Violet Evergarden

Volumen 1

Capítulo 2: La Niña y la Auto Memories Doll

Parte 5

 

 

El tiempo que Ann Magnolia pasó junto a Violet Evergarden fue de solo una semana. De una forma u otra su madre logró terminar de escribir las cartas y Violet abandonó reticentemente la mansión una vez que el período del contrato había terminado.

— Vas a un lugar peligroso, ¿verdad?

Publicidad G-AR




— Sí, ya que alguien me espera allí.

— ¿No tienes miedo?

— Me apresuro a cualquier lugar al que mis clientes deseen. Eso es lo que es la Auto-Memories Doll, Violet Evergarden.

“¿Puedo llamarte si encuentro a alguien a quien me gustaría escribir cartas algún día?” Fue lo que Ann no pudo preguntar.

¿Qué pasa si la mujer muere en el lugar donde está su próximo cliente? Incluso si no lo hiciera, ¿qué pasaría si Ann nunca encuentra a alguien a quien le gustaría escribir? Considerando esas posibilidades, no pudo expresar la pregunta.

Publicidad M-M5

Mientras se despedían, Violet le dio un breve apretón de manos.

Fue varios meses después de que la mujer se fue que la enfermedad de la madre llegó a su peor momento. Pronto falleció. Los que la cuidaron en sus últimos momentos fueron Ann y su doncella.

Publicidad M-M1

Hasta que cerró los ojos, Ann susurró continuamente:

— Te amo, mamá.

La madre simplemente asintió lentamente,

— Sí, sí.

En un tranquilo y calmado día de primavera, su querida madre murió. A partir de ese momento, Ann siempre estuvo muy ocupada. Con respecto a su herencia, después de una discusión con abogados, se había decidido congelar las múltiples cuentas bancarias de la familia hasta que alcanzara la mayoría de edad. También contrató a un tutor privado para vivir en la casa solariega y estudió mucho. Como deseaba dejar una profunda huella en esa tierra con el recuerdo de su madre, Ann trabajó para convertirse en una señorita calificada con el mismo nivel de educación que ella.

Nunca más volvió a ver a su padre. Había asistido al funeral, pero simplemente habían intercambiado dos o tres palabras. Después de que su madre falleció, dejó de regresar por completo a su casa. Su imprudencia con el dinero también había terminado. Ann no preguntó directamente la razón de su cambio de mentalidad, pero creyó que había sido bueno.

Ann abrió una oficina de consejería legal en casa después de graduarse. No ganaba mucho, pero ya no tenía criadas, por lo que era suficiente para mantenerse. También estaba en medio de una pequeña aventura amorosa con un joven emprendedor que a menudo buscaba consejería.

Como no sucumbió a la pena incluso después de haber perdido a su madre a los siete años de edad, la gente preguntaba:

— ¿Cómo es que no te derrumbas?

Ann contestaba:

— Porque mi madre siempre está cuidando de mí.

Su madre, por supuesto, había fallecido. Sus restos yacían en una tumba familiar donde sus parientes habían sido enterrados por generaciones.

Sin embargo, Ann decía:

— Mi madre ha estado corrigiéndome y guiándome todo este tiempo. Incluso ahora.

Publicidad M-M5

Había una razón por la que ella afirmaba eso mientras sonreía. Estaba conectado hasta la época que ella había pasado con Violet Evergarden.

El octavo cumpleaños de Ann había sido el primero sin su madre. Un paquete había llegado para ella ese día. Contenía un gran oso de peluche con un listón roja. El nombre del remitente era el de su difunta madre y el regalo estaba acompañado por una carta.

Feliz 8vo cumpleaños, Ann. Muchas cosas tristes pudieron haber sucedido. Puede que haya varias otras en las que trabajar duro. Pero no te rindas. Aunque te sientas sola y llores desoladamente, no lo olvides: mamá siempre te amará, Ann.

Era inconfundiblemente una carta escrita por su madre. En ese instante, la imagen de Violet Evergarden resurgió en el fondo de su mente. ¿Ese tipo de servicio también estaba incluido en su trabajo de redacción de cartas?

En el pasado, aunque su madre había dicho que iba a escribir cartas, todo había sido escrito por Violet Evergarden. ¿Podría ser que la Auto-Memories Doll lo hubiera escrito todo imitando la letra de su madre?

Cuando Ann preguntó en la agencia postal por la sorprendente entrega, le informaron que habían firmado un contrato a largo plazo con su madre y se suponía que iban a entregar regalos en su cumpleaños todos los años. Y efectivamente había sido Violet Evergarden quien había escrito la carta. Todos los demás habían sido cuidadosamente almacenados.

A Ann no le habían dicho por cuánto tiempo las cartas seguirían llegando como parte del secreto contractual, pero habían llegado cada año. Incluso cuando ella cumplió 14 años.

A estas alturas ya te has convertido en una maravillosa dama. Me pregunto si has encontrado un hombre joven que te guste. Tu forma de hablar y tu actitud son un poco infantiles, así que ten cuidado.

No puedo dar consejos con respecto al romance, pero te protegeré para que no te involucres con un chico malo. Después de todo estamos hablando de Ann, que siempre ha sido más firme que yo. Incluso si no hago eso, seguramente, si tú eliges, será una gran persona. No tengas miedo del amor.

Incluso cuando cumplió 16 años.

¿Ya has conducido un automóvil? ¿Te sorprendería si mamá te dijera que yo también puedo conducir autos? Solía ​​conducir mucho en el pasado. Pero me detenía la gente que viajaba conmigo. Se ponían azules.

Mi regalo para tu cumpleaños es un auto con un color que se adapte a ti. Solo usa la llave adjunta. Pero me pregunto si ahora se considera un modelo clásico. No lo llames “lamentable”, ¿de acuerdo? Mamá espera que puedas ver diferentes mundos.

Publicidad M-M1

Incluso cuando cumplió 18 años.

Me pregunto si ya estás casada. ¿Qué debo hacer? Convertirse en esposa a una edad temprana es problemático de muchas maneras. Pero tu hijo definitivamente será lindo, sin importar si es niño o niña. Mamá lo garantiza.

Publicidad M-M5

No quiero decir bruscamente que criar a los hijos es duro, pero… las cosas que hiciste me hicieron feliz, las cosas que hiciste me entristecieron… quiero que críes a tu hijo pensando en ellas. Está bien. Independientemente de lo insegura que te puedas volver, estoy aquí. Estaré a tu lado. Incluso cuando te conviertas en madre, sigues siendo mi hija, por lo que está bien dejar escapar un sollozo a veces. Te quiero.

Incluso cuando cumplió 20 años.

Publicidad Y-M1

Ya has vivido 20 años. ¡Asombroso! ¡Pensar que el pequeño bebé que nació de mí sería tan grande! La vida es realmente caprichosa. Me entristece que no pueda verte crecer y convertirte en una mujer joven y bonita. No, pero te estaré cuidando desde el cielo.

Hoy, mañana, el día después; siempre serás una belleza, mi Ann. Incluso si personas desagradables te desaniman, puedo afirmar esto con el pecho lleno de orgullo: eres hermosa y la joven más genial. Ten confianza y avanza con plena responsabilidad hacia la sociedad.

Has logrado vivir tanto porque muchas personas te han cuidado. Esto es gracias a la estructura de la comunidad en que te encuentras. Te han ayudado mucho sin saberlo. A partir de ahora, para pagarlo, por favor trabaja incluso de mi parte.

Publicidad M-M5

Estoy bromeando, lo siento. Eres una gran trabajadora, por lo que decir algo como esto es exagerar. Ten fuerza y ​​disfruta de la vida, querida mía. Te quiero.

Las cartas seguían llegando a ella siempre. Las palabras escritas por su madre fueron pronunciadas en la mente de Ann por una voz que olvidaba de vez en cuando.

En los viejos tiempos, los sentimientos de su madre enferma habían sido dirigidos a ella. Todos y cada uno de ellos eran futuras tarjetas de cumpleaños para su querida hija. Lo que significa que la única de la que Ann había estado celosa era ella misma.

“No existe carta que no necesite ser entregada, joven maestra”. Las palabras de Violet resonaron en los oídos de Ann más allá de los límites del tiempo.

Las cartas aún encontraban su camino hacia ella, incluso cuando estaba casada y tenía un hijo propio. Ella, una mujer de cabello largo, ondulado y oscuro, que vivía en una gran mansión periférica, que estaba ubicada lejos de la ciudad, se aseguraba salir a la mañana de un cierto día, de un determinado mes. Esperaba mientras contemplaba el paisaje que se extendía ante ella. Cada vez que sus oídos escuchaban el ruido de la motocicleta del cartero vestido con su chaqueta verde, se ponía de pie con los ojos brillantes. Su silueta, mientras esperaba ansiosamente al tiempo que pensaba: “¿Llegó? ¿Llegó?”, era ciertamente similar a la de su difunta madre.

El cartero llegó a la residencia, entregándole un enorme paquete con una sonrisa. Él, que sabía de los regalos que se le enviaban todos los años, también le ofreció palabras cálidas:

— Felicidades por su cumpleaños, señora.

Ella respondió con los oscuros ojos castaños ligeramente húmedos.

— Gracias—. Y al final, ella le preguntó lo que había estado deseando durante mucho tiempo—. ¿Oiga, conoce a Violet Evergarden?

La oficina de correos y el negocio de amanuense tenían una relación cercana. Una vez que Ann preguntó con su corazón palpitando “qué pasaría si”, el cartero respondió mientras sonreía:

— Sí, ya que ella es famosa. Ella todavía está activa. Bien, entonces…

Una vez que el cartero se despidió, Ann lo observó mientras acariciaba el regalo con una sonrisa. Sus lágrimas cayeron lentamente. Todavía sonriendo, ella gimió un poco.

Ah… Mamá, ¿oíste eso de ahora?

Esa mujer todavía estaba trabajando como una Auto-Memories Doll. La persona con la que había compartido una parte de su tiempo todavía estaba bien, todavía en la misma ocupación.

Estoy feliz. Estoy muy feliz, Violet Evergarden.

Desde el interior de la mansión, pudo escuchar un llamado.

— ¡Mamá!

Ella giró hacia la dirección de la voz. Alguien saludó desde la ventana donde solía estar cuando observaba a su madre y a Violet. Era una niña con el pelo ligeramente ondulado que se parecía mucho a Ann.

— ¿Otro regalo de la abuela~?

Ann asintió con la cabeza a su hija inocentemente sonriente.

— ¡Sí, ha llegado!— Respondiendo con entusiasmo, Ann devolvió el saludo.

Publicidad M-M5

Dentro de la casa, su hija y su esposo estaban a punto de comenzar su fiesta de cumpleaños. Ella tenía que apresurarse. Llorando levemente, caminó hacia la mansión. Mientras lo hacía, estaba sumida en sus pensamientos.

Hola, mamá. Antes dijiste que querías que le diera a mi hijo toda la felicidad que una vez experimentaste, ¿verdad? Esas palabras… me hicieron increíblemente feliz. Realmente resonaron conmigo, es lo que pensé. Es por eso que haré lo que hiciste. Sin embargo, esto no es una excusa para ver a esa persona. Esa es parte de la razón, pero no es todo. Yo también… tengo sentimientos que deseo transmitir. Incluso muchos años después de nuestra primera reunión, tengo la corazonada de que definitivamente no habrá cambiado nada. Con sus bellos ojos y su voz que tiene un dulce tono, ella escribirá sobre mi amor por mi propia hija. Violet Evergarden es ese tipo de mujer, la que no defrauda. Por el contrario; ella era el tipo de Auto-Memories Doll que uno querría observar haciendo su trabajo una vez más. Cuando la vuelva a ver, le agradeceré y le pediré disculpas sin reparo. Después de todo, ya no soy esa chica que no puede hacer nada más que llorar.

Ann Magnolia nunca olvidaría a la mujer que la había abrazado cuando era joven.

***

 

 

Yo… recuerdo.

Que una mujer joven vino.

Publicidad Y-AB

Sentada allí, en silencio, escribía cartas.

Yo… recuerdo.

Las figuras de esa persona… y de mi amable y sonriente madre.

Esa vista… seguramente…

No la olvidaré aunque muera.

4.7 15 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios