Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 9

Capítulo 82: Máscara Blanca – 1era Parte

 

 

Últimamente me he dado cuenta de que me temen… Pero no hablo de algunas personas en concreto, sino que me temen la mayoría de estudiantes de la Universidad de Magia de Ranoa.

Al principio pensé que eran imaginaciones mías, aunque es cierto que parecía como si me estuvieran evitando.

Publicidad Y-AR

Por ejemplo, cuando me cruzaba en los pasillos con estudiantes problemáticos y con aspecto peligroso, de esos que preferías no tener nada que ver con ellos y yo hasta hacía por pegarme a la pared para dejarles pasar…. Pero cuando me veían, por algún motivo, no es que me dejaran pasar… ¡sino que desaparecían por completo por donde habían venido! Y los que no, se pegaban a las ventanas y se asomaban diciendo como ¡Qué buen día hace!, aunque estuviera nevando o lloviendo.

Pero bueno, para mí era mejor evitar tener que tratar con ellos y generar problemas innecesarios. Pero lo que no podía imaginarme es que esos chicos estaban pensando exactamente lo mismo al verme…

La primera vez que me di cuenta de mi situación fue cuando regresaba de una clase Intermedia sobre magia Restituyente a la que he estado asistiendo últimamente junto a otros alumnos de 4º año; pero dejemos eso de momento.

Cuando terminó la clase, salí al pasillo y me encontré con Goriade, esa mujer musculosa que me acusó falsamente de robar unas bragas mi primer día en la Universidad. La vi sin problema puesto que destaca muchísimo con ese enorme cuerpo suyo, pero justo en ese momento nuestras miradas se cruzaron y, viendo la situación, decidí hablar con ella, principalmente porque se trataba de una senpai y es de buena educación al menos saludar a tus superiores.

Con eso en mente, me acerqué con la intención de disculparme una vez más por el malentendido del primer día.

Publicidad Y-M3

Pues conforme me acercaba a ella, pude ver como se quedó petrificada al verme acercarme y su cuerpo comenzó a temblar mientras evitaba que nuestros ojos se volvieran a cruzar. Y a cada paso, ella fue encogiéndose y haciéndose una bola y los pies posicionados como si quisiera irse.

«Goriade-senpai, sobre lo ocurrido mi primer día aquí…»

En cuanto mencioné mi primer día, se puso todavía más tensa y hasta a temblar, y antes de que pudiera continuar, me habló con un hilillo de voz.

«S-Sobre eso…. esto… digo… Y-yo me e-equivoqué… Lo siento mucho, ¿p-podrías perdonarme?»

Su actitud conmigo contrastó mucho con lo que recordaba de la primera vez que nos vimos, dejándome totalmente sorprendido.

¿No está actuando como si fuera a acosarla o chantajearla?

«¿Hmmm? No… digo… yo debería ser quién se disculpara. Todo lo ocurrido fue porque no conocía aun la normativa del dormitorio y por eso…»

Mientras yo intentaba enderezar la conversación como bien pudiera, varios estudiantes empezaron a hacer corrillo a nuestro alrededor.

«Anda, mira… es Ludeus.»

«Así que todavía le guardaba rencor por lo que hizo el primer día…»

«Qué pena me da Goriade-san…»

«Pero si él fue el que se saltó las normas… menudo tipejo…»

«Tonto… ¿qué harás si te oye?»

De las voces a mi alrededor pude sentir lástima hacia la mujer mono y críticas hacia mí, y Goriade parecía a punto de echarse a llorar. Hasta pude notar que yo mismo estaba a punto de echarme a llorar.

Qué cosa tan rara… ¿Por qué está pasando esto? ¿Por qué me miran así? ¿Yo qué he hecho?

«¿Nya? ¿Qué pasa aquí-nya? ¿Una pelea?»

«Cuanta energía para ser mediodía-nano.»

Justo en este momento, Rinia y Pursena aparecieron por casualidad en el pasillo; y es que según me enteré más tarde, son del mismo curso que Goriade.

Cuando me vieron junto a Goriade y esta última con ojos llorosos, dio la impresión de que llegaron a algún tipo de conclusión sobre lo que estaba sucediendo porque incluso asintieron tras mirarnos extrañadas unos segundos.

Tras este acto, se acercaron a nosotros con unas sonrisas casi burlonas en sus caras.

«Jefe, creo que no hace falta ir más lejos-nya. Estoy segura de que Goriade no pretendía ofenderte, así que, nos harías un favor-nya si la dejas ir por esta vez, al ser las representantes de los feral-nya.»

«Venga, vete ya, Goriade. Aunque espero que aprendas que nunca más deberás volver a incordiar al Jefe-nano. Porque vaya, tuviste suerte-nano, si no llego a estar aquí, como 2ª al mando que soy, el Jefe te habría hecho pedazos-nano.»

«¿Ah? Sí-¡QuéCóm-! ¡Ahh!»

Goariade pareció tranquilizarse oyendo a Rinia y Pursena, y hasta se inclinó para agradecerles el gesto, tras lo que salió corriendo alejándose de mí todavía estremecida y encogida de hombros.

«¡Y los demás! ¡Circulad-nya! ¡¿O acaso os parece un espectáculo-nya?!»

Y tras escuchar a la chica gata, el resto de presentes desaparecieron tan rápido como aparecieron. Yo por mi parte, no entendía bien lo ocurrido, pero al menos pude respirar tranquilo cuando la situación se calmó.

«¡Eh, Pursena-nya! ¡¿A qué ha venido eso-nya?!»

«¿A qué te refieres-nano?»

«YO soy la 2ª al mando-nya.»

«Como el número de seguidores del Jefe ha aumentado, eres demasiado idiota para el puesto, Rinia-nano.»

«¡Pero si nuestras notas son las mismas-nya!»

Fui a preguntarles por lo que acababa de pasar, pero me las encontré siguiendo su casi cómica y coreografiada discusión.

«Chicas, escuchadme, no os pongáis a discutir ahora por eso, no pasa nada porque haya 2 segundas al mando.»

«Jefe, parece que no lo entiendes-nya. Es necesario jerarquizar como es debido una organización si quieres que prospere-nya.»

«Exacto, es importante-nano.»

Jum… parece que para los ferales, la jerarquía es algo importante… Aunque para empezar, no es como si tuviera intención de manejar ni controlar una organización; así que ninguna puede ser 2ª al mando.

Pero eso no importa ahora… Debo darles las gracias por sacarme de esa situación tan extraña y peliaguda. Imagino que se han ganado un regalo… no sé, algo de pescado y carne.

«Pero vaya, mira que atreverse a enfurecer al Jefe-nya… Goriade es demasiado tonta. ¿Qué fue lo que hizo-nya?»

«Nada, es solo que en mi primer día me confundió como un ladrón de ropa interior y-«

«¡¡Ah!! ¡No lo sabía! ¡El Jefe fue el que robó las bragas de Ariel-nya!»

«…Dafaq-nano…»

Se mostraron claramente ofendidas conmigo.

Queréis escucharme hasta el final… ¡Que yo no fui! ¡Fueron calumnias! ¡Atentó contra mi honor! ¡Yo no hice eso!

… En lugar de un regalo, lo que se merecen es que vuelva a hacerles saborear la humillación de la última vez…

«Ahora que lo dices, recuerdo que Goriade estuvo diciendo entre risas que Fitts le había salvado el culo a un novato cobarde de primero. Mírala ahora… qué risa-nano…»

«Mira que no disciplinar a alguien que se ríe de ti, Jefe, eres demasiado permisivo-nya… Si no la pones tú en su lugar, la próxima vez tendré que hacerlo yo-nya.»

¿Ponerla en su lugar? ¿No se suponía que habíais dejado de meteros con el resto de estudiantes?

«Dejaos de bromas. ¿Por qué debería ir ganándome enemigos inútilmente?»

«¡Jah! Jefe, no aspiras suficientemente alto-nya. Con nosotras a tu lado, podríamos acabar con Ariel y dominar los dormitorios hoy mismo-nya.»

«¡Exacto! Teniendo en cuenta que has vencido a Fitts, ya no hay nada que nos impida dominar la Universidad-nano.»

Qué manía tienen estas chicas de ser las número 1, o 2 en su caso… ¿Todos los ferales serán así? ¿O será que tanto Rinia como Pursena tienen en mente robarme el puesto cuando lo consigan? ¿Piensan hacerme un Starscream?

«Imaginemos por un momento que consigo dominar la universidad… ¿de qué me serviría?»

La verdad es que no le veo beneficios a ser el nº1… Siempre he tenido como principio el no meterme en peleas innecesarias, y para llegar a donde estas 2 quieren, no me cabe duda de que me ganaré varios enemigos…

Teniendo en cuenta que en este mundo un desconocido te puede atravesar el pecho de un puñetazo por cruzarte con él, es mejor actuar con humildad y evitar cualquier posible enfrentamiento.

«¿Si fueras el nº1 en la Universidad-nya? Tienes razón-nya… Jefe, te falta motivación… Por ejemplo, podrías hacer que todas las chicas del dormitorio femenino te entregaran las bragas que llevaran puestas en el acto.»

«Por ejemplo-nano… sobre todo teniendo en cuenta que al jefe le gustan las bragas lo suficiente como para hacerles cajones en su cuarto-nano. Seguro que eso te gustaría.»

«Eso no… ¿me haría feliz?»

Me gustan las bragas, pero… No… No tanto como para decorar mi cuarto con ellas, ¿no? Por ejemplo, si una chica que no conozco de nada me las entregara… ¿me gustaría?

Hmm… Si por ejemplo fuera Goriade la que me diera las suyas, no me haría para nada feliz…. Pero… algunas estudiantes son bastante guapas… no de mi estilo exactamente, pero no sé…

Si por ejemplo Rinia o Pursena me dieran sus bragas, es posible que me acabe emocionando un poco; estas 2 son excesivamente salvajes, pero siguen siendo unas chicas muy atractivas en varios aspectos… seguro que su ropa interior huele a mujer… No debería, pero…

NO, no te dejes llevar, ¡acuérdate de Fitts-senpai! Estoy seguro de que te odiaría si hicieras algo así, y eso es algo que no puedes permitirte.

Es cierto… no me dejaré corromper. ¡Abandona este cuerpo, Mara! (NT:  MARA, Entidad del Budismo que aunque no está definida completamente, hace referencia a los pensamientos oscuros internos de todas las personas que les impiden alcanzar la iluminación).

Ha estado cerca de convertirse en una crisis terrible para todas las estudiantes femeninas de la universidad, incluidas las que aun no conozco… No llega a ser por mi estado físico actual y podría haber acabado convirtiéndose en una debacle sin precedentes.

«No tengo el menor interés en cantidades masivas de bragas de desconocidas, y si aun así pensáis hacerlo no contéis con mi ayuda. Aunque aviso, a la mínima que le causéis problemas a Fitts-senpai, me estaréis poniendo en vuestra contra.»

«Ugh… B-Bueno… si el Jefe quiere que nos comportemos bien-nya, lo haremos así.»

«… Así es, haremos lo que dices-nano.»

Y por todo eso, me di cuenta con lo ocurrido de que me tenían algo así como miedo en la Universidad. Y aun cuando me enteré, ni me molesté en preguntar el porqué.

Ya que como había vencido supuestamente al estudiante más poderoso del centro (Fitts-senpai), conseguido controlar mínimamente a los problemáticos Alumnos Privilegiados, y para colmo haber derrotado al Rey Demonio de un solo golpe después de que causara el pánico en el centro… Estaba claro para mí el porqué me tenían miedo.

Publicidad M-M4

Además que ese último motivo es bastante convincente aun sabiendo que no fue del todo así… Pero según me contó BadiGadi, para conseguir dañar su piel bañada en Touki, es necesario utilizar ataques como mínimo de nivel Real o no surtirán efecto…

Nivel Real… En otras palabras, habilidades por encima del rango Santo…

Hablamos de que para herir a BadiGadi, es necesario tener un nivel similar al de Ghyslaine y Ruijerd; por no hablar de que, al ser Inmortal, la mayoría de las veces ni se preocupa de esquivar los ataques porque no le infligirían el suficiente daño…

Pero dejando eso de momento, lo que pasó con BadiGadi significa que mi Bala Rocosa ha llegado a un nivel por encima del Santo y puede que hasta por encima del nivel Real… Sin darme cuenta, he conseguido que ese hechizo tenga una potencia descomunal… aunque es solo eso… potencia(NT: Para aclarar los grados lo repetiré otra vez:
Iniciado < Experimentado < Avanzado < Santo/Maestro < Real < Imperial < Divino).

Según comentó BadiGadi, no soy capaz de envolver mi cuerpo con Touki, algo que la mayoría de personas con suficiente habilidad de este mundo son capaces de hacer sin darse cuenta. Pero básicamente, por mucho que entrene, jamás podré conseguir reforzar mis habilidades físicas con Touki, como hacen Ruijerd y Eris; así que nunca seré ni tan rápido ni tan resistente.

Puedo entrenar mis músculos, pero ya está… lo único que me queda es la potencia de mis hechizos, que al menos es elevada. Básicamente, soy un Glass Cannon.  (NT: GLASS CANNON, personaje que se centra en causar el máximo daño sin preocuparse por la defensa. Por lo general, todos los magos suelen ser considerados esto, ya que aunque son capaces de causar muchísimo daño, apenas pueden resistir el que reciben).

Gracias a mi ojo místico y a mi forma de combatir puedo vencer quizás a gran cantidad de oponentes mediocres, y además (parece) que mi capacidad mágica está al nivel de Laplace, el Dios Demonio… Pero mi carne es débil.

Aunque es posible que el resto de estudiantes no llegue a comprender este hecho… así que se pensarán que si mi poder ofensivo es de nivel Real, mi cuerpo debe tener una resistencia equivalente… y habiendo vencido al Rey Demonio, no pueden sino verme como un ser superior a este…

Vamos, si yo fuera un estudiante normal, no me acercaría a mí mismo sabiendo esto…

«Pero, Jefe, necesitas tener más confianza en ti mismo-nya. ¡Estoy segura de que si fueras más optimista hasta eso se acabaría resolviendo-nya!»

«Rinia tiene razón, aunque cuando lo resolvieras, te pido por favor que solo te lances por ella-nano.»

Rinia y Pursena añadieron estas palabras, quizás al verme algo deprimido por mis pensamientos hasta este punto.

Seguridad en mí mismo… ¿Mi pequeñín se ha venido abajo por falta de confianza en mí mismo?

Ahora que lo mencionan… es posible que tenga algo que ver. Habiendo sido masacrado por Orsted sin que pudiera hacer nada y que luego Eris me abandonara y me quedara completamente hundido en la miseria… No me parece descabellado.

Siendo así, quizás si comenzara a ser más positivo y verme con mejores ojos, el pequeño minimí decidiría crecer grande y fuerte una vez más… Y para ello, quizás sea el momento ideal para restaurar mi confianza en mí mismo, aprovechando que el resto de estudiantes me temen…

Llegando a esa conclusión, decidí probar suerte y me puse a recorrer los pasillos junto a Rinia y Pursena.

Al hacerlo, las hordas de estudiantes que pululaban por el pasillo se separan dejándome paso; haciéndome notar una sensación novedosa que nunca antes había experimentado.

Qué sensación tan novedosa… es como viajar con el viento a favor… como una ambulancia recorriendo las calles a las que todo el mundo le abre camino…

Me siento… hasta como Moisés… No puedo negar que se siente increíblemente bien…

Quitaos de en medio, dejad de ocupar MI pas…illo……

Y mientras disfrutaba de la sensación y la sensación de supremacía, un pensamiento cruzó mi mente.

Es posible…

¿Es posible que los que me hicieron bullying en mi anterior vida se sintieran igual que yo ahora y eso les llevara a ridiculizarme como hicieron?

……………..

…..

.

Uh… tenía que recordar algo tan doloroso…

Mejor dejo de actuar como un capullo, o puede que me convierta en lo que más odio.

***

 

 

Un día cualquiera y como de costumbre, me encontraba investigando cosas en la biblioteca.

Cuánto más lo investigo, más similitudes encuentro entre la magia de Teletransportación y la de Invocación. Básicamente, la única diferencia que le veo teóricamente está en que en lugar de traer algo a un lugar, lo llevas a otro; ya que desde los círculos mágicos de los distintos hechizos, hasta la luz que emiten es similar entre ambas escuelas.

Siendo ese el caso… siento que necesito estudiar a fondo la magia de Invocación.

Esa era mi intención, pero no encontré ningún profesor especializado en esa materia en toda la Universidad. Y por lo que he podido averiguar, las pocas personas que estudian esa escuela de magia se encuentran en el gremio de magia y como mucho manejan hechizos de nivel Iniciado o Intermedio.

Tan solo son capaces de invocar familiares bastante inútiles o espíritus sin consciencia… Si es así, dudo que pueda encontrar ningún experto que pueda informarme en profundidad sobre el tema.

Otra cosa que he escuchado, es que, aunque se considera la escuela de Encantamiento dentro de la magia de Invocación, y existen varios magos capaces de usar círculos mágicos de nivel Avanzado de Encantamiento; la diferencia entre la magia de Encantamiento y la de Invocación de Espíritus o Familiares es demasiado elevada; lo que me lleva a desestimar esa vía de investigación.

Para todo lo bien que me habló Jinas sobre los profesores de esta universidad, al final son solo palabras… Aunque imagino que él no tendrá la culpa, teniendo en cuenta que no he conocido a nadie en mi vida que usara magia de Invocación; por lo que seguramente sean casi inexistentes.

Eso… o quizás pase lo mismo que con la magia de Protección y Exorcismo, que las enseñanzas han sido monopolizadas por algún país en concreto.

Aunque… por algún motivo… siento que he escuchado sobre alguien que es capaz de usar magia de Invocación… ¿Dónde podré haberle conocido o haber escuchado a alguien así? Siento que lo tengo en la punta de la lengua…

Bah, si no puedo recordar de quién se trata, es muy probable que no lo haya conocido en persona aún.

Llegado a este punto, más o menos he repasado toda la bibliografía disponible en la biblioteca sobre la magia de Invocación; por lo que si quisiera aprender más, no tendría más remedio que experimentar personalmente.

Lo que me lleva a sentir un bloqueo en este área difícil de superar.

Y en una situación como esa, Fitts-senpai consiguió encontrar una pista para seguir adelante.

«Ludeus-kun, ¡he encontrado algo! ¡Resulta que hay un experto en la escuela de Invocación en la misma Universidad!»

«¡Oh!»

«Me enteré en cuanto le pregunté al subdirector Jinas y al director George, ¿a que no sabes de quién se trata?»

Fitts-senpai me hizo esta pregunta de forma bromista, y pareció que no tenía intención de decirlo a menos que probara suerte.

Hmm… alguien de esta universidad… Ya he confirmado que no puede ser un profesor… y aunque conozco estudiantes que están investigándolo por su cuenta, ninguno ha superado el nivel Intermedio…

… ¿Quién será?»

«… ¿Algún miembro del gremio de magia?»

No me extrañaría que hubiera algún investigador de la escuela de Invocación dentro del gremio de magia… quizás ese mismo investigador utilice la universidad de Ranoa para hacer sus experimentos…

«Caliente, caliente… Es cierto que es un miembro de rango A dentro del gremio de magia.»

«Oh.»

Por lo que sé… un miembro de rango A en el gremio de magia es el equivalente al director de una rama del gremio… Por debajo de las personas de rango S, que son los directivos del gremio de magia.

El director George por ejemplo es rango S, mientras que el subdirector es rango B.

«Vaya, tiene un rango increíble… pero no se me ocurre quién pueda ser.»

«Pues Ludeus-kun, que sepas que es un nombre que has escuchado al menos una vez, se trata de-«

¿Un nombre que he escuchado…? No recuerdo conocer a nadie con un rango A dentro del gremio de magia…

«Silent, uno de los Estudiantes Privilegiados.»

Pero para mi sorpresa, Fitts-senpai responde a mi duda con un nombre que, de hecho, he escuchado ya bastantes veces.

***

 

 

El Estudiante Privilegiado Silent ha realizado una cantidad desmesurada de avances en la Universidad.

El primero de ellos fue la ampliación del menú que se sirve en el centro; después ayudó a establecer rutas de transporte de ingredientes procedentes del reino de Asura, permitiendo obtener mercancías de fuera de la zona norte del continente central, incluso en el Triunvirato Mágico.

Además, inventó una receta con la que consiguió crear algo similar a una sopa de curry; poniendo zanahorias, patatas y cebollas en una olla a la que se añadían distintas especias, y finalmente añadiéndole mendrugos de pan para darle consistencia.

Vamos, lo llaman sopa de curry, pero en realidad es curry… aunque el sabor es un tanto diferente a lo que recordaba, pero suficientemente similar.

También instauró los uniformes en todo el campus, para los que encontró un sastre en Asura que siguiera su diseño para darle vida a las prendas de ropa.

Gracias a los uniformes, desapareció en gran medida la discriminación entre las distintas razas debido a la igualdad en cuanto a forma de vestir entre todas, y por consiguiente, mejoró la imagen de la Universidad más allá de sus fronteras.

Y el último aporte que he encontrado que hizo Silent fueron las pizarras para las clases.

Realmente es un tablón pintado de negro, y para imitar a las tizas propuso unas piedras de cal, para poder escribir en ellas. Puede parecer una tontería, pero gracias a las improvisadas pizarras los profesores consiguieron impartir más cómodamente las clases, consiguiendo un mayor nivel en los alumnos.

Parece ser que hay muchas cosillas más que se consiguieron gracias a Silent, por lo que da la impresión de que fue la persona detrás de gran cantidad de cambios de pequeña escala en todo el centro… Y por todo eso, el gremio de magia le acabó otorgando el rango A.

Pero… analizando las sugerencias de Silent… todas ellas guardan relación con cosas que yo conozco pero de las que nadie de este mundo había oído hablar nunca…

Sé que puedo llegar a ser bastante torpe… pero hasta yo había llegado a la única conclusión posible sobre este tema en cuanto lo escuché por primera vez… Y aunque internamente comprendía qué clase de persona era Silent, al mismo tiempo era incapaz de admitirlo o siquiera pensarlo.

Publicidad M-M4

Ni yo mismo comprendo el motivo de este pensamiento selectivo… Aunque es posible que quizás me considerara alguien especial… una existencia única en este mundo… La única persona de este mundo que conserva las memorias de su vida pasada en otro mundo.

Aunque pensándolo ahora seriamente… es imposible que yo sea el único.

Si soy sincero, si no intenté antes contactar con Silent, es porque temo encontrarme con él…

¿Cómo reaccionaría si alguien que habiendo llegado a este mundo de la misma forma que yo, haya conseguido llegar más lejos? ¿Cómo reaccionaría si encima esa persona me dijera algo así como ¿Cómo has podido desaprovechar la suerte de llegar a este mundo?

Temía que conocerle pudiera afectarme negativamente, pero en cuanto el nombre salió de los labios de Fitts-senpai, decidí que era hora de conocerle.

Porque quizás… he estado creyéndome más especial de lo que soy en realidad… ¿no es así?

Lo creo… Habiendo conseguido un discípulo que además es un Miko y que me llama Shishou, consiguiendo que unas niñas problemáticas se pongan a mi servicio y me consideren su Jefe, que el mago más prometedor de toda la universidad me tenga respeto, vencer al Rey Demonio y conseguir que me considere su amigo, que todos los estudiantes me tengan miedo……

No hay duda, me empezaba a sentir alguien especial…

Todavía recuerdo cuántas veces me juré a mí mismo que no sería arrogante ni creído… pero con todas las cosas que me fueron ocurriendo, es cierto que empecé a desarrollar un ego bastante inflado, pensando… que si he conseguido tanto, quizás sea porque apenas tengo rival en el mundo.

Es posible que albergara esta ilusión subconscientemente.

***

 

 

Le pregunté al subdirector Jinas sobre dónde se encontraba Silent y me informó de que tenía reservada una zona de la 3ª planta del edificio de investigación.

Concretamente, tenía reservadas 3 salas de la planta en lo más hondo del edificio que habían sido remodeladas para convertirse en una única habitación de la que Silent apenas salía.

Publicidad M-M5

Me dirigí en solitario a la sala para hacerle una visita.

Por algún motivo, decidí no avisar a Fitts-senpai; aunque pensándolo en frío, quizás hubiera sido mejor que mi compañero de investigación de la Catástrofe Mágica viniera. Pero incluso con esa idea en la cabeza, sentía que era necesario hacer la visita solo.

Llegué frente a la puerta de la sala en la que supuestamente se encontraba el famoso Silent y me vi obligado a respirar profundamente antes de llamar a la puerta.

Hfff Ahhhh…

Finalmente conseguí calmarme y eliminar toda duda que todavía quedaba en mi interior.

Aunque Silent sea otro reencarnado como yo… no puedo seguir alargando el encuentro con él.

Y llamé suavemente a la puerta.

Knock Knock

«… Adelante.»

Para mi sorpresa, del interior de la habitación pude escuchar una breve y aparentemente molesta voz en respuesta; y haciéndole caso, coloqué mi mano en el pomo de la misma y la abrí.

En el interior de la habitación, pude ver una gran cantidad de libros y papeles desordenados tanto por el suelo como en mesas, y por toda la sala pude ver objetos que seguramente fueran utensilios para investigaciones mágicas, algunos incluso diría que eran objetos mágicos directamente, aunque estos, al igual que los libros, también se encontraban decorando desorganizadamente la habitación.

Otra cosa que me llamó la atención, fue la enorme cantidad de cristales mágicos y piedras mágicas que se encontraban amontonados por la habitación haciendo pequeños montoncitos.  (NT: CRISTALES MAGICOS, son los núcleos de diversos Laberintos y han aparecido en varias ocasiones, y realmente son maná cristalizado. Se pueden utilizar para energizar hechizos y para dibujar círculos mágicos).  (NT: PIEDRAS MAGICAS, son algo más ambiguas y son partes de monstruos en los que se acumula gran cantidad de maná y que ofrecen efectos adicionales, por ejemplo, facilitar la concentración de algunas escuelas de magia a través de ellas para potenciarlas).

Y finalmente, pude ver a una persona sentada en lo más profundo de la habitación. Cuando esa persona se dio la vuelta, me quedé atónito.

«Ara… nos volvemos a encontrar.»

La única persona en la sala, tenía el pelo negro, y además era una mujer a la que jamás podría olvidar.

Jamás.

Principalmente por la máscara blanca que llevaba puesta.

«¡¡¡¡IiiAAaaaaaaaahhhhhh!!!!»

Un potente grito salió de mi garganta mientras daba media vuelta y salía corriendo de la habitación, mientras mis pensamientos desordenados circulaban a toda velocidad por mi mente.

¡Es esa joven con la máscara blanca! ¡La que iba con Orsted! ¡Ni idea de cómo se llamaba! ¡Pero con Orsted! ¡Con Orsted!

Puede que hubiera aceptado el conocer a otro reencarnado, pero bajo ningún motivo estaba listo para volver a cruzarme con Orsted. El terror que sentí en aquella ocasión resonó por todo mi cuerpo y pude revivir el momento como si estuviera ocurriendo en este preciso instante.

Solo con ver esa máscara blanca nuevamente hizo que el terror se apoderara de mi cuerpo, rememorando cómo me destrozó los pulmones en aquella ocasión y la impotencia que sentí al ver como todos mis intentos por sobrevivir fueron inútiles. Incluso pude sentir como mi corazón se revolvía al rememorar el puñetazo monstruoso con el que me abrió el pecho de un solo puñetazo, y el miedo que sentí al verme morir en ese sitio.

Con toda esa fuente inestable de emociones no me quedó más remedio que salir corriendo, huir a toda velocidad y recorrer los pasillos a toda velocidad sin pararme ni a pensar en qué dirección me llevaban mis pies.

Mushoku Tensei Volumen 9 Capítulo 82 Novela Web

 

Pasados unos segundos, miré a mi espalda para ver si había conseguido despistar a la muerte y… avivando mis miedos, pude ver como esa máscara blanca seguía mis pasos yendo tras de mí, lo que me llevó a correr aun más deprisa.

Corrí sin preocuparme por las caídas y tropiezos ni los arañazos ni el cansancio; simplemente continué huyendo casi como un borracho con piernas temblorosas.

Porque aunque había entrenado físicamente para ser capaz de huir en situaciones como esta, el miedo había hecho que mis piernas no siguieran mis órdenes y principalmente se echaran a temblar; aun cuando no se asustaron tanto ni cuando se encontraron frente al Rey Demonio.

«¡¿¿??!!»

De improviso, pude ver la figura de Fitts-senpai al final de unas escaleras.

¡Fitts-senpai! ¡Es Fitts-senpai! ¡Él seguro que podrá protegerme!

Y cuando mi desorganizada mente llegó a esa conclusión, las fuerzas abandonaron mi cuerpo y la tensión desapareció, quedándome agotado al borde de las escaleras.

«Uff… Mira que ponerte a gritar y salir corriendo después de verle la cara a una persona… ¿no te parece una grosería?»

A mi espalda apareció una persona cuya voz no supe enlazar que colocó su mano en mi hombro. Y al girarme para ver de quién se trataba, pude ver nuevamente frente a mí esa máscara blanca de la que huía.

Inconscientemente, mi cuerpo sufrió una oleada de miedo y terror, lo que llevó a que mis descontroladas y temblorosas piernas dieran un paso en falso sobre el borde de las escaleras, lo que me llevó a rodar malamente escaleras abajo.

Publicidad Y-M3

***

 

 

Volví en mí al sentir como alguien acariciaba mi frente.

Por la sensación, pude sentir un tacto agradable proveniente de una mano, de la que noté como un extraño cauce suave fluía hacia el interior de mi cuerpo para facilitar el flujo de la sangre y eliminar puntos donde ese flujo se veía interrumpido.

Abrí lentamente los ojos y giré la cabeza siguiendo la sensación de la mano hasta su dueño, y me encontré a Fitts-senpai.

Definitivamente Fitts-senpai estaba acariciando mi frente, con su suave y cálida mano, cuyo tacto era tan delicado que jamás pensaría que se tratara de la mano de un hombre.

Y sin pensarlo, llevé mi mano hacia la suya, sujetándola.

«Ah, Ludeus-kun, ¿ya despertaste? Me asustaste mucho cuando te vi aparecer de repente por las escaleras.»

«… He tenido un sueño horrible… Soñé que una mujer con una máscara blanca venía a asesinarme.»

«Pues…»

La expresión de Fitts-senpai en respuesta a mis palabras fue un tanto complicada.

¿Y eso?

Aunque ahora que lo pienso, ¿dónde estamos? No estoy en mi habitación… ni en el dormitorio… Aunque siento que he estado aquí antes…

Enfoqué la vista para observar mejor a espaldas de Fitts-senpai y pude ver varias camas alineadas.

¡Ah! Es el Pabellón Médico Principal.

Me incorporé en la cama y fui girando el cuello observando todo a mi alrededor.

Primero pude ver que era una sala espaciosa vacía donde parece ser que solo estábamos Fitts-senpai y yo; luego encontré al médico de la sala sentado un poco más a mi izquierda, y cuando terminé de girar el cuello encontré…

«¡¡Uaah!!»

Al otro lado de la cama encontré a otra persona sentada; era la mujer con la máscara blanca.

Al verla, sin querer di un pequeño salto intentando salir huyendo de espaldas alejándome lo más posible del terrorífico ser, pero me enrollé en las sábanas y me caí por el borde de la cama de espaldas.

Pude verla responder a mi reacción con un suspiro y una mirada enfadada.

«¡Deja de reaccionar así, ¿quieres?! ¿Pero por qué me tienes tanto miedo? ¿Acaso no te salvé la última vez que nos vimos…? Ah… Puede que no lo recuerdes, porque estabas inconsciente y medio muerto…»

Tras escucharle decir eso, confirmé definitivamente que se trataba de la persona que acompañaba a Orsted en la Mandíbula Inferior del Dragón Rojo.

«¡¿Y O-Ors-Orsted?!»

«No está aquí. Es un hombre ocupado.»

Publicidad M-M3

Sin darle especial importancia, la mujer enmascarada respondió a mi pregunta.

No está aquí… Orsted no está cerca… ¿Lo dice en serio? No tiene sentido que me engañe con eso…..

Así que entonces no está aquí…

«Hazme el favor de relajarte. En este momento no te tiene en el punto de mira.»

«¿En este momento? ¿Eso significa que llegará el día en que venga a matarme?»

«No creo que tenga intención de hacerlo… aunque no se puede descartar esa posibilidad. Supongo que dependerá de ti.»

Por sus palabras, da la impresión de que puedo estar tranquilo durante un tiempo, y en cuanto comprendo esto mi cuerpo se quedo claramente aliviado.

Puede que no sea mucho, pero algo es algo…

Viendo mi reacción y comportamiento, Fitts-senpai parece no saber bien cómo reaccionar mientras se rasca detrás de una de sus picudas orejas dirigiéndose a la mujer enmascarada.

«Esto… No comprendo bien lo que está pasando, por lo que, si fuera posible, me gustaría escuchar una explicación. Pero antes de nada, ¿podría conocer qué relación tienes con Ludeus-kun?»

«No tenemos relación alguna.»

La mujer con la máscara blanca respondió sin miramientos ni delicadeza a la pregunta de Fitts-senpai, y debido a la respuesta, se mostró claramente descontento.

«Pues es la primera vez que he visto a Ludeus-kun entrar en pánico de esta forma, ¿acaso le hiciste algo?»

El tono con el que Fitts-senpai hizo esta pregunta era severo y directo; podía parecer que estaba siendo respetuoso, pero se le notaba cierto enfado.

Debe querer proteger a este kohai tan inútil que soy yo… Gracias, gracias, Fitts-senpai por tu apoyo.

«La última vez que nos vimos, tuvo un encontronazo con el Dios Dragón; así que seguramente se deba a eso.»

«¡¿El Dios Dragón?! ¡¿El que aparece en los 7 Campeones Mundiales?!»

«Así es.»

«¿Acaso eres el Dios Dragón?»

«No he dicho eso. Tan solo viajaba con él.»

La mujer enmascarada respondió a las preguntas de Fitts-senpai sin darle demasiada importancia, y cuando respondió a esta última se echó su largo pelo a la espalda con un gesto bastante femenino.

Me acabo de dar cuenta… pero lleva puesto el uniforme de la universidad…

«En cualquier caso, no esperaba que nos fuéramos a encontrar en este lugar.»

La mirada con la que me observaba desde debajo de la máscara era intensa.

«Aunque claro, lo mismo estuvimos predestinados a reencontrarnos en este sitio desde el fatídico momento en que nos cruzamos en la Mandíbula Inferior del Dragón Rojo. Ya sea el origen un Flag o la causalidad de este mundo.»

Se llevó la mano al bolsillo del pecho de su uniforme y sacó de este una hoja de papel.  (NT: FLAG, se usa para referirse a un evento que hace que ocurran futuros eventos. En anime y manga es genérico llegar a la conclusión de que si te tropezaste con una persona extraña corriendo con una tostada en la boca; esa misma persona acabará en tu clase y la presentarán ese mismo día).  (NT: Causalidad/Ley de Causa y Efecto: Término filosófico y físico que sirve para describir que a partir de una serie de eventos, ocurrirán otros, y que estos serán definibles siguiendo las leyes de la naturaleza/universo. Anécdota: Laplace es el nombre de la persona que afirmó que si se conoce a la perfección el estado del mundo, es posible saber el futuro).

«Voy a hacerte 3 preguntas y quiero que las respondas con sinceridad, por favor.»

Utilizó un tono decidido para hacerme esa petición/orden. Tragué saliva y asentí.

«Primera pregunta. ¿Algo de esto te resulta familiar?»

Me entregó el papel que acaba de sacar y escrito en él se podía leer.

Publicidad Y-M2

篠原秋人

黒木誠司

Nada más.

Es… japonés…

En el papel estaban escritos esos carácteres, que no tardé en comprender que se trataba de los nombres Shinohara Akihito y Kuroki Seiji.

Tenía razón…

«Segunda pregunta, ¿comprendes lo que hay ahí escrito? Y tercera, ¿anata wa dotchi?»

La última pregunta no la hizo en el idioma humano de este mundo, sino que directamente la hizo en japonés.

¿Anata wa dotchi? / ¿Les conoces?

Ya no hay lugar a dudas… ella es otra persona como yo.

Pero dejé de momento esa idea de lado, centrándome en el papel y en los nombres que aparecían.

…. No recuerdo estos nombres de nada.

Tuve un momento de duda, pero desde que me coloqué frente a la puerta, me había mentalizado para este momento; así que respondí lentamente.

En japonés.

『»No conozco a ninguno, ni me suenan esos nombres.»』

『»Comprendo, y veo que has comprendido lo que había escrito.»』

«¿Eh? ¿Y este alfabeto? ¿Y ese idioma? ¿Ludeus-kun?»

Fitts-senpai echó un vistazo al papel que todavía tenía en mi mano y empezó a ponerse nervioso al no comprender lo que estaba pasando.

«No pasa nada, es solo que ambos somos de la misma ciudad natal.»

«¿Ciudad Natal? ¡Es imposible que eso sea cierto!»

Fitts-senpai no tardó en rechazar mi respuesta.

No sé bien cómo eres capaz de estar tan seguro… pero ahora no es el momento de preocuparse por eso.

『»Entonces, ¿a ti te pasó lo mismo que a mí?»』

Pregunté algo tímidamente, y ella asintió en respuesta.

『»En efecto, antes de darme cuenta, acabé en este mundo; al igual que tú.»』

Mientras decía esto, llevó las manos a su cabeza para quitarse la máscara blanca que cubría su rostro, y al verlo mi mente rememoró un momento de mi vida anterior. Ese fatídico día en el que morí para intentar salvar a los chicos que estaban discutiendo en medio de la carretera.

Porque una de las personas del grupo era una chica con la misma cara que tenía delante en este preciso momento.

Y justo cuando comprendí esto, varias preguntas empezaron a agitarse en mi mente.

Es la misma cara… habrán pasado unos 15 años desde entonces, pero esta chica tiene la mismísima cara que en aquel entonces.

Algo no anda bien… esto es muy extraño. Han pasado 15 años, pero su cara no ha cambiado ni un ápice… lo que es más… ¿Cómo puede conservar su cara de aquel entonces? Cuando te reencarnas, lo normal es que tu aspecto físico cambie.

Todas mis dudas fueron respondidas al mismo tiempo en cuanto ella continuó su presentación.

『»Realicé lo que comúnmente se conoce como un Viaje, y acabé apareciendo en este mundo de mierda.»』

¿Viaje? Eso es bastante distinto a una reencarnación… Por ejemplo, mi cuerpo es distinto al que tenía en el otro mundo, porque nací aquí; lo único en común es que conservo mis recuerdos.

Sin embargo… un viaje es algo diferente, se parece más a un salto entre mundos, o incluso a un teletransporte o invocación; por eso ella conserva la edad y el cuerpo que tenía en nuestro anterior mundo.

En ese caso… ¿ella y yo no somos iguales?

『»Mi nombre es Nanahoshi Shizuka, y soy japonesa. Aunque llevo un tiempo usando usando el sobrenombre de Silent SevenStars.»』

No era capaz de comprender la situación y en mi cabeza solo habían más dudas y más confusión.

Publicidad Y-M2

Aunque comparado conmigo y el silencio en el que había caído, ella siguió haciéndome preguntas.

『»En todo caso, ¿de dónde eres tú? ¿Naciste en América? ¿O en Europa? Porque eres de raza caucásica, ¿no es así? Aunque entiendes japonés… ¿será que eres mestizo? ¿O quizás un extranjero que vivió en Japón?»』

¿No decías que solo harías 3 preguntas?

Pero incapaz de seguir la situación no le respondí a ninguna de estas; y aunque no lo hice, ella continuó hablando.

『»Sea como sea, con esto he conseguido dar un gran paso, ahora podré seguir investigando. Al final no me equivocaba cuando le pedí que te dejara vivir; porque en cuanto Orsted dijo que no te conocía, por algún motivo sentí que eras como yo…»』

Nanahoshi no dejó de hablar, y hasta pude sentir sus ánimos mientras obviaba por completo mi confusión.

『»Espero poder contar contigo de ahora en adelante, esto… dime, ¿cómo te llamas?»』

『»Lu… Ludeus. Ludeus Greyrat.»』

『»Pero ese es tu sobrenombre en este lugar, ¿no es así? ¿Cuál es tu verdadero nombre?»』

No quería mencionar bajo ningún concepto mi antiguo nombre; y por ese motivo me mantuve en silencio.

Pasados unos segundos, parece como si Nanahoshi comprendiera algo y asintió.

『»Ah, ya veo. Estás siendo cauteloso. Comprensible, y más teniendo en cuenta lo que ocurrió. Pero no tienes de qué preocuparte. Considérame tu aliada.»』

『»…»』

『»Pero vaya, y pensar que habría más personas que acabaron en este sitio a parte de mí… Es la primera vez que me encuentro con un terrícola en todos mis años aquí. Me cuesta contener la emoción.»』

Nanahoshi sujetó mi mano, y Fitts-senpai reaccionó frunciendo el ceño. Pero sin preocuparse de eso, Nanahoshi continuó hablando con un tono alegre.

『»¡Unamos nuestros esfuerzos con el fin de regresar juntos a nuestro mundo!»』

Regresar a nuuestro mundo.

Esas palabras consiguieron que mi mente, que hasta ahora había sido el equivalente a un tornado caótico, se calmara y pusiera en orden al instante, para mostrar mi reacción ante su ofrecimiento.

En una única palabra.

NO

Pegué un tirón y conseguí que soltara mi mano antes de responderle.

『»No quiero regresar.»』

Publicidad M-AB

『»¿Eh?»』

Nanahoshi se quedó desconcertada.

«¡Ludeus! ¡Y tu también, Silent! ¡¿Podríais hablar de forma que os pueda comprender?!»

Sumada al confundido Fitts-senpai que no había podido comprendernos mientras hablábamos en japonés.

Llevó a que el Pabellón Médico se saturara con un cargado ambiente silencioso.

5 27 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
19 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios