Mushoku Tensei: Isekai Ittara Honki Dasu (NW)

Volumen 3

Capítulo 27: Posada para Aventureros

 

 

Nada más salir del gremio de aventureros, nos dimos cuenta de que ya había anochecido. Es extraño, porque aunque el cielo aún muestre claridad, la ciudad está oscurecida de una forma misteriosa.

Segundos más tarde, recuerdo que es debido a que la ciudad se encuentra en el interior de un cráter, y que esa sombra que engloba la ciudad es por las murallas tan altas que la rodean.

- Gracias ( ◠‿◠) -

En poco rato nos quedaremos totalmente a oscuras.

“Deberíamos apresurarnos para encontrar una posada.”

Hago la sugerencia, pero al escucharme, Eris me mira extrañada.

“¿No sería mejor si acampáramos en el exterior de la ciudad?”

“No me digas eso, ¿acaso no quieres descansar en una cama cómoda tranquila en la ciudad?”

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

“No especialmente.”

Ruijerd responde diciendo que le da igual una cosa que otra, y eso que es la persona a la que casi siempre le dejamos ocuparse de las guardias cuando acampamos en el exterior, aprovechando que puede seguir detectando a quien se acerque aun estando medio dormido.

No será la primera vez que me despierto escuchando algún topetazo, casi como una explosión, en medio de la noche, y descubro que lo que escucho es a Ruijerd peleando con monstruos. Suele ser un susto bastante desagradable.

Pues bien, hoy dormiremos en una posada, y aunque también estoy hambriento y me gustaría comprar algo para cenar, todavía nos queda carne seca del otro día. Supongo que para no gastar mucho en comida es mejor cortarse un poco en ese ámbito…

Pero incluso si pienso así, con el estómago tan insatisfecho como lo tengo por la comida, estoy deseando comer hasta hartarme.

“¡Mira, Ludeus, mira!”

Eris me llama sonando enormemente animada.

¿Qué dices? ¿Qué quieres que mire?

Mientras pienso eso, levanto la vista y observo que en la parte interior de la muralla formada por el cráter, algo ilumina extrañamente; y cuando el sol termina de ponerse, la luz se intensifica enormemente.

“¡Guau! ¡Es sorprendente! ¡Es la primera vez que veo algo así!”

El cielo se oscurece completamente, pero el interior de las murallas brillan fuertemente, iluminando la ciudad al completo.

Me recuerda a la iluminación de un parque de atracciones de noche.

“Vaya, ciertamente es sorprendente.”

Como he vivido con anterioridad en sitios en los que nunca oscurecía realmente, la vista del paisaje no me dejaba tan boquiabierto.

Pero aun así, debo admitir que es una estampa casi fantasmal de ensueño. Aunque me pregunto como lo harán brillar.

“Eso son Lumen, conocido como piedras mágicas luminosas.”

“¿Eh? ¿En serio? ¿También conoces a Shade?”

“¿Shade? ¿Quién es? ¿Es algun espadachín famoso de algún estilo de espada? Porque me suena de algo…”

Como era de esperar, no entendió mi broma. Y es que sabiendo que en este mundo nadie pillaría este tipo de bromas me hacía sentirme un poco triste.

“No es nada, perdona; es solo que conozco a una persona con un nombre similar y me confundí.”

“Entiendo.”

Ruijerd acaricia mi cabeza con mucha delicadeza, parece como si estuviera intentando tranquilizar a un pequeño que acaba de acordarse de su padre muerto.

Tampoco es que Shade sea mi padre ni nada por el estilo. Mi padre se llama Paul, no es un mal padre, pero es un mal ejemplo a seguir.

“Entonces… piedras mágicas luminosas, ¿no?”

“Son una variedad de las piedras mágicas.”

“¿Qué propiedades tienen?”

“Durante el día acumulan luz del sol y cuando oscurece comienzan a brillar como estás viendo; aunque el brillo no dura ni la mitad del tiempo que haya estado al sol.”

Supongo que algo cercano a Cargadores Solares, aunque es raro, no vi nada similar en el reino de Asura. Con lo útiles que son deberían usarse en más sitios.

“Con lo bien que iluminan de noche, ¿no deberían usarse por el mundo?”

“No, porque son una piedra mágica poco común.”

“¿Eh? Entonces, ¿por qué hay tantas aquí?”

Por lo que puedo ver, parece que hay suficiente cantidad como para iluminar la ciudad completa…

“Durante el reinado de la Gran Emperatriz demoníaca, se ordenó concentrarlas en esta ciudad, por lo que tengo entendido; fíjate en eso.”

Observo el lugar que Ruijerd me está señalando y notó un castillo parcialmente en ruinas.

“Se trajeron aquí con la intención de hacer ver ese castillo más ostentoso.”

“Mira que les dio por algo estrafalario…”

La imagen de una Gran Emperatriz Demoníaca apareció en mi mente, representada por Eris vestida en plan BDSM gritando cosas como ¡Iluminad mi castillo! ¡Es algo necesario para resaltar mi exquisitez!.

“¿Y nadie ha intentado robarlas?”

“Por lo general, lo tienen como un taboo o el mayor de los delitos, aunque no conozco bien los detalles.”

Bueno, teniendo en cuenta que es la primera vez que Ruijerd ha podido entrar en la ciudad… tiene sentido que no lo sepa. Y si te fijas, el brillo viene de bastante alto en el muro, a menos que pudieras volar, no sería nada fácil alcanzarlas para tomarlas.

“En su día, se considero como una orden muy egoista, pero hoy en día, como puedes ver, se ha visto lo útil que resultó.”

“Es poco probable, pero podría ser que las mandara reunir aquí por el bien de la ciudad, ¿no?”

“Imposible, porque la Gran Emperatriz Demoníaca es famosa por ser bastante vaga y egoista.”

Así que vaga y egoista… Si siguiera con vida, me encantaría conocerla. Estoy seguro que será una Onee-san salida con curvas cercanas a las de una Súcubo.  (NT: SUCUBO, según las leyendas medievales occidentales, es un demonio que toma la forma de una mujer atractiva para seducir a los varones, sobre todo a los adolescentes y a los monjes, introduciéndose en sus sueños y fantasías).

“Supongo que esto sería un caso de La realidad supera la ficción.”

“¿Es ese un dicho de la raza humana?”

“Así es, y si te paras a pensarlo, los Supard, por ejemplo, son una raza muy agradable y amistosa por mal que hablen de ella.”

Vuelve a acariciarme la cabeza, y eso que ver como a mi edad me hacen este gesto me hace sentir un poco raro.

Aunque claro, si me paro a pensarlo un poco, actualmente soy, mentalmente, un hombre de unos 40 años, dejando que me acaricie la cabeza una persona que tiene ya 560… no sé si me explico… Prueba a quitarle un zero a ambas edades… obtendrías que un hombre de 56 le está acariciando la cabeza a un niño de 4 años. ¿No te parece suficiente tierno como para verlo con buenos ojos?

“¡Eh, vosotros 2, quiero ir a ver el castillo!”

Eris señalaba con uno de sus dedos el parcialmente destruido castillo tenebroso; aunque tuve que rechazar esa opción de inmediato.

“Hoy no podemos, tenemos que encontrar una posada.”

“¡¿Por qué no?! ¡Es solo un vistazo, aun tenemos tiempo!”

Eris se puso un poco de morros de una manera adorable, lo que me hizo pensar que podríamos ir a verlo un ratito.

Pero recordando que Ruijerd nos había dicho que la luz no iba a durar toda la noche… Dudo que fuera agradable que cuando por fin alcanzáramos el castillo, este dejara de brillar. Así que…

“Mejor no, últimamente me encuentro totalmente exhausto, así que mejor encontramos una posada antes.”

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

“¿Eh? ¿Estás bien?”

Estoy agotado.

Y claro, viajando por todos estos lugares que desconozco es agotador, pero por algún motivo, también noto como me siento más pesado que de costumbre. No me ha dado problemas a la hora de luchar contra monstruos, pero siento que me canso más rápido de la cuenta estos días.

¿Estaré sufriendo ansiedad?

“Estoy bien, solo tengo que descansar un poco.”

“¿Seguro? Pues en ese caso, seré paciente.”

Paciente… Es una palabra que jamás pensaría que Eris fuera capaz de decir hasta hace poco.

Mientras nos dirigíamos en busca de la posada pensaba tras escucharla que la pequeña Eris está madurando.

***

 

 

Encontramos una posada llamada Garra de Lobo. Una habitación para una noche y por persona; 5 monedas de piedra.

El edificio está bastante decrépito, pero el precio se adapta correctamente a aventureros novatos. Además, si pagas 1 moneda más de piedra, también incluye desayuno y cena; por no decir que si en una habitación se alojan grupos de más de 2 aventureros, el almuerzo está incluido.

Seguramente, al estar dirigido a novatos, hay varias camas por habitación y el precio favorece que se formen grupos desde niveles bajos.

La entrada al establecimiento es un gran salón comunitario combinado con un bar; no está especialmente lleno, pero hay suficientes mesas tanto en la barra como en el salón.

Y como buena posada dirigida a aventureros, encontramos en ella a 3 aventureros jóvenes y posiblemente novatos sentados en una mesa del salón. Aunque los llame jóvenes, seguramente sean mayores que yo, más o menos de la edad de Eris.

Los 3 son hombres jóvenes, y nos estaban mirando demasiado como para molestarnos.

“¿Deberíamos hacer algo?”

Ruijerd está esperando a ver lo que decido, su mirada me parecía preguntar si deberíamos mantener nuestra actuación incluso en este lugar.

Tras darle vueltas unos instantes, le respondí.

“En este lugar mejor no. Prefiero no tener que preocuparme en el lugar en el que pienso dormir y descansar.”

Aún no sabemos cuántos días vamos a alojarnos en este lugar, además que esos 3 todavía son unos niños.

Si compartimos posada varios días, ellos mismos llegarán a la conclusión de que Ruijerd es un buen tipo viéndole actuar con naturalidad a menudo.

“Somos un grupo de 3 personas, y por el momento, querríamos pagar y reservar para 3 noches.”

“De acuerdo, ¿y para las comidas?”

El posadero no parece muy sociable.

“Dependeremos de ti para eso.”

Por ahora, dejo pagado el precio de 3 noches en esta posada, 45 monedas de piedra; me alegro de que el precio de la comida se quede en nada y espero que esté buena.

Miro nuestros ahorros y veo que nos quedan, 1 moneda de hierro, 3 oxidadas y 2 de piedra. Si lo pasamos todo a monedas de piedra, tenemos… 132.

“E-Eh, tú, ¿también eres una novata?”

Mientras el posadero me explicaba las reglas del alojamiento, los novatos que había sentados se pusieron a llamar a Eris.

Fijándome, el más llamativo y el que la ha llamado es el tipo del fondo del grupo, tiene el pelo blanco, y bueno… no se le podría llamar feo, diría que está por encima de la media.

Los otros dos… esos… diría que son algo así como ¿bishounen? Uno de ellos tenía 4 brazos bien musculosos que parecía tener un orgullo bastante desarrollado, y el otro era un chico con pico y plumas en su cabeza.  (NT: BISHOUNEN, término japonés utilizado para referirse a chicos muy guapos aunque algo afeminados, contrasta con el término ikemen en que el ikemen es un hombre guapo y atractivo, mientras que el bishounen es más delicado).

Bueno, claro, supongo que siendo así no se les podía llamar exactamente bishounen, porque parecen más de otros tipos muy diferentes. Si el primero era un tío normal, los otros dos eran un tipo brusco y el otro un tipo delicado, o eso creo.

“N-Nosotros también lo somos, así que, ¿te apetecería comer con nosotros?”

¿Ligando? ¿En serio? Los niños estos están jugando fuera de sus posibilidades; aunque como le tiembla un poco la voz, sería mentira si no digo que me hace un poco de gracia.

“Podríamos contarnos batallitas y aprovechar para coger trabajos en grupo, ¿no?”

“Haaaa.”

Eris suspira antes de dejar de prestarles atención.

¡Eris-san, actuaste tal y como esperaba! ¡Ignorando de una forma tan clara a alguien que intenta flirtear contigo! Aunque bueno, supongo que principalmente será porque no les comprendes…

“Ey, con que te sientes un rato con nosotros nos vale, hasta tu hermanito se puede sentar con nosotros si quiere.”

“¿¿??”

Estuve a punto de entrometerme para echarle una mano, hasta que vi a Eris alejándose de ellos de una forma controlada.

Conozco ese movimiento, es algo que Edona-san le enseñó en clases de etiqueta.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

¡Capítulo inicial, aprendiendo a evitar a nobles con los que no quieres interactuar! ¿Qué piensas hacer, pequeñín? Un caballero comprendería la situación y retrocedería.

“No me ignores.”

Parece que este joven no es un caballero.

Enfadado, alarga su mano hasta agarrar de la capucha a Eris y tirar de ella. La fuerza del tirón apenas hizo retroceder a Eris por mucho que tirara de ella, principalmente porque tiene unas piernas muy bien ejercitadas.

Pero el joven, que parecía enfadarse más y más, continúo tirando de Eris, da la impresión de que como aventurero, se siente orgulloso de su fuerza.

Ripppp

El manto con capucha que nos vendieron tan barato, deja oír un ruido bastante desagradable y se desgarró.

“¿Eh?”

Escuchando ese sonido, Eris se quedó mirando fijamente el punto en el que la capucha se había desgarrado.

Crack.

Estoy seguro de que pude oír claramente, el sonido de Eris perdiendo la razón.

“¡¿Qué has hecho?!”

Eris gritó con suficiente fuerza como para hacer temblar la posada entera, y usando el Puñetazo Torbellino estilo Boreas que vi usar a Sauron se giró. Se ve que Sauros decidió enseñárselo y Ghyslaine la ayudó a perfeccionarlo para impactar de forma asegurada en su objetivo, en este caso, la cara del joven.

Pensé que su cuello se partiría hasta el punto de que su cara girara siguiendo el impacto del puñetazo, en su lugar, la cabeza acabó golpeando el suelo tras dejarle insconsciente de un único golpe.

Hasta un novato de mi nivel es capaz de entender que ese puñetazo tenía un incalculable poder destructivo, estoy seguro de que si alguien como el ogro más fuerte del mundo estuviera aquí, se pondría a gritar cosas como ¡Menudo puñetazo!.

Imagino que ese es el final que aguarda a cualquier persona que intente llevarse al huerto a Eris a la fuerza, estoy seguro que a partir de ahora ya entenderá los riesgos y habrá aprendido la lección como para no volver a ligar con Eris de nuevo. Personalmente, lección aprendida.

Y ahora, antes de que los otros 2 se metan en la pelea, mejor debería entrometerme para detenerles a todos.

“¡¿Quién te crees que soy? No estás a mi altura!”

Pero claro, Eris no paró con un único golpe.

¡Patada Boreasssss!

Se ve que Sauros decidió enseñárle también esa patada y Ghyslaine la ayudó a perfeccionarlo para impactar de forma asegurada en el plexo solar de su segunda víctima.

“¡¿Guwaa?!”

El chico de 4 brazos, cayó de rodillas quejándose de dolor, dónde Eris remató de un rodillazo en la cara. La barbilla del muchacho salió disparada verticalmente mientras todo su cuerpo acabó golpeando la pared.

“¿Eh? ¿Eh? ¿Eh?”

El último de los chavales, el pájaro, no comprendía lo que estaba pasando; pero aun así, se preparó para el ataque de Eris intentando agarrar la espada en su cintura.

Yo me disponía a usar magia para detenerles.

Sacar una espada creo que es pasarse un poco.

Pero claro, los golpes que Eris les estaba dando parecían pasarse todavía más, y antes de que pudiera sacar la espada, un puñetazo impactó de forma contundente en su mandíbula; y aunque no debiera tener a mi parecer blanco en sus ojos, por ser un pájaro, es lo que se podía ver en ellos tras desmayarse.

En un instante, los 3 habían quedado reducidos a nada.

Tras eso, Eris se acercó caminando al primero al que había dejado insconciente y comenzó a darle patadas a su cabeza como si de un balón de fútbol se tratara. Al recibir el primer golpe, recuperó la consciencia, pero viéndose incapaz de defenderse, tan solo se hizo una bola.

La respuesta de Eris fue seguir dándole patadas una y otra vez.

“¡Esta capucha es! ¡El primerísimo regalo! ¡Que Ludeus me hizo nunca!”

¡Oh! ¡Eris-san! ¡¿Tanto te importo?! ¡¿Aunque fuera una baratija que compramos para que tu pelo rojo carmesí no resaltara tanto?! ¡El viejo que hay en mí, siente como su corazón se contrae de la emoción!

“¡Te arrepentirás por el resto de tu vida! ¡Te las pienso destrozar!”

¿El qué vas a destrozar? No estoy seguro, pero me da demasiado miedo seguir escuchando.

De una patada, puso boca arriba al chico, agarró una de sus piernas, y dijo algo aterrador mientras le miraba con un odio incontenible.

El joven que tan solo se había despertado, no tenía idea de lo que le estaba diciendo por el idioma, pero aún así, creo que sabía lo que iba a hacer.

Hizo por disculparse, rogó perdón y hasta intentó escapar; pero Eris no tenía la menor intención de escucharle y mucho menos soltarle.

Eris no es una mujer tan dulce y comprensiva, sino que su metodología es hacerlo concienzudamente; el destino de ese joven es el mismo y triste final que yo mismo tuve que soportar hace 3 años.

“¡Eris, espera!”

Llegados a este punto, finalmente me adelanté para detenerles. Como todo hasta ahora se aceleró tanto y tan rápido, fui incapaz de detenerles hasta este momento.

“¡Detente, Eris! ¡Ya es suficiente, no le hagas más daño! ¡Tiempo muerto!”

“¡Ludeus, ¿qué haces?! ¡No te entrometas!”

La agarré por la espalda para separarla y detenerla, mis manos temblorosas acabaron aferrándose a su pecho, era una sensación suave y acogedora que no tenía tiempo de disfrutar en esta situación.

Eris seguía revolviéndose para continúar destrozando al muchacho, y como este no la comprendía, no entendía bien el motivo pero estaba completamente aterrado.

“¡La coseré! ¡Se arreglará cuando la cosa! ¡Te he dicho que la coseré! ¡por eso, déjale estar ya! ¡Te has pasado tanto que ahora me da pena!”

“¡¿Cómo?! ¡Jumm!”

Viéndome intentando detenerla tan desesperadamente, Eris finalmente dejó de revolverse, pero seguía mirándole hecha una furia. Tras dejarla suelta, se encogió de hombros y se fue hasta donde estaba Ruijerd.

Ruijerd estaba sentado en la barra del bar, observándonos como si fuéramos un espectáculo divertido.

“¡Y tú, Ruijerd-san! ¡La próxima vez, ayúdame a separarlos!”

“¿Hm? Pero si son simplemente niños peleando, ¿no?”

“¡Como guardian que eres, tu misión es detener a niños peleándose!”

¿No te pareció que Eris era demasiado más fuerte que ellos como para ir a separarles?

***

 

 

“¿Estáis bien?”

“Ah, ah… estamos bien.”

Usé magia curativa en los derrotados jóvenes y los reanimé y sané. Por algún motivo, sentía algo cercano a camaradería con ellos.

“Siento muchísimo lo ocurrido, la chica no entiende el idioma del Dios Demonio.”

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

“P-Pues qué aterrador, p-pero, ¿por qué se enfadó tanto?”

“Creo que es porque odia ser molestada y esa capucha era importante para ella.”

“Su… ¿supongo? ¿Puedes decirle después que siento habérsela rasgado un poco?”

Desde donde estoy, echo un vistazo a Eris y la encuentro mirando fijamente su capucha, enfadada mientras rechinan sus dientes. Por su cara, diría que no piensa perdonarles nunca.

Hace mucho que no la veo con una cara así, si tuviera que decir desde cuando… es una cara que no veo desde la primera vez que nos vimos; una cara tal que parece a punto de perder la razón y lanzarse a por ti.

“Si fuera a decírselo ahora mismo, seguramente también me diera una paliza.”

“E-Entiendo… Es muy mona, aunque da miedo.”

Últimamente pensé que estaba siendo más grácil y educada pero… supongo que estaba simplemente mostrándose así voluntariamente. Hasta pensé que había madurado un poco, pero me deja algo sorprendido.

“Así es ella. Y aunque sea muy mona, no deberías tomarte tantas confianzas con desconocidas.”

“Sí… sí, tienes razón.”

“Además, si se te pasara por la cabeza vengarte por lo ocurrido, te recomiendo que lo reconsideres. Porque en esta ocasión, al pensar que fue un incidente inevitable, decidí detenerla, pero la próxima vez podrías perder la vida.”

Preferí dejar claro algo que pensé necesario.

Poco después, el joven se levantó y fue comprobando por si le había quedado algún chichón, tras lo que se presentó.

“Me llamo Kuruto, ¿y tú?”

“Yo soy Ludeus Greyrat, y la chica de antes es Eris.”

Tras presentarse, los otros dos chicos se acercaron a nosotros, y eso que se llevaron una paliza por culpa de Kuruto.

El tipo brusco de 4 brazos es Bachirou, y el tipo delicado con cabeza de pájaro es Gaburin.

Tras decir sus respectivos nombres, se dirigieron a donde estaba Kuruto y los 3 sincronizados marcaron una pose llamativa.

“¡Y los 3 formamos la aclamada Banda de la aldea Tokurabu!”

“¿?¿?”

¿Dafaq? Esa pose me refuerda a las fuerzas especiales Ginyu. Personalmente me da algo de vergüenza.

¿A qué os referís con banda? Si más bien sois una pandilla de rebeldes sin causa. Y hablando del tema, ¿dónde se supone que está esa aldea Tokurabu?

“Y como pronto íbamos a ser rango D, estábamos buscando una chica que fuera maga, y por eso queríamos que se nos uniera.”

“¿Una chica que fuera maga?”

¿Dónde está esa persona de la que habláis? El único mago de esta sala creo que soy yo. Y tampoco es que haya nadie cerca que vaya vestida como un mago o similar, ¿no crees? ¿Hmm? ¿Algo parecido a ropa de mago?

“Es posible que como visteis a Eris vestida con esa capucha, ¿pensasteis que era maga?”

“Claro, porque los que llevan capuchas son magos siempre, ¿no?”

“¿Aunque lleve una espada?”

“¿Eh? Ah, pues es verdad…”

Parece que la espada que lleva en la cintura no fue registrada a sus ojos. Ciertamente, existen las personas que solo ven aquello que les interesa.

“Pero si nos has curado con magia, tú sí debes de ser mago, ¿no es así? Eso es fanástico.”

“Bueno, sí, principalmente.”

“¿Qué tal si ustedes 2 os unís a nuestro grupo?”

¿Unirme a vuestra banda? ¿Yo? No me hagáis reir. Aunque más que eso, aun después de recibir una paliza tan gorda de Eris, ¿todavía no habéis aprendido la lección?

“Si nos uniéramos a vosotros, esa persona de ahí vendría con nosotros también.”

Señalo a Ruijerd, y me fijo en que está hablando con Eris sobre algo en la barra del salón. Eris estaba escuchando en silencio mientras afirmaba con la cabeza a lo que le decía.

“¿Eh? ¿Esa persona también es parte de tu grupo?”

“Por supuesto, y se llama Ruijerd.”

“¿¿Ruijerd?? ¿Y cómo se llama el grupo?”

“Dead End.”

Tras escuchar el nombre, sus caras parecieron quedarse en un desconcertado ¿Huh? ¿Qué has dicho?.

“Ese nombre… ¿estáis seguros?”

“Claro, tenemos la aprobación del verdadero después de todo.”

“¿Qué quieres decir con eso?”

Lo dije con un tono de broma, pero te puedo asegurar que es cierto.

“Bueno, qué más da. Pero por varios motivos, no podemos unirnos a vuestro grupo.”

Me parece una pérdida de tiempo hacer una alianza con estos chavales en cualquier circunstancia; y tampoco es que intentemos actuar como aventureros amistosos.

“Ya veo, pero espero que no te arrepientas. Porque vamos a convertirnos en los más famosos de la ciudad, y no os dejaremos uniros una vez lo seamos, ¿entiendes?”

¿Dices que famosos? Ah, entiendo, se refiere a eso… cuando unos chavales se van a la ciudad a hacerse aventureros y ven su futuro lleno de esperanza. Estoy seguro de que hasta les abran aceptado con los brazos abiertos al gremio. Aunque claro…

“Mira que tienes valor para decir eso cuando ni los 3 juntos habéis podido contra Eris.”

“E-Eso fue porque nos pilló distraídos.”

“¿Diréis lo mismo cuando os pase algo similar por los páramos del continente demoníaco?”

“Gu…”

Ha tenido que admitir la derrota, y eso me hace sentir genial.

Como era de esperar de los Coyotes Jauría del continente demoníaco… su poder de persuasión es poderosamente superior.

Y tras eso, me despedí de la Banda de la aldea Tokaribu.

***

 

 

Tras terminar nuestra cena, nos dirigimos a nuestra habitación. Era un habitáculo con 3 camas cubiertas de pieles.

“Hah..”

Suspirando y casi sin hacer ruido, me siento en la cama, el cansancio puede conmigo, ha sido un día muy largo.

Mi estado físico actual no parece estar en su mejor momento; y si encima le sumamos cruzarte con tantos desconocidos, recibir sus burlas y risotadas… mi estado mental también casi en el límite. Por mucho que yo mismo lo hubiera planeado así.

“¿¿??”

Eris tiene la mirada perdida observando el paisaje, al fijarme puedo observar como de forma gradual, la ciudad se va oscureciendo.

La fortaleza parcialmente destruida de la estampa es una vista casi etérea, pero veo que te puedes permitir el tiempo libre como para disfrutar ese paisaje.

Tenemos demasiadas cosas sobre las que pensar por el momento. Pero seguramente… me cederás todo tu trabajo, ¿me equivoco? Qué bien lo tienes…. No, mejor dejemos de verlo todo tan negativamente; porque el motivo por el que no está preocupándose tanto por nuestros problemas es porque confía en mí. Y una prueba inequívoca de ello es que no está siendo para nada egoista y a la vez paciente, ¿no es cierto? No está siendo egoista, pero mira que se mete en peleas…

Comienzo a pensar sobre lo que debemos de hacer de ahora en adelante tras recostarme en la cama y quedarme mirando el techo de la habitación.

Las cosas indispensables que necesitamos son… claramente y antes de nada, dinero.

Dormir en esta habitación cuesta 6 monedas de piedra, 5 gracias a la oferta para aventureros; por lo que los 3 nos sale a 15 monedas de piedra al día. Por lo que tenemos que ganar como mínimo eso diariamente, si no más.

Aunque, por lo que pude ver en el tablón de anuncios, las tareas de rango F suelen dar unas 5 monedas de ganancia, y las tareas de rango E aproximadamente 1 moneda oxidada. Las tareas F y E son por lo general trabajos de todo tipo por la ciudad, y es una vez empiezan las tareas de rango D cuando comienzan las tareas de recogida y colecta de materiales.

Por lo que es del tipo de sistema en el que ahorras dinero de tareas E, con el que compras equipo para realizar tareas de rango D. Es bastante correcto.

1 Día de alojamiento, comida y gastos nos sale por unas 20 monedas de piedra, por lo que estaríamos obligados a realizar, como mínimo, 1 tarea diaria y ganar 10-15 monedas de piedra… Si tenemos en cuenta que nuestra cantidad actual de dinero es de 132 monedas de piedra… No nos durará ni 2 semanas; nuestros fondos desaparecerán en un pestañeo.

No sobreviviremos por más tiempo a menos que tomemos 2 o 3 trabajos diarios, si además dividimos la carga de trabajo deberíamos de ser capaces de ganar 20 monedas de piedra al día.

Pero hay que tener en cuenta, que dejando a Ruijerd trabajar por su cuenta, aumenta la probabilidad de que su identidad sea expuesta; y por otro lado, como Eris no habla el idioma, causará más problemas que soluciones si ella también trabajara por su cuenta. Por no olvidar lo fácil que es hacerla enfadar. No me extrañaría que se pusiera a pelear contra el/la patrón/a.

Y por si fuera poco, si nos dividimos para trabajar, la cantidad de publicidad del nombre Ruijerd se verá muy reducida.

Aunque todo esto se solucionaría si pudiéramos ascender de rango, porque tanto Ruijerd como Eris están hechos para tareas más orientadas a combate; por lo que, llegados a este punto, no tardaríamos en encauzar nuestros problemas económicos.

Pero por otro lado, los trabajos de eliminación empiezan más claramente en el rango C, así que tendríamos que llegar a rango D en menos de 2 semanas, para no tener problemas financieros. Aunque haciendo 1 trabajo diario sería imposible.

Se me olvidó preguntar si había alguna forma de aceptar más de una tarea al mismo tiempo, pero… lo que sí pareció claro es que no existía forma alguna de subir rápido de categoría por mucha habilidad que tuvieras; y la única forma de progresar es seguir paulatinamente realizando tareas de menor a mayor categoria poco a poco.

Además, mi estado físico no parece estar especialmente bien estos días. No creo que pase nada, pero existe la posibilidad de que Eris o yo enfermemos por algo que no podamos curar con magia restituyente.

Sin olvidar, que nunca sabemos qué situación puede surgir en la que necesitemos dinero, y necesitamos seguir comprando tintes para alterar el color del pelo a Ruijerd.

Otro punto es que tampoco podemos seguir vistiendo los mismos ropajes todo el día y a todas horas, porque aunque son prendas que se compraron para que fueran resistentes, las he estado limpiando rápidamente estos días con magia, porque es bastante sencillo hacerlo de esa manera.

Pero claro… usar magia para secar la ropa hace que los tejidos sufran bastante, lo que llevaría a que se pudiera desgarrar o romper. Por no decir, que también me gustaría encontrar una muda más antes que después. Y también me gustaría conseguir jabón, porque últimamente tanto Eris como yo nos estamos lavando únicamente con agua caliente.

En definitiva, que según avancemos solo van a surgir más y más necesidades y gastos para vivir, por lo que el dinero es importante.

¿Deberíamos pedir un préstamo? Estoy seguro de que si buscamos, acabaremos encontrando un prestamista por la ciudad. Pero mejor no, creo que es mejor que evitamos tanto como nos sea posible deberle dinero a nadie; al menos mientras no tengamos forma de devolverlo.

También podría vender Arrogancia del Rey Dragón de Agua (Aqua Heartia), ¿no?

No, eso sería nuestro único recurso, porque es algo que Eris me regaló por mi cumpleaños, por lo que no debería deshacerme de él tan a la ligera.

No me puedo creer que me ande preocupando y haciendo cuentas para mis gastos de manutención.

Me hace recordar como en mi anterior vida, acababa convenciendo a mis padres para que me dejaran dinero. Me duele recordarlo. No quiero tener que vivir algo semejante.

También me hace recordar como años atrás, le pedí a Paul que pagara los costes escolares de 2 personas. Parece que hasta este momento he sido bastante inocente en cuanto a gastos y dinero.

Pero mejor que seguir dándole vueltas a algo que ya ocurrió, volver a cómo obtener dinero. ¿Qué forma tenemos de ganar dinero de una manera eficiente? ¿Aceptar tareas y trabajos diariamente? No, más eficiente que eso sería salir a los páramos a cazar monstruos. Aunque haciendo eso no se extendería el nombre Dead End; para eso, lo mejor es aumentar nuestro nivel como aventureros.

Además que estoy seguro de que en un futuro esto nos será de ayuda, entre otras, porque el gremio compra a buen precio los materiales obtenidos de monstruos. Pero claro, ¿tenemos realmente el tiempo como para permitirnos hacerlo?

Si dejamos a un lado, el tema de Ruijerd, nuestras necesidades son ahorrar dinero para tener una base con la que podamos subsistir en este continente, ¿no es cierto?

¿No parece que mis pensamientos empiezan a ir en círculos? ¿Ahorrar dinero o mejorar la reputación de Ruijerd? Lo peor es que necesitamos hacerlos ambos al mismo tiempo… Nos vendría genial si hubiera alguna forma de hacerlo de forma clara.

Incapaz de pensar una solución, poco a poco fui quedándome dormido.

***

 

 

Sé que estoy soñando.

Me encuentro en un lugar completamente blanco, donde no hay absolutamente nada, salvo un tipo desagradable y censurado en medio de tal lugar.

Nada más verlo, comienzo a sentir un malestar y enfado que me va llenando por dentro. Le pregunto al maldito mosaico sintiendo la frustración.

Así que otra vez… ¿Qué quieres esta vez? Preferiría que no prolongaras esto más de lo necesario.

“Os fue bien en esta ocasión ¿no es así? Como decidiste pedirle ayuda a Ruijerd, conseguisteis llegar a la ciudad sin problemas, ¿o me equivoco?”

No, tienes razón. Aunque claro, teniendo en cuenta la personalidad de Ruijerd, estoy seguro de que aunque hubiéramos huido de él nada más verle, nos habría seguido y protegido por su cuenta.

“Parece que confías bastante en él, y aún así, ¿por qué no puedes confíar en mí?”

¿No lo sabes? ¿Por mucho que te hagas llamar Dios?

“Bueno, bueno, dejemos el tema, es hora del siguiente consejo.”

Vale, vale, de acuerdo. Acabemos cuanto antes. La sensación de este cuerpo y escuchar tu insoportable voz no me gustan lo más mínimo. Mientras vivía el sueño de Ludeus, me sentía más ligero y hábil; mientras que la sensación de este asqueroso y grasiento cuerpo del NEET de mi anterior vida me irrita. Si haga lo que haga te voy a tener que escuchar al final, preferiría que tan solo me lo dijeras nada más aparecer.

“Me hieren tus palabras.”

Diga lo que diga y haga lo que haga, acabaré bailando en la palma de tu mano, ¿no es así?

“Eso no es para nada cierto, tus acciones las eliges tú.”

Dejemos esta conversación sin sentido y dime de una vez lo que tengas que decirme para terminar cuanto antes.

“De acuerdo, de acuerdo, pues… Ludeus, acepta el trabajo para buscar a la mascota desaparecida, si lo haces, todas tus problemas serán solventados.”

Solventados, solventados, solventados, solventados, solventados…

Mi consciencia poco a poco va abandonando el sueño mientras no dejo de escuchar el eco repetir esa palabra.

***

 

 

En mitad de la noche, me despierto.

Tuve una pesadilla. Y es que, personalmente, desearía no tener que volver a tener esas visiones.

Siempre aparece en el momento más oportuno, no me cabe duda de que es un Dios maligno bueno con las palabras que sabe como manipular a la gente usando sus debilidades.

“Fuuu.”

Suspirando, observo a mi izquierda y me encuentro a Ruijerd durmiendo, aunque parece que por algún motivo, en vez de en su cama, está en el suelo durmiendo en una esquina de la habitación con su lanza en las manos. Miro a la izquierda, y veo a Eris despierta. Está sentada en su cama abrazándose las rodillas, mientras observa el completamente oscuro exterior.

En silencio, me levanto y me siento a su lado, imitándola, mientras ambos observamos el exterior de la ventana, fijándome en la única luna de este mundo.

“¿No puedes dormir?”

“Hm.”

Eris afirma con la cabeza sin dejar de observar el exterior.

“Dime, Ludeus.”

“¿Sí?”

“¿Seremos capaces de volver?”

Su cara se muestra intranquila.

“Eso… bueno…”

Me da vergüenza mi falta de seguridad al responderle. Y es que hasta ahora pensé que a ella esta situación no le preocupaba lo más mínimo, y que tan solo está disfrutando al enlistarse como aventurera, sin darle vueltas a nada y viviendo el día a día como si fuera una aventura. Me equivocaba, ella también está preocupada, y tan solo estaba actuando para que no me diera cuenta. Y era de esperar que también estuviera estresada por la situación, y por eso acabó desquitándose en esa pelea de antes. Pero no me di cuenta… ¿cómo es posible?

“Volveremos.”

Cariñosamente la abrazo lateralmente y noto como reposa su cabeza en mi hombro.

Mushoku Tensei Volumen 3 Capítulo 27 Novela Web

 

Y como Eris no se ha dado un baño íntegro y con jabón en varios días, noto un olor corporal totalmente distinto al de siempre. Aunque no me molesta en absoluto.

Y como no me molesta, parece que mi yo maligno está a punto de ser desatado…

Ludeus: ¡Paciencia!

NEET: ¡¿PACIENCIA?!

Ludeus: Hasta qué llegemos a casa, soy del tipo Dokan, así que solo amigos.

NEET: ¡Pero la situación actual no tiene que ver nada con esa vez con Sylphy!

Ludeus; Pero en esta ocasión, tenemos un motivo para ser pacientes, es un motivo un tanto difuso, pero no quiero aprovecharme de ella cuando se siente tan insegura; porque no quiero hacer algo tan rastrero.

“Ludeus, dime, ¿habría problema en dejarte escoger lo que hacer para llegar a casa?”

“Tranquila, no hay problema; y me aseguraré de que lleguemos a casa sanos y salvos.”

Ah, Eris-ojou-sama, eres tan adorable cuando estás así de mansa… Casi puedo comprender como se sentía Sauros-oji-san, viéndola así me dan ganas de consentirla. Aunque ahora que lo pienso, ¿qué le habrá pasado? No… en este momento, es mejor no pensar en ello.

“Así que hagamos todo lo que esté en nuestra mano, para lo que necesitas dormir, porque a partir de mañana vamos a estar ocupados.”

Acaricio la cabeza de Eris y vuelvo a mi propia cama. Mi mirada se cruza con la de Ruijerd, es probable que nos haya escuchado hablar. Me da algo de vergüenza; aunque vi como cerró sus ojos poco después.

Gracias (๑˃̵ᴗ˂̵)و

Diría que piensa actuar como si no nos hubiera oído.

Mira que es buena gente… Si hubiera sido Paul, no habría tardado en ponerse a ridiculizarnos un poco, aunque fuera de broma. Si es así de majo, no puedo permitirme dejar su problema para más adelante. Aunque ahora que lo pienso… Paul, ¿eh? Me pregunto como estarán todos en la aldea Bonna, ¿estarán bien? Seguramente Paul y Sylphy estén preocupados. Necesito mandarles una carta…. Aunque averigua cuánto tardará en llegar.

“Pero aún así… ¿buscar la mascota perdida…?”

No tengo idea de lo que Hitogami está tramando, pero esta vez le haré caso sin pensármelo demasiado.

Y así fue como terminó pacíficamente nuestro primer día como aventureros.

1
Deja un Comentario

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilos
1 Seguidores
 
Comentario más comentado
Hilo de Comentario más popular
1 Autores de Comentarios
Mortrexo Autores de Comentarios Recientes
  Suscribirse  
más reciente más antiguo más votado
Notificarme
Mortrexo
Miembro
Mortrexo

Bien Ludeus, a ver si puedes graduarte de la personalidad de NEET arraigada en tu alma.