Seirei Gensouki: Konna Sekai de Deaeta Kimi ni

Volumen 2

Capítulo 8: Bonos

Parte 2

 

 

Pasó un año en un santiamén. Un día en particular, cuando la salida de Rio de la aldea hacia la región de Yagumo era inminente, fue convocado por los ancianos de la aldea, y fue a la sala del consejo del ayuntamiento.

“Qué bueno que hayas venido.” Syldora, Domingo y Úrsula estaban de pie en el frente, dando la bienvenida a Rio con una sonrisa.

“Erm… ¿Necesitabas algo de mí hoy?” Preguntó Rio con un ligero recelo ante la bienvenida un tanto exagerada. Syldora fue la que abordó el tema.

“Bueno, hay algo que queríamos darle al Señor Rio, ya que eres el benefactor y amigo jurado de nuestro pueblo. Primero, por favor, acepta esto como un regalo de la aldea.”

Dicho esto, Syldora le regaló a Rio una pulsera. Estaba hecho de un metal mitrilo llamado plata mágica y tenía una fórmula compleja tallada en él, junto con una enorme piedra espiritual que estaba incrustada en su interior.

“¿Esto es…. un Almacén de espacio-tiempo? No puedo aceptar algo tan valioso.” Los ojos de Rio se abrieron de par en par, rechazando el regalo casi reflexivamente.

Rio estaba bastante familiarizado con el almacén de espacio-tiempo. Cargado de magia espacio-temporal que los humanos no podían reproducir a través de la hechicería, era un artefacto mágico que tenía un efecto bastante extraordinario. Creaba una dimensión aislada semiperpetua en proporción a la esencia del propietario registrado, de la que los artículos podían almacenarse y recuperarse libremente a voluntad.

“No hay que pensar en ello. Es simplemente otro símbolo de nuestra amistad. Tu viaje debería ser mucho más fácil con esto, ¿no?” Syldora agitó la cabeza, y empujó el Almacén de Espacio-Tiempo en Rio.

“Puede que sea más fácil, pero…” dijo Rio, expresando su vacilación en aceptar el regalo. Entonces, de lado,

“No te preocupes por los detalles, chico. De eso se trata una amistad jurada. Y los regalos no son sólo del pueblo, ¿sabes? Los enanos han preparado un juego de armas para presentarte. Esta espada está hecha de mitrilo. Puede absorber tus artes espirituales y encapsularse en ellas. También hay un juego de armadura hecho del cuero del Wyvern Negro que derrotaste. Honestamente, hace que la armadura metálica parezca papel en comparación,” dijo Dominic con voz de buen carácter, con varios enanos portando armas y armadura siguiéndolo.

La valiosa espada estaba incrustada con una piedra espiritual que brillaba bellamente. El conjunto de armadura fue diseñado como ropa, con guantes, botas y un abrigo largo, todos hechos de cuero del Wyvern negro. Brillaba con un brillo negro azabache.

“Como todavía tienes espacio para crecer, hemos hecho el tamaño un poco más grande. Haremos más ajustes una vez que regreses a la aldea. Y, para que lo sepas, fue hecho a medida para ti, así que no tienes derecho a rechazarlo,” dijo Dominic con una mirada engreída.

“Los enanos no son los únicos que han preparado un regalo, nosotros, los elfos, también hemos preparado un gran número de medicamentos. Hay una lista de inventario de todo lo que se incluye, que se puede inspeccionar más tarde,” dijo Syldora, entregando a Rio una sola hoja de papel y señalando hacia una gran caja de madera en el suelo junto a él que debe haber sido llenada con los medicamentos.

Muchas medicinas de los elfos fueron hechas a mano usando materiales preciosos y creadas con artes espirituales, y su efectividad estaba a leguas de lo que las medicinas humanas podían hacer. La lista que le entregaron incluía incluso pociones secretas y elixires milagrosos, lo que hacía que los ojos de Rio se abrieran de par en par.

“¿Está bien que tome esas pociones y elixires?”

“Jajaja, no te preocupes. Yo fui quien dio instrucciones sobre cómo hacer todas esas recetas. Mientras tenga los materiales, podría enseñarte a hacerlos, Señor Rio.”

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

“¿No son esos materiales muy valiosos?” Todos ellos eran artículos difíciles de cultivar para los humanos; algunos incluso requerían la savia del árbol de Dryas.

“Puede ser difícil obtenerlos en los territorios humanos, pero no es el caso de esta aldea. Siéntase libre de tomar todo lo que quiera,” dijo Syldora con una sonrisa suave.

“Ahora, todavía hay que dar cuenta de la parte de los hombre bestia. Hemos preparado ingredientes cosechados en el pueblo— de hecho, gran parte de ellos, nunca se acabarán. Debido a la gran cantidad de ingredientes, no pudimos traerlo aquí, pero puedes guardarlo en tu Almacén de Espacio-Tiempo más tarde. Oh, y este no es sólo de los hombre bestia… Todas las demás especies también presentan su especialidad de alcohol.”

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

Finalmente, como para dar el golpe final, Ursula presentó una montaña de comida y bebida.

“Todos… prepararon tanto así…” Rio apretó el puño mientras su cara se retorcía disculpándose.

“Es una tontería lo que dices, chico. Estás subestimando todo lo que has hecho por nosotros hasta ahora. ¡Sería ingrato de nuestra parte dejarte salir de este pueblo sin nada en la mano!” dijo Dominic riendo.

“De hecho, es exactamente como Dominic dice. Puedes considerarlo la voluntad colectiva de la aldea.”

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

“Así es. Así que, por favor, queremos que lo aceptes.” Tanto Syldora como Ursula hablaron con una voz llena de determinación.

Detrás de los tres ancianos principales, los otros ancianos de la aldea asintieron profundamente. Rio levantó lentamente la cabeza y miró a su alrededor a las caras de la habitación.

“Las palabras de gratitud no son suficientes para la mayor bondad que han concedido a mi yo indigno. Si alguna vez un peligro le sucede a la gente espiritual, prometo ayudarlo como su amigo jurado, con todo mi ser.” Rio pronunció su juramento verbal, e inclinó profundamente la cabeza.

***

 

 

Finalmente, llegó el día en que Rio abandonaría la aldea de la gente espiritual.

Había tanta gente que quería despedirlo que tuvieron que tomar prestado el santuario de Dryas como punto de encuentro antes de su partida.

“Todos, muchas gracias por este último año y medio,” dijo Rio, ofreciendo su gratitud a todos los que vinieron a despedirlo.

“¡Que tengas un buen viaje, Onii-chan!” Triste por la despedida, Latifa abrazó a Rio hasta que su apariencia se volvió un poco molesta, pero a Rio le pareció aún más entrañable.

“Latifa, Rio está sufriendo,” dijo Sara con una sonrisa en los labios.

“Ya que no nos volveremos a ver por un tiempo, ¡estoy cargando toda la energía de Onii- chan que pueda! ¡Esta es tu oportunidad si quieres abrazar a Onii-chan también, Sara!” Latifa dijo desde donde se aferraba a Rio.

“¿¡Q-Qué!? ¡No quiero abrazarlo en absoluto!” Sara lo negó con un rubor furioso.

“Entonces lo abrazaré a él en vez de a Sara.”

“…Yo también. Por favor.”

Orphia y Alma dijeron, después de haber aparecido.

“¿Eh?” dijo Sara con estupefacción.

“¡Bien por ti, Sara! Orphia y Alma lo harán en tu lugar. ¡Bien, lo dejaré por un momento, entonces!” Latifa dijo con una sonrisa triunfante, soltando a Rio para que Orphia y Alma pudieran acercarse.

“Uugh…” La expresión de Sara se movió.

“Ehehe, es un poco embarazoso. Entonces… discúlpame. Buen viaje, Rio. ¡Vivamos todos juntos de nuevo cuando vuelvas!” Orphia dijo sus palabras de despedida con una sonrisa brillante mientras le daba a Rio un suave abrazo.

“Gracias. Buscaré recetas deliciosas mientras estoy en mi viaje,” respondió Rio sonriendo tímidamente. Entonces, después de que Orphia lo soltó con una mirada un poco arrepentida, Alma se adelantó.

“Rio. P-Por favor, asegúrese de cuidarse. Rezaré para que tengas un viaje seguro.” Alma también abrazó a Rio con un rubor.

Rio había crecido un poco en altura durante su estancia en el pueblo, así que, comparado con el tamaño más pequeño de un enano como Alma, era como la diferencia de tamaño entre un adulto y un niño.

“Si encuentro sake delicioso en mi viaje, lo traeré como recuerdo. Podemos beberlo juntos.”

“Ah… S-Seguro. Si no es mucha molestia, por favor, hazlo.”

Aunque le pareció un poco extraño que a una joven doncella se le ofreciera alcohol como recuerdo, eso la hizo feliz, lo que hizo que el rubor de Alma se hiciera aún más profundo.

“¡Vamos, Sara, tú también!”

“¡Wah! ¡O-Oye, Latifa!”

Una vez que Alma soltó a Rio, Latifa empujó a Sara por detrás. Perdiendo el equilibrio y tropezando con sus pies, se encontró frente a él.

“Ah, umm. Hola, Rio…” Sara estaba ante Rio tímidamente con las mejillas color escarlata.

“Hola, Sara. ¿En qué puedo ayudarle?” Rio respondió con una risa divertida.

“¡P-Por favor, entréname de nuevo cuando vuelvas!” Sara dijo de una manera bastante precipitada, antes de moverse rápidamente y abrazarlo suavemente.

“Claro. Mantén tu propio entrenamiento para poder ganarme uno la próxima vez.”

“Ugh… Bien. ¡No voy a perder!” Con un pequeño gemido, Sara apretó sus dos puños en motivación. Entonces, Uzuma, Anya, Vera y Arslan, así como multitudes de otras gentes espirituales, se adelantaron todos a la vez.

“¿Todos a la vez?” Rio los miró a su alrededor con los ojos abiertos.

“¡El grupo de Sara es especial!” explicó Vera.

“Sí, sí. El grupo de Sara es especial, ¿verdad?” Anya miró a las chicas con una sonrisa sabia. Orphia recibió su mirada con una sonrisa propia, pero Sara y Alma evitaron el contacto visual.

“Rio, espero que tengas un buen viaje. Juguemos juntos de nuevo cuando vuelvas.” Vera abrazó a Rio con cariño.

“Oh, Dios. ¿También te ganaste a la hermana pequeña de Sara? ya no debería de sorprenderme,”

“¿Qué estás diciendo, Anya?”La sonrisa de Rio se movió con dificultad.

“¡Rio! ¡Manténgase saludable! ¡Entréname a mí también cuando vuelvas!”

“Sí, claro. Cuídate tú también, Arslan. Por favor sé buen amigo de Latifa.”

“E-Eso no hace falta decirlo, por supuesto.” Arslan se sonrojó y se volvió un poco bruscamente.

“Señor Rio, yo también estoy deseando que llegue el día en que pueda volver a pelear conmigo. Me esforzaré por disciplinarme aún más que tú, para ser más fuerte,” dijo Uzuma a continuación.

“Sí, yo también me entrenaré. Espero nuestra revancha.” Con esa promesa, Rio y Uzuma intercambiaron un firme apretón de manos.

Para Uzuma, aunque sólo fue un partido de práctica, Rio fue uno de los pocos rivales contra lis que pudo salir a por todas. Lo mismo ocurrió con Río. Desde que enseñó a Uzuma técnicas de combate con otras personas, sus habilidades han aumentado exponencialmente. Ambos esperaban ansiosos la revancha.

“Entonces, estaré rezando por su buena fortuna. Cuídate.”

“Sí, espere ansioso su recuerdo.”

Con una profunda inclinación de cabeza, Uzuma abandonó el lado de Río. Entonces, aparecieron los ancianos.

“Oho. lo haremos breve y dulce; los ancianos se despedirán todos juntos. Señor Rio, vuelva con nosotros en cualquier momento. Esta aldea también es tu hogar,” dijo Ursula con una sonrisa alegre.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

“¡Así es! ¡Vuelve cuando quieras!” dijo Dominic con una risa alegre, agarrando el brazo de Rio con firmeza.

“Sí. Todos los presentes estaremos esperando su regreso, señor Rio. Que los espíritus guíen tu viaje.” Syldora sonrió y ofreció una oración para el viaje seguro de Rio.

“Muchas gracias a todos. Espero que todo el mundo aquí se cuide también,” dijo Rio, asintiendo con la cabeza a todos los ancianos.

“¡Que tengas un buen viaje y hasta pronto, Onii-chan!” Latifa se acercó una vez más para dar su saludo final, abrazando a Rio con entusiasmo.

Seirei Gensouki Volumen 2 Capítulo 8 Parte 2 Novela Ligera

 

“Sí, volveré pronto.” Rio abrazó suavemente a Latifa. Eventualmente, a regañadientes soltó su mano y se giró sobre su talón con determinación…

… Sólo para dar la vuelta y enfrentarse a la gente espiritual de la aldea.

“¡Todos! Es un gran honor para mí ser parte de ustedes. Estoy profundamente en deuda con todos ustedes por incluir mi inmerecido yo entre sus filas como amigo jurado,” dijo Rio en voz alta, antes de manipular el viento con las artes espirituales y flotar suavemente en el aire. Los aldeanos lo vitoreaban y le hicieron señas con las manos.

“¡Espero con ansias el día en que nos volvamos a ver!”

Dicho esto, Rio agitó la mano y se elevó muy alto en el cielo. Luego, su figura desapareció, dirigiéndose rápidamente hacia el horizonte del cielo. La gente espiritual agitó sus brazos hasta que ya no pudieron ver la figura de Rio.

“Ahí va,” murmuró Alma en voz baja una vez que la figura de Rio desapareció por completo.

“Sara, Orphia, Alma. No voy a perder,” dijo Latifa, con los ojos fijos en el cielo donde Rio había desaparecido.

“… ¿Huh? ¿Perder con qué?” Sara respondió confundida.

“Amo a Onii-chan. Como familia, y como el sexo opuesto. Puede que haya alguien más en el corazón de Onii-chan… Pero no me rendiré. Así que, por si acaso todas ustedes también lo aman, voy a declarar la guerra ahora mismo. Aunque, no importa si ninguna de ustedes se preocupa por Onii-chan de esa manera de todas formas…” Latifa miró a Sara y a las demás con una atrevida sonrisa.

“Q-Que ¡Nunca dije que no me importara!” Dijo Sara vagamente con una cara roja y brillante, sus palabras no confirmaban ni negaban nada.

“Fufu, eso no es muy honesto de tu parte, Sara,” dijo Orphia con una dulce sonrisa.

“Así es. Ser deshonesto por tu vergüenza es una de tus faltas, Sara.” Alma bajo bruscamente sus hombros exasperada.

“¿N-Mo eres igual que yo, Alma? ¡No eres quién para hablar!” Sara se opuso.

“¡Al menos soy honesta cuando más importa!” Alma dijo indiferente y volteó la cara. Sara sabía que este era el tipo de comportamiento que Alma asumía cuando estaba avergonzada, gracias a los muchos años que habían pasado juntos.

“¡Ves! ¡Así de fácil! ¡Somos iguales en cómo nos avergonzamos!”

“Eso no es de lo que estaba hablando.”

La forma en que su conversación se calentaba así era típica de Sara y Alma. Si Rio hubiera estado presente, habría seguido observando con una sonrisa una escena tan familiar. Los aldeanos presentes observaron, todos sonrientes, mientras las chicas discutían ruidosamente.

Era el año 998 de la Era Santa, habían pasado más de siete años desde que Rio recuperó los recuerdos de su vida anterior. El día en que la historia se pondría en marcha se acercaba rápidamente.

1
Deja un Comentario

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilos
1 Seguidores
 
Comentario más comentado
Hilo de Comentario más popular
1 Autores de Comentarios
Un simple lector Autores de Comentarios Recientes
  Suscribirse  
más reciente más antiguo más votado
Notificarme
Un simple lector
Invitado
Un simple lector

ajajajaaja Dominic esta como “Domingo” xD