Date A Live (NL)

Volumen 7

Capítulo 8: Calles Envueltas en Fuego y Sombras

Parte 5

 

 

Mientras los Magos de DEM y los “Bandersnatch” disparaban sus cañones mágicos y mini misiles, lograron golpear a algunos de los clones de Kurumi en los alrededores, así como al suelo pavimentado y a los edificios. Con cada explosión, una risa estridente se podía oír mientras los cuerpos de Kurumi eran lanzados por todas partes como escombros.

Sin embargo, en medio de la explosión, balas negras se disparaban hacia el cielo, golpeando las unidades de los magos y las cabezas de los “Bandersnatch”.

Era una batalla inimaginable y complicada. Los magos utilizaron toda su fuerza, descendiendo a la lluvia de millones de balas a la vez, luchando contra la encarnación infinita de una pesadilla en las sombras. Ambos lados continuaron su masacre sin piedad. Si Shidou entrara en esta batalla, sería difícil tratar de armar su cuerpo para un funeral.

-…………

Imaginó lo peor. Mientras volaba bajo con la ayuda del territorio de Mana, Shidou no pudo evitar tragar saliva ante su increíble imaginación.

-(…Es justo aquí, Shidou.)

La voz de Kotori salió del auricular. Shidou levantó la cabeza. Mana, al igual que Shidou, miró en la misma dirección.

Lo que estaba allí era un rascacielos más alto que los edificios a su alrededor. Tenía al menos 20 pisos de altura. La entrada debería ser el objeto que parecía una puerta. Debido al estado de emergencia, estaba cerrada por una persiana.

-Por favor espera.

Diciendo eso, Mana aterrizó en el suelo. Al mismo tiempo, el cuerpo de Shidou que estaba rodeado por el territorio comenzó a descender lentamente como si la gravedad hubiera regresado.

Mana puso la mano en la persiana y la agarró mientras dejaba escapar un pequeño sonido. Entonces, la persiana de aproximadamente 30mm de grueso fue aplastada con facilidad, abriendo un agujero lo bastante ancho para que una persona cruzara.

-Muy bien, vamos.

-Sigues siendo tan fuerte como antes……

Shidou se rió secamente mientras seguía a Mana a través de la persiana.

-Sin embargo, el edificio realmente es demasiado grande. Si solo supiéramos en qué piso está Tohka…

Shidou habló en un tono difícil. Una voz somnolienta salió del auricular…era Reine.

-(…Si quieren aprisionar a Tohka, entonces necesitarían tener las instalaciones necesarias para aislar a un Espíritu. ¿Recuerdas la zona aislada a bordo de “Fraxinus”? Encuentra una instalación similar a esa.)

-Ya veo…

En ese momento, el cuerpo de Shidou fue rodeado de nuevo por una extraña sensación de flotación. No había duda. Era el Territorio de Mana.

-¿Mana? Por qué expandiste tu territorio…

Shidou no pudo terminar. Como si fuera presionado por una mano invisible, su cuerpo salió volando de repente.

En ese instante, la entrada principal del primer edificio de oficinas se torció con un crujido y su visión se llenó de luz una vez más…fue una explosión.

-¿¡Qué…!?

Shidou fue arrojado por el fuerte viento, rodando por el suelo. Se golpeó la parte posterior de su cabeza y le comenzó a doler.

Sin embargo, no había tiempo para preocuparse por eso. Shidou levantó la cabeza bruscamente.

-¡Mana! ¡¡Mana!!

-…Sí, estoy bien.

Después del grito de Shidou, Mana salió volando del espeso humo. Parece que no estaba herida. Debe haber amortiguado el impacto con su territorio.

Pero su expresión no era una de calma, sino más bien una nerviosa y enojada.

-…Tú, no puede ser…

Mana habló en voz baja. En ese momento, como si cortara a través del espeso humo, en el interior del centro de investigación que tenía un gran agujero, había un enorme monstruo de metal.

Un gran cuerpo armado del tamaño de un enorme árbol. Se veía tan robusto como un tanque. Y con ello, una chica cargaba todo eso en su espalda como si fuera una especie de traje militar.

Shidou abrió mucho los ojos. Él había visto un equipo similar antes.

-¿¡Eso es……“White Licorice”…!?

Exactamente. Lo que apareció allí, fue el equipo de destrucción gigante que utilizó Origami cuando trataba de matar a Kotori.

Pero había una diferencia…en comparación con la armadura blanca como la nieve de Origami, la que está delante de Shidou ahora es tan roja como la sangre misma.

-…Así que sabes sobre eso. Pero esto es ligeramente diferente. Es el DW-029R “Scarlet Licorice”, la máquina hermana de la máquina de prueba “White Licorice”.

Mana habló disgustada con una cara de molestia.

-¿Estás tratando de cambiar tu imagen? Te ves muy diferente a durante el día. Acaso no es eso un desperdicio de una cara tan desagradable…Jessica.

Mientras decía eso, Mana miró al piloto del “Scarlet Licorice”.

Era una chica pelirroja a finales de sus veinte. Su característica era un par de ojos zorrunos.

Pero ahora era muy difícil de ver el aspecto completo de esa cara. La razón es simple, sus manos, pecho, frente y cara estaban llenos de vendas.

-¡Aha! Mana. Mana. ¿Takamiya Manaaaaaaa? ¿Qué tal? ¿Qué tal? ¿Ves mi “Licorice”? Con esto, no voy a perder. Contigo. ¡Perder contigo…!

Pero la chica llena de heridas…Jessica, se echó a reír con un tartamudeo.

-¿Se conocen?

-Antiguas camaradas…Esta idiota.

Mientras decía eso, Mana dio un paso adelante.

-… ¡Jessica! ¡Deten el “Licorice” ahora! ¿¡Lo entiendes!? ¡No puedes usarlo!

-¡Ahahahahaha! ¿De qué estás hablando? Me siento muy bien. Porque…

Jessica entrecerró sus ojos mientras apuntaba su cañón hacia Mana.

-Finalmente…puedo matarte ahora.

-¡Ku…!

Ella comprendió las intenciones de su oponente. Mana se acercó de repente a Jessica, activó la hoja en su mano derecha y lanzó un corte hacia Jessica.

Sin embargo, Jessica ya había previsto la acción de Mana. Utilizó su cuchillo láser de alta potencia en su mano izquierda para detener el ataque mientras abría los paquetes de misiles en su espalda, disparando una enorme cantidad de misiles.

Varios misiles explotaron a corta distancia. La zona se llenó del olor a pólvora mientras la vista se llenaba de polvo.

-¡Uu, Uwaahhh!

Sin poder mantener el equilibrio, Shidou salió volando hacia atrás. Lo único que pudo ver fue una sombra azul y una gran máquina roja en su persecución.

Los dos magos trasladaron su campo de batalla al cielo y comenzaron a luchar de nuevo. Cañonazos y golpes de cuchillas se intercambiaron. El cielo oscuro se llenó con destellos de luz mágica que brillaban como estrellas.

-Ugh…

Mana tendrá que encargarse de Jessica. Incluso si Shidou fuera a ayudar, solo sería una carga.

Después de tomar su decisión, Shidou abandonó la zona inmediatamente y corrió hacia el edificio.

-(¡Shidou! ¡Es demasiado peligroso! ¡No actúes solo! ¡Espera a Mana!)

Kotori gritó para detener a Shidou. Sin embargo, él no redujo la velocidad.

-¡Solo fortalecerán la defensa si esperamos a Mana! ¡Tengo que ir ahora! ¿¡Además, es más peligroso estar fuera yo solo, verdad!? ¡Podría ser golpeado por una bala perdida o ser tomado como rehén por Jessica o uno de los otros Magos! ¡No puedo ser una carga para Mana!

-(Erm, eso…puede que tengas razón, ¡pero! Espera… ¡Shidou!)

Shidou atravesó la puerta destruida. En un instante, la voz de Kotori fue ahogada por la estática y pronto ya no se pudo oír.

No había nadie en el amplio vestíbulo. En su lugar había escombros esparcidos, interfiriendo con el progreso de Shidou. Los cables eléctricos estaban expuestos en el techo roto con las lámparas colgando. Las chispas ocasionales eran suficientes para hacer que uno se sintiera extraño.

De acuerdo con Reine, tiene que haber alguna instalación para aislar Espíritus dentro del edificio. Shidou comenzó a subir las escaleras.

-¡Ha…ha…ah, ha…!

Segundo, tercero, cuarto, Shidou corrió hasta el quinto piso de una vez. Sus piernas comenzaron a sentir cansancio, le dolían los pulmones y se volvió difícil respirar. Pero ignoró eso y siguió adelante.

—Tohka. Tohka estaba por aquí.

La chica que se dejó ser capturada para darle a Shidou tiempo para escapar, sola, atrapada por una organización que está en contra de los Espíritus.

—Al pensar en esto, Shidou no podía quejarse del dolor que su cuerpo sentía…

-¡……!

En este momento, no sabía cuántos pisos había subido. Shidou escuchó un ruido extraño y frunció el ceño.

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

En el pasillo, había un hombre y una mujer. Ellos no parecían empleados normales o investigadores. Los dos llevaban trajes mecánicos desconocidos.

Debido a que estaban en el interior del edificio, ellos solo llevaban un arma parecida a una pistola ligera y un pequeño cuchillo láser…pero no había ninguna duda de que eran Magos.

-¿¡Un intruso!?

-¿¡Oye, tú, quién eres!? Cómo lograste entrar…

-¡Ku…!

Shidou contuvo el aliento y huyó escaleras abajo. Los magos desplegaron sus territorios mientras perseguían a Shidou a una velocidad increíble. Al mismo tiempo que sonaron disparos detrás de él, las brillantes balas mágicas abrieron varios agujeros en la pared.

-¡Alto! ¡O voy a disparar!

-¿¡No estás disparando ya!?

Shidou gritó mientras huía por las escaleras para evitar las balas disparadas a las paredes, al techo y al suelo.

Sin embargo, la diferencia de velocidad era obvia. Luego de unos segundos, probablemente después de haber entrado en su territorio, el cuerpo de Shidou fue presionado por una fuerza invisible que lo empujó hacia la pared.

-¿¡Ugh…ga…!?

-En serio…eso es todo. ¿Este joven es el intruso?

-¿Cómo puede ser eso? Sin embargo, no podemos solo dejarlo escapar.

La mujer siguió sujetando a Shidou mientras levantaba la otra mano y el hombre apuntó su pistola hacia la cabeza de Shidou.

-Ku…

Shidou apretó los dientes y se retorció tratando de liberarse.

-Dime la verdad…no tenemos otra opción, dejémoslo inconsciente primero.

Diciendo eso, el hombre levantó su mano y se dirigió hacia Shidou.

-¡……! ¡Maldición…! ¡Cómo puedo fracasar aquí……!

Shidou gritó mientras apretaba sus puños y golpeaba la pared repetidamente…Qué podía hacer. Shidou siguió pensando. Si era capturado aquí, entonces no sería capaz de rescatar a Tohka.

-¡Tohka…!

El rostro de Tohka que estaba grabado en su memoria apareció en su mente.

Tohka. Excluyendo el incidente de hace 5 años, ella fue el primer Espíritu que conoció Shidou.

Tohka se reía con él cuando estaba feliz. Tohka lo acompañaba en silencio cuando él estaba molesto. Tohka lo ayudaba cuando él no sabía que hacer.

Esa sonrisa ingenua era la fuente del coraje de Shidou. De hecho, cuando Kurumi y las hermanas Yamai aparecieron, cuando Shidou estaba confundido, Tohka siempre estuvo a su lado.

La sonrisa de Tohka, pronto podría desaparecer para siempre. Al pensar esto, un dolor agudo surgió en la cabeza de Shidou.

-¡Qué clase de broma……es esta……!

Soltó un grito que casi podría rasgar su garganta…En ese instante…

-“¡Qué……!”

Los Magos dejaron escapar una voz sorprendida cuando su visión se llenó de luz…al mismo tiempo, Shidou sintió disminuir la presión en su cuerpo.

En un instante, como si lo separara de los Magos, Shidou notó un extraño objeto flotando en el aire.

—Una espada. Brillaba con un resplandor dorado, una gran espada.

-Qué… ¿esto es…“Sandalfón”…?

Gracias ヽ(*≧ω≦)ノ

Eso es correcto. El Ángel de Tohka. La espada con un gran poder, “Sandalfón”.

En estos momentos, estaba flotando en frente de Shidou.

-¿¡Qu, qu-qué…!?

-¿Un A-A-Ángel……?

En contraste con el tono sorprendido de los Magos, el corazón de Shidou estaba extrañamente tranquilo.

Por supuesto, esto fue porque ya había experimentado el invocar a “Sandalfón” antes.

Sin embargo, en comparación con eso. ¿Por qué aparecería “Sandalfón” en frente de Shidou ahora? Él podía entender parte de la razón.

-Ah…es cierto. Vamos a rescatar a tu maestra.

Shidou murmuró para sí mismo. Extendió la mano y agarró la empuñadura de “Sandalfón”.

En ese momento, los Magos movieron sus manos y dispararon las balas mágicas.

Sin embargo, esas cosas no tenían sentido frente a “Sandalfón”. Antes de que golpearan la espada, las balas se desvanecieron en el aire.

-¿¡Cómo es posible!?

Shidou levantó a “Sandalfón” sin vacilar.

Por supuesto, por no hablar de esgrima, probablemente Shidou ni siquiera sabe acerca de tácticas de combate.

De hecho, si alguien le entregara una pistola y le dijera “utiliza esto para matar al enemigo”, él solo sabría como utilizar la pistola como un arma contundente ya que no sabía cómo disparar y existía la posibilidad de que se hiriera accidentalmente a sí mismo debido a un fallo.

—Sin embargo, en este mundo, solo había una espada. Esto le permitía a Shidou utilizarla como quisiera.

(…Acaso no lo dije antes, el “Sandalfón” de ahora fue invocado por los deseos de Shidou. El único que puede usarlo ahora, es solo Shidou.)

Había blandido a “Sandalfón” antes, las palabras de Tohka resonaron en su mente.

(Relájate. Y luego piensa. Qué es lo quieres hacer Shidou. Cuál es tu deseo. Olvídate de todo aparte de eso. Blande esta espada como desees…Si haces, el Ángel seguramente responderá.)

Solo había este deseo en su corazón. Más fuerte, más fuerte. El deseo de rescatar a Tohka.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

Por lo tanto, la luz de “Sandalfón” brilló con aún más fuerza mientras invocaba su fuerza en base a los deseos de Shidou.

-¡Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

Blandió a “Sandalfón” con un fuerte grito. Entonces, el brillo radiante de la espada se expandió, enviando a volar al Territorio de los Magos junto con la pared del edificio.

-¡Ugh, gaaaaaaaaaaaaaahhhhh……!

Después de un ruido sordo, uno de los magos fue lanzado a través de la pared.

Gracias ٩(^ᴗ^)۶

Sin embargo, todavía quedaba un enemigo. El enemigo intentaba luchar hasta al final ya que sacó el cuchillo láser de su cintura y miró a Shidou.

-¡Tsk…!

Shidou levantó a “Sandalfón” con todas sus fuerzas tratando de bloquear el ataque. Sin embargo, el Mago claramente tenía la ventaja en términos de velocidad. Bajó su cuerpo de repente y apuñaló el estómago de Shidou con su cuchillo, girándolo como si tratara de cortar una parte de su cuerpo.

-¿¡Ugahhh…!?

Un terrible dolor salió de su abdomen, sus ojos se sentían como si estuvieran ardiendo con su cerebro.

Sin embargo, Shidou no cayó.

-¡Bastardos…no interfieraaaaaaaaaaaaan!

Shidou agarró a Sandalfón con dedos temblorosos y golpeó al mago que apuñaló su estómago con la empuñadura de la espada. Aunque no tenía filo, el Ángel en sí es la manifestación de la energía espiritual. Cuando “Sandalfón” golpeó el Territorio, saltaron chispas por todas partes.

-¡Qué!

Al no esperar el contraataque, el Mago cayó al suelo.

-Aghh……uu, ah……

Shidou apretó los dientes mientras retiraba el cuchillo con su mano libre. El derrame de sangre resultante manchó el suelo de rojo. El dolor no podía detenerse y su visión gradualmente comenzó a nublarse.

-Kah, ha……

Sin embargo, Shidou, cuyo rostro estaba lleno de sudor, no se desplomó. El cuchillo que había perdido su energía mágica, fue arrojado al suelo con un sonido metálico.

Al mismo tiempo, pequeñas llamas comenzaron a aparecer en la herida del abdomen de Shidou. Con la protección del Espíritu de Fuego, Kotori, la llama era capaz de permitir que la herida de Shidou se recuperara por su cuenta.

Sin embargo, no había tiempo para esperar a que sanara por completo. Shidou no esperó a que las llamas en su abdomen se apagaran y volvió a caminar.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme