Date A Live (NL)

Volumen 3

Capítulo 4: Triple Cita

Parte 5

 

 

-Haa……haa, haa……

Shidou, con su cuerpo lentamente desgastado por la fatiga, finalmente llegó al largo banco del parque donde se había separado de Kurumi.

Aunque la distancia entre ellas no era mucha, Shidou había estado corriendo de un lado a otro entre Tohka, Kurumi y Origami por más de treinta rondas. Era casi hora de que su cuerpo llegara a sus límites.

En este punto, Shidou se limpió el sudor con su manga y frunció el ceño.

-¿E-ehh……?

-(¿Cuál es el problema, Shidou?)

-Gah……Kurumi no está aquí.

Así es, en el largo banco, la figura de Kurumi estaba ausente.

-(¿Eh? Espera un minuto, vigilancia, ¿alguna idea sobre el paradero de Kurumi?)

-(Um, la imagen se cortó a la mitad. Probablemente hay algo mal con las cámaras……)

-(…… ¿Por qué está pasando esto?)

—De repente, en el instante que Kotori terminó su frase.

-(¡Comandante! ¡Hay una respuesta débil de ondas de Espíritu cerca…!)

De repente, otra voz perteneciente a uno de los miembros de la tripulación se pudo oír en el transmisor.

-(¿Dónde?)

-(¡En un callejón cercano a la salida este del parque! Esta respuesta es… ¡no puede estar mal, es Tokisaki Kurumi!)

-¿¡……!?

Shidou levantó la cabeza sacudiendo los hombros, mirando en dirección a la salida este del parque.

-(……Hmm. Parece que sucedió algo. Shidou, ¿vas a echar un vistazo?)

-¡Aa, ahhh……!

Tragándose sus palabras ominosas de vuelta a su estómago, Shidou empezó a moverse a través del parque al mismo tiempo.

Siguiendo las instrucciones de “Fraxinus”, pasó por la máquina expendedora, entrando en el estrecho callejón.

Y entonces…

-…… ¿Haa?

En el instante en que llegó a su destino.

Shidou abrió los ojos aturdido, quedándose allí sin mover un solo músculo.

Lo que vio fue un abrumador color carmesí.

Las paredes y suelo de color gris, estaban salpicados con grandes cantidades de color carmesí.

Al mismo tiempo, tres objetos que se veían retorcidos, flotaron como islas pequeñas.

Ante esta bizarra situación, Shidou fue incapaz de comprender instantáneamente lo que estaba pasando.

No, no tomó un instante, sino muchos instantes, incontables segundos.

Cuando la hipótesis comenzó a formarse, el cerebro de Shidou comenzó a rechazar la situación que había comprendido.

Eso es porque, absolutamente no se podía entender.

En esta calle, en medio de un día ordinario como este.

 

–––Alguien, fue asesinado.

 

-¿¡U……Waaaaaaaaaahhhhhhhh!?

Por último, la realidad finalmente superó el rechazo del cerebro.

Shidou dejó escapar un aullido.

-(¡Shidou! ¡Cálmate, Shidou!)

La voz de Kotori vibró en sus tímpanos, pero eso no tenía ningún sentido en absoluto.

En el momento que su cerebro entendió la escena ante él, los fuertes hedores en su entorno asaltaron su nariz, Shidou involuntariamente sintió ganas de vomitar. Con el fin de evitar que su pesado almuerzo se saliera, se llevó la mano a su boca.

-¡……! ¡Uuu……!

-…… ¿Ohh?

Su vista se movió hacia arriba en respuesta a esa voz. En medio de ese mar de sangre extremadamente carmesí, había una chica de negro.

-……Shidou-san. ¿Ya has llegado?

Kurumi, quien llevaba su vestido astral de color carmesí y negro, volvió su cabeza hacia la dirección de Shidou y habló. En su mano izquierda, quién sabe de dónde salió, tenía una pistola antigua con diseños intrincados.

En ese momento, Shidou se dio cuenta de otra cosa.

En el interior del callejón, un hombre estaba arrodillado en el suelo temblando.

Un hombre muy joven. Por alguna razón, en su estómago había tres círculos redondos pintados con sangre, como si fuera un blanco.

-Hiiii……Hiiii……

El hombre dejó escapar respiraciones cortas como si estuviera en su lecho de muerte, cambiando su mirada hacia Shidou.

-¡A……Ayuda…me!……Esta persona es…… ¡un monstruo…!

-Oh cielos.

Kurumi volvió su cara hacia el hombre una vez más, el arma en su mano apuntó.

-Kurumi…… ¿qué estás, hacien……?

Shidou exprimió su voz en un trance, Kurumi comenzó a reírse.

No era la habitual risa dulce. Era una risa que haría que los dientes de uno castañearan y no sintiera felicidad.

-Ya estabas planeando matar a alguien, pero no creíste que tú serías asesinado,
¿no te parece extraño? Apuntar el cañón de un arma a una vida, ¿no es solo así?

-……Deten-te……

Mientras el hombre hablaba entrecortadamente.

Kurumi apretó el gatillo sin vacilar.

Al instante, una bala negra como si fuera una sombra solidificada salió disparada del cañón, trazando una trayectoria negra, perforando el centro del blanco dibujado en el estómago del hombre.

-Guhh…

El cuerpo del hombre tembló. Y después de un tiempo, no se oyeron más sonidos.

-100 puntos, diría yo.

Kurumi dejó escapar un breve suspiro, tirando el arma. Después de eso, el arma desapareció en la sombra de Kurumi.

-Te he hecho esperar, Shidou-san. He dejado que veas una escena tan vergonzosa.

Kurumi volvió su cabeza en dirección de Shidou.

-(¡…dou! ¡Shidou! ¡Corre! ¡Escapa ahora!)

Shidou en este punto finalmente se dio cuenta de los repetidos gritos de Kotori a través del transmisor. Apenas capaz de ponerse de pie, trató de obligar a sus piernas temblorosas a escapar de la zona.

Sin embargo…

-Fufufu, es……inútil, sabes.

-¿¡Uwah……!?

La voz de Kurumi sonó desde atrás, al mismo tiempo las piernas de Shidou de repente fueron atrapadas, cayendo con su espalda hacia el cielo. Como fue demasiado repentino, su cabeza golpeó el suelo con fuerza.

-……

Sus ojos veían chispas mientras un dolor sordo lo obligó a torcer sus facciones involuntariamente con dolor, pero ahora no era el momento de prestar atención a estos detalles.

Tenía que escapar…Sin embargo, algo parecía estar atando su pierna derecha, ni siquiera podía mover un músculo.

Manos blancas se extendieron desde la sombra de Kurumi, agarrando con fuerza la pierna de Shidou.

-¿¡Qu-qué……es esto……!?

Shidou volteó su cuerpo, tratando rápidamente de deshacerse de sus ataduras.

Sin embargo sus piernas estaban siendo detenidas con tal fuerza que era imposible de imaginar, no había manera de que pudiera escapar.

Al mismo tiempo que todo esto estaba sucediendo, Kurumi se acercó lentamente frente a Shidou.

-Fufu, te he atrapado.

Diciendo eso, ella mostró una leve sonrisa, agachándose y acercándose como si quisiera empujar hacia abajo a Shidou.

-……

Le dolía el corazón como si estuviera siendo exprimido. Sin embargo, eso no fue debido a la belleza de Kurumi y sus acciones audaces…Fue puramente debido al, miedo.

Así es. Shidou actualmente…tiene miedo de Kurumi, miedo de los Espíritus.

La calamidad que destruye el mundo. El enemigo natural de los humanos.

Frases que habían sido repetidas varias veces antes.

Líneas que Origami había estado repitiendo hasta el punto de causar náuseas.

Sin embargo, estas primeras experiencias acompañadas por el olor alrededor de su cuerpo, invadieron el cerebro de Shidou.

-……Ahh, ahh, qué fracaso. Debería haber acabado con ellos antes……Todavía pensaba en, disfrutar mi cita con Shidou-san un poco más.

Kurumi usó sus dos manos para sostener las mejillas de Shidou.

-…………

Quiero correr. Quiero gritar.

Pero, eso es imposible. Sus piernas ya se habían entumecido, su garganta dejaba escapar jadeos.

Kurumi se acercó a la mejilla de Shidou.

Sin embargo, en lugar de decir que intentaba besarlo, era mejor decir que ella estaba a punto de morderle la garganta…

-¿……Eh……?

En ese momento, justo en ese punto, la garganta de Shidou finalmente logró soltar un sonido.

En el instante que los labios de Kurumi estaban a punto de hacer contacto con Shidou, una extraña sensación envolvió su cuerpo.

Una sensación que nunca había sentido antes. Era como si el aire alrededor de Shidou se hubiera convertido en un fluido de viscosidad extremadamente alta, se sentía como si tuviera una mente propia, una sensación extraña.

Después de eso, en el instante siguiente.

-¡……!

Después de un breve respiro, el cuerpo de Kurumi fue volado ligeramente hacia atrás.

Ese delgado cuerpo golpeó la pared de concreto, causando que aparecieran pequeñas grietas en la pared.

-Qué……

Shidou no podía entender lo que sucedió, abriendo sus ojos aturdido. Qué diablos, en ese momento…

-…… ¿Estás bien, Nii-sama?

Esa voz hizo vibrar los tímpanos de Shidou quien estaba actualmente pensando.

-¿Haa……?

Shidou levantó la cabeza haciendo un sonido estúpido.

Sin saber cuando llegó, Mana, quien llevaba su Unidad-CR, estaba allí con su espalda hacia Shidou como si lo estuviera protegiendo. El equipo en sus hombros era como escudos, así como alas. Era el equipo que Shidou vio en el video de ayer.

-Ma-na……

Shidou usó una voz ronca para pronunciar ese nombre, al mismo tiempo Mana se volvió hacia Shidou, asintiendo con la cabeza y respondiendo con un “Sí”.

-Eso estuvo cerca. ¿Te sucedió algo grave?

-Aa, ahhh……

Soltó un sonido aturdido. En ese momento, Mana probablemente malentendió su reacción y mirando su atuendo, se rascó la nuca con inquietud.

-Ahhh……te asustaste, ¿no es así? Cómo debería ponerlo, hay una larga historia detrás de esto.

En este punto, sonidos de fragmentos de concreto golpeando el suelo provinieron de adelante.

-……Bueno, hablaremos de esto más tarde.

Al mismo tiempo que Mana terminó su frase, Kurumi se levantó lentamente, abriendo su boca para hablar.

-Oh vaya…interrumpir la cita entre Shidou-san y yo, ¿no es eso simplemente grosero de tu parte?

-Eres ruidosa. ¿Qué hay de ti, quien tiene sus ojos en mi Nii-sama?

-¿Mana-san y Shidou-san son hermanos?

-……Hmph, eso no tiene nada que ver contigo.

Mana dejó atrás esa línea, girando ligeramente la cabeza. En respuesta a eso, el equipo en sus hombros comenzó a transformarse en las puntas, las partes frontales se dividieron en cinco al igual que una mano humana.

Después, un brillo blanco verdoso se emitió desde las puntas de esas diez partes.

-Vamos a darnos prisa y arreglar esto, “Nightmare”.

Después de su frase, Mana chasqueó los dedos. Las partes mecánicas en sus hombros comenzaron a emitir una luz desequilibrada, extendiéndose hacia Kurumi.

Fue algo que sucedió solo por un instante. Sin embargo Kurumi torció su cuerpo, evadiendo con gracia los rayos de luz.

-Fufufu, eso fue peligroso.

-……Tsk.

Mana chasqueó la lengua suavemente, moviendo sus dedos ligeramente.

Después de eso, los rayos de luz que Kurumi había evadido de repente cambiaron su trayectoria, una vez más volviéndose hacia Kurumi.

-Gyu……

Parece que no fue capaz de esquivar esta vez. Sus dos piernas y su estómago fueron perforados por la luz, Kurumi dejó escapar un extraño grito de dolor, cayendo de inmediato. Sangre carmesí comenzó a expandirse lentamente por el suelo.

-……

Ante un espectáculo tan brutal, Shidou no pudo evitar fruncir el ceño con fuerza.

-Eso sin duda fue fácil, para un monstruo.

Sin embargo, la expresión de Mana no cambió, levantando ligeramente su mano derecha. Después, las partes que parecían una mano cambiaron una vez más a la forma que parecía un escudo, una enorme espada de luz surgió de su punta.

-………

Shidou contuvo el aliento.

Reconoció esa forma. En el video, fue la espada que Mana utilizó para apuñalar a Kurumi hasta la muerte.

-¡Ma-na……!

Shidou no pudo evitar gritar.

-¿Hay algún problema? Me desharé de ella en un segundo, así que por favor espera un momento.

-No… ¡no lo hagas! ¡Algo como asesinar es……!

Shidou habló, Mana abrió mucho sus ojos como si hubiera oído algo increíble.

Sin embargo rápidamente cerró los párpados, sacudiendo la cabeza.

-……Eso quiere decir que esta chica, utilizó una identidad humana para transferirse a la clase de Nii-sama….Nii-sama, aunque no puedo decirte los detalles, es mejor que te olvides de esta chica. Ella no es humana. Es una existencia a la que no se le puede permitir vivir.

Diciendo esto, Mana comenzó a caminar hacia Kurumi quien yacía en el suelo.

Date A Live Volumen 3 Capítulo 4 Parte 5 Novela Ligera

 

-¡……! ¡Ese no es el problema aquí! ¡Alto! ¡No lo hagas……!




Shidou rogó, Kurumi dejó escapar respiraciones cortas de su garganta, hablando al mismo tiempo con voz débil.

-……Fu, fu……En serio, Shidou-san, es realmente, gentil……eh.

––La espada de Mana bajó hacia Kurumi.

Después de un sonido inquietante, Kurumi no volvió a moverse.

-Huu.

Mana agitó ligeramente su mano derecha, después de esa acción, el equipo en sus manos volvió a su posición original sobre sus hombros.

-¿Por……qué?

Shidou miró la espalda de Mana, dejando salir una voz temblorosa.

Mana suspiró suavemente, se volvió hacia Shidou y caminó hacia él. Al mismo tiempo, el equipo de combate instalado en su cuerpo dejó escapar un débil resplandor y en un instante, se convirtió de nuevo en un atuendo normal.

-La muerte de alguien a quien conoces es impactante, pero Nii-sama, si esa chica no muere, el que moriría muy bien podrías ser tú, Nii-sama.

-……

Mana terminó su frase y Shidou no pudo responder.

-Aunque decir esto puede ser un poco rudo, por favor considera que todo lo que sucedió hoy fue una pesadilla y olvídalo completamente. No hay ningún valor en sentirse herido por la muerte de esa chica. La muerte de esa persona es una necesidad, ella es una cosa que no posee ningún valor para existir.

Ante las palabras de Mana, Shidou no pudo evitar apretar su puño con fuerza.

-¡Conozco la posición del AST…! ¡También sé que tengo que estar agradecido por haber sido salvado por alguien! Pero……Pero, llamar a los Espíritus así es……

Mana frunció el ceño con sorpresa.

-Nii-sama, ¿cómo te enteraste de esto?

-……

Las cejas de Shidou temblaron. Ahora que lo mencionaba, Mana no sabía que él conocía sobre los Espíritus y el AST.

Sin embargo, después de unos segundos Mana se abrazó los codos como si se hubiera dado cuenta de algo.

-……Eso, debe ser obra de la Sargento Primero Tobiichi. Después de todo ella……le presta mucha atención a Nii-sama.

Mana dejó escapar un suspiro de impotencia, centrándose una vez más en Shidou.

-Bueno, olvídalo, se vuelve mucho más fácil así. Aunque no sé como lo sabías, sin embargo, así es cómo es.

Mana habló sin un pizca de arrepentimiento.

Shidou miró a Mana, sintiendo un miedo desconocido sin ninguna razón.

-¿Por qué…eres capaz de estar tan tranquila? Tú, acabas, de hacerle eso…a una persona.

Probablemente estaba dudando en decir ese tipo de palabras, su garganta se sentía adolorida. Sin embargo, aún así logró obligarlas a salir.

-¿¡Tú……asesinaste a alguien…no es así……!?

-No a un humano. A un Espíritu.

-¡Aún así……! Por qué sigues tan tranquila……

-Porque me acostumbré a ello.

-……

Cuando Mana dijo eso, su voz era extremadamente fría, Shidou no pudo evitar contener la respiración.

-“Nightmare”…Tokisaki Kurumi, incluso entre los Espíritus se le considera especial.

-¿Especial?

Mana respondió con un “Nnn” asintiendo con la cabeza.

-Ella, es, imposible de matar, sabes. Sin importar cuántas veces la mates, sin importar qué método se utiliza para matar. Esa chica seguirá estando bien, con seguridad aparecerá en algún lugar, matando a la gente una vez más.

-¿¡……!? Q-qué, esa clase de……

Cuando Shidou dijo eso…de repente se dio cuenta del significado detrás de esa explicación. Eso fue lo mismo que Shidou vio en el video de ayer.

-Es justo lo que acabo de decir. Si quieres una explicación más detallada también sería muy problemático para mí.

Mana suspiró suavemente, levantando su barbilla.

Esa expresión, es como si hubiera envejecido, parecía muy cansada.

-……Por lo tanto, voy a seguir matando, a esa chica, a “Nightmare”, a Tokisaki Kurumi. Voy a seguir matándola, sin importar cuántas veces se puedan necesitar.




Mana continuó con fatiga mezclada en su voz. La expresión de Shidou se distorsionó.

-¡Eso no está bien……!

-¿Eh?

-Eso…No se trata de acostumbrarse a ello. Tu corazón… ¡solo se marchitaría!

Cuando Shidou terminó sus palabras, Mana frunció el ceño ligeramente.

-¿Qué…estás diciendo, Nii-sama?

-Es suficiente, basta, Mana……eres mi hermana, ¿verdad…? Entonces solo una vez está bien. Por favor haz lo que te digo……

Shidou exprimió su voz desde la garganta como si estuviera rezando.

Esa no era una ilusión. Un corazón con una carga se desgastaría constantemente…y si eso continuaba, hasta el punto en que era irreparable, el corazón entonces se rompería.

–––Cuando Shidou fue abandonado por su madre, casi se volvió así.

–––Cuando Tohka tuvo la hostilidad y la intención asesina de los humanos dirigidas a ella, casi se volvió así también.

-……Perdóname por no ser capaz de hacerlo, Nii-sama.

Sin embargo, Mana respondió con sarcasmo dirigido hacia ella misma.

-Mientras “Nightmare” siga reviviendo y asesinando humanos, tengo que tomar la cabeza de esa chica. Si no, esa chica seguirá asesinando a aún más gente……Aparte de mí, nadie es capaz de hacer algo así.

-…………

–––Te equivocas……Una solución, no solo existe esa.

Sin embargo, antes de que Shidou pudiera decir esto por su boca, Mana volvió su cara hacia la parte superior derecha.

-……Nn, Nii-sama. Eso es todo por hoy.

-Qué……Hay mucho más que tengo que decir.

-Los refuerzos se están precipitando hacia aquí. Si Nii-sama se quedara aquí, las cosas se pondrán molestas.
Mana medio obligó a Shidou a darse la vuelta, empujándolo por atrás.

-Mana, tú……

-Sigues sin escuchar, ¿verdad?

Mana sonrió amargamente mientras levantaba su dedo, el cuerpo de Shidou flotó en el cielo.

-Qué…Esto es……

Así es. Ese era el Territorio Personal hecho por una Unidad Realizador del AST.

Mana había expandido su territorio, sin desplegar su Unidad-CR.

-Nos encontraremos de nuevo. Esta vez, el tiempo no estaba de nuestro lado.

-Espe……

El cuerpo de Shidou voló fuera del callejón mientras estaba a media frase…aterrizando suavemente en el suelo.

-……

No importa si los miembros del AST estaban llegando. Shidou regresó rápidamente al callejón.




Sin embargo, fue imposible. La entrada del callejón tenía un muro invisible expandido, era imposible seguir avanzando más. Debe ser obra de Mana.

-……Tsk……

Shidou se arrodilló en el suelo, golpeando el suelo con suficiente fuerza para hacer que sus puños sangraran.

-…Ahh.

Mana, quien acababa de mover a Shidou fuera del callejón, estaba peinando su cabello desordenado.

Se sentía como si hubiera dicho un montón de cosas innecesarias.

Pero……por qué, por qué quería que Shidou escuchara.

-Cosas como esta, se supone que son mi trabajo.

Al mirar el cadáver de “Nightmare” tirado lastimosamente en el callejón…el cadáver de Tokisaki Kurumi.

En ese momento…un pequeño gatito apareció de la nada arrastrando su pata trasera, acercándose al cadáver de Kurumi.

Sintiéndose intrigada, Mana se agachó y acarició su cabeza. El gatito soltó un débil “Nya”.

-Oye, al quedarte en un lugar como este te vas a ensuciar por la sangre, sabes.

Diciendo eso, recogió al gatito. Después de lo cual miró al cadáver de Kurumi una vez más.

Gracias ヾ(*⌒ヮ⌒*)ゞ

-…… ¿Por qué, eh?

Su boca repitió las palabras de Shidou.

Ahora que lo mencionaba, ¿por qué…Mana quería perseguir interminablemente y matar a Kurumi?

Kurumi era el Espíritu más brutal que mataba gente y Mana tenía un excelente potencial operando la Unidad-CR. Es por eso que Mana avanzó para usar su poder para traer la felicidad a las personas, ese debería…probablemente…ser, el, caso.

-……

Debido al repentino dolor en su cerebro, su expresión se distorsionó. Debido a que sus recuerdos eran borrosos, no podía recordarlo correctamente.

Sacudió ligeramente su cabeza como si tratara de sacudirse el dolor. En ese momento…

-¿Nn……?

Mana vio algo extraño en el suelo. Estaba cerca del lugar donde Shidou fue atacado por Kurumi, algo así como una máquina pequeña se había caído.

Mana lo recogió hábilmente, examinándolo.

-Esto es, un transmisor…… ¿no?

Eso es correcto, eso parecía un pequeño transmisor que se podría usar en el oído.

Gracias (๑˃̵ᴗ˂̵)و

-Por qué este tipo de cosa estaría…

Mana inclinó la cabeza, acercando su oído inconscientemente. Y entonces…

-(…… ¡Shidou! ¡Respóndeme, Shidou! ¡“Fraxinus” te recogerá! ¡Date prisa y muévete a otro lugar!)

-¿…………?

Desde el transmisor, una voz familiar llamando al hermano de Mana se escuchó.

Deja un Comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme