Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 4

S5: Escape del Gran Laberinto de Elroe

 

 

Estoy caminando por el pasillo.

Llego a mi clase, abro la puerta y entro.




La mayoría de los estudiantes están dentro.

Un grupo de chicos se ríen juntos.

En el centro del grupo está Natsume.

Junto a él, Sakurazaki sonríe irónicamente.

No sé de qué están hablando, pero estoy seguro de que no es nada bueno.

Mientras me dirijo a mi asiento, veo a Hasebe sentada en el escritorio de al lado del mío, en una profunda conversación con Temariwaka y Furuta.

Pongo mi mochila en mi pupitre y me dirijo a Kanata y Kyouya, que están conversando junto a la ventana.




Por el rabillo del ojo, veo a Wakaba sentada tranquilamente en su pupitre.

Shinohara parece no estar aquí todavía, así que nadie le está molestando.

De repente, noto una telaraña en la ventana opuesta a la que están Kanata y Kyouya.




Por alguna razón, no puedo apartar mis ojos de ella.

Cuando finalmente miro hacia otro lado, una chica está parada frente a mí.

Se ve oscura y misteriosa, casi como un fantasma.

Sin embargo, sólo sus ojos brillan intensamente.

Esta es la chica a la que apodaron secretamente Rihoko.

Su mano se extiende hacia mí…

***

 

 

“¡¿Agh?!”




Me levanto sin pensar.




Mirando a mi alrededor, sé que sigo en el Gran Laberinto de Elroe.

Es cierto. Este no es la escuela secundaria a la que fui en mi antigua vida en Japón. Es un laberinto de otro mundo, uno que está lleno de monstruos.

Entonces, ¿qué ha sido el sueño que acabo de tener?

¿Significó algo?

Desde que entramos al Gran Laberinto de Elroe, he estado teniendo sueños extraños.

Ha pasado mucho tiempo desde que soñé con mi vida pasada.

En este punto, apenas puedo recordar como se veían todos entonces.

Si trato de imaginarme a Natsume, todo lo que puedo ver es la cara de Hugo.

Incluso mi recuerdo de mi propia cara está empezando a ponerse borroso.

Pero no puedo olvidar la cara de Rihoko, incluso aunque quiera.

Extiendo la mano a la bufanda blanca de Julius alrededor de mi cuello, tratando de calmar mi mente.

Todavía queda un poco más de tiempo para descansar.

Pero incluso sabiendo eso, sigo pasando el resto de la noche despierto.

***

 




 

Tras el encuentro con los Vestigios de la Pesadilla, el viaje ha ido sorprendentemente bien.

Gracias en gran parte a que el dragón de tierra recién evolucionado devoró a todos los monstruos del área, a penas hemos tenido que luchar nada.

Lo más probable, es que la presencia de los Vestigios de la Pesadilla tuviera algo que ver con la ausencia de los monstruos también.

Pero no hemos visto ni rastro de ningún Vestigio de la Pesadilla desde entonces.

Y ahora, por fin, casi hemos alcanzado la salida del Gran Laberinto de Elroe.

“¿Un pozo?”

Repito las palabras de Basgath con incertidumbre.

“Sí, así es.”

Lo más probable, es que los soldados del imperio nos estén esperando en la salida principal del laberinto.

Para poder evitarlos, vamos a tomar una ruta lateral para llegar a una salida diferente a cierta distancia.

La salida, resulta que es un pozo.

Basgath explica mientras caminamos.

“Hay algunos agujeros gigantes en el laberinto, a los cuales llamamos pozos. Se rumorea que, si entras por el agujero, llegarás al Estrato Inferior, pero casi nadie vuelve nunca.  Los pocos supervivientes que hay dicen que hay una cantidad impensable de monstruos allí abajo. Y todos son mucho más fuertes que cualquier cosa de aquí en el Estrato Superior.”

Todavía hay muchos misterios que rodean al Gran Laberinto de Elroe.




Incluso Basgath sólo está familiarizado con el Estrato Superior.

Es Estrato Inferior…

Definitivamente preferiría no experimentar una zona de peligro como esa.

“En fin, uno de esos pozos conduce a la superficie. Es un agujero hecho por un monstruo de clase legendaria quien bien podría llamarse la soberana de este laberinto: la reina teratect.”

Basgath explica que cuando aún éramos bebés, la infame “Pesadilla” salió del laberinto.

Y como si estuvieran actuando en concierto, la reina teratect destruyó un gran trozo de suelo rocoso para salir también.

Luego se enfureció desenfrenadamente, destruyendo bosques e incluso aplastando una montaña.

Afortunadamente, no había seres humanos viviendo allí, por lo que hubieron pocas víctimas, pero se dice que incluso hasta el día de hoy, se pueden ver claramente los restos de la destrucción.

Es un poco difícil de creer, pero aparentemente todo es cierto.

Imaginar todo ese poder dirigido contra un asentamiento humano me provoca escalofríos.

Supongo que tiene sentido que incluso Basgath esté traumatizado por su encuentro con la Pesadilla, ya que está categorizado al mismo nivel que la reina teratect.

Si me encontrara con una criatura como esa, podría quedarme totalmente paralizado.

“La cosa es que, este pozo también alberga monstruos llamados finjicotes. Son abejas gigantes, y han hecho su nido ahí. No son mucho problema por sí solos, pero su verdadera fuerza se encuentra en su número. Y tienes que luchar contra ellos mientras escalas una pared vertical. Es por eso que rara vez se utiliza como salida.”

Tiene sentido.

Al igual que la entrada que estaba en el territorio de los dragones de agua, tenía que haber una buena razón para que nadie la usara.

Aún así, tenemos a Fei de nuestro lado.

Si nos montamos a su lomo, podremos abrirnos paso a través del enjambre de monstruos.

“Así que contamos contigo.”

“Por supuesto. Pero primero, mirad para otro lado por favor.”

Cerca de la entrada al pozo, le damos la espalda a Fei y esperamos.

Detrás nuestro se escucha el sonido susurrante de Fei quitándose la ropa.

Dado que ella está volviendo a su forma dragón, si no se quita la ropa, se harían pedazos cuando creciera.

Pero, por supuesto, no hay vestuarios en el laberinto.

Es por eso que tuvimos que mirar para otro lao mientras ella se desnudaba para transformarse.

Sin embargo, nadie dijo que no pudiéramos escuchar.

Atrapando mis intenciones de alguna manera, Katia rápidamente tapa mis oídos.

Soy un chico joven y saludable, ya sabes. Al menos podrías dejarme oírlo…

Peor tengo la sensación de que recibiría gritos por decir algo como eso, así que me lo guardo para mí.

“Perdón por la espera.”

La voz de Fei llega a mi mente por Telepatía.

Dándonos la vuelta, Fei nos saluda en su forma dragón.

De inmediato, nos montamos a su espalda.

Ahora que la he visto en forma humana, me viene a la cabeza que Fei es una chica. Lo que significa que estoy en la espalda de una chica.

Nunca me había molestado antes, pero ahora que soy consciente de ello, no puedo evitar sentirme incómodo.

“Sácate esas cosas sucias de la cabeza, ¿quieres? Considera nuestra situación actual.”

Nuevamente leyendo mis pensamientos, Katia da en el clavo.

Quiero decir… tiene razón, por supuesto.

Pero no estaba tratando de perder el tiempo ni nada.

Un chico joven no puede evitar que ciertas cosas perturben su mente a veces.

“¿Podríais no tener una pelea de tortolitos en mi espalda, por favor? Os VOY a echar de encima.”

“Lo siento.”

Fei suena particularmente disgustada.

Me reenfoco en el asunto en cuestión y dejo volar a Fei.

Tan pronto como entramos en el pozo, un montón de abejas vuelan hacia nosotros.

Realmente son gigantes, también.

Pero por lo que puedo decir de Apreciación, sus estadísticas no son tan altas.

Fei los rechaza fácilmente con tan solo sus garras y su cola.

El resto de nosotros lazamos magia para derribar a las abejas que zumban a nuestro alrededor.

Realmente no son una gran amenaza.

Pero el elevado número de ellas las hace bastante molestas.

“¡Oh, ya es suficiente!”

Fei parece sentirse igual. Con un lamento irritado, abre mucho su boca.

Entonces un ataque de aliento se dispara desde su boca.

Reduciendo a todas las abejas que nos rodean a cenizas.

Probablemente no sea tan poderoso como el ataque de la reina teratect que atravesó el techo de roca, pero para cuando termina el aliento, el número de abejas ha disminuido visiblemente.

“¡Ahora salgamos de aquí!”

Con las abejas retiradas, Fei asciendo a través del pozo.

En poco tiempo, la superficie de la roca a nuestro alrededor desaparece, reemplazada por un gran cielo azul.

Finalmente, estamos fuera de nuevo.

Después de tantos días, la luz del sol es tan brillante que tengo que entrecerrar los ojos.

Hemos logrado salir del Gran Laberinto de Elroe.

4.8 19 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
36 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios