Kumo Desu Ga Nani Ka?

Volumen 4

Capítulo 2: Batalla Espiritual Vs. Madre

 

 

Soy la ex mente encargada de la magia número uno.

Bueno, tan pronto como termine esta importante tarea, volveré a ser la mente encargada de la magia de todas formas.

Pero primero tengo que terminar, ya sabes, de derrotar a Madre.

{¡Número uno! No te quedes ahí parada— ¡trabaja!  ¡¿Gyaaah?!}

Ah, la antigua mente encargada del cuerpo se quedó impresionada por uno de los ataques de Madre.

Duuu-pi-duu.

Oh, no te preocupes.




Ella no va a morir.

Lo peor que Madre puede hacer en este momento es golpearnos un poco.

Por un lado, en realidad no estamos luchando en el mundo real.

¿Supongo que estamos luchando contra el alma o el espíritu de Madre o algo así? Es básicamente como pelear en un sueño.

Verás, Madre tiene la habilidad Control de Parientes, la cual generalmente le permite controlar a cualquiera de sus hijos.

Y esto estaba empezando a afectar a nuestro cuerpo, también.

Lo noté por primera vez cuando estaba luchando contra el dragón de fuego.

Por alguna razón, sentí que mis propias emociones estaban fuera de lugar de alguna manera.

Investigando la causa, descubrí que estaba recibiendo algo así como una señal de radio por parte de Madre.

Cuando te das cuenta de que alguien te está presionando, presionas de vuelta, ¿cierto?

Es por eso que rastreé la señal que debería controlarme hasta ella, y ahora estoy haciendo un contraataque contra Madre.

Todo esto se hace enviando a mis Mentes Paralelas para luchar como proyecciones espirituales.

Mentes Paralelas es una habilidad que crea copias de mi voluntad.

Solo piensa en ello como una técnica de clonación ninja, pero con tu consciencia en lugar de con tu cuerpo.

Supongo que dado que solo hay un cuerpo, teóricamente podrías llamarlo múltiples personalidades.

Sin embargo, al dar a cada una de estas mentes diferentes roles, hemos podido hacer el trabajo de varias personas con un solo cuerpo.

Específicamente, una mente (yo) está a cargo de la magia, una está a cargo de mover el cuerpo, otra está a cargo de recopilar información, y así sucesivamente.

Algo así como un tanque con un conductor, un comandante y un artillero.

Una de estas Mentes Paralelas quedó a cargo del cuerpo real, y el resto fue enviado a atacar a Madre.

Por “el resto”, me refiero a nosotras.

La gigante figura de Madre está justo frente a mis ojos.

Sin embargo, esto en realidad es solo su forma espiritual. No es su cuerpo real.

El cuerpo espiritual de Madre ya ha perdido algunas de sus patas.

Bueno, es porque nos las comimos.

Incluso ahora, algunos de mis clones espirituales están aferrados al cuerpo de Madre, mordisqueándolo.




Madre está destrozándolo todo, sacudiéndolas o tirándolas por los aires.

Pero, como sigo explicando, estos son cuerpos espirituales, no el nuestro físico real.

Son como fragmentos de alma, por así decirlo.

Además, nuestro cuerpo real tiene Nulificación de Herejía, una habilidad que cancela cualquier ataque que dañe el alma.

En otras palabras, no importa cuántos ataques no lance el cuerpo espiritual de Madre, ¡no nos puede dañar porque somos almas!




A fin de cuentas, esto significa que podemos atacarla sin miedo a la muerte.

¿Madre quién? ¡Nunca había oído hablar de ella!

No siento más que un picor, aunque me pise, me muerda o me dispare con magia.

¡Soy invencible, te lo digo!

Incluso los ataques que probablemente me matarían instantáneamente en realidad no significan nada aquí.

Aunque, debido lo muchísimo más fuerte que es ella, nos está llevando días desgastarla.

Aun así, poquito a poco la estamos arrinconando.

Si nosotras, las Mentes Paralelas, conseguimos derrotar el cuerpo espiritual de Madre, ella morirá en la vida real, también.

Siguen siendo almas de lo que estamos hablando, después de todo.

¿Realmente se puede decir que un ser vivo sigue vivo si pierde su alma?

Apuesto a que las funciones de preservación de la vida de su cuerpo físico desaparecerán cuando su alma se vaya.

Lo que significaría que he ganado.

Si no puedo ganar luchando contra ella en carne y hueso, ¿Por qué no llevar una lucha en el plano espiritual?

No es una guerra psicológica—es una guerra psíquica.

Este es un punto clave.

Mis ataques son débiles y no hace mucho, pero los suyos no hacen nada en absoluto.

Mientras siga haciendo daño poquito a poquito, y mientras ella no pueda dañarme nada, mi victoria está asegurada.

Además de eso, mi cuerpo real ha dejado el Gran Laberinto de Elroe para embarcarse en un viaje al mundo exterior.

Es imposible que el cuerpo gigante de Madre vaya allí.

El momento en que salí del laberinto fue el momento en el que gané.

Ahora solo tengo que tomarme mi dulce tiempo sesgando el alma de Madre.

Nunca soñé que sería capaz de derrotar a un oponente tan poderoso como este.

Supongo que esto es como un sueño, más o menos.

{¡Número uno! ¡¿Sigues holgazaneando?!}

La antigua mente del cuerpo regresa, quejándose todo el tiempo.

A pesar de lo violento que fue el ataque de Madre, sigue totalmente ilesa.

Gracias, Oh Gran Nulificación de la Herejía.

Sin esa habilidad, probablemente no habría tenido la más mínima oportunidad.

La fuerza espiritual de Madre está básicamente a la par con su fuerza real.

Lo cual tiene mucho sentido.

La fuerza de sus estadísticas reales se basa en la fuerza de su alma, después de todo.

Claro, la fuerza física también entra en juego, pero el alma es la principal fuente de poder. No es sorprendente que el cuerpo espiritual—en esencia, su misma alma—sea igual de fuerte.

En otras palabras, nuestros cuerpos espirituales también son comparables en capacidades con nuestros cuerpos reales.

Pero en nuestro caso, hemos sido divididas en fragmentos por Mentes Paralelas, lo que significa que cada una solo tiene cierto porcentaje de esa fuerza.

El hecho de que esta batalla siga siendo agotadora a pesar del hecho de que la Nulificación de la Herejía niega cualquier ataque contra nosotras solo demuestra cuán enorme es a diferencia de fuerza entre Madre y nuestro cuerpo real.

Seguimos saliendo despedidas, atacando y enganchándonos de nuevo.

Solo después de repetir este ciclo durante días, finalmente hemos llegado al punto en el que hemos causado daños visibles.

{¡Oye, no me ignores!}

Uff, qué molesto.

Tampoco he estado holgazaneando yo, a sabes.

{Oye, ex mente del cuerpo.}

[¿Qué?]

{¿No te parece extraño?}

No tengo que aclarar a qué me refiero.

Hay algo extraño en las acciones de Madre.

En esta batalla espiritual, siempre que tengamos Nulificación de Herejía, no tenemos que preocuparnos de salir heridas.

Sabemos que al final venceremos a Madre, aunque nos lleve mucho tiempo.

Es obvio como terminará esto.

Siendo este el caso, por supuesto que Madre va a tratar de frustrar nuestros planes.

La primera contra llegó en forma de un ejército de arañas lideradas por una arch teratect que envió tras nuestro cuerpo real, el cual estaba en un área demasiado pequeña como para entrar ella misma.

Los arch teratects son unos subordinados suyos particularmente fuertes, capaces de aguantar un enfrentamiento incluso contra un dragón.

Probablemente ella pensó que eso sería suficiente como para matar a nuestro cuerpo real.

Pero en cambio, nuestro cuerpo real cambió las tornas usando algunas tácticas bastante sucias, venciéndolas en su propio juego.

Eso estuvo  mejor que mejor.

Pero es lo que sucedió a partir de eso lo que es extraño.

Como las arch teratect perdieron, Madre obviamente tenía que hacer otro movimiento.

De lo contrario, a este ritmo, ella va a morir.

Sin embargo, Madre no ha mostrado signos de intentar nada más.

Y esto a pesar de que ella sigue teniendo subordinados para controlar.




Desde comí parte del cuerpo espiritual de Madre, he podido ver a través de sus ojos.

No estoy segura de en qué parte del laberinto se encuentra, pero en algún lugar hay un enorme ejército de arañas, incluyendo arch teratects.

Madre está en el centro de todo, inmóvil.

Viendo esto, puedo decir que las fuerzas que envió tras nuestro cuerpo real antes eran solo una pequeña porción de su ejército de seguidoras.

¿Por qué no envía los demás tras nuestro cuerpo?

Simplemente no lo entiendo.

Quiero decir, nuestro cuerpo real es fuerte, modestia aparte.

Claro, fuimos capaces de derrotar a los arch teratect solo mediante al uso de tácticas clandestinas, pero también luchamos contra un oponente igual de fuerte—no, incluso más fuerte—el dragón de tierra Araba, y ganamos en una batalla justa.

Aun así, si dos o más arch teratects atacan al cuerpo principal al mismo tiempo, sin duda tienen una sólida posibilidad de ganar.

Y sin embargo, Madre no está haciendo eso.

A pesar de que tiene muchas más que dos arch teratects.

Ella simplemente está ahí parada ociosamente mientras lucha contra nuestras proyecciones espirituales, como si estuviera esperando algo.

Bueno, estoy segura de que si ella enviara un ejército de arañas tan increíblemente grande tras nuestro cuerpo principal, éste solo usaría Teletransportación para huir sin dudarlo.

… Espera un segundo.

¿Podría ser que Madre entienda eso, también?

¿Sabe que no tengo problemas para escapar de una pelea que sé que no puedo ganar?

Eso es muy posible.

Madre y yo hemos estado conectadas por su habilidad de Control de Parientes desde que nací.

Dudo que preste mucha atención a cada uno de sus incontables hijos, pero teniendo en cuenta cuán singularmente he estado haciendo las cosas, podría haber llamado su atención en algún momento.

Si Madre ha estado usando esa habilidad para monitorear mis acciones, no me sorprendería que ya estuviera familiarizada con mis patrones de comportamiento.

De hecho, a lo mejor ella utilizó ese conocimiento para organizar cuidadosamente ese primer ejército de manera que me hiciera pensar que podría tener una oportunidad de ganar si luchaba duro.

Realmente, si hubiera peleado con todas las de la ley contra ese ejército en lugar de usar trucos sucios, tengo la sensación de que mis probabilidades de perder eran un poquito más altas que mis probabilidades para ganar.

Si hubieran sido solo los arch teratect, creo que habría ganado.

Después de tener en cuenta esa multitud de seguidores, mis posibilidades eran muy escasas.

Pero esa pequeña posibilidad es la clave.




Hubiera sido pesado, pero no tan terrible como para no ganar definitivamente.

Si creo que tengo una oportunidad, no puedo permitirme escapar, incluso si mis probabilidades de perder son mucho mayores.

Al final, por supuesto, nuestro equipo ganó de sobra.

Aun así, si Madre pensó las cosas a tan largo plazo, entonces debe ser más astuta de lo que yo le daba crédito.

Diría que eso la hacía tan inteligente como un ser humano, o tal vez incluso más inteligente.

En cuyo caso, su ausencia de acciones es francamente sospechosa.

Si ella no hace algo, los cuerpos espirituales le vamos a vencer.

¿Por qué ella está solo esperando así?

¿Sólo aguardando su momento, casi como si estuviera esperando algo?

No, no “casi”. Tiene que ser eso.

Pero entonces, ¿qué está esperando?

Como para confirmar mis furtivas sospechas, el cuerpo hasta ahora inmóvil de Madre pasa de repente a la acción, al igual que el enorme ejército de araña que la rodea.

Todas se mueven a la vez.

El ejército de arañas se divide en varios escuadrones, cada uno encabezado por un arch teratect, antes de dispersarse. Al mismo tiempo, Madre comienza a moverse a una velocidad mucho más alta de lo que parece posible debido a su enorme cuerpo.

Nos atrapó.

Madre estaba esperando este momento.

{¡Contacta con el cuerpo principal!}

[¡No puedo! ¡Madre está interfiriendo con la conexión de algún modo!]

¿En serio?




Esto no es bueno.

No sé qué habilidad está usando, pero parece que nos ha aislado temporalmente a las proyecciones de nuestro cuerpo principal.

¡Ahora no podemos decirle a nuestro cuerpo real que está en peligro!

Ahora está muy claro a qué estaba esperando.

Al momento en que nuestro cuerpo real salió fuera.

Ahora está redistribuyendo sus tropas por todo el laberinto, donde nuestro cuerpo principal se teletransportará a la menor señal de problemas—cortando nuestras rutas de escape de antemano.

Entonces, cuando  nuestro cuerpo no tenga ningún lugar adonde ir, la propia reina liderará al resto de tropas a cazarnos.

Desde el fondo de un profundo y oscuro pozo, Madre empieza a correr hacia arriba a una velocidad horrible.

Y tan pronto como se acerca al techo, abre su terrible boca.

Deja salir el ataque que lo destruye todo: Aliento.

Un ataque de pseudo-aliento usando la habilidad Poder de Dragón, posiblemente inspirado en el tipo que es utilizado por los dragones reales.

Sin embargo, el hecho de que no sea real no significa que sea débil.

De hecho, explota con más fuerza que el aliento de dragón real, atravesando el grueso techo del laberinto.

La tierra se estremece como si el mundo se hubiera puesto del revés.

Enormes rocas del tamaño de un meteorito caen en picado hacia el fondo del pozo como si fueran lluvia.

Después de que los escombros dejaran de caer, da lugar a un cielo azul y despejado.

Si pudiera, gritaría, ¡¿Tienes que estar bromeando, verdad?!




¿En serio, Madre? ¿Rompiste las paredes del mismísimo laberinto para poder salir?

Mi sensación de seguridad, la seguridad de que claramente Madre era demasiado grande como para salir del laberinto, desaparece al instante.

Madre ha escapado de los estrechos confines de la jaula conocida como el Gran Laberinto de Elroe.

Y ahora, por supuesto, se dirige directamente hacia nuestro cuerpo real.

El cual no tiene ni idea de que nada de esto está sucediendo.

5 9 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
13 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios