Oka, etc.




Pero eso puede esperar hasta que hayamos hecho algo con el ejército que se aproxima.

Por ahora, tengo que concentrarme en la batalla que tenemos por delante.




Cargar a la batalla junto a nuestra profesora y los elfos cuando no estoy enteramente seguro de si podemos confiar en ellos no es la sensación más reconfortante.

Pero seguramente los elfos no nos apuñalarían por la espalda.

No creo que lo hicieran, al menos.

Lo que da más miedo es, que al recordar las palabras y el comportamiento de Potimas y los elfos que habían sido asignados como nuestros asistentes, no puedo decir que sea imposible.

Se han asignado dos asistentes a cada uno de nuestro grupo, y generalmente nos siguen a todas partes.

A pesar de su título de trabajo, aún no han hecho nada para ayudarnos.

Es obvio que están aquí para vigilarnos bajo la apariencia superficial de ser nuestros asistentes.

Y sus actitudes han indicado claramente que no tienen ningún interés en ser amables con nosotros.

Cuando nos conocimos y les pregunté los nombres, su concisa respuesta consistió en, “No necesitan saberlo”.

Además de eso, no habían hecho ningún esfuerzo por aprenderse nuestros nombres tampoco.

Su indiferencia total hacia nosotros era extremadamente clara.

He tratado de hablar con ellos de todos los modos con la esperanza de comunicarme de alguna manera, pero si no necesito nada específicamente, simplemente me ignoran.

Cuando ignorar mis intentos de conversación no parecía ser suficiente, ellos iban tan lejos como podían como para decir, “Por favor, no nos hablen a menos que sea una cuestión importante.”

¿Realmente no tienen intención de trabajar juntos para nada?

Estoy empezando a pensar que, aunque mantuviera nuestra conversación lo más breve posible, fue idea de Potimas el ser amigables después de todo.

Pero no lo hemos visto desde el día en que llegamos, seguramente porque está ocupado preparándose para la batalla de invasión.

La Srta. Oka también se unirá a él hoy, por lo que podríamos no cruzarnos con ninguno de ellos por un tiempo.




Después de ser básicamente dejados de lado por nuestros anfitriones, depende de mí decidir que haremos hoy.

“Shun, ¿Tal vez deberíamos prepararnos también para la batalla yendo a ver esa barrera? Si estalla una pelea, el área de la barrera probablemente será el campo de batalla”, Sugiere Hyrince.

Ya que no podía pensar en nada útil que hacer, es la sugerencia perfecta.

De todos nosotros, no hay duda de que Hyrince ha visto el mayor número de batallas.

Sus estadísticas son más bajas que las mías, pero las estadísticas no miden la fuerza que proviene de tener experiencia.

Nunca se me habría ocurrido a mí el ir a explorar el posible campo de batalla por adelantado.

Lo que hace darme cuenta de nuevo de lo inexperto que soy.

Poco después, todos nos dirigimos hacia el perímetro exterior de la aldea de los elfos para examinar la barrera.




En el camino, nos encontramos con algunas caras inesperadas.

“Hey.”

“Buenos días.”

Cuando salimos de la casa que nos habían asignado, nos encontramos con dos de las reencarnaciones con las que nos reunimos ayer: Tagawa y Kushitani.

“Somos las únicas reencarnaciones aquí que podemos luchar, por lo que nos dijeron que deberíamos empezar a trabajar con vosotros chicos.”

Tagawa señaló a los elfos que estaban de pie como guardias tras ellos.

Parecía que estuviéramos llevando a cabo un intercambio de prisioneros.

Tagawa y Kushitani parecían sentirse igual, a juzgar por sus expresiones.

“Hola. Shun y los demás me explicaron la situación. Mi nombre es Hyrince. Encantado de conoceros.”

Tratando de disipar el ambiente oscuro que se cernía sobre el grupo, Hyrince extendió su mano y se presentó.

“El placer es todo mío. Soy Kunihiko Tagawa. Es un honor conocer a un famoso miembro del grupo del héroe, señor.” Tagawa le dio la mano a Hyrince.

“¿Kunihiko? ¿No será el mismo Kunihiko cuyo nombre se ha estado extendiendo entre los aventureros por todas partes?”

“No es que sea un nombre muy común por aquí, así que sí, creo que sí.”

Tagawa sonrió alegremente al sorprendido Hyrince.

Supongo que en realidad debe ser bastante famoso.

“Eso la convierte a ella en Asaka, ¿entonces?”

“Eso mismito. Encantada de conocerte.”

Kushitani hizo una pequeña reverencia.

Supongo que, si Tagawa es famoso, su compañera, Asaka, también lo será.

Antes de que llegaran a la aldea de los elfos, Tagawa y Kushitani viajaron como aventureros.




No tuve tiempo para preguntar más sobre ello ayer, pero ahora tenía la impresión de que consiguieron más de lo que al inicio sospechaba.

“Bueno, es alentador saber que la pareja que se dirigía a pasos agigantados hacia el rango S estará de nuestro lado.”

El tono de Hyrince era serio. No estaba simplemente halagándolos.

Sonaba como que Tagawa y Kushitani eran auténticos aventureros.

Me siento un poco inmaduro en comparación.

Y admito que sentí algunos celos cuando Hyrince reconoció su fuerza.

Comparado con ellos, yo no me había hecho un nombre en el mundo en absoluto.

“¿Podemos continuar nuestra conversación de camino?”

A instancias de Katia, comenzamos a caminar bajo la guía de los elfos.

Había dos elfos por cada uno de nosotros, que sumaban catorce en total.

Verlos caminar en filas absolutamente silenciosas era un poco desconcertante.

“¿Qué tipo de trabajo hacíais vosotros dos?”

Sería incómodo caminar todo el camino hasta allí sin hablar, así que entablé una conversación con Tagawa.

“Je je. Quieres saberlo todo sobre las valientes hazañas de Asaka y mías, ¿o no?”

Tan pronto como él respondió, lamenté mi decisión.

Parece que él también quiere aliviar la incómoda tensión de la situación, por lo que a lo mejor está actuando a propósito, pero sospecho que también está disfrutando de tener una oportunidad para presumir.

“En realidad, olvida que he dicho nada.”

“Venga ya, no seas así. En primer lugar, echa un vistazo a esto. ¿Qué piensas?”

Tagawa sacó una espada de su cinturón.

“¡Una catana!”

“Una pseudo-catana en todo caso. Tuve que hacer que se pareciera a una”, dijo Tagawa con orgullo.

Las catanas no existen en este mundo.

Así que, aunque lo de Tagawa sólo sea una imitación, sigue haciendo a esta la única en el mundo.

Y además de eso, esta catana era una espada mágica, también.

Si partes de un monstruo poderoso son utilizadas como ingredientes para fabricar un arma, a veces esta se imbuye con un efecto único.

Las armas con tales efectos se llaman espadas mágicas.

Eso es todo lo que puedo decir.




Quiero decir, ¿Quién no querría un arma mágica poderosa?

“¿Verdad? Este bebé fue creado de la garra de un dragón de truenos que Asaka y yo derribamos, por lo que tiene magia de trueno en su interior. Y el bastón de Asaka fue creado del hueso de un dragón de viento que nosotros vencimos otra vez. Ese puede hacer la Magia de Viento más fuerte.”

Guau, ¿entonces puedes hacer un equipo tan bueno si derrotas a un dragón?

Y en una inspección más cercana, la armadura de la pareja parece que estaba hecha de otras partes de dragón, también.

“Para ser justos, no los derrotamos a todos por nuestra cuenta, ¿vale? Todo lo que hicimos fue unir fuerzas con un grupo más grande de aventureros.”




Estaba muy impresionado con la fanfarronada de Tagawa, hasta que Kushitani añadió unas pocas palabras en una fría voz para dejarlo más tumbado que a un tronco.




Ella siempre parecía seria y fría, lo cual claramente no ha cambiado en este mundo.

En aquel entonces, ella era cercana con la representante de clase con una mentalidad similar, Kudo, pero tendía a chocar con Fei.

Incluso ahora, parece que está tratando de mantener distancias con Fei, cuya aversión a las personas serias tampoco ha cambiado.

“La modestia es una virtud, pero juzgando por todos los materiales que adquiriste, seguramente jugaste un papel importante en la batalla, ¿no? Tengo muchas ganas de ver esa fuerza mata-dragones por mí misma.”

Con una elegante sonrisa, Katia dio una palmadita en el hombro a Tagawa.

Tagawa, sin embargo, parecía un poco perturbado.

“Oye. Sin ofender, ¿pero realmente eres Ooshima? Porque actúas y hablas como una persona totalmente diferente…”

Desviando la sospecha arrojada sobre su persona, Tagawa expresó sus propias dudas.

Sin embargo, pude ver por qué. Fei y yo ya nos habíamos acostumbrado, pero para las personas que la conocieron como hombre en nuestras vidas anteriores, escuchar el discurso femenino de Katia definitivamente podía tener un efecto chocante.

Eso explicaría por qué Tagawa había estado actuando de manera extraña a su alrededor, pero claramente no pudo contenerse por más tiempo.

Aun así, es un poco demasiado decir que ella es como una persona totalmente diferente.




Katia no ha cambiado ni un poco.

“Bueno, por supuesto que sí. Renací como mujer, y la hija de una familia noble nada menos. ¿Cómo podría no cambiar, creciendo bajo tales circunstancias?”

En cambio, la respuesta de Katia refutaba directamente mi creencia personal de que ella no había cambiado como persona.

Me giré hacia ella con sorpresa, y nuestras miradas se encontraron.

Katia me sonrió significativamente. Al ver esto, Tagawa y Kushitani intercambiaron miraditas con expresiones que no pude leer muy bien.

4.7 24 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
14 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios