Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 78: Orcheim (Parte 3)

 

 

【He viajado por todo el mundo. Deambulé por la parte situada más al norte del continente y vi las tierras más hermosas】

Dijo Caburak.

Ellos caminaron desde las aguas termales hacia la Tierra Santa de los Orcos escondido en las profundidades del bosque. La ecología del bosque cambió gradualmente. Había plantas extrañas que vio por primera vez. El bosque verde gradualmente se volvió blanco, plateado y una mezcla de otros colores. Flores y plantas con una belleza extraña que no se podían ver en ningún otro lugar estaban frente a ellas.

【¿No estaba la tierra de los Elfos Oscuros en el norte?】

【En ese momento, esos límites no se aplicaban a mí. Kyulkyulkyul

Caburak se rió.

【¿Cambiaste tu apariencia?】

Preguntó Crockta.

Kyulkyul, algo así】

Se decía que cambiar tu apariencia y engañar a los demás era una magia muy difícil.

Crockta asintió. Caburak fue sin duda un poderoso Shaman.

【Encontré una presencia ominosa en ese lugar】

Caburak recordó sus recuerdos. Era la presencia de un demonio. Había estado durmiendo mucho tiempo para recuperar su fuerza, y su poder era tan fuerte que los seres caídos de esa tierra se estaban convirtiendo en No-Muertos.

【Pedí el apoyo de los Elfos Oscuros, pero . . . ellos no me creyeron】

Um . . .】

【El demonio estuvo a punto de despertarse pronto. No tuve más remedio que deshacerme de él solo】

Fue un gran demonio que se llamó a sí mismo el Rey Demonio. Todavía no había recuperado su fuerza, pero su ejército de No-Muertos hizo que fuera la peor situación para enfrentarlo solo. Si lo dejaran solo, resucitaría y no solo a los Elfos Oscuros, sino a los Orcos y la mayor parte del Norte quedaría devastado.

Por eso Caburak lo enfrentó solo. Utilizó el tesoro de su familia, el artefacto llamado “Bastón COnstelación“, pero fue destruido durante la batalla.

Caburak estaba decidido a morir para detenerlo. Luchó usando todo lo que tenía. Así, después de usar todos sus poderes, logró matar al demonio. El precio era su poder mágico, el Bastón Constelación y . . .

Su fuerza vital.

【No podré vivir por mucho tiempo . . . ¡kyulkyulkyul!】

【. . . . . .!】

Caburak se rió como si no significara nada.

【Como perdí mi fuerza y ​​no podía moverme libremente por el Norte como antes . . . traté de regresar a Orcheim. Apenas había llegado al territorio de los Orcos cuando fui capturado por el Gran Clan y vendido como esclavo ¡Entonces nos conocimos, Crockta!】

Sus ojos decían la verdad. Caburak omitió gran parte de la historia, pero Crockta sabía de su arduo trabajo. Caburak, el Shaman Orco que sacrificó su vida para salvar al mundo. Pero su historia no sería recordada por nadie en la historia. Su noble sacrificio no fue registrado en ninguna parte.

Ahora Caburak no se parecía a un Orco normal para CrocktaCrockta preguntó:

【¿Cómo puedes reír?】

【Estamos aquí】

Caburak señaló al frente en lugar de responder. Crockta giró la cabeza.

Había una cueva. Se sentía como un sentimiento desconocido y refrescante. Era lo opuesto a la energía demoníaca del Bosque de las Criaturas.

【Algo se siente bien dot




Kyulkyulkyul, sígueme】

Al entrar en la cueva, Crockta sintió una sensación de deja vu. Sí, parecía similar. Se parecía al pasaje que caminaba hacia el Salón de la Fama en Orcrox. La cueva fue cortada artificialmente, como si alguien hubiera tocado la pared.

Caminaron a través de la oscuridad. Caburak creó una luz a su alcance para iluminar el camino. Siguieron caminando. Finalmente, había un gran espacio al final de la cueva.

Un monumento estaba parado allí.

【Esto . . .】

Era igual que el monumento que tenía las leyes de los Guerreros esculpidas en él. Había escrito en el antiguo lenguaje Orco que él no podía entender.

【Es un objeto único de nuestro dios】

Dijo Caburak.




【No creemos en los dioses. La Diosa de la Benevolencia, el Dios de la Luz, el Dios de la Guerra, etc. No son dioses, solo son más fuertes que nosotros】

Tiyo asintió. Los Gnomos tradicionalmente no tenían una religión. Por lo general eran ateos.

Caburak se echó a reír. El sonido de su risa baja resonó a través del espacio. Levantó la luz para revelar las palabras escritas en el monumento. Eran diferentes de las Leyes de los Guerreros.

Crockta

Gritó Caburak. Sus ojos estaban claros. Ya no era la voz de Caburak.

【El mundo es como el polvo que corre hacia el vacío】

Los ojos de Crockta se ensancharon. Él escuchó una historia similar en algún lugar antes.

【Si miras el universo, el mundo está vacío y todos los seres vivos eventualmente se hundirán en el vacío】

【. . . . . .】

【Algunas personas creen en el cielo después de la muerte, pero es inevitable que se hundan】

Fue la historia contada por el demonio cuando Crockta obtuvo el Cinturón del DemonioCrocktatocó el cinturón. No respondió. Caburak hablaba de la misma nada, pero su voz era algo más suave.

【En este pequeño mundo, ¿es tu Bul’tar algo significativo?】

【. . . . . .!】

【Maté al demonio y salvé al mundo. Ese fue mi honor. Pero Crockta, en un mundo que se hundirá de todos modos, ¿es algo significativo nuestro clamor? ¿No lo crees?】

Caburak seguía riendo.

Crockta no pudo responder. Si no hubiera obtenido la Boca del Demonio Desesperado, podría no haber considerado su respuesta. Pero la Boca del Demonio le había infundido la idea de la voz. Lo presenció, haciendo esta pregunta demasiado difícil. Al final, todo moriría.

Caburak siguió riendo mientras miraba a Crockta.

【¿Qué piensas, Crockta?】

Crockta miró a Caburak. La cara de este Orco roto parecía tener ya su propia respuesta.

Crockta respondió:

【En realidad no importa】

【Hoh】

【No importa el significado que tenga, haré lo que crea. Simplemente haré lo que tengo que hacer. Incluso si no tiene sentido, caminaré por mi propio camino】




【Incluso si nadie te reconoce? ¿Qué pasa si nadie entiende, o si el mundo está en contra de tus creencias?】

【Será lo mismo】

Crockta también se rió mientras miraba a Caburak.

【Si el camino es solitario, estaré un poco solo. Pero eso es todo】

La expresión de Caburak cambió. Sus ojos se agrandaron y comenzó a reír a carcajadas.

【Sólo la soledad . . . realmente eres un Orco. Crockta

Luego señaló el monumento.

【Su voz vino y nos miró. Él nos prometió una sola cosa】

Caburak gritó en voz alta, su voz haciendo eco en toda la cueva.

【Nosotros observaremos y no te sentirás solo】

También escuchó esto en algún lugar antes. Una cara familiar apareció en su cabeza.

Lenox.

(Dios, por favor reconóceme. Mira para que nuestro honor no sea solitario)

Lenox había dicho esto antes de pasar las Leyes de los Guerreros.

La voz de Caburak continuó:

【El que no entendemos o no podemos entender. El que construye el mundo y apoya al mundo. Y el que siempre nos mira】

Crockta y Tiyo escucharon. La voz de Caburak sonaba como un hechizo en sus cabezas.




【El que sopla el viento a lo largo de nuestra espalda cuando caminamos solos en el camino】




Los ojos de Caburak se volvieron hacia el monumento.

【Este es nuestro Dios . . . no, nuestra patética creencia】

【. . . . . .】

【Sacrifiqué mi vida para salvar al mundo. Pero nadie lo sabe. Si esto no fuera significativo, ¿qué tan solo estaría yo?】

Caburak golpeó los hombros de Crockta.

【Así que creía desesperadamente. Alguien está mirando. Es por eso que caminamos por la vida con un sentido de honor】

【Ese es el caso】

【Creemos en el Dios Olvidado de los Orcos, el Dios Sin Nombre

El silencio llenó el espacio.

Tiyo habló como si quisiera romper la atmósfera.

【Somos lo mismo dot. Los Gnomos somos ateos. Un Gnomo dijo que si hay algo que no pueden entender, no es digno de su fe. Si no pudieron entender, no hay razón para creerlo. Pero los Gnomos a veces oramos por la salvación. Los Orcos son como los gnomos】




【Entonces Tiyo, también crees en nuestro Dios Sin Nombre. Puedes gritar muy bien Bul’tar

【Bah, la gente que predica es asquerosa!】

【Los Gnomos también. ¡Kyulkyulkyul!】

Salieron de la Tierra Santa. Se llamaba Tierra Santa, pero era solo una cueva y un monumento.

Le preguntó a Caburak:

【Bueno, la razón por la cual . . . es la única reliquia que deja nuestro Dios, así que la llamamos Tierra Santa

【Ya veo】

Crockta miró al cielo. No había diferencia con el cielo en realidad. Si continuaba jugando al Elder Lord, olvidaría que este es un juego. Una vez que escuchó acerca de las creencias del Orco, sintió que este mundo era más realista.

Mirando al sonriente Caburak y al recto Tiyo, apenas podía pensar en ellos como existencias sin sentido. El Dios Sin Nombre.

Como dijo Caburak, él los cuidaba. Crockta estaba encerrado en sus pensamientos. Y en ese momento, una flecha salió volando de entre los arbustos.

【¿Otra vez?】

Tiyo rodó su cuerpo y gritó como si estuviera cansado. Caburak corrió hacia el lugar donde había caído la flecha, mientras que Crockta bajó su posición y agarró su Gran Espada.

【Esto no es una flecha de un Elfo Oscuro

【Entonces, ¿De quién es dot?】

Preguntó Tiyo.

【Es de una ballesta de un Gnomo

【¿Qué?】

Los ojos de Tiyo se ensancharon. Las flechas volaron de nuevo. El grupo de Crockta se arrojó hacia abajo. Entonces se escuchó una voz:

【Esta es la Tierra Santa de los Orcos

Una voz femenina seductora.

【Podemos deshacernos de todos ellos. Matarlos a todos】

Crockta buscó la fuente de la voz y vio un hueco en los arbustos. Una Gnomo femenina que llevaba una armadura estaba al mando de la unidad. Era pequeña pero parecía una mujer hermosa. Los Gnomos siguieron su orden y avanzaron rápidamente. Todos llevaban ballestas.

【Gnomos . . .】

La expresión de Tiyo cambió. Inmediatamente tomó a General de su espalda.

【¿Tiyo?】

Crockta lo llamó pero Tiyo se levantó del suelo y disparó su General hacia el frente.

【¡Los que han olvidado el honor de los Gnomos, mueran dot!】

Coloridos destellos golpearon a los Gnomos. Hubo una lluvia de balas mágicas y, debido al pequeño tamaño de la especie, los Gnomos no pudieron soportar el impacto y se derrumbaron. Otros Gnomos intentaron apuntar con sus ballestas, pero Tiyo se movió rápidamente y los molestó.

Crockta se lanzó con su Gran Espada cada vez que había un hueco.

【¡Tengan cuidado!】

Crockta bloqueó las flechas de ballesta con su Gran Espada. Los Gnomos gritaron y trataron de recargar las flechas. Sin embargo, darle un momento a un Guerrero Orco era precursor de una matanza. Algunos Gnomos levantaron escudos y lanzas para detener a Crockta. Pero fue claramente la diferencia entre David y Goliat*(Osea, diferencia de tamaño :3)

【Hay un Gnomo con un artefacto

La comandante Gnomo apretó los dientes. Gritó en dirección a Tiyo:

【¡Eres un Gnomo! ¡Un Gnomo uniendo fuerzas con aquellos que son hostiles con nosotros, deberías estar avergonzado!】

【¡Deja de hablar sin sentido dot!】

Tiyo se levantó de un salto. Entonces Tiyo se estremeció y se detuvo cuando estaba a punto de gritar. Estaba perdido después de ver la cara de la comandante.

【Una belleza extraordinaria dot . . .】

Tiyo murmuró. La comandante estaba avergonzada.

【. . . C-cállate】

Tiyo pronto recuperó su espíritu.

【¡E-en cualquier caso! ¡Los gnomos que están vinculados con el tráfico de esclavos son una vergüenza dot!】

【¡Bah, qué anticuado!】

Sus ojos brillaron mientras se miraban el uno al otro. En ese momento. El arbusto al lado de Tiyo comenzó a temblar. Era el enemigo. Un soldado Gnomo saltó y apuntó una lanza a Tiyo.

【. . . ¡Tiyo!】

Gritó Crockta.

La lanza se dirigía hacia el pecho de Tiyo. Sólo duró por un momento.

【Niño estúpido】

Tiyo esquivó hábilmente el ataque y colocó su brazo alrededor del cuello del Gnomo enemigo.

【. . . K-Keok!】

Tiyo parecía vacilante, pero pronto puso fuerza en sus brazos.

* Crujido *

El cuello del Gnomo se rompió y se cayó.

【. . . . . .!】

Un cuerpo excepcional! Tiyo realmente era como Bruce Lee.

【Hoo】

Tiyo soltó al recién muerto y miró al cielo. Él nunca mató a su propia gente. Era un Gnomo de la Defensa de Quantes. Protegió a los Gnomos y nunca imaginó que mataría a otro Gnomo.

Pero había llegado el momento de que lo hiciera. Mató al Gnomo con sus propias manos.

【Caminamos nuestras vidas con honor】

Recordó las palabras de Caburak. Entonces Tiyo asintió. Él simplemente creería también. Su camino era correcto.

Tiyo volvió la cabeza. Los Gnomos se estremecieron. Además del poderoso Artefacto, temían su capacidad para matar a un soldado en un instante.

Tiyo se encontró con la mirada de CrocktaCrockta asintió. Eran ojos que parecían entenderlo todo. Tiyo le sonrió.




Era un colega de confianza. Si es así, no había nada que lo detuviera.

【¡Vamos, Crockta!】

【¡Sí!】

Tiyo gritó mientras corría hacia adelante con General.

Bul’tarrrr!】Tiyo

5 6 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
5 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios